Tres meses y medio

Lo de Cataluña tiene que deberse a un virus. Me refiero al hecho de que haya encuestas y encuestados que otorguen posibilidades a un candidato como Salvador Illa, que ni siquiera es capaz en tanto que ministro de Sanidad de llevar una contabilidad aproximada de los. muertos, pero que el I.N.E. cifra ya en más de 80.000. El miércoles vimos otra rareza en la columna de Francesc de Carreras en El País. Carreras había escrito la víspera una carta, comunicado o manifiesto, que firmaron con él todos los fundadores de Ciudadanos menos Ovejero, en la que se invitaba a votar al partido naranja como la opción más útil para defender sus objetivos fundacionales. La extrañeza de uno es tanto mayor dado que es precisamente en Cataluña donde esos objetivos están mejor servidos por el PP que por C’s, Alejandro Fernández parece candidato más solvente que Carrizosa a la Generalidad. Por no hablar de Cayetana Álvarez de Toledo como cabeza de lista el Congreso cuando toque, si Casado y Teodoro no la fumigan también ahora. 

Lo extraño es que Carreras hizo al día siguiente una semblanza de Illa que parecía un panegírico: no tenía dudas sobre su capacidad, su integridad personal, su talante, ya le gustaría que todos los candidatos fuesen como él. Esto debe de ser el exagerado prestigio del ‘seny’ y tener el habla suavecita. Ya lo decía Al Capone: “se puede llegar muy lejos con una palabra amable, pero se llega más lejos con una palabra amable y una pistola”. Solo al final cuestiona el voto al PSC por las necesidades de Pedro Sánchez y por sus alianzas ‘non sanctas’ con los independentistas.

Carreras debió ponderar también el amor a la verdad del candidato, a quien se la traen al fresco, según dijo, las ventajas electorales que podría reportarle su doble condición de ministro y candidato: él dedica el 101% de sus esfuerzos a la pandemia. Razón de más para poner a otro, un gestor, al frente de la Sanidad, dirán ustedes con razón. Lo de la duplicidad tiene precedentes. El zangolotino Errejón sostuvo en 2014 que cumplió con las obligaciones que le imponía un contrato con la Universidad de Málaga que le había dado el profesor Alberto Montero, subordinado suyo en Podemos. Lo más notable del asunto, aparte de incumplir el horario y la obligación presencial a que le obligaba la beca, es que aquellos meses estuvo absorbido por la responsabilidad política de organizar para su partido las elecciones europeas de 2014. Cosas que no pueden ser y además son imposibles.

Así las cosas y con la pandemia recrecida, Illa era el único candidato partidario de mantener la cita electoral para el 14-F, por las mismas razones que todos los demás querían atrasarlas: las cosas solo pueden ir a peor para él. El resto de los partidos propusieron y el Govern aprobó aplazarlas al 30 de mayo. ¡Tres meses y medio! Para entonces el fracaso del candidato será aún más evidente, aunque no sé si tanto para calar en los votantes, ni doblará el pico, ni conseguirá vacunar a los catalanes (ni a los españoles, claro) “con velocidad de crucero”. La inmoralidad del candidato seguirá cabalgando sobre dos monturas. Es más que probable que fracase con ambas.

Publicado en . | 85 comentarios

Tonnntos para el fin de semana

Hablábamos ayer de Beatriz Gimeno, esa extravagante criatura que la no menos extraordinaria ministra de Qué más da. En una primera aproximación le debemos una aportación en el terreno de la lengua. Su canonjía dejará de llamarse ‘Dirección General de la Mujer’ para denominarse ‘Dirección General de las Mujeres’. No de la Mujer, el conceto, sino de las mujeres, de todas y cada una, por más que las mujeres no tienen necesidad alguna de que las dirijan.

Lo más reciente ha sido su disgusto por el hecho de que Tele-5 haya programado recientemente ‘Pretty woman’, película que debe parecerle inconveniente y hasta corruptora, dada su militancia lesbiana, de la que ha dejado constancia en sus libros: ‘Primeras caricias: 50 mujeres cuentan su primera experiencia con otra mujer’.

El segundo: ‘¿Seré lesbiana?’ ‘Su cuerpo era su gozo’ (Y en casos trans su pozo. Por lo de vivir prisionera en un cuerpo equivocado, digo). El tercero, ‘La liberación de una generación. Historia y análisis político del lesbianismo’. Y en este plan.

