Frónkonstin y Aigor

Se llama Gobierno Frankenstein al sueño de Pedro Sánchez de garantizarse su estancia en La Moncloa mediante una alianza con todos los enemigos de España. Ayer a mediodía, al ver el abrazo con el que doctor y el marqués de Galapagar sellaron su preacuerdo de Gobierno, se hacía más evidente la metáfora, pero vista con los ojos de Mel Brooks. Eran el doctor Frónkonstin y Aigor, una versión de Iglesias con la chepa móvil del gran Marty Feldman. Carmen Calvo es Frau Blücher.

La hemeroteca rebosa descalificaciones de Pedro Sánchez contra su futuro vicepresidente, Pablo Iglesias. No caben aquí todas, pero miren lo que le contaba a Gloria Lomana  en septiembre de 2014: “El final del populismo es la Venezuela de Chávez, la pobreza, las cartillas de racionamiento”. Cuatro meses después afinaba su descalificación hacia el hombre: “Pablo Iglesias, el de Podemos, hace de la mentira su forma de hacer política”. Pedro Sánchez, el hombre que ha mentido sobre su tesis en la tribuna del Congreso, sobre el uso del Falcon, que prometió: “convocaremos elecciones, sí. Cuanto antes, por supuesto”, acusa de mentir a Pablo Iglesias. Ya antes le negó la cualidad de la decencia a su antecesor en la Presidencia del Gobierno. ¡Él! Alteración se llama la figura.

No hay dos sin tres. En septiembre pasado Ferreras le hizo una entrevista en la que dijo: “yo sería presidente del Gobierno (de coalición con UP) y tengo que reconocerle que sería un presidente del Gobierno que no dormiría por la noche, junto con el 95 por ciento de los ciudadanos de este país, que tampoco se sentirían tranquilos. Incluso votantes de UP. Por eso no acepté esa propuesta que me hizo el señor Iglesias.”

El borrador presentado ayer era un refrito de anuncios en debates de campaña, con algún error de sintaxis, por avaricia preposicional, pero lo más significativo fueron las declaraciones del doctor y su leal Aigor. Tres veces usó Sánchez el calificativo estrella de Ibarretxe, ‘ilusionante’, y una docena más el término ‘progresista’; dos veces el futuro vicepresidente Aigor y diez el presidente Frónkonstin. El uso de este calificativo es la prueba más evidente de la falacia en que sustenta la izquierda el mito de su superioridad moral. ¿Habrá algún partido, de izquierda, derecha o centro, que no aspire al progreso de España y los españoles?

Sánchez negociará la abstención de ERC, cuyo presidente en el Parlament desobedecía ayer mismo al Constitucional proclamando el derecho de autodeterminación, con la colaboración de los parlamentarios de Iglesias, que sigue llamando presos políticos a los golpistas condenados. Además, Enrique Santiago, tercer diputado por Madrid tras los Ceaucescu ha dicho que si en España se dieran las condiciones de Rusia en el 17, “indudablemente” iría al Palacio de la Zarzuela y haría lo mismo que Lenin le hizo al Zar.

Sánchez es una indignidad que no debería formar parte de nuestra vida pública, pero no parece que vaya a presentar una moción de censura contra sí mismo, ahora que va a tener sentencia condenatoria de los EREs sin los añadidos espurios que puso José Ricardo de Prada en dos morcillas.

Publicado en . | 134 comentarios

¿Y ahora qué?

Es probable que el presidente disfuncional se fuera a su colchón flamante anoche con dos sensaciones contrapuestas: la primera, quién me mandaría a mí meterme en la aventura de cuartas elecciones. La segunda, un suspiro de alivio por haber salvado el resto del mobiliario.

Pudo ser peor, aunque no es Pedro Sánchez alguien que acostumbre a asumir responsabilidades. Con 120 escaños, a Iván Redondo empieza a olerle el peluquín a pólvora. ¿Para esto convocamos? El resultado es un fracaso en el que se han empeñado pundonorosamente. Los dirigentes del PSOE han sido los únicos españoles que se creyeron los sondeos del CIS de José Félix Tezanos. Apoyarse en ellos fue un error. Debieron conformarse con aplaudir el fraude de los suyos magreando un organismo pagado con dinero público. Si admitieron sin pestañear que sus compañeros andaluces se fuesen de putas con el dinero de los parados, no hay razón para que se alarmen por una tontería, como privatizarse el CIS. O la Fiscalía, qué más da.

