Parot, plusmarquista

La hija de Buesa en ofrenda a las 39 víctimas de Parot ante el Centro Memorial de Víctimas

Henri Parot es un terrorista relevante en la historia de la banda. Su comando itinerante, también llamado ‘comando Argala’,  fue un cambio estratégico notable que facilitó a ETA la comisión de un número considerable de atentados con impunidad. A ello contribuía que los integrantes eran todos franceses, mientras los cuerpos de seguridad buscaban españoles.

Su carrera criminal duró doce años, desde que en 1978 lo captó Txomin Iturbe hasta que fue detenido por la Guardia Civil el 2 de abril de 1990 en Sevilla. En ese periodo asesinó a 39 personas y resultaron heridas 240. En sus 26 procesos fue condenado a 4.800 años de reclusión. Este tipo ya estaría en la calle y sus adeptos podrían haberle organizado un festejo de bienvenida, un ‘ongi etorri’ por aplicación del Código Penal de 1973, pero cometió la estupidez de escribir cartas desde la cárcel para urgir a sus compañeros la comisión de más atentados, lo que le valió una condena adicional de 11 años.

Ayer por la mañana conocimos la noticia de que la red de apoyo a presos etarras, Sare, desconvocaba la manifestación de apoyo a Henri Parot y la sustituía por concentraciones en pueblos y ciudades para pedir que no se condenara a cadena perpetua  a los terroristas. En el Código Penal español no figura la prisión a perpetuidad como ocurre en Francia, donde dos de los miembros del comando itinerante, Jean Parot, hermano de Henri y Jacques Esnal sí están condenados a cadena perpetua.

Independientemente del error que sufren  los simpatizantes del terrorismo etarra con las penas de los códigos español y francés hay una enseñanza razonable: la reacción de las víctimas y del partido Vox contra el homenaje ha dado frutos en este paso atrás de la izquierda abertzale. Piense uno lo que piense del asunto, no cabe duda de que las concentraciones contra la prisión perpetua son legítimas y están amparadas por el derecho a la libertad de expresión que reconoce y garantiza la Constitución. Luego, como siempre, contra el vicio de pedir está la virtud de no dar. En cambio, los homenajes a un asesino tan cualificado como Parot constituyen una humillación para las víctimas que el Estado de derecho no debe tolerar.

La firmeza de las víctimas se ha convertido en un acicate para los Gobiernos Central y Vasco que ayer participaron en Vitoria en un homenaje a las 39 personas asesinadas por Parot. No ha estado a la altura la Audiencia Nacional, que por auto del juez Calama rechazó prohibir el homenaje e indicó que tal vez lo más indicado era que lo hiciese el Gobierno. Eso pasaba en el día en que el exministro de Justicia, Juan Carlos Campo, que el pasado mes de junio anunció que España estaba en una crisis constituyente, volvía a la Audiencia Nacional y después de que esta misma diera por buenas la infame destitución del coronel Pérez de los Cobos por negarse a cometer el delito que sus superiores le requirieron aquel 24 de mayo de 2020.

Ya lo había explicado claro León Felipe en su poema ‘Romero solo’: “No sabiendo los oficios los haremos con respeto./ Para enterrar a los muertos  como debemos/ cualquiera sirve, cualquiera… menos un sepulturero”. Bueno, pues para hacer justicia les viene a pasar lo mismo a algunos jueces.

Publicado en . | 42 comentarios

Qué viernnnes tan tonnnto

Se ve que el bajito se apañaba con una

Ayer se me había quedado en el tintero una cita que venía bien para el lío que mantuvieron Pedro Sánchez y Pere Aragonès durante sus dos horas de entrevista. El diálogo entre esta yunta ya lo había anticipado Pedro Muñoz Seca en los versos que le canta Don Mendo a la mendaz Magdalena: “Escuchéla y contempléla;/ vila, señora y oíla;/ pero cuanto más miréla/ y cuanto más escuchéla/ menos, señora, entendíla”.

Vozpópuli reproducía  este titular: Sánchez promete inversiones a Cataluña para desbancar a Madrid como “motor económico”. George Kaplan comentaba: “Sánchez haciéndole la campaña a Ayuso. Un genio este tío”.

 Sigue dando frutos la entrevista que el chulángano mantuvo en La Uno con Carlos Franganillo. A la hora de hablar de su disposición ecuménica para repartir las vacunas, alarmó a la peña al decir que no preguntaba a nadie a quién votaba antes de administrarle la vacuna. Mejillón Libertario comentaba que el CIS hace encuestas de intención de voto y tampoco pregunta a quién votas, no vayamos a creer que es solo en la vacunación. Tampoco hace distingos por la procedencia geográfica de los vacunables, hayan nacido en Cataluña, Andalucía, en Castilla-León o en Canarias”. Que no panda el cúnico; cuando le toque hablar de Castilla-La Mancha dirá Castilla y La Mancha. La verdad es que se me escapó y debo su repesca a Miguel Angel Quintana Paz. Hay que sumar esta pifia a la ristra de disparates que este  hombre ha dejado a su paso, con un pavoroso desconocimiento geográfico  del país que pretende gobernar.

