Trinos y rebuznos/Sobre el Palau

El separatismo catalán es un espacio privilegiado para el rebuzno. Muy especialmente lo relacionado con la corrupción. Acuñaron su ‘España ens roba’ en contra de la evidencia y de los hechos. ¿Cómo puede extrañar a nadie que llegados al punto de la evidencia, incluso judicial, sea opinable? ¿Qué son las 546 páginas de la sentencia de la Audiencia de Barcelona frente a un rebuzno en Twitter? Es verdad que en la sentencia hay exposición de hechos, argumentos y considerandos, pero es muy difícil que un juez (o tres) pongan en tantas páginas la misma convicción que Irene Montero, esa gentil y desprejuiciada criatura que Pablo Iglesias puso a pastorear a su Grupo en el Congreso de los Diputados, en un solo tuit.

Pablo, apenas recuperado de sus tres semanas de vacaciones navideñas, dio la consigna: “Nuestra obligación es y seguirá siendo la de rendir cuentas”. Y decir la verdad, debería haber añadido. Apenas conocimos la sentencia, ella explicó a los gentiles las complejidades del Caso Palau: “Millet (miembro honorífico de la FAES y amigo de Aznar) y Montull pusieron en práctica una estrategia encaminada a disponer ilícitamente de cuantiosos fondos del Palau de la Música. No hay banderas que tapen su corrupción. Hay que construir la alternativa”.

¿Qué corrupción? Naturalmente la del PP. Gabriel Rufián hacía justicia intelectual a su apellido por la misma vía: “Millet es amigo personal de Aznar, así que nuestro no es”.

Tratándose de rebuznos, había que contar con Pilar Rahola en su columna de La Vanguardia: “¿Cómo es posible que solo se haya investigado a CDC, a pesar de saberse los vasos comunicantes que unen a Millet con todos los partidos políticos y especialmente con el PP?”

Entre tanta morralla, un trino de lucidez de Luigi, recreando de rifirrafe entre Maragall y Mas el 21 de febrero de 2005. No es cierto que la acusación presidencial: “Vostés tenen un problema i aquest problema es diu tres percent”, cabrease al jefe de la oposición, que replicó muy calmado: Bueno, si supone un problema, lo subimos al cuatro por ciento”. Eso es todo.

 

 

Anuncios
Publicado en . | 40 comentarios

Ciutadans de Tabarnia: No soc aquí!

Lo más grande desde Tarradellas. ¡Y aún desde antes!

Dicho en castellano (Gentileza de don Madrileo):

Ciudadanos de Tabarnia, no estoy aquí. No estoy aquí porque los usurpadores de sentimientos, de dinero, de instituciones, de clubs y de banderas han hecho irrespirable este territorio para los amantes de la libertad y el buen humor.

No estoy aquí porque el lugar donde nací se llenó de rufianes que lo trinchan todo, y han dividido Cataluña., pretenden dividir toda España, y también Europa si pueden.

Ya han roto familias, amistades y negocios, y no les importa llevarnos a la ruina más absoluta. Pero por fin, la rosa de Abril, Morena de la Sierra, ha iluminado la catalana tierra de unos anticuerpos capaces de reaccionar ante la epidemia: son los ciudadanos de Tabarnia, que han comenzado el renacimiento, el renacimiento del sentido común.

Han dicho ¡basta! a tantos capullos disfrazados de “segadors”. Han dicho basta de envenenar la cabeza de los niños. Basta de incitar al odio al vecino del rellano. Queremos seguir siendo copropietarios del museo del Prado, de la Alhambra de Granada y del Pilar de Zaragoza.

En Tabarnia queremos reírnos con libertad, queremos reírnos de todo y de todos, sin ser perseguidos como traidores. Queremos hacer buenos negocios sin mordidas institucionales. Queremos pasar las navidades sin malas caras. En definitiva, queremos tener al gran Josep Pla en la misma estima que tenemos a los euros.

En Tabarnia cabe todo el mundo. Ya nos apretaremos un poco sin hace falta. Ahora bien, no vengan con tractores, que no cabremos.

