Un sanchista improbable

Hoy, en El Mundo del País vasco

Un antiguo concejal de Lemona, Unai Ortuzar, se postula para secretario general de los socialistas vascos. Sus partidarios lo presentan como uno de los hombres fuertes de Sánchez en Euskadi, que ha jugado un papel relevante tanto en la recogida de avales como en la posterior de votos durante las primarias. No es un buen argumento en la familia socialista. Lo emplearon los renovadores por la base en 2003, por haber sido los custodios de los apoyos de Zapatero en el Congreso del que salió secretario general.

Ortuzar, este Ortuzar, aparte de su coincidencia onomástica con el Ortuzar relevante, es un sanchista sin causa. Él será un hombre fuerte del pedrisco, pero el sanchismo no cuenta con él para nada. Mientras él se postula, el sector ganador de las primarias ya está pactando lista unitaria con la candidatura que ganó en Euskadi, la de Patxi. La suma de los dos supone en Euskadi el 92,4 de los socialistas, una alianza ganadora. Los demás eran votos susanistas, o sea que no parece que el voluntarioso Unai tenga hueco para su función. En esto, como en todos los órdenes de la vida, ser un amante unilateral es muy poco gratificante, pero es un argumento muy propio para la tragedia.

Es una tragedia la del pobre Unai. Nadie defiende tanto como él la lógica y la ideología sanchista. Él mantiene su ‘no es no’ a la derecha, que en Euskadi es el PNV. Y si el nuevo secretario general ha montado este belén por la abstención de su partido en la investidura de Rajoy, cómo no entender que a su émulo vasco se le abran las carnes pensando, no ya en la abstención del PSE, sino en su voto afirmativo a la de Urkullu, a quien hoy sostiene en Gobierno de coalición.

Unai no sabe que la aplicación del sanchismo a Euskadi en plan clase contra clase va en contra de la tradición. Los socialistas vascos siempre se han ofrecido para apuntalar al nacionalismo gobernante y siempre lo han hecho a sus expensas. Los más viejos del lugar aún recuerdan el pacto de legislatura y el Gobierno de coalición que ayudaron al PNV a sobrellevar la escisión de Garaikoetxea. Entonces lo pagó con sus escaños. Pasó de 19 a 16 y de 16 a 12, perdiendo en el mismo viaje los seis escaños de Euskadiko Eskerra. Pero esto no es algo que pueda afearle a nadie un sanchista estricto, teniendo en cuenta que a su líder natural la pérdida de 20 diputados sobre el mínimo histórico del socialismo español le parecía una conquista histórica. Idoia Mendia comentó que su Ejecutiva ha logrado “colocar” al socialismo vasco “en el centro del tablero político” y en las instituciones. Lo que debió reivindicar son los siete escaños perdidos, siete puntos y medio, 85.000 votos desde que ella se hizo cargo de la Secretaría General.

El sanchista Unai no comprende que el pacto de Gobierno con los nacionalistas no haya sido refrendado por la militancia en la tradición asamblearia que suscribe el líder, que sueña con recoger en la Constitución la definición de España como un Estado plurinacional. Ah, como Bolivia. Sánchez también quiere imponer el referéndum revocatorio para echar al secretario general: el 51% del Comité Federal ratificado por las bases. Ah, como en Venezuela. Lo que no se entiende es que la Constitución permita una moción de censura, sin un referéndum posterior de los ciudadanos, la militancia de eso que hemos dado en llamar España.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en . | 73 comentarios

Pluralismo y plurinacionalidad

Hoy, en mi columna de El Mundo

Echaba uno de menos la voz del nuevo, ma non troppo, dirigente del mayor partido de la oposición sobre el grave momento que viven España y Europa. Era una impresión errada y tal vez herrada. Ayer dieron los suyos a conocer 84 enmiendas a la ponencia merco del 39º Congreso Federal del PSOE que se celebrará el mes que viene. Si Dios quiere, matizaría el Hermano Lobo en su respuesta a la séptima pregunta que le hacían cada semana.

Son muchas enmiendas y alguna de ellas muy vistosa. Proponen Sánchez y su tropa reformar la Constitución para incluir “el carácter plurinacional del Estado”. Coño, como Bolivia. Al parecer este carácter plurinacional no llevará consigo el derecho a decidir. Coño, como Bolivia. De momento se conformarán con que el PSOE reconozca la plurinacionalidad de España. Que lo haga la Constitución va a ser más complicado. A mí me preocupa que la reivindicación plurinacional no deje espacio a la reivindicación del pluralismo en el interior de las plurinaciones, sea lo que fuera que Sánchez entienda por esto.

