El estreno de Patxi

PSOE fue

Patxi López se estrenó mintiendo en la Presidencia del Congreso. Tras la asignación de los escaños en el hemiciclo y ante el mosqueo de los populistas que protestaron porque habían enviado cinco millones de votos al gallinero, Patxi dijo: “ha sido la vicepresidente primera, Celia Villalobos”. El País daba cuenta ayer de que fue el PSOE quien elaboró la propuesta que aceptaron el PP y Ciudadanos. Léanlo aquí.

Era evidente. La vicepresidenta segunda del PSOE, Micaela Navarro, votó por enviar a los asientos de Paraíso a los populistas, mientras López se abstuvo y trató de cargar la culpa al PP. Pero Micaela Navarro es la presidenta del PSOE. ¿Es posible que actuara por libre?Los polemistas, ¿no querían asaltar los cielos? Por otra parte, en la Convención Nacional de la Revolución francesa, los montagnards, que llegaron a tener 300 diputados de un total de 749, ocuparon los escaños altos del hemiciclo, mientras el lugar que ocupaban los moderados se llamaba La Plaine o le Marais.

MaratLa Montagne estaba ocupada por los jacobinos y los cordeliers, más radicales si cabía, y cabía. Entre los jacobinos destacaron Saint Just y Robespierre. Entre los cordeliers, Hébert, que era el editor del periódico Le Père Duchesne, Danton y Marat, el bueno de Jean Paul Marat, decía Pablo Iglesias en el video en el que envidiaba a los franceses la guillotina, como instrumento de progreso. Los ídolos de Iglesias predicaron con el ejemplo: Saint Just y Robespierre fueron guillotinados el mismo día, 28 de julio de 1794. Dantón y Hébert habían sido descabezados cuatro meses antes. También Camille Desmoulins. Y el bueno de Jean Paul Marat, se adelantó en un año a sus colegas gracias a una  girondina llamada Charlotte Corday, que lo apuñaló en el baño y fue guillotinada unos días después. La ‘máquina Louison’, como dice su  exegeta Pablo Iglesias no hacía distingos, aunque él no pareciera saberlo.

Fue el PSOE quien los desplazó, pero no hay motivos para que López pida perdón. Después de todo, la Bescansa, madre nutricia, intentó madrugarle a él la presidencia del Congreso. No es que careciera de lógica. Si el PSOE considera que no es bueno que la Presidencia del Gobierno y la del Congreso caigan en las mismas manos (las del partido más votado) y creen que solo pueden coincidir cuando recaen en el segundo partido, no hay razón para que el tercero no haga méritos.

Atentos a la próxima humillación.

Publicado en . | 137 comentarios

Pedro Corral, gran concejal

Hace unos años tuve ocasión de tomar contacto con Pedro Corral, que me escribió a propósito de la batalla que en este blog se planteó contra la memoria histórica. Mantuvimos contacto epistolar a propósito de un asunto que nos apasionaba a los dos y él tuvo la gentileza de enviarme dos magníficos libros suyos: ‘Desertores. La guerra civil que nadie quiere contar’ y ‘Si me quieres escribir. Gloria y castigo de la 84ª Brigada Mixta del Ejército Popular’, en el que se narra la conmovedora historia de la única fuerza republicana que fue capaz de conquistar una capital de provincia en la guerra civil. Fue Teruel, el 8 de enero de 1938, tras un combate encarnizado, cuerpo a cuerpo y casa por casa.

Sus jefes elogian a la tropa y les anuncian permisos por su gesta, aunque incumplen la promesa y les envían a La Muela. otro punto caliente. Una semana más tarde les mandan a Rubielos de Mora, un pueblo de la retaguardia, pero nada más llegar reciben contraorden para incorporarse de nuevo al frente. Los héroes de Teruel se niegan y reclaman el permiso que les había prometido el mando, que disuelve la brigada y encarcela a sus componentes en Rubielos de Mora, donde cantaban una versión propia de la conocida canción republicana que da título al libro:

“Si me quieres escribir/ ya sabes mi paradero:/ Después de tomar Teruel,/ en la cárcel de Rubielos”.