“El payaso Boadella”, dirán los rufianes. Es cierto, soy un payaso. Pero a su lado soy solo un modesto aprendiz. Porque por mucho que he hecho, por mucho que me he esforzado, por mucho que he trabajado, no he conseguido nunca superarlos. Siempre han ido por delante con sus farsas. Sus golferías son espectaculares. Han hecho del parlamento el auténtico Teatro Nacional de Cataluña. Y como expertos en el engaño con dinero público, la verdad es que no tienen competencia posible.

Pero ha llegado el momento de decir: Señores trinchadores y rufianes, sus bufonadas con nuestro dinero se han acabado. La Tabarnia triunfante, rica y plena, les avisa de que si siguen insistiendo en este proceso destructivo, nuestra actitud será jovial, explícita, pero también muy catalana.
Así… Butifarra a la Cataluña que nos quieren imponer.

Ciudadanos: ¡Viva Tabarnia! Que es lo mismo que decir: ¡Visca España!

Publicado en . | 79 comentarios

El bable y su cooficialidad

El nacionalismo es como las fiebres tercianas. Todo nacionalista lleva dentro un caballero negro, como el personaje inasequible al desaliento y a la derrota de ‘Los caballeros de la mesa cuadrada’ de los Monty Python. Siempre vuelven. Y los tontos útiles, inútiles y mediopensionistas siempre están ahí, por si es necesario su concurso.

Vuelve a ser noticia en Asturias la reivindicación de la cooficialidad del bable y el pedrosanchismo, arrinconadas ya las muestras de sensatez que aportaba Javier Fernández, se entrega con entusiasmo a la causa de la cooficialidad que respaldaba Podemos. No es el infierno, es la izquierda. Pedro, que habla de ‘la derecha bicéfala’, no podría llamar a lo suyo y lo de Pablo ‘la izquierda bicéfala’, porque a ver dónde está la cabeza. En 2011 traté el asunto de la cooficialidá a partir de la conversión de uno de nuestros artistas de izquierda, Víctor Manuel:

“En el Principado de Asturias se empezó a desarrollar el 3 de junio de 2008 una campaña que tiene como objetivo incorporar la cooficialidad del bable a la reforma del Estatuto de Autonomía. Es su avanzadilla la vanguardia natural de la sociedad asturiana y española, esa brigada Voluntarios de la Luz, que no debe confundirse con la Brigada del Amanecer, ojo. Son el epítome de lo que la jerga eurocomunista llamaba hace treinta años y más ‘la alianza de las fuerzas del trabajo y de la cultura’, conglomerado de intelectuales y artistas, que en los tiempos presentes ha incorporado a sus filas a los deportistas de elite.

Esto se veía venir. Hace ya más veinte años que Finkielkraut describió la lógica de esta santa alianza en ‘La derrota del pensamiento’: da lo mismo Dostoyevski que un par de botas. Los actores son intelectuales y a las habilidades deportivas se les llama ‘talento’.

Pues buen, los voluntarios de la luz asturianos, “reyes de la minería, señores de la labranza,” escribió Miguel Hernández (aunque la minería y la luz no sé si casan) están grabando sendos vídeos en los que se manifiestan partidarios. En enero de 2009 se incorporaba a la campaña el músico Víctor Manuel, al que acompañan en esta conquista del futuro nombres egregios de la cultura asturiana: Corín Tellado, (ya fallecida) José Angel Hevia, Manuel Busto, Sonia Fidalgo y otras celebridades locales.

Una primera cuestión llamativa es el nombre de la campaña: “Doi la cara pola oficialidá”, esa impostación del heroísmo, caiga quien caiga. Dar la cara es arriesgarse a que se la partan a uno . Eppur si muove. “Afrontar el peligro o la responsabilidad, o no eludirlos”, según define el ‘Diccionario fraseológico documentado del español actual’, de Manuel Seco. Efectivamente, dan la cara, caiga quien caiga, aunque lo que cae mayormente es la subvención.