En Barcelona se ha constituido una ‘Plataforma per l’Autonomia de Barcelona’, que pone al nacionalismo ante su espejo y reivindica la segregación de Barcelona y Tarragona de Cataluña. Y lo hace con sus mismos argumentos: Barcelona y su área metropolitana aportan el 87% de los ingresos de la Generalidad y solo reciben el 59%. Catalunya ens roba! ¿Quién podría discutirle a Barcelona su voluntad de constituir una comunidad autónoima fuera de Cataluña y dentro de España. Stéphane Dion contemplaba el caso en su propuesta de la Ley de la Claridad.

Usted y yo, amable lector, estábamos de acuerdo con Edu Madina en que las dos elecciones que afrontó el PSOE dirigido por Sleepy Hollow fueron los peores resultados de su historia. No son valoraciones, sino hechos. Bueno pues la tropa del pedrisco no concibe esa razón. Los peores resultados fueron los de 2011, cuando el zapaterismo perdió 58 escaños. El problema es que en esa legislatura el PP perdió 63 escaños y el PSOE de Sánchez, no solo no aprovechó el desgaste del adversario, sino que perdió 20 escaños más y que seis meses después perdió otros cinco, mientras el PP con sus recortes y su corrupción a cuestas ganaba 14.

Los chicos y las chicas de Sánchez deben de estar muy volcados en la batalla interna para erradicar a los barones, un asunto que no acabo de entender del todo. El PSOE copió las primarias de las presidenciales de EEUU. Al principio era para los candidatos presidenciales, pero como las primeras les salieron mal se cargaron al candidato. Ahora vuelven para la Secretaría General y ya no hacen falta para el candidato. Sánchez no está tan sobrado de talento como para despreciar la posible aportación de los barones sigue con su vocación de cazatalentos en la búsqueda de mujeres fuertes. Después de Meritxell, mi Meritxell, vino Margarita y ahora parece que viene Adriana, que ingresó en las Juventudes a los 18 y desarrolló una brillante carrera a base de cargos orgánicos e institucionales. Las otras dos tenían estudios, las cosas como son.

Publicado en . | 63 comentarios

El Estado, qu’est-ce que c’est?

Ayer, en mi columna de ayer en El Mundo

Lo del lunes en el Ayuntamiento de Madrid fue un acto sedicioso puesto en práctica con la complicidad necesaria de Podemos y de su alcaldesa, que no habría accedido al cargo sin la colaboración activa del PSOE. En Madrid comenzaba a desatarse la tormenta perfecta que amenaza al Estado desde todos los puntos de la rosa. Cabe preguntarse en esta tesitura quién defiende al Estado. No ciertamente el PSOE, que es un partido difunto. Que haya ganado las primarias Pedro Sánchez no es garantía de que esté vivo, sino de que es un líder del género fantástico, un zombie elegido por la mayoría del camposanto. Alguna vez lo he comparado con el jinete sin cabeza de Washington Irving en Sleepy Hollow. Carecer de cabeza no le impedía manejar el hacha con soltura y decapitar a todo humano que se le cruzara.

O sea que Pedro bastante tiene con lo suyo como para hacer de contrafuerte. Tenemos al Gobierno y al Ministerio Fiscal, que no parecen partidarios, aunque lo han expresado en términos mejorables. Dice Rajoy que «es un chantaje querer liquidar el Estado en 24 horas». Hombre don Mariano, también lo sería en 48. El fiscal general considera el borrador de la ley «sorprendente y extraño a un Estado de Derecho». Extraño sí, sorprendente en absoluto. Ya no hay lugar para sorpresas.

Algo debería hacer ya el presidente. Al fin y al cabo juró ante el Rey «guardar y hacer guardar la Constitución» hace casi siete meses y parece que concurren los dos supuestos necesarios para la puesta en marcha del artículo 155: una comunidad que no cumple las obligaciones que le imponen las leyes y/o que «atente gravemente al interés general de España». Si no se dan ambos en el caso que nos ocupa, tal vez debería negociarse una reforma constitucional para eliminar el trasto inútil con una mayoría de al menos 4/5 de la Cámara.