A mí esto de que critique la emisión de Pretty woman me parece algo fanático. No es más que una revisión del cuento de ‘La Cenicienta’, pero habida cuenta de que otra de sus propuestas inmortales es que la igualdad requiere que las mujeres penetren analmente a los hombres, para su ‘nihilismo obsta’ tal vez bastaría con rodar un final alternativo en el que Julia Roberts pusiera a Richard Gere mirando para Nueva Orleans. Mientras, José Fernández Torres ha comentado juiciosamente: “Beatriz Gimeno es la directora del Instituto de las Mujeres para comentar la programación de la tele. Para investigar el caso de las mujeres tuteladas y prostituidas en Mallorca esperará a que hagan la película”.

Eduardo Garzón, cuándo no es viernes, opina sobre el recibo de la luz: “Bajar el IVA de la luz, cuyo precio es controlado por un oligopolio, solo logrará incrementar los beneficios empresariales. Los impuestos no son la causa del precio extremo de la luz, lo es la legislación que aprobó Aznar en 1997 para garantizar negocio a esas grandes empresas”.

Juan Carlos Campo, el valido de Baltasar Garzón, hablaba de las elecciones de San Valentín y la posibilidad de su apla zamiento: “Cuidado, es supender la democracia”. Fernando Navarro matizó: “Suspender el control parlamentario al gobierno durante el estado de alarma le parece mucho menos preocupante”.

Hermann Tertsch comenta la noticia d que el aeropuerto de Barajas no usó sus propias máquinas quitanieves: “Cuando no está Delcy con 40 maletas, Ábalos pierde todo interés por Barajas”.

Echeminga, triste criatura: “Lo primero que sorprende es el campañote que se hace para bajar el IVA de la luz. ¿Por qué? Porque bajar el IVA no cuesta ni un euro a las eléctricas. Eso sí, rediuce los ingresos del Estado, dañando la sanidad, la educación o la dependencia”. El mismo tipejo hace c uatro años: “El Gobierno podría acabar con el problema de la subida de la luz bajando el IVA, pero no les interesa porque están del lado de los poderosos”.

Y finalmente, un consejo turístico de La Vanguardia del pasado miércoles: “El atardecer de Isla Cristina es uno de los más bonitos del Mediterráneo”. Bueno, valga como disculpa que Huelva linda con Almería, como dijo aproximadamente Pedro Sánchez.

Publicado en . | 67 comentarios

Margarita se crece

Uno tenía a su ministra de Defensa entre paréntesis desde los lejanos tiempos en que fue viceministra de Interior y aun antes, con aquel borrón que echó en su carrera judicial al condenar en 1991 a Ahmed Tommohui por varios delitos de violación, que en realidad había cometido Antonio García Carbonell, identificado por el ADN después de que Tommohui hubiera pasado en la cárcel 15 años. También fue muy llamativa la perorata que lanzó ene la Pascua Militar contra los militares jubilados que habían expresado su inquietud por la marcha de las cosas en una carta al Rey. Era extemporánea, en parte porque ese discurso ya lo había formulado el 1 de diciembre en el Congreso, en parte porque a los militares en la reserva nadie les puede restringir sus derechos civiles.

Fue también sanchista de primera hora, pero a la hora de evaluarla habría que plantearse: comparada, ¿con quién? Y aquí, al compararla con Grande Marlasca, es donde se nos viene arriba la ministra Robles, así cualquiera. Fue muy significativa la ausencia de Robles en la toma de posesión del DAO de la Guardia Civil, Pablo Salas, el verano pasado, hecho significativo porque la Guardia Civil corresponde tanto a Interior como a Defensa. El buen concepto que tuve en el pasado de Fernando Grande (por parte de padre) solo estaba justificado por un subjetivismo absurdo. ¿Cómo podía ser fiable un tipo que empieza por mentirse el apellido?

El caso es que Robles reaccionó inmediata y positivamente a la petición del alcalde de Madrid para el despliegue de la UME en la capital tras la nevada. A Marlasca le molestó la rapidez y el hecho de que el alcalde llamase directamente a la ministra de Defensa, en lugar de cursar la petición a Interior a través de la Comunidad. Él sin embargo fue un modelo de rapidez al responder negativamente a Almeida sobre la posibilidad que estudiaba el Ayuntamiento de pedir la declaración de Madrid como zona catastrófica. Alcalá de Henares, Leganés y Alcorcón (también con gobiernos socialistas) lo harán en días sucesivos.

