La dulzura de la perversión

Beatriz Gimeno y Boti García, dos fenómenas

La ministra Celaá estudió en el Sagrado Corazón y llevó a sus hijas a las irlandesas, un buen colegio, lo digo con conocimiento de causa, mi nieta va allí. Toca en este punto destacar la coherencia de Isabel, que se repite en muchos de sus correligionarios. Ellos son responsables del caos de la enseñanza pública. ¿Cómo no entender que sean clientes de la privada, o, al menos de la concertada? Isabel Celaá brilló entre sus homólogas el viernes al decir que “no podemos pensar de ninguna de las maneras que los hijos pertenecen a sus padres”. 

Era esta una obviedad que subrayaban el vicepresidente obvio y el inefable Ábalos: “cuando se tiene un hijo no se le inscribe en el registro de la propiedad”. Claro, melones. No lo podéis vender, ni alquilar. El problema es que las palabras en boca de esta tropa adquieren significados añadidos. Cuando la ministra de Educación dice que los niños no pertenecen a los padres, no se limita a decir un obviedad, está queriendo significar la primacía del Estado en la patria potestad, lo que no es cierto en absoluto, salvo con carácter subsidiario.

El 28 de junio de 2008, día del Orgullo, El Mundo del P.V. publicó unas declaraciones del dirigente del Movimiento de Liberación Gay de Euskal Herria, (EHGAM), Jaime Mendia:

“La sexualidad del menor no puede ser secuestrada. (…)Todas las personas tienen que tener derecho a disfrutar de la sexualidad, también un niño de ocho añitos, al que la sociedad le niega ese derecho” (…) “Las relaciones intergeneracionales cada día están más perseguidas penal y socialmente (…) Lo que sí tenemos muy claro es que cuando una persona tiene algún tipo de sexo, algún tipo de relación con cualquier persona, aunque sean menores, no tiene porqué hacer daño a nadie.” 

Un conmilitón terció para explicar al tal Mendia: los niños de ocho años tienen su sexualidad, juegan a los médicos… Cierto, es una actividad de búsqueda, de exploración e investigación sobre el propio cuerpo y el ajeno. Todos hemos jugado a eso con nuestros pares. Pero cuando a ese juego se incorpora el ‘factor intergeneracional’, un adulto, tenemos lo que toda la vida se ha llamado perversión de menores. 

Esto es lo que pasa cuando tarea tan delicada se encomienda, no a profesionales cualificados, sexólogos, psicólogos, psiquiatras, sino a activistas como las que la ex cajera de Saturn ha incorporado a las direcciones de la Mujer  y de Diversidad Sexual y LGTBI. Quizá para que adviertan a las niñas contra el sexo heteropatriarcal y a favor del lesbianismo y predispongan a los niños para la sodomización que les aguarda. Decía el psiquiatra Viar que esta tropa es la actualización del señor de la gabardina. Ahora no se apostan frente al colegio, están tomando las aulas.

Educación afectivo-sexual es el sintagma. ¿Educar afectivamente a alguien? Los Ceaucescu y su socio menor, Garzón, practican la elegancia social del eufemismo, al reivindicar el derecho a “amar a quien quieran y como quieran”. En realidad, con ‘amar a’ quieren decir ‘follar con’. ¿Por qué lo llamarán amor cuando quieren decir sexo?

Publicado en . | 157 comentarios

Las tres gracias y el pin

Fue muy pertinente la pregunta de la periodista Ketty Garat: “¿Cómo se compadece la desjudicialización de la política con recurrir el pin parental?” Ahí las intervenciones de las tres fueron unívocas y coincidieron con el dictamen de la ministra Celaá: “Los hijos no pertenecen a los padres de ninguna manera”. Quiere decir con ello que los padres no tienen derecho a intervenir sobre el adoctrinamiento de sus hijos en la escuela, en materia de sexo, un suponer, con especialistas que les expliquen los rudimentos conceptuales de las actitudes LGTBI. 

