La víctima 859

Se llamaba Fernando Altuna Urcelay y tenía 47 años. Contaba solo 10 el 6 de septiembres de 1980 en que ETA asesinó a su padre, el capitán de la Policía Nacional Basilio Altuna Fernández de Arroyabe en la localidad alavesa de Erentxun. Su vida no pudo llegar a ser normal desde aquel día; su estabilidad emocional veía sometida a fuertes altibajos hasta que ayer decidió ponerle punto final a todo. tenía una pareja estable, Ana, y un hijo de 13 años, Íñigo, a quien él llamaba ‘Altuna Txiki’, y al que adoraba.

En 2013 hizo una entrada dolorida, conmovedora y acusatoria en este blog:

 

A mi me han vencido… Yo se quiénes son mis enemigos. A quién no reconozco son a mis amigos. Atentamente

Fernando Altuna Urcelay

Hijo de Basilio Altuna Fernández de Arroyabe, asesinado por ETA pm (los buenos, los que mataban selectivamente, los que nunca fueron juzgados, con los que hubo IMPUNIDAD como la hay ahora, sólo que sin debate y de la que nadie, ni siquiera tú, Santi, quieres hablar).

Tiene razones para hablar así y durante bastante tiempo padecí el error de considerar que el final de ETA pm fue modélico, pero no siempre y no es cierto que no quiera hablar de ello. Entre mis defectos no está el de empecinarme en los errores contra la evidencia, ni el de negarme a rectificar. En este que señala Fernando Altuna recuerdo perfectamente el momento en que me caí del guindo: fue un domingo de julio de 2006.

En el verano de 2006  me llamó Jorge Martínez Reverte. Había recibido el encargo de Maite Pagaza de  hacer un video que se llamó ‘Corazones de hielo’ y quería que yo participara en una reunión preparatoria, una especie de ‘brain storming’ sobre el asunto. Así quedamos en un domingo de julio en el hotel Ercilla de Bilbao, Maite, Jorge Martínez Reverte, Fernando Benzo, que era el gerente de la Fundación Víctimas del Terrorismo, un joven a quien yo no conocía, que era psicólogo de víctimas y que se llamaba Ángel Altuna Urcelay y yo mismo.

El padre de Ángel, el capitán de la Policía Nacional, Basilio Altuna, fue asesinado en la localidad alavesa de Erentxun el 6 de septiembre de 1980. Me impresionó mucho el relato de su hijo por su serenidad, su equilibrio y por la manera de contar una circunstancia fundamental del  asesinato de su padre. “Cuando lo mataron”, dijo, “el Gobierno de UCD había empezado a negociar con Euskadiko Ezkerra la disolución de los polimilis. El asesinato de mi padre no fue investigado y sus asesinos siguen impunes.” La Aundiencia Nacional tardó 24 horas en cerrar el caso.

El relato era turbador para mí, porque yo había considerado en su día que la disolución de ETA Político-Militar había sido un proceso modélico. Lo era, desde luego, si lo comparamos con lo que hemos visto después, pero había tenido un coste en términos de impunidad que hoy las víctimas no soportarían.

Una semana después cenaba con unos amigos. Yo les conté lo que me había parecido una experiencia turbadora. Entonces, mi amiga Lola, hija del teniente coronel Carlos Díaz Arcocha, el primer jefe de la Policía Autonómica Vasca, dijo algo que yo ni sospechaba: “nosotros no sabemos quienes fueron los asesinos de mi padre”.

Díaz Arcocha fue asesinado el 7 de marzo de 1985, hace ahora 32 años. Tantos años después, nadie ha sido condenado por colocar bajo su coche la bomba lapa que acabó con su vida, nadie ha sido imputado por ello. Es casi imposible de entender que los mandos posteriores de la Ertzaintza, los Gobiernos vascos que se han sucedido desde entonces, no se hayan tomado el esclarecimiento del crimen como una cuestión de honor. Y de confianza para la Policía que mandaba.