A la mera cábala del alcalde, Marlasca respondió que nones, que él no veía daños importantes “a bienes públicos ni privados”. Su actitud crítica duró 24 horas; el lunes ya no descartaba la declaración, aunque pidió no anticiparse, porque la prioridad es minimizar los estragos y garantizar los servicios públicos, petición curiosa que ya estaba implícita en las palabras de Almeida. No es improbable que alguien con mando le hiciese ver que su negativa no era una estrategia muy inteligente para llegar a gobernar alguna vez Madrid. Fernando y Margarita no se llevan bien. En las dos comparecencias que han compartido ella añadió matices a preguntas que se le habían dirigido a él. Fuenlabrada, municipio gobernado por el PSOE va a presentar mañana una moción de urgencia en la que todos los partidos solicitan la declaración de zona catastrófica.

Pablo Casado ha elogiado a Margarita Robles por preferir la gestión a las banderías políticas y desplegar la UME tras la llamada de los populares. Ciudadanos también ha pedido la declaración de Madrid por boca de Begoña Villacís e Inés Arrimadas. Y Carrizosa que también la ha pedido desde Barcelona. No es un paso muy grande para la humanidad, pero para partidos españoles sí que lo parece.

Publicado en . | 95 comentarios

Tonnntos que no cesan

Félix ironizaba en Twitter contra los críticos al voluntariado de la nieve: “Mientras Casado hacía el ridículo con la palita, Sánchez solucionaba los verdaderos problemas de la gente construyendo ataúdes”. En esta línea se me ocurre, Federico, que los dos socios del. Gobierno se están ganando a pulso los apodos de los personajes principales de las novelas de Chester Himes: Grave Digger Jones y Coffin Ed Johnson (Sepulturero) y (Ataúd).

Mi admirada Tess criticaba en Twitter la simbología de las herramientas en la farsaº de la izquierda2: “Los de la hoz y el martillo no han tocado en su triste vida una hoz ni un martillo, ni una pala, ni un pico, ni una azada, ni una escoba”.

Enrique García empleaba en Twitter palabras mayores: “Por cortesía del traidor y golpista Sánchez Castejón y de la marquesa de Galapagar, hoy, a las 17:00 horas, Pablo Iglesias firmará facturas de la luz en el Corte Inglés de Goya”.

Ayer era entrevistada en El País Carmen Calvo, la Ratita presumida, con su semblante de avinagrada cursilería, como la retrató adecuadamente Andrés Trapiello. Cayetana Alvarez de Toledo que nos hizo pasar mañanas inolvidables  con los repasos que daba a esta señora en el Congreso, se lo daba ayer en Twitter. Destacó que la doctora Derecho Constitucional confunde los límites de la legalidad y considera que como es legal que Illa no dimita hasta la campaña electoral es perfectamente legítimo que reparta su atención entre una pandemia como esta y su tarea de candidato a la Presidencia de la Generalidad. Y esta última:

P. ¿El Gobierno de coalición acabará la legislatura?

R. Sí. Tenemos que culminar un trabajo que es bueno para la izquierda de este país. Claro que terminaremos la legislatura.

Y glosa justamente Cayetana: No para España. No para los ciudadanos. Ni siquiera para la gente. “Para la izquierda de este país”. Esta todo dicho, Federico. Tambi´n la suerte electoral de esta pareja que la apeó de la portavocía.

Soraya Arnelas, cantante y ecologista: “Os podrá parecer una gilipollez pero estos días, cuando he visto a los árboles caerse las ramas me daba muchísima pena. Os parecerá una locura, pero sentí como que estaban sufriendo mucho y me daba mucha pena”

En julio de 2009, esta criatura fue maestra de ceremonias en la fiesta del orgullo junto a Boris Izaguirre. Y allí en Chueca hizo una revelación sorprendente: “Me gustaría pedir perdón por ser heterosexual, porque hoy me siento más gay que nunca”.

Sorprendente afirmación que Pablo Iglesias debería usar como ejemplo de lo que él entiende por cabalgar contradicciones. Pero ella quizá debería explicarse un poquito más. Por ejemplo: “Me gustaría pediros perdón por ser heterosexual, pero es que disfruto con los tíos más que una tonta con un lápiz”.

