Punto de ruptura

Él y su equipazo

Pedro Sánchez está bordando primorosamente la bandera de la división. En primer lugar con sus aliados de ERC y EH Bildu, cada vez más reticentes desde Pegasus. No es que la división se haya instalado en la misma coalición de Gobierno. Por primera vez los dos socios han votado en sentido contrario a una ley, que era en este caso la Ley Audiovisual. Nunca había pasado. Todo lo más se habían producido divergencias en alguna proposición no de ley, pero en una ley propiamente dicha, nunca habían chocado el PSOE y Podemos. La división se ha cebado en una tropa que desde los tiempos de Zapatero, habían constituido una avanzadilla del progreso. ¿Se acuerdan de la unánime brigada de la ceja? Bueno, pues nada menos que 350 cineastas se plantaron el jueves en un manifiesto contra la Ley Audiovisual del PSOE, en la creencia de que es una sentencia de muerte para la industria audiovisual española. Desde Antonio Resines a Pedro Almodóvar; de Iciar Bollain, Isabel Coixet y Alex de la Iglesia a menudencias como Leticia Dolera y Sara Sálamo; desde Santiago Segura y Fernando Colomo a portentosas inutilidades como Eduardo Casanova, conocido por sus atuendos imposibles en las galas de los Goya. Estaban todos, ya digo. Y todas, por supuesto.

Para todo lo demás está el PP. El tarambana de La Moncloa arranca siempre en su mejor estilo de hacer oposición a la oposición, incurriendo para ello en un ejercicio de alteridad insoportable para cualquier cabeza medianamente lógica. Ayer hizo la siguiente descripción del Partido Popular: “Minan la convivencia, polarizan nuestra sociedad y degradan la vida pública. Usan las instituciones en su propio beneficio para mantenerse en el poder”. Semejante alarde solo fue superado por Franco, en una cena que le dieron apenas terminada la guerra las fuerzas vivas de Oviedo, ciudad natal de su mujer, y a las que Carmen Polo preguntó por un personaje conocido. Hubo un silencio ominoso que al cabo de unos segundos fue roto por Franco: “A ese creo que lo fusilaron los nacionales”. 

Sorprende que los populares ayuden a veces al PSOE a ganar una elección o, al menos, a evitar una derrota. Ocurrió el 2 de mayo, cuando votó contra una enmienda a la totalidad de la Ley de Seguridad Ciudadana planteada por ERC. Al día siguiente, el PP ayudó al PSOE a vetar la comisión de investigación sobre el caso Pegasus. El jueves, como veníamos diciendo, permitieron la aprobación de la Ley Audiovisual con una abstención salvadora.

Se quejaba Feijóo de que Sánchez les insulte al tiempo que les pide el voto, pero debería recordar que contra el vicio de pedir, la virtud de no dar. Parece que algo de razón lleva Abascal al advertir de que “ningún colaboracionismo con este Gobierno es aceptable”.

No negaré virtudes políticas al presidente del PP, ver la recuperación de su partido después del erial Casado y la caída del sanchismo en intención de voto, pero debería tener en cuenta que la prioridad fundamental es el desalojo de Sánchez y su peña. Confiar en la ley de la gravedad puede ser un regalo para un personal cada vez más harto vote a Vox para que el PP cumpla con lo que de él se espera. Sánchez se rodeó ayer del 40% de sus ministros, su equipazo los llamó, y dijo “Gobierno de coalición progresista”, al menos media docena de veces. Le tira mucho el acrónimo ‘copro’, ya lo señaló Bustos, pero es que él era de Ciencias y nunca estudió griego.

Publicado en . | 45 comentarios

Así está el tema

Calviño, feliz tras la visita de Sánchez a Davos: “Por fin tenemos un presidente que habla en inglés”. Antonio Papell se ha sumado al gozoso descubrimiento de nadia Calviño de que el presidente del Gobierno habla inglés: “No sé, por cierto, qué nivel de inglés tiene Feijóo”. Don Uno se ponía comparativo: “Una prueba de que el dominio  del inglés no es aval para ser competente en un Gobierno es Pedro Sánchez. Otro es Pedro Duque. Y un tercer ejemplo es Manuel Castells”. Por cierto, recordarás que Papell ha sido un crítico inflexible hacia el emérito. Véase la foto.

Pedro Sánchez, digo Antonio: “A la corrupción financiera, como la Gürtel, y a la política, como la Kitchen, la derecha suma otra corrupción: la democrática. Minan la convivencia, polarizan nuestra sociedad y degradan la vida pública. Usan las instituciones en su propio beneficio para mantenerse en el poder”. Cayetana Álvarez de Toledo lo sentenció con tres calificativos: “Patético. Agónico. Terminal”.

Este fue uno de los temas de lucimiento del psicópata. Otro fue su papelón ante sus socios por el espionaje a los golpistas. José Fernández Torres lo centraba bien: “Ver a Sánchez fingiendo desconocer las órdenes de espiar a sus propios socios no es la última indignidad en la que podría incurrir este tipo. Tan solo es la más reciente”.