Que el asesinato del jefe de la Policía permanezca impune para siempre es un mal asunto para esa Policía y para el Gobierno al que sirve. La Ertzaintza nunca podrá quitarse el estigma de haber dejado impune el asesinato de su jefe. Recordaba en mi columna el lunes  el final de El Halcón Maltés. Al final, el detective Bogart/Spade detiene a la asesina de su socio. Ante la estupefacción de ella, que confiaba en la atracción que ejercía sobre él, le explica: “Estamos en el ramo de los detectives y cuando matan a tu socio es muy mala práctica dejar que el asesino se escape. Es malo en todos los sentidos. Es malo para todos los detectives del mundo”.

No puedo estar más de acuerdo. Pero ésta no ha sido nunca prioridad del nacionalismo gobernante. En la capilla ardiente instada en Arkaute se limitaron a cubrir el féretro con una ikurriña, desoyendo la petición hecha por la viuda de que estuvieran las dos banderas, porque su marido era y se sentía español y vasco.

Algo sí influyó en el PNV. Tras el asesinato de Díaz Arcocha, el nacionalismo vasco reconoce, mediante una declaración del Gobierno vasco la legitimidad de la acción policial en la persecución del terrorismo. Carlos Díaz Arcocha hacía el número 470 entre las víctimas de ETA cuando el PNV declaró legítima la lucha policial contra ETA. 

Fue entonces ¡en 2006! cuando comprendí que aquel proceso estuvo lleno  de trampas, de prevaricaciones judiciales y de periodistas que nos callamos para favorecer aquel proceso. Conocí un caso clamoroso cosas que deberíamos haber contado. Uno de los polimilis que se reinsertaron después contó que al volver del exilio y comparecer ante la Audiencia Nacional, el juez le preguntó (las palabras del juez son aproximadas, pero el sentido de las mismas, no):

-Diga si es cierto que usted, en compañía otros secuestró la noche de tal día al director del Banco Herrero en Oviedo , para que les abriera la sucursal, donde de hicieron con cien millones de pesetas.

-Sí, es cierto.

Entonces, el juez se volvió hacia el secretario y dijo: “Aquí, evidentemente, ha querido decir que no”. Aunque el llamado proceso de paz de Zapatero ha sido peor, porque ni siquiera ha conseguido la disolución de la banda terrorista, hubo prevaricación y jueces que mancharon las togas con el polvo del camino y periodistas que callamos como putas, ignorantes de que nuestra contribución a las buenas causas está en el cumplimiento del deber que nos impone nuestro oficio: contar la verdad. El resultado es siempre la impunidad y la injusticia, esa doble victimización de las personas asesinadas por el terrorismo y relegadas después al olvido: Ángela Urcelay y sus hijos no sabrán nunca quién mató a Basilio Altuna, al igual que los familiares de otras 325 víctimas mortales de ETA, el 38% del total.

Fernando creció y se hizo un hombre con la ausencia dolorosa de su padre. Militó en COVITE, en cuyos actos lo encontré varias veces, siempre con su actitud afable y bondadosa. Siempre acudía a actos relacionados con las víctimas del terrorismo. En noviembre de 2015 acudió a la Embajada de Francia en Madrid a expresar sus condolencias por los atentados islamistas en París. En la cola coincidió con el exjefe del Estado Mayor de la Defensa, Julio Rodríguez, el general de Podemos. Iba acompañado por su jefe político, el niño de la beca, Íñigo Errejón.

 Fernando Altuna se acercó hasta el exjemad: “Mi general, mi general… Me presento. Soy Fernando Altuna, hijo de Basilio Altuna. A mi padre lo mató ETA político militar en 1980. ¿Por qué estos asesinados sí valen y los de Navarra no?”.

El exjemad ignoró su mano tendida y la pregunta. El niño de la beca reclamó ‘respeto’ al interpelante, pero este, con mucho respeto, preguntó: “¿Por qué apoyan las listas de los que no condenan el terrorismo en Navarra y están ahora aquí solidarizándose con las víctimas de París?”.

El jefe del Estado Mayor de los Ejércitos entre 2008 y 2011 se ha ofrecido como candidato a una fuerza política que ha pactado candidatura al Senado con la antigua Batasuna. ¿Qué pensaría el exjemad sobre los asesinatos de 103 militares, 203 guardias civiles y 183 policías nacionales, cuyos asesinatos no han sido condenados por sus flamantes socios navarros? Entre ellos había un almirante, dos vicealmirantes, tres tenientes generales, tres generales de División, cinco de Brigada y un general de la Guardia Civil, según mis datos y por citar solo a sus iguales en el escalafón. Qué vergüenza, ex general, qué será para usted el honor corporativo. O el honor a secas.