En 2015 calificó a Soria de “ciudad natal de Antonio Machado”. “Ahora voy a Huesca; luego estaré en Aragón” le dijo a Angels Barceló en octubre del 19; unos días más tarde, el  30 de octubre, declaró en Antena-3: “Ayer, por ejemplo, yo estuve en Zamora. Allí hay un problema de despoblación bien importante”. La realidad es que Pedro Sánchez donde estuvo de verdad la víspera fue en Palencia. En abril de 2020 calificó de provincias limítrofes a Cádiz y Almería. 

Todo se pega menos la hermosura. El lehendakari Urkullu ha sentido pujos soberanistas al ver lo de Cataluña y ha proclamado que “la Constitución y el Estatuto permiten la reintegración foral, es decir, derogar definitivamente las leyes de abolición de los fueros y retornar a la soberanía anterior a 1839″. 

Bendita ignorancia. Juan Pablo Fusi publicó ‘El País Vasco: Pluralismo y nacionalidad’ en 1990. Me voy a permitir leer un párrafo que podría despejarle a Urkullu sus espesas nieblas intelectuales. Dice así: “El País Vasco se rige desde 1979 por instituciones que nunca tuvo, ni siquiera en los siete meses de octubre de 1936 a junio de 1937: un Gobierno unitario para Álava, Guipúzcoa y Vizcaya (el Gobierno de 1936 sólo gobernó en Vizcaya); un Parlamento democrático (inexistente en 1936); Juntas Generales, restauradas como tri­buto a la tradición foral (inexistentes también en 1936). Además, en 1980 se celebraron las primeras elecciones democráticas de ámbito regional en la historia vasca; se han restaurado los Conciertos Económicos -con cupos de 100.000 millones de pesetas frente a los 40 millones de los años treinta- y está en marcha un proceso de transferencias que va a poner en manos de la comunidad vasca la gestión y administración de prácticamente todos los recur­sos y servicios que le interesan y afectan (economía, seguridad social, sanidad, trans­porte, comunicaciones, policía, universidad, educación, cultura). En suma, en 1979 se aprobó un Estatuto infinitamente superior, por todos los concep­tos, al de 1936. Comparado con el actual estado autonómico vasco, el régimen foral anterior a 1839 se reducía a esporádicas asambleas de aldeanos.”

Publicado en . | 53 comentarios

Tonnntos en las alturas

Hoy, la vergüenza del día la ostentan tontos con puñetas, pongamos que hablo de la Audiencia Nacional. ¿Por qué? Pues porque ha considerado ajustada a la ley la destitución del coronel Pérez de los Cobos por haberse negado a delinquir, revelando la investigación que se estaba desarrollando la Guardia Civil bajo su mando en tanto que Policía Judicial. Explican los togados,-no diré puñeteros, que las polisemias las carga el diablo-, que está bien destituido, que la pérdida de confianza está justificada por negarse a revelar el curso de las conversaciones, no el contenido de las mismas.

Mentira, vayamos por partes. La grandísima Macarena Olona interpeló al indigno Marlasca en el Congreso el 27 de mayo de 2020. Le preguntó si el domingo, 24, había hecho llamar al coronel Pérez de los Cobos, primero por el general Berrocal, y después por el teniente general Santa Fe, interesándose ambos por las investigaciones. Después de negarse el coronel a responder, lo llamó, ya por la noche, la directora general de la Guardia Civil notificándole su destitución. Así fue la intervención de Macarena Olona:

“Señor ministro , el coronel Pérez de los Cobos recibió una llamada el domingo por la tarde del general Berrocal preguntándole   preguntándole por el curso de las investigaciones judiciales?

Señor ministro, el coronel Pérez de los Cobos recibió una llamada el domingo por la tarde del teniente general Santafé pidiéndole información sobre el informe emitido por la Policía Judicial?

Señor ministro, el coronel Pérez de los Cobos recibió el domingo por la noche a las diez y media una llamada de la directora general de la Guardia Civil, informándole de su cese porque no había informado sobre el informe emitido por la Guardia Civil por la Comandancia de Madrid en sus funciones de Policía Judicial?

Señor ministro, ¿ordenó usted a los generales Berrocal y Santafé que ordenaran requerir al coronel Pérez de los Cobos informaciones sobre investigaciones judiciales en curso?

Señor ministro Marlaska, ¿ordenó usted a la directora general de la Guardia Civil que procediera al cese fulminante del coronel Pérez de los Cobos por cumplir con su función?

Señor ministro Marlaska, ¿recuerda usted el caso Faisán? Por supuesto que lo recuerda porque usted era el magistrado instructor y lo recuerda la bancada socialista y la bancada proetarra que todavía se lo agradece. Esta resolución judicial es suya, señor ministro Marlaska, porque cuando usted era juez lo que hacía era ordenar a la Guardia Civil y a la Policía Nacional que mantuvieran absoluto sigilo* y no informaran a sus superiores de sus pesquisa judiciales. Ha traicionado todos sus principios si es que alguna vez los tuvo, señor Ministro Marlaska y lo peor de todo ha traicionado a los hombres que pusieron su vida en riesgo para proteger la suya cuando estaba amnenazado por el comando Vizcaya, como es el caso del coronel Sánchez Corbí y del coronel Pérez de los Cobos.