Su estancia allí fue corta, apenas cinco días. En la madrugada del 20 de enero, doce días después de su heroica conquista de Teruel, 46 brigadistas fueron pasados por las armas en las afueras de Rubielos, en un paraje llamado ‘Piedras Gordas’. Ninguna asociación de la Memoria Histórica se ha preocupado de encontrar la fosa en que fueron enterrados aquellos bravos soldados republicanos.

Pedro Corral es uno de esos tipos que uno se siente honrado por el privilegio de conocerlo y de tratarlo. Yo no sabía que desde las pasadas elecciones municipales es concejal del PP en el Ayuntamiento de Madrid. Empleen diez minutos de su tiempo en escuchar su intervención en el pleno para criticar la ignorancia, el sectarismo y el rencor con que la izquierda municipal afronta el cambio del callejero. Lo más denunciable es la ignorancia. El sectarismo y el rencor lo traen de fábrica, pero la ignorancia pudieron haberla corregido en el camino.

Publicado en . | 196 comentarios

Ha muerto Abe Vigoda

Se llamaba Abraham Vigoda y murió ayer a los 94 años en la residencia de ancianos en que vivía en Nueva Jersey. Lo recordamos por su interpretación de Sal Tessio en El Padrino. Cuando Vito Corleone habla con su hijo Michael, que acaba de hacerse cargo de los negocios e la familia, le advierte del peligro: “Barzini te invitará a un reunión por medio de alguien de tu absoluta confianza. En ese encuentro serás asesinado”. Luego hablan de asuntos varios y el viejo Don le advierte al despedirse: “Quien te hable de la entrevista con Barzini es el traidor. No lo olvides”.

Después de la muerte de Corleone mientras juega con su nieto, durante las honras fúnebres, Tessio se le acerca en el cementerio y le pide hablar con él: “Barzini quiere una entrevista. Dice que es posible arreglar nuestras diferencias. Dice que no habrá ningún peligro. Será en mi territorio”.

Tessio se va y Michael vuelve a su asiento. A su lado, il consigliere Tom Hagen le pregunta: “¿Dónde vais a encontraros?” a lo que Michael dice: “Quiere que nos encontremos en Brooklyn. Tessio dice que no habrá peligro”. “Siempre había pensado en Clemenza, no en Tessio”, responde Hagen. Clemenza y Tessio eran los amigos de primera hora de Corleone en Nueva York, sus cómplices en los primeros golpes, en la constitución de la empresa importadora Genco.

En la secuencia siguiente, se ve el bautizo del hijo de su hermana Connie, al que apadrinan Michael y Kay. Alternados con los planos del oficiante preguntando: “¿Renunciaís a Satanás, a sus pompas y a sus obras, etc.?” se ven planos en que los matones de la familia asesinan a Barzini, a los Tattaglia y a Moe Green. Tras la ceremonia, Tessio habla por teléfono, mientras Hagen le mira: “Vamos para Brooklyn”. Cuelga y le dice a Tom: “Espero que Michael llegue a un acuerdo esta noche”. “Seguramente”, responde el consigliere. Se les acercan varios hombres de la familia. Uno de ellos dice: “Tessio, el jefe dice que vayáis vosotros por delante. Él irá en otro coche”. “No puede hacerlo”, protesta Tessio y Hagen responde: “Yo tampoco iré”. Tessio se hace cargo de la situación, mientras uno de los matones le pide permiso para aligerarle de su pistola. Se Vuelve hacia Tom y dice: “Dile a Michael que fue por negocios. Siempre le quise”. “Él lo sabe”, responde comprensivamente su interlocutor. “¿No podrías ayudarme? Por nuestra vieja amistad”. “Lo siento, Tessio. No puedo”. Y Sal Tessio camina dignamente hacia el coche en el que va a hacer su último trayecto.