Espectacular el crecimiento de Vox, que venía cantado por el buen papel que hizo Abascal en el debate, pero sobre todo por la rara taxonomía que permite calificar a Vox de anticonstitucional en comparación con Unidas-Podemos, cuyo candidato bautizó la Constitución como ‘el candado del 78’ y el secretario general del PCE, Enrique Santiago, a la izquierda del anterior en la comparecencia de anoche, se proponía dar a Felipe VI el mismo tratamiento que Lenin a Nicolás II. Incluso personalmente, acercándose una mañana a La Zarzuela para llevar a cabo la faena. Nadie les ha llamado anticonstitucionales. El aumento de su representación parlamentaria en un 220% es un mérito de Sánchez. La exhumación de Franco y la incorporación de los restos del dictador a la campaña, ¡qué idea!

El hundimiento de Ciudadanos ha sido estrepitoso. Ojalá sus resultados no pongan en riesgo la continuidad del partido naranja, cuyo objetivo fundacional, constituirse en una bisagra ilustrada, sigue siendo una necesidad para la política española. Ahora se trata solo de que no desaparezca. Rivera prometió reunir a la Ejecutiva hoy, para convocar un congreso, pero no anunció su marcha junto a su sanedrín, ni le cedió los trastos a Inés Arrimadas. Lo de Almunia en 2000. Han perdido sus escaños Girauta y Aurora Nacarino, una diputada que se había trabajado su escaño por Burgos con admirable dedicación.

¿Y ahora qué? Pues estamos como el 28-A, pero peor. Los separatistas catalanes han mejorado su representación y los vascos también. Incluso EH Bildu ha obtenido su mayor presencia histórica en el Congreso. La derecha no solo no suma, sino que no puede sumar. Cs bastante tiene con lo suyo, el PP no va a pactar con Vox por el pánico escénico que le produce la mera idea y Vox no parece dotado de la flexibilidad suficiente para ello. Sánchez va a seguir con su necia tautología del ‘no es no’, pero no puede pedir una abstención concesiva al PP y a Podemos por su cara bonita (y dura), en esto tiene razón hasta Iglesias. La única salida sería la gran coalición, pero no está sobre la mesa.

Han cantado línea en las cuartas elecciones. Vamos para quintas.

Publicado en . | 278 comentarios

Treinta años del muro

Pablo Iglesias es la reencarnación de la madre de Alex en ‘Goodbye Lenin!’, una empecinada comunista del Berlín Oriental, que permanece en coma durante varios meses tras ser golpeada en una carga de la Policía. Durante su periodo de inconsciencia cae el muro de Berlín. Cuando recupera la consciencia, su hijo Alex se ocupa de crearle una realidad paralela, a medida de sus prejuicios, como los telediarios en los que se da cuenta de la caída del muro y las avalanchas masivas de berlineses occidentales que huyen hacia el Berlín Oriental, atraídos por su superior modo de vida desde el punto de vista ético. Pablo Iglesias ha aprendido así la historia.

Hace pocos años tuve noticia de la historia que contaba una de las últimas canciones de Nino Bravo: ‘Libre’. Trata de un joven obrero de la construcción, Peter Fechter, de 18 años, al que el levantamiento del muro sorprende en el Berlín oriental, mientras toda su familia está en la parte occidental. Después de mucho estudiar el muro y sus medidas de seguridad junto a su amigo Helmut Kulbeik, intentaron dar el salto el 17 de agosto de 1962. Su amigo los consiguió, pero Peter recibió un tiro en cadera de los vopos y cayó en tierra de nadie, donde estuvo agonizando durante casi una hora. La historia de Peter conmovió al mundo y fue la causa inmediata de que la revista Time bautizase al muro ‘el muro de la vergüenza’.

