Los poceros de la información y un mentiroso

Oliver

El jueves, 12, a las 20:00 daba comienzo como cada tarde el informativo de la Cuatro. Noticias Cuatro se llama el invento y me hizo preguntarme por el criterio que guía a la propiedad de la cadena. Moral, pero también informativo. Apareció en pantalla un sujeto llamado Miguel Angel Oliver, que practica habilidades vagamente relacionadas con el periodismo. Arrancó el espacio que tiene encomendado con asuntos varios, como la estatura media del español medio, partido Sevilla-Villarreal, las opiniones del presidente del Real Madrid sobre el futuro de Ancelotti, la financiación de UGT con una tarjeta black, el enfrentamiento  parlamentario por el caso del acoso sexual a la capitán Zaida Cantero y la denuncia de un vigilante del metro que muestra una circular en que se les ordenaba expulsar a músicos, mendigos y gais.

A los 11 minutos 17 segundos del informativo, (14:47 del video) Oliver dio paso a otro espacio cuyo texto constituye una de esas vergüenzas de mi oficio, no la única, pero sí una de las más notables que he visto en los últimos tiempos. Helo aquí, copiado palabra por palabra, lo que se dice en el portentoso informativo. O así:

M.A. Oliver: Y ahora nos vamos a marchar hasta Estrasburgo para hablar de Venezuela y del impacto que este país, Venezuela, está teniendo sobre la vida política española ¡cada día!

Venezuela es un argumento del año electoral que estamos viviendo y es el PP el más interesado en atizar este fuego. Hoy, el PP con el voto a favor del PSOE ha querido retratar ante Europa a Podemos como un partido hermanado con el dudoso régimen venezolano. ha querido plantear una votación para denunciar al régimen de Maduro por perseguir y reprimir a la oposición. Lo ha apoyado el PSOE, pero Podemos e IU no lo han condenado. [En ningún momento se dice el resultado de la votación: Votos a favor de la resolución: 384. En contra: 75. Abstenciones, 45].

Imágenes de la eurocámara.

Locución femenina: : “El Parlamento europeo votó sobre Venezuela a petición del PP. Y ahí tienen a Pablo Iglesias y Echenique que votan en contra de condenar la violencia y de dejar libres a los prisioneros políticos”.

Pablo Echenique: “En Podemos creemos  que la mejor manera de defender la democracia y los derechos humanos en Venezuela  es el diálogo, ese es el objeto que deberíamos perseguir”.

Loc. fem. Pero lo que persiguen los eurodiputados del PP españoles, con esta votación es que Podemos se retrate. Escuchen, si no, la reacción del Gobierno. En tromba:

Declaración de Gª Margallo: “Es una manifestación práctica de los que es su credo político”.

Declaración de José Luis Ayllón: Lo bueno de estar en las instituciones por parte de algunas  organizaciones políticas es que poco a poco van representando lo que realmente son y eso permitirá a los ciudadanos saber lo que están defendiendo y es un modelo  evidentementebasado en que los líderes de la oposición están en la cárcel”.

Loc. fem.:Aprovechando  la vinculación de algunos líderes de Podemos con el régimen de Venezuela, que se convierte en asunto de política nacional:

Locución de Nicolás Maduro: “En los noticieros españoles la 2ª o la 3ª noticia es Venezuela. Yo creo que si yo voy a España, me lanzo a la presidencia y gano”.

Loc. fem: “Socialistas y populares que han votado juntos en Estrasburgo, exigiendo la liberación del alcalde de Caracas. En contra, no sólo Podemos; también Izquierda Unida, que  hoy se justificaba.

El pobre Cayo Lara: “Se trata de defender la democracia en Venezuela y el Estado de derecho y consiguientemente, que dejen que respire ese país desde el punto de vista externo”..

Loc fem: “Todo obedece a una estrategia ideada en Génova y apuntalada por Rajoy  que encuentra hueco en su agenda  para recibir a las mujeres de los líderes opositores “. Imágenes de Rajoy con Lilian Tintori. “Estas imágenes de hace cinco meses de Rajoy entrevistándose con la esposa de Leopoldo López”.

Cayetana y MiztysM.A. Oliver: “Efectivamente, veíamos a Rajoy con la esposa de Leopoldo López y mañana va a recibir a la esposa de otro reprimido, el alcalde de Caracas, (se autoenmienda) otro represaliado, Antonio Ledezma, en prisión desde el mes pasado. Su mujer, Mizty Capriles está en España. Se ha visto con el socialista, Pedro Sánchez y con otros partidos, pero son sobre todo el PP y la FAES de Aznar los que se han volcado con ella. (Imágenes de  Mizty Capriles y Cospedal).

Locución masculina:Mizty Capriles relata la detención de su marido, el alcalde de Caracas, preso en Venezuela por oposición al régimen de Maduro (Plano de Ledezma, detenido y arrastrado a la carrera por una docena de policías) está de gira por España recabando solidaridad con la causa que presenta algo así como la prueba del algodón del pedigrí democrático:

Mizty Capriles: “Toda persona que tenga talante verdaderamente democrático, si no se manifiesta pierde la oportunidad de sacarse una foto con la democracia”.

Loc. masc.: Por el PSOE le (sic) ha recibido Pedro Sánchez. El PP, directamente, ha echado el resto: Con Cospedal ya la hemos visto esta tarde.  Mañana le recibe (otro sic) el presidente Rajoy. A mediodía ha estado en FAES con Aznar; por la mañana,  con los diputados populares en el Congreso. Puestos a salir en la foto, han decidido que todos, y ya de paso, aprovechar el asunto para ventilar las disputas domésticas.

Rafael Hernando: Lo que le ocurre al señor Iglesias es que es víctima de quienes le han estado financiando durante mucho tiempo”.

Loc. masc.: Ataque directo a Podemos que, por cierto, también ha tenido su cita con Capriles. Eso sí, a su manera.

Mizty Capriles: Se nos pidió que fuera estrictamente confidencial.

Loc. masc.:  Sin foto y con entusiasmo relativo.

Mizty Capriles: Apoyo blando frente a estas arbitrariedades no es lo que necesita el mundo ver de personas que aspiran a formar parte política de cualquier país.

Locución masc.: A Capriles la acompaña su hija en el llamamiento a favor de su marido y otros dos opositores encarcelados desde hace más de un año.

Las mentiras de Pablo Iglesias

Crecepelo PodemosEra inevitable que La Cuatro se plagiara a sí misma al día siguiente, en el chiringuito de Cintora. Y que Pablo Iglesias mintiera, como lo hace cada vez que quiere distorsionar los hechos para acomodarlos a sus opiniones. 42 minutos y 40 segundos de entrevista que constituyeron un recital de sus habilidades más características.

Hubo en el plató tres periodistas en ejercicio: Fernando Garea, Melchor Miralles y Carmen Morodo, que trataron de poner (y pusieron, aunque él no se dio por enterado) a Iglesias ante la evidencia, los hechos, mientras él se escabullía una vez y otra con su logorrea de vendedor de bragas y crecepelos milagrosos: “por favor, no me interrumpáis” y se lanzaba  a excusos interminables sobre “la duquesa de la corrupción”. Se refería a Esperanza Aguirre, sin haberse enterado de que es condesa consorte. Por partida doble: de Bornos y de Murillo, pero duquesa, no. Se atrevió a criticarle hasta Rosa Mª Artal, aunque no sin jaculatoria: equiparó la represión de Cristina Cifuentes con la de Nicolás Maduro.

No importa. El respeto de estos tíos a los hechos era como el que llevaba a Hannah Arendt a lamentarse de que sus paisanos no distinguieran hechos de opiniones y que uno, una en este caso, no podía ir acarreando enciclopedias para demostrarles su burricie y sus falacias. Pero hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad y se puede llevar cualquier enciclopedia en Google. Basta una tablet.

Y eso bastó para desmentir a Iglesias, que insistió una vez y otra sin apearse del burro en que no podía votar a favor de la resolución por tres razones:

· 1.- La resolución comparaba Venezuela con Arabia Saudí [dejando a un lado un hecho nimio que le expusieron, al parecer sin mucha capacidad persuasiva los periodistas citados: QUE EN LA RESOLUCIÓN DEL P.E. NO SE CITABA A ARABIA SAUDÍ, es comprensible su espanto: Arabia Saudí es una monarquía. La comparación habría sido más razonable si la resolución hubiera comparado a Venezuela con la República de Irán: las dos patrocinan al líder de Podemos y a su partido].

