Tonnntos de colores

Una estaba racionalizada, la otra no

Ayer me enteré por un tuit de Echeminga Dominga que viene de Francia de que en la moción de censura de Vox por la Podemia solo van a hablar las chicas. Asombroso. Apunta Monsieur D’Hont en su cuenta de Twitter: “¡Qué listo el jefe, un plan perfecto para robarles la tarjeta del móvil cuando suban a la tribuna!”

¿Querrán con esto de las chicas acusar de manera tortuosa de machismo al partido de Abascal? Me parece extravagante siendo su jefe el Macho Alfalfa, también llamado Varón Dando o Azotador Impío. Qué gran capítulo de la Historia Universal de la Infamia se ha perdido Borges con este pájaro: Pablo Iglesias, el Azotador Impío. Puestos en este plan, yo creo que Abascal puede ser acusado de machista por replicar a una mujer, y también creo otra cosa: que Abascal debería ceder turnos a Macarena Olona. Qué espectáculo tan gore sería el duelo entre la Ceaucescu de Galapagar y la portavoz suplente de Vox. Una masacre.

¡Pobre Irene! Yo no creo que sea tonta como dicen por ahí sus detractores. En realidad es buena. Buena de remate. A esta pobre lo que le pasa es que es incapaz de sacramentos. Me perdonarás la metáfora, pero es que vengo de colaborar una temporada larga en la cadena de los obispos y se me ha quedado una querencia.

Qué decir si también interviene Yolanda, esa ministra de Trabajo que desconoce la legislación básica de su Departamento. Digamos que hablo del estatuto de los Trabajadores de 1980, ya lo hemos comentado aquí.

Pero los podemitas se han quedado cortos, aún aceptando su extravagante lógica. Vale lo del género, como dicen, pero ¿qué pasa con la raza? Los de Abascal han encomendado la defensa de la moción a Ignacio Garriga, el negro de Vox. Lo propio de Podemos sería hacerse representar por una mujer que, además, fuese negra. Que conste que sí tenían en existencias. Rita Bosaho Gori, que era diputada por Alicante en las dos legislaturas anteriores. En esta no, pero Irene la nombró directora general para la Igualdad de Trato y la Diversidad Étnico Racial. Había nombrado a otra, una tal Alba González, pero luego se dio cuenta de que tenía una negra y la hizo dimitir.

Rita Bosaho no era la primera negra parlamentaria. Antes lo fue su tío, Enrique Gori Molubela, que fue procurador en las Cortes franquistas por la provincia de Fernando Póo, actual Bioko.

Publicado en . | 77 comentarios

¿Qué es bloqueo me preguntas?

Hace ya algún tiempo que hice mía una paráfrasis de Spengler: “Al final, un pelotón de jueces salva la civilización”. No siempre, claro. También hay jueces podemitas y otros que se dejan abducir por un tipo como el doctor Sánchez. Ahí tienen como ejemplo de estos últimos a Marlasca, Robles y Campo que aceptan, aunque sea a regañadientes, la descabellada reforma que Psico Pedro y Psico Pablo han urdido para la ya traqueteada Ley del poder Judicial. 

Entre los podemitas citaré dos: la gran Vicky Rosell, delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, que en su vida anterior de diputada montaba pollos a los guardias del aeropuerto que pretendían ver su DNI y sacar su ordenador portátil del equipaje, no sabe usted con quien está hablando y José Castro, aquel instructor que declinó el ofrecimiento de Iglesias porque tenía un cometido más ilusionante: sentar en el banquillo a la Infanta Cristina de Borbón. Y lo hizo el 23 de diciembre de 2014, la víspera de que su hermano pronunciase su primer discurso a los españoles como Rey. Y que tuvo el desparpajo de citar un eslogan publicitario de la Agencia Tributaria (Hacienda somos todos) como si fuera uno de los principios generales del Derecho. Era un clásico acuñado por el ministro Bravo Murillo a mediados del XIX.