Dos anuncios quiero hacer: en el día de hoy hemos puesto una querella contra la directora general de la Guardia Civil y contra el secretario de Estado de Seguridad porque usted va a caer por sus subordinados, señor ministro Marlaska”.

Naturalmente, Petit Marlaska no respondió a ninguna de las preguntas.

* La diputada Olona se refería al siguiente párrafo de un auto del ex juez, que mostró desde su escaño: “únicamente podrán informar de sus pesquisas y del resultado final de dicha investigación a este juzgado, y nunca a sus superiores, toda vez que los hechos necesariamente se han materializado dentro del entorno policial y el resultado podría verse alterado”.

Estos son los hechos y este el error de la Audiencia Nacional. Las tres llamadas que recibió el coronel aquel domingo demuestran que tanto el general Berrocal, el teniente general Santa Fe y la directora general estaban al cabo de la calle sobre el desarrollo de la investigación. Su objeto solo podía ser conocer el contenido.

Por otra parte, el indigno Marlasca mintió a la diputada Olona. No alegó pérdida de confianza y le explicó que el cese era “una mera reestructuración de equipos, un nuevo impulso a la Guardia Civil ; no tiene ninguna otra razón; no hay ninguna circunstancia extraña”. Así lo contaba su prensa amiga.

Publicado en . | 75 comentarios

Arregi, un hombre de principios

Mikel Azurmendi y Joseba Arregi (Foto Irene Renart)

Se llamaba Joseba Arregi Aranburu y había cumplido 75 años el 30 de mayo. Fallecía ayer, víctima de lo que el periodismo, con esa portentosa capacidad para los tópicos llama ‘larga enfermedad’, o sea, cáncer con metástasis. Este verano, en cinco semanas, se me han muerto dos amigos: Mikel Azurmendi y Joseba Arregi. Jon Juaristi acaba de comentar que con los dos ha desaparecido lo mejor de su generación y tiene razón. Con el fallecimiento de Mikel aún reciente hice a Joseba la visita semanal que le hacía durante los últimos meses de su enfermedad y me reveló los lazos, no solo de amistad, sino de parentesco que les unían. Las muertes de Mikel y Joseba cumplían de manera intensa los versos de John Donne: “La muerte de todo hombre me disminuye/ porque formo parte de la humanidad…” También recordaban los de Miguel Hernández: “Qué sencilla es la muerte, qué sencilla/ pero qué injustamente arrebatada./No sabe andar despacio y acuchilla/ cuando menos se espera su turbia cuchillada.” Mikel cayó fulminado mientras trabajaba su huerto, Joseba, después de meses de convivir con su dolencia, pero en ambos casos la noticia nos sorprendió con un golpe seco e inesperado.

Lo conocí hace más de 30 años, en la legislatura  del primer Gobierno de coalición PNV-PSE. A veces nos encontrábamos en los ascensores de Lakua, él camino de la cuarta planta, a su despacho de consejero de Cultura y yo a la quinta, donde cumplía funciones menestrales junto al vicepresidente Ramón Jáuregui.  Mi sectarismo de entonces me hacía considerar a Joseba un adversario en tanto que nacionalista, alguien ajeno a mi mundo. Unos años más tarde cambié de opinión gracias a la intervención de José Antonio Zorrilla, cónsul general de España en Shanghai, que me escribió para decirme que iba a impartir una conferencia en Bilbao y me invitaba a asistir. Allí conocí por segunda vez a Joseba Arregi, o por mejor decir, a un Joseba Arregi que yo ni sospechaba, uno de los más notables intelectuales que ha dado Euskadi y sin duda alguna, el que más cabalmente se ha posicionado en favor de las víctimas del terrorismo. Nunca han encontrado las víctimas a nadie que haya defendido su causa con tanta convicción, con tanta inteligencia, con tantas razones como Arregi.

De ello deja prueba incontestable en su último libro: ‘El terror de ETA. La narrativa de las víctimas’, publicado hace seis años y cuya presentación nos encargó Joseba a Teo Uriarte y a mí. Ya en el mismo título planteaba dos cuestiones capitales: la naturaleza del terrorismo y la narrativa, el relato de las víctimas. Era un libro esencial de cuya lectura salías con conocimientos nuevos, con datos que no tenías. A partir de dos grandes autores, Timothy Snyder y Tony Judt, establecía Arregi una muy pertinente analogía entre las sociedades europeas ante el holocausto y la sociedad vasca ente el terrorismo de ETA. Se trata de recordar a las víctimas por una parte y de olvidar los comportamientos propios ante los judíos y ante las propias víctimas del terrorismo etarra. En una entrevista que le hizo por entonces mi compañera y sin embargo amiga, Leyre Iglesias, decía que los asesinos de ETA no eran locos, ni psicópatas, sino personas normales animadas por una pulsión totalitaria. También señalaba la insuficiencia de la disculpa del lehendakari Urkullu por la falta de la cercanía a las víctimas. El cariño es importante, pero las víctimas tienen una dimensión pública y política que les fue conferida por sus asesinos, que está en la intención con que fueron asesinadas, en el proyecto político de ETA.