Así se comprende que este Gobierno esté contra la escuela concertada: para que los hijos pertenezcan al Estado. Ojalá hubiese un pin parental para que los padres catalanes puedan impedir el adoctrinamiento de sus hijos. La ministra de Igual da intervino para decir que los hijos de los padres homófobos tienen el mismo derecho que otros niños a que les expliquen la buena nueva del sexo ad libitum, que “el pin parental es una ruptura del pacto de violencia de género” y tuvo el arrojo de invocar la Declaración Universal de Derechos Humanos, que en su artículo 26.3* dice. “Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos”. Textualmente.

Fue lo único en lo que se ciñó Irene Ceaucescu. En sus otras intervenciones se limitó a indicar que “cuando tenga respuesta y en otro ámbito que no es este ya se lo comunicaré”. La nueva portavoz estuvo más suelta incluso que su predecesora, aparte de exhibir su maestría de dejar caer todas las ‘d’ que había en su discurso en posición intervocálica.

En esto yo estoy con la ONU. Prefiero explicar yo a mis hijos las verdades verdaderas de la vida a que lo haga cualquiera de las tres gracias que ayer comparecieron en Moncloa. Irene ha nombrado directora general de Diversidad Sexual y LGTBI a Boti García Rodrigo. El vicepresidente Ceaucescu la entrevistó en La Tuerka en el mes de junio último y le invitó a contar que se lió con una alumna suya de 17 años. Ella lo confirmó gozosa, diciendo que la madre la perseguía con una plancha caliente. Es de suponer que a aquella madre le gustaría que en el instituto de su hija hubiera un pin parental en la creencia, sin duda errónea, de que su hija les pertenece más a Boti o a Isabel Celaá, que a ella misma. No hablo en esto por mí mismo; mis dos hijos son varones y nunca han sido personas de riesgo para depredadoras como Boti García.

En la Comunidad balear se ha destapado este mes de enero un caso escalofriante: en un centro tutelado por el Consell Mallorquín de Asuntos Sociales se prostituye a niñas tuteladas de 13 y 14 años que se fugaban del centro. Salidas no autorizadas en el lenguaje paliativo de la institución. Cinco educadores sociales ha sido despedidos por  acosar sexualmente a menores internos, aunque la consejera de Asuntos Sociales, Fina Santiago, llamaba a la calma porque “en ningún caso se dieron relaciones sexuales completas”. Hace tiempo que esto pasa, la presidenta Armengol admite conocerlo desde antiguo. El PSOE, Podemos y Mès per Mallorca son los socios del Gobierno autonómico a quienes compete la responsabilidad in vigilando. Pero Irene tiene banquillo. Dirigentes de Unidas-Podemos de Castilla y León (2), Badajoz y Canarias han sido denunciados por abusos a menores. Estamos en manos de enfermos.

* La Constitución, en su artículo 27.3 se muestra coincidente: “Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”. La señora Ceaucescu, (al igual que su macho alfalfa) no es partidaria y solo citaba la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Publicado en . | 197 comentarios

Dispersión o alejamiento

El Gobierno vasco va a pedir a Pedro Sánchez acercar a todos los terroristas presos a cárceles próximas al País vasco sin necesidad de que se arrepientan de sus crímenes. Urkullu hace en esto un papel mediador, vicario, para que Sánchez pague a EH Bildu el precio de su investidura.  El anuncio lo hizo Jonan Fernández, secretario para DDHH y otros etcéteras.

Es lo que hay. Por si acaso el doctor Plagio no tuviera bastante con sus televisiones, pongamos que hablo de Rosa Mateo o de Ferreras, el domingo se sumó a los apoyos activos ETB, el ente autorreferente, con la emisión de un impresionante documental que llevaba por título: ‘La dispersión, asunto pendiente’. Eta, Etb, Etc. Fue una hora inenarrable, en la que solo se habló de ‘presos vascos’, sin hacer la menor referencia a los delitos que habían llevado a esos vascos a la condición de presos. No hay referencias a terroristas asesinatos, secuestros o violaciones del Código Penal de parecido tenor. Apenas se cita a ETA, la primera vez, por un periodista de Público, que formula una perífrasis notable: “presos condenados por delitos relacionados con ETA”.

Hubo un tiempo en que el PNV no era muy contrario a la dispersión de los terroristas presos. Lo explicaba Arzalluz en ‘Deia’, el 17 de agosto de 1989: (La dispersión)”no supone una violación de los derechos humanos, ni siquiera a la luz del derecho comparado”. Por otra parte, yo fui testigo en el mes de junio de 1996 de una de las rituales manifestaciones de los familiares de los presos los viernes, ante Sabin Etxea, para protestar por la complicidad del PNV en la dispersión, antes de montar en los autobuses para ir a ver a sus familiares condenados. Joseba Egibar sacó a la calle a un centenar de militantes de EGI y frente a las pancartas de Senideak, antecedente de Sare, les puso a gritar: ‘Presoak, Dinamarkara!”

Pero en el documental de ETB solo se hablaba de presos vascos: madres de preso vasco, hermano de preso vasco, compañera de preso vasco o pareja de preso vasco y todo en este plan. ¿Y qué cosa es un preso vasco, si puede saberse? Puede que Aitor Gómez, violador y asesino de dos jóvenes. O Luis Gabriel Muñoz, violador y asesino de Virginia Acebes. ¿Recuerdan al falso shaolín que asesinó y descuartizó a dos prostitutas en su gimnasio de Máximo Aguirre? Nacido en Bilbao, ¿quién podría discutirle el gentilicio? Asesino, preso y vasco, por supuesto.

Todos los intervinientes en el documental, incluso un funcionario de prisiones, un boqui, y una víctima, María Jáuregui, a la que Sánchez llamó María Múgica en su investidura, eran contrarios a lo que ellos llamaban ‘dispersión’, aunque querían decir ‘alejamiento’. Todo es un lío, sin embargo. Idoia Mendia dice que ni el PSE ni el Gobierno vasco saben nada del asunto, aunque parece llevar algo lejos la pluralización de la ignorancia. SARE dice que le suena bien la música, pero que quieren reunirse con Jonan para que les cuente la letra. Y el portavoz del Gobierno vasco dice que todo es cuestión de voluntad política. ETB explicó que ningún  contrario a la dispersión quiso intervenir y a nadie se le ocurrió que la dispersión y el alejamiento no eran medidas estrictamente humanitarias y que hay más de 300 crímenes etarras sin esclarecer, que los terroristas presos podrían ganarse el acercamiento contando lo que saben.

Publicado en . | 90 comentarios

La pareja impecable

El doctor Sánchez compareció tal como había prometido en rueda de prensa tras el primer Consejo de Ministros. Que cumpliera su promesa es destacada novedad, aunque no dijera verdad, ese es otro cantar. Anunció que se va a reunir con Torra y se quejó de que “si nos sentamos dos presidentes de Gobierno parece una noticia extraordinaria”, dando por sentada una relación bilateral que en otro momento reivindicó en sus propios términos, añadiendo que “Torra sigue siendo el presidente de la Generalitat”. No es cierto. La Junta Electoral Central, a la que Sánchez no reconoce de facto, es el organismo competente para aplicar la LOREG y Torra después de su inhabilitación ratificada por el Supremo es un don Nadie. Sánchez también, pero institucionalmente es el presidente del Gobierno.

Dijo este impecable artista de la farsa que Lola Delgado tiene un currículum y una trayectoria impecable, solvente, es una acreditada profesional que vuelve a la Fiscalía. ¿Cuántos minutos? Antes de que entregara la cartera de Justicia  a Juan Carlos Campo ya le había notificado que ella sería la fiscal general. Campo y Delgado van a formar un equipo, un tándem, como le gusta decir a Carmen Calvo, que se va a encargar de ‘desjudicializar la política’, que es el nombre que el doctor fraude y sus amigos golpistas dan a lo que no es más que politización de la justicia.

La fiscal Delgado tiene una larga carrera tras de sí. Yo la sigo con mucho interés desde el 6 de febrero de 2009 en que ella acompañó a su amigo íntimo Baltasar Garzón a una cacería en Andújar, el mismo día que el entonces magistrado puso en marcha la cacería Gürtel contra el principal partido de la oposición. En la cena, el juez se sentó con el ministro de Justicia, el comisario jefe de la Policía Judicial y una fiscal que uno, en su ingenuidad apuntó que no habría ido allí a cazar. O sí, habría que decir desde el tiempo transcurrido.