O bien: “Me gustaría pedir perdón por ser heterosexual, pero lo soy muy poquito, casi nada”.

O esta otra: “Os pido perdón por haber sido heterosexual hasta anoche a la una de la madrugada, pero os prometo que a partir de hoy me voy a enmendar. Nunca mais”.

Premio cum laude al publicista de Metro Bilbao, responsable de unos carteles que me envía Louella Parsons, en los que se prohibe viajar a perros y gatos de más de ocho kilos. Así, a primera vista es llamativo, porque el gato europeo común llega a pesar de adulto entre 3 y 5 kilos. Un gato de ocho kilos es un tigre. Pero hay algo aún más llamativo en los carteles. Los animalitos de marras están representados por sus onomatopeyas, guau y miau en el cartel en castellano. Pero el cartel en euskera, el ladrido del perro, ‘guau’, se traduce a ‘zaunk’, lo que llevaba a la tuitera  Anuskis a expresar su deseo para 2021: oír a un perro vasco-parlante ladrar: ‘zaunk’. El capitán, llevado por su afán investigador, ha buceado en el traductor de Google y este le dice que el ‘guau’ español en euskera se dice ‘Aupa!’ Para mí que este cartel se lo ha hecho Iván Redondo.

Y ya que estamos con Iván Redondo es justo y necesario destacar su última ocurrencia. Él debía de pensar que las calificaciones que el líder hacía de sí mismo y de su gestión no le hacían suficiente justicia, por no hablar de las encuestas independientes si las hubiere. Hoy mismo la de NC Report para la Razón suspende la gestión de Sánchez, además de sus alianzas non sanctas. Hasbía que tirar de encuesta amiga, no todo lo va a hacer Tezanos. Así se organizó una para los lectores del Huffington Post, en que se les pedía que calificaran la gestión de Pedro Sánchez durante 2020: Sobresaliente, Notable, bien, Suficiente, Suspenso y Muy deficiente. El problema es que la encuesta se hizo viral, desbordando con mucho los suscriptores del periódico y el resultado no puede ser más desalentador: Sobresaliente, 6%; Notable, 4%; Bien, 2%, suficiente, 1%. En la república de los réprobos solo dos categorías: Suspenso, 8% y Muy deficiente, 79%. No digo más.

Dina Bousselham publicaba en su panfleto La Última hora una denuncia implacable contra OK Diario, el periódico digital dirigido por Eduardo Inda: “OK diario no nació con una finalidad informativa, sino política. ¿Quieres saber cual? Muy pronto todos los detalles en LUH. Nuestros socios y socias lo recibirán en exclusiva”. 

Impresionante, la chica que le prestó el móvil al macho alfalfa y a quien este recompensó con su panfleto, establece el canon informativo para los medios españoles. Bueno y el político, según decía Errejón: No hay manera. Se ha encaprichado de la morita y no hay manera. Lo único que no se dice morita. Se dice ‘magrebí’, Bueno, como tiene una relación con la casa real marroquí, también valdría ‘alauí’.

Todos nuestros tonnntos se manifiestan con repiqueteo. O con estrambote, si se quiere. Dina, la magrebí, publicaba el lunes un llamamiento a alumnos de Francisco Marhuenda para que lo pusieran a parir. Con total discreción, naturalmente. Lo mismo que hacía el jefe en Facebook, cuando pedía a su chusma que le enviaran material contra Hermann Tertsch e Isabel San Sebastián.                                                                                                                

Salvador Illa comparecía ayer para decir algunas cosas notables. Coincidió con la ratita presumida, Calvo, claro, en que no  había necesidad de dimitir como ministro hasta que empezara la campaña. Es legal, dijo la vicepandemias, Cuenta nuestra Ketty Garat que preguntado por la ventaja electoral que podría proporcionarle el ministerio, respondió:

“No se si esto genera o no genera algún tipo de ventaja. Me da igual”. He aquí una mentira canónica. De catecismo del padre Ripalda, vamos. O él es tonto o nos toma por tontos a todos los demás.

Publicado en . | 66 comentarios

La extraña percepción de la nieve

Dos versiones de la señorita Smila. Convendrán en que no hay color

La gestión de las nevadas viene a ser un tú la llevas. Como casi todo en la política española, por otra parte. Están frescas aún las acusaciones de Sánchez a Rajoy por la subida de las tarifas eléctricas en un 8%, mientras su Gobierno ha hecho frente a la gélida Filomena con un 27% de subida, a pesar de que la marquesa de Galapagar había advertido a las eléctricas de cómo se las gastaba el marqués consorte: “Es que Pablo es superdrástico con la factura de la luz y los alquileres, tía”. 