Publicado en . | 151 comentarios

Un debate florero

Un debate florero

Se celebró el jueves pasado en La Sexta el debate de las chicas sin que a esta hora se nos alcancen todavía las razones para este tercer debate de la campaña, que sin duda eran de género. El primero, con  siete participantes, reunió en el plató de Antena-3 a los portavoces de los grupos parlamentarios; el segundo, a los cinco candidatos a la Presidencia del Gobierno; el del jueves congregó a cinco mujeres, sin que se nos llegue a alcanzar otro criterio de convocatoria que el sexo de las participantes. En el primero había cuatro mujeres y tres hombres. En el segundo, cinco varones. Por más que se incomodara la moderadora Ana Blanco, tanto uno como otro representaban a sus partidos. Ninguno de ellos decidió presentar a una mujer como candidata a la Presidencia. 

El debate de las chicas era un  premio de consolación, en realidad un apartheid como las mesas de los niños en las bodas, algo que no es importante, un espacio en el que no molesten. Las dos mujeres que a mí me gustan de la campaña preferirían medirse con los hombres, sus iguales. Fue muy llamativa la llegada de Irene Montero con su bolsa marsupial en la que ha llevado a su bebé, Aitana, a los dos debates en los que ha participado. Montero se marcó un Bescansa, pero sin teta, y uno se pregunta si se debe llevar a una niña tan a deshoras, si esto es lo que esta buena mujer y su novio entienden por conciliación o si las estancias del casoplón de Galapagar son tan pequeñas como las cocinas de los pisos vascos, que el macho alfalfa de la familia no se puede mover con holgura para atender a la niña.

Uno de los grandes momentos de la noche estuvo en la interpelación de Inés Arrimadas a Mª Jesús Montero, mostrándole un cuadro en el que se detallaban las excursiones al prostíbulo Don Angelo de su  compañero de armas, Fernando Villén, que sufragaba sus venales aventuras amatorias con el dinero público de la Faffe, la fundación de empleo para los parados. La moderadora, Ana Pastor de Ferreras, libró a la interpelada de la obligación de responder, practicando su mejor habilidad, que es abortar las respuestas de sus entrevistados, incluso cuando las preguntas las hace ella. Cortó sin miramientos a Arrimadas: Venga, vamos a hablar de vivienda, que tenemos muchos temas para el debate de hoy.

Estuvo muy bien Inés Arrimadas, defendió su posición Rocío Monasterio y Pablo Casado tuvo la ocasión de comprobar que n o todo el mundo vale para todo y que Ana Pastor, la ex presidenta del Congreso, podría ser una buena ministra si Casado llegase a presidente y cumpliera su palabra de nombrarla, pero que para el debate más le habría valido llevar a Cayetana. Estaba la mujer muy atenazada por la necesidad de marcar distancias con Vox, ya fuera encomendada o autoimpuesta.

Hizo alguna afirmación sorprendente, como que “el Estado de las Autonomías es lo mejor que nos ha pasado a los españoles”. No es cosa de apuntarse a ciegas a su derribo, pero seguramente pudo hacer una rebaja a la interpretación maximalista de los nacionalismos, en la creencia de que óptimo es igual que máximo. Preguntarse si no es hora de reevaluar el reparto competencial, pongamos que hablo de Educación y Cataluña para mejorarlas. Por otra parte, tuvo Ana Pastor un mal día para hacer memoria de Carrillo. Solo quiso referirse a su papel en la transición, pero tuvo muy mala suerte al citarlo el 7 de noviembre, día en el que se cumplían 83 años de la primera matanza de Paracuellos.

Publicado en . | 28 comentarios

Un par solitario

¿Mitin en Getxo?

Si tienen ustedes memoria de elefante y gusto por las miniaturas como los entomólogos, les sonará el nombre de Javier Gómez, antiguo secretario  de Organización de Ciudadanos en el País Vasco, caído en desgracia por haber practicado un Hamelin, llevándose militantes del partido naranja al Partido Popular, mientras él argumentaba que su pretensión era una coalición constitucionalista en Euskadi al estilo de Navarra Suma.

No pudo ser. El Consejo General de Ciudadanos opinó que Navarra Suma solo hay una y destituyeron a Gómez, que hace aproximadamente mes y medio se dio de baja como afiliado. Ayer por la tarde se reunió con Bea Fanjul, en un intento bienintencionado, pero que no llevará a ninguna parte. De un tiempo a esta parte, Ciudadanos ha tenido líos con el picoteo de tránsfugas, que hizo cumbre hace unos meses con el fichaje de  Silvia Clemente, expresidenta popular de las Cortes de Castilla y León por Ciudadanos. La cosa terminó en unas primarias en las que impuso su ley Paco Igea, en cuanto empezó a aclararse el pucherazo que la dirección había perpetrado a favor de Silvia Clemente.