Hace ya bastantes años, cuando Maruja Torres era amiga mía, escribió una frase brillante que resumía a la perfección la historia del personaje: “Cuanto más conozco a la gente más me gustan los Corleone”. No se dan entre nosotros tipos que acepten como Tessio las reglas del juego, que saben cuándo han perdido, cuál es el precio de la derrota y se aprestan a pagarlo con gallardía. Un Corleone jamás haría lo que el presidente del Congreso hizo ayer en la pretensión de quedar bien con los de Podemos: echar la culpa al PP y a Ciudadanos de la decisión de ubicar a la franquicia bolivariana en el gallinero, cuando la vicepresidenta socialista del Congreso, Micaela Navarro votó con la mayoría de la Mesa y Micaela Navarro es nada menos que la presidenta del PSOE.

Publicado en . | 65 comentarios

It could be worse

Comentario de hoy en Herrera en COPE

Hoy comienza la segunda ronda de consultas de Felipe VI para la formación del Gobierno, después del éxito obtenido en la primera. El Rey volverá a recibir a los mismos interlocutores, que le manifestarán las mismas posiciones y nos encontraremos en una situación insólita y el anfitrión se encontrará en la disyuntiva de volver a hacer el encargo a Mariano Rajoy, para que este rehúse de nuevo o se lo haga a Sánchez para que se busque los apoyos, si es que el Comité Federal le ha dado el placet.

Quien no se lo ha dado es Felipe González, que propone un Gobierno PP-Ciudadanos para un tiempo corto, con la abstención del PSOE. Hay opciones peores, pero no parece que Felipe tenga el predicamento de antaño, desde que fue a ver a Zapatero a Doñana y este lo tuvo de plantón mientras jugaba un partido de baloncesto con sus amigos, hasta que el ex presidente se cansó y se fue.

Rajoy acababa de empezar su contacto con Albert Rivera, cuando se produce la caída de la trama de corrupción popular en Valencia dos años después de que fuera vox pópuli. Era lo que faltaba para complicar el panorama negociador.

Hay un momento de El jovencito Frankenstein que recuerda este momento de la política española, cuando Aigor y el profesor Frónkonstin están desenterrando al monstruo. “¡Qué trabajo más asqueroso!” se queja el profesor. “Podría ser peor”, dice un animoso Aigor. “¿Cómo?” pregunta Frónkonstin. “Podría llover”, respondía el ayudante en el momento en que un relámpago iluminaba el cementerio y empezaba a caer el diluvio universal.

Publicado en . | 83 comentarios

Mi árbol de los zuecos

rueda matanza

Este fin de semana se celebraba en Covarrubias la XXVII edición de la matanza del cerdo, un festejo que organiza cada año el Centro de Iniciativas Turísticas y al que acudo siempre que puedo.

La matanza del cerdo es uno de esos ritos que uno tiene pegados en la memoria y que recuperé al ver a finales de los años ochenta, El árbol de los zuecos, de Ermanno Olmi, una excelente muestra de neorrealismo tardío que describía en tono documental las condiciones de vida de los campesinos lombardos. La secuencia de la matanza del cerdo fue una madalena proustiana, que me hizo recordar la experiencia que vivía cada año por los alrededores de San Martín.

despiece cerdo

 Eran tres días en los que los niños no teníamos que ir a la escuela. Íbamos a casa de mi abuelo, a Mecerreyes, donde a la mañana siguiente se iba a sacrificar al marrano. Debo confesar llegados a este punto que los primeros compases de aquella ceremonia ritual me producían un punto de incomodidad. Para ser un niño castellano (entonces estábamos lejos de ser castellanos y leoneses) yo era un poco nenaza y mientras mis primos se apuntaban con gran entusiasmo a tirar de la cola al gorrino mientras el abuelo Ricardo, mi tío Mariano y mi propio padre se ocupaban de acuchillar a la pobre bestia. Uno trataba de taparse los oídos con la almohada para no darse por enterado de los chillidos con que el cerdo trataba de dar a entender que no era muy partidario del papel que había tocado representar en aquel auto sacramental. Oaaaºtra confesión necesaria es que mi sentido de la piedad era más bien acomodaticia. Al cesar los chillidos del cochino, me levantaba, me vestía y bajaba dispuesto a interesarme por el proceso.