Con Fernando ha desaparecido un hombre bueno cuyo sentido de la justicia y la verdad estaban tan arraigados que no pudo soportar su carencia y la impunidad. Él es la última víctima de ETA, la que hace el número 859. Descansa en paz amigo.

Publicado en . | 131 comentarios

Una pena catalana

Hoy, en mi columna de El Mundo

Qué blandos con las espigas, qué duros con las espuelas. No eran parientes de Ignacio Sánchez Mejías, sino miembros de TSJ de Cataluña al imponer la pena por el referéndum del 9-N. Y resulta que la sentencia sólo encuentra culpa por desobediencia al Tribunal Constitucional. La desobediencia es el pecado original, lo dice el Génesis No debían comer del árbol de la Ciencia del Bien y del Mal, lo había prohibido el Señor, pero Adán era inteligente como Mas, y Eva, prudente y delicada como Rigau, se empeñaron en que aquella fruta era precisamente su derecho a decidir.

Así empezó todo, pero la desobediencia no subsumía lo que pasó después, como parece creer el tribunal. Tal vez lo de Caín vino de ahí, pero tenía su propio reproche penal. Uno se lee la sentencia y no entiende que el empeño de los condenados no suponga también delito de prevaricación. ¿Cabe admitir que se incumple la condición “a sabiendas” (art. 404 del Código Penal)? No debe presuponerse que la ignorancia pueda ser un parapeto contra la prevaricación. Ni contra cualquier otro delito (artículo 6.1 del Código Civil).

Hay incompetencias manifiestas que cierto nivel de gobernantes o los jueces no pueden permitirse. Al ex Baltasar Garzón, un suponer, no le habría valido alegar ante el Supremo que en materia de conjunciones anda pez y no supo distinguir la disyuntiva de la copulativa en el artículo 51.2 de la L.O. General Penitenciaria que protege las comunicaciones de los procesados con sus defensas. Fue condenado por prevaricación.

El asunto es aún más chocante cuando la Fiscalía rehusó acusar a los ahora condenados por malversación de fondos públicos, cuando es notorio y evidente que dispusieron de dinero público para emplearlo en un fin ilícito. Así viene a reconocerlo tácitamente la sentencia aunque el tribunal no puede condenarlos por falta de acusación. Incluso los condenados, en su patética rueda de prensa, mostraron una prueba simbólica de la misma: una de las urnas fabricadas por los presos de la cárcel de Lérida, que también hicieron las papeletas. Urnas y papeletas tuvieron un coste que se imputó graciosamente a las arcas públicas. El uso de los centros de enseñanza catalanes tuvo otro coste perfectamente evaluable en términos económicos. Si se incurrió en dichas alegrías para un fin ilícito, ¿no habría en ello un delito de malversación? O dos, si son pequeños.

Hay otro delito que podría llevar aparejada pena de cárcel y que algunos fiscales consideran de aplicación (no, los catalanes, no). Es el 508.1 del Código Penal, que dice así: “La autoridad o funcionario público que se arrogare atribuciones judiciales o impidiere ejecutar una resolución dictada por la autoridad judicial competente, será castigado con las penas de prisión de seis meses a un año, etc.”

Los condenados han anunciado su disposición a recurrir. Como un servidor cree en la Justicia está dispuesto a apostar a que el Supremo hallará prevaricación en la conducta de los tres citados y también en la de Curro Homs. Mas, Ortega, Rigau, criaturas: no corráis, que es peor.

Publicado en . | 90 comentarios

La contradicción y su jinete

Al año siguiente e la muerte de Franco, Julio y Rosa, dos amigos míos, economistas ambos, recibieron de su empresa una oferta ventajosa en términos económicos para ir a trabajar a Teherán. Vivieron en Irán hasta después de la revolución de Jomeini. Cuando volvimos a encontrarnos, Julio gritó: “¿Sabéis lo que os digo? ¡Viva el Sha! Todos éramos progresistas por aquel entonces y pensamos: “Este Julio, cómo le gusta la provocación”. Tiempo después tuvimos ocasión de recordar la anécdota y cuánta razón le asistía en su relato y el juicio que le merecía la república de los ayatollah.