El texto del video de Víctor Manuel es el siguiente:

“Hola, soy Víctor Manuel. Estoy por la oficialidad porque creo que es bueno y que nos va a ayudar a ser mejores, a ser más cultos, a conocer mejor lo que ha sido nuestra historia, nuestra presencia como Asturias desde hace miles de años.”

Extraordinario asunto este de las raíces fosilizadas y que hermana a todos los nacionalismos. Ibarretxe, que es una antonomasia del neolítico, data sus orígenes con algo más de precisión: “tenemos futuro porque somos un pueblo con siete mil años de historia, sólo el que sabe de dónde viene puede saber hacia dónde va”, dijo el 21 de octubre de 2006, durante la inauguración de la oficina de intereses del Gobierno Vasco de Argentina.

Víctor Manuel era entrevistado en marzo de 1.999 por Arantza Furundarena para el suplemento del Grupo Correo ‘El Semanal’. En la entrevista, Víctor Manuel proclama su ideario: “en la izquierda, en la progresía, en la solidaridad”. Él era un tipo de esos que caen bien espontáneamente. Su mujer, Ana Belén, nos tuvo enamorados a todos los progres de mi generación, y él era un buen tipo, inteligente y razonable. Conocía su canción a Franco y a su paz, cuando el referéndum de la Ley Orgánica del Estado en 1966, pero no me parecía muy significativo. Es verdad que los veinte años que él tenía con antecedentes familiares en la minería (El abuelo fue picador allá en la mina) deberían haberle llevado antes al antifranquismo, pero no establezcamos reglas inamovibles ni descartemos las aportaciones de las vocaciones tardías. No hay más que fijarse en el juego que dio Saulo de Tarso al cristianismo.

En la entrevista se muestra inteligente y razonable. Confiesa que tiene gran interés por el problema vasco, que leía con gran atención a Jon Juaristi y en el diálogo que reproduzco a continuación, hace un dictamen muy preciso al hilo de una anécdota luctuosa:

VM.-Recuerdo que la hermana de Iruretagoyena, el concejal (del PP) asesinado en Zarauz, salió en televisión diciendo: “Pero, ¿cómo le han matado, si era vasco?” Eso está ahí e indica que hay un problema, obedece a una enfermedad. No me gustan los nacionalismos de ningún tipo, ni el español, ni el vasco ni el asturiano.”

AF.-¿El asturiano?

VM.-Es terrible, todo lo malo se copia. En Asturias ya empiezan a decir qué es de buen asturiano y qué es de mal asturiano. Siempre hay imbéciles que imitan lo peor.

AF.-Pero usted siempre ha demostrado un gran apego a su tierra.

VM.-Claro, es que yo quiero a Asturias tanto como cualquier nacionalista asturiano. Sin embargo, creo que el bable no tiene que ser cooficial, como algunos pretenden. En Asturias, de un tiempo a esta parte, somos expertos en inventarnos problemas donde no los hay. Y éste es un problema claramente inventado. A los nacionalistas les encanta reescribir la historia. Hay gente de mi generación que me ha dicho: “Es que a mí me pegaban en la escuela cuando hablaba en bable”. Y yo digo: “Pero si tú eres de la misma escuela que yo, y hablábamos todos igual. ¿De dónde sacas esto?” En mi tierra el nacionalismo es todavía bastante suave. Pero sospecho que va a prender más; la estupidez no tiene fronteras.

Si comparan el mensaje del vídeo con sus declarciones de hace diez años notarán quizá en éstas una fuerza de convicción de la que carece el vídeo. ¿Incoherencia? En modo alguno. Si ustedes recuerdan la letra de ‘Asturias’, hermosa canción, por cierto, ya prefiguraba algo de esto para quien supiera leer entre líneas, una revisión poética de la ceguera de Edipo. Asturias como Yocasta:

“Los ojos, ciegos los ojos,/ ciegos de tanto mirarte;/ sin verte, Asturias del alma,/ hija de mi misma madre”.”