Escribe con metáfora perfecta que aunque la banda considera enemigo suyo al nacionalismo tradicional, nace y crece en el suelo que éste ha arado previamente y deja huella. Tal como afirmaba: “El nacionalismo ha pasado de gobernar como si ETA no existiera a hacerlo como si nunca hubiera existido”.

Joseba Arregi fue un hombre que vivió a veces a contrapelo de sus propios intereses, aunque siempre a favor de sus convicciones. Él podría haberlo sido todo para el nacionalismo, pero fue rechazando posibilidades a medida que se agarraba con más fuerza a sus principios. Son muy pocos los casos semejantes, aunque sí hay un precedente muy notable. Se trata de Dionisio Ridruejo, que fue falangista de primera hora, coautor de la letra del ‘Cara al sol’, voluntario en la División Azul. Lo tenía todo para ser una figura del régimen franquista: era poeta, un excelente poeta aunque se prodigara poco, un intelectual que honraba la condición de tal y poco a poco se fue apartando de la dictadura para escoger el camino del exilio que lo llevó hasta la socialdemocracia. Participó en el Contubernio de Munich, fue detenido un par de veces, le asignaron residencia forzosa en 1962, y acabó fundando un partido de socialismo no marxista: la Unión Socialdemócrata Española.

Con él hemos perdido a un hombre bueno, justo y sabio. Su mujer, Amaya Anasagasti y sus hijos, Andoni, Martin y Miguel, a un esposo y un padre ejemplar. Goian bego, querido amigo. Descansa en paz.

Publicado en . | 78 comentarios

Marlasca, a punto de nieve

La Diada volvió a celebrarse el sábado pasado con la decadencia que se esperaba: muchos menos asistentes que en ediciones anteriores. Como ya había pasado anteriormente, el ministro del Interior no fue un prodigio de eficacia para proteger la Jefatura Superior de Policía de Barcelona de los manifestantes que la atacaban. Ya había pasado antes: el 16 de octubre de 2019, mientras la chusma golpista de los CDR la emprendía contra sus agentes tras conocerse la sentencia del Supremo por el 1-O, el ministro cenaba apaciblemente en un local de copas de moda en Chueca, el ‘Válgame Dios’.

Es difícil hacer una cronología precisa de las veces en que Fernando Grande Marlasca ha hecho méritos para su destitución. Recuerden aquel almuerzo que Lola Delgado tuvo con su bien amado Balta y Villarejo el 23 de octubre de 2009 y que ella negó. Nueve años más tarde, siendo ella ministra de Justicia,  se filtró la grabación en la que aplaudía la estrategia de Villarejo de poner ‘una chorbita’ a empresarios o políticos a los que quería sonsacar. “Información vaginal, éxito garantizado”, ponderaba la que había de llegar a ministra. Entonces supo toda España que Lola Delgado, “la que bebe de mi copa”, se jactaba Balta, se refería a quien ya era ministro del Interior, después de pedir permiso al todavía juez, como “ese es maricón”. El ministro Pablo Iglesias pidió la destitución de la ministra:  “Alguien que se reúne de manera afable con un personaje de la basura de las cloacas de Interior en nuestro país debe alejarse de la vida política porque hace daño a la mayoría parlamentaria que protagonizó la moción de censura”, pero no debía de importarle mucho porque Sánchez la convirtió en fiscal general del Estado e Iglesias no dijo ni mú. Tampoco debía de importarle a Fernando Grande, que debió plantarse ante el presidente: “quiero la cabeza de esta tía o aquí tienes mi dimisión”. Era un problema de lógica estricta: si no sabe defender su dignidad, ¿cómo podemos esperar que defienda la nuestra?

Es evidente que tampoco sabe. O tampoco quiere. En julio de 2019, un grupo de Ciudadanos que participó en la manifestación del Orgullo fue agredido por manifestantes de la coalición del Gobierno que le arrojaron escupitajos, latas de cerveza, lejía y orines. El ministro culpó del ataque a los propios agredidos: “quien pacta con la extrema derecha -en referencia a Vox- tiene que responsabilizarse de las consecuencias”. La indiferencia que había mostrado Marlasca tras el dicterio de Lola Delgado se tornaba en orgullo militante contra un partido de la oposición sin reparar en que su primera obligación como ministro no era reprochar las alianzas de los partidos de la oposición, sino garantizar su libertad y su derecho a manifestarse. Marlasca se negó a hacer público el informe sobre los incidentes que le había pedido C’s, declarándolo ‘secreto de Estado’ por razones de seguridad nacional, porque de hacerlo público podría constituir una pista para que los terroristas cometieran atentados. Y eso sin contar las balas que llegaron hasta su despacho de ministro, la navajita ensangrentá agrandada para las fotos y su propaganda del bulo del culo. No hay quién dé más. Bueno, sí, Pedro Sánchez, pero no se va a dejar quitar el cargo.