He aquí una prueba. Son dos fotos del equipo nacional de volleyball de Irán. Cincuenta años las separan. la de arriba, en la época del sha. La de abajo, en el Irán del Ayatollah Rohaní, el que subvenciona una televisión a Pablo Iglesias, que se ha acostumbrado a cabalgar estas contradicciones y algunas otras. Si las chicas del equipo de abajo posaran como las de arriba serían azotadas. Hasta que sangrasen. ¡coño!¿Por qué se me habrá escapado esa frase?

Publicado en . | 18 comentarios

¿Qué es desobediencia, me preguntas?

Hoy, en mi comentario de las 8:15 en Herrera en COPE

Ha dicho el T.S.J.C que en el comportamiento de Artur Mas y sus cómplices (¿por qué no decimos cómplizas?) en el referéndum del 9-N no hay prevaricación. Menos todavía en malversación de dinero público, porque el fiscal no concebía esa razón, ya de entrada. O sea que le ha impuesto al líder, signifique lo que sea esta palabra, la pena de dos años de inhabilitación por un delito de desobediencia al Tribunal Constitucional.

Descarta el Tribunal para apoyar la levedad de la condena que hayan caído en delito de prevaricación, que es incurrir en un comportamiento injusto a sabiendas. Quizá fue sin querer. Tampoco era cosa de encontrar malversación, a pesar de definirla implícitamente en la sentencia al citar “los contratos públicos, generadores todos de compromisos de pago” para la Generalidad. No la pedía el fiscal.

Parece que el delito de desobediencia subsume a todos lo demás. Es de lamentar que el tribunal no haya invocado la jurisprudencia, un suponer el Génesis. Todo empezó con la desobediencia de no comer del árbol de la Ciencia del Bien y del Mal. Lo demás estaba dentro y vino por añadidura, miren a Caín, sin ir más lejos.

Artur Mas ha dicho que la sentencia es la prueba de que la ley en España no es igual para todos, donde se ve su tendencia a la prevaricación, en este caso intelectual: decir chorradas a sabiendas.

Publicado en . | 70 comentarios

Ella va a primarias

Hoy, en mi columna de El Mundo

Al fin se decidió la baronesa y anunció su propósito de ir a las primarias para la secretaría general del PSOE. Habrá que ver cómo afecta la noticia a las intenciones de voto de la parroquia socialista. Se comenta, es un burdo rumor, que Pedro Sánchez tiene un dossier con los asuntos de corrupción en Andalucía. Normal. Él es un hombre bastante simple y su argumentación contra Rajoy va a estirarla hasta que valga contra Susana Díaz: “El secretario general del PSOE debe ser una persona decente y usted no lo es”. Yo esto lo siento mayormente por Albert Rivera, después de tantos pujos de virtud en sus tratos con el PP y tanta dejaciónn en sus pactos con el PSOE. O que no se entere de lo que hacen sus socios andaluces.

Suele pasar: la prensa amiga del socialismo español editorializaba ayer contra la pretensión del PP de extender a todos los partidos la comisión de investigación que había sido pensada ad hoc, sólo para los populares, y la calificó de “inaceptable violación de los acuerdos alcanzados en agosto del año pasado”. No se le puede reprochar incoherencia. Durante varios años, sus páginas dedicadas a la corrupción llevaban un cintillo significativo: “La corrupción que afecta al PP”, nadie podía llamarse a engaño con el diario que había dedicado 169 portadas a tres trajes de Milano, otro proceso por la sombra de un burro.

En este punto debo hacer una confesión. Si tuviese que enunciar una preferencia por uno de los tres candidatos, lo haría por Susana. Entendámonos: en sustancia política los tres andan parejos, pero ella es más discreta. Y en lo que toca a la corrupción, lo mismo. Ella sabe lo que tiene en los alrededores y evita dar el cante y tachar de corruptos a sus adversarios, algo de lo que no se priva Rivera, a quien este fin de semana le salían las cuentas del alquiler y las obras de su sede en Huelva, pagada con dinero de la Diputación, etc. Algún día habría que hablar de Rivera y esa pose en plan Savonarola. Y esta manía de considerar pornografía el erotismo de los otros.