Total que las nevadas son una metáfora de España. Nieva y el Gobierno, da igual el que sea, gestiona mal las consecuencias. Siempre ha sido así. Por acotar los temporales de los últimos 16 años, cabe recordar la nevada que dejó a miles de conductores atrapados en la provincia de Burgos el 26 de diciembre de 2004. Rajoy criticó a Zapatero, incluso por lo que no tocaba, porque en aquella nevada tuvo el presidente una de sus mejores ocurrencias, la creación de la U.M.E.

Volvió a tocarle al PSOE otra gran nevada en 2009 y volvió el PP a criticar acerbamente al Gobierno, aunque en este caso con razón, porque la encargada de explicarlo todo fue la ministra de Fomento. Su gestión de las nevadas fue un suceso extraordinario. Maleni Álvarez y Carmen Calvo fueron dos consejeras que Manuel Chaves no sabía cómo quitarse de encima y se las colocó a Zapatero de ministras. Ambas estuvieron fantásticas, aunque corrieron distinta suerte: mientras Álvarez fue condenada por prevaricación en el caso de los Eres a nueve años de inhabilitación, Calvo acabó de vicepresidenta del sanchismo. Se puede encontrar en Google el video de la comparecencia de la ministra el 9 de enero de aquel año. Tartamudeaba para dar informaciones “que he visto en la tele”, dijo en repetidas ocasiones y culpó de lo sucedido a los errores de los servicios meteorológicos. También acusó a Iberia del cierre de Barajas, aunque esto sea humanamente comprensible por razones de competencia. Ella se acreditó como ‘Lady Aviaco’ durante su Ministerio.

Sin embargo, mostró voluntad de aprender y anunció que pensaba emprender un viaje a Siberia para empaparse de otras experiencias. ¿Cómo extrañarse de que Madrid parezca Moscú, como dice algún guasón en Twitter? Yo, que tenía muy reciente la lectura de la más famosa novela de Peter Høeg, pensé en ella como ‘La señorita Smila y su extraña percepción de la nieve’. Luego vi la película, protagonizada por la luminosa Julia Ormond y pensé que no había color, claro.

Rajoy debutó en La Moncloa con otra gran nevada a finales de 2011 y tuvo otra en enero de 2018, cinco meses antes de la moción de censura que lo sacó del cargo. “Muchas familias han pasado la noche atrapadas en la carretera y allí siguen a esta hora”, acusaba en tuit  Sánchez, mientras el PSOE, Podemos y C’s se lanzaban a degüello contra el Gobierno. El fin de semana nos dejaba Filomena la peor tormenta de nieve del último medio siglo y el presidente del Gobierno estuvo a la altura de la media de su gestión: tardó dos días en enterarse. Los partidos de uno y otro signo tienen, como la señorita Smila, una extraña percepción de la nieve. Y de todo lo demás.

Publicado en . | 145 comentarios

Tocar fondo

Uno no cree que Trump lo haya hecho todo mal; solo lo más importante. Y es asunto muy relevante lo ocurrido en el Capitolio. Especialmente en un país que, tal como han señalado con mucha precisión Tocqueville y Juan Pablo Fusi, ha sido siempre una democracia desde la declaración de Independencia de 1776, trece años antes de la sobrevalorada toma de la Bastilla (en la que solo había siete presos). Estas son lecturas que le convendrían mucho al vicesegundo de Sánchez que tiene a la Revolución francesa como el hecho fundamental de la democracia moderna. No solo fue anterior; en la Revolución americana no se decapitaba al personal. La francesa apenas duró cuatro años; luego llegaron el Terror y el directorio y en una década, el golpe de Estado de Napoleón en el famoso 18 Brumario.

Libertad, igualdad y gobierno por mandato de los gobernados, esa era la clave, de ahí que la responsabilidad de Trump en los sucesos del Capitolio sea tan grave, porque carece de precedentes en EEUU. Nosotros venimos de otra tradición, en la que se cuentan 200 golpes y pronunciamientos militares en España entre los siglos XIX y XX. Tenemos en el Gobierno un partido populista que ha organizado performances como ‘Rodea el Congreso’ para oponerse desde dentro y desde fuera a la investidura de Rajoy y la ‘Alerta antifascista’ de Iglesias el 2 de diciembre de 2018 contra la victoria electoral de la oposición en Andalucía. 