Publicado en . | 172 comentarios

Tonnntos en viernes

Peinado sirve dos copas en la mesa de la marquesona

El fallecimiento de Elia Rodríguez ha registrado muchas muestras de pesar. Un tuit que se ha repetido sin cesar es: “Hasta siempre, Elipunch… que no se olviden tus carcajadas contagiosas, tu paso firme al llegar por las mañanas y tu olor a J’adore”.

Ana Rosa Quintana se empleó a fondo ayer contra el juez que llegó a ministro de la misma manera que  Joaquín Miranda, banderillero de Juan Belmonte, terminó de gobernador civil de Huelva: degenerando, degenerando, decía el maestro: “¿Cómo es posible,- se preguntaba Ana Rosa-, que nuestra compañera Patricia Pardo dijera por la mañana que la policía no tenía ni un indicio que refrendara la denuncia y el ministro no lo supiera? O no se molestó en informarse, o lo ocultó. Ambas opciones muy graves. Como hizo con las balas y la navaja enviadas durante la campaña de Madrid. Grande Marlasca  señaló a la oposición y luego resultó que lo había enviado una persona  con problemas mentales».

«Grande-Marlaska califica la denuncia falsa de anécdota, el ministro ha conseguido que no sea una anécdota plantando y regando ese gran árbol de la denuncia falsa en un estudiado tour de comparecencias públicas. El Ministro pedía ayer que se respetase la investigación, una investigación que él no respetó. El Gobierno quiso hacer de la anécdota categoría para convertir a Madrid en un territorio fascista donde hay cacerías de gays. Nada más lejos de la realidad. Todo resultó ser un fake».

La tontuna no es patrimonio exclusivo de españoles. Mira la noticia que nos llega desde Canadá: “Asterix y Tintín entre los más de 4.700 libros infantiles destruidos en Canadá por ‘ofender a los indígenas”. Carmen comentaba esa noticia diciendo: “Los mismos canadienses que han esterilizado indígenas hasta 1973 queman libros de Tintín y Asterix por dar mala imagen de los indios”.

Don Uno escribía en su cuenta de Twitter: “El problema que tiene España es que en un Go0bierno de Sánchez, podría ser ministro del Interior Jorge Javier Vázquez  y Fernando Grande Marlasca pasar a ser presentador de Sálvame’, sin que ello empeorase la credibilidad del Ministerio ni la del programa de Tele-5”.

Silvi-ta se sorprendía con la convocatoria de manifestación en Sol: “Ah, que han salido a manifestarse por algo que no ocurrió mientras hay una chica a la que arrancaron los dientes hace una semana. Qué espectáculo.

Madrileo ha publicado en mi blog una aportación exacta a la cuestión de Multivac, en el siglo Daniel Rodríguez Herrera: “Lo de Malasaña era mentira. Lo de Devermut era mentira. La demanda de odio homófobo es infinitamente superior a la oferta”.

Hay opiniones alternativas, claro. El joven Lucas escribe en su columna: “El mentecato que ha provocado el lío va a ser el tonto útil de unas fuerzas vivas que bien podrían haber dudado de su relato en el caso de que lo que no sucedió hubiese ocurrido”.

En el repaso a los majaderos que impulsaron el bulo nos habíamos dejado fuera a Gerardo Tecé, que echaba las campanas a vuelo así: “Le han grabado con una navaja la palabra maricón en su cuerpo después de darle una paliza, pero no nos precipitemos llamándolo agresión homófoba. Vox siembra odio contra homosexuales, mujeres e inmigrantes, pero no nos precipitemos llamándolos fascistas.

Miguel A. Idígoras, gran periodista escribía ayer en Twitter: “El periodismo acaba de descubrir, gracias a algunos políticos, la noticia falsa que es menos falsa porque responde a una realidad”.

El Movimiento Marika, de Madrid mantuvo la convocatoria a la concentración en Sol, pese a que la denuncia del caso de Malasañña era falsa: “¡Frente a sus cuchillos nuestra rabia!”

Ignacio García del Valle seguía el rastro  de la marquesona de Galapagar. Manual de ebanistería revisado con perspectiva de ginecólogo.” Me perdonarás que no la llame marquesita, pero entiéndeme: con esos atributos… Para sí la hubiera querido Serafín entre sus marquesas de la Codorniz.

Publicado en . | 144 comentarios

Muertos en compañía

Ni fusilados ni desaparecidos

¡Dios mío, qué solos,/ se quedan los muertos! escribió Bécquer en una de sus rimas y no es que le faltara razón, pero depende. Los muertos que vos matáis gozan de buena salud, decía un personaje de Corneille. Los muertos de la memoria histórica, lejos de la soledad, están muy bien acompañados, aunque el Gobierno no sepa todavía cuántos son.