En materia de volatines, tuvieron los naranjitos un artista de la pista y el trapecio como Nicolás de Miguel, hombre que militó en Izquierda Unida y UPyD, para ser fichado después por Albert Rivera y ser candidato naranja a lehendakari. No sacó escaño y en su siguiente cometido apareció en Torremolinos como candidato ciudadano a alcalde. No salió y hace tres semanas presentó su baja en el partido, pasando a ser concejal no adscrito que gestionará el área de Igualdad por cuenta del PSOE.

Los populares vascos no han encontrado aún la salida del laberinto, aunque las encuestas prometen enmienda al desaguisado del 28-A y auguran dos escaños por Vizcaya y Alava. Casado ha decidido repetir candidatos y hay dos factores que seguramente le van a beneficiar. Por una parte el aumento generalizado que pronostican todos los sondeos. Por otra, el voto útil constitucionalista estará presente y no parece que Ciudadanos ni Vox vayan a sacar resultados apreciables. ¿Se asombra, amable lector de que tilde de constitucionalistas a los de Vox? Vaya a la comparanza y equipárelos con EH Bildu, el PNV y Elkarrekin Podemos, no digo más.

Ni Bea Fanjul ni Marimar Blanco arrastran grandes pasiones políticas, habrían sido candidatos más solventes Carlos Iturgaiz y el senador cunero por Segovia, pero en fin, el punto fuerte de ambas es el carácter simbólico, reforzado en el caso de la cabeza de lista por Alava por su condición de víctima del terrorismo, aunque quedaría más propia por Vizcaya. La comparecencia de Fanjul y Gómez ayer en un mitin en Getxo no fue lo que con un mínimo rigor numérico podríamos llamar un mitin multitudinario o más genéricamente un acto de masas. Eran Fanjul y Gómez solos frente a la nada, en una imagen que tenía algo de patética. Tampoco desde el punto de vista conceptual el discurso de la candidata, tuvo mucho gancho, mostrando la esperanza de que se alcancen los 11.141 votos que les faltaron en abril para conseguir un escaño. Son algo más que 141. En fin, así está el tema.

Publicado en . | 91 comentarios

Señor Ortuzar, mesedez

Andoni Ortuzar ha hecho algunas afirmaciones notables, alguna muy bizarra, como “el lehendakari Aguirre no cayó en manos de las SS a pesar de que las SS estuvieron persiguiéndole por todo Euskadi”. Pero hombre, Ortuzar, díganos cuándo. En junio de 1937, tras la toma de Bilbao por el ejército franquista, el Gobierno vasco se retira hasta Trucíos, donde Aguirre redacta el manifiesto de Trucíos el 30 de junio. Y en ese mismo 1937 marcha a Cataluña, donde es recibido como huésped de honor y marcha al exilio con Lluís Companys en 1939. ¿Aguirre en la clandestinidad en la Euskadi tomada por Franco y perseguido por las SS? Raro me parece, pero recuerdo que Andoni Ortuzar hizo el papel de José Antonio Aguirre en una película que contaba la estancia del primer lehendakari en Cataluña. Él sabrá, pero se me hace raro imaginar a Aguirre perseguido por las SS en territorio franquista.

Más adelante, el primer burukide afirma rotundo:

“Ni Franco ni Hitler pudieron con nosotros. ¿Piensan estos fachas de Playmóbil que van a poder hacerlo?”

No parece que ‘ellos’ opusieran una resistencia encarnizada a los dos dictadores que cita. De hecho, el PNV rindió a sus gudaris en Santoña a los italianos, que no eran lo más aguerrido de las tropas franquistas, como dejaron acreditado en Guadalajara, donde las tropas italianas y su comandante Bergonzoli fueron objeto de cantares:

 «Bergonzoli, sinvergüenza / general de las derrotas / para tomar a Trijueque / con los bambinos que portas / no basta con pelotones / hay que venir con pelotas».

La rendición de los gudaris fue la única victoria que la Italia de Mussolini proporcionó a la España nacional.

