Vamos a ver, Pedro

El minuto de oro del debate de ayer lo provocó Patxi López con una pregunta letal:

Patxi López.-Pedro, ¿sabes lo que es una nación?

Pedro Sánchez.-Por supuesto.

Patxi López.- ¿Sí? ¿qué es?

Pedro Sánchez.-Un sentimiento que tiene muchísima ciudadanía, por ejemplo en Cataluña, por ejemplo en el País vasco, por razones culturales, históricas o lingüísticas.

Patxi López.-La nación es un término absolutamente moderno. No tiene ni 200 años. Y siempre ha habido dos corrientes históricas para definir lo que es una nación. Una nación en términos jurídico políticos, que es la nación política que conlleva soberanía y por lo tanto, la consecución de un Estado independiente a la que siempre estaremos opuestos los socialistas. Y una nación en términos culturales, que es el sentido de pertenencia a una lengua, a una historia, a una tradición que no lleva a la consecución de un Estado. Pero, ¿este es el debate de los socialistas?

La nación como sentimiento, esa cosa con plumas, que diría Emily Dickinson. No se había visto nada parecido desde que Mitterrand fumigó a Valery Giscard d’estaing al preguntarle: “¿Cuánto cuesta un billete de metro en París?” Hubo otras afirmaciones chocantes, incluso bizarras. “Yo no soy presidente porque Iglesias no quiso”, dijo Pedro Sánchez, a lo que Susana respondió: “No fuiste presidente porque sacaste 85 escaños, Pedro

Me impresionó vivamente Pedro Sánchez cuando dijo: “Por coherencia y por credibilidad, hoy estoy en el paro”. Habría que decirle con palabras de Susana: “No, cariño, estás en el paro por inútil”.

¿De verdad puede proponerse para dirigir el PSOE y el Gobierno de España un tipo que no puede encontrar un puesto de trabajo en siete meses y medio? Pero claro, es muy difícil que logre sus aspiraciones si no sabe qué es aquello sobre lo que pretende gobernar.

En materia de relaciones internacionales no está más impuesto. En enero de 2016 viajó a Lisboa para entrevistarse con António Costa y confesar su admiración por un pacto de izquierdas como el que gobierna Portugal. Ayer se ratificó, pero lo llamó António Soares.

 

Publicado en . | 37 comentarios

Un suicidio colectivo

A la hora del comienzo del debate, mi columna de El Mundo de hoy

El debate que hoy va a enfrentar a los tres candidatos es lo que Sergio Leone llamaba ‘il triello’ en la secuencia final de sus películas. La diferencia es que en el ‘spaghetti western’ sobrevivían dos y aquí solo puede quedar uno; y de momento, ya veremos por cuánto tiempo.

Hay en el PSOE de esta hora una notable pulsión suicida, que no es siempre una inclinación individual. Los socialistas beben en el ejemplo de la secta fundada por Jim Jones, el Templo del Pueblo, cuyos 909 integrantes se suicidaron en Guyana en 1978. Pasar del Templo del Pueblo a la Casa del Pueblo solo requiere un poco de imaginación y una pizca de laicismo.

Rabelais lo llevó al animalismo. Gargantua discute con un comerciante que tenía un rebaño de carneros. Para vengarse, le compra uno y lo tira al mar, lo que lleva a sus congéneres a tirarse por la borda tras el náufrago. Quizá esto del PSOE esté más inspirado en el Escuadrón suicida del Frente del Pueblo Judaico de ‘La vida de Brian’. En realidad solo cuentan dos. Patxi López acudirá con mucho pundonor, pero le pasa lo mismo que a Eli Wallach en Sad Hill: le han descargado el revólver. Es algo sorprendente que Zapatero, al igual que sus antecesores en Ferraz, esté con Susana, cuando Zp tiene en Pedro el más acabado admirador y continuador de su obra.

Sánchez ha perfeccionado las dos peores herencias de Rodríguez: el vicio de mirar al adversario como enemigo y el relativismo en el uso del lenguaje. La memoria histórica y aquella impresionante declaración de principios: “las palabras han de estar al servicio de la política; no la política al servicio de las palabras”.

Y en ello está, dando a sus palabras cada vez el sentido que conviene a sus necesidades de presente. Dos perlas: Pedro ha dicho este fin de semana que quiere dejar atrás el PSOE de los notables y abrir la puerta al PSOE de la militancia, Sin solución de continuidad añade que él defiende al PSOE de siempre. Pero gañán, el PSOE de siempre es el de los notables. El PSOE de siempre aún lamenta aquellas primarias entre Joaquín Almunia y Pepe Borrell, que le obligaron a apuntillar al candidato ganador. Quizá en ese episodio esté la explicación del agravio que ha llevado a Pepe al bando de Pedro: su rencor a los notables.

Pedro se agarra más a sus palabras que a los hechos. Y la socialdemocracia que él aspira a representar tiene como herencia un rosario de fracasos europeos: el PASOK en Grecia, lo del PS en Holanda, lo de Corbyn y lo del pobre Hamon, dos izquierdistas como él. Curiosamente, el SPD, que practica esa Grosskoalition que Pedro no llega a concebir, lleva sus derrotas con algo más de discreción. Y eso no es todo. Es que él tuvo una ocasión de oro cuando Rajoy perdió 63 escaños en una legislatura. Pedro no solo no ganó ninguno, sino que perdió 20 diputados sobre el mínimo histórico de su partido. Y no dimitió y perdió otros cinco. Y se postula para las primarias. Si Pedro aspirase a presidir una empresa, ¿se imaginan que el consejo general de accionista le daría una oportunidad con esas cifras?

Los notables del PSOE tal vez piensen que se han precipitado al copiar las primarias de la designación de los candidatos en las presidenciales de EEUU. Allí tienen debates encarnizados, pero el derrotado se pone a las órdenes del vencedor. Recuerden las de Obama y Clinton en 2008, y luego él la nombró secretaria de Estado. De las nuestras los socialistas saldrán rotos y enemistados. No somos americanos. Lo decía un cineasta vasco cargado de razón: “Para hacer cine americano hay que ser americano. O parecerlo, que es todavía más difícil”.

 

 

Publicado en . | 75 comentarios

Un cordericidio

  • Las madres del cordero

Quiere la tradición que llegada la pascua, unas buenas gentes de Liendo, Laredo, Colindres y otras localidades limítrofes se den cita en foro que Juanjo Susinos ha levantado en unas antiguas cuadras de su familia en Liendo a rendir un homenaje al cordero pascual que jamás podría llegar a concebir una organización animalista. No hay mayor expresión de admiración y compromiso para un comulgante que hacerse uno con el lechazo.

Este año el festejo vino con retraso por distintas circunstancias laborales, pero al fin se convocó para el sábado, 13 de mayo, en el que se cumplía el centenario de la Virgen de Fátima y el 91 aniversario del nacimiento de Fidel Castro, vágase lo uno por lo otro.

Los corderos, cinco o seis, eran de unas ovejas de raza Suffolk, de origen británico, que Susinos cría en la la misma finca y fueron asados en el horno de la panadería del pueblo. Mientras tal ocurría, el personal iba llegando al Foro y tomaba el aperitivo en forma de unas soberbias anchoas Revuelta, que el conservero Jesús Pedro Revuelta manufactura en Collindres, mejillones en escabeche,  chorizo al vapor y queso Las Garmillas.

Al aviso de que la furgoneta estaba en camino con el material, todo el mundo se sentó a esperar la llegada de las tarteras y bandejas y empezó el festejo. Qué menos que a cuarto por cabeza, que decía un clásico. Véase la prueba: una ración:
A la celebración asistieron, aparte de los hermanos Susinos, Juanjo y Andrés y el también citado Jesús Pedro Revuelta, el patriarca del foro, el venerable Amador, que habiendo llegado a los noventa se dispensó del cordero pero acudió después a tomar su café y un chupito de whisky. Allí se sentaron Vale Carrera, Eugenio Pereda, gran horticultor, Jesús, Kino, José Julio, Miguel Angel, Juan Carlos Sanz, Kike Sol, Javi, Manolo, Carlos Meli, Rafa Vaquero, Manuel, Luismi, que ejercí e de presidente, Jon y Jon Gambra y Tonchu, que uno recuerde. Quesos de cabrales, café y unos gintonics.

Qué quieren que les diga, hay un mundo más allá del caso Lezo, de las primarias socialistas y de los enredos de Podemos.

Pie de foto: Kike Sol, que es un Susinos adoptado, Jon, Miguel Angel, quien suscribe, Juanjo Susinos y Juan Carlos Sanz. Los limones son del Gurugú que regenta Juanjo junto al Ayuntamiento de Colindres, probablemente el mejor bar de Cantabria.

Publicado en . | 64 comentarios

Jonan, un talento jurídico

 

Publicado hoy en mi columna de El Mundo del País Vasco

Jonan Fernández comparecía ayer para explicar la posición del Gobierno vasco contra el recurso del Consejo de Ministros a la Ley de abusos policiales. Dijo que el recurso del Gobierno contiene ‘pretextos’ y no argumentos jurídicos. Uno duda de que Jonan tenga razones más jurídicas que la Abogacía del Estado, pero esto sin duda es un prejuicio en contra de los autodidactas y en la carrera de Jonan hay hechos que demuestran que una carrera universitaria no lo es todo.

Jonan Fernández había demostrado ya antes que un empeño tenaz y sostenido puede prevalecer sobre una carrera profesional bien desarrollada. Los mayores del lugar recordarán que los comienzos de este hombre fueron duros, como concejal de Herri Batasuna en su pueblo. No quiero elevar esto a categoría, porque estoy sinceramente convencido que sus posiciones de hoy tienen muy poco que ver con las que tuvo entonces.

Como iba diciendo, Jonan es un hombre de formación autodidacta y saberes inespecíficos. Tiene a su nombre una página en euskera en Wikipedia, en la que, en el apartado ‘Lanbidea’ (profesión), dice: ‘aktibista’. Pero obras son amores, él, dio sus primeros pasos al frente  de ‘Lurraldea’, organización que con la ayuda de ETA consiguió variar el trazado de la autovía de Leizarán diseñado por ingenieros al servicio de las instituciones. La autovía pasó finalmente por donde a Jonan le salió del lapicero. Gracias a eso hoy esa autovía tiene una de las pendientes más peligrosas de Europa*.

Si no le arrugaron las Obras Públicas, que parece una disciplina técnica, no se va a achicar ante el Derecho, que parece una cosa más de blablablá. Considera Jonan falso que la Comisión de Valoración asuma competencias judiciales, porque sus atribuciones se sitúan en un marco administrativo y no penal”. Sin duda no ha oído hablar de la ‘prejudicialidad penal’, que está en la base del derecho. Por si lo quiere puesto en plata, el Tribunal Constitucional estableció el octubre de 1983 que “unos mismos hechos no pueden existir y dejar de existir para los órganos del Estado”**. No puede haber una verdad de los hechos establecida por la Comisión de Valoración que sea diferente o ignore una sentencia judicial sobre los mismos. Pero lo intentan. Entre las víctimas de abusos policiales figura Lucía Urigoitia, abatida por la Guardia Civil en el piso de Pasajes en que se ocultaba con el comando Donosti. La Audiencia de San Sebastián archivó la causa por no existir materia penal. Es uno de los casos que contiene el listado ‘Retratos municipales de las vulneraciones del derecho a la vida en el caso vasco’: Pasó lo mismo con otros casos de la Ertzaintza, incluso con dos suicidios, los de Geresta y Josu Zabala. En el caso del primero, uno de los asesinos de Miguel Angel Blanco, la Audiencia de San Sebastián determinó ‘etiología suicida’ y Estrasburgo rechazó el recurso de la familia de Josu Zabala en 2002.***

Jonan está profundamente convencido de que  “las institucionales internacionales de defensa y reconocimiento de Derechos Humanos no van a tener ninguna duda a la hora de responder” (al recurso del Gobierno). Lo que más me ha admirado de este hombre son las perífrasis. ¿Quiere decir que el Gobierno vasco va a llevar el caso al TEDH, en el caso de que el T.C. falle contra la Ley? Debería recordar que el Gobierno vasco ha recibido dos revolcones de Estrasburgo: uno promovido por Ardanza en el 95 sobre política penitenciaria, y otro por Ibarretxe sobre la ilegalización de Batasuna. Miren Azkarate, gran portavoz, dijo que Estrasburgo solo había puesto objeciones de forma. Efectivamente, y solo una: que el Gobierno vasco no puede recurrir contra el Estado del que forma parte.

* A ello contribuyeron el PNV y el PSE, que acordaron la rendición de las instituciones en agosto de 1991. Egin dio noticia en su portada con la foto de dos dirigentes de Herri Batasuna brindando con  cava.

** La sentencia del TC 77/1983 de 3 de octubre añade más: despliega un efecto positivo, que lo declarado por sentencia firme constituye la verdad jurídica y un efecto negativo, que determina la imposibilidad de que se produzca un nuevo pronunciamiento sobre el tema.

*** El procedimiento es ecléctico. se cita la “versión oficial”, a la que se contrapone la de la izquierda abertzale,  sin hacer referencia a las decisiones judiciales que despejan las dudas. En el caso de Zabala se termina diciendo que “la familia tiene el caso recurrido ante el Tribunal  de Estrasburgo”. Hace ya 15 años que Estrasburgo resolvió.

 

Addenda explicativa: las limitaciones de espacio en la columna impidieron que incluyera en ella las notas a pie de página precedentes. Después he pensado en hacer a Jonan una oferta desinteresada para que cuaje su interpretación de la ley. Es un brillante oxímoron que el vicario de la diócesis de San Sebastián, José Antonio Pagola, acuñó hace más de 20 años: los atentados justos:

Explicaba el monseñor que en la trayectoria de los obispos vascos “hay una condena puntual a todos los atentados injustos.” Los asistentes a la presentación podían pensar que estaban ante una mera redundancia, cuando el vicario aclaró que hay atentados justos, por ejemplo, cuando la policía, en el ejercicio legítimo de su poder, detiene a una persona”. Esto no resolvería lo de los suicidios, pero sí la inclusión de Lucía Urigoitia, Inaxia Zeberio y otros en actuaciones policiales irreprochables penalmente.

Publicado en . | 49 comentarios

Veinte años después

Mi columna en El Mundo

Pedro Sánchez se me está convirtiendo en un personaje fascinante. Tiene, como el busto de la zorra en la fábula de Samaniego, una cabeza hermosa, pero sin seso. Y esto es evidente, incluso sin necesidad de olerlo. Pedro presentó ayer el programa junto a sus coordinadores, dos tipos a los que uno consideró inteligentes cuando entonces: Tezanos y Manu Escudero, los del Programa 2000. Es un cambio bastante radical respecto al que presentó en febrero.

Paco Pascual, redactor jefe de esta casa, le había hecho una entrevista estupefaciente el pasado 3 de mayo, en faena al alimón con Luis Angel Sanz. Hasta ahora, los políticos nos habían acostumbrado a hemerotecas caducifolias, pero Pedro ha acelerado este fenómeno hasta límites nunca sospechados.

En la misma charla se muestra muy crítico con Podemos, estableciendo con ellos distancias siderales en su programa económico, en materia territorial y organizativa, así como en su concepto de la democracia, pero “si gobernamos con ellos a nivel local y autonómico, ¿por qué no a nivel federal?” En los primeros compases invoca los resultados electorales de Francia para decir que el PSOE tiene que reivindicar su condición de partido de izquierdas. Los entrevistadores le recuerdan los resultados del PSF con el izquierdista Benoît Hamon a la cabeza y él dice entonces que “el sistema francés no es comparable al español”.

¿Cómo no entender a Susana Griso cuando en unos meses pasa de negarle a Cataluña el estatus de nación para reconocérselo después en una nación de naciones y ayer mismo en una nación cultural? “Los políticos tenemos derecho a evolucionar”, dijo y no seré yo quien lo encadene a ideas periclitadas o posiciones erróneas. Uno mismo era comunista hace 38 años, pero la evolución requiere un tiempo para merecer su nombre y saber lo que es España es un requisito básico para quien aspire a gobernarla. Es más, un aspirante a la Presidencia del Gobierno no es un becario; debería traerlo aprendido de casa.

Es verdad que ZP ya anunció el desastre al anunciar que “la nación es un concepto discutido y discutible”, pero su relativismo era un mal menor frente a las rotundas tomas de posición del candidato Sánchez y a sus radicales desmentidos. Lo de Sánchez es peor. Hace tiempo rematé una columna con un dicterio que a mí mismo me pareció muy negativo, “este chico no vale”, pero que en realidad se quedaba muy corto.

Ayer, un diputado socialista por Teruel, Ignacio Urquizu, publicó una tribuna en El País, que sus mentores, Escudero y Tezanos, o quizá Borrell, deberían recortarle, encarecerle su lectura con lápiz de subrayar y preguntarle después para garantizarse su cabal comprensión lectora.

España es una nación de naciones y dice que lo ha aprendido en su bienio de secretario general, periodo en el que ha visitado mucho Cataluña. O sus interlocutores no se expresaron bien o a Pedro le empieza a fallar el oído. Es más probable que sus contertulios le dijesen que “España es una ración de raciones”, por lo que ellos, en la duda, se piden siempre la más grande. Pobre Pedro, pobre PSOE, pobre España.

Publicado en . | 56 comentarios

El Valle de los Ausentes

 

Hoy, en mi comentario de las 8:15 en Herrera en COPE

Mi heroína en el Congreso de los Diputados es una diputada canaria del Partido Popular que ayer votó ‘no’ a la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos. Se llama Celia Alberto y ha explicado que se equivocó, aunque uno se malicia que todo error es un lapsus freudiano, el subconsciente no existe, pero insiste.

Ella representa en realidad el sentido último del voto afirmativo de Ciudadanos y de las abstenciones de sus compañeros del PP. A ver quien vota no para que le llamen ‘facha’. El ectoplasma de Franco empapa la vida política española con una nostalgia feroz de la dictadura, tanto más rabiosa en aquellos de nuestros conciudadanos que no habían nacido cuando entonces.

Vázquez Montalbán se dio cuenta de ello al acuñar la frase ‘contra Franco vivíamos mejor’. Había en él un evidente propósito de ironía, que se ha convertido en sentido recto en las generaciones de antifranquistas que no vivieron el franquismo. Ayer, 136 diputados del PP y 32 de Ciudadanos fueron la manifestación práctica de todo ello: se abstuvieron y votaron, no quieren pasar por ‘fachas’. Ayer también, opositores venezolanos hicieron un escrache a la embajada de Venezuela en Madrid. Izquierda Unida protestó en las redes y oyeron a los manifestantes “Franco, Franco”, cuando en realidad gritaban ‘narco, narco’.

Hubo una época en la que el PP tenía 186 escaños en el Congreso y tampoco se atrevió a derogar la iniquidad de la Ley de Memoria Histórica, que es el nombre con el que se conoce en nuestra vida política la enfermedad de Alzheimer.

 

 

 

Publicado en . | 12 comentarios

Teruel también existe (parlamentariamente hablando)

Hoy, el diario El País publica una tribuna extraordinaria. El periódico citado publica muchas buenas tribunas, por lo que se hace preciso explicar qué me ha parecido extraordinario en la pieza firmada por Ignacio Urquizu, diputado socialista por Teruel.

Hace muchos meses, quizá años que no he leído una reflexión parecida en alguien del establishment socialista. Soy un lector atento de los artículos que publica en El Mundo Nicolás Redondo, véase a título de ejemplo la impecable tribuna  ‘¿Corbyn, Hamon, y el siguiente…?’  publicada el martes pasado, pero en el PSOE de hoy Redondo es un outsider. Reflexiones como las que pueden leer en estos artículos, habrían sido necesarias para afrontar las consecuencias del hundimiento del zapaterismo. No fue posible y no sabemos si lo es ahora o ya es tarde para otra cosa que no sean las simplezas y el naufragio.

 

 

Publicado en . | 72 comentarios

Antifranquistas

En España se lleva mucho el antifranquismo retroactivo. El PSOE ha plantado en el Congreso una iniciativa para remover los restos del dictador y de José Antonio Primo de Rivera de sus tumbas en el Valle de los Caídos y trasladarlos a otro sitio.

‘Los muertos no se tocan, nene’, tituló una novela suya Rafael Azcona, que luego llevó al cine García Sánchez con éxito regular. Franco no es una página de la historia de España, sino una herramienta de agit-prop contra el PP, cuando no queda en este partido nadie que hubiera hecho la guerra civil en el bando franquista, nadie que se reconozca como tal.

El mes que vienen se cumplen 40 años desde nuestras primeras elecciones democráticas, más de la mitad de los cuales hemos estado gobernados por los socialistas. Nunca tuvieron tiempo, por lo visto, pero esto no lo han inventado ellos. A finales de 2000 el PNV suscribió varias iniciativas para retirar al dictador los nombramientos honoríficos que Ayuntamientos y Diputaciones vascos le hicieron servilmente mientras mandaba. Nunca se habían acordado de tales honores en los veinte años en los que el PNV tuvo la mayoría absoluta en el Parlamento vasco, en las Juntas Generales de los tres territorios y en los principales ayuntamientos del País Vasco.

Nadie lo explicó mejor que Izquierda Unida. En el trigésimo aniversario de la muerte del dictador Joan Saura inauguró una exposición con un busto de Franco y un libro blanco para que los visitantes escribieran “aquello que no le pudo decir a causa de la censura, del miedo, de la obligación de callar” decía el folleto explicativo. No hay quien dé más. España es así.

Incluida Cataluña, claro.

Addenda: La página 2 de mi periódico (el sentido común del lector traducirá por “del periódico en que escribo”) publica dos columnas antitéticas sobre la cuestión: una de Federico Jiménez Losantos y otra de Antonio Lucas. Me identifico con la del primero, mientras me induce una extraordinaria perplejidad la del segundo. Sólo alguien nacido después de la muerte de Franco, como Lucas puede sostener una inquina tan sobrecargada de calificativos contra lo que no llegó a conocer. Losantos es de mi generación. Ambos fuimos antifranquistas en su momento, en vida del dictador. Supongo que a él, como a mí, empezó a diluírsele el antifranquismo aquel 20 de noviembre en el que murió; cada día un poco menos que que el anterior y un poco más que el siguiente. El franquismo dejó de ser sociológicamente relevante en España el 15 de diciembre de 1976, fecha del referéndum para la Reforma Política. El ‘NO’, propugnado por Furza Nueva, Falange Española de las JONS, Confederación Nacional de Excombatientes y el Partido de Acción Nacional obtuvo el 2,56%. La abstención reclamada por toda la izquierda, incluidos el PSOE y el PCE, alcanzó el 22,2%. Yo me abstuve, como pedía mi partido, pero de aquel ridículo saqué algunas conclusiones. Tantos años después, 41, no puedo entender el antifranquismo cipotudo de este este chico. Él pensará que me he vuelto franquista, aunque no creo.

 

 

 

Publicado en . | 113 comentarios

Això es una mare

Hoy, mi comentario de las 8:15 en Herrera en COPE

Cuenta pertinentemente el columnista Espada que Marta Ferrusola, madre de los Dalton y madre superiora de la congregación, envió un mensaje en clave a su banquero para transferir un par de misales, dos millones de pesetas, al tiempo que su marido se investía por quinta vez como presidente de la Generalidad y prometía una administración honesta a Rafael Ribó, aquel fenómeno.

Això es una monja, debió decir el patriarca, o, alternativamente, això es una mare. “Madre natal/ puño de avena endurecida”, habría escrito Neruda de ella si hubiese llegado a conocerla. Hay algo que llama la atención más allá del robo, que es el chusco camuflaje de los hechos, prueba evidente de la conciencia de impunidad.

Impresiona también que el director de la Banca Reig en Andorra no la pusiera en su sitio cuando lo llamó ‘mosén’: “doctor en Economía y master en Administración de Empresas, un respeto”, debió decirle. No es el primer caso en que se invoca lo sagrado, o a al menos lo litúrgico. En el Ayuntamiento de Baena se puso en marcha una trama de facturas falsas para sufragar la excursiones de los artífices a un prostíbulo de lujo de Marbella. Estaban camufladas como donaciones a las cofradías de Semana Santa y a la Virgen de los Desamparados.

Boadella contó lo de los Pujol mejor que nadie, pero se quedó un poco corto. Y todavía hay quien dice que vivimos en un país laico.

Fray Josepho lo contaba ayer en verso:

-¿Quién disimula de coña?
–¡Doña!

–¿Quién de cobrar no se harta?
–¡Marta!

–¿Y atraca, aunque sin pistola?
–¡Ferrusola!

¡El franquismo nunca cesa!
¡Por no sentirse española,
ya nos quieren meter presa
hasta a la madre abadesa
doña Marta Ferrusola!

Publicado en . | 86 comentarios

Tanto tiempo de balde

Hoy, en mi columna de El Mundo

Pie de fotos: A la izquierda, Largo. A la derecha, Caballero

A Pedro Sánchez le han bastado 6.000 avales menos que su rival para derrotarla políticamente. Miren el mapa. No creo que pueda llegar a secretaria general del PSOE una candidata cuyos apoyos se circunscriben a Andalucía.

Susana tiene detrás a los cuatro secretarios generales anteriores a Pedro: Felipe, Almunia, Zapatero y Rubalcaba, y a los gobernantes autonómicos; qué papelones los de Ximo Puig y Fernández, en cuyos predios ha ganado Sánchez.

Pedro le ha copiado las mañas a Pablo y también las frases, aunque debe andar con ojo. Que Iglesias tache al PP de ser el partido más corrupto de Europa es comprensible. Está entre la metáfora y la simple gilipollez. Que lo haga un candidato del partido que tiene a sus últimos presidentes, Chaves y Griñán, sentados en el banquillo por los Eres, es otro cantar. Recordará Pedro, y si no para eso estamos, que el fiscal general del zapaterismo, el Cándido Conde de Pompidou fue el último que contó la corrupción por barrios en causas judiciales: 264 casos del PSOE frente a 200 del PP en el año 2009. Sánchez también ha copiado las artimañas: ofrecerle a Patxi un hueco en su candidatura en público, antes de negociar con el interesado, exactamente lo mismo que hizo Pablo con él en febrero del año pasado.

Zapatero fue el peor presidente del Gobierno desde Francisco Largo Caballero. Pedro Sánchez ha sido el peor secretario general del PSOE desde Largo. No hay motivos para la esperanza en Susana Díaz, y López no cuenta en la carrera. La diferencia no está en el talento, sino en que la baronesa se proclama fiel al 78, y al espíritu de la Constitución, mientras Sánchez, como en su día Largo, pretende echar a la derecha del sistema. No hay otra declaración programática en Sánchez que la simpleza tautológica: “No es no”. Alfonso Guerra lo clavó hace unos meses: “El odio a la derecha no puede ser el programa del PSOE”. De ahí mi afición a los clásicos. Lo de Pedro es ‘la vida de Brian’ : para ser del Frente Popular de Judea “hay que odiar de verdad a los romanos”.

Largo Caballero era un obrero estuquista, ¿o era tal vez espartaquista? Como Sánchez Pérez Castejón, no destacaba por sus prendas intelectuales, por más que los comunistas le llamaran “el Lenin español” para halagarlo. Y parece que lo conseguían. Largo, un factor necesario para alejar a la República de los usos democráticos, rompió en 1933 la coalición republicano-socialista. Lo suyo era tan clamoroso que el mismísimo Stalin le escribió para recomendarle que cuidase las apariencias democrático-burguesas de la República, a lo que Largo respondió que el parlamentarismo tiene “escaso predicamento entre nosotros”.

En el PSOE siempre ha habido una tentación rupturista, que en 1932 estaba encarnada por Largo y ahora por Sánchez. Ochenta y cinco años de balde para el socialismo español. Quienes lo conocimos con Felipe González estábamos mal acostumbrados a un PSOE democrático, constitucionalista y de una cierta coherencia. Pero el mismo Largo Caballero que rompió radicalmente con Azaña en 1933, había apoyado al dictador Primo de Rivera cuatro años antes.

Recordarán el mitin de junio de 2015 en el que Pedro, hace casi dos años, se presentó de traje y corbata, con aquí su señora de rojo, sobre un fondo de gran bandera española. Cuatro meses después, hace año y medio, le dijo a Susana Griso que Cataluña no era una nación. La semana pasada, Cataluña era una nación y España, una nación de naciones. Solo en el mismo sentido que el PSOE es un partido de partidos. ¿Federalismo? No, una colcha de retales, moda patchwork.

Publicado en . | 67 comentarios