Aquel mismo año Lola Delgado acompañó a Balta a la famosa comida con Villarejo, en la que contó que durante un viaje a Colombia, jueces del Supremo y miembros de la Fiscalía, dieron esquinazo a las dos mujeres de la expedición para ligar con menores. Una fiscal que comenta los delitos como anécdotas. Hay que joderse con la impecable,  solvente y acreditada profesional.

Que vuelve a la Fiscalía, dice. A preguntas de los periodistas sobre el parecer de su vicepresidente, explicó que las decisiones del Consejo de Ministros son colegiadas. Y tiene razón, o sea que Pablo traga. Él no estuvo de acuerdo con el nombramiento de Lola Delgado, no ya para fiscal general sino para ministra de Justicia. Como ministra fue reprobada tres veces por el Congreso en unos pocos meses. Sus charlas salaces con Villarejo fueron causa de una de las tres. Y dijo Iglesias: “Alguien que se reúne de manera afable con un personaje de la basura, de las cloacas de Interior en nuestro país, debe alejarse de la vida política porque hace daño a la mayoría parlamentaria que protagonizó la moción de censura y porque no es aceptable que en este país haya ministros que sean amigos de tipejos como Villarejo”. Y tenía razón, alguna vez había que dársela.

Publicado en . | 192 comentarios

El desjudicializador

El sábado desaguaba la manifestación por los terroristas presos ante el Ayuntamiento de Bilbao. Allí, Rosa Rodero, viuda del sargento Goikoetxea, leyó un comunicado, a unos 200 metros del semáforo en el que un comando etarra acribilló a su marido el 22 de noviembre de 1993. Era ertzaina y nacionalista y en aquel momento estaba inhabilitado por las escuchas ilegales a Garaikoetxea en 1986, aunque había una operación en marcha para indultarlo en la que participó un primo de Rosa, Daniel Vega, gobernador civil de Vizcaya. El 26 de noviembre, fecha del fallecimiento, era viernes y el Consejo de Ministros aprobó el indulto. El autor material del asesinato, Angel Irazabalbeitia, murió un año después en enfrentamiento con la Ertzaintza. Los demás fueron excarcelados unos años más tarde y recibidos en sus pueblos con los acostumbrados ‘ongi etorris’. Allí estaban el sábado para aplaudir a su viuda los socios de investidura de Sánchez: Podemos, EH Bildu y Esquerra.

La portavoz del PP expresaba el fin de semana la perplejidad de comprobar que toda España estaba pendiente de los nombramientos del doctor Fraude, “cuando hoy lo único relevante es una destitución”. Se refería a la de Quim Torra Pla, con una inhabilitación de la J.E.C. ratificada por el Tribunal Supremo. Torra Lliure y Torrent se han plantado contra el Supremo, sin que el presidente del Gobierno haya desistido de su empeño de entrevistarse con un tipo que institucionalmente ha dejado de ser alguien.

Así lo dio a entender a los periodistas en corrillo, después de su declaración. Puede que incluso le haga una visita a domicilio, para que no tenga que quitarse la bata y las pantuflas. Ya visitó su vicepresidente al delincuente Oriol Junqueras en la cárcel de Lledoners en la que cumple condena.

Tenemos un ministro de la Seguridad Social irreprochable: José Luis Escrivá y por tal lo tendré hasta que me convenza de la infalibilidad del principio que todo lo que toca Sánchez lo envilece. Remember Grande-Marlaska y Borrell, dos santos de mi devoción antes de que Sánchez me volviera agnóstico. Ha nombrado una ministra de Exteriores que sabe idiomas, cualidad no desdeñable, pero no parece adecuado que en su primera entrevista diga que “con Donald Trump, nunca el 1% de EEUU vivió mejor a costa del 99%”. No sé con qué aparato estadístico habrá determinado el ajuste, pero es un hecho muy probable que Trump volverá a ganar las elecciones. No parece que los votantes de allá sean más tontos que los de aquí o que los izquierdistas portugueses. Creo haber comentado aquel gran titular de Ernst Mandel, el economista por antonomasia de la Cuarta: “los izquierdistas portugueses son los más estúpidos del mundo”. Naturalmente él no tuvo ocasión de conocer a su colega Alberto Garzón.