El invitado de Carmena blasonaba el lunes que el Estado no es tan fuerte como su voluntad sediciosa, ni la Unión Europea para no admitirlo como socio. Exigió el referéndum con ultimátum: si no, la independencia inmediata. Este tipo, que no se ha leído a Max Weber, es el representante ordinario del Estado en la Comunidad Autónoma Catalana. Todo va haciendo juego. Un diario de Barcelona, propiedad de un grande de España, llevaba a titular de portada ayer Puigdemont tiende la mano, sin que la Diputación de la Grandeza se haya reunido para decirle al Rey que entre los suyos hay un miembro indigno. Hasta aquí llegó el nivel. El padre fundador engañó a Hacienda durante 23 años, pero era sólo un delincuente, nunca se le pudo suponer la estolidez que exudan sus herederos biológicos y políticos.

A ver, Pedro, ¿tú sabes lo que es un Estado? No, pero sí sabe que prefiere la compañía de Puigdemont o de Iglesias, incluso la de Bildu, a la del PP. El caso es que le ayuden a mandar en lo que el gran Luis Ciges llamaba con soberbio calembur la descojo-nación. No importará lo que le quede de España; su ambición mezquina se conformará con ese trozo.

Publicado en . | 88 comentarios

La nomenklatura

La foto muestra la primera fila de butacas en la performance que la alcaldesa de Madrid invitó a tres frikis independentistas: Puigdemont, Junqueras y Romeva a que hicieran su proclama sediciosa. En la primera fila, empezando por la derecha puede verse a Rufián, Tardà, Domenech, Pablo Iglesias, Pablo Soto, Neus Munté y otros.

Pablo Iglesias, ese tipo que ha acuñado para el PP el sintagma de ‘el partido más corrupto de Europa’ y que ha hecho de la corrupción del PP la piedra angular de su moción de censura, ha sido el anfitrión, vía Carmena, del partido del 3%, que tiene sus sedes embargadas por la Justicia. El concejal Pablo Soto es el que viste camisa blanca y se sienta en silla de ruedas debido a la distrofia muscular que padece. Este tipo explicaba su sentido de la convivencia en Twitter:

“Yo no puedo aseguraros que por torturar y matar a Gallardón se vaya a cambiar toda esta historia, pero por probar no perdemos nada”

“Y para mi próximo truco necesitaré una guillotina, una plaza pública y a Gallardón”.

Aprovecharé la circunstancia para explicar un sentimiento paralelo al que me provoca otro Pablo, Echenique, que me hizo el fin de semana pasado trending topic entre el personal de Podemos. Creo que estos dos Pablos son sendas vergüenzas del género humano, pero no por su enfermedad, que es lo más respetable de sus personas, sino por sus malos sentimientos y su capacidad de odiar. No es la distrofia muscular, es la moral. En el caso de Echeminga, que banaliza la represión bolivariana que ha dejado en las calles de Caracas 47 asesinatos y tiene en la cárcel a los líoderes de la oposición, amén de  pagar a su asistente en negro sin darlo de alta en la Seguridad Social

Para ahorrarse 88,27 euros al mes, manda huevos. ¿Qué dirá el santo padre, que vive en Roma?

Publicado en . | 76 comentarios

¿Qué pinta Franco aquí?

Imagen | Publicado el por | 68 comentarios

Clamor callado en Sol

Hoy, en mi columna de El Mundo

Es desde antiguo un misterio insondable la elasticidad de las vías públicas españolas, muy principalmente las de Madrid. Ayer fue la Puerta del Sol, convertida por Posemos en punto de convocatoria para sus performances principales.

Casi la mitad de los asistentes los trajo la organización en autobuses y recuerden, los que tengan edad, las convocatorias del franquismo, que también fletaba autobuses en toda España para la plaza de Oriente, más elástica aún de lo que es Sol para nuestros chavistas. Siempre se daban cita un millón de españoles para vitorear a Franco, hasta que un estudio del Ayuntamiento determinó en 1978 que allí no cabían más de 170.120 personas de ninguna de las maneras.