(Lágrimas socialdemócratas. S.G. La Esfera de los Libros, 2011)

Publicado en . | 75 comentarios

El caso Millet es Mas

A veces, la cuestión de la honestidad en los asuntos públicos depende de pequeñas cosas, detalles. Un suponer, el asunto del Palau. Al conocerse lo de Millet y Montull, los socios del invento, (el Ministerio de Cultura, la Generalidad y el Ayuntamiento de Barcelona) acordaron colocar al frente del Palau a un alto funcionario del cuerpo nacional de secretarios, interventores y tesoreros de la Administración Local. Joan Llinares permaneció en el cargo 16 meses y tres días, durante los que puso a disposición de la justicia datos sobre la cantidad esquilmada por el equipo anterior, 35 millones de euros.

Contaba Llinares a Ángeles Escrivá lo que era un hecho de lógica inapelable: la confesión de Millet de que la mordida en las adjudicaciones de obras pasó del 3% al 4% “porque Convergència quería más dinero”. Apunta Llinares que el cambio de tarifas se produjo cuando el Astut Mas era ‘conseller en cap’. Algo intuía uno en febrero de 2005, recuerden el momento en que Maragall dijo al jefe de la oposición: “Ustedes tienen un problema y ese problema se llama tres por ciento”. No hizo falta ni una explicación más. Mas saltó y advirtió al president: “Usted acaba de enviar la legislatura a hacer puñetas”. Pasqual Maragall, que estaba muy ilusionado con su proyecto de nuevo Estatuto, moduló al momento: Vale, lo retiro.

La intuición era que el 3% era una cantidad pequeña, y que Convergència podría ser acusada por prácticas de dumping. Efectivamente, Felix Millet lo cifró en el 4 y no caben dudas sobre quien era el responsable: Artur Mas Gavarró. Fue el hombre de confianza del padre padrone mientras el joven Oriol, carne de la carne y sangre de la sangre del fundador, templaba sus armas para el futuro. Como dice un amigo mío parece mentira que un patriota pudiera levantar una nación para esquilmarla y una república hereditaria. Y Mas ocupó los cargos que tenía que ocupar para lo que el partido esperaba de él en su interregno. Entre 1995 y 2003 Mas fue sucesivamente: consejero de Política Territorial y Obras Públicas, consejero de Economía y Hacienda y conseller en cap o primer consejero de la Generalidad.

Mas acudió al Monasterio de Ripoll el 30 de octubre de 2006, en vísperas de la jornada de reflexión de las elecciones autonómicas que le madrugó el PSC por segunda vez, ¡con Montilla! Y allí, ante la tumba de Guifré el Pilós, uno de los mitos fundacionales de Cataluña, que no inventó la señera con sus dedos tintos en su propia sangre, y parece que ni siquiera sus restos estaban en aquella tumba, creando una tradición que varios siglos después repetirían con el corazón evanescente de Macià. Pero Mas ya trampeaba con los mitos, lo suyo no era el rigor: «este simbolismo es patrimonio y creación de nuestro pueblo, que ha sido y quiere continuar siendo una realidad incuestionable».

Así está el tema. Hoy vamos a conocer la sentencia del Palau, que va a ser un autorretrato del expresidentes del PdeCat, tal como dice Joan Llinares: “El personaje central de esta historia, después de Pujol, es Artur Mas”.

 

Publicado en . | 79 comentarios

Vivir sin padre

A Ana Iríbar

Hoy publica El Correo una entrevista extraordinaria,  la que le ha hecho Arantza González Egaña a Javier Ordóñez Iríbar, hijo del teniente de alcalde de San Sebastián asesinado por ETA, Gregorio Ordóñez y de Ana Iríbar. Quiero destacar hoy el tratamiento que el diario ha dado a la información: portada y tres páginas interiores, las tres que abren la sección de Política. Seguir leyendo

Publicado en . | 67 comentarios

Ajuria Enea, 30 años

 

Ahora, que de casi todo hace veinte años o treinta. En este año pasado se han cumplido dos décadas del secuestro y asesinato de Miguel Angel Blanco, otro tanto de asesinato del ertzaina Aguirre y treinta del atentado de Hipercor y de la casa-cuartel de Zaragoza, conviene también recordar los aniversarios de los momentos en que la sociedad vasca por medio de sus representantes supo estar a la altura de los acontecimientos.