“No se puede comparar” dicen muy serias gentes con apariencia de buen sentido. Tampoco se puede comparar, al parecer, con el bloqueo al Parlament de Catalunya en junio de 2011 en el debate de los presupuestos, lo que obligó a Artur Mas y a Núria de Gispert a entrar en helicóptero. En este caso hubo condenas y recursos a Estrasburgo que fueron rechazados. O el referéndum ilegal y el asedio a la Conselleria de Junqueras para retener a la comisión judicial que investigaba, encabezado y dirigido por los Jordis, o el “Apreteu i feu bé d’apretar”, con que Torra incitaba a la violencia a los CDR. La diferencia entre el ‘Rodea el Congreso’ y lo del Capitolio estuvo en la determinación de la Policía Nacional de no dejar pasar a aquella tropa. El delito de manifestarse ante el Congreso, el Senado o cualquier parlamento autonómico está convenientemente tipificado en el artículo 494 y siguientes del Código Penal.

Los convocantes del rodeo del Congreso y la Alerta antifascista cargan en la cuenta política de Vox los desmanes de los trumpistas radicales, invocando un supuesto nexo ideológico, cuando ellos estaban unidos por el populismo, que no es ideología, sino actitud. Los trumpistas del Capitolio, las huestes de Podemos y la chusma golpista de Cataluña son primos hermanos. Nunca se ha oído a ningún dirigente del partido de Abascal convocar a actos violentos a los suyos, ni a rodear el Congreso, ni a incendiar las calles de Barcelona. Por eso hemos conocido que dos candidatos de Puigdemont  a las elecciones del 14-F, si es que llegan a celebrarse, Joan Canadell y Joan Costa, han dejado un rastro de sus simpatías por Trump en las redes sociales, que ahora tratan de borrar. Trump ha tocado fondo en la tradición política estadounidense. Aquí se ha convertido en un modelo.

Publicado en . | 212 comentarios

Viva el Rey

Desde que nació Podemos al comienzo de 2014, se ha empeñado en singular (e inútil) batalla contra la forma constitucional del Estado. Que entre nuestros conciudadanos haya un porcentaje, cualquiera que sea, que abogue por la República frente a la Monarquía, con el balance que presentan las dos experiencias históricas republicanas, es una señal evidente de que en este mundo tiene que haber de todo. Pero hay más de lo que es más razonable. En aquel mes de enero de 2014, un sondeo del CIS revelaba que solo un 0,6% de los españoles consideraban que la Monarquía era uno de los tres principales problemas que tenían. Puestos a hacer un ranquin, los encuestados colocaban su problema monárquico en un honroso vigésimo quinto lugar entre los que les afligen.

El CIS que magrea con tanto donaire José Félix Tezanos viene planteando en cada oleada la cuestión de la Monarquía como problema. En el barómetro de diciembre de 2020, la preocupación española por el asunto se había recortado a la mitad, al 0,3%, a pesar de los esfuerzos de Iglesias y su tropa, que en septiembre plantearon una proposición no de ley para obligar al CIS a preguntar al personal si prefería Monarquía o República. La PNL fue rechazada con 74 votos a favor, 274 en contra y 2 abstenciones. Pablo Iglesias insistió hasta el ridículo, augurando que el discurso de Felipe VI en Nochebuena iba a ser el pretexto para encarnizadas discusiones familiares sobre la Monarquía.

Esto demuestra un par de cosas: que el vicepresidente segundo confunde su propuesta con las crisis en las familias vascas sobre el plan Ibarretxe o las catalanas sobre el procés. Ambas partieron las mesas de comedor por la mitad. La segunda es que el socio principal del doctor Sánchez, cuando invoca el referéndum se conforma con una encuesta. No se sabe bien por qué: La de Sigma-2 que hoy publica El Mundo puntúa la labor del Rey por encima de la de Sánchez y sus 22. No es para enloquecer; en mi opinión el 5,5 de media a Felipe VI se queda por debajo de los méritos del Monarca, pero es que en el Gabinete solo aprueba Margarita Robles, con un 5,1; el plagiador perseguido queda un punto por debajo de su ministra de Defensa, 4,1, y el republicano impenitente e impertinente marqués se queda en un 3,2, por debajo incluso de la señora Ceaucescu que lo supera en cuatro décimas.