Se impone echar un vistazo a las cifras: la actual dirección de Podemos fue elegida por 155.000 afiliados, el 31,8% de los 487.000 inscritos. Consultados para conocer su opinión sobre la ocurrencia del Jefe, solo participaron 87.674, el 18%. Por comparar, ayer, en las primarias socialistas, a las dos de la tarde ya había votado más de la mitad del censo. ¿Cuántos podemitas acudieron a Sol para reclamar la cabeza, de momento simbólica, de Rajoy y sus ministros? Según. Calculó la Delegación del Gobierno que allí se dieron cita el sábado unos 6.000 manifestantes muy partidarios de la moción de censura que varios diputados encabezados por la novia de Pablo y el impresionante Garzón presentaron el viernes en el Congreso. Los convocantes, con el reputado instrumento analítico ‘ojo de buen cubero’ estimaron que 40.000.

El justo término medio queda en este caso mucho más cerca de los 6.000 que de los 40.000. En la tradicional cita de los madrileños para comer las uvas de nochevieja oyendo las campanadas, el año pasado no pudieron entrar más que 25.000, por el aquel de la seguridad. Busquen ustedes la foto en Google y compárenla con las de la manifestación del sábado tomadas por las cámaras de seguridad. Deberían callarse por vergüenza torera. Y ya que hablamos de esto, comparen la foto de la Puerta del Sol con la de la plaza de las Ventas a la misma hora, 24.000 asistentes ¡y pagando!

En el escrito de la moción recuerdan que hace 37 años se presentó otra “en circunstancias mucho menos graves que las actuales”. Fue la de Felipe contra Suárez en mayo de 1980, año en el que ETA hizo cumbre en su biografía criminal: 98 asesinatos. España tuvo aquel año la segunda inflación de Europa, solo superada por Grecia.

“Este país es mejor que su Parlamento”, dijo Pablo Iglesias en una vuelta al “No nos representan”, sin caer en la cuenta de que ya son ellos los que no se representan a sí mismos y que la supremacía de la calle sobre el parlamento es el fascismo, aunque podrían invitar a los de Sol, una colla de la estiba pero a lo bestia, que desbordaría cuantitativamente el hemiciclo.

O sea que el ‘clamor social’ que invoca esta tropa es este infalible método que practican para achicarse espacios. Solo el 18% del 31,8% muestra el interés necesario para votar por Internet. Y ya si hay que movilizarse, el 1,23%. Son la tortuga con la ilusión de ganar a la liebre en la célebre aporía de Zenón de Elea. A ver, Pablito, di las cinco partes del mundo. Las cuatro partes del mundo son tres: Europa y Asia. Son criaturas de la Logse, de ahí que Iglesias atribuyera la teoría de la relatividad a Newton y creyera que Kant era el autor de ‘Ética de la razón pura’ y su novia de entonces leyera ‘La ciudad mágica’, de Thomas Mann. La de ahora cree que el magnífico libro de Álvarez Tardío y Roberto Villa, ‘1936 Fraude y Violencia’, es un infundio de Hermann Tertsch. Joseantonianos tempranos y leninistas tardíos, como alguien dijo de Anguita. Es lo que hay.

 

 

 

Publicado en . | 122 comentarios

Echenique, con el Papa y contra el chavismo

En apenas 24 horas los militantes podemitas en las redes me han convertido en trending topic. Unos pocos cientos de tuits me han acuñado y retuiteado los siguientes insultos:

 Escoria, repugnante, asqueroso, miserable que se hace pasar por católico, franquista, miserable, vividor, indigente mental, asqueroso, peor catadura moral imposible, rezuma odio fascismo en estado puro, inquisición siglo XXI, tu subnormalidad es intratable, ni en ajcopaña (sic), ni en Venezuela ni en la puta iglesia, ni en el infierno, ala (sic) vete a follar (Dios te oiga, Lady Death, mientras no sea contigo), mierda, Hijo de Puta, pedazo de hijo de puta, hijo de la gran puta, alimaña, un sinvergüenza que colabora con otro de su calaña, Carlos Herrera, nazicatólico que tiene pinta de haber sido abusado de niño por algunos curitas pederastas, desgraciado, sinvergüenza, enajenado, retrógrado, déspota, tiparraco, falso cristiano, malnacido, satánico.

El motivo fue un comentario en Herrera en COPE de ayer por la mañana. Según la turba encabronada yo dije :”El miserable de Echeminga merecería que su minusvalía se la trataran en Venezuela” No es exacto, permítanme que les explique el making of.