· 2.- La resolución tachaba a Venezuela de dictadura sangrienta. Está empezando a serlo, pero la resolución propuesta y aprobada en el Parlamento Europeo no dice eso.

· 3.-  La resolución proponía sanciones y la solución no son las sanciones, sino el diálogo, decía, invocando a Ban Ki Moon y al Papa y como dijo Echenique en Noticias Cuatro. Aquí se quedó corto. El copyright de ese asunto es de ETA: “la única solución es el diálogo“. Por otra parte, ¿le gusta a él que se detenga a un alcalde? No, no le gusta.

Invitó en reiteradas ocasiones a los televidentes (qué gran palabra) a leerse la resolución, ignorando las reiteradas protestas de Garea, Miralles y Morodo: ¡pero si la tenemos aquí! Bueno, pues aquí está la resolución del Europarlamento donde puede comprobarse que Pablo Iglesias mentía, como lo hizo a propósito de la beca de Errejón y el inexistente plan monetario de Monedero para el ALBA.

Cuando la cosa se estaba poniendo cuesta arriba para el insustancial, ya digo, hasta Artal le preguntaba el por qué de su escaqueo ante las preguntas, Cintorita acudió en su ayuda con preguntas incisivas, directas, insoslayables. Empezaremos por la última pregunta, chiudere in bellezza:

- Cintora.- ¿No considera que como secretario general de Podemos puede costar más responder a entrevistas, la necesidad de concretar, en fin? Estas fueron las últimas palabras de un tipo cuyo ego no guarda proporción alguna con su preparación:

Pablo Iglesias: Claro que sí, efectivamente es mucho más difícil responder a una entrevista  cuando las encuestas dicen que puedes ser el próximo presidente del Gobierno, claro que sí; esto implica una enorme cura de humildad y tener que trabajar mucho  y reconocer que yo a veces cometo errores, porque soy un ser humano… [No diré más, aunque me puedo explicar la respuesta. Las preguntas de Cintora habían minado su arsenal dialéctico defensivo y al hacerle la última: ¿justo el resultado? el mentiroso se derrotó. Lean la preguntas y también ustedes lo entenderán].

-¿Ha hablado recientemente con Pedro Sánchez?¿Por qué?

-¿Va a Andalucía a aclarar las cosas,  la Giralda pasará a ser de patrimonio público?

-¿Pondrían un impuesto a la riqueza?

-¿Puede haber algo de utopía en el programa de Podemos?

-¿Ve factible suspender los desahucios? (Aquí, entre la pregunta y la respuesta, dos minutos de imágenes de cargas de las FSE contra antisistemas, en manifestaciones, imágenes de operaciones de desahucio y así. En tres cuartos de hora no hubo una sola foto de la represión bolivariana que han causado ya más de 40 muertos, como se dice en la resolución del P.E. Este niño, Kluivert Roa, asesinado por un policía mientras le suplicaba por su vida. Pablo Neruda escribió en ‘España en el corazón’ sobre estos asuntos:

… y por las calles la sangre de los niños
corría simplemente, como sangre de niños. (…)

Preguntaréis por qué su poesía

no nos habla del sueño, de las hojas,

de los grandes volcanes de su país natal?
Venid a ver la sangre por las calles,
venid a ver
la sangre por las calles,
venid a ver la sangre por las calles.venid a ver la sangre.

Todo no se acaba en La Cuatro. También la Sexta, también. Esperad a que esta noche nos lo aclare Iñaki López, prototipo del intelectual español contemporáneo.

No le digáis a mi madre que soy periodista. La pobre cree que gestiono el suministro de toallas en un prostíbulo.

Publicado en . | 144 comentarios

Oquedades

BoinaVasca-2Nuestro gran Arcu ha propuesto una explicación al origen de la txapela. No sé si es una de sus geniales intuiciones, al buscar origen megalito para una prenda que remata el atuendo de un pueblo heptamilenario, pero su propuesta tiene fundamento y es muy racial. Bereciartua teorizaba que era la boina

“el invento vasco más metafísico y al mismo tiempo más realista, puesto que no añade estatura y si agranda algo es el cráneo, al que pone tejaban o marquesina (…) Es la boina un remedo popular del nimbo, del halo de los santos, blanda, almohadillada, redonda, pacífica, frente a las aristas del tricornio de la Guardia Civil o los capirotes de Semana Santa”.

Zumalacárregui, el general carlista, tenía una famosa por su diámetro de 45 centímetros, que llevaba por dentro un armazón de alambre o miriñaque para aguantarse galana. Puestas así las cosas, a nadie puede extrañar que cuando el primer Gobierno vasco encargó a Javier de Juana, famoso sastre bilbaíno, el uniforme de la Ertzaintza, el citado propusiera rematarlo con “la boina roja, tipo Atano, que confiere autoridad.” 

OteizaPero quien teorizó mejor la propuesta que hoy nos trae Arcu fue Oteiza, en una afirmación extraordinaria: “Nosotros, los vascos, llevamos insertado en la cabeza el culto al vacío del Cromlech.” Lo del vacío interior es un concepto recurrente en la obra de Oteiza. Muy cerca de mi casa, frente al Ayuntamiento bilbaíno, hay una gran escultura del artista que a mí me gusta mucho e incide en esta idea: Variante ovoide de la desocupación de la esfera.

Llegados a este punto, me ha sido imposible evitar la asociación de ideas con unos versos de Machado, en los que el gentilicio ‘español’ puede sustituirse por el gentilicio ‘vasco’. Español a fuer de vasco, habría escrito aproximadamente Indalecio Prieto, que también era un hombre de boina. En su libro de memorias ‘De mi vida’, tiene un buen artículo en el que habla de ‘Mis seis boinas’, que era tener un quita y pon muy generoso:

“-Nuestro español bosteza.

¿Es hambre? ¿Sueño? ¿Hastío?

Doctor, ¿tendrá el estómago vacío?

-El vacío es más bien en la cabeza.”

Publicado en . | 138 comentarios

En el CEU de Elche

Ceu Elche

 La Corrupción en España, más ácida y aguda

 

Buenos días. Quiero agradecer a Paco Sánchez y al CEU su invitación a participar en esta mesa redonda sobre un asunto que constituye uno de los problemas más graves que tiene planteados la democracia española. Gracias también a todos ustedes su asistencia.

 Haré una. primera afirmación: los peligros mayores para toda democracia se agrupan en un tropo gramatical: la sinécdoque, que consiste en tomar la parte por el todo, o, lo que viene a ser lo mismo, confundir lo público con lo privado.

Esto, en términos generales y en lo que se refiere a la economía, lleva a la corrupción. Si estamos hablando de asuntos relacionados con posiciones ideológicas, políticas o credos religiosos, es una vía que lleva irremediablemente al totalitarismo. La religión es un asunto que pertence a la esfera privada de los individuos. La irrupción del Estado ahí, ya sean las repúblicas islamistas que decretan la religion obligatoria o algunos países comunistas, piensen en Albania, que decretan la oficialidad del ateísmo solo pueden tomar forma como regímenes totalitarios, en tanto que irrupciones del estado en un área privativa de la intimidad de los individuos. 

Pienso afrontar mi exposición a partir de los escenarios y los actores que definen este drama.

LA POLÍTICA

La corrupción es comportamiento transversal en España, recorre todo el arco parlamentario de derecha a izquierda. Pero además es vertical. Por decirlo con una imagen de Zorrilla: “Desde la altiva princesa/ a la que pesca en ruin barca”. A los palacios subió y a las cabañas bajó. Vale decir desde la jefatura del Estado o sus aledaños familiares hasta un modesto o una modesta concejal de pueblo.

No nos remontemos a Manuel Prado y Colón de Carvajal, administrador de Juan Carlos I durante 20 años. La propia hija del Rey y su marido se hallan procesados por delitos como malversación, prevaricación, falsedad documental, tráfico de influencias, falsificación, estafa, fraude a la Administración y dos delitos fiscales, así como el de blanqueo de capitales. No diré más. 