El 2 de abril de 1939, al día siguiente del fin de la Guerra civil, el EBB del PNV se reúne en Meudon, a 12 kilómetros de París y allí hacen pública su ruptura con la República y deja la puerta abierta al entendimiento con Franco. Se cuenta así en ‘El Péndulo Patriótico’, autobiografía del PNV encargada por el partido guía a los historiadores Luder Mees, Santiago de Pablo y Rodríguez Ranz para celebrar el centenario del partido. El libro fue presentado por Xabier Arzalluz en Sabin Etxea:

“El Partido Nacionalista Vasco no tiene ningún compromiso ni con el Gobierno de la República, ni con los partidos, ni con las organizaciones sindicales que la apoyaban, llamados del Frente Popular español” (…)

“El Partido Nacionalista, respecto al régimen y los Partidos (sic) de Franco, fundamentalmente proclama también su libertad de acción. El PNV procurará influir en la vida política de Euzkadi peninsular, utilizando los medios indirectos que puedan crearse. Esta intervención se intentará a través del Partido Carlista (sic), sirviéndose de aquellos elementos cuya línea de conducta haya sido siempre vasquista”. (El Péndulo Patriótico, pág. 67)

Franco, que era de suyo rencoroso, no aceptó los términos de la rendición de Santoña e hizo oídos de mercader a la buena predisposición del PNV para entenderse con él.

En el mismo libro se da cuenta de una pregunta dirigida por la Alemania nazi sobre cómo verían los vascos una hipotética victoria de Alemania en la Segunda Guerra Mundial. 

El PNV responde que para los vascos en general, la victoria de Alemania sería muy negativa, aunque:

“Nosotros no compartimos esa opinión, porque creemos en el talento político del Führer, en su sagacidad, en su alto espíritu de comprensión y esperamos que en el nuevo orden a establecer en Europa y particularmente en España, el problema vasco habrá de ser tenido en cuenta:

1.-Porque a Alemania le interesa la pacificación de España y no puede escapar a su recto sentido que no hay pacificación posible sin una solución favorable a los vascos.

2.-Porque el problema vasco está íntimamente ligado al problema racial alemán (sic) y por lo tanto es lógico y natural esperar que el Führer lo acoja y lo resuelva con la mayor simpatía.

3.-Porque nos damos perfecta cuenta (de) que las simpatías de Alemania en España están en decadencia, y por lo tanto es de extrema importancia para el Führer recoger y captar las máximas simpatías si no quiere perder toda su influencia en España.” (El Péndulo Patriótico, págs 111 y 112).”

O sea, que el PNV era la cabeza de puente para que el nazismo conservara alguna influencia en España. No hay más preguntas, señor Ortuzar. Lo contaron de encargo para ustedes.


Publicado en . | 141 comentarios

Fervor por la excrecencia

Es raro asunto que una lista encabezada por Cayetana Álvarez de Toledo en Barcelona solo garantizase su propio escaño. La única razón es que el personal padece horror a la excelencia. Este fenómeno, mal hispano en general, lo padece en grado sumo el pueblo catalán. Sólo hay que reparar en la degeneración que han venido sufriendo sus dirigentes desde Tarradellas, que era el más normal porque no lo eligieron ellos.

Es verdad que él guardó¡40 años! el corazón de Macià, un despojo tremendo en su cajita de zinc, que luego era falso, como todas las reliquias  nacionalistas: quisieron enterrarloº con el resto de su cuerpo resultó que el corazón estaba en su cadáver original, lo contamos hace bien poco. Después vinieron Pujol, al que Tarradellas ya tenía calado como salteador de Banca Catalana y de ahí la cosa fue a peor: Artur Mas, Carles Puigdemont y Quim Torra, en una carrera  que explica el fenómeno contrario al que describía antes: la devoción por la excrecencia.

¿Qué puede uno esperar de la gente con la que Torra hace peña? Digamos que hablo de Meritxell Budó, portavoz del Gobierno que encabeza Quim Torra. Meritxell es como su mandante pero en más mediocre. Ayer compareció con un asunto nada menor. Las huestes que estos tipos alientan a la revuelta, apreteu, apreteu, decidieron boicotear la visita de la Familia Real para la entrega de los premios ‘Princesa de Gerona’, que como su propio nombre indica, se entregan en Barcelona. Esta rareza sucede en ocasiones. ¿no llamamos sombrero Panamá al sombrero de jipijapa que se fabrica en Ecuador? O sea, que la alcaldesa de Gerona negó el año pasado el Auditorio para la entrega de los premios y esa costumbre parece que se va a quedar. El año pasado se trasladó a un local de banquetes y bodas de los hermanos Roca en Vilablareix.