Si tienen  sus jueces, a ver por qué no van a poder tener sus coches oficiales. O sea que no cabe extrañarse ante el hecho de que los cinco Ministerios que controla Podemos tengan asignados 19 coches: 5 el Moños, otros tantos Yolanda Díaz y tres la marquesa, al igual que Garzón y Castells. Uno, que tenía dudas sobre el papel que le correspondía a los populistas, al fin le ha encontrado un hueco conceptual: son el Parque Móvil Ministerial (PMM) del Gobierno.

¿Es justo que un Gobierno tan galán no pueda disponer de un Poder Judicial a su medida? Psico Pedro y Psico Pablo piensan que no, cosa natural y se han puesto a allanar el camino y a remover los obstáculos. Ya queda claro que este par director, como Julio Cerón, estaban hechos para encontrarse. Ambos están unidos por una psicopatía elemental y por parecidos problemas hermenéuticos. Iglesias no sabe distinguir los verbos infligir e infringir y ambos dos desconocen el significado del término bloqueo. Como los comunistas cubanos, por otra parte.

Así están empeñados en singular batalla contra el principal partido de la oposición cuya falta de aquiescencia a los planes del doctor Sánchez para elaborar unos presupuestos después de arrastrar durante tres años las últimas cuentas de Montoro. El presidente considera,-aunque no creo que sea de buena fe-, que aprobarle los presupuestos es una responsabilidad muy principal de la oposición, lo mismo  que acordar la composición del CGPJ. Como le pasa a su socio con los verbos citados, él se lía con otros dos conceptos. No consigue hacer distingos entre negociar y firmar un contrato de adhesión y no repara en dos cuestiones básicas: que el acuerdo requiere cesiones por las partes y que la responsabilidad principal en la consecución del equilibrio incumbe de manera principal al mando.

En su proyecto para la reforma del Poder Judicial, el doctor ha llegado a la conclusión de que para evitar que el interlocutor bloquee un acuerdo para repartirse entre los dos el gobierno de los jueces hay un método infalible: quedárselo para uno solo. La vía es rebajar la mayoría cualificada de los jueces para garantizarse el control del CGPJ primero, y del Tribunal Constitucional después. Todo parece indicar que Psico Pedro tendrá que envainársela si quiere los dineros de Europa. Es el mal menor, pero hay un daño que ya es irreversible: el prestigio de España en la Unión se ha desplomado por culpa de estos venezolanos que nos gobiernan.

Publicado en . | 51 comentarios

A vueltas con los jueces

El 90% de los jueces quieren que los 12 vocales de elección judicial del CGPJ sean elegidos mediante elección directa de los miembros de la carrera judicial. Hay gente entre la judicatura y sus asimilados, que no es partidaria: Juan Pedro Yllanes, Vicky Rosell, José Castro, Joachim Bosch, Balta Garzón (en excedencia forzosa) Lola Delgado, en comisión de servicios y Elisa Beni, enviada especial a tertulias.

Hagamos un breve repaso al tema. La Constitución fijó en su artículo 122 la vía para elegir  a los miembros del Consejo General del Poder Judicial, vale decir al presidente más sus 20 miembros, 12 de los cuales serán elegidos entre sus pares, jueces y magistrados de todas las categorías y los ocho restantes por el Congreso y el Senado, mitad y mitad, elegidos por una mayoría cualificada de 3/5 en ambas cámaras entre juristas de reconocido prestigio.

Durante la etapa de UCD en el Gobierno se aprobó la Ley 1/1980 de 10 de enero, Ley Orgánica del Consejo General del Poder Judicial que trasladaba fielmente el mencionado artículo de la Constitución, pero esto no acababa de convencer a los socialistas gobernantes desde el 82 y así se aprobó la Ley Orgánica 6/1985 del 1 de julio del Poder Judicial. El felipismo recurrió a la martingala de hacer que los 20 magistrados del CGPJ  fueran elegidos en su totalidad por las cámaras parlamentarias con la misma mayoría cualificada con que se elegía a los ocho juristas por el Congreso y el Senado.

Psico Pedro y Psico Pablo negociaron cómo construir un artefacto totalitario y dieron en reducir la mayoría cualificada que ellos habían impuesto con la ley del 85 a mayoría absoluta.