Realmente estamos llegando a unos niveles muy altos de presencia de la corrupción en la vida pública. ¿Los más altos de Europa? No me atrevería yo a decir tanto. Francia ha sido el modelo para la corrupción española desde el comienzo de la democracia. Recordemos que en 1993, un primer ministro, Pierre Beregovoy, un hombre ejemplar, héroe de la Resistencia en su juventud, de pegó un tiro en la cabeza en un paseo de Nevers. Nosotros no hemos conocido un caso igual, aunque tal vez quepa la posibilidad de que nuestros presidentes del Gobierno tienen u mayor instinto de conservación, más apego a la vida. Quede claro que sólo me referiré a la corrupción en democracia, en tanto que implica violaciones de unas reglas del juego que buscan la limpieza. Las dictaduras son corrupción en sí mismas. 

La corrupción en democracia, en un régimen de libertades y de partidos políticos, suele estar relacionada con la financiación de estos últimos. El argumento es siempre el mismo y es universal: Su financiación es, por definición, insuficiente. Está el coste ordinario, pero sobre todo, las campañas electorales que obligan a buscar una financiación suplementaria en fuentes financieras no convencionales. No importa que se aumente la financiación de los partidos, ni en qué proporción. La corrupción no desaparecerá, porque de lo que de verdad se trata es de sacar ventaja comparativa respecto al adversario y para eso siempre hará falta más dinero para hacer campañas más caras y contratar más medios, más spots, más apariuciones en TV, fiestas con artistas.

La corrupción es un concepto impreciso dentro del cual, además de los delitos citados al hablñar de la Infanta Cristina y su marido, pueden encontrar acomodo actividades tan dispares como el narcotráfico, la economía de la prostitución y la trata de personas, el tráfico de órganos humanos, trafico ilegal de armas y la financiación del terrorismo por citar casos no convencionales.

Hay autores que establecen diferencias notables respecto a la moralidad sobre la corrupción, según cual sea la religión mayoritaria, católica o protestante, practicada por los nacionales. Concluyen que los países católicos del sur de Europa son de moral mucho más laxa que los estrictos protestantes nórdicos.

Tiendo a estar de acuerdo, ahora lo explicaré. Decía que nuestra corrupción tenía influencia francesa. El diputado socialista francés, Henri Emmanuelli, todopoderoso tesorero del PSF, organizó la sociedad URBA como mecanismo de recaudación para subvenir las necesidades del Partido Socialista Francés. Urba se encargaba de facturar a empresas por informes ficticios.

 Esta fue la inspiración del primer gran caso de corrupción ligado a la financiación de partidos en España. En 1989 estalló el caso Filesa, al descubrirse que el PSOE había creado una trama de empresas: Filesa, Malesa y Time Export, que habían facturado al Banco de Vizcaya por informes no realizados con el fin de pagar los gastos de campaña electoral del partido. 

La moral judeocristiana tiene estas cosas. El presidente del Banco de Vizcaya se preguntaba: ¿Qué dirían la competencia bancaria y la derecha política si se sabía que uno de los grandes bancos financiaba al Partido Socialista? Por parte de los receptores había también su dificultad: ¿Cómo interpretarían Izquierda Unida y los sindicatos la idea de que al PSOE lo financiaba un banco? Entonces llegan a encontrar un truco: yo hago como que te hago unos informes que en realidad no te hago y tú me pagas como si te los hubiera hecho y fueran de utilidad.

En Estados Unidos, un asunto como este no tendría mayor misterio. Un banco o una gran corporación decide que el programa de uno de los dos partidos conviene más a sus intereses. Entonces, hace una aportación a la campaña del candidato y el partido beneficiado organiza una cena pública en la que se cita el nombre del mecenas y la cantidad que aporta a la campaña. El citado se levanta para saludar a la afición y esta aplaude hasta enronquecer, como escribió un inolvidable cronista deportivo del diario Vasco. Eso es todo. O casi. 

Nos hemos escandalizado justamente con el caso Bankia y sus derivados, hasta el más reciente de las tarjetas black. La gangrena está mucho más extendida de lo que parece. Francia conoció en los años 90 un caso incomparablemente mayor en términos cuantitativos: el caso del Crédit Lyonnais, participado mayoritariamente por el Estado. Voy a leer un párrafo de autoridad. Pertenece a Diario de Fin de Siglo, escrito por Jean François Revel a lo largo de 2000.

Domingo, 30 de abril. Escribe sobre Jean-Claude Trichet, a quien hemos conocido como presidente del BCE, y que había sido director del Tesoro: Se encargaba de controlar la gestión y los balances de las empresas en las que el Estado era accionista,

“como era el caso del Crédit Lyonnais, cuando los estafadores mitterrandistas desvalijaban impunemente ese banco nacional. Sin embargo, según el juez, Trichet confirmaba los balances trucados y las cuentas falsificadas que permitieron disimular durante años los robos cometidos por el Lyonnais en menoscabo del conjunto de los ciudadanos franceses.

En el entorno de Trichet constestan que el director del Tesoro no podía verificar en detalle las cuentas de todas las empresas en las que el Estado era accionista. Las operaciones del Lyonnais suponían un fraude de ¡2 billones al año!” (p. 131) 

Trichet fue absuelto en 2003. Como lo sería aquí llegado el caso el Gobernador del Banco de España con el que sucedió lo de Bankia. Ese mismo año, Crédit Lyonnais fue absorbido por Crédit Agricole. Aquí, el arte de la corrupción estaba entonces en sus balbuceos. Aquel mismo año de FILESA, había estallado en el Partido Popular el caso Naseiro, un caso de corrupción que vino a quedar en nada judicialmente hablando. Fueron procesados dos tesoreros: el diputado valenciano Angel Sanchís y su sucesor, Rosendo Naseiro. El proceso fue archivado por el Tribunal Supremo por defectos formales: las escuchas estaban autorizadas única y exclusivamente para el delito de narcotráfico en el que se investigaba a Rafael Palop. 

LOS PARTIDOS

 Hablemos de los partidos como agentes. Hace tres semanas todos los periódicos de España abrían sus portadas con fotos de Manuel Chaves y José Antonio Griñán y la noticia de que ambos habían sido imputados por el Tribunal Supremo en el caso de los EREs.

Unos días antes, el número dos del PSOE, César Luena, compareció en súbita rueda de prensa convocada para anunciar la destitución de la Ejecutiva del Partido Socialista de Madrid. Y dijo Luena que la imagen pública del PSM corría riesgo de deterioro como consecuencia de las investigaciones acerca del sobrecoste del tranvía de Parla, así como aspectos de la operación Púnica que afectaron tanto al PP, como al PSOE, incluso a IU, cuyo único concejal se hizo cargo de Obras Públicas.

Es muy notable que una semana después, la citación por el Tribunal Supremo en calidad de imputados, estos sí, de los dos últimos presidentes de la Junta de Andalucía, los mismos socialistas que habían jaleado la destitución de Gómez se pusieron exquisitos a distinguir entre imputaciones e imputaciones para hacer coincidir la imputación descalificatoria con la apertura del juicio oral.

Parece demostrado que el PSOE no mantiene los mismos criterios para Chaves que para Tomás Gómez. Naturalmente, el PP no tiene mayor coherencia: El mismo día en que el Supremo imputó a los dos expresidentes del PSOE, se pusieron muy severos. Reclamaron por varios portavoces a Pedro Sánchez y a Susana Díaz que exigieran a Chaves y a Griñán sus actas de senador y diputado. Sin embargo, ellos no han hecho nada parecido con el presidente de Melilla, el senador Juan José Imbroda, imputado por un presunto delito de prevaricación en las mismas fechas. La semana pasada, el ministro de Justicia estableció su regla móvil: no había motivo para que Ignacio González no encabezase una lista y lo mismo opinó de otros populares que sí estaban imputados, como León de la Riva, Imbroda y el vicealcalde de Valencia, Grau.

El gran problema es que no hay en los partidos voluntad regeneradora. La corrupción es sólo una herramienta para agredir al contrincante. Los políticos del PSOE acusan al PP por el caso Gürtel y el PP acusa al PSOE por los EREs y la Formación, y los dos tienen razón. Ninguno de los dos se aplica a erradicar la corrupción propia. Hay un caso especial con la irrupción de Podemos, un partido radicalmente antisistema y regeneracionista. El problema es que sin haber tocado pelo ya les han salido a sus principales dirigentes casos de corrupción que les afectan. El famoso contrato con Venezuela de Monedero es una aplicación de libro del procedimiento Urba-Filesa. 

No podríamos dejar al margen a los agentes sociales: patronal y sindicatos. El penúltimo presidente de la CEOE, Díaz Ferrán, cumple condena por fraude fiscal, por no hablar del número de sindicalistas, CCOO y UGT, encausados por la juez Alaya en el sumario de los EREs, en el de los cursos de Formación y en el caso de las tarjetas black. Recuerden el nombre de José Angel Fernández Villa, el líder histórico del SOMA-UGT y protagonista principal de los actos con los que Zapatero inauguraba el curso del Gobierno en Rodiezmo los primeros domingos de septiembre. En 2012 se acogió a la amnistía fiscal de Montoro, llevando al banco 1millón 400.000 euros en billetes. 

Deliberadamente dejo a un lado asuntos tan característicos como la corrupción en las autonomías gobernadas por los nacionalismos, pero queden al menos citadas: Cataluña, en la que el padre de la patria catalana y toda su familia se habían dedicado al latrocinio de la público, bien directamente, bien mediante el fraude fiscal. Cabe citar también el País Vasco en el que el partido gobernante ha creado una trama de fundaciones opacas al fisco más que notable. Valga como ejemplo de corrupción la que afectaba a la propia Hacienda Foral de Bizkaia, cuyo responsable directo había corrompido el sistema informático para convertir en invisibles a los ojos de los inspectores a dos centenares de contribuyentes protegidos. Al llegar a este punto es preciso citar a dos actores importantes de este drama: la Justicia y el Periodismo.

 LA JUSTICIA

 La Justicia española es manifiestamente mejorable en todos los aspectos y en la lucha contra la corrupción también, naturalmente. Uno de los supuestos de la democracia, la separación de poderes de Montesquieu, fue cuarteada en enero de 1985, con la Ley del Poder Judicial, en la que se amputa la representación de los jueces en el Consejo General del Poder Judicial para ampliar la representación de los partidos políticos. 

Desde entonces hemos asistido a no pocos asuntos en los que el periodismo clasificaba a los jueces con los mismos criterios que a las fuerzas políticas en el Parlamento: la mayoría progresista, la mayoría conservadora, escribíamos, prejuzgando el sentido de la resolución en función de cuantos jueces hubiera de cada camada. La mayoría cambiaba con los cambios del poder político, esa era la cuestión.

Y acertábamos, esa era la desgracia. En los años 90, el juez Luis Manglano había ordenado escuchas al concejal Salvador Palop a cuyo hermano investigaba por narcotráfico y las conversaciones del concejal revelaron un caso de corrupción que llevó al juez al procesamiento de dos tesoreros del PP. Manglano era un hombre de manifiestas simpatías por IU y no tuvo en cuenta que no podía usar el fruto de aquellas escuchas para otro fin procesal que para el que habían sido solicitadas. 

El aparato de agit-prop del PP acuñó con fortuna el mantra de que no era el caso Naseiro, sino el caso Manglano. Había una cuestión de interés en el asunto: si bien en el plano judicial las pruebas carecían de valor, no era así en el campo de la credibilidad ante la opinión pública. Allí estaban los protagonistas con sus voces, diciendo cosas como: “yo estoy en política para forrarme”, frese que se atribuyó a Zaplana, pero que en realidad pronunció el secretario general del PP en Valencia, Vicente Sanz. 

Cómo no referirse al juez Baltasar Garzón, inhabilitado por el Tribunal Supremo como consecuencia de su intervención en el caso Gürtel, al autorizar la intervención de las comunicaciones de los procesados del caso con sus defensas. La cuestión era sencilla. El artículo 51.2 de la Ley General Penitenciaria dice:

“Las comunicaciones de los internos con el abogado defensor o con el abogado expresamente llamado en relación con asuntos penales y con los procuradores que lo representen, se celebrarán en departamentos apropiados y no podrán ser suspendidas o intervenidas salvo por orden de la autoridad judicial y en los supuestos de terrorismo.” 

La conjunción ‘y’ es copulativa y en su lugar, el ex juez leyó ‘o’ que es disyuntiva. En consecuencia creyó que bastaba uno de los dos requisitos en vez de ser necesaria la concurrencia de los dos. No bastaba sólo la orden del juez, tenía que ser en casos de terrorismo, en los que muy frecuentemente los abogados defensores comparten los objetivos de sus defendidos. Esa connivencia no se da en otros delitos y era imposible sostenerla racionalmente en el caso Gürtel: los procesados habían contratado a penalistas muy destacados entre los más brillantes e España como Choclán y Rodríguez Mourullo, podían permitírselo.

Garzón ha sido en España el prototipo de los jueces estrella; el caso Gürtel, que acabó con su carrera iba acompañado por otros dos en los que había grandes posibilidades de que hubiera cometido prevaricación: el de las fosas del franquismo y el del patrocinio de sus cursos en Nueva York por el Banco de Santander, a la vuelta de los cuales archivó la causa contra su Lorenzo de Médicis, Emilio Botín. María Peral, que es una de las grandes periodistas de España en el mundo judicial destapó toda aquella historia con las impresionantes cartas de Garzón a su patrocinador, al que llamaba “querido Emilio”, le pedía dinero  y las firmaba como ‘magistrado juez’ para que nadie se despistara.

 El juez Pasqual Estevill accedió a la magistratura por el 4º turno en 1990. Cuatro años más tarde era nombrado miembro del Consejo General del poder Judicial a propuesta de CiU. Sólo dos años después fue condenado a seis años de inhabilitación por los delitos de prevaricación continuada y detenciones ilegales. En 2005 fue condenado a nueve años de prisión por cohecho, extorsión, prevaricación y detenciones ilegales. En tanto que juez extorsionaba a sus víctimas amenazándoles con la prisión preventiva, aplicándoles un concepto personal y privado de la fianza para eludir la prisión provisional. Detrás de cada caso de corrupción, recuérdenlo, hay una confusión del ámbito público con el privado.

Recientemente hemos conocido la sentencia que inhabilita al juez Santiago Vidal por haber redactado una constitución para la independencia de Cataluña.

La juez Alaya es una patética expresión de la justicia desbordada por la cantidad de material acumulado y de ese principio que dice que la Justicia cuando no se aplica en el tiempo adecuado deja de serlo.

EL PERIODISMO

La corrupción es un gran asunto para el periodismo: permite un relato, investigación y un cierto morbo popular. Nada habría que objetar a ello si el periodismo no transgrediera tan a menudo las reglas del oficio. El problema no es sólo que difieran en sus valoraciones de las realidades que cuentan. El gran problema es las realidades que cuentan son a menudo muy diferentes. Basta para comprobar esto comparar las portadas de dos diarios como El País y El Mundo, o El País y ABC, o La Razón con cualquier otro o los dos diarios de Barcelona con todos los demás.

Un día de 2006, El País y ABC llevaban a sus portadas dos noticias de presunta corrupción. La de El País daba cuenta de que un tío materno de Esperanza Aguirre había ganado dos millones de euros en una recalificación de terrenos. La primera de ABC daba cuenta de un asunto que todavía permanece en duermevela en los pasillos de los juzgados: la recalificación de terrenos que dos alcaldes consecutivos de Ciempozuelos hicieron y en la que ganaron 40 millones de euros.

Era muy difícil leer que los dos diarios citados coincidieran en una denuncia de corrupción. De hecho, durante bastante tiempo, las páginas de corrupción de El País llevaban un marbete, cintillo se dice en términos periodísticos, que anunciaba muy eexplícito: ‘La corrupción que afecta al PP’.

 No quiero que parezca que trato de hurtar del análisis a El Mundo, el periódico en el que escribo, pero creo no pecar de tendencioso si digo que EL Mundo no ha tenido inconveniente en sacudir a derecha e izquierda, a tirios y a troyanos. Debo decir en el plano personal que algunos días me gusta vestir la camiseta y algunos otros, como cuando sacamos la inexistente cuenta suiza del alcalde de Barcelona, o con la media docena de portadas del ático de González, no tanto.

Arcadi Espada se tomó la molestia de contar las portadas de El País dedicadas a los trajes de Camps. Eran 126 para un delito que muy probablemente no debería figurar en el Código Penal: el delito de cohecho pasivo impropio por un total de 3.300 euros, la cuarta parte de la beca impropia de Errejón. 

El BUEN PUEBLO ESPAÑOL

El buen pueblo español está harto de la corrupción, según encuestas. Pero hasta la fecha su intrínseca virtud moral no ha dejado rastro en su intención de voto. Nadie duda de que las próximas elecciones autonómicas andaluzas van a ser ganadas por el PSOE, a pesar de los EREs y de los cursos de Formación, que constituyen el mayor expolio a las arcas de lo público en toda la historia de España.

Voy a ejemplificar esto con un par de anécdotas con las que termino. La víspera de Nochebuena de 1993, coincidí en el hotel López de Haro de Bilbao con el banquero Alfredo Sáenz y con un amigo común, que era el director del hotel. Nos sentamos a tomar una copa y charlamos sobre algunas cuestiones de actualidad. Una de ellas era la difícil posición que tenía Mario Conde al frente de Banesto. Uno de los presentes opinó que las dotes de Conde para la Comunicación habían compensado la falta de solidez en su gestión. Sáenz dijo entonces: Pues esas dotes, puro humo, son lo más sólido que tiene hoy el presidente del Banesto en el banco.

Cinco días más tarde, el día de los inocentes, el Banco de España intervenía Banesto, y destituía a todo su Consejo de Administración de su presidente para abajo. La razón aducida por el regulador fue un agujero patrimonial de 600.000 millones de pesetas. Aquel mismo día, el Banco de España nombraba presidente de Banesto a Alfredo Sáenz Abad, que 16 años más tarde, lo que son las cosas, fue condenado a seis meses de prisión por denuncia falsa en tanto que presidente de Banesto. Pero esa, como diría Moustache, el barman de Irma La Dulce, “es otra historia”.

Aquel mismo año en que se intervino Banesto, el 29 o el 30 de diciembre, la cadena Tele-5 emitió una gala que llevaba por nombre ‘Queridísimos 93’, donde se iban a conceder premios a los mejores del año en distintas disciplinas. El jurado había sido toda la audiencia de la cadena amiga. Y por votación de los televidentes, el ‘Queridísimo español’ en ‘Política’, fue Jesús Gil y Gil, alcalde de Marbella y el ‘Queridísimo español’ en Economía fue Mario Conde, presidente de Banesto, que no asistió a recoger el premio por razones fácilmente comprensibles.

Unos años más tarde, ya fallecido Gil y Gil, tras la operación Malaya en el Ayuntamiento de Marbella, que se saldó con cerca de un centenar de detenidos en su primera fase y la incautación de 2.600 millones de euros. Los marbellíes se echaron a la calle en número de 15.000 para expresar su ira. No se sabe bien por qué. En vida de Gil, no hubo una sola protesta por su gestión escandalosa, por aquellos obscenos y esperpénticos espectáculos televisivos de los sábados en que actuaba en plan morsa desde una bañera gigante rodeado de modelos en bikini. O con su caballo, como un Calígula de pueblo. Él había hecho apología de la corrupción. C16 en 1979, declaración: yo les digo a los constructores: El PGOU no tolera construir más de ocho alturas. Yo te digo: tú construye doce, dos para ti y dos para mí. El buen pueblo de Marbella le regaló tres mayorías absolutas consecutivas.

Para saber de dónde venimos, me van a permitir terminar con otra anécdota que revela categoría: Hace casi treinta años, el entonces secretario de Estado de Hacienda, Josep Borrell, requirió los servicios de un fontanero para una obra en su casa. Realizado el encargo y llegada la hora del pago, el profesional miró a su cliente y le preguntó sin arrugarse: “¿con o sin IVA?”

 

Publicado en . | 236 comentarios

Banderas de nuestros padres y vergüenza de nuestros estandartes

Espinar-Cintora

Ramón Espinar es uno de esos militantes de la nueva izquierda que tienen asiento garantizado en lo de esos jóvenes agitadores de la telebasura que son Cintora y López. Espinar es lo más próximo a Podemos que se conoce en las televisiones españolas. Portavoz de la plataforma Juventud sin Futuro y miembro de Ganemos, participó en escraches, un suponer, el que se le hizo en su casa al exmilitante de Izquierda Unida José A. Moral Santín, consejero de Bankia y beneficiario de una tarjeta black en una cantidad de .aproximadamente 400.000 euros.

A poco despierto que sea, y el joven Espinar sí lo parece, debería haber pensado que su padre, Ramón Espinar, era, como Moral Santín, consejero de Bankia y, al tener noticia del enjuague, tal vez pudo preguntar a su progenitor A: ¿tú también te lo llevabas? puede que no se atreviera, puede que no se sintiera autorizado, aún sospechándose lo peor. Él se ha explicado ante Cintora con razones que a éste han debido de parecerle suficientes:

“Voy a hablar de esto una vez, no debería haber hablado nunca, pero me toca porque ha salido en los medios y prefiero explicarme a callarme. Esto no ha sido ni ningún secreto porque lo sabía todo el mundo. El hecho que salga ahora responde a que todo el mundo que apuesta por el cambio estamos recibiendo miradas con lupa que buscan un intento desprestigio para que no podamos hablar de política y hablemos de estas cosas. Yo solo respondo de mis actos y ni en mi actividad pública ni política he tenido nada que ver con la trayectoria de mi padre, porque no hemos estado de acuerdo nunca ni hemos coincidido ideológicamente. (…) Mi opinión sobre las tarjetas black es pública y notoria y la he dado en muchas ocasiones. El único límite que pongo es que no hablo en público de mi padre ni de mi vida privada, eso creo que me pertenece a mí”.

A Cintora le bastó. Y parece que también a mi querido Manuel Jabois que el pasado día 3 escribía en El País una pieza sobre el tema:Matar o no al padre‘. Manolo se ha aplicado al tema con la prosa brillante que es marca de la casa. Pero, ay, el enfoque. No se puede dar por bueno que ese sea un asunto privado entre él y su padre, sobre todo cuando él ha hecho públicos asuntos que Moral Santín y sus hijos considerarán también privados. para qué ir a escrachear a casa ajena, hombre de Dios, si puedes hacerlo en la de papá, aprovechando las comidas de los domingos.

Otro asunto digno de consideración es si Espinar Jr. podría ser beneficiario de la corrupción de su padre ‘a título lucrativo’, como la Infanta o el PP. Me explico: El joven Espinar tiene 28 años. Su padre comenzó a sacarle brillo a la black en 2003 y no paró hasta abril de 2010. Nótese que fue apeado del momio en enero, pese a lo cual siguió trabajándose la tarjeta casi tres mese más. El airado líder de Juventud sin Futuro tenía 16 años cuando en la mesa de los Espinar-Merino comenzaron a aparecer regalías y delikatessen que no pararon durante los 178.400 euros que papá se apropió del dinero de todos los españoles. O sea que tuvo unos años en los que muy probablemente comió, vistió y tuvo regalos pagados con fondos de reptiles.

El problema no es que Espinar Sr. sea un chorizo, que lo es, a pesar de la obligada presunción de inocencia. Tampoco que su hijo lo quiera. En materia de afectos uno es capaz de comprenderlo todo. Hay hijos que quieren a sus padres maltratadores y el más villano de los hombres tiene a veces el cariño irracional e incondicional de sus vástagos. Manolo Jabois escribe un párrafo que me ha parecido curiosos. Este:

“A Espinar se le exige que para hacer política presente la cabeza del padre en solitario. Que mire a la cámara y diga: “Ramón Espinar, eres un golfo de la casta político-empresarial”. Pero esa frase que apaciguaría las almas es otra. Es, concretamente: “Papá, eres un golfo de la casta político-empresarial”. Lo interesante es saber si se puede decir eso, esto es: si es compatible con la unidad de la familia tradicional que defienden sus detractores. Podría decirse que la exigencia va en contra de la propia naturaleza.”

Ningún hijo está obligado a eso. El problema no está ahí, sino en el hecho de no aplique a otros padres tan corruptos como el suyo, una discreción análoga. Verás, Manuel, yo soy detractor de este tipo, te diré al final por qué, pero familia, depende de cuál. Me gusta bastante la mía y la que me dieron mis padres. Pero me disgustaría haber pertenecido a la de la dulce Neus o, en otro modelo, a la de Espinar, con un padre tan distraído para los dineros públicos. Tiene que ser un trago, lo comprendo. Lo que me hace abominar de Espinar y gente análoga es su desfachatez y una impostación de virtud no soportable por los hechos. Como este tuit, guerracivilismo, mentira y caradura a partes iguales:Espinar somos los hijos

 

Además de plagio. En realidad es la paráfrasis de una canción de la Polla Records, ‘No somos nada’, de antes de que este muchacho naciera. La letra dice así:

Somos los nietos de los obreros que nunca pudisteis matar,
por eso nunca, nunca votamos para la Alianza Popular,
ni al PSOE ni a sus traidores ni a ninguno de los demás
Somos los nietos de los que perdieron la Guerra Civil
¡No somos nada!
¡No somos nada!

¿Por qué la ha enmendado? Quizá para incluir a papá en el círculo virtuoso de las víctimas, sacándolo del club ominoso al que pertenece por su afiliación al PSOE. Cuánto Freud en la recámara, hay que joderse.

Publicado en . | 224 comentarios

Un país de monolingües

Publicado ayer en El Mundo del País Vasco

Ayer vivió el Parlamento vasco uno de esos momentos que justifican la existencia de las instituciones. El partido-guía, a remolque de su Pepito grillo de la izquierda abertzale aprobó una resolución según la cual la Cámara vasca apoyaba a los ayuntamientos que redactaran su literatura municipal (y en ocasiones algo espesa) únicamente en euskera. Es decir, la mayoría de los parlamentarios –es preciso salvar a los portavoces de la oposición del PSE, PP y UPyD, Reyes, Oyarzábal y Maneiro que se expresaron razonablemente-, defendieron el derecho de los ayuntamientos a expresarse únicamente en aquella de nuestras lenguas oficiales que ellos peor hablan.

El malvado de la historia fue el delegado del Gobierno en la Comunidad Autónoma, Carlos Urquijo y sus recursos contra lo que a todas luces parece una contravención de la Ley de Normalización del Uso del Euskera 10/1982, de 24 de noviembre, más concretamente de su artículo 8. La mayoría que empuja reprocha al delegado del Gobierno que se acoja inadecuadamente a dicha ley, además de ignorar la Carta Europea de Lenguas Minoritarias o Regionales. Recibieron el apoyo de los alcaldes de Asteasu, Lasarte y Orexa, que propusieron un protocolo para defenderse de las agresiones legales del delegado del Gobierno, que ha interpuesto, expusieron después en rueda de prensa, 744 recursos sobre esta cuestión y otras adyacentes. Estuve en Orexa en unas elecciones municipales de los primeros años 80. Tenía un censo electoral de 49 votantes, 48 de los cuales habían votado a Herri Batasuna en las anteriores. Al votante 49º deben de estar buscándole todavía.

Vayamos por partes: en esa Guipúzcoa tan profunda y ensimismada, quien podría invocar con propiedad la Carta de las Lenguas Minoritarias sería precisamente el Delegado del Gobierno a favor del castellano. Por otra parte, invocar una Carta Europea para no cumplir la legislación propia es una trapacería intelectual y jurídica. En tercer lugar, cabe la posibilidad de que la santa alianza PNV-EHBildu crea que la esencia del artículo 8 de la Ley de Normalización citada no esté en su apartado 1: “Toda disposición normativa o resolución oficial que emane de los poderes públicos sitos en la Comunidad Autónoma del País Vasco, deberá estar redactada en forma bilingüe a efectos de publicidad oficial.” Cabe también que identifiquen estrictamente el sintagma ‘publicidad oficial’ con los anuncios que insertan en el Deia. O que consideren únicamente el punto 3: “No obstante lo preceptuado anteriormente, los poderes públicos podrán hacer uso exclusivo del euskera para el ámbito de la Administración Local, cuando en razón de la determinación socio-lingüística del municipio, no se perjudiquen los derechos de los ciudadanos”. Lástima que ese punto fue declarado inconstitucional por el T.C. por sentencia 82/1986, de 26 de junio, hace casi 30 años.

 El Estatuto dice en su artículo 6.1 que “El euskera, lengua propia del Pueblo Vasco, tendrá como el castellano, carácter de lengua oficial en Euskadi”. Imaginen ahora que una institución vasca, la que quieran expresara sus decisiones sólo en erdera. Los nacionalistas recurrirían por violación de la Ley de Normalización, el Estatuto de Autonomía y, si la decisión se hubiera producido en Bilbao, Vitoria o cualquier otro gran municipio, por ignorar la Carta Europea ya citada. Finalmente, el hecho de que Urquijo haya interpuesto 744 recursos no es prueba de nada más que de la afición de los ayuntamientos abertzales por ignorar la ley.

Publicado en . | 164 comentarios

La primera en la frente

Errejón inhanil.

Ayer comenzó la campaña electoral andaluza, donde el gracejo de candidata de Podemos, Teresa Rodríguez fue arropado por el número 2 del partido, Iñigo Errejón. El niño de la beca estrenó mitin con la noticia de que la Universidad de Málaga ha propuesto inhabilitarle para futuros contratos por haber incumplido el que dio lugar a la beca.

Si no fuera de PodemosEl diario Público viene en su apoyo con el titular que pueden ver a la izquierda, en el que resplandece la santa inocencia del zangolotino. Verás, corazón, el asunto es que si no fueras de Podemos tu conmilitón de la Universidad de Málaga, Alberto Montero, no te habría dado esa beca, que al parecer no es beca, sino contrato de investigación. Mil ochocientos veinticinco euros mensuales es mucho dinero para los estándares de la Universidad.

Ocurre también que el asunto cuya investigación se le encomendó, la desmercantilización de la vivienda en Andalucía, no guarda relación con el perfil de un politólogo. Llama mucho la atención el hecho de que se presentara sólo usted, y más aún que después de su dimisión, nadie se haya vuelto a presentar. En este comentario expliqué cuál era el perfil profesional adecuado para investigar la vivienda. Marisol Esteban es una catedrática de Economía especializada en Economía Regional y Urbana, no una politóloga.

Perfil de Twitter

Errejón ofrece hoy mismo este perfil en Twitter. La sutileza de las medias verdades envuelta en una hinchazón retórica venezolana. Hace unos meses decía ‘Doctor e investigador…’ Observen el mal uso de las preposiciones, cuestión más importante de lo que parece. Un error de conjunciones le costó la carrera a Garzón. La expresión “Doctor en Ciencia Política en la UCM” da a entender que trabaja en la Universidad Complutense de Madrid, lo que no es cierto. El último trabajo que hizo en el campus de Somosaguas fue el escrache que organizó junto a Pablo Iglesias a Rosa Díez en abril de 2010. Lo propio habría sido escribir: “Doctor en Ciencia Política por la UCM”. La adolescencia le atribuye mucho mérito a los viajes largos. “Con un océano atravesado”, dice, salvo que sea una críptica alusión para explicar los viajes a Venezuela a trabajar para el chavismo. “Con un Orinoco navegado”, podría escribir Monedero.

La hinchazón retórica está en el ‘doctor’, título que puede y debe incluirse en el currículo del sujeto. En algo informal, como un perfil de Twitter, queda algo ampuloso, como el “doctor en Bucólicas”, que reivindicaba el pastor en un viejo chiste de Forges.

La cuestión es que empezó a disfrutar la beca o a desarrollar el contrato el 17 de marzo de 2014, que ese contrato le exigía presencia en la Universidad de Málaga 40 horas semanales y que contenía cláusula de incompatibilidad. Amén de ucronía. Los ficheros aportados sobre los presuntos trabajos que habría realizado Errejón tienen como fecha de última modificación una anterior a la firma del contrato. Él sostiene que sólo ha cometido un error al conformarse con la autorización verbal de su camarada Montero para incumplir la cláusula e presencia.

Detrás de toda corrupta como esta hay un error, eso sí, cometido adrede. Eso es un error en la misma medida que el fraude fiscal continuado de Pujol fue un despiste, porque el roble es ¿cuándo hizo su trabajo, si desde el 1 de marzo era el responsable electoral de la campaña de Podemos a la Europeas, celebradas el 25 de mayo del mismo año? Todo aquel que haya tenido contacto con una campaña electoral sabe que hay una incompatibilidad más tajante que la de los dineros: es la del tiempo. ¿De dónde sacaba Errejón ¡40 horas semanales! para sus investigaciones malagueñas mientras iba de mitin en mitin, de tuerka en tuerka, de Fort Apache en Fort Apache, de Cuatro en Sexta y escribía argumentarios, frases para los candidatos, diseñaba escenarios y planificaba comparecencias?

 RECORDATORIO 2º ANIVERSARIO

Publicado en . | 92 comentarios

No pienses en un naranjito

Rivera y Carlitos

Arriba, a la izquierda, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, posando con la mascota del Mundial’ 82 pocas horas después de que que el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando le llama ‘Naranjito’ en un desayuno de trabajo. Rivera, tras fotografiarse con la atroz mascota, dijo:

“Si no existiera Hernando, Carlos Floriano o María Dolores de Cospedal, habría que inventarlos porque nos dan grandes tardes y guiñoles desde la portavocía del Gobierno o del PP (…) Que sigan así porque cada vez que un portavoz del PP abre la boca seguimos subiendo en las encuestas”.

Rivera conoce el lenguaje de las redes y se adelantó colgando en Twitter la foto citada, que se convirtió en trending topic y en una excelente campaña de propaganda a favor de C’s.. Es obvio que Hernando no, de ahí que ayer hiciera un regalo inapreciable al partido emergente. No es el único. El número 2 de UPyD, le copió el error y le plagió el insulto.

Al final de este verano, después de la polémica que sostuve con Carlos Martínez Gorriarán, Toma nota, querido Carlitos‘, recibí una considerable reprimenda de varios afiliados (y afiliadas, claro) a UPyD que me reprochaban el uso del diminutivo, por entenderlo poco respetuoso. Ayer, a las 16:11, Carlitos Martínez Gorriarán legitimaba retrospectivamente  mi diminutivo de entonces con sus diminutivos de ahora a Pablito (Pablo Iglesias) y a Naranjito (Albert Rivera). Añádasele la preposición que falta.

Tuit GorriLo malo es, en primer lugar, que los insultos los plagia como ya esta dicho. A mí me llamó ‘Brunete mediática’, con dicterio adjudicado por Anasagasti a los periodistas que nos considerábamos constitucionalistas. Por ejemplo, a quienes compartíamos con Carlitos actividades contra el nacionalismo obligatorio en Basta Ya. Ahora llama a Albert Rivera ‘Naranjito’, con insulto acuñado horas antes por una lumbrera llamada Rafa Hernando. Parece que este hombre no sabe insultar con recursos propios y tiene que copiarle los denuestos a algún menguado.

Hay otro detalle en el asunto: la alteridad del número 2. Vean el Naranjito que sostiene Rivera y calculen quien se parece más. Pero hombre, Carlitos, no mientes la soga. Mira, yo siempre he tenido la cabeza grande y esto se notaba más cuando era niño, porque era de cuerpo enjuto. En la escuela se disparaba el ingenio de mis compañeros adjudicándome todo tipo de metáforas que tuvieran los conceptos cabeza o cabezón dentro, sabrás de qué te hablo. Un día, mi hermana, menor, estaba riñendo con un niño a la puerta de casa y le llamó ‘cabezón’. Mi madre la reconvino con santa paciencia: “No llames cabezón a nadie, porque te van a responder: ‘eso lo es tu hermano'”. ¿Comprendes, Carlitos?

R. HernandoOtra cuestión es la hermandad de Gorriarán con el PP en la definición de los peligros: Podemos-Ciudadanos, los dos iguales para hoy. Voy a contar una anécdota que viví personalmente la semana pasada. Fui invitado a un seminario que FAES había organizado sobre Podemos. El ponente, Manuel Alvarez Tardío, había realizado una ponencia muy trabajada, más que aceptable. Uno de los participantes, no recuerdo su nombre, habló de  dos peligros: Podemos y Ciudadanos. La sensatez del think tank de la derecha española fue recuperado por Esperanza Aguirre, que no esperó turno de intervención: “Pero, ¿qué tendrá que ver? Ciudadanos es un partido vertebrador de la democracia española y más en Cataluña”, vino a decir, tomen las comillas como meramente indicativas.

Entonces pensé que aquel interviniente era incapaz de distinguir entre un mal que afecta a la democracia española (y a toda la europea en las distintas modalidades de populismo) y un adversario  que amenaza con quitarle un puñado de votos a su partido. Exactamente igual que en el tuit de Gorriarán. Un mano a mano a mano entre Hernando y el Gorri podría hacer de C’s el tercer partido de España, como lo es ya en Cataluña, al decir de las encuestas.

 ‘No pienses en un elefante’, tituló Lakoff su famoso breviario para caperucitas. Gorriarán, que ha dedicado muchos menos tuits a Mas que a Rivera, debería  repetir mil veces en su blackberry: “no debo pensar en un Naranjito, No debo pensar en un Naranjito”.

No escribo esto con alegría. Les confesaré que UPyD es el partido al que he votado en las cinco ocasiones que ha concurrido a elecciones  desde septiembre de 2007 hasta ahora. No me queda más remedio que pensar: o Gorriarán o yo nos hemos equivocado de partido. Y va a ser que el equivocado era yo, porque a él le retuitean sus tonterías muchos afiliados. ¿Por qué odiarán tanto a su público?

Publicado en . | 179 comentarios

Dos años sin él

Hoy hace dos años que a Monedero se le fue el comandante Chávez y un Orinoco empezó a fluir de sus ojos. El sustituto, Nicolás Maduro, es la prueba empírica de todo puede empeorar. José Luis Curbelo, un viejo amigo de los tiempos en que ambos estudiábamos Economía en Sarriko (él con mucho más aprovechamiento como podrán comprobar) vivió y trabajó en Caracas entre los años 2012 y 2013 como vicepresidente de Estrategias de Desarrollo y Políticas Públicas del Banco de Desarrollo de América Latina. Actualmente  es decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Económicas de la Universidad Camilo José Cela, de Madrid.

El pasado mes de febrero publicó en Expansión un análisis sobre el momento actual de Venezuela. Creo que no hace falta decir más:

Venezuela: Una devaluación para que todo vaya a peor

José Luis Curbelo, Decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Económicas de la Universidad Camilo José Cela

El General de Brigada Rodolfo Marcos Torres, Ministro y Vicepresidente para el Área Económica del Gobierno, y el Presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes, anunciaron el pasado 10 de Febrero en rueda de prensa un nuevo sistema cambiario. Luego, el Presidente Maduro en su programa televisivo En Contacto envolvió la medida con palabrería, nuevas siglas y discurso patriotero, haciendo acusaciones victimistas de guerra económica del imperialismo contra la revolución. Todo ello, sin nombrar la palabra “devaluación”, para, según él, optimizar el uso de las divisas en el país y garantizar los derechos económicos del pueblo (frente al enriquecimiento de los ricos). Ante la abrumadora carencia de divisas, la devaluación busca, sin recurrir al default de sus obligaciones de pagos externos (este año de casi 11 mil millones de USD según el Banco Mundial), disolver el tremendo déficit fiscal (de alrededor del 18% del PIB) al cambiar las menguantes divisas por más bolívares, y racionalizar la adquisición en el exterior de los bienes e insumos básicos necesarios para mantener con vida, aunque sea aletargada y difícil, la economía del país y su acorralado sistema político. Sobre la cabeza del Presidente, la espada de Damocles de verse abocado a soluciones abiertamente violentas contra una población que se agita cada vez más ante el vacío de los anaqueles, la carestía y la escasez de los bienes más básicos.

El nuevo sistema cambiario establece 3 tipos de cambio diferentes, intentando legalizar de facto el cambio paralelo que, ante la escasez de divisas, había alcanzado una cotización 30 veces superior al oficial. A partir de ahora habrá un cambio oficial fijo (CENCOEX) de 6,3 VBS/USD para las importaciones prioritarias de bienes básicos para la salud y la alimentación, y que, según el militar‐ministro, espera canalizar el 70% de las importaciones del país. Habrá un segundo tipo administrado políticamente (SICAD), variable según subasta, que se aplicará a bienes “necesarios” pero no básicos y a los viajes al exterior de los ciudadanos con un límite de 3 mil USD año, que parte de una cotización de 12 VBS/USD y es probable que se vaya devaluando paulatinamente. Adicionalmente, habrá un tercer tipo de cambio, SIMADI (Sistema Marginal de Divisas), teóricamente libre según la oferta y demanda de divisas por parte de empresas y ciudadanos, y que será distribuido a través de casi 4 mil puntos de atención autorizados. Estimaciones realizadas por la firma venezolana Ecoanalítica tomando en consideración la distribución de la demanda de divisas según su fuente, ubican el tipo de cambio ponderado del Bolívar para 2015 en 46,5 VBS/USD, con una devaluación respecto del mismo cambio para el 2014 del 56,5%.

¿Servirán para algo estas medidas? Ciertamente no, salvo para, nos lo dice la Teoría Económica básica, acelerar la inflación, ya hoy la más alta del mundo, en el orden del 120% anual, en un país que se estima decrezca este año un 7%. Venezuela no sólo tiene un problema de irracionalidad y complejidad en la asignación de divisas, sino también de captación de las mismas y de oferta de bienes y servicios internos. Su economía depende casi exclusivamente del monocultivo del petróleo. El atosigamiento y desconfianza hacia el sector privado, al que se le hace responsable de los despropósitos de la política económica del gobierno, y la inversión foránea, a la que se le impide repatriar sus utilidades, han hecho que el 96% de sus ingresos de moneda extranjera dependan de las exportaciones de petróleo, que en 2014 no llegaron a cubrir 1/3 de las importaciones de bienes y servicios del exterior. Un crudo, cuyo precio en el mercado internacional es menos de la mitad de hace un año y su producción es menguante y muy por debajo del potencial debido a la falta de inversión y a la incapacidad técnica de la otrora sofisticada PDVSA. Abundando en el esperpento, una parte nada desdeñable de los menos de 2,5 millones de barriles diarios que produce el país no generan nuevas divisas. Se estima que 700 mil barriles diarios de crudo prácticamente se regalan a las clases medias y adineradas del país como subsidios a la gasolina (¡60 litros de gasolina cuestan 1/3 de céntimo de dólar!); que otros 100 mil se envían diariamente a Cuba en trueque por su apoyo político, de inteligencia y militar, docentes, sanitarios y entrenadores deportivos; que otro tanto se envía en régimen de trueque o pago preferencial a la alianza PETROCARIBE con otros estados de la región caribeña; y que más de 500 mil están pre‐vendidos a China en acuerdos de financiación poco transparentes.

Maduro y los poderes internos y externos que le apoyan se empeñan en tapar el sol con el dedo sin enfrentarse a las causas del malestar. No es posible construir una sociedad y economía viables sin empresas ni empresarios, talento y capital locales (millón y medio de venezolanos han emigrado) e inversión extranjera, aunque en el discurso oficial se hable una y otra vez de sustitución de importaciones (sic). Y mientras tanto, aquellos que tienen contacto privilegiado con el régimen (los llamados boliburgueses) seguirán amasando ingentes fortunas captando dólares subvencionados y operando en el mercado “gris” que quedará entre el SIMADI y el mercado negro. Y para que dure la “piñata” sin que el pueblo manifieste su descontento, el Ministerio del Poder Popular para la Defensa de la República Bolivariana de Venezuela, contraviniendo el artículo 68 de la Constitución venezolana, acaba de resolver que las Fuerzas Armadas podrán aplicar el “método del uso de la fuerza potencialmente mortal”* durante manifestaciones cuando la situación lo requiera.

* Este artículo se publicó el 19 de febrero. Cinco días más tarde, el día 24, se cayó el adverbio ‘potencialmente’ cuando un uniformado dio un tiro en la cabeza a un niño de 14 años que se llamaba Kluiverth Roa, mientras le suplicaba por su vida. Venezuela es el segundo país con mayor índice de asesinatos del mundo. Observen el ritmo ascendente de las estadísticas criminales desde 2000 a 2012 en el gráfico de abajo. En 2013, los asesinatos fueron 24.763, según los datos del Observatorio sobre la Violencia en Venezuela. Para 2014, según estimaciones hechas dos días antes de cerrarse el año, se estimaban 24.980, con una tasa de 84 asesinatos por cada 100.000 habitantes.

Asesinatos venezuela

Publicado en . | 71 comentarios

¿Qué es demagogia, me preguntas? Pablo para todos los gustos

El tuitero @Tu_quoque_fili reprodujo ayer en red un par de citas de Pablo Iglesias altamente incongruentes. Le pedí fuentes y amablemente colgó en Twitter dos links de Libertad Digital, que lo autentificaban. Para no dejar nada al azar, seleccioné palabras significativas y las puse en el buscador de Google.

Hubo suerte. Encontré dos vídeos en los que figuraban las frases. El primero, arriba, era la presentación del libro ‘Maquiavelo frente a la gran pantalla’, alguno de cuyos textos deconstruímos aquí este verano Navarth y yo. El acto tuvo lugar en la librería La Marabunta, el 11 de octubre de 2013, festividad de la Virgen de los txikiteros en Bilbao. Y parece que en más sitios. El párrafo que a continuación se reproduce podrán encontrarlo a partir del minuto 35:15.

“Curro Jiménez es una serie para decir ¡qué cojones teníamos los españoles! Una coalición de curas y de gente de pueblo enfrentándonos a estos franceses que traían el código civil, las libertades civiles, el liberalismo, el constitucionalismo y esas cosas. Pero nosotros no. Vivan las caenas y Curro Jiménez con sus patillas! 11 de octubre de 2013.” (Presentación de su libro Maquiavelo frente a la gran pantalla).

Es interesante que Pablo Iglesias se confiese afrancesado y desde su coleta afee a Curro Jiménez sus patillas y la testosterona de los españoles. También que aprecie en la cultura francesa algo de más enjundia que la guillotina. Pero las convicciones son material efímero en la conciencia de esta gente. Vean en el segundo video, grabado en el mitin de la Puerta del Sol  del 31 de enero de 2015, a partir del minuto 1:37, la exhibición de una posición radicalmente antagónica: la reivindicación de las patillas y del vivan las caenas:

“Hay que soñar, pero soñamos tomándonos muy en serio nuestros sueños. Sol, otra vez símbolo de futuro, de cambio, de dignidad y de valor. 2 de mayo de 1808: no fueron los reyes ni los generales, ni los brillantes regimientos del Palacio Real los que se opusieron a la invasión. Fue el pueblo de Madrid, ese que hoy está en la calle con nosotros. El que compró  con sacrificios la dignidad frente a una invasión intolerable. Fueron los de siempre, los de abajo, los humildes,  los que se enfrentaron a la vergüenza y a la cobardía de los gobernantes que solo defendían sus privilegios sin importarles nada más… (Manifestación en Sol 31 de enero 2015,)”

Los votantes de Podemos deberían hacérselo mirar. Con un exquisito cuidado he tratado de orillar juicios valorativos sobre su capacidad intelectual, pero ese respeto que hasta ahora les he guardado me permite advertirlos de algo que seguramente debería importarles: el líder máximo de ese partido al que piensan votar, cree que todos ustedes son unos gilipollas integrales. Algo deberían decirle.

 

 

 

 

Publicado en . | 226 comentarios

¿Ya saben los de El Nacional que les puede caer una querella de Bescansa?

Captura de pantalla 2015-03-02 a las 7.14.43

El Nacional, de Caracas, es el único periódico independiente queda en Venezuela, aunque no sabemos cuánto tiempo más va a seguir siéndolo. En su edición de hoy proporciona una información que era un secreto a voces: la financiación de Podemos por el régimen chavista: ‘Por aquí pasó Podemos’. No dejen de leerlo.

Los 3,9 millones que Maduro dio a la fundación CEPS, que está en el origen de Podemos, supone, según El Nacional:

 “3 veces más de lo que Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) le liquidó en 8 años a la Fundación Sistema Nacional de Orquestas, a la de Museos Nacionales, a la del Teatro Teresa Carreño, a la Cinemateca Nacional y a la Villa del Cine. Todas juntas.”

Tres veces más que a todas esas entidades culturales venezolanas juntas. ¿Y eso por qué? debe uno preguntarse. “Pues porque yo lo valgo, dirá Carolina Bescansa, esa intelectual alternativa que tienen en la dirección del partido, aunque mucho ojito con ella; ya anunció a Javier Nart, ante Iñaki López, que hace los sábados el papel de suegra complaciente en La Sexta, que cualquier afirmación sobre la materia la llevarían a los tribunales. lo que pasa es que no hay otra explicación que sirva para contar mínimamente los hechos.

Publicado en . | 250 comentarios