Ayer se cumplieron treinta años del Pacto de Ajuria Enea, cuando el lehendakari Ardanza reunió en su residencia a los representantes de los seis partidos democráticos con representación parlamentaria en Vitoria: Arzalluz por el PNV, Txiki Benegas por el PSE, Oliveri por EA, Kepa Aulestia en nombre de EE, Julen Guimón por CP y Marco Tabar por el CDS. Aquellos siete hombres justos firmaron un documento inequívoco contra ETA, a pesar de algún desliz en la declaración de principios: “el uso ilegítimo y reprobable del terrorismo”, como si hubiera algún uso que pudiera no serlo. Tal vez quisieron escribir ‘violencia’.

El Acuerdo para la Normalización y Pacificación de Euskadi, que tal era su nombre, había tenido precedentes. El 14 de marzo de 1985, una semana después del asesinato del superintendente de la Ertzaintza, Carlos Díaz Arcocha, el Parlamento vasco aprueba una resolución contra la violencia. Nunca antes se había comprometido el PNV en un documento conjunto contra el terrorismo. El pasado mes de septiembre se cumplieron 30 años de un discurso del lehendakari Ardanza en un Debate de Política General en el que por vez primera rompía la falacia nacionalista sobre el acuerdo con los terroristas en los fines y el desacuerdo en los medios: “no hay dos caminos que convergen en la misma meta. Las metas, igual que los caminos, son diferentes”.

Mes y medio después, el 5 de noviembre, se firmaba en el Congreso de los Diputados lo que se llamó el Acuerdo de Madrid sobre el terrorismo o más sencillamente ‘El Pacto de Madrid’, firmado por el presidente del Gobierno, Felipe González y nueve representantes de los grupos parlamentarios (todos, menos Herri Batasuna. EA, recién escindida del PNV no tenía diputados en el Congreso, lo que quizá llevó a su dirigente Oliveri a distanciarse metodológicamente: el acuerdo debía haber sido suscrito en el Parlamento vasco y ratificado posteriormente en el Congreso. En todo caso, el Pacto de Madrid se apoyaba en el acuerdo de la Cámara de Vitoria de marzo del 85, respaldaba el Estatuto de Autonomía, negaba legitimidad a ETA para negociar políticamente y expresr la voluntad del pueblo vasco y declaraba únicos interlocutores en los problemas del país Vasco a los partidos políticos con representación parlamentaria, al Gobierno Vasco y al Gobierno de la Nación.

El Pacto de Ajuria Enea recogía de manera expresa los dos acuerdos citados y tuvo su continuidad en el Acuerdo por la Paz y la Tolerancia, el pacto de Navarra, suscrito en octubre de 1988 por todos los partidos salvo EA y HB. La vigencia de Ajuria Enea se extendió a lo largo de una década, pero es rotundamente falso, como se empeñaba en sostener recientemente un analista, que aquello supuso el comienzo del fin de ETA. Tuvo su momento épico tras el asesinato de Miguel Angel Blanco, cuando Ardanza, subido a un banco de piedra frente a su residencia, acusó: “ETA sigue teniendo cómplices entre nosotros(…) Hoy queremos denunciarlos. Se llaman Herri Batasuna”.

La última reunión de los firmantes del pacto se produjo el 17 de marzo de 1998, pero para entonces ya era un cadáver. Aquel verano, dos de los firmantes, el PNV y EA negociaron con ETA para marginar de la vida política vasca al PP y al PSE. El 12 de septiembre se firma el Pacto de Lizarra y el día 16, ETA declara una tregua. Desde la firma del Pacto hace 30 años, ETA habría de asesinar todavía a 260 personas, 55 desde la última reunión de los firmantes. El pacto tuvo utilidad, pero nunca se preocupó de las víctimas.