Pero luego está el ministro de Justicia, un tío que ha servido más tiempo al socialismo que a la justicia. El 15 de marzo de 2018 mostró su portentoso sentido de la hermenéutica. Cuatro días antes había aparecido el cadáver del niño Gabriel Cruz en el coche de su asesina. Y en el Congreso, ante los padres de Gabriel y los de Marta del Castillo, Diana Quer, Mari Luz Cortés, Sandra Palo y Yéremi Vargas, dijo: “Sin prisión permanente revisable vencimos a ETA; con prisión permanente revisable hemos tenido la muerte de Gabriel. No está ahí el tema. Y si tanto les preocupan las víctimas les diré una cosa preocúpense de todas las víctimas, que hay víctimas que llevan 80 años esperando su apoyo”. No podría encontrar Sánchez candidato más idóneo para desjudicializar el golpismo catalán.

Publicado en . | 233 comentarios

Gobierno y crujir de dientes

Ay, que felicidad, madre

¿Cómo debe encajar un gobernante que la portavoz de un partido cuya abstención pagó a peso de oro le ladre desde la tribuna de oradores del Congreso que “a mí la gobernabilidad de España me importa un comino”? La portavoz de ERC para la ocasión era Montse Bassa y en el caso de que estuviera alfabetizada podría haberse marcado un Paco Umbral: “Yo he venido aquí a hablar de mi libro”. Como no había tal explicó que estaba hablando en el Congreso para reivindicar a su hermana, la golpista Dolors Bassa: “señor Sánchez, le hablo como familia de una presa política catalana […] No solo los jueces (del Tribunal Supremo), también ustedes son verdugos, porque está en sus manos cambiar las leyes”. Y derogar el Código Penal. Inés Arrimadas apuntó el sábado que ella tenía un truqui para evitar estas situaciones: “que no delincan”.

Montse Bassa tenía como referente la humillación que su compañero había infligido al doctor Sánchez. Es lo malo de los segundos espadas, que tienen que venirse arriba para superar el reto de los titulares. Lo mismo le pasó a Oskar Matute, que hacía calentamientos en Twitter ya desde la víspera: “Estoy leyendo a los ultralopitecos de #Bildu es ETA. Mañana intervengo en el Congreso y tengo un recado para ellos. Spoiler: no les va a gustar”. Diego de Schouwer se alarmó en la red: “No me digas que mañana toca mirar debajo del coche”. Matute se lió un poco al atacar a Casado citándole el GAL y el BVE; también al citar una cursilería de Ernesto Guevara de la Sierra (sic), después de reivindicar al grupo LGTBI. Eran escasamente compatibles. La Cuba del Che construyó campos de trabajos forzados para homosexuales, con un lema seguramente inspirado en Auschwitz: “El trabajo os hará hombres”. Citó a la Pasionaria durante una presunta estancia en el Ministerio de la Gobernación que solo él debe conocer.

Pedro I el Trolas ni siquiera pestañeó. Citó a Azaña y lo hizo mal. Tanto que fue corregido por Casado, Abascal y Arrimadas. Y los tres tenían razón. Quizá apretó las mandíbulas, que es su manera más habitual de expresar emociones. ¿Sabes lo que me dicen mis votantes?” le preguntaba a Susana Griso. “Con Iglesias a ningún lado”. Por aquellos días, ya en registro mitin, insistía: “¿Os imagináis, amigos, esta crisis en Cataluña, con la mitad del Gobierno defendiendo la Constitución y la otra mitad diciendo que hay presos políticos en Cataluña y defendiendo el derecho de autodeterminación?¿Dónde estaría España? ¿Y dónde estaría la izquierda?”