Este año la entrega de premios se ha trasladado a Barcelona. El Auditorio albergó un mitin golpista de ERC, donde Torrent, esa triste criatura de Lombroso, declaró que los catalanes no tienen Rey: “No reconocemos la autoridad de un señor que avaló la violencia policial contra los ciudadanos el 1-O”.

La chusma cortó la Diagonal e impidió la asistencia de invitados al acto de los premios en el Palau de Congresos de Barcelona. Vimos al pueblo constituido en turba, agrediendo, escupiendo, insultando al concejal Josep Bou, al ex dirigente de SCC Josep Ramón Bosch y al empresario Castañer, entre otros. La prensa destacaba por contraposición la ovación que recibieron en el interior del Palau. No los abuchearon como hicieron con los Príncipes el 30 de mayo de 2013 en el Liceo. Es un consuelo. 

¿Qué va a pasar en las elecciones? preguntaron a la portavoz Budó. Ella negó agresión alguna, “quizá algún silbido, alguna palabra fuera de tono”, dijo luciendo la estúpida sonrisita que el gran Boadella considera un hecho diferencial. Para el domingo reclamó el derecho al voto y el derecho a manifestarse. Lo primero era lo del 1-O con aquellas urnas que traían preñadas desde casa y lo segundo, lo del lunes en Barcelona. ¿Se darán por enterados el fraudulento Sánchez y el Petit Marlaska? Un ministro socialista, Pérez Rubalcaba, dio una pista: “El que echa un pulso al Estado lo pierde”. Y declaró el estado de alarma contra los controladores, que eran unos caballeros.

Publicado en . | 77 comentarios

¿Para qué sirve un debate?

Lo más notable del debate de los portavoces en La Uno fue el atuendo de la Ni-ni Lastra, entonada por máximo contraste: zapatos turquesa, medias negras, vestido rosa y torera blanca. Fue muy comentado el desplante final de Aitor Esteban, el tristísimo portavoz del PNV, que eludió saludar al de Vox. Andoni Ortuzar respaldaba al día siguiente en Barakaldo la cobra de su hombre en el Congreso.

Ninguno de ellos recuerda al viejo burukide, mucho más pragmático en materia de saludos, dónde vamos a comparar. Cuando en 1998 vino Gerry Adams a Euskadi, Xabier Arzalluz fue a su encuentro mientras les decía a los periodistas: “En la vida he tenido que darles la mano a algunos asesinos”.

Se llevaron la palma la pobre Lastra, Rufián e Irene Montero. Los tres pidieron a Cayetana que se retractara de su impecable posición y que gritase con ellas ‘¡solo sí es sí!’ consigna que quieren regular por ley, lo cual revela el bichito totalitario que les anida dentro.

Volvió Montero al viejo mantra que también cita su novio con mucho entusiasmo: España es el segundo país del mundo, detrás de Camboya en número de desaparecidos. ¿Un régimen comunista con más víctimas que el franquismo? No es posible. Pérez Reverte lo escribió ‘Menos Camboyas, Caperucita’, pero eso no bastó. Susana Griso la entrevistó y volvió esta menguada a citar el podio de España en el crimen de Estado. Y respondió la periodista: “No seré yo quien discuta ese dato que a mí me ha llegado por activa y por pasiva”. “Avalado por organismos internacionales”, se pavoneaba la Krupskaya. 

Arcadi Espada deshacía en su correo de ayer la tontería, remontando el bulo hasta su origen, pongamos que hablo de Garzón; cada despropósito de nuestro tiempo es sustentado por la trapacería de un juez. La memoria histórica por el auto de Garzón, la moción de censura por la sentencia chunga de José Ricardo de Prada. 

Garzón ordenaba excavar 19 fosas y cifraba los desaparecidos en 114.226. Las tres fosas burgalesas ya habían sido excavadas y los cadáveres contabilizados por la ARMH de Burgos. 