 

 

 

 

Publicado en . | 84 comentarios

La ley, mano de santo

Una noche en el talego bastó para que Carme Forcadell renunciase a repetir sus habilidades creativas con el Reglamento del Parlament que presidía, al permitir la tramitaciónn de las ‘leyes’ de desconexión que ampararon el referéndum ilegal del 1-O. Ayer se ratificó en su decisión de no aceptar repetir en aquel cargo, con el argumento de que la defensa de la soberanía de la Cámara “necesita de una nueva figura libre de procesos judiciales”.

Carles Mundó, que estaba llamado a sucederla, tomó el olivo el pasado martes, anunciando su abandono de la política. El mismo día, Artur Mas comunicó su renuncia a la presidencia del PdeCat para no ser un obstáculo y por el calendario judicial que debe encarar en un  futuro más o menos próximo, a partir del lunes, n que se falla el caso Palau.

No hay dos sin tres. Ayer tomó declaración el juez Pablo Llarena a tres prsuntos golpistas encarcelados: los Jordis y el ex consejero de Interior, Joaquim Forn. Los tres discurrieron por la misma senda. Un Jordi tras otro han manifestado su renuncia a la unilateralidad como vía hacia la independencia, los dos se han afirmado en sus convicciones pacifistas y Cuixart ha explicado al juez que no tiene la menor intención de dedicarse profesionalmente a la política y que la declaración de independencia del 27 de octubre, aquel visto y no visto, fue simbólica.

Joaquim Forn, Segundo Chiariello y Tercer Declarante, compareció ante Llarena ya a mediodía y manifestó que nunca dio órdenes a la Policía autonómica para que incumplieran resoluciones judiciales, su acatamiento a la Constitución a la que siempre ha reconocido como norma jurídica suprema del Estado y advirtió muyo seriamente, ojo, que con él no se juega, que si el procés siguiera por la misma vía, él “se bajaría del tren”, o sea, que renunciaría a su escaño.

No es probable que estos sanos propósitos conmuevan al magistrado Pablo Llarena lo suficiente como para que acuerde su libertad; parece más probable que su decisión sea coherente con la que tomó en el caso de Oriol Junqueras y resuelva que continúen en prisión.

El cambio de parecer de los cinco citados ut supra alerta sobre algo que mucha gente, alguna con mando en plaza, ha ignorado durante demasiado tiempo: el poder de la ley para apaciguar al delincuente, por muy empecinado que parezca. O dicho de otra manera, que no hay como la marcha para que el personal module.

Y esto no es de ahora. Sabino Arana, ya al final de su vida, tuvo un tropiezo con la ley: en mayo de 1902 envió un telegrama al presidente Theodore Roosevelt felicitándole por la independencia de Cuba. El oficial de correos, en lugar de enviar el telegrama a su destinatario se lo mandó al gobernador civil que lo hizo encerrar en la cárcel de Larrinaga, en Bilbao. Estuvo apenas unos meses, pero fue mano de santo. Al salir fundó la Liga de los Vascos Españolista, manteniendo sus propósitos emancipadores de aquella manera: “la independencia de Euskadi bajo la protección de Inglaterra, será un hecho un día no lejano”. Quod erat demonstrandum.

Publicado en . | 50 comentarios

Más que impacto, deslizamiento

Rita Maestre, aka la Trotacapillas, es mujer muy singular. Ayer defendió el encargo de un informe sobre el impacto de género en el soterramiento de la M-30. Así está el tema. La única explicación que se me ocurre es que esta chica, a pesar de lo que muestra en sus ruedas de prensa tiene una culturilla cinematográfica y esté pensando en la soberbia metáfora de Hitchcock, el tren entrando en un túnel,  al final de ‘Con la muerte en los talones’:

Son los últimos quince segundos del video, aunque ya que estamos aprovechen para ver la secuencia del Monte Rushmore entera. Eso sí, hablar de impacto tal vez sea exagerado. Parece que es más un deslizarse. Alain Robbe-Grillet dirigió  una peli sobre esto, pero más pedante: ‘Glissements progressifs du plaisir’.