El asunto, fríamente considerado, da un poquito de vergüenza. Quizá por eso, los tres jueces de carrera que Sánchez incorporó al Gobierno se ausentaron de la sesión en la que sus señorías discutieron el mamotreto: por una pizca de pudor, un último resto de vergüenza, qué pensará mi madre si me ve. Tres jueces: Margarita Robles, ministra de Defensa, Fernando Grande Marlasca, titular de Interior y Juan Carlos Campo que lo es de Justicia, además de los puntos que pudiera reportarle su noviazgo con Meritxell, ay, mi Meritxell.

La Comisión Europea no parece muy partidaria de las fantasías y algo parece que le ha llegado al doctor Fraude, a juzgar por la rueda de prensa que dio ayer desde Bruselas. 140.000 millones es un montón de pasta, lo mires como lo mires y se muestra dispuesto a negociar desde hoy mismo.  Negociar siempre que el interlocutor esté dispuesto a aprobar lo que proponga yo. Para los presupuestos mantiene idéntica posición. Él llegó a la Moncloa por una moción de censura basada en una sentencia prevaricadora. La función de sus socios y de la oposición es sostenerlo allí. No querrán que él lo haga todo.

Sánchez y los suyos consideran que la negociación con el PP no progresa por el bloqueo de este partido. Él no cree que sea responsabilidad principal del mando llegar a acuerdos y a los desacuerdos los llama bloqueos. Por eso, para evitarlos, es mejor que decidamos nosotros solos.

Es de justicia señalar el acierto de Inés Arrimadas en la sesión de control, después de meses de vagar por el desierto: “Sólo hay una idea peor que la de que ustedes se repartan los jueces en la Cámara por amplísima mayoría. Que se lo reparta el Gobierno con sus socios filoterroristas, condenados por golpismo y populistas investigados”. Tiene razón. Toda.

Publicado en . | 149 comentarios

De Tezannnos a Iglesias

Pablo Iglesias pide a los movimientos sociales que “presionen al Gobierno para contrarrestar los poderes oscuros”. A este tipo se le ha ido la pinza. Como muy bien dice en Twitter mi querida Bonnie Parker, que por algo es veterinaria y conoce este ganado: “¡pero si el Gobierno eres tú!” David Mejía apuntaba: “Después le ha dicho a Irene Montero que presione a su marido para contrarrestar los micromachismos domésticos”.

Echeminga Dominga que viene de Francia tiene siempre una versión propia de las cosas. Estúpida, pero propia: “Cuando se organizó la abdicación de Juan Carlos de Borbón tras el escándalo de Botsuana, la imagen de la monarquía estaba en caída libre y gobernaba Rajoy. El CIS dejó de preguntar por ello”.

Este chico es tonnnto. Tezanos hace hablar al CIS: solo el 1,1% de los españoles consideran que la Monarquía es un problema. El CIS elimina la pregunta sobre la gestión de la pandemia por el Ejecutivo tras el mal resultado anterior. Un 57% de los ciudadanos dijo no tener confianza en la política del Gobierno.

Iratxe García Pérez es una eurodiputada socialista natural de Baracaldo que es la presidenta del grupo Alianza Progresista de Socialista y Demócratas en el Parlamento Europeo. Oigan lo que decía hace menos de tres meses: “Los derechos y las libertades de la Unión son de obligado cumplimiento. Los socialistas lo tenemos claro: permaneceremos muy firmes en contra de cualquier propuesta que ponga en riesgo el Estado de derecho: ni un solo euro para aquellos Gobiernos que no actúen  con pleno respeto a  al estado de derecho y a los valores fundamentales de la Unión”.

Publicado en . | 72 comentarios

Para lo demás está El País

He aquí dos titulares de El País, en portada y en páginas interiores. Cualquiera diría que la noticia estaba en el titular que llevaba El Mundo a su primera.