Ejemplar es el caso del Fuerte San Cristóbal de Pamplona, que recuerdo porque el día del auto (16-10-08) me pilló en el Diario de Navarra y su directora, Inés Artajo, me obsequió con una copia del excelente reportaje publicado en su periódico sobre el tema (21 de mayo de 2006). El cementerio del Fuerte de San Cristóbal no era una fosa llena de cadáveres anónimos. Allí llevaban a morir a los presos enfermos terminales que eran enterrados en lo que Garzón consideró fosa y en Pamplona se conoce como ‘el cementerio de las botellas’, porque a cada muerto lo acompañaba una botella con un papel en el que constaban los datos del finado, nombre y dos apellidos, filiación, fecha de la muerte y causa. Eran 131 con los que Garzón acerca su causa (y la de Irene Montero) a Pol Pot.

También estuvo impagable Gabriel Rufián, que anunció con el tono campanudo de sus mejores estupideces lo que él calificó de datos: tres personas (Amancio Ortega, Juan Roch y Ana Botín) ganan tanto como 15 millones de españoles. Por otra parte, pagan en impuestos como un trabajador de la SEAT de Martorell. ¿Entre los tres o cada uno, Rufi? Ah, y también dijo que el 98,9% de las empresas catalanas son autónomos. ¿Sabrá este mentecato qué cosa es un autónomo? El problema, decía Hannah Arendt, es que uno no puede ir con la Enciclopedia Británica bajo el brazo para desmontar las tonterías que oye.

Lo mismo pasa en los debates. Visto lo del viernes, cabe preguntase para qué sirven un debate, cómo enmendar la burricie de los Rufianes, Monteros y Lastras. ¿Mejorará hoy el de los candidatos el que sostuvieron sus portavoces? En las expectativas de uno, solo cabe esperar que Pablo Casado confirme a Cayetana como portavoz popular en el Congreso y que Rivera haga lo propio con Arrimadas. La legislatura que viene está perdida. Lo único que podemos esperar es algún buen rato que otro en los plenos.


Publicado en . | 177 comentarios

El bloqueado

Ya lo había advertido Claude Chabrol, padre de la ‘Nouvelle Vague’: la estupidez es infinitamente más fascinante que la inteligencia; no tiene límites. Vamos a tener ocasiones sobradas para comprobarlo a lo largo de esta campaña electoral.

Lo que tiene hablar para el fanatismo de los suyos, Pedro Sánchez dijo en su primer mitin reglado: “ ya sabéis que cuando yo digo las cosas, las cumplo. Nosotros no vamos a hacer ninguna gran coalición con el PP. Ninguna. El compromiso del PSOE es que no va a haber ninguna gran coalición con el PP. Nosotros no vamos a pactar un Gobierno con un partido político que lo que ha hecho es pactar con la ultraderecha que banaliza la violencia de género, la igualdad entre hombres y mujeres y también la historia democrática de este país.”

Y su gente le aplaudió hasta enronquecer, por decirlo con palabras de un afamado cronista deportivo vasco. Estaba Pedro Sánchez tratando de defenderse de la acusación capital que le está lanzando la cúpula de Podemos de querer alcanzar un pacto con el PP, lo que en cualquier país civilizado se llamaría ‘gran coalición’. Aquí no se dan las circunstancias. Nunca se han dado. La República como forma de Gobierno fracasó en sus dos intentos porque en España no había republicanos. La democracia no pudo ser porque no teníamos demócratas, por falta de materia prima. 

Ya sabéis que yo cuando escribo una tesis la plagio, también sabéis que siempre que digo ‘no’ es ‘no’. Esta es probablemente la única palabra que ha cumplido en su vida política, aunque se ha esforzado mucho en compatibilizarla con su guerra al bloqueo de los otros. El inventor del bloqueo llegó hasta el punto de abandonar su escaño para no abstenerse y posibilitar  la investidura del candidato que había obtenido 14 escaños más de los que su partido tiene ahora mismo. Esa marca no va a superarla salvo en los sueños más húmedos y febriles de José Félix Tezanos.

No va a superar los 123 escaños, pero es que la suma con Podemos quedará más lejos de los 165 que sumaban  con los resultados de abril. No hablemos ya de la mayoría absoluta que habría podido sumar entonces, que era rechazada por los socialistas (con Rivera no, con Rivera no) y también por el partido naranja.