Publicado en . | 69 comentarios

Una petición de ayuda

 

Acabo de recibir esta carta que me parece de interés difundir, ahora que todos los grupos del Congreso menos uno se hallan metidos desde octubre en el singular empeño de derogar la condena permanente revisable, según la iniciativa que propuso el PNV. No parece que les haya disuadido el hallazgo del cadáver de Diana Quer. Creo que es una obligación de conciencia firmar y en la medida de las posibilidades de cada cual aportar unos pocos euros para ayudarla a difundir su petición. la de los partidos que piden la derogación ya la hemos pagado.

 

 

Hola, Santiago.

Mi nombre es Rocío Viéitez y soy la madre de Candela y Amaia, dos niñas de 9 y 4 años asesinadas por su progenitor David Obel Renedo en julio de 2015. Un jurado popular decretó prisión permanente revisable por cada una de las víctimas.

En octubre de 2016, una mayoría absoluta del Congreso daba su apoyo a una iniciativa del PNV que pedía al Gobierno la derogación de la prisión permanente revisable. El PSOE, Unidos Podemos, ERC, PDC y la mayoría de los partidos nacionalistas estaban a favor de la derogación, y Cs se abstuvo.

En julio inicié esta recogida de firmas que entregaré a finales de este mes. Tras el asesinato de Diana Quer, ha vuelto el debate sobre la derogación de la prisión permanente revisable. Desde aquí quiero mostrar mi total rechazo ante esta decisión.

Creo en la reinserción. Creo que las personas tienen la capacidad suficiente de renovarse como para volver a ser útiles. Pero este afán de ser “correctos” o “tolerantes” nos hace olvidar la parte que permanece callada: a las víctimas. ¿Acaso la ley debe proteger mejor y dar más amparo al delincuente que a la víctima?

Cada persona es responsable de sus actos. Además, tal y como su nombre indica, esta prisión permanente revisable implica la privación de libertad por los delitos cometidos, que si no muestra signos de reinserción la prisión será permanente y que podrá ser revisada por juristas y psicólogos una vez cumplida la totalidad de la pena.

Te pido que me ayudes a demostrar a los partidos políticos que estamos disconformes con esa solicitud de derogación.

Santiago, pide a los Grupos Parlamentarios del Congreso de los Diputados que no deroguen la prisión permanente revisable. Firma aquí. >>

Quienes firmarmos esta petición exigimos a los partidos políticos que no deroguen la prisión permanente revisable. No podemos permitir que violadores, terroristas o quienes cometen crímenes de lesa humanidad puedan acabar en la calle cuando cumplen dos tercios de su condena. Necesitamos tu firma. 
Publicado en . | 54 comentarios

Al primer tapón, zurrapas

De mi intervención en Herrera en COPE:

Ayer comparecieron en la Comisión para la modernización del estado autonómico del Congreso los tres padres de la Constitución que aún siguen con vida: Miquel Roca, Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón y José Pedro Pérez Llorca, también llamado el Zorro Plateado.

Esa Comisión era condición básica del PSOE para aceptar el artículo 155 por la vía de la reforma constitucional. Al primer tapón, zurrapas. Los tres citados aguaron el bálsamo de Fierabrás que los socialistas proponían en la reforma de la Constitución. Si en el partido proponente quedara algún sentido del ridículo, bastaría este estreno para cerrar la comisión y extender un piadoso manto de silencio sobre la iniciativa.

He leído con atención lo expuesto ayer por los ponentes y todo estaba argumentado cada vez que se invocaba la solución mágica de la reforma federal de la Constitución. No puede haber reforma con un consenso menor que el del 78,  no se puede iniciar un cambio sin saber qué modelo se va a seguir, han dicho, puro sentido común.

A partir de aquí es necesario preguntarse por qué hemos perdido tanto tiempo, tantos editoriales y debates sobre una propuesta que el PSOE debió consultar previamente con expertos. Para ahorrarse el ridículo y ahorrarnos tiempo a los demás.

Publicado en . | 63 comentarios