Este diario publicaba ayer una información justamente titulada “la fosa de la Memoria Histórica”, ilustrada con una foto en la que se ve a un operario acomodando una bandera tricolor  sobre el féretro de Timoteo Mendieta, un republicano fusilado en 1939. Es curioso que la bandera tiene su tercera franja de color azul, no morado. El verdadero pendón de Castilla es de color carmesí, no morado, pero error sobre error, qué importa uno más.

Sabemos que se han gastado 31 millones de euros, pero no sabemos el número de personas exhumadas: “la información concreta sobre el número de personas identificadas o exhumadas no consta de manera codificada en este Ministerio” (que es el de Presidencia).

Pedro Corral, diputado popular en la Asamblea de Madrid, es un portentoso fondo de memoria de cómo las dos Españas se mataron entre sí. Un verdadero trabajo para cultivar la memoria debería obligar a leer en las escuelas dos de sus libros: ‘Desertores’ y ‘Si  me quieres escribir’. El diputado Corral preguntó a Transparencia por el balance de la Memoria Histórica ahora que están empeñados en la Memoria Democrática. La respuesta que han venido a darle es que debería repasar expediente por expediente, en fin, que de estas cosas es mejor no preguntar.

Sabemos cuánto nos hemos gastadopero no cuántos cadáveres hemos rescatado, aunque en esto hay mucho pourparler. Pablo Iglesias acuñó que España es el segundo país del mundo en número de desaparecidos, después de la Camboya de Pol Pot. Le siguió Irene Montero, que ha hecho suyas todas las tonterías de su ex novio. Ha habido más y no forzosamente de Podemos. El columnista Zurro, de El Español, insistía en el disparate, un imposible numérico. Los jemeres rojos hicieron desaparecer a la cuarta parte de la población camboyana.

La única cifra que tiene cierta presunción de verosimilitud es la que proporcionó Garzón en su auto del 18 de octubre de 2008: 114.226 desaparecidos. De las 19 fosas que ordenó excavar el ex juez conozco alguna. Las tres de la provincia de Burgos, San Juan del Monte, Valdenoceda y Adrada de Haza, ya habían sido excavadas, según explicó el portavoz de la ARMH, Gonzalo Rojas. Más vistosa es la metedura de pata con la supuesta fosa del Fuerte de San Cristóbal, de Pamplona. Quiso la casualidad que  aquel 18 de octubre yo estuviese en el diario de Navarra, periódico en el que colaboraba. Su directora, Inés Artajo,  me proporcionó fotocopia de una información del 21 de mayo de 2006. Aquel cementerio acogía los restos de los enfermos fallecido en la prisión del fuerte. Lo llamaban ‘el cementerio de las botellas’ porque con cada fallecido se enterraba una botella con un papel que incluía el nombre y dos apellidos, fecha de la muerte y emplazamiento de los restos. No hubo nunca en España muertos menos desaparecidos que los de San Cristóbal.

Publicado en . | 78 comentarios

Como esta mesa de grande

En el minuto 45. No se pierdan el gesto y las palabras de la moza

Ayer tuvo un momento tremendo la madre de los ex hijos de Pablo Iglesias, pongamos que hablo de Irene Montero. Parker, que estaba hiperactiva, tuvo tiempo, después de dar de cenar a los niños, de colgar el video en Twitter. Me van a perdonar los oyentes, pero así son las cosas y así se las contamos. Textualmente. Comparecía en la SER para decir lo de siempre en una entrevista larga y en un momento dado, minuto 45, un tipo llamado Quique Peinado, coge, agarra, va y dice: “Se podrá estar de acuerdo o no estar de acuerdo con Irene Montero, pero lo que nadie podrá discutir, estén de acuerdo o en contra “es que tiene un coño como esta mesa de grande”.

Metáfora desdichada y zafia. Y ella, la tía que pretende incluir los piropos en el Código penal, ¿qué hizo? Pues entornó los ojitos y sonrió con aire complacido. Y luego comentó: “Es un piropo muy bonito”.

Un coño como una mesa de grande. No diré más. Cualquier comentario, lo que pienso dicho en voz alta, podría constituir un ilícito penal.

El ministro de Universidades, Manuel Castells, ha venido a corregir un error que se le había deslizado en el borrador de su Ley de Universidades en el que se preveía considerar como ‘falta leve’ sancionable copiar de un compañero en un examen. Ya no será falta y es necesario considerar el acierto. Su presidente del Gobierno, que es el de todos nosotros, llegó a su alta magistratura después de que algunos de sus epígonos le plagiasen nada menos que una tesis doctoral. No es lógico que tenga la más leve sanción echar un reojillo al examen del compañero.

Pablo Iglesias decía que el PP lo fundaron 7 ministros de la dictadura, mientras que el PCE luchó más que nadie por la democracia. Falso. Lo que fundaron 7 ex ministros franquistas fue Alianza Popular. El PP fue el resultado de la integración de UCD en AP y su nacimiento se produjo en enero de 1989. Contaba Lucía Méndez en El Mundo que el ex vicepresidente atribuye su fracaso en Mdrid al odio mediático. Aquí habría que citar a Cayetana Álvarez de Toledo: “Usted es el hijo de un terrorista. A esa aristocracia pertenece usted, a la del crimen político”. Naturalmente lo de Iglesias también  les ha gustado a Echeminga y a la Boti.