Volvía yo la víspera de comprar el pan, (en sentido estricto, no como homenaje a Umbral) y al pasar frente al Consulado de Venezuela  m en encontré con un grupo de venezolanos que mostraban carteles con los nombres de víctimas de la represión bolivariana. Me llamaron la atención dos nombres: Brayan Principal, 14 años y Carlos J. Moreno, de 17. Entonces recuerdo el retuit de Pablo Echenique la víspera: “La operación de marketing se complica, rápido Cifuentes, pon un tuit sobre Venezuela”. Me parecieron palabras miserables y lo expresé en estos términos exactos:

“Pensé que hay miserables como este que merecerían que su minusvalía se la tuvieran que tratar en la Venezuela bolivariana. No se lo deseo y no pondría objeciones a que fuera en parte con el dinero que yo empecé a ingresar ayer”.

No se lo deseo, dije, por una razón elemental: la revolución bolivariana que tanto admira no le permitiría sobrevivir en la ruina de su sanidad pública. Vean el cartel que cuelga en el pecho de la muchacha: En Siria murieron en 2016 652 niños, en Venezuela, 11.466, un 30,12% más que en 2015. También fallecieron 756 mujeres en el momento del parto, un 65,79% más que en el año anterior. ¿Propaganda reaccionaria? No, es el Ministerio de Salud Bolivariano. Maduro destituyó a Antonieta Caporale, la ministra de Salud la semana pasada por difundir los informes epidemiológicos que permanecían ocultos desde mediados de 2015. Consulten los informes de Human Rights Watch sobre Venezuela, y ya verán lo que es malo. La ONG ya denunciaba el año pasado ejecuciones extrajudiciales. Los homicidios aumentaron un 70,1% en 2016 respecto a 2015, alcanzando la cifra de 21.752, 4.667 de los cuales fueron a manos de la Policía.

De verdad lo que le deseo es que pueda vivir en esta democracia que tanto detesta y en la que puede pagar a un asistente sin darle de alta en la Seguridad Social. Yo, que sí declaro a la Agencia Tributaria, le he pagado mi parte alícuota de su carrera, de su silla, sin protestar lo más mínimo. por si acaso decide usted ir a vivir a su ideal bolivariano, no me opongo a que una parte del dinero que desde ayer voy a ingresar todos los meses para ayuda humanitaria a ese desdichado país vaya a subvenir sus necesidades. Digo esto porque a su secretario general le preguntaron en Venezolana de Televisión qué diría a los españoles que viven en Venezuela y respondió: “Que qué envidia me dan” Y además ese país es el banco de pruebas de las ideas de Podemos, el país que les financió y les puso hasta el nombre, acrónimo de un partido chavista, POr la DEMOcracia Social.

Pero en fin, pelillos a la mar y no les guardaré rencor por haber manipulado tan groseramente mi intervención. uno de esos pobres ignoras de Twitter me exhortaba a pedir disculpas a Echeminga. Perdonará que me refiera a usted con un sobrenombre algo chusco, pero es el usted mismo se ganó el día que cantó “Chúpame la minga, Dominga, que vengo de Francia. Chúpame la minga, Dominga que tiene sustancia”, para deleite de sus camaradas incluido el secretario general. Verá, no soy un pureta. yo mismo he cantado cosas así y aún más salaces, pero nunca después de haber cumplido los 16, me habría dado vergüenza. No le digo a los 38, que son los que usted tenía en el momento de los hechos.

Me parece fantástico que haya usted escrito al Papa para denunciarme en el tuit ut supra reproducido. Tendría que haber añadido que la Conferencia Episcopal da trabajo a un no creyente y que a ver si esto se puede aguantar. Yerra Monedero al tildarme de mal cristiano, pero ¿hay algo en lo que no se equivoque? En fin a lo que iba, que nunca me he negado a rectificar un error y probablemente, debí tener en cuenta este tuit, que demuestra una muy sincera preocupación por la democracia venezolana:

Eso sí, teniendo en cuenta que ya estamos a 19, va a tener que darse mucha prisa para llegar a Caracas a la manifestación de mañana.

Publicado en . | 250 comentarios

Soraya y su sparring

Los miércoles en el Congreso toca a la oposición preguntar al Gobierno y también se está convirtiendo en un clásico el meneo que la vicepresidenta suele dar a la portavoz del Grupo Unidos Podemos, Irene Krupskaia, née Montero. Verbigracia ayer mismo, en la que la vice terminó citando al novio de la interpelante, aunque corrigiendo su insuficiencia sintáctica. Lo que Iglesias dijo fue: “me la reflanflinfla”, que la vicepresidenta corrigió en su cita para usar el verbo refanfinflar, que sí está admitido por el DRAE, con la acotación de verbo malsonante.