Los socialistas aplaudían de pie la llegada al atril de Pablo Iglesias y volvían a aplaudirle al fin de su intervención, después de advertir al PP: “Si quieren defender la Monarquía eviten que esta se identifique con ustedes. Son ustedes la mayor amenaza contra la Monarquía en España”. Volvieron a aplaudir los socialistas. 

Aplaudía también con entusiasmo sonriente Irene Ceaucescu, la próxima ministra de Igualdad. La novia del secretario general había escrito en esa unidad mínima del pensamiento que es el tuit: “Felipe no serás Rey, porque vienen nuestros recortes y serán con guillotina” y este otro: “todos los Borbones a los tiburones”. Son exactamente los mismos tuits que antes había publicado su antecesora en el corazón del sultán, Tania Sánchez, lo que me hizo sospechar a mí que ambas tenían un mismo inspirador que les niquelaba los tuits, pero yo qué sé, igual estas dos coincidieron por chiripa, a veces la casualidad existe.

El doctor Fraude fue investido y su vicepresidente in pectore se emocionó hasta el llanto. Él es un artista en la división del trabajo; ahora nos tocará llorar a nosotros.

Publicado en . | 341 comentarios

Investidura indigna

A este memo lo tengo en el bote. Observen que guiña el ojo izquierdo, es un guiño dirigido a la cámara.

Los lectores recordarán que no ha habido tertulia en la que no se hiciesen cábalas sobre la posibilidad de que los barones socialistas ordenasen a sus diputados en el Congreso que se abstuvieran o votasen en contra.

Eso revelaba un desconocimiento profundo de la naturaleza humana en general y del socialismo sanchista en particular. Inés Arrimadas trató de buscar a un hombre justo entre los 120 escaños de la bancada socialista. Bastaría con que hubiese  salido cabal uno solo entre los 120. Lamentablemente no lo hay. Tampoco había diez justos en Sodoma y Gomorra, capaces de salvar a esas ciudades de la cólera divina. Dicho sea sin afán de señalar, que el monopolio jurídico de la homofobia es de su ministra de Justicia en funciones.

Al revés que el Sánchez Mejías lorquiano, qué blando con las espuelas, qué duro con las espigas, doctor Sánchez Pérez-Castejón. No hubo uno solo de los 120 que se plantara y su bancada compuso un autorretrato moral colectivo. Todos se pusieron de pie para aplaudir a su llegada y volvieron a ovacionar tras sus primeras palabras: “España no se va a romper y la Constitución tampoco se va a romper”. La España que vimos ayer ya está rota y usted ha sido el artífice. Con España ha pulverizado a su partido. ¡Qué patéticas sus tragaderas con tipos como Rufián y Aizpurua, qué chulángano y qué macarra contra los constitucionalistas! ¿Cómo quiere que confiemos a un tipo como usted la defensa de nuestra dignidad si no sabe defender la suya?

No me extraña que su modelo de Televisión pública sea la de Rosa Mari Mateo, que llamaba una y otra vez ‘Maite Aizpurua’ a Mertxe Aizpurua, la portavoz de EH Bildu, ex editora de ‘Punto y Hora de Euskal Herria’ y del diario ‘Egin’, condenada a un año de cárcel por un artículo publicado en el semanario navarro. Todo se pega y Sánchez se empeñó en llamar Sayás al portavoz de navarra Suma, Sergio Sayas, que se reveló como un excelente parlamentario. 

Tampoco anduvo más fino al tratar de arrimarse el tuit de una víctima del terrorismo y llamó María Múgica a María Jáuregui, la hija del ex gobernador guipuzcoano, asesinado por ETA el 29 de julio de 2000. También se enredó con los hechos y las fechas al atribuir la Ley de Claridad al que él consideraba el primer ministro canadiense, Pierre Trudeau. Mare de Deu! Pierre Elliot Trudeau fue primer ministro hasta 1984. La Clarity Act, impulsada por el ministro de Relaciones intergubernamentales, Stéphane Dion fue  aprobada 16 años más tarde, el 29 de junio de 2000. Desde la dimisión de Trudeau se habían sucedido tres primeros ministros (Napier, Mulhoney y Kim Cambell). A esta última le sucedió Jean Chretién, que fue premier entre 1993 y 2003. La Ley de la Claridad se aprobó en 2000, en su Gobierno.