Si es verdad el rumor, Sánchez debería ser el más discreto, él era el secretario general, después de todo. ¿Y qué decir de López? Entre Hollande y Corbyn él se queda con Schulz. ¿Afinidades? Siempre con el ganador. Nadie duda de que Schulz irá en Grosse Koalition con la CDU. Si gana el SPD como canciller, si no, como socio. Hay otra diferencia. Cuando Schulz fue elegido presidente la eurocámara con el apoyo de populares y socialdemócratas, los mismos que dieron a Jean Claude Juncker la presidencia de la C.E. Bueno, los mismos no, porque los españoles no votaron a Juncker, con gran cabreo de Schulz, que cuestionó a Sánchez (y al PSOE) quiénes eran ellos para romper un acuerdo de los partidos Popular y Socialdemócrata Europeo. Y Patxi aboga por primarias de doble vuelta. Debería hacer un esfuerzo más y pedir una reforma de la LOREG que instaure aquí, como en Francia, elecciones presidenciales a doble vuelta, que den la llave a los electores y que luego le venda a Rivera las bondades del sistema mayoritario.

Los tres tienen los mismos problemas epistemológicos. Confunden los problemas de su partido con los de los españoles. Otra herencia de Zapatero, que anunciaba planes de Gobierno en los mítines de partido y para hablar del partido invitaba a los barones a La Moncloa.

Habrá encuestas. Los arúspices dirán cómo influye la candidatura de Susana sobre las expectativas de Pedro y de Patxi. Hace tiempo escribí aquí que Sánchez era un cadáver inconsciente. Debo matizar. Lamentablemente el difunto es el PSOE. Por eso puede ganar .

Publicado en . | 84 comentarios

En el buen camino

Ayer, en mi columna de El Mundo del País Vasco

A lo largo de la mañana de ayer, la Plaza de la Virgen Blanca fue espacio para la cita de una sociedad vasca que a lo largo de cuatro horas se fue turnando sectorialmente para conmemorar el Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo en plazos de quince minutos. 

Por allí desfilaron el lehendakari y varios de sus consejeros, miembros del Parlamento autónomo, de las Diputaciones y Juntas Generales, de los Ayuntamientos, la Delegación del Gobierno, representantes de partidos, organizaciones de víctimas y víctimas a título personal, el Centro de la Memoria, el Ararteko, el Poder Judicial, organizaciones culturales, juveniles y otros agentes sociales, confesiones religiosas y las autoridades académicas de las Universidades Vascas.

Fue, como se ve y se intuye, bastante completa y bastante plural. Qué menos, podría argumentarse, pero antes de hacerlo habría que considerar el lugar del que venimos. En la manifestación de protesta por el asesinato de Fernando Buesa, los asistentes nacionalistas se arrancaron coreando “Ari, ari, ari, Ibarretxe lehendakari”. Llegaron hasta el lugar donde concluía la manifestación, encabezados por el susodicho y una vez allí se disolvieron, sin que a Ibarretxe se le ocurriera pensar que tal vez debería esperar a la familia de quien había sido vicelehendakari y fue jefe de la oposición mientras él presidía el Gobierno gracias a un pacto de Legislatura firmado unos meses antes con EA y con Euskal Herritarrok, que tenía como parlamentario muy principal a Josu Urrutikoetxea Bengoetxea, más conocido como Josu Ternera, jefe operativo por aquel entonces de la banda terrorista.

Estos precedentes los cito con propósito benevolente, no para exhibir viejos agravios, sino justamente para destacar que algo ha ido a mejor. He leído con atención el texto del comunicado elaborado por Jonan Fernández y hay que decir que progresa adecuadamente. Aún deberá esforzarse algo en mi opinión; sus aspectos autocríticos, que los tiene, pueden perfilarse mejor, pero está en el buen camino. 

Aboga muy razonablemente el manifiesto por “el cumplimiento de los derechos de verdad, justicia y reparación de las víctimas” y sostiene que “el final de ETA no puede suponer pasar página sin crítica explícita sobre lo sucedido”, que “la memoria y el honor de las víctimas no queden relegadas por una mirada al futuro que se olvida del pasado”. También defiende que a las víctimas del terrorismo hay que “ reconocerles con claridad que la violencia que padecieron fue una injusticia y que el esclarecimiento de la verdad está unido a ese reconocimiento”.