O sea que la moción de censura que llevó a Psico Sánchez a La Moncloa y que fue voceada por Psico Iglesias y también por Albert Rivera (aunque este no votara la moción) fue ilegítima. Este es un detalle inexistente en el relato de los hechos de El País, un artefacto que un día fue periódico. Pues nada, esto es lo que hay.

Publicado en . | 136 comentarios

Cancionero de ausencias

Zapatero y sus poderes legislativos

Hace ya casi veinte años, el socialista vitoriano Javier Rojo, que acabaría alcanzando su nivel de incompetencia cuando Zapatero, otro que tal,  lo nombró presidente del Senado, compareció en un programa electoral de ETB y a preguntas del moderador, extrañado de que un socialista hiciera causa común con el PP, respondió: “en los campos nazis a ningún judío le preguntaban si era de derechas o de izquierdas”.

Hoy, ante la iniciativa de Libres e Iguales para que 183 ciudadanos españoles grabaran un mensaje de apoyo al Rey ha habido silencios sorprendentes y explicaciones aún más sorprendentes. Atronadores silencios de gentes que sí acudieron pastueños a la boda de los Reyes en estado de crisálida, quiero decir cuando eran príncipes, figuras de relumbrón en la cultura o el deporte que fueron gozosos a recoger el premio Príncipe de Asturias (ahora Princesa) al teatro Campoamor, pero que decir ‘¡Viva el Rey!’ les da yuyu.

Hay quien excusa su vítor ausente con el argumento de que “uno de estos días voy a cenar con él” o “es demasiado complejo”, aunque mi preferida, por española, es la explicación de un viejo socialista, ya octogenario y fuera de la política activa desde hace un lustro: “si coincidiera con alguien de Vox sería un cadáver político”, dijo mientras flotaba en un olor de incienso y cera. Vox es para nuestra desdichada izquierda el equivalente a lo que era hace veinte años el PP.

En el socialismo actual solo Emiliano García Page ha dicho ‘Viva el Rey’. Hay gente con pasado socialista, Corcuera, Rosa Díez, Paco Vázquez y Joaquín Leguina, aunque no sé si este último pertenece todavía a la iglesia militante. Pero uno no entiende que socialistas por quienes se siente aprecio y cierto respeto intelectual se hagan los longuis, pongamos que hablo de Jáuregui o Redondo. O que hagan mutis el presidente en activo, los 22 lerdos que le hacen juego en el Consejo de Ministros y tres expresidentes vivos.

Zapatero es aliado del dictador más corrupto de América y que practica la represión más feroz (consultar Human Rights Watch), además de tener a su pueblo acorralado por hambre (aunque el zangolotino Errejón sostenía que los venezolanos comían tres veces al día).

Cómo van a firmar nuestros socialistas en una lista en la que figura Santiago Abascal. Cómo va a suscribir el PP una moción de censura que han planteado los de Vox. Por aquel entonces tuve la ocasión de compartir un café parlante con Zapatero y otra media docena de personas en casa de Javier Pradera. El secretario general del PSOE, que ya para entonces tenía al inenarrable Txusito negociando con Otegi la violación del Pacto Antiterrorista en el caserío Txillarre, tuvo el cinismo de mostrar su preocupación por el hecho de que los socialistas tuviesen que ir a rebufo del PP y a uno se le ocurrió una metáfora ciclista pertinente: “tomadles la delantera”. El consejo vale para la zozobra del PP ante la moción de censura contra Sánchez. Casado debería presentar su propia moción, adelantar a Vox en la tarea. Nunca hubo en España un gobernante tan indigno y tan incompetente, nadie tan merecedor de la censura como el psicópata de La Moncloa.

Vivimos en la España del fulanismo, gran invento de Zapatero que Sánchez está pespunteando con primor. Con esta gentuza no habría sido posible la transición. Ellos van a pulverizarla. Yanos lo advirtió Edmund Burke: “para que mal triunfe solo es necesario que las buenas personas no hagan nada”. No sé si me explico.

