Eduardo Zaplana

Mi comentario de las 8:15 en Herrera en COPE

No hay, hasta donde le alcanza a uno la memoria, un caso como el de Eduardo Zaplana. Su detención ayer por la Guardia Civil es para el PP una actualización de La visita de la vieja dama. Han pasado diez años desde que tuvo su último cargo público, pero las fechorías de antaño, diez millones en mordidas por adjudicaciones, se pasan al cobro hogaño. No es el primer dirigente político acusado de corrupción en un surtido delictivo variado: blanqueo, cohecho, , malversación y prevaricación. Ahí están Rodrigo Rato y Jaume Matas, la familia Pujol, Chaves y Griñán. Y sin salir de Valencia, tiene garantizado un relevo transversal.

La novedad reside en que es la primera ocasión en que el partido al que pertenece no ha invocado la presunción de inocencia antes de suspenderlo de militancia con carácter cautelar. Telefónica ha tardado diez minutos más en echarlo.

Eduardo Zaplana tiene un currículo más que notable: alcalde de Benidorm, presidente de la Generalidad valenciana entre 1995 y 2002, ministro entre 2002 y 2004, y diputado y portavoz en el Congreso hasta 2008. Políticamente estaba amortizado para entonces, como ponía de manifiesto Teresa Fernández de la Vega cada vez que confrontaban en los plenos. Tuvo que llegar Soraya Sáenz de Santamaría para que se acabara el tiempo dorado de la vice de Zapatero.

Hay un aire de resignación en el PP, de fin de fiesta, en vísperas de la sentencia sobre Gürtel que conoceremos pasado mañana. Quien nos lo iba a decir en los tiempos del esplendor valenciano, cuando en las tertulias de radio y televisión y en las columnas de la prensa había una marea de opinión que lo impulsaba como el relevo de Aznar. Ninguna otra televisión pública (ni privada) pagaba tanto por los bolos a sus tertulianos, aunque no sé si estos eran casual o causalmente los mismos que trataban de auparlo a la Moncloa.

 

Anuncios
Publicado en . | 95 comentarios

Trinos y rebuznos/Posado, no robado

Ser podemita es una cuestión de estilo. Son rasgos comunes: no responder a lo que se les pregunta, cambiar de conversación ante asuntos espinosos, el uso de metáforas majaderas, un suponer “los mayordomos de los poderosos” y la repetición dos o tres veces del mismo argumento cuando se está en el uso de la palabra.

Sin embargo, el hecho verdaderamente diferencial es la reivindicación de una medida diferente para ellos y para el resto. Monedero, que desconoce el interés compuesto, denuncia financiaciones ajenas mientras dice que le pagaron 400.000 € por el diseño de una moneda para los países del ALBA; el niño Errejón quiere regenerar la Universidad desde su beca black y Echeminga se empeña en moralizar las relaciones laborales tras pagar en negro a su asistente. Un paso atrás ni para tomar impulso.

Todos coinciden en señalar el insoportable acoso a la pareja Iglesias-Montero como la razón para la compra del Camelot de Galapagar. Así lo han dicho: Noelia Vera, Pablo Echenique, Monedero, Verstrynge y otros. ¿Pruebas? La publicación de la ecografía “robada” a Irene Montero.

La versión es falsa, naturalmente, pese a los rebuznos de Oscar, Custer y Lobamadre denunciando el asalto a la intimidad de Irene y el robo de la ecografía. Custer apuntaba a la complicidad de los médicos. La realidad, en los trinos de Merce y María: en todos los hospitales las ecografías las dan metidas en un sobre. Hablaré por mí. A lo largo de mi vida, me han hecho cuatro ecografías, media docena de radiografías y un par de resonancias, que recuerde. Alguna vez se las enviaban a mi médico de cabecera. Las demás, me entregaron la placa en un sobre de color beige.

Fue Irene la que sacó la ecografía al salir del Ramón y Cajal porque son de natural exhibicionistas. Irene redactó el manifiesto más cursi de nuestra historia para anunciar lo que no le había pasado a ninguna otra diputada: su preñez. Pablo anunció que habían sorteado el orden de los apellidos de los mellizos y contó que pensaba dormirlos recitándoles poemas de Goytisolo, con lo efectivo que sería leerles los ‘Grundisse’. Por mucho ruido que hagan, era un posado, no un robado.

 

 

Publicado en . | 121 comentarios

Ser gente o casta

Cuando Arzalluz definía a Ardanza como: “un buen alcalde de Mondragón”, él se mostraba muy ufano entre los suyos por haber descubierto la técnica de la la entrevista: “no importa lo que te pregunten, sino lo que tú quieras responder. Tantos años después y recién salida de las asambleas de facultad a portavoz en el Congreso, Irene Montero se ha aprendido el truqui y lo ha sofisticado un poco: para dar pase a sus respuestas, reformula las preguntas. Tres veces en apenas tres minutos: “Si lo que usted me está preguntando es…” sin que los periodistas respondiesen: “No es eso lo que le estoy preguntando y usted no responde a mi pregunta”.

Repitió cinco veces la misma metáfora boba: la gente versus “los mayordomos de los poderosos” y un par de veces más que ellos compran casas para vivir, no para especular, como De Guindos y el PP. Ni como Espinar, que ganó 30.000 euros con la venta de una VPO que no llegó a pisar, ni como sus suegros, de los que espera heredar cinco viviendas y un local comercial, todos para vivir; Verstrynge, animador de escraches, vive en cuatro viviendas y en una residencia de estudiantes. Su propio novio le mostró muy ufano a Ana Rosa su pisito de Vallecas, donde le gustaría seguir viviendo cuando fuera presidente, pero donde no vive desde hace años. Acabó de desnudarla una pregunta de Sonsoles Onega: “¿Por qué saben que De Guindos compró el ático para especular y ustedes para vivir?”

Ahí se desmintió a sí misma con una caradura que en la escala de Mohs estaría entre el corindón y el diamante: “no he dicho tal cosa”. Y ante el pasmo general, dio las gracias y se fue.

El sábado, esa pareja feliz convocó una rueda de prensa a trompa y talega para dar cuentas del chalet de La Navata y pusieron a las bases por testigas. No las convocaron para preguntar a los inscritos y a las inscritas si ‘ellas’ debían renunciar al chalé, una tontería, pero coherente, sino si debían dimitir como secretario general y portavoz, amén de renunciar al acta. Un órdago para que las bases legitimen el capricho del chalé. O La Navata o caos. Y además en bloque: por el precio de uno tendrán dos, como dijo Felipe de Guerra en los 90, aunque luego dimitió para arrastrarlo en su caída. Iglesias debió incorporar la cláusula de prudencia en la alternativa: o si quieres que sigamos durante los próximos 30 años que es el tiempo que necesitamos para pagar el préstamo.

El plebiscito es la campechanía de los totalitarios. Pinochet se acreditó como uno de los gobernantes más tontos de la historia: convocó uno y lo perdió. Durante un tiempo pensé que los dirigentes de Posemos toman por imbéciles a los españoles que votan a otros partidos, pero no es cierto; piensan los mismo de los suyos.

Recuerden los primeros tiempos de Posemos. Este mismo periódico describía en 2014 los hábitos ‘low cost’ del eurodiputado Iglesias: no iba vuelo directo, sino a Frankfurt, para coger un autobús que le llevaba en tres horas a Estrasburgo. Se alojaban en un hotel de las afueras a 70 euros la habitación para dos y comía en el self service por seis euros. Recuerden el publirreportaje de Carmena en el metro los dos primeros días o montando en bicicleta ¡con zapatos de tacón! de lo que hay constancia gráfica.

Todo populismo se debe más a los gestos que a la gestión y corrige hacia peor los vicios que prometía combatir. Creo haberlo escrito a la altura de su primer congreso en Vistalegre, en otoño de 2014: “Hablan en nombre de la gente y son gentuza. Despotrican de la casta y son castuza.”

 

Publicado en . | 244 comentarios

El balido del valido

Uno ha conocido funerales más alegres que la toma de posesión de Torraplá como presidente de la Generalidad. Sin más invitados que una docena de familiares, en la antesala del despacho que solo puede usar el legítimo y en un acto que apenas duró tres minutos, el valido juró el cargo sin otra bandera que la señera y sin retrato real. No hubo en el acto más medios de comunicación que los comprometidos en el procés; fue una toma de posesión a cencerros tapados, con expresión que trasciende la metáfora para evocar cualidades semovientes en algunos de los presentes: un trotecillo alegre, el balido del valido, la mirada de inteligencia de la vaca.

No hubo ningún representante del Gobierno. El Ejecutivo se negó a aceptar el trágala de Torra, que quería imponerles el nivel de la representación, un par de subsecretarios, ningún miembro del Consejo de Ministros, pongamos por caso. El secretario del Govern, Víctor Cullell, leyó las palabras que daban sentido al acto, el Real Decreto de nombramiento, en cumplimiento de lo dispuesto en la Constitución y el Estatuto de Autonomía, firmado por el Jefe del Estado, Felipe Rey y rubricado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy Brey.

Torra fue nombrado representante ordinario del Estado en la Comunidad Autónoma Catalana, aunque él no quiso referirse a ello. Juró el cargo inspirándose en la fórmula usada por Puigdemont, sin enojosas referencias a guardar y hacer guardar la Ley, compromiso de los gobernantes en democracia, pero no parece que haya materia recurrible en ello. La fórmula digamos ortodoxa, fue aprobada por Suárez en 1979, en la España preautonómica, pero tanto el Tribunal Supremo como el Constitucional se negaron a validarla en 1985, no era obligatoria. Y ahí empezó el rosario de los imperativos legales y otras fórmulas vistosas a las que hoy se acogen las más variados cargos públicos.

No hay mucho que hacer por ahí, pero no parece que el nuevo president esté cumpliendo el mandato de la CUP. La bandera española sigue ondeando en el Palacio de la Generalidad y él se ha librado de hacer el menor gesto de proclamación de la República entre su investidura por el Parlamento al que se debe y el nombramiento por el Rey, al que tanto debe.

Las cosas no acaban ahí; las redes sociales han repetido la foto de Torraplá con su mujer y una hija, miembros las dos de los CDR, ante Ferraz el 1 de octubre de 2016, el día en que el Comité Federal del PSOE destituyó a Pedro Sánchez. Por el federalismo y para que el Senado venga a BCN, tuiteaba el pobre sus aspiraciones. ¿Puede un independentista pedir una España federal y reclamar el Senado de la Nación enemiga para su territorio? Es un independentismo algo extravagante, ya veremos qué dice la CUP.

Uno ve la foto de Torra y su familia cederista y empieza a comprenderle un poco. El espejo le devuelve una imagen que le lleva a escribir sus artículos contra los españoles, sus hermanos, sus iguales, los santos inocentes, aunque debería pensar que no todos los españoles son así. Torra nos va a dar grandes momentos, lo auguraba el genio de Claude Chabrol: “La estupidez humana es infinitamente más fascinante que la inteligencia, porque esta tiene límites y la estupidez no”.

Publicado en . | 183 comentarios

Un sueño de la clase media

Hoy seguiremos hablando, es inevitable, del chalete de la feliz pareja insurgente, llamado a ser el Camelot de Galapagar y que está obligando a Iglesias y a su novia portavoz a dar explicaciones improbables y contradictorias. Sobresale la rueda de prensa de la portavoz con la inefable cursilería de haberse comprado una casa para un proyecto de vida, que además es plagio. Le preguntaba Suso de Toro a Zapatero cómo había ligado con Sonsoles y él respondió con la expresión que ahora le copia Irene: “Le pregunté si quería compartir mi proyecto vital”.

Pero fue más lejos y al ser preguntada por la contradicción del chalete con sus críticas al ático de Guindos se fue por las ramas as usual: los mayordomos de los poderosos versus la gente y otras simplezas del estilo: “pienso que un ministro o una ministra deben comprar viviendas para vivir, no para especular”. Una periodista preguntó por qué pensaba que los ministros compraban viviendas para especular, “y ustedes para vivir”, a lo que respondió: “Yo no he dicho eso”. Ha salido en su defensa Juan Carlos Monedero para demostrar su palmario desconocimiento de lo que es el interés compuesto. ¿es posible que este tipo cobrara dos tercios del chalé de Iglesias por diseñar una moneda única para los países del ALBA? Evidentemente, no. ¿No habrá una iniciativa para investigar el cada vez más evidente patrocinio de Podemos por la Venezuela bolivariana? España entera está a la espera de que lo explique Ramón Espinar, juventud sin futuro.

Pedro J. Ramírez ha citado pertinentemente una película del gran José Luis Garci que cuenta el proyecto de vida de una parejita de la clase media en ‘Las verdes praderas’. Manda huevos, que dijo Federico Trillo, presidente del Congreso. Ahora resulta que la regeneración era esto: el líder natural del cambio y su chica están reviviendo el proyecto vital de Alfredo Landa y María Casanova en 1979 cuando la Constitución estaba en pañales y los vascos y los catalanes aprobaban sus respectivos estatutos de autonomía.

Publicado en . | 156 comentarios

Trinos y rebuznos/Zoofilia

El investido presidente de la Generalidad, Quim Torra, había hecho famosos sus tuits, que son la unidad infinitesimal de su pensamiento. En ellos y en sus artículos llamaba a los españoles “bestias carroñeras, víboras, hienas, con una tara en el ADN”. No era para tanto, él se disculpó si alguien había podido sentirse ofendido. Hombre, no, por qué lo dice. Es una manera de hablar: “sois unos hijos de la gran puta y pido disculpas si alguien ha podido sentirse molesto”.

Ayer insistía en la Radio de las Mil Colinas del prusés con una frase que se ha hecho trending topic en Twitter: “Los españoles son un pueblo hermano al que quiero y me gusta trabajar con ellos”, dijo, incurriendo en una falta de concordancia de número; debió decir “con él”.

Por otra parte, el buen rollo con los bichos forma parte de nuestra cultura, incluso de la religión; ahí tenemos a Francisco de Asís y las parrafadas que le echaba al lobo de Gubbio: hermano lobo y en este plan, aunque debo confesar que después de ver la película que le hizo Rossellini, se me quedó la impresión de que era algo simple. En Italia se le llamaba ‘el poverello de Asís’, que es lo que a mí me sale cuando pienso un suponer, en Torrent, el pobrecillo.

Ahí tienen a Cleopatra, acunando al áspid en la teta, por no citar al último Rey visigodo, a quien trastear con Florinda La Cava, la niña del conde Don Julián, le costó Guadalete y la vida. Y allá en su sepulcro (de piedra ha de ser la cama) tuvo el sorprendente encuentro con la serpiente traviesa. “Ya me come, ya me come/ por do más pecado había”, confesaba el tío en el romance que lleva su nombre.

¿Por qué no va a querernos el pícnico president, el gordito supremacista, aunque no tengamos su tipazo? Goebbels hablaba de la raza aria. Hermana víbora, cuñada hiena, una de estas bestias de la peor especie, José García Domínguez, ha escrito un artículo que le ha valido un rebote general en Twitter. Lo que ellos tomaban expresiones de odio eran solo frases de Pujol, Junqueras, Barrera, Gispert y el propio Torra con trasposición de gentilicios. Ha traducido a ‘catalanes’ donde ellos escribieron ‘españoles’.

Publicado en . | 274 comentarios

Lois Lane ha muerto

La actriz Margot Kidder ha muerto a los 69 años. Hace 40 años el tocó encarnar el papel de Lois Lane en Superman que le ofreció Richard Donner y ya se quedó en ello para siempre. Había tenido un papel doble en ‘Hermanas’, de Brian de Palma, que entonces era su pareja, pero desde que interpretó a la periodista del ‘Daily Planet’ en las cuatro entregas de la película, se metió en el imaginario colectivo y su carrera fue a desembocar ahí. Descanse en paz. Nos gustaba para Christopher Reeve, otro caso de mala suerte, a quien una caída de un caballo lo sentó en una silla de ruedas a los 43 años y que murió a los 52.

Publicado en . | 67 comentarios

Otra vez el 155

ledes,

Pie de foto.-Parecidos razonables: Quim Torraplá e Ignatius J. Reilly (Botifler a l’exili)

El candidato Torra hizo un discurso incoherente. Declaró su fe y su voluntad republicanas mientras llamaba ‘Majestad’ al Rey. Albertito Garzón, que no tiene más luces, le habría llamado ‘señor Borbón’ y las juventudes del PNV, lo mismo. A contrapelo, defendía el uso de la palabra: “No se puede mantener el insulto como manera de dirigirnos los unos a los otros”, lo que provocó un irónico, pertinente y cálido aplauso en la bancada de C’s. “Cataluña vive una crisis humanitaria”, dijo este mindundi, que no debe de saber dónde caen Yemen o Siria.

Inés Arrimadas volvió a ser la mejor portavoz. Lástima que su pasividad en los últimos seis meses nos haya privado de un discurso racional frente al delirio. Hace ya tiempo que en cada tertulia hay una escuela de gladiadores y en cada columnista un asesor de Léntulo Batiato. Albert Rivera ha impuesto magisterio y en su combate contra el gladiador añoso tiene con él a un montón de columnistas que le gritan: “¡mátalo!” Rivera no es el único que considera su principal adversario a Mariano Rajoy, en contra de la razón que dio lugar a C’s frente al secesionismo. A lo largo de todo el procès desde 2012, Rivera se ha mostrado más agresivo contra Rajoy que contra Mas y Puigdemont, eso está cuantificado. Tal vez sea por aquella virguería maoísta de anteponer la contradicción de primer plano a la principal.

El escapista ha ungido a un sucesor de su estilo: un indeseable xenófobo con propósitos delictivos y golpistas, pero no se le puede aplicar el 155 con carácter preventivo. El BOE fijaba su duración “hasta la toma de posesión del nuevo Gobierno de la Generalitat, resultante de la celebración de las correspondientes elecciones al Parlamento de Cataluña”.

Torraplá mutará a Torracollons, está en su carácter, y en sus primeras medidas incurrirá en los supuestos del famoso artículo, por lo que el Gobierno deberá tenerlo todo preparado para aplicarlo de nuevo inmediatamente.

Su primera aplicación, está demostrado, fue claramente insuficiente: La puntita nada más y en modo ejaculatio praecox. Habría sido necesario un 155 más largo, más profundo, durante más tiempo. Ahora será la ocasión de aplicarlo adecuadamente. La encuesta del CEO augura la pérdida de dos o tres escaños a Rivera, por lo que no debería tener tanta prisa como entonces en unos comicios inmediatos. Él y los demás constitucionalistas deberían reflexionar sobre el aumento de la ventaja de los independentistas, pero esta sería toda de la CUP y esto debería hacer pensar también a los del común, si es que tal actividad estuviera entre sus habilidades. La CUP, árbitro de la investidura hoy, con cuatro escaños, tendría 11 en las nuevas elecciones.

Fue sincero el candidato al reconocer en sus primeras palabras: “yo no debería estar hoy aquí, debería estar el legítimo presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, reconociendo su papel de señora Danvers y su cometido de ama de llaves en el Manderley de la Generalidad: guardar el recuerdo y no permitir que se profane la habitación de la difunta. Torra sacó a colación a Companys, el golpista del 34, recordando su fusilamiento por el franquismo. Efectivamente, Companys fue detenido en París por la Gestapo, entregado a Franco y fusilado en Montjüic el 15 de octubre de 1940. “Un bel morir tutta la vita onora”, escribió Petrarca, pero el golpista Companys fue castigado por la República, cuando el Tribunal de Garantías Constitucionales lo condenó a 30 años de reclusión mayor por rebelión.

La democracia española tiene un Tribunal Supremo. Ahora lo que nos falta es un Batet.

Publicado en . | 160 comentarios

Eurovision, metáfora de España

Bien, pasó el Festival de Eurovision y los representantes de España, Amaia y Alfred quedaron en un honroso vigésimotercer puesto entre 26 participantes.

No es ninguna novedad. El año pasado, España quedó en el puesto 26 de 26; en 2013, en el 25 de 26; en 2011, el 23 de 25; en 2009, el 24 de 25; en el 99, el 23 de 23 y en el 83, en el puesto 19 de 20, ex-aequo con el último clasificado. Aquel fue el año inenarrable de Remedios Amaya, con ‘¿Quién maneja mi barca?’, segó puants, sirou points.

En 2008, un tal Chikiliquatre obtuvo un resultado mucho más brillante: el 16 entre 23, con 55 votos, cómo vamos a comparar, aunque entonces ya se prefiguraba en aquella edición que Eurovision era una metáfora de España, un país que se desprecia a sí mismo. Lo de aquel tío era solo una extravagancia que inauguraría un estilo. Wikipedia dice que nació en Buenos Aires. Detrás vinieron Echeminga Dominga, la monja jartible, Gerardo Pisarello, Albano Dante Fachín and so on.

En esta edición, volvamos a Eurovision, la cosa ha ido a peor. Hace menos de un mes, con motivo de Sant Jordi, Alfred regaló a Amaia  una novela de Albert Pla, titulada ‘España de mierda’. También ha dicho antes del gran acontecimiento que le gustaría cantar en catalán o en cualquier otra lengua que no fuera el castellano y ella se sintió encantada con el regalo. Bueno, es algo parecido a lo que pasa con la Selección Española de fútbol, llena de tipos que no se consideran españoles, pongamos que hablo de Piqué, ese tipo que hace la peineta cuando suena el himno nacional. ¿Cómo esperar que otros países nos votaran cuando los representantes artísticos de España y Televisión Española no se respetan a sí mismos? Tras el resultado, ella mostraba un leve desencanto: “El puesto es una mierda, la verdad”. Natural, criatura, el que corresponde a tu España de mierda.

Amaia, la criatura que se sintió honrada cuando su compañero en Eurovisión le regaló el libro de Pla, replicó a una crítica que le había formulado la periodista Isabel San Sebastián con una frasecita que le fue replicada en Twitter por decenas: “Queremos a nuestro país a nuestra manera, porque no existe sólo una manera de querer a un país. Y sí, si no no estaríamos aquí”.

Demos la vuelta al estúpido discurso. Ojalá esta mema no tenga nunca un novio que le diga: “Tía, eres una mierda” y cuando ella, lógicamente, lo denuncie, diga en la Comisaría donde le tomen declaración: “La quiero a mi manera, porque no existe solo una manera de querer a una mujer”.

 

Publicado en . | 134 comentarios

Las encuestas de Talleyrand

Albert Rivera atacaba el miércoles las posiciones del PP a la encuesta calada. La espectacular subida de votos, situaba a C’s como la segunda fuerza política, a 1,6 puntos del PP y por encima del PSOE

Narciso Michavila ha traducido el último sondeo del CIS en términos de escaños y el resultado es que la inestabilidad sería hoy mayor que en los buenos viejos tiempos del bipartidismo. Ningún pacto se acercaría a la mayoría absoluta salvo la gran coalición, PP y PSOE. El PP y Ciudadanos sumarían 164 escaños, cinco menos de los que suman ahora. PSOE+Podemos llegarían a 159, lo mismo que el PSOE y Ciudadanos. Más o menos como ahora, dirán ustedes. Con una diferencia notable: Los partidos nacionales dependerían en mayor medida que ahora de los escaños nacionalistas para llegar a los 176 y ni siquiera les bastarían los seis diputados del PNV.

He aquí una razón en favor del viejo y denostado bipartidismo, pero las encuestas le han hecho venirse muy arriba a Albert Rivera y cometer algunos errores estratégicos importantes. La ruptura del pacto con Rajoy se apoya en un pretexto banal en comparación con el gran asunto del miércoles por la tarde, que era el revolcón unánime del Tribunal Constitucional a la investidura telemática de Puigdemont. Dos detalles más: la prohibición de que los órganos colegiados se reúnan a distancia, pongamos que hablo de Berlín y la advertencia a ese otro gran intelectual de la política secesionista, Roger Torrent. Esto se produce en los minutos de descuento del partido para el golpista en jefe.

Rivera tapó la derrota golpista con una denuncia al Gobierno, por no recurrir la delegación de voto de Puchi y Comín, esas dos lumbreras. La verdad es que la Abogacía del Estado había advertido del riesgo de que el TC se lo rechazara por no estar legitimado como sí lo estaban los parlamentarios catalanes. Y luego está lo del 155, gran asunto: Rivera encarecía a Margallo en septiembre de 2014 que “no mataran las moscas a cañonazos”. El 6 de julio de 2017, se mostraba convencido de que no se iba a aplicar el citado artículo, proponiendo en su lugar firmeza para aplicar después la Constitución. El 3 de septiembre último en EM: “Sánchez y Rivera aconsejan a Rajoy que no aplique el 155”. El 25/9 en ‘El Independiente’: “solo de forma parcial y para convocar elecciones de manera inmediata”. Y ya a partir del 2/10 fue el no parar. El 18 de enero pasado, a Europa Press: “Rajoy rechazó aplicar el 155 en Cataluña antes del 1-O y por eso su gestión fue desastrosa”. A Ana Rosa le confesó lo que le costó convencer a Rajoy de la necesidad de aplicarlo. Pero claro, Rajoy se hacía el distraído y el miércoles pasado Rivera y la encuesta del CIS habían patrimonializado tanto el dichoso artículo que tuvo que romper con el PP por la tibieza de Rajoy al aplicarlo. Los dos socios no hablan de Cataluña desde hace tres meses, no digo más, y en esto la culpa se reparte entre los dos, algo más para el Gobierno.

Lástima que Albert Rivera use los sondeos contra la prudente advertencia que le hacía Talleyrand a Napoleón sobre las bayonetas: “Señor, las bayonetas sirven para casi todo, menos para sentarse sobre ellas”. Afortunadamente para Albert, las encuestas del CIS tienen la punta más roma.

Publicado en . | 86 comentarios