La mayoría de los españoles (y las españolas, claro) aprueban con largueza la presencia pública de la Reina y de la Princesa Leonor y la media de los ciudadanos que opinan que el Rey Emérito debería volver a España es del 54,8%. Hasta los votantes de Podemos favorables a su regreso son mayores a los contrarios. Si hubiese alguna capacidad de raciocinio entre los 23, deberían pensar que el error fue inducirle a irse.

Hoy, festividad de los Reyes Magos, Felipe VI presidirá como es costumbre los actos de la Pascua Militar. Los españoles van a valorar una vez más la ejemplaridad con que cumple sus funciones constitucionales, como símbolo de la unidad y permanencia del Estado y árbitro y moderador de las instituciones. Ahora imaginen la presidencia de una República imaginaria encarnada por cualquiera de los líderes suspendidos por la ciudadanía y digan para su fuero interno o para el exterior: “V.E.R.D.E.” acrónimo que significa ‘¡Viva el Rey de España!’

Publicado en . | 152 comentarios

Encuestas contra Sánchez

Hubo un tiempo en que la Fiscalía General del Estado estaba encomendada a Eduardo Torres-Dulce cuyo nombramiento a finales de 2011 uno recibió con alegría: “Cuando se produjo el nombramiento de Eduardo Torres-Dulce como fiscal general del Estado me pareció una buena noticia. Nadie a quien le guste el cine tanto como a él puede ser un mal fiscal”. No lo fue y tuvo un adiós al cargo que agradecí mucho en tanto que cinéfilo. Tuvo el gesto de Will Kane al final de ‘Solo ante el peligro’, cuando sus convecinos se arracimaban a su alrededor, festejando el triunfo: miró a su alrededor con desprecio, se quitó la estrella del pecho y la arrojó al suelo. El cargo que él vistió de dignidad y competencia lo detenta ahora Lola Delgado, no diré más. 

La función de la Dolores Delgado, pareja sentimental del ex magistrado Garzón, inhabilitado por el Supremo como prevaricador, es la que su primer mandante, el presidente Sánchez estableció en memorable entrevista para la RNE que le encargó gestionar a Rosa María Mateo: “La Fiscalía, ¿de quién depende?” “Del Gobierno”, mansurroneó el periodista. “Pues ya está”. Ella es la mano de hierro con la que el par director del Gobierno, Pedro y Pablo, trata de embridar al Poder Judicial, por más que de momento, los jueces parecen resistirse. Los jueces y los ciudadanos, que en un 70% se muestran partidarios de que EH Bildu condene el terrorismo para que pueda formar parte del pacto de legislatura. 

Otro de los grandes compromisos del Gobierno con los golpistas catalanes es el indulto a sus presos. Junqueras y la tropa encarcelada no cumplen dos requisitos básicos: solicitar  la gracia y arrepentirse del delito que motivó la pena. No solo no se arrepienten sino que no paran de proclamar: “Ho tornarem a fer!” Aquí, los fiscales del procés, Zaragoza, Madrigal, Moreno y Cadena, no se muestran partidarios, como el Gobierno. Tampoco los ciudadanos, que están contra el indulto a los golpistas en un 65%.

También se muestran contrarios la mayoría de los ciudadanos a los acercamientos de los terroristas presos a prisiones cercanas al País Vasco, aunque por una mayoría menos contundente: un 54%. En esto, la responsabilidad principal es del ministro del Interior, que forma un extraño dúo de milicia con la fiscal general, tan dada a cantar las preferencias sexuales, nada ocultas, por otra parte, de Fernando Grande. Para cuando se transfieran las competencias penitenciarias al País Vasco, habrá suficientes etarras en las cárceles vascas como para que el PNV vaya haciendo con sus presos lo que la Generalidad intenta con los suyos. 

También se ha sometido a valoración de los ciudadanos la Ley de eutanasia, que fue aprobada el pasado 17 de diciembre en el Congreso por un 56,57% y miren por dónde la encuesta marca una mayoría más acusada en las preferencias de los ciudadanos: un 69,8% se muestran favorables a eso que sus representantes aprobaron con 13 puntos más, aunque sin información y sin debate. Y con alguna curiosidad, como que el PP es el único partido cuyos votantes se muestran claramente adversos: 47% contra la ley y 31% a favor, mientras los votantes de Vox muestran una posición más igualada: 47,5% en contra y 44,8% a favor. La diferencia está en el ns/nc que alcanza el 22% entre los populares, mientras en Vox es un 7,7%. Así está el tema.