Mire, Sánchez, mi amigo José María  Múgica, (Múgica, no Jáuregui) le escribió ayer  una carta impresionante, que terminaba con estas palabras: “Ahora, que pretenda usted alcanzar la investidura con la ayuda del fascismo que nos asesinó en el País Vasco produce una nausea infinita. Y un profundo desprecio. José María Múgica”. Usted solo acierta a veces con los autodefinidos. Hoy le es aplicable un dicterio que dedicó a Mariano Rajoy en el debate electoral de diciembre de 2015: “Para ser presidente del Gobierno de España hay que ser una persona decente. Y usted no lo es”. Ni lo será nunca, doctor Sánchez.

Publicado en . | 224 comentarios

¿Teruel existe en realidad?

Es verdad que Teruel Existe, 19.696 votantes lo acreditaron en las urnas el pasado 10-N. Lo que no está tan claro que siga existiendo a partir de ahora es España. Teruel existe, yo ya lo sabía, hace unos años pasé un par de días en su parador y vi la plaza del Torico. Yo tenía noticia hasta de la existencia de Orihuela del Tremedal, patria chica de Jiménez Losantos. Y, ¿cómo no iba a existir Teruel, si además de ser más grande, teníamos pruebas fehacientes de la existencia del gran Pastrana, una de las cabezas con más ingenio del universo Twitter?

El sanchismo prometió a Teruel Existe medidas contra la despoblación y el compromiso de desbloquear infraestructuras viarias para la provincia. Tomás Guitarte, un arquitecto que se ha convertido en el diputado de Teruel existe después de haber velado sus armas en la Chunta  es el hombre cuyo voto hará presidente del Gobierno a Pedro Sánchez el próximo martes. A mí en esto me pasa como a Ignacia de Pano, que casi me gustaba más Teruel cuando no existía, cuando en aquella tierra solo había ciudadanos, no nacionalistas turolenses. Entonces había al menos algún motivo para la esperanza. Ahora no hay tal. Ni para Teruel, ni casi con toda seguridad para España.

Teruel existirá, pero no parece que Adriana Lastra lo considere un hecho. Después de haber citado a Guitarte para negociar la investidura del doctor Fraude. Nini Lastra plantó al turolense errante al recibir una llamada de Sánchez después de que José Luis Ábalos metiera la pata al asegurar que ERC había renunciado a la vía unilateral y los de Junqueras se mosquearan un poco, con la boca pequeña. Ella agarró un taxi y se fue a Moncloa, mientras Guitarte comentaba el lance en tono risueño, explicando que Lastra había tenido que salir “de forma urgente”. El PSOE, que nunca pierde ocasión de humillar a los cuitados negó la urgencia en declaraciones a la Agencia Efe: “Ha ido a la Moncloa como lo hace tantas veces que la llama el presidente. No había una urgencia especial”.

El hombre de Teruel sonreía, que es lo suyo, ¿cómo hay que ser de mindundi para que te plante una mindundi y encima le rías la gracia? y ayer explicaba muy ufano una de sus conquistas: que el Gobierno paralice de momento la decisión adoptada por Renfe y Adif de cerrar las taquillas de venta de billetes en las estaciones con menos de 100 viajeros diarios. Qué gilipollez.

Ayer también, el increíble Ábalos trató de explicar los términos del acuerdo del PSOE, que mucho deben de avergonzar a Sánchez para no haber dicho ni mú. Lo ha hecho mal, claro; él es como el doctor Calamidad, pero con menos luces y glamour. Y lo más destacable del acuerdo es que consulta no es autodeterminación, tesis que mantendrá la parte socialista de la mesa que han prometido estrenar en dos semanas. Los secesionistas sostendrán que es autodeterminación, no una consulta. Y así nos hemos embarcado en 2020, tan ufanos. Falta saber cómo dirimen los golpistas catalanes las cuentas por la inhabilitación de Torra y si esto tendrá alguna consecuencia no deseada para la investidura y para Teruel Existe. Por cierto, la herramienta de la JEC fue una aportación de Rosa Díez a la LOREG que a estas alturas merece gratitud.