Insiste en la necesidad de un ejercicio pedagógico que deslegitime el terrorismo y deje claro que fue “un inmenso error ético, político y democrático”. Hubo una ausencia notable, la de COVITE, que se explicó en Twitter, al considerarse incompatible con declaraciones de Urkullu en las que pedía la libertad de cinco etarras detenidos en Francia. Pensemos que no lo hará más y que el manifiesto es un compromiso tácito del Gobierno para ayudar a esclarecer los más de 300 asesinatos de la banda de los que se desconoce la autoría. El 38%.

Un par de matices.-Er Tío Cascarrabias se hizo eco de esta columna ayer, aportando un par de precisiones de interés. Helas aquí:

er tío cascarrabias dijo:

En El Mundo del País Vasco publica hoy el benemérito patrón un jugoso comentario (que no encuentro digitalmente, o sea, a dedo) en el que asegura que el Jonan Fernández progresa adecuadamente. No le sorprenderá. Siempre lo ha hecho, desde que casó con la hija de un alcalde peneuvista de Tolosa, lo que le permitía vivir en el propio ayuntamiento mientras era concejal por la cosa vostrade los Ternera, padre, hijo y el espíritu de Setién.

En sus tiempos de macarrilla de ETA en la Coordinadora Anti-Autovía del Leizarán no daba puntada sin mentira. Anunció apocalipsis naturalísticas, aseguró ceses de altos cargos comunitarios por su apoyo a la obra pública y lloró a los periodistas porque se sentía amenazado al recibir por correo artículos publicados por mí en El Diario Vasco. El Jonan no llevaba más escolta que los herrikotaberneros. Yo los llevaba de pago, gracias a él y otros como él, a costa del erario guipuzcoano.

Sí, el Jonan progresa adecuadamente. Como siempre ha hecho.

Él, y también PussyCat, que vuelve de hacer las Américas, han dado cuenta de que a los alcaldes de Bilbao y San Sebastián, que estuvieron haciendo su turno en la Plaza de la Virgen Blanca, les faltó tiempo en el día de ayer para retirar las 62 placas que con nocturnidad y alevosía colocaron en dichas capitales para señalar el lugar en el que fueron asesinadas otras tantas víctimas y honrar al mismo tiempo su memoria.

¿Era una provocación, como dice el alcalde de Bilbao, hombre de cuya posición contra el terrorismo no dudo? En realidad era la prueba del nueve. Todas las instituciones vascas suscribieron el manifiesto que cito en la columna, en el que se reclama para las víctimas del terrorismo “verdad, justicia y reparación”. Covite no asistió por la razón que se indica en la misma columna. Los alcaldes, y también el lehendakari, claro, han perdido una buena ocasión para disolver sus desconfianzas. Creo que distintivos tales como placas conmemorativas en las calles son competencia claramente municipal y no de los particulares, pero los citados han perdido una ocasión de oro: Haberse puesto en contacto con Covite y reclamar para sí la iniciativa de honrar a esas 62 víctimas de ETA. En el verano de 2014, tras un viaje a Nueva York, colgué aquí un par de sugerencias que podrían inspirar a nuestros gobernantes para cumplir con lo que ellos mismos prometieron en Vitoria el viernes pasado: el monumento de la Zona Cero y, aún más sencillo, los stolperstein, que honran a las víctimas del Holocausto ante los portales de las casas en las que vivieron. La única manera decente de retirar las placas de Covite era reivindicar la acción para sus consistorios.

Publicado en . | 101 comentarios

El Palau, causa española

Ayer, en mi comentario en Herrera en COPE

Hoy termina una jornada clave en la semana de pasión del catalanismo. Han hablado los comisionistas y hoy toca el turno a los empresarios, a los paganos.

El nombre de Ferrovial se ha destacado entre sus pares. Hasta ahora se había comentado el papel del empresariado catalán a favor del proceso catalanista, las empresas del cava, gallinas blancas y blanqueadas, etc. Es natural que llame la atención la presencia una empresa que simboliza la España moderna y de las nuevas tecnologías, que explica en su defensa sus éxitos “en los mercados internacionales más exigentes con las conductas empresariales”.