Publicado en . | 140 comentarios

Cambios en fin de año

El doctor Sánchez no tiene su virtud más acrisolada en la veracidad, motivo que exime de que entremos en detalles.  Salvo uno: el presidente anunció durante su aló del día 29 que no iba a hacer cambios en el Gobierno. Era mentira como todo lo demás, pero esta era una mentira de interés, de las que califican a un tipo como líder, precisamente por su capacidad de orientar la capacidad de mentir de los demás.

Ese mismo día 29, el improbable ministro Illa desmentía en ‘La hora de La 1” que él fuera a ser el candidato del PSC a la Generalidad de Cataluña en las elecciones del 14-F. “Va a ser Iceta”, dijo, y ante la insistencia del periodista lo repitió dos veces más.

No habían pasado 24 horas cuando el PSC anunció que Salvador Illa era designado candidato a las autonómicas. También mintió Miquel Iceta que se había anunciado a sí mismo en septiembre, salvo causa de fuerza mayor. Illa se desdijo con la desenvoltura que suele emplear esta caterva: “estoy preparado para ser presidente”, dijo mansamente. Hágase en mí según Su Palabra.

Total que Sánchez ha cambiado de caballo en la mitad de la carrera, solo que no era un caballo, sino un burro. ¿Es razonable que un gobernante cambie al ministro de Sanidad en medio de una pandemia? Si es como Illa seguramente sí, pero en tal caso habría sido mejor no nombrarlo. ¿Por qué lo hizo? Seguramente se combinaron dos razones. La primera, por lo que, con permiso de Goethe y los hermanos Taviani podríamos llamar las afinidades electivas. Su persona tiende a escogerlos a su imagen y semejanza. La segunda, que a la hora de asignar a este licenciado en Filosofía el Ministerio de Sanidad, el 13 de enero, no había aparecido aún por estos pagos la pandemia. Él quería incorporar al Gobierno a un socialista catalán de saberes inespecíficos y colocarlo en un Ministerio de actividades inconcretas, como Sanidad en tiempos saludables. Él sería su interlocutor para negociar con los golpistas catalanes.

Mintió con el aplomo del jefe, aunque con un rasgo distintivo, reconocer después que ha mentido por alguna razón. No se podría resumir en menos de un par de páginas todas sus añagazas y enredos, pero pondremos un par de ejemplos significativos. Dijo que no hacían falta mascarillas para reconocer después que eso lo dijo porque no tenían mascarillas. Se inventó un comité de expertos para la desescalada que fue citado con profusión por él mismo, por Fernando Simón y el propio Sánchez. Se negó a hacer públicos sus nombres “para evitarles presiones”, les achacó a ellos el criterio de dejar a Madrid en fase cero para finalmente reconocer que el comité de expertos no existía. Cualquiera de esos mea culpa debería haber sido acompañado por la dimisión, pero no hubo tal. Se comenta que ya ha empezado a hacer campaña desde el coche oficial. Empezó a hacerla mucho antes. Cuando se inventó el dictamen de los expertos para castigar a Madrid ya se estaba trabajando su perfil de líder catalán: “Yo confiné Madrid”.

Cuando Illa dimita, Sánchez hará ministra de Sanidad a Carolina Darias, que ya mostraba una perfecta inanidad en Política Territorial. Y para sustituirla a ella traerá a Miquel Iceta, un premio de consolación, que no consolador, ojo. ERC se ha mostrado alborozada y ha llamado a Illa ‘el ministro de la vacuna’, prefigurando otro tripartito, pero con Junqueras haciendo de Maragall e Illa de conseller en cap.

Publicado en . | 98 comentarios

Feliz Año Nuevo

Remeros y remeras. Ha sido un año duro. Con la esperanza de que esta noche empecemos una temporada de alivio, nuestro querido Arcu nos expresa sus mejores deseos. Ojo ahí afuera y si por un casual se encuentran con algún miembro del Gobierno cámbiense de acera. También se puede llamar a un guardia, aunque tomen la precaución de preguntarle antes si es grandemarlasquista.

Publicado en . | 107 comentarios