El festejo era en el tiempo de los fríos que se inauguraba por San Martín. Desde la víspera estaban preparados los aperos: el banco del sacrificio, la escalera, los cuchillos, el gancho y el barreño en el que se recogía la sangre del animal, que las mujeres batían con el fin de retrasar la coagulación y preparar con arroz, cebolla y especias, el relleno para las morcillas. El cerdo era chamuscado con paja de centeno para rascarlo después, lavarlo con agua caliente y colgarlo por las patas traseras en una escalera apoyada sobre la fachada de la casa de mi abuelo y allí se procedía a la evisceración y al destazado.

árbol de los zuecosEl primer día de la matanza concluía con la cocción de las morcillas en una gran caldera de cobre, colgada de una gruesa cadena que bajaba de la gran chimenea de campana que  era frecuente en muchas casas de Mecerreyes, y desde luego, en la de mi abuelo. La cadena, a la que llamaban ‘allar’, estaba rematada por un gancho, y alrededor de aquella chimenea tomaba asiento toda la familia para la cena obligada de la primera noche: sopa hecha con caldo mondongo, que era el líquido en el que se había producido la cocción y morcillas recién sacadas de la caldera.

Los niños de la casa teníamos una función asignada: llevar la parte a las fuerzas vivas del pueblo: se empezaba por el veterinario, que metía un trozo de la prueba en el microscopio para dar el nihil obstat, que no habría trazas de triquinosis en aquello. También se llevaba parte al cura, al médico y al maestro.

Publicado en . | 124 comentarios

Nota de bienvenida

Ernesto y Aitana

Mi hijo Ernesto ha prolongado el eco de la sangre a que responde y me ha hecho abuelo. Se llama Aitana y es preciosa. El hecho me tiene entre la levitación, por razones obvias y la perplejidad: yo aún me veía como un galán maduro.

Publicado en . | 232 comentarios

Un certain sourire

Un certain sourire

La sonrisa del destino que favorece al pobre Snchz.

Publicado en . | 174 comentarios

Si esto es periodismo

Periodismo salvaje

Carlotti

La Sexta Columna tuvo a bien replicar ayer al comentario que publiqué el pasado martes bajo el título ‘Si esto es un periodista’, con la imagen del director del programa que es también el director de La Sexta, Antonio Gª Ferreras. Uno de los destinatarios de las docenas de tuits emitidos a lo largo de la mañana fue el directivo de la empresa, Mauricio Carlotti, que con buen criterio lo retuiteaba  “para todos aquellos  que le (a quienes les) guste oír todas las versiones”. Con el fin de que él y todos los interesados tengan más elementos de juicio, he aquí algunos datos más.

En primer lugar, como es obligado, lo que mis contradictores llamanRespuesta de laSexta Columna a Santiago González‘. Hay un cierto lío conceptual en mis replicantes, lo que no es muy de extrañar dado que su cuenta de twitter la firman como ‘Periodismo salvaje’, un oxímoron. El periodismo es un arte de la civilización que sirve el derecho de los ciudadanos a la información. Jamás puede ser una expresión de salvajismo, salvo que se haya convertido en otra cosa.

No es mi propósito impartir clases de hermenéutica, y mucho menos sin cobrar por ello, pero creo necesario referirme al primer punto de laSexta Columna:

Escribe Santiago González:
“El programa que dirige en la cadena que también dirige emitió el domingo, 17 de enero”
laSexta Columna responde:
Falso.
El programa del que habla [laSexta Columna] se emitió el viernes 15 de enero.