Adriana Lastra, criatura, dijo ayer que su relevo como portavoz del PSOE en el Congreso demuestra que su partido tiene un gran banquillo. Mi querida Bonnie Parker le encontró al asunto su porqué: 

Pues mira, no hay mal que por bien no venga. Ahora que el ministro desaparecido de las Universidades va a dejar copiar en los exámenes y ya no será falta, nuestra Adri puede terminar Antropología Social y podrá ser una mujer de provecho trabajando en lo que Dios quiera que se haga con esa titulación.

Parmenio escribió en mi blog: No entiendo bien el revuelo que se ha montado con el obispo de Solsona. Amancebarse en Manresa con una psicóloga satanista divorciada me parece un paso adelante objetivo cuando se viene de liderar el brazo clerical del independentismo catalán.

Amparo Rubiales, gloria del socialismo andaluz busca una solución: Tiene que haber alguna fórmula jurídica para hacer cumplir la Constitución. Me inquieta mucho que consintamos el chantaje del PP, su insumisión, su incumplimiento de la Constitución y de las leyes.

Ayer también se incorporó al podio  alguien a quien tuvimos por sensato:  Fernández Vara. Andrea Martínez Molina rescataba una frase suya: “la estrategia de la cerrazón condujo a fabricar independentistas y a que se celebraran referéndums. Con esta estrategia [la del indulto] no ha habico referéndums”. El PSOE  al completo considera que todo fabrica independentistas, menos el nacionalismo”.

Publicado en . | 122 comentarios

Sanchismo, puro Ollendorf

She loves you yeah, yeah, yeah

Para encontrar una escabechina parecida a la de Sánchez en julio habría que remontarse a la Campana de Huesca, nueve siglos atrás. Con una diferencia: Ramiro II de Aragón, el Monje, decapitó a sus adversarios, cuyas cabezas dispuso en círculo, con la del principal conspirador haciendo de badajo. Pedro Sánchez, el Laico, solo se cepilló a sus íntimos.

Él había esquivado el debate sobre el precio de la luz el pasado 11 de agosto en Lanzarote, durante un acto por el centenario de José Saramago pero no admitió preguntas.

Alguien debió de informarle que ahí tenía una carencia porque ayer la subsanó con creces en la entrevista que Pepa Bueno y Carlos Elordi C. le hicieron para El País. En los primeros compases repitió cinco veces, cinco, la frase y el ‘conceto’ del titular: “Me comprometo: cuando acabe 2021 se habrá pagado de luz lo mismo que en 2018”. Tres veces de las cinco se revela como un campeón de la sinonimia al decir que pagaremos “una cuantía similar y semejante” a la de 2018.  Tres veces: define la RAE ‘semejante’ como “que semeja a alguien o algo” y si buscamos la voz ‘similar’ nos dice “que tiene semejanza con algo”.

Algo se les escapa a las dos partes, aunque uno se malicia que fue sin querer.: “Sánchez confía en ‘una recuperación justa’ para darle la vuelta a las encuestas y volver a conectar con el electorado progresista en los próximos dos años”. O sea, que de momento parece que las cosas pintan mal y que no se cree mucho lo de Tezanos. Los entrevistadores le preguntan qué piensa hacer, habida cuenta de que los precios de la luz van a seguir subiendo hasta marzo de 2022. Y él responde con lo que Carmen Calvo llamaba en situación análoga, ‘una tecnología’, o sea, no responder a lo que se le pregunta, esto es, qué piensa hacer él, sino qué van a hacer los demás: “Unidas Podemos plantea la constitución de una empresa pública. Es un viejo debate, pero cuando acordamos nuestro programa de coalición lo discutimos y quedó fuera”. 

El sanchismo ha incorporado el método Ollendorf como elemento sustancial de las ruedas de prensa. La nueva portavoz del Gobierno, tan superior a quienes la precedieron, ya lo practicó con virtuosismo en su estreno a mediados de julio. Preguntada por un periodista si Cuba es una dictadura para este Gobierno ella resondió gentilmente: “España es una democracia plena que defiende la democracia y los derechos y las libertades. Pudo decir que Podemos controlaba dos empresas de electricidad que habían subido sus precios con el mismo entusiasmo  que Iberdrola o Endesa: : Eléctrica de Cádiz y Barcelona Energía, pero los datos nunca los tienes frescos cuando mejor te vendrían.

También brilló cuando le preguntaron por su crueldad en la escabechina y especialmente por la última de sus víctimas, Adriana Lastra: “¿Lo cambia casi todo porque casi nada funcionaba?” era una buena pregunta, a la que dio una mala respuesta: “Hemos tenido dos, tres Consejos de Ministros a la semana, con decisiones muy duras. Eso tiene un coste personal también”. ¿Y qué tenían que ver  los consejos de Ministros con la portavoz en el Congreso? Nada, pero ayer ejerció por última vez de portavoz con esa dulzura suya, tan característica: “Casado es un cenizo”. Ella, ascua encendida.