Publicado en . | 96 comentarios

Tonnntos insalubres

Hermann Tertsch refresca la memoria a Esther Palomeras, recordándole una intervención suya gloriosa de hace meses frente a Jaime González: “Es imposible. El Partido Socialista nunca va a gobernar con Podemos y el apoyo de los independentistas, nunca. Nunca es nunca”

Salvador Illa, esa amable inutilidad era en su rueda de prensa del viernes tan inútil como suele, aunque menos amable. Para ello se hizo fuerte en dos habilidades suyas: los tópicos verbales y las mentiras.  Arremetió contra la Comunidad de Madrid y su presidenta con dos frases hechas: No hay peor ciego que el que no quiere ver y la paciencia tiene un límite. Podría haber añadido: Más vale un toma que dos te daré o más vale pájaro en mano que ciento volando. 

Luego mintió al usar datos con 5 días de antigüedad para poder decretar el estado de alarma y confinar la Comunidad Autónoma sin tener en cuenta la disminución de casos que que ahora mismo está en los 500 por 100.000 habitantes, mientras en Navarra está en 564.

Este lego en medicina ya mintió a finales de febrero al desaconsejar en Tele-5 e uso de mascarillas. El BOE del 20 de mayo regulaba el uso de las mascarillas e Illa decía al día siguiente que él siempre había sostenido que su uso era recomendable. El 8 de julio afirmaba que era obligatoria y el día 30 del mismo mes admitió que el famoso comité de expertos en cuyas opiniones había basasdo la negativa a que Madrid progresaba de grado era un invento, que no había tal comité.

En mi columna de ayer expliqué la razón de que Pablo Iglesias anunciara su admiración por Eldridge Cleaver, ministro de Información de los Panteras Negras. Después de haber sido condenado a 30 años por violaciones, se dedicó al diseño. Creó unos pantalones hipermasculinos, con un depósito exterior para llevar la verga. Busquen en Google ‘Cleaver pants’ y ya verán.

Yo creo que el marqués de Ceaucescu se pondrá unos para el año que viene. Hay que tener en cuenta que él es corto de pellejo. Por eso, cuando se estira el moño se le cierran los ojitos, como le pasó al saludar al Rey, y se le abre la bragueta. Con los pantalones de macho alfa no arregla lo de los ojos pero sí lo de la bragueta.

Publicado en . | 79 comentarios

Pablo y sus modelos

El ideal de Pablo

Se cumplían el viernes 53 años del asesinato del Che Guevara en la escuela de La Higuera y Pablo Iglesias colgaba en la red un tuit de elegía tipo aquí se queda la clara: “hasta siempre, comandante”. Rocío Monasterio recordó los fusilamientos de La Cabaña y el despropósito de que un vicepresidente defienda a un asesino, a lo que él replicaba que los antepasados de Monasterio se hicieron ricos en Cuba explotando a sus trabajadores en los ingenios azucareros. La dirigente de Vox también pudo recordarle la radical homofobia del mejor soldado de la Revolución, para quien los homosexuales eran contrarios al ideal del ‘hombre nuevo’. Por eso creó un campo de trabajos forzados en Guanahacabibes, en cuya entrada parafraseó el lema de Auschwitz: “el trabajo os hará hombres”.

También habría sido pertinente tirar de hemeroteca para recordar la tierna confesión que le hacía por carta a su padre: “Tengo que confesarte, papá, que en ese momento descubrí que me gusta matar”, escribió, tras haber asesinado a sus primeras 14 víctimas. El carnicero de La Cabaña, Santa Clara y hasta de la Sierra Maestra, blasonaba de ello en la Asamblea General de la ONU el 11 de diciembre de 1964: “Nosotros tenemos que decir aquí lo que es una verdad conocida, que la hemos expresado siempre ante el mundo: fusilamientos, sí, hemos fusilado, fusilamos y seguiremos fusilando.” Iglesias mostraba análoga jactancia al presumir en más de una ocasión de que su padre pertenecía a una organización terrorista: “mi padre frapero”.