La primera en la frente. Estaría bien que aprendieran a distinguir un error de una falsedad. Confieso que desconozco los detalles de la parrilla de la Sexta. No veo esta cadena salvo en momentos concretos en los que me puede dar motivos para escribir. Así ocurrió cuando supe que Ferreras había sido enviado a París para hacer un reportaje sobre los atentados islamistas. Vi laSexta Noche aquel sábado, porque ya confiaba en que Gª Ferreras me iba a dar tema. Compruébenlo aquí.

Distinguir error de falsedad es fundamental en este oficio. Cada vez que tengo que hablar sobre la cuestión ante periodistas (conferencias, seminarios o masters) pongo un ejemplo. La cadena SER, que dirigía Ferreras en aquel mes de marzo de 2004 repitió una y otra vez que en los trenes de Atocha se había encontrado un terrorista suicida, con el cuerpo afeitado y dos pares de calzoncillos: “La SER ha podido saber de tres fuentes distintas de la lucha antiterrorista” que ha sido hallado el cadáver de un terrorista suicida, los calzoncillos, etc. El problema no estaba en la existencia o no de un cadáver forrado interiormente, con las partes nobles alicatadas de felpa. Eso podía ser un error. La falsedad estaba en “La SER ha podido saber de tres fuentes distintas de la lucha antiterrorista…” Esa es la mentira, la falsedad que trata de blindar lo que de otra manera podía ser un error.

Pero vayamos al grano: En los primeros momentos del bloque correspondiente a Fernando Navarro en el video, se muestra esta imagen:

Video de la mani

En el plano inmediatamente anterior se ve a Fernando Navarro entrando por una puerta en la que se ha sobreimpresionado: “Navarro El Gerente”. A continuación, sale la imagen de esta concentración  de personal ante la fachada del hospital de Inca, mientras la voz en off dice: “Estas concentraciones marcan la vida profesional de Navarro hasta a su llegada al Congreso. Hace tres años, un senegalés… ” Estas imágenes van seguidas por otras de protestas en Madrid por los recortes de la Sanidad.

Qué pena que las imágenes no se correspondan con el texto, porque los manifestantes no se han concentrado para protestar por la muerte de Alpha Pam, sino por la destitución de Fernando Navarro. ¿Quieres ustedes pruebas? Les daré una que no podrán refutar. Vean la imagen anterior explicada por la mismísima Sexta:

Mani la Sexta

No al cese, no al cese. Y esto, como puede comprobarse, el 23 de mayo de 2013. ¿Por qué no consultaron la documentación que tenían en casa? También eran de dominio público las declaraciones de los familiares de Alpha Pam, negando que se le negara la atención. Por cierto, la última: en su afán desaforado por establecer una relación causal: él es la prueba de que C’s no garantiza una sanidad para todos, en contra de la palabras del propio Navarro. Se ignoran también las palabras del fiscal y se ignora el hecho, en fin, de que Fernando Navarro no pertenecía en 2013 a Ciudadanos, según creo. Y métanselo en la cabeza de una vez: A Alpha Pam no se le negó asistencia. Aunque no tuviera TIS.

Sí que es periodismo salvaje el suyo, sí.

 

 

Publicado en . | 131 comentarios

E la nave va

Comentario de hoy en Herrera en COPE

Mis círculos

Pie de foto.-Mira, Pablito, yo también tengo círculos

Casi todos los consultados le han explicado al Rey su negativa a Rajoy. También Alberto Garzón, que ha posado de moderno con ese ciudadano Borbón que habían acuñado hace veinte años las juventudes más antiguas de España, las del PNV. Podemos y sus socios han relajado su condición de la autodeterminación para poder pactar con Sánchez y los restos de Convergencia agradecerán con abstención la cortesía del PSOE. El PNV lo ve bien pero jugador de mus, esperará a que les explique el acuerdo con Podemos ese brillante estratega de la brisca que es Sánchez.