Publicado en . | 86 comentarios

Esty Quesada y otros tontos

Bueno, pringados son los dos

Estíbaliz Quesada es una youtuber, entendamos como queramos esta expresión. ‘Soy una pringada’, que tal es su razón social en tanto como youtuber comparecía en La Fábrica, la basurilla de Gabriel Rufián en youtube. Y decía: “lo que opino es que deberíamos comprar armas, cócteles molotov y pum, porque es lo que están haciendo contra nosotros”. Entonces va Rufián y pregunta: ¿qué hay que hacer con Vox, por ejemplo?, Quesada respondió: “Matar. ¿Está mal matar? Sí. A veces no. Pero es que yo ya veo que o nosotros matamos o nos matan a nosotros”. Por cierto, tú le caes muy bien y Esperanza Aguirre también, según dijo, para disgusto de Rufián, que no había descompuesto la figura con lo de matar. Pero el que le cae bien, bien de verdad es Arnaldo Otegi, “el mejor hombre del mundo”. “¿Y Urkullu?”, pregunta Rufián. “¿Ese es bueno?” responde ella, que es Baracaldo. “¿DE qué partido es?” “Del PNV”. “Ah, entonces bueno”. La pregunta por Felipe VI  y ella exige precisiones: “¿El padre o el hijo?” Esto es lo que hay, gran hallazgo de Rufián. La pobre no es que sea tonta; es que es incapaz de sacramentos. Ella ha acuñado una locución apabullante con esta entrevista. Se armó la gorda.

Yolanda Díaz ha escrito un prólogo para una nueva edición del Manifiesto Comunista. Cursilería y estupidez en dosis muy equilibradas desde el comienzo: “El pensamiento de Karl Marx parece escrito, con tinta indeleble, sobre el viento de la Historia”. Alberti lo había parafraseado con menos cursilería y más gracia: Un fantasma recorre Europa, etc. Ella escribe que sorprende en el Manifiesto su alma literaria, su estilo límpido, asertivo, en el que se transparentan las cuatro manos de dos amigos,entrelazando sus juicios y sus anhelos”. Y todo en este plan. Habría que enseñar a esta pobre que el manifiesto no fue escrito a cuatro manos. Lo escribió Engels con la pretensión de hacer “un catecismo que contuviera la profesión de fe comunista”, tal como lo definió Riazanov años más tarde.

“Hay muchos marxismos en Marx y esa diversidad hace perdurar su pensamiento”, escribe la mujer. Antonio Portero: Hay muchos marxismos en marx. Todos tóxicos. Todos contrarios a la democracia y la libertad. Rafa López traía una pertinente cita de Ronald Reagan: “Comunista es alguien que lee a Marx y Lenin. Anticomunista es alguien que entiende a Marx y Lenin.

Lorena G. es una periodista de El Español. Tengo la impresión de que si jugásemo a ese viejo juego y a esta muchacha le prohibiésemos escribir pene y vagina nos perderíamos a una columnista emergente. La semana pasada entrevistaba a Fernando Aramburu un autor notable con dos libros de mucho interés: los peces de la amargura y Patria, ambos sobre el terrorismo. Ahora acaba de publicar ‘Los vencejos’ y la entrevistadora le ha extraído el siguiente titular: “Es imposible que un hombre no eyacule dentro de una mujer porque lo diga una ley”. Una lectora de Aramburu envió un tuit: Flaco favor te han hecho con ese titular, a lo que el hombre respondió: “Fea jugada que me presenta como lo que no soy ni pienso. Qué se le va a hacer”. Yo conocí personalmente a Aramburu porque los dos presentamos un libro de Maite Pagaza en Madrid. Y era un señor muy aseado.

Hace tres años escribió en la sección de Cultura del diario una columna cuyo título era suficientemente explícito: “Decir “vagina” es machista: los trans quieren que se llame “agujero delantero””.

No digo más. Bueno, sí, está el infumable artículo o así, publicado por Pablo Iglesias e ilustrado con la foto de una ‘Luger’ con las siglas PP y Vox. Tenía que haber incluido las balas que dijo haber recibido por correo.

Fantástico Pedro Sánchez, que en la entrevista que le hicieron en El País Pepa Bueno y Carlos Elordi Cué. Como si temiese que no le pillara en el conceto repitió cinco veces el titular: “Me comprometo: cuando acabe 2021 se habrá pagadso de luz lo mismo que en 2018”. Una cuantía similar y semejante, dice tres de las cinco veces, sin darse cuenta de que ambos calificativos son sinónimos.

Bueno, y luego está lo de Almodóvar, que ha dejado la siguiente perla: “Yo soy fruto de la transición y de la democracia, pero tengo un sentimiento ambivalente sobre aquel momento histórico y tiene que ver con la ley de amnistía que condenaba otra vez a la cuneta a los desaparecidos”. Pablo de Lora le invitaba a leer el discurso de defensa de la Ley de Amnistía que hizo Marcelino Camacho en nombre del PCE:

 

 

Publicado en . | 95 comentarios