Joaquim Bosch es un antiguo portavoz, entre los años 2012 y 2016 de Jueces y juezas para la memocracia. No explicaba el hombre que  “el delito de injurias al rey debe derogarse. No hay delito de injurias al presidente del Gobierno o al presidente de la comunidad de vecinos: ya hay un delito de injurias que protege a todas las personas. La igualdad ante la ley es básica, también con la inviolabilidad”.

Yago, que antes firmaba Rimbaud le explicaba algunos conceptos básicos: “Porque el presidente del Gobierno representa a un poder del Estado mientras que el rey  representa al Estado en sí. Sobre todo porque las injurias al Jefe del estado que no actúa por libre, además de injustas son un insulto a todos nosotros. Creo que no haría falta explicar esto.

Tsevan Rabtán: Irene Montero, al celebrar un indulto ha dicho tres cosas que deberían inhabilitarla para ocupar un cargo público:
La primera es que la condenada es una madre protectora y que en condición de tal se la ha incriminado con sospechas, cuando está condenada por sentencia firme.

La segunda, que el Estado tiene una deuda con ella y que con el indulto se paga

La tercera, que la condenada , como madre protectora, solo defendía a sus hijos del maltrato, cuando el padre no ha sido condenado. Es decir: es ella la que condena al padre con sospechas.

La marquesa de la Mesa tuvo ayer un momento largamente esperado: la aprobación de su ley del ‘solo sí es sí’. Gracias a esta ley y a su impulsora, España es un país más seguro para las mujeres, ha dicho esta pobre. Vayamos a los datos que citabais antes. En el reino de Irene se han cometido 3.000 agresiones sexuales con penetración, 17.000 sin penetración. Las violaciones han aumentado en un 38% en la era Montero. Por fin va a haber libertad para las mujeres en el consentimiento sexual. Hasta ahora se hacía por resignación, o vete a saber si por sorteo.

En línea con la menestra, otra menguada, Ana Pardo de Vera, ha calificado de pederasta al padre del hijo de María Sevilla y se ha puesto en marcha una operación de Crowdfunding para pagar estas misas.

Parker estaba a la altura (o a la bajura) de los acontecimientos: “Yo soy el padre de ese niño, se refiere a Rafael Marcos, el exmarido de María Sevilla, la secuestradora de su hijo, y me hincho de querellas contra la ministra, la Pardo de Vera, la secretaria de Igualdad y toda esa caterva de pedorras que me están injuriando y llamando maltratador. De hecho, si necesita un crowdfunding para meterles un paquete aquí tiene mi hucha”. Raul Gallart  cuenta que Rafael ha sido  denunciado seis veces por abusos sexuales, denuncias que fueron desestimadas todas.

Anavid, que es la Asociación Nacional de Ayuda  a las Víctimas de la Violencia Doméstica ha abierto una cuanta bancaria para recibir fondos en plan crowdfunding para financiar la demanda del ex de María Sevilla contra Irene Montero y su secretaria de Estado, Angela Rodríguez Pam.

Ignacia de Pano, sobre la ninistra Montero: Esta chica con su voz quebrada, su visión distorsionada del mundo, su victimismo permanente, su cerrazón mental y su legión de niñeras, está para un periodo de descanso y recuperación con alguien que la quiera bien”. No está mal tirada, si no fuese por un problema: no hay nadie que la quiera bien y que no padezca sus mismas afecciones.

Publicado en . | 23 comentarios

Hoy vamos a empezar con una recomendación: la lectura de la columna de Antonio Burgos en ABC, que se inspira en el obispo de Málaga, Jesús Catalá, para denunciar que el feto humano es una especie desprotegida. Un ejemplo: Un huevo de águila es ilegal destruirlo, bajo pena de 100.000 euros multa y hasta un año de prisión. Un embrión humano es legal matarlo por cualquier razón. Otro ejemplo: Una menor de 16 años informa a su madre de que ha abortado y que no lo ha dicho para que no se enfadase. A continuación le pide autorización para ir a una excursión con el colegio”.Sigue el hilo de las declaraciones de la secretaria de Organización de Podemos, Lilith Verstrynge. Feroz propugnaba en mi blog que a estos de Podemos habría que aplicarles la Ley de Vagos y Maleantes, que no es un invento de Franco, sino de la II República. Se publicó en La Gaceta de Madrid el 5 de agosto de 1933, siendo presidente del Consejo de Ministros Manuel Azaña Díaz.

Lilith también ha suscitado el interés de una conocida nuestra. Benita dos Carallos, tan rotunda como sugiere su nombre, se enfrenta a sus teorías sobre la meritocracia y que el esfuerzo non existe: “Será en tu familia, so pija. En la mía el esfuerzo convirtió en catedráticos, escritores y directores de medios a un niño que vendía empanadillas descalzo y a un a niña que emigró a Venezuela con lo puesto”. “Hemos llegado al punto en que nos dan lecciones sobre los méritos de dos barraganas que un vicepresidente accidental enchufó con dineros públicos. Manda carallo”. “Solo falta que venga a pontificar la Reina de Africa”.

Daniel Innerarity es el pensador de guardia del PNV que viene publicando sus cosas desde tiempos inmemoriales en El País. Ayer publicaba una foto del Rey emérito rodeado de partidarios bastante entusiasmados y junto a la foto, un comentario que lo acredita como un candidato acreditado a nuestra república de los tontos: “Pues sí, habría que acabar con todos los ongi etorris”, lo que era denunciado con encomiable puntualidad por Louella Parsons. Este pollo es catedrático de filosofía política y social y director del Instituto de Gobernanza Democrática. Veinte libros publicados, Ninguno sobre cómo terminar con la estupidez, dice Iñaki Arteta.

Antonio Portero jalea al filósofo: “Bien ahí, Innerarity, comparando a  la víctima de un intento de asesinato, cono los asesinos que con él fallaron, pero que acertaron 850 veces. No se puede dar más asco”.

También Louella Parsons dejaba noticia de una paradoja: “El Rey viene a España en un avión privado y tiene que dar explicaciones sobre ello. Sánchez va a un concierto de rock en un avión público y no quiere dar explicaciones. Y las invitaciones a sus amigotes a las instalaciones del Patrimonio Nacional, las declara secreto de Estado.

El presidente del Gobierno pinchó ayer en Davos: habló para un auditorio medio vacío. Ignacia de Pano cifra en 704 las plazas vacías en su conferencia de ayer.

Baltasar Garzón: “Todavía hay una parte de la Justicia que vive anclada en el franquismo”, dic el juez condenado por prevaricación”. José Mª de Pablo le pedía calma: Tranquilo esa parte de la judicatura suele acabar condenada por prevaricación cuando utiliza sus métodos franquistas como el de espiar las conversaciones confidenciales entre abogado y cliente”.

Jorgeja sobre el rey Juan Carlos: “Es un corrupto, nos ha estafado y no merece pasearse por España. Lo reproduce en Twitter Javi, que a continuación reproduce un titular de El Mundo: “La Audiencia Nacional ratifica la sanción a Jorge Javier Vázquez por defraudar a Hacienda. El fico le reclamó cerca de 800.000 euros en 2011 y el presentador planteó un recurso que ahora ha sido desestimado”.

Rita Maestre: En una semana Almeida deja a 25.400 familias sin plaza en las escuelas infantiles, recorta 16 líneas de autobuses de la EMT, deja fuentes cerradas…

El alcalde puntualiza: Teniendo en cuenta que este año han solicitado plaza en escuelas infantiles 12.555 familias, imaginen la veracidad del resto del tuit.

María Jesús Montero habla de la mayor oferta de empleo público, la mayor de la historia, 44.787 plazas. Supone duplicar las plazas ofertadas en 2017, las últimas del Gobierno de Rajoy. Y lo dice satisfecha. Y el editorial de El País que dice que es un paso importante para corregir el enflaquecimiento de la Administración, así lo dice. Tres millones y subiendo.

Y hoy deben tener en cuenta que es el último día de Macarena Olona como secretaria general de Vox en el Congreso. Hay que ver su interpelación a Félix Bolaños, no se lo pierdan.

Publicado en . | 71 comentarios

Una campana en Moncloa

Se lleva bien con la Guardia Civil

La política viene a ser por estos pagos un asunto que resuelve el escalafón, una suerte de tú la llevas, para entendernos. Recordarán algunos el nombre de Jesús Caldera, a quien Rodríguez Zapatero nombró su mano derecha, ministro de Trabajo y de Asuntos Sociales, pero estrictamente durante su primera legislatura. Al afrontar la segunda, su amigo del alma lo dejó caer: “Jesús, te vas porque tu política de inmigración me ha costado muchos votos» a lo que Caldera, algo perplejo, le respondió: «Será la tuya, presidente». 

Sánchez ha dejado caer a sus más allegados sin pestañear. Recordarán ustedes a la vicepresidenta Calvo, al gurú Iván Redondo, al ministro Ábalos, carne de su carne en el Gobierno y sangre de su sangre en el partido. Bueno, pues en el Gobierno lo sustituyó por Raquel Sánchez, extraordinaria nulidad, y en el partido, donde ejercía como secretario de Organización, aupó a Adriana Lastra, que debía de parecerle más capaz porque la nombró número dos, vicesecretaria general, para sustituir al número tres.

Ahora se tiene por muy próximos a la ministra de Defensa, Margarita Robles, a quien Joaquín Leguina señaló como artífice de la moción de censura que sacó a Rajoy de La Moncloa y lo sustituyó por Pedro Sánchez y Fernando Grande Marlasca, un ministro del Interior indigno, como dice cada vez que tiene ocasión la diputada Olona, un tipo que se trabajó los votos de los antiguos batasunos, acercando de uno en uno o de cinco en cinco a los terroristas presos a sus pueblos. También a quienes habían asesinado a socialistas, también. Y resultó que asociaciones policiales y el Sindicato Profesional de Policía dieron en organizar un homenaje a los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil que combatieron a ETA y ayudaron a acabar con ella.

El acto se iba a celebrar en el WiZink Center el pasado 25 de abril, había sido invitado el Rey y la Casa Real había mostrado su predisposición favorable. Solo faltaba un detalle: que el Gobierno refrendara la asistencia al homenaje de Felipe VI, refrendo que no llegó. A mediados de abril se desveló el supuesto espionaje del CNI a los golpistas catalanes y poco después se votó la convalidación del real decreto con las medidas paliativas de los efectos de la guerra de Ucrania, para lo que Sánchez necesitaba los cinco votos de EH Bildu, no me atrevo a sacar más conclusiones. El caso es que la Casa Real declinó la asistencia del Jefe del Estado y todo se quedó en agua de borrajas.

El ministro del Interior saludó con besos en las mejillas a un coronel de la Guardia Civil, pero no es tan cariñoso con todos los mandos, piensen en los coroneles Sánchez Corbí y Pérez de los Cobos. Lo último, negar asilo a Mohamed Benhlima, ex militar condenado a muerte por denunciar la corrupción en el ejército argelino. Y lo han enviado a Argelia vía exprés, ignorando el Derecho internacional y desoyendo las peticiones de A.I.. Todo sea por el gas.

Margarita, la mujer, hacía lo que podía, defenestrando a la directora del CNI, Paz Esteban. Ninguno de los dos debe equivocarse. Llegado el momento, el psicópata usará la fórmula Zapatero: “Fernando, Margarita:  os vais porque el CNI ha espiado a mis socios catalanes y además a ti, Fernando, te pitan mucho en los actos de la Policía”. El Gobierno de Sánchez es una campana de Huesca.

Publicado en . | 49 comentarios

Piolines y Pasolinis (Uccellacci e uccelini)

Produjo asombro la desdichada intervención del presidente del Gobierno en el Congreso, cuando en el mejor estilo de sus socios calificó de ‘piolines’ a los policías y guardias civiles que fueron movilizados a Barcelona para atajar el golpe de estado del 1 de octubre de 2017. 

No había razón. Pedro Sánchez se había expresado desde su identidad de clase. Él es un pijo socialdemócrata, un pequeño burgués radicalizado de moral equívoca, que alberga contra las fuerzas de seguridad arraigados prejuicios de clase.

En el primer mitin de la Pasionaria en Bilbao, 22 de mayo de 1977, recuerdo al secretario general de los comunistas vascos, Ramón Ormazábal, condenando en términos rotundos el asesinato del policía armada Manuel Orcera de la Cruz  perpetrado cuatro días antes en San Sebastián. “Han asesinado a un trabajador vestido de uniforme”, dijo Ormazábal, lo que originó un cierto revuelo entre la multitud que llenaba la Feria de Muestras. Yo debía de ser por entonces un comunista de derechas, porque simpaticé mucho más con las palabras de mi secretario general que con mis presuntos camaradas alborotados. 

Lo demás estuvo a tono. Mi admirado Blas de Otero dedicó a Dolores un poema manifiestamente mejorable: “Vasca desde la raíz /luchó como el viento del Cantábrico, / amó a los mineros, a los obreros /campesinos; /es resistente como el hierro de Gallarta y / venerable como un roble de mi valle natal,/ Orozco”, por más que él había nacido en Bilbao. Ella correspondió invocando “el gran país soviético” aunque a muchos de los presentes aquello ya  no nos cuadraba con la inequívoca condena realizada por Carrillo de la invasión de Checoslovaquia por las tropas del Pacto de Varsovia en 1968.

Aquel mismo año, el 1 de marzo, los estudiantes de Arquitectura de Roma habían mantenido  una feroz batalla campal contra la Policía italiana, tratando de hacerse fuertes en el recinto universitario.

A Pablo Iglesias le faltaban aún diez años para nacer, pero ya le habrían excitado aquellos pijos que pateaban la cabeza a policías italianos. Pier Paolo Pasolini escribió un rotundo poema contra los pedrosánchez de su tiempo, los pijos pequeñoburgueses que apalearon a la Policía cuando trataba de desalojarlos de la Facultad de Arquitectura de Valle Giulia. Él pertenecía a una izquierda a contracorriente, no asimilable. Diez meses antes de su asesinato, en enero de 1975, había escrito un artículo “Estoy en contra del aborto”, que le valió una bronca con lo que María Antonietta Macciocchi llamó ‘el feminismo de asalto’. Su poema en favor de los policías en su lucha contra los estudiantes le valió la enemiga de la izquierda en su conjunto: “Cuando ayer en Valle Giulia os liasteis a mamporros/ con los polizontes,/ ¡yo simpatizaba con los polizontes!/ Porque los polizontes son hijos de pobres. (…)/ En Valle Giulia, ayer,/ se desarrolló, pues, un episodio/ de lucha de clases: y vosotros, amiguitos (bien que en el bando/ de la razón) erais los ricos,/ mientras que los polizontes (que estaban en el bando/ equivocado) eran los pobres. ¡Bonita victoria, pues,/ la vuestra! Y en esos casos,/ amiguitos, las flores se dan a los polizontes”. En fin, amiguitos y amiguitas, no sé cómo explicarlo: Pedro Sánchez no es Pier Paolo Pasolini y este no era un pijo ni un imbécil.

Publicado en . | 101 comentarios

No son maneras

En fin…

No había razón para que se fuera. Tampoco para que volviese de cualquier manera después de pasar 21 meses de autoexilio. Y cualquier manera es, por ejemplo, venir a pasar cuatro días a Sangenjo, hacerse una foto con los tripulantes de su barco ‘Bribón’ y acercarse a Madrid solo el lunes para ver a su hijo, el Rey de España en la etapa de salida para volver a su residencia en Abu Dabi.

Los lugareños mostraron  apoyo entusiasmado, pero no parecen maneras. Don Juan Carlos ha ejercido la Jefatura del Estado durante 38 años y medio. Parece que algún débito debe tener con la institución que ha encarnado tanto tiempo y que su primera obligación era rendir visita al hombre en quien descargó el peso de la Corona aquel 18 de junio de 2014 en el que abdicó. 

Uno ha tenido sus más y sus menos con la Monarquía y fue Juan Carlos I quien me ahuyentó infundadas veleidades republicanas. Creo que ya lo he explicado alguna vez. Las razones para ser monárquico  son las mismas que exponía Alvy Singer, el personaje de Woody Allen al final de Annie Hall para defender las relaciones humanas:  “me acordé de aquel viejo chiste, ya saben, el del tipo que va a ver al psiquiatra y le dice: “Doctor, mi hermano se ha vuelto loco. Se cree que es una gallina”. Y el médico le contesta: Bueno, “¿y por qué no hace que lo encierren?” Y el tipo le replica: “lo haría, pero es que necesito los huevos”. 

No se me ocurre ninguna razón teórica para defender una forma de Gobierno que se transmite por vía consanguínea y no electiva. Las razones son de orden práctico. Imaginen ustedes unas elecciones en las que se disputan la Jefatura del Estado Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Alberto Garzón, unos botarates incapaces de sacramentos. Izquierda Unida aprovecha la visita de Juan Carlos para reclamar con escasa convicción la Tercera República, como si no hubiésemos tenido bastantes desastres en las dos primeras. Alberto Garzón, que compone con su hermano Eduardo el par más inútil de la política española ha incurrido presuntamente, que no se me olvide el presuntamente, en un delito de calumnias al acusar a Don Juan Carlos de haberse «servido de las instituciones del Estado para ser un delincuente acreditado». Es calumnia dice el artículo 205 del Código penal “la imputación de un delito hecha con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad”. Alguien debería querellarse contra este incapaz que ha dejado a su paso muestras sin cuento de su incapacidad intelectual. Ayer mismo hacía podio entre los tontos al escribir su denuncia de haber pasado dos crisis en la última década mientras “él vivía a cuerpo de rey”. Hombre, Albertito, es que el cuerpo de rey lo traía de serie. ¿Cómo querías que viviese, a cuerpo de concejal?

El viejo rey leño se titula el penúltimo capítulo de ‘Yo, Claudio’, cuando el viejo emperador, sintiéndose en sus horas finales, decide escribir la historia de su familia. Juan Carlos es más hombre de acción que de reflexión y por eso regateaba desde una zodiac de acompañamiento. Sus dificultades motrices no daban mucho más de sí. Nos dejó un buen Rey en su hijo Felipe, aunque la tropa que desgobierna España no ha renunciado a la guillotina que simbólicamente han prescrito para la Corona. El padre es solo un pretexto. El objetivo es la institución.

Publicado en . | 86 comentarios

Para gustos están los colores

¡Qué bicho! A Cristina no la representa

Joseanto hacía una predicción en Twitter: El año que viene España va a ganar Eurovisión, porque vamos a dar más pena que Ucrania.

Alfonso Ussía diagnostica la etiología del estado depresivo del ministro de Universidades, Joan Subirats. Es el único  al que Yolanda  no ha hecho mimos y sobeos todavía en un acto público”.Pepe en español: Suecia se lo deja claro a los musulmanes: “Aquí se come cerdo. No vam os a eliminarlo de los menús escolares”.

Ismael Serrano se asombra de que haya hombres explicando por tuiter a las mujeres cómo es lo de vivir la regla. Parker le recomendaba: Pues díselo a mi ginecólogo.

Alicia Tomás: las mismas hipócritas que aplaudieron el desnudo de la podemita Rita Maestre en la capilla de la Complutense se escandalizan ahora del culo de Chanel.

Raquel con Q pregunta: Y cuando las cosas se compliquen, ¿a quien van a llamar? ¿A esa oligofrénica que tenemos por ministra o esos padres con quien no se quiere contar?

3Más Ciento expone una paradoja: «La niña de 16 años que puede abortar pero no puede conducir el coche para ir a abortar”. Claro que para eso está la predisposición de la ministra para cuadrar un hospital de abortos en la manzana en la que vive la muchacha.

Esther Palomera: La edad legal para el matrimonio está en 16 años. La edad legal para una operación estética , 16 años. La edad de consentimiento sexual, 16 años… Pero Feijóo sostiene  que las menores han de tener el consentimiento de los padres para abortar.

Pero hasta los 18 el matrimonio ha de contar con consentimiento paterno. Las operaciones de cirujía plástica se practican a partir de los 18 años que es cuando se estima que se ha completado el desarrollo. Pues claro que las menores han de tener consentimiento paterno para abortar.

Elon Mottard pronostica que Andalucía será la tumba del PSOE y de Sánchez. Alarma en el PSOE: los sondeos hunden a Espadas hasta los 27-29 escaños. Pablo Cambronero: Dice Cristina Almeida en LaSextaTV que no se siente representada por Chanel Terrero. A ver como lo digo: Es normal, señora.

Ismael Sirio López: Se queja Echenique en la rueda de prensa del Congreso de que el Rey irá a Sanxenxo a comer bien. Hombre, Eche, no cero que vaya a esa maravilla de lugar a comer en un McDonalds. Que es que te quejas ya de vicio.

“Se acabó el tabú, el estigma, el sufrir en silencio. Hoy somos el primer país de Europa  que reconoce derechos de salud menstrual”: Parker comentaba: ¡Ay!, al leer el tuit pensaba que eran las hemorroides y que la menestra iba también a legislar sobre ella. Cristian Campos cree que Irene Montero está convencida de que pasará a la historia como la mujer que despenalizó la regla. Y nuestra Carmen Álvarez exclamaba alborozada: “¡Ya no está prohibido tener la regla, amigas!”

El sentido común se expresaba con palabras de Begoña: Si mi hija, una adolescente, abortara sin yo saberlo, me daría cuenta en ese momento exacto de que yo fracasé estrepitosamente como madre. No Begoña Gómez y pedro Sánchez, ojo, que tienen dos hijas de 15 y 17 y no sé yo si querrían saberlo llegado el caso.

Benita dos Carallos ponía el dedo en la llaga: “Me da que Irene lo vive todo en soledad, no solo la regla”.

Ya estaba muy abajo, pero ayer, el psicópata de la Moncloa siguió cavando. Nunca se había visto a un presidente del Gobierno denigrando a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Ayer, en la sesión de control, además de repetir el calificativo de ‘mangantes’  que dirigió a la oposición, explicó a Cuca Gamarra la diferencias entre sus dos partidos: “Ustedes enviaban ‘piolines’ a Cataluña y con nosotros la selección española juega en Cataluña sin ningún tipo de problema o de polémica”. Esos gestos en el Camp Nou, no en Cornellá.

Se expresa como Rufián, pero es lógico. Vienen a tener parecida catadura intelectual y moral. Rufián, por cierto, terció en el asunto de la vuelta del emérito: “Juan Carlos de Borbón puede volver a España para ver una regata, tras 40 años de mordidas y corruptelas, pero Marta Rovira no puede volver a Cataluña para ver a su familia tras un referéndum porque todos somos iguales frente a la ley  y porque España es una democracia plena.” José Fdez. Torres respondía: “Mira, rufián: Juan Carlos paró un golpe de Estado. Tu amiga Marta lo dio. ¿Comprendes la diferencia?”

Sánchez y los suyos mienten. Mienten contra la evidencia, contra las grabaciones de sus palabras. En el programa de Ferreras trató de disimularse el incidente mediante la manipulación. Al Rojo Vivo sostenía que las palabras de Sánchez habían sido: “El PP enviaba policías en el Piolín”. Y no. Era: “Ustedes mandaban piolines a Cataluña”. Piolines era el mote con el que los golpistas catalanes llamaban a los policías y guardias civiles que fueron a Barcelona a defender al Estado frente al golpismo. La expresión del chulángano tiene varios problemas: en todo caso sería: «ustedes enviaban policías al Piolín». En según do lugar, el barco no se llamaba Piolín, sino Moby Dada. Pîolines era el apodo que daban los golpistas catalanes de las FF y CC de Seguridad llevados a Barcelona para hacer frente al golpe de Estado. Por último, vuelve a mentir al decir que con ellos, la Selección Española juega en Cataluña como si tal cosa. No es cierto. Ha jugado en Cornellá, en el campo del Español. Pero no juega en el Camp Nou.

Belisario: Montero ha enfatizado que por primera vez en una ley española se habla de salud menstrual, y que la regla en España, desde hoy, deja de ser un tabú para tantas mujeres que no encontraban un baño para cambiarse, o debían posponer el momento de limpiarse porque se encontraban en una reunión o en un ambiente laboral hostil para ello.

Gracias a la Marquesa de la Mesa grande de España, la menstruación va a ser uno de los temas estrella de conversación en los centros laborales y hasta en los bares.
Efectivamente, es la primera vez que se habla de salud menstrual en una ley española. Es incomprensible que los autores del Código de Comercio o la Ley Hipotecaria lo pasaran por alto.

“Se acabó el tabú, el estigma, el sufrir en silencio. Hoy somos el primer país de Europa  que reconoce derechos de salud menstrual”: Cristian Campos cree que Irene Montero está convencida de que pasará a la historia como la mujer que despenalizó la regla. Y nuestra Carmen Álvarez C.A.V. exclamaba alborozada: “¡Ya no está prohibido tener la regla, amigas!”

Claro que Irene Montero no está sola en su ignorancia. El primo Richal se ponía comprensivo con ella a partir de sus propias experiencias: “Hablando de menstruación: A los 18 me enteré de que el adhesivo de la compresa no iba pa’arriba. Lo del ‘no se mueve’ me hacía pensar: normal, si va pegada”.

Antonio José Tomás hacía un repaso a los éxitos de Irene Montero en su cruzada: Las violaciones han aumentado en un 32%. Los desahucios en un 58%. El ranking mundial de bienestar para las mujeres en España ha caído del puesto 5º al 14º. En el ranking europeo de de derechos LGTBI hemos pasado de 2º aL 11º. ¿Alguien me puede decir para que ha servido Podemos y el PSOE?

Judge The Zipper se hacía eco del último disparate de la ninistra:”Hay que proteger a madres protectoras, como Juana Rivas, María Sevilla, María Salmerón o Irune Costumero, cuatro tías condenadas por sustraer a sus hijos al contacto de sus padres. Tengo miedo a mi madre, dice el hijo de María Sevilla que quiere vivir con su padre y desmiente las acusaciones de su madre. Y se le ha olvidado incluir a otra protectora: RGEC, condenada a 5 años después de acusar falsamente en 9 ocasiones a su ex marido de abusos sexuales a la hija común para hurtarle el acceso a la custodia compartida que había solicitado.

Gulliver anotó en mi blog una décima espinela a modo de postre dulce:

Tiene Irene un ministerio
apodado de “Igualdad”,
que lo asuma es necedad,
que lo mande es un misterio.
Resulta que en su criterio
una plena “igualación”
urge discriminación:
dar mas a quien sabe menos,
teniendo los cargos llenos
de podémica legión.

Publicado en . | 81 comentarios

El aborto es vida

La soledad era esto

Durante la presidencia de Zapatero recuerdo haber incorporado a mis columnas el sintagma “Consejo de Ministros y Ministras” para recoger con un puntito de ironía el prurito de la paridad que tanto gustaba al anterior presidente socialista. Para qué da uno ideas. La escasamente capacitada ministra de Igualdad repitió varias veces la expresión, aunque no tantas como “derechos sexuales y reproductivos” o “interrupción voluntaria del embarazo”, docenas de veces.

La ministra Montero ha desarrollado una forma de expresarse peculiar que debe en buena parte a su ex novio que hace ahora diez años escribía: “Hacen falta más recortes, sí, pero con  guillotina”. Sus novias se apresuraron a copiarle. “Felipe, no serás Rey, que vienen nuestros recortes y serán con guillotina”, escribía la Montero, que también le ha heredado el vicio de inspirarse en hechos que aún no habían sucedido cuando ellos nacieron. Yo he leído invocaciones de Iglesias a la muerte de Enrique Ruano tras ser detenido por la Policía el 20 de enero de 1969, como si Ruano, Savater y él hubieran sido piña. También hablaba muy suelto de los asesinatos de Atocha en los que resultó herida la novia de Ruano, Lola González Ruiz. A Iglesias le faltaba año y medio para nacer. Irene hablaba de la violación explicando la sentencia de la minifalda y condenaba la hipocresía de la derecha que enviaba a sus hijas a abortar a Londres. La misma derecha que niega a sus hijas menores el derecho a abortar. Lo de Londres sucedía antes de la legalización que introdujo Felipe González de los famosos tres supuestos, no crean que era por vicio.

Lo más notable de la nueva ley es que defienda el aborto como un derecho, “para que las mujeres puedan vivir mejor”, dijo la ministra y tal como se venía anunciando, se garantiza el derecho a abortar sin necesidad de permiso paterno a las menores o discapacitadas que quieran poner término a su embarazo. Tuvo palabras de agradecimiento para el presidente del Gobierno, para el movimiento feminista y para su predecesora en el Ministerio de Igualdad, Bibiana Aído, una tía que llegó a ministra por haberle gritado a Zapatero en un mitin de Cádiz: “José Luis, tienes que sonreír más, que tienes una sonrisa muy bonita. Él se acercó y le pidió el teléfono y unos días después la llamó y la hizo ministra. Fue el primer caso de una ministra que tras dos años de ejercicio fue degradada a secretaria de Estado. Los vascos habían sentado un precedente con Belén Greaves, consejera de Comercio que pasó a ser viceconsejera y en un camino de perfección acabó de directora de Consumo, o sea, algo como lo de Garzón, sin que pueda establecer quien de los dos prevalecería intelectualmente sobre el otro.  La ninistra ya se había quejado el 23-F de que en España hay 12 provincias en las que no se ha practicado una sola interrupción del embarazo en los últimos cinco años, habiendo peticiones. No es de recibo, al parecer, que las aspirantes tengan que recorrer 100 kilómetros para que se les practique la intervención. Hombre, mujer, Irene. No me confundas un aborto con una apendicitis o un infarto agudo de miocardio. Ni por la prisa ni por la urgencia. Es un viaje que se puede programar. “Esta es una ley que habla de lo que es este Gobierno”, dijo Irene Montero a modo de colofón y en ello no le quitaría yo la razón: Un aborto.

Publicado en . | 73 comentarios

Otra herencia de Zapatero

Ah, qué momentos

El Consejo de Ministros debatirá mañana la nueva Ley del Aborto. El proyecto escarbará en todos los asuntos relacionados con los menudillos de las mujeres: no solo el aborto, sino otros que le son afines, o geográficamente próximos, pongamos que hablo de las menstruaciones dolorosas. “Avanzamos para acabar con el estigma, la vergüenza y el silencio en torno a la regla”.

Impresionante. La menstruación no es uno de los misterios gozosos del Rosario, pero tampoco es una maldición. Es cierto que en algunos caos viene acompañado por dolores, a veces fuertes, en ocasiones incapacitantes, pero ¿estigma, vergüenza, silencio? Es también verdad que no estamos ante un tema de conversación fascinante, pero ni es intratable, ni estigmatiza a las mujeres, ni las avergüenza ni las condena al silencio. Me está mal el decirlo, pero quienes padecemos hemorroides no tendemos a airear el asunto a la primera ocasión, sin que ello nos produzca ningún inconveniente mayor. ¿Frente a ello? Hemoal.

 Todo esto empezó con Zapatero, un campeón en airear los menudos de sus ministras. Conviene recordar que nombró ministra de Defensa a Carme Chacón para conseguir la foto de unos uniformados desfilando ante una ministra embarazada de ocho meses. Era algo vocacional, según afirmación propia: “He descubierto mi vinculación con las embarazadas. En Jerez, una mujer a la que faltaban tres meses para dar a luz me dijo: “Gracias, en nombre de todas”.

No solo de sus ministras. Contaba Raúl del Pozo en 2007 una excursión con Zapatero al bar del Congreso, su familiaridad en el trato a todos los camareros, a los que llama por sus nombres: Santi, Salva, Carlos. Uno de ellos le pregunta por las niñas y él da más explicaciones de las que le han pedido y de las que le interesan al camarero: “Contesta con una frase hermética, tal vez de Gamoneda. La mayor, con 13 años, ya sabe que está convidada a la vida. Pide un café y mantiene la sonrisa y la serenidad de los días tensos”. El columnista Espada puso un corolario irreprochable: “¿Gamoneda? No, Evax”.

Alguna vez me he preguntado cómo llevará una niña de 13 años la insustancialidad de un padre que publicita tales asuntos de su intimidad en conversación informal con un camarero, mientras toma el aperitivo.

Seguramente hay en el Gobierno gentes con más equilibrio intelectual que las ministras de Podemos. El asunto misterioso es porqué son las Monteros y Belarras las que se salen con la suya. Es por la afinidad radical. No tengo para olvidar aquella campaña electoral de 1982, en la que el PSOE prometía la despenalización de algunos supuestos del aborto. Asistí a una mesa redonda sobre el tema en el hotel Ercilla. Txomin Ziluaga, dirigente de Herri Batasuna lo explicó con una claridad que no habría podido superar la marquesa de Galapagar: «En Herri Batasuna, no es que seamos partidarios del aborto, pero hay que tener en cuenta que cada año abortan en Euskadi 3.000 mujeres en unas condiciones de salubridad tan infrahumana que peligra, no sólo la vida de la madre, sino también la de la criatura.»

La Ley chocará con el Constitucional, pero no importa. Se saldrán con la suya en el Consejo de Ministros y el PP no la revertirá como es costumbre.

Publicado en . | 48 comentarios

LAS ACTAS

Mi querido Fernando Navarro publicaba en su blog esta impresionante pieza el 10 de julio de 2007:


Si Zapatero hubiera sido sincero habría podido redactar su programa electoral del 2004 de esta forma:

“Creo que es el momento de cambiar el modelo territorial español, y de realizar una decidida apuesta por la potenciación de los nacionalismos periféricos. Los nuevos Estatutos que tengo previsto aprobar sobrepasan los límites fijados por la Constitución, por lo que habrá que modificarla. Desde luego, no desdeño pactar con partidos separatistas o contrarios a la Constitución. Por otra parte, mi deriva me va a situar en un rumbo mucho más cercano a ETA de lo que jamás ha estado Gobierno alguno, y, gracias a ello, creo que estaré en condiciones de negociar el final de la violencia. Tendremos una nueva España: una nación de naciones. Y ETA no tendrá razón de ser. La paz prevalecerá. En estas nacientes naciones, el PP no tendrá lugar, y el voto no nacionalista tendrá que acabar, necesariamente, en el partido socialista. Creo que con ello marginaremos durante décadas al PP. Es cierto que habrá zonas naturales de conflicto: Navarra, con el nacionalismo vasco, y Baleares y Valencia, con el nacionalismo catalán. Mi receta para luchar contra esta realidad es explícita: ceder.”

No lo hizo. Zapatero sabía que no habría obtenido muy buenos resultados electorales con este programa, así que decidió acometerlo de forma subterránea. Pensaba que sería más fácil, mediante una política de hechos consumados, ir moldeando a sus votantes para que fueran normalizando la nueva realidad. Contaba para ello con el indomable sectarismo de una buena parte de ellos. Quedaba el hecho de que el PP, al mantener su postura, dejaba en evidencia la deriva de Zapatero. Por lo tanto, era preciso criminalizarlo.

La único herramienta que tenemos para luchar contra este proceso subterráneo es exponerlo a la luz: levantar las piedras y ver lo que corretea debajo de ellas. Así que yo también quiero ver las actas.

Publicado en . | 82 comentarios