Publicado en . | 85 comentarios

Debate goyesco

 

Mi comentario de hoy a las 8:15 en Herrera en COPE

No había motivos para esperar otro debate entre Susana Díaz y Pedro Sánchez, con un tercer candidato que se esforzaba por hacerse presente en un choque de carneros y lo consiguió.

Los dos antagonistas se revelaron como ejemplares activistas de ‘La vida de Brian’: a los que de verdad odian, más que al Frente Judaico Popular, esos disidentes, es a los romanos. Volvió Sánchez a negar la decencia al presidente del Gobierno: “Rajoy es una manzana podrida en la cesta de la democracia”. Y Díaz dijo que “El PP es un partido tóxico e infame”, lo cual es muy notable en la secretaria general del partido de los Eres.

Para cualquier espectador desapasionado el debate lo ganó López. El minuto de oro fue cuando preguntó a Sánchez: “Pedro, ¿sabes lo que es una nación?” “Por supuesto”. “¿Sí?¿Qué es?” y un hombre que ha aspirado a presidir el Gobierno de España, respondió: “Un sentimiento que tiene muchísima ciudadanía.” La nación, esa cosa con plumas, la influencia de Emily Dickinson en el pensamiento Sánchez. No se había visto nada igual desde que Mitterrand planchó a Giscard d’Estaign en el debate 1974: “¿Cuánto vale un billete de metro en París?”

En la bronca entre los dos principales, fue más contundente Susana, con trucos, Pedro, cariño, no mientas, y con argumentos eficaces para desmontar el discurso de Sánchez: Pedro tú no fuiste presidente porque sacaste 85 escaños y al tildarlo reiteradamente de veleta.

Esto no permite saber quién va a ganar las primarias el próximo domingo y esa es la expresión más acabada de la crisis del PSOE: sus afiliados (militantes si ellos quieren) se mueven por filias, y sobre todo por fobias, fobias ajenas a los criterios y la lógica de sus conciudadanos.

Publicado en . | 105 comentarios

Vamos a ver, Pedro

El minuto de oro del debate de ayer lo provocó Patxi López con una pregunta letal:

Patxi López.-Pedro, ¿sabes lo que es una nación?

Pedro Sánchez.-Por supuesto.

Patxi López.- ¿Sí? ¿qué es?

Pedro Sánchez.-Un sentimiento que tiene muchísima ciudadanía, por ejemplo en Cataluña, por ejemplo en el País vasco, por razones culturales, históricas o lingüísticas.

Patxi López.-La nación es un término absolutamente moderno. No tiene ni 200 años. Y siempre ha habido dos corrientes históricas para definir lo que es una nación. Una nación en términos jurídico políticos, que es la nación política que conlleva soberanía y por lo tanto, la consecución de un Estado independiente a la que siempre estaremos opuestos los socialistas. Y una nación en términos culturales, que es el sentido de pertenencia a una lengua, a una historia, a una tradición que no lleva a la consecución de un Estado. Pero, ¿este es el debate de los socialistas?

La nación como sentimiento, esa cosa con plumas, que diría Emily Dickinson. No se había visto nada parecido desde que Mitterrand fumigó a Valery Giscard d’estaing al preguntarle: “¿Cuánto cuesta un billete de metro en París?” Hubo otras afirmaciones chocantes, incluso bizarras. “Yo no soy presidente porque Iglesias no quiso”, dijo Pedro Sánchez, a lo que Susana respondió: “No fuiste presidente porque sacaste 85 escaños, Pedro

Me impresionó vivamente Pedro Sánchez cuando dijo: “Por coherencia y por credibilidad, hoy estoy en el paro”. Habría que decirle con palabras de Susana: “No, cariño, estás en el paro por inútil”.

¿De verdad puede proponerse para dirigir el PSOE y el Gobierno de España un tipo que no puede encontrar un puesto de trabajo en siete meses y medio? Pero claro, es muy difícil que logre sus aspiraciones si no sabe qué es aquello sobre lo que pretende gobernar.

En materia de relaciones internacionales no está más impuesto. En enero de 2016 viajó a Lisboa para entrevistarse con António Costa y confesar su admiración por un pacto de izquierdas como el que gobierna Portugal. Ayer se ratificó, pero lo llamó António Soares.

 

Publicado en . | 37 comentarios