No es el único, claro. La continuada carrera delictiva de Convergencia no sería imaginable sin el concurso de España. Como la remontada del Barça no habría podido ser sin el concurso del árbitro Aitekin que ha sido justamente sancionado por la UEFA. Los Gobiernos de las dos Españas: Felipe, Zapatero, Aznar y Rajoy, las empresas españolas, Ferrovial y las demás. Hay que admitir que el caso Palau tiene un punto de exquisitez para todos los Borgias: la cultura. Lástima que el refinamiento del Palau, en el lenguaje del tesorero se quede en “Más sardanas, menos sevillanas”. Son como Hammett al decir de Raymond Chandler: sacaron el crimen del jarrón veneciano y lo depositaron en el callejón.

Publicado en . | 83 comentarios

La transparencia

El capitán Alatriste se sorprendió ayer. Después de la descarga de desfibrilador para la portavoz de Podemos, Irene Montero, vio el video de su intervención con la exótica pregunta a Catalá sobre la mafia del canapé y no vio la expresión “Martín Villa, el de la matanza de Atocha”. Buscó otro video sin censura y allí estaba con sus palabras y su desenvoltura argumental. Vean en primer lugar el video de Podemos:

Y ahora el original del Congreso, con la intervención entera. En ambos, la materia sabrosona está a partir del minuto 2:08: Enjoy it:

Podemos, el partido de la transparencia. Mientras habla su Krupskaia observen el gesto complacido de su novio, que sonríe y cabecea afirmativo. Es evidente quién es el autor intelectual del concepto. Hay un precedente. El mensaje a los niños del mundo de Carmencita Franco, la ventrílocua, que diría Irene Montero.

Publicado en . | 114 comentarios

Un cantamañanas

Pablo Iglesias compareció ante Ana Pastor en ‘El Objetivo’ en sus primeros compases como secretario general de Podemos. Fue el 14 de noviembre de 2014 y en una de esas entrevistas que ella afronta como interrogatorios  le preguntó por  unas declaraciones sobre la libertad de prensa de un año antes. Él se ratificó:

“Si las información es un derecho, en la medida que un derecho se convierte en mercancía, susceptible de mercantilización, en susceptible de ser una propiedad privada, se convierte en un privilegio. Por lo tanto, lo que ataca la libertad de expresión es que la mayor parte de los medios sean privados. Incluso que haya medios privados ataca la libertad de expresión, hay que decirlo abiertamente.”

O sea, las panaderías. Si la alimentación es un derecho que se convierte en mercancía, etc. Luego se lía poniendo a la periodista el ejemplo de que en La Sexta, medio en el que tanto comparecen Iglesias y su tropa, si un día el propietario se levanta con el pie izquierdo, puede decir que ya no quiere que el programa de Ana Pastor siga. Ella no se deja seducir y le dice que sí, que ya sabe lo del monopolio y el duopolio, pero que qué tiene que ver eso con que la existencia de medios privados amenace la libertad de prensa, que si quiere matizar. y él, ya sin freno le recuerda cuando fue expulsada de Televisión Española y le habla de Tele-Madrid y Canal 9, o seas, tres televisiones públicas. A e´l, lo dijo en otra ocasión,

“me gustaría que un partido de izquierdas, ganara las elecciones y me nombrara director de una Televisión Pública”.

Recuerden que dos de las competencias que pidió cuando se propugnaba para vicepresidente de Sánchez, virgen santa, que pareja, era precisamente el control de Televisión Española ¡Y del Boletín Oficial del Estado! Probablemente cree que el director puede publicar en el BOE las leyes que le parezcan bien y mandar a la papelera las que no le gusten. Lo he dado a entender más de una vez: este chico es un totalitario y a la vez un cantamañanas.