Publicado en . | 209 comentarios

Sánchez, mentiras y cintas de video

La Asociación por la Tolerancia nos pone frente a la vergüenza que se nos viene encima.
Manchegocurado lo colgó en el blog a altas horas de la madrugada. Contra su desvergüenza tenemos la memoria. La Asociación exhibirá este video por Madrid, entre las 16:00 y las 18:00 en la Plaza Colón.
Publicado en . | 128 comentarios

Otegi como viga maestra

Hoy a mediodía termina el plazo de 36 horas en que la militancia de EH Bildu debía responder a la petición de placet para permitir la investidura de Pedro Sánchez. El coordinador general estaba muy por la labor y es de suponer que la peña militante se pronunciará en el sentido  que conviene a la obra. Y el sentido que conviene es que al igual que en Cataluña se constituya en Euskadi una mesa de diálogo en la que abordar “el problema nacional vasco”, según declaraba ayer Otegi en Radio Euskadi. Después de haber perpetrado el borrador de Estatuto que ha naufragado en la negociación de los expertos que los partidos han puesto a discutir sobre el tema, Arnaldo opina que los temas de esta legislatura van a ser “la plurinacional y la autodeterminación”. Por lo demás todo le viene bien (las selecciones nacionales, la completitud del Estatuto), no le parece mal que Revilla pida su tren y Teruel Existe lo suyo, pero no hay reivindicación que en sí misma le parezca suficiente.

Otegi no condenó el asesinato de Fernando Buesa y criticó la decisión de Ibarretxe de romper el pacto de Gobierno que mantenía con Euskal Herritarrok por motivo tan nimio. “Otegi conoció a mi padre y no condenó su asesinato”, dijo Sara Buesa. Ni lo condenó, ni dirigió una palabra de condolencia a sus compañeros parlamentarios socialistas.

Entrevistado en TV-3 en el programa Quatre Gats y preguntado si harían falta más ‘Ernest Lluch’, respondió: «Sí, en la medida en que él defendía el diálogo como el método para resolver los problemas políticos. Lo hizo en nuestro caso. Ahora mismo aportaría racionalidad al actual contexto». Tuvo réplicas, claro. Por ejemplo esta de Albert Rivera: «Señor Otegi: es cierto que nos falta Ernest Lluch, y también Fernando Múgica, Miguel Ángel Blanco, Fernando Buesa, Gregorio Ordóñez… No sé si se acuerda, pero están todos enterrados porque los asesinaron los terroristas de ETA”. Rosa Lluch, la hija del primer ministro que nombró en Sanidad Felipe González, milita en ‘En Comú Podem’, está en la quiniela de los ministrables por el bando de Pablo Iglesias. ¿Podría la hija de una víctima llegar a ministra  con los votos de quienes han tenido complicidad moral en el asesinato de su padre?

También tiene Arnaldo Otegi un pasado como secuestrador. Contaba Leyre Iglesias en estas páginas hace cuatro años ‘La otra liberación de Otegi’, con un relato impecable del secuestro de Luis Abaitua, directivo de la Michelin, en febrero de 1979. Contaba su hijo que le obligaban a jugar a la ruleta rusa durante los diez días que lo mantuvieron en el zullo. El pasado 12 de noviembre, otra de sus víctimas, Javier Rupérez escribió una Tercera de ABC bajo el título ‘Otegi, terrorista vocacional’, que comenzaba así: “Tal día como ayer, 11 de noviembre, hace cuarenta años, un comando terrorista de ETA dirigido por Arnaldo Otegui me secuestró al salir de mi casa, en Madrid. El secuestro se prolongó durante 31 días, hasta el 12 de diciembre”.

Otegi tiene cinco diputados en el Congreso, que con toda seguridad se abstendrán para que se invista Sánchez. Si quedara vergüenza en el Grupo Socialista compensarían con votos en contra semejante desafuero. Solo tendrían que repetir palabras de Sánchez para justificar sus votos.

Publicado en . | 34 comentarios