El otro gran modelo de Iglesias fue Leroy Eldridge Cleaver, ministro de Información de los Panteras Negras, que fue condenado a 30 años de cárcel por violador en serie. Él lo asume en ‘Alma encadenada’, un libro surrealista que el Moñas no ha debido de leer: “Me volví un violador. Para afinar mi técnica y modus operandi comencé practicando con chicas negras en el gueto…y cuando me consideré lo suficientemente sigiloso, crucé el barrio y busqué presas blancas”. Al cumplirse medio siglo de la fundación de los Black Panthers, la impresionante Irene lo celebraba así: “50 años de Panteras Negras. Ejemplo de organización que crea comunidad y movimiento popular construido por mujeres”. Hace falta entrenar mucho para alcanzar este nivel de insuficiencia. Ministra de Igualdad de Sánchez.

Este modelo de Iglesias fue candidato por su partido a las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 1968, las que ganó Nixon con 31,7 millones de votos. Cleaver sacó 37.000. El candidato abandonó poco después la política y se dedicó al diseño, arte en el que popularizó unos pantalones hipermasculinos. Los curiosos (y las curiosas, claro) pueden buscar en Google ‘Eldridge de París’, ‘Eldridge pants’ o ‘Cleaver pants’. Ahí verán al propio ídolo de Iglesias haciendo de modelo para anunciar sus pantalones, con una práctica y aparente funda exterior donde  acomodar la verga. En mi opinión era esta la fascinación que ejercían los panteras negras para el macho alfalfa de Podemos: “Yo, el más masculino y el más femenino de los hombres”. La foto de Cleaver con su invento se complementa con otra del fundador y ministro de Defensa, Huey P. Newton (¿o quizá era Huey P. Einstein?) sentado en un sillón tipo Emmanuelle, con una escopeta en una mano y una lanza en la otra. Estos son sus modelos, sus inspiradores políticos y morales. Otro día hablaremos de sus patrocinadores: Ahmadineyad y Nicolás Maduro.

Huey P. Einstein
Publicado en . | 96 comentarios

¿Estado de alarma? No, es solo el Gobierno

El varapalo del TSJM al Gobierno que preside el doctor Sánchez ha sido mal recibido en Moncloa y se ha respondido como se suele ante las resoluciones judiciales que no son favorables, tratando de que el después sea exactamente igual que el antes.

Ayer, aunque era un empeño improbable, Ayuso pedía a Sánchez tiempo y negociación, pero el interlocutor no estaba por la faena. El único sentido de los acuerdos para él es el amén del interlocutor, para lo que expuso a Díaz Ayuso tres posibilidades, escenarios, dicen ellos, los tres con el mismo resultado: A) que el Gobierno autonómico aplicase la L.O. 3/1986 de 14 de abril de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública. El Gobierno despreció esta ley para aplicar el estado de alarma con seis prórrogas en primavera. B) que el Gobierno de la Comunidad pidiese a Moncloa la aplicación del estado de alarma. C) El estado de alarma lo aplica Sánchez por el artículo 33. 

El doctor no tenía tiempo ni paciencia: “hay que proteger la salud pública ya”. No parece un mal argumento salvo por un pequeño detalle. Las medidas que había adoptado Díaz Ayuso estaban dando resultados favorables, no como para galas pirotécnicas, pero sí apreciables. El doctor Fraude no ha tenido en cuenta que la incidencia del Covid 19 ha progresado  desde su aplicación (implementación dirían esta cuadrilla de cursis)  hasta el punto de pasar de los 850 casos por 100.000 habitantes a ponerse por debajo de la cifra mágica de 500 casos en apenas dos semanas, exactamente a 465, según dijo el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida. 

Illa, ese tipo que se ha puesto a gestionar la Sanidad con sus estudios en Filosofía y sus buenas ganas de presidir la Generalidad no está de acuerdo, pero en esto, como en todo, hay que plantearse quién le merece a uno más credibilidad. Moralmente, Illa está en el nivel medio de la casa, es decir, bajo mínimos. Y respecto a la mentira no digamos, nivel Sánchez-Iglesias. Él fue el que sostuvo (e hizo sostener al jefe) el argumento del comité de expertos para no permitir la progresión de grado a Madrid, un comité de expertos que no existía, como se vio obligado a confesar a finales de julio. Se lo había inventado él.