Publicado en . | 132 comentarios

Huir de sí mismos

Mi comentario de las 8:15 en Herrera en COPE

No corren para llegar a la independencia, sino para huir de los banquillos. El separatismo catalán, perseguido por el brazo de la Justicia se acogió a sagrado en Montserrat. Se produjo un hecho fundamental aquella tarde de Santiago, cuando se apagaron los faroles y se encendieron los grillos, y Jordi Pujol confesó sus trapacerías para tratar de salvar a sus hijos. “Hazlo por els nens”, le diría Marta Ferrusola, això es una dona. “No meten en la cárcel a los octogenarios”.

No huyen de la Justicia española. No solo. El disparate conceptual y moral en el que se hallan metidos huye de su propia legalidad, aquella que siempre han concebido como una legalidad alternativa a la opresora. Hace exactamente cinco días, las partidas camufladas para pagar la fiesta del referendum han sido declaradas contrarias a la Constitución y al Estatut vigentes. ¿El Tribunal Constitucional, el árbitro enemigo? No, el Consell de Garanties Estatutaries, creado a su imagen y semejanza. Y por unanimidad.

Ahora es su Parlament y su reglament lo que se constituye en obstáculos para sus deseos. Por eso abordaron ayer una reforma reglamentaria, para que la independencia, la desconexión, pueda ser aprobada por la Mesa de la Cámara, sin debate en el Pleno. No llegarán por mucha prisa que se den. Al prusés se lo están comiendo los procesos, ya les comen, ya les comen, por do más pecado habían: el 3%, el caso Palau, que hoy tiene momento cumbre, el caso Pretoria a punto. Y esta cuadrilla con su esperanza puesta en que la CUP le apruebe los presupuestos.

Nota para la tripulación y la APM

La Asociación de la Prensa de Madrid emitió un comunicado para amparar a un número indeterminado de periodistas que habían denunciado ante ella presiones y coacciones del partido Podemos. Irene Montero, secretaria general consorte y analfabeta sintáctica convocó rueda de prensa en el Congreso y puesta en faena, dijo: “Creo que sé qué ha ocurrido. Creo que eso no ha ocurrido”.

La gallina. Su novio, el secretario general propiamente dicho, compareció después para poner a limpio lo que había dicho su Krupskaia y volvió a un argumento muy querido para él: “Quien habla de amenazas está hablando de delitos y tendría que poner esa información en manos de los tribunales. Los jueces tendrán que intervenir”.

Los androides sueñan con ovejas eléctricas y Pablo Iglesias con jueces como sus candidatos  Juan Pedro Yllanes, Vicky Rosell y José Castro, que no llegó a formar parte de sus listas pero no fue por falta de ganas. Cada vez que una información de prensa le resulta desagradable, Pablo Iglesias aduce que un juez ha archivado el caso o que el periodista que lo cuenta debe acudir al juzgado. Así con la pasta de Venezuela y la de Irán que ha financiado su partido, con la pachorra que la juez Rosell puso en un sumario en el que estaba implicado el socio de su novio, la beca fantasma de Errejón, las subvenciones de su novia anterior  a su hermano (al de la novia, no al de Iglesias) en Rivas Vaciamadrid, el piso black de Espinar sin futuro y tantos otros casos.

No es función de un periodista sustituir a la Fiscalía, ni siquiera a la acusación popular. Nos basta con contarlo y eso hacemos con lo suyo. Yo no sé si cobrar de la satrapía venezolana 425.150 euros como los que se trajo Monedero como supuesta remuneración por un trabajo que él no sabe hacer y cobrarlo a través de una empresa que no estaba constituida en el supuesto momento del encargo, no de la supuesta prestación del trabajo es o no un delito. Eso lo dirá un juez, si es que lo dice. Me limito a contar los hechos y así con todo lo demás. Lo de Echeminga pagando en negro a su asistente no creo que sea delito, pero es una inmoralidad, etc.

Ayer pedí aquí  que me ayudaran a recopilar proclamas totalitarias de los podemitas y coacciones a colegas. Recibí decenas. A medida que tenga humor voy a aportar pruebas para contribuir al dossier de la APM. Ahí va la primera. Habrá más.

Ramón Espinar Junior, niño criado con la tarjeta Black de papá, especulador con su piso Black, portavoz de Podemos en el Senado y secretario general del partido en Madrid. Consigna en Twitter:

Debió escribir bullying y Tertsch, pero el fuerte de los macarras no ha sido nunca la ortografía.

Publicado en . | 87 comentarios