El asunto, el meollo del cogollo, es esta inutilidad que se presenta como víctima del bloqueo ajeno, es el principal tapón que impide una salida a la situación política española. No a la gran coalición, que sería una solución aceptable para cualquier país democrático siempre que uno de los dos grandes partidos no fuera el socialista de Pedro Sánchez. Pero es que su imposible alianza con Pablo Iglesias, lo dijo hace muy pocas semanas, le impediría conciliar el sueño por las noches y su insistente negativa al pacto con el PP está doblemente fundamentada: porque está en su naturaleza y para tranquilizar a Pablo Iglesias. ¿Se puede sostener un plan consistente en negar el pacto y exigir el voto incondicional de aquellos a los que se niega la existencia? ‘Do ut des’  dice la locución latina, pero Sánchez no concibe esa razón. Ni por dónde cae Zamora.

Publicado en . | 80 comentarios

No tan breve

Ayer estábamos a punto de inaugurar la campaña electoral más breve que hayamos conocido. Sobre el papel, naturalmente, porque en el terreno de los hechos llevamos en campaña electoral desde el 3 de diciembre de 2015, en plan non-stop, con cuatro elecciones generales en cuatro años, aunque eso sí, uno de ellos era bisiesto.

En Euskadi ya llevamos mucho tiempo instalados en la campaña. Hace un mes y cuatro días que el partido guía de los vascos organizaba un genuino mitin de campaña electoral en las campas de Foronda, el día del Alderdi Eguna, en el que no faltó de nada, especialmente la llamada al voto, que el presidente del EBB reclamó como un alquimista moderno, capaz de convertir el cabreo vasco en voto vasco y en voto abertzale. ¿Contra quién? Contra quienes pretenden mantener a Euskadi en el redil. Se mostró contrario a la abstención,  porque “la abstención favorece a los que han hecho mal las cosas o a los que c:asi siempre han mandado en Madrid”. Eso, Andoni, depende de quién se abstenga. En general favorece a los que no lo hacen, a los que sí votan.

Hubo en su intervención una expresión controvertida, que levantó algunas críticas: “luego querrán que los vascos se sientan españoles. Ni por el forro”. Ayer se defendió Ortuzar de las malas interpretaciones que se han hecho de sus palabras: “Ni por el forro” quiere decir según la RAE “en modo alguno”, que no es lo mismo que “pasarse por el forro””.

Tiene razón el burukide. ‘Ni por el forro’ es una locución adverbial que seguramente proviene de una metonimia aplicada a los libros: el forro que los envuelve y el contenido. Andoni Ortuzar deberá tomar con cierta indulgencia la confusión. La peña que le asiste, la del voto cabreado, es de tradición oral y las referencias a la palabra escrita e impresa en forma de libro no son muy operativas. Eso sin contar con que  el forro (de los c.) es una locución tan descaradamente heteropatriarcal como escasamente inclusiva. No es lo mismo ‘ni por el forro’, de ninguna manera, que ‘pasarse algo por el forro’  en la que elide, con cierta antonomasia y bastante naturalidad, el forro de los cojones, o sea, el escroto, otra antonomasia. Y como cualquiera es capaz de comprender esta no es manera de llegar a una igualdad real.

Así que estamos al principio de la campaña y a las contiendas electorales en Euskadi cabe aplicarles la analogía según la cual el fútbol es un deporte que inventaron los ingleses, compiten once contra once y siempre gana Alemania. En las campañas políticas vascas compiten un número indeterminado de partidos y siempre gana el PNV. Así pues, aclarada esta cuestión, solo quedan incógnitas menores por despejar: quienes ocupan los puestos de relleno. 

Ortuzar vuelve a pedir el voto para el PNV como vacuna contra el cabreo. Alerta el hombre de la tentación del bipartidismo, del peligro de la abstención patriótica del PP o Ciudadanos, ojo que eso no es gratis, como el apoyo jeltzale, puro desinterés. Total, que en Vitoria arrancaba oficialmente la campaña del PNV y la de los aspirantes a apoyarlo en el próximo Gobierno vasco. Sánchez y Casado iniciaban la disputa por La Moncloa y lo hacían luchando por el cargo de morroi del caserío, cargo que ganarán los socialistas. Hay más tradición, más experiencia.

Publicado en . | 108 comentarios