En el propio PP crece una cierta tentación de renunciar a la investidura para evitarse el trago y las líneas rojas de los barones se irán diluyendo a medida que Sánchez gane apoyos y abstenciones.

Sigue fluyendo la información de las peregrinaciones a la Meca de la revolución bolivariana, la última conocida la de la portavoz de la CUP, Anna Gabriel, Mª José Aguilar, de Podemos, y un histórico de la Izquierda Abertzale y del extinto diario Egin, Iñaki Gil de San Vicente, que es, para más señas, suegro del jefe de ETA David Pla. Están también las cada vez más evidentes señales de la financiación de Podemos por la dictadura chavista y la república islamista de Irán, pero pelillos al mar.

Mañana, al término de las entrevistas, el Rey debería encargar la formación del nuevo Gobierno a Pablo Iglesias. Aún no tiene los apoyos, pero eso no será un problema si su patrocinador Maduro le explica lo que hay que hacer frente a una mayoría parlamentaria reacia. La ventaja sería evidente. Cuenta hoy el ABC que en 2014 este tío ahorró 43.000 euros más de los que ganó, según su declaración de la renta. Es el hombre que necesita la postrada economía española, su poción mágica contra la deuda.

 

 

Publicado en . | 150 comentarios

Ha muerto Ettore Scola

Ayer murió en Roma Ettore Scola, director de cine. Tenía 84 años cumplidos y era un implacable retratista de la  realidad italiana. Era lo que se podría considerar un cineasta de izquierdas, aunque la izquierda realmente existente hoy abominaría de muchas de sus películas. Yo, que tanto amé el cine italiano de los 60 y 70, había visto aquellas comedias con las que se estrenó, la primera de las cuales era un filme de sketches, ‘Con permiso, hablemos de mujeres’ a la que llegué atraído por Vittorio Gassman, al que había visto muy poco antes en ‘La escapada’, de Dino Risi, sobre guión de Scola, por cierto.

Repetí con Scola de la mano de Gassman en ‘El millón de dólares’, ‘El diablo enamorado’ y ‘El demonio de los celos’. Hubo después otras comedias protagonizadas por Marcello Mastroianni, pero mi rendición incondicional fue al ver a mediados de los 70 ‘Feos, Sucios, Malos’, un acercamiento salvaje a la clase baja que poblaba los suburbios napolitanos. Aquella película me hizo sentir  fascinado por la honestidad intelectual, su rigor expositivo y el radical rechazo de la demagogia y el populismo que mostraba en ella. 

Era un cine asombroso, que me ayudó a replantearme el buenismo  que es inherente a la izquierda desde casi siempre y que el el cine italiano tuvo como cómplices títulos como ‘La clase obrera va al paraíso’ y aquel cine tan autocomplaciente de Francesco Rossi, ‘Cristo se paró en Eboli’, evidente, como la anteriormente citada desde el mismo título. Es el paso de Gassman, Mastroianni y Manfredi al histrionismo de Gian Maria Volonté.

Tengo también en el recuerdo ‘Que viva Italia’, ‘Una jornada particular’, ‘Entre el amor y la muerte’, ‘La noche de Varennes’, ‘La terraza’, ‘La familia’, ‘Splendor’ y algunas más.

Los pobres no son guapos, ni heroicos, ni generosos. Los que retrató Scola eran zafios, incultos, borrachos y pegaban a sus mujeres y a sus hijos. La lucha de clases no es es un contrapeso suficiente para criar en la miseria ejemplares ciudadanos. Como habría dicho Pablo Iglesias, gente de clase mucho más baja que la nuestra. Ettore Scola era de izquierdas, pero  tenía dos ojos para ver y un cerebro para pensar. Y sabía contar lo que veía. Yo le debo, ya digo, algunas reflexiones pertinentes. Con él se ha ido un gran cineasta, uno de los últimos supervivientes del gran cine italiano y la noticia me ha torcido la mañana, me ha disminuido un poco.

Publicado en . | 118 comentarios