A mí me impresiona mucho el ministro de Sanidad que tiene referente cinematográfico: El miércoles pasado moría el cineasta Francesc Betriú, alguna de cuyas películas considero de interés. La primera de ellas, ‘Corazón solitario’ estaba protagonizada por el actor francés Jacques Dufilho y arrancaba en un funeral en el que Dufilho tocaba el órgano. Tenía el hombre un aspecto tan triste que a la salida todos los asistentes le daban el pésame. Era igual que Salvador Illa, aunque sin gafas.

La presidenta Díaz Ayuso tiene dos problemas: uno es Pedro Sánchez y otro es su socio, Ignacio Aguado, que ya se había mostrado partidario de Sánchez en este terreno. La ofensiva contra  Madrid nada tiene que ver con la salud. Es política. A ver si hay lo que tiene que haber para aplicar el estado de alarma a Navarra, la comunidad más afectada de España. No hay, porque no le dejaría EH Bildu, aliado presupuestario. Es un buen momento para que Ayuso convoque a los madrileños a las urnas. Y a las madrileñas, no faltaba más.

Publicado en . | 90 comentarios

Revolconnnes

Qué carita la de Aguado

El doctor Fraude no se resigna ante el varapalo que ayer le propinó la Justicia y ha convocado para esta mañana un Consejo de Ministros Extraordinario para imponer el Estado de Alarma contra Isabel Díaz Ayuso. Se está quedando una mañana estupenda para que la presidenta de la Comunidad convoque a los madrileños a las urnas.

Pablo Echeminga Dominga que viene de Francia criticaba la resolución del Tribunal superior de Justicia con lo que a él debe de parecerle una humorada: “A lo mejor es que TSJM significa Tribunal Superior de Justicia de la Moraleja”. Esta triste criatura no apura todas la posibilidades. También podría ser Tribunal Superior de Justicia para Majaderos.

Pablo Iglesias mostró ayer una sorprendente confianza en la posición del Tribunal Supremo con una de esas contracciones que cabalga tan ufano: manifestar su seguridad en que el Supremo no va a imputarlo, todos sabemos lo que va a decir, mientras sigue en campaña contra los jueces. A ver si no se arruga mi Marchena, porque esa sería una señal inequívoca de la muerte de la democracia. Ayer, por otra parte, el marqués Ceaucescu de Galapagar demostró la veracidad del refrán “si quieres conocer a fulanito dale un carguito”. Ayer, en el Senado a la oposición: “Tengan ustedes la decencia  de no gritar desde la bancada cuando un vicepresidente está en el uso de la palabra”. Y volvió a anunciar que nunca se sentarían en el Consejo de Ministros.

“Merece verse el video”, dice Emilia Landaluce. “Chuloputismo nivel amenaza física”. Pilar Diz se pregunta: “¿Hay algo más patético que un mindundi endiosado?”

Ayer comentabas el precedente de los 800.000 de Felipe González. Oye lo que dijo ayer: “Yo prometí en la 1ª legislatura crear 800.000 empleos. Aprendí a callarme, porque los empleos los crean los empleadores, no el Estado”.  Por otra parte Teodoro, del que cada vez soy más fan, se salió ayer al decir: “Vox es el Podemos de la derecha, no apoyaremos su moción de censura”. Luis del Pino lo caricaturizaba: Hola, soy Teodoro. Como tengo que inventarme algún argumento para no apoyar, digo que Vox es el Podemos de la derecha. Así que en Madrid, Andalucía y Murcia gobernamos gracias al Podemos de la derecha”.

Cristian  Escribano anunciaba en Twitter:  “Después de Carmen Calvo y su  ‘Pedro Sánchez, el presidente, nunca ha dicho tal cosa, eso lo dijo P.S., la persona’, llega Mª Jesús Montero y su ‘La Justicia está investigando al Pablo Iglesias antiguo, no al Pablo Iglesias vicepresidente’. Imposible tener más caradura”.

Publicado en . | 120 comentarios