Trinos y rebuznos

Jordi Évole cumplió lo que debía de ser un antiguo sueño, entrevistar a Nicolás Maduro. Se le notaba contento al hombre y el gozo le reventaba por las cinchas de su cuenta de Twitter. Así dejaba constancia en la red:

“Un lujazo haber podido entrevistar al presidente Nicolás Maduro”. Era un anuncio satisfecho. Después del programa emitió otros tres tuits que habría que catalogar como rebuznos:

“-¿En Venezuela hay presos políticos?

-Hay políticos que han cometido delitos y han sido juzgados. (No sé de qué me suena)”. Por si sus seguidores no pillaran la intención, añadió un rebuzno más suave, más Platero: “Le preguntamos por presos políticos y nos responde con Catalunya… La verdad es que lo tenía a huevo”. Se lo puse yo, tendría que haber reivindicado. Luego tiró de analogía: “Cuando Maduro y Rajoy te dan la misma respuesta…”.

El tuitero Pastrana resumió el disparate de la comparanza en un trino: “Por este tipo de basura equidistante es por la que Jordi Évole me produce una infinita vergüenza ajena”. Hay que señalar que con “los presos de Rajoy”, él fue mucho más rotundo: “De error en error hasta el desastre final”, escribió tras el auto de prisión de la juez Lamela contra los ocho ex consejeros.

Tiene un vicio periodístico que hace aflorar en Twitter. Se trata de añadirle más sentido al toma y daca con acotaciones que no han formado parte de la conversación. Tiene una carencia, no sabe repreguntar, y un vicio que roza lo insoportable. Es su tendencia al colegueo, a un tuteo y a una complicidad que el lector no se merece. Impresionante aquella apertura de entrevista a Otegi en 2009. A porta gayola: “Arnaldo Otegi, tío, qué fuerte. Es la primera vez que saludo a un líder de la izquierda abertzale, tío”. Con menos alharacas,-y menos complicidad, supongo-, también tuteó a Juan Luis Cebrián. Hay que destacar que a Maduro lo trató siempre de usted. Lástima que no le repreguntara, ni siquiera le preguntara por el dinero que la Revolución Bolivariana ha pagado a Iglesias y Monedero. Habría quedado muy propio antes de que este compareciese en el Senado para no responder de sus fuentes de financiación y Évole hubiera planteado la pregunta ya de víspera al testigo más cualificado, al Médicis de Podemos. No se puede estar a todo.

 

 

 

 

Anuncios
Publicado en . | 34 comentarios

Forcadell, la ausenta

 

La presidenta del Parlament no participó en la manifestación del sábado en Barcelona. Ekaizer, otro argentino en nuestra vida política, dijo en un tuit que después borró, que su ausencia se debía a una prohibición del juez Llarena. ¿Cómo podría un tribunal, por muy supremo que fuera, prohibir a ningún ciudadano participar en una manifestación legal?

Parece que se abstuvo por consejo de su abogado. Pero el tuit evanescente ya había germinado en la cabecita de Puigdemont y en el Diario.es y en el ere de Ara, ¡coño, qué aliteración! Y es así, queridos y queridas, como se propagan los bulos. Lo que le ha pasado a esta sectaria es que se ha cumplido la condición necesaria y casi suficiente para el impero de la ley, ya explicada aquí: que los golpistas tengan más miedo al Estado que a la chusma que encabezan y a la vez les empuja.

Es un mérito indudable de la juez Lamela. Su decisión de encarcelar a los Jordis y a los ocho ex consejeros (los odiosos 8 les llamaría Tarantino) que no se dieron a la fuga ha sido un toque de alarma. Por eso, cuando esta golpista acudió a declarar ante el Supremo, con una petición de prisión incondicional de la Fiscalía, se tentó la ropa, que el miedo guarda la viña y ayuda a mantener la legalidad, y hasta la línea si me apuran. Acató el 155 y la Constitución entera, no fue a la manifestación y no participará en ninguna lista de ERC el 21-D, una de las dos posibilidades que le ofrecía el juez Llaneras: “renunciar a la actividad política futura”. La otra era ejercerla “renunciando a cualquier actuación fuera del marco constitucional”.

Forcadell, la ausente, o tal vez la ausenta, la mestressa del Parlament, ha vivido la experiencia contraria a la de Puigdemont el 26 de octubre, el día en el que cambió tres veces de opinión: empezó anunciando la República catalana para pasar a la convocatoria de elecciones, incluso con fecha: el 20 de diciembre próximo. La respuesta inmediata de las turbas al grito de ‘botifler’ lo acojonó, porque tenía más miedo a la CUP que al artículo 155.

Cayetana Álvarez de Toledo publicaba el sábado en estas páginas una más que razonable tribuna, en la que definía el apaciguamiento como abandono y citaba con los honores que merecen, al ministro de Exteriores Dastis y al de Interior, Zoido.

Parece constituirse en tradición presidencial encargar los asuntos de Cataluña a los ministros de Asuntos Exteriores, primero Margallo y ahora este. No ha caído Rajoy en que todo separatista sueña con cascos azules en misión de paz entre ellos y España. El propio ministro de AAEE es un reconocimiento de su extranjería. Y luego, es normal que ellos se dejen llevar por los resabios del oficio.

Uno valoró muy positivamente el 155. Para no haber experiencia se aplicó con tiento y éxito. Pero es como si el Gobierno no estuviera dispuesto a mantener la misma posición durante mucho tiempo, especialmente si era acertada. Y entonces interviene Zoido para poner a los mossos de perfil, cuando no a reprimir con puñetazo a un ciudadano cabreado por el sabotaje de los niños que les impiden llegar a su trabajo (hay video).

El sondeo del CIS dice que el PP perdería cinco puntos respecto a las últimas elecciones, que irían casi en su totalidad a C’s. Alguien debería recapacitar un poco.

Publicado en . | 129 comentarios

Otros duelos

El día de la Memoria viene celebrándose desde 2013 con cierta melancolía. El Ayuntamiento de Getxo rendía ayer homenaje con motivo del Día de la Memoria a tres víctimas de la vulneración del derecho a la vida por las Fuerzas de Seguridad en 1969 y 1975, una de ellas por la Policía Municipal de Getxo. El alcalde, Imanol Landa, rodeado de todas las fuerzas políticas del Consistorio salvo en PP, entregó una placa a los familiares de dos de las víctimas que estuvieron presentes en el acto y dijo, bien leeréis lo que dirá, que las tres personas homenajeadas ayer por el Ayuntamiento fueron “asesinadas” de forma “injustificada” por las fuerzas de seguridad “en el contexto represivo e impune de la oscura y prolongada dictadura franquista”.

La sintaxis se le escapaba al hombre por vía del pleonasmo. ¿Asesinadas de forma injustificada? No es la primera vez que por aquí se incurre en estas demasías. Hace 20 años, José Antonio Pagola acuñó un concepto llamado a revolucionar el derecho Penal “los atentados injustos”.

Pedir a Pagola o al alcalde de Getxo que escarben un poco en la definición weberiana del Estado, aquello del monopolio jurídico de la violencia física legítima es una tarea inútil. Hay violencia legítima en la detención de un sospechoso, pero no hay atentado justo, ni “asesinato justo”, expresión que es en sí misma un oxímoron. Puede haber homicidios justos o injustos, pero el asesinato es palabra mayor, un concepto que lleva a cuestas su propia calificación moral.

El alcalde de Getxo tenía mucho más a mano una víctima para homenajear. Se llamaba José María Lidon y fue asesinado por el terrorismo etarra en su pueblo, 16 años y un día antes de que Imanol Landa se metiera en frondosos jardines conceptuales sobre los asesinatos injustos. Aquel crimen no solo fue injusto, es que también ha quedado impune. Es uno de los 326 asesinatos que no han sido esclarecidos policialmente.

Sería difícil calificar de asesinato por sistema cualquier homicidio cometido por algún agente de los CSE o de algún agente de la Guardia Urbana. En cada atentado de ETA había una voluntad expresa de aniquilar al enemigo. Por mucha ilusión que les haga a los nacionalistas no era normal que lo que Landa llamaría con lenguaje algo antañón ‘las fuerzas represivas’ salieran a la calle dispuestos a asesinar a algún ciudadano. Puede estar injustificado el homicidio, ser producto de una negligencia, imprudencia temeraria, asuntos que tendrán su reproche laboral, incluso penal. Puede un agente perpetrar un asesinato, pero no de manera sistemática. Los etarras sí, siempre matan adrede.

Es verdad que un ciudadano muerto en un control, incluso un terrorista abatido por la Policía, dejan familiares que les querían tanto como la viuda y los hijos de cualquier víctima de ETA al suyo. Pero si todos los dolores son humanamente equiparables no lo son desde el punto de vista político y este totum revolutum solo sirve para blanquear a EH Bildu, que se suma a estos festejos sin haber condenado un solo asesinato de ETA. Enrique Múgica estableció alguna diferencia en la capilla ardiente de su hermano Poto, asesinado por ETA en febrero del 96: yo, ni olvido ni perdono (…) Y les digo que es verdad que todos los muertos son iguales porque todos los muertos son llorados, sean quienes fueren, por sus familias y por sus amigos. Pero que un ser humano, antes de morir puede ser corroído por el odio y la violencia, o ser un ser humano de paz y tolerancia, tal y como era mi hermano”. No hay que mezclar los duelos.

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en . | 89 comentarios

Con fianza (calembur)

La parte reconfortante de la primera parte de la comparecencia de Carme Forcadell ante el Supremo es lo que tiene de mentís a las otras tres facciones de su bando: Puigdemont y sus prófugos de Bruselas, los ex consejeros (y ex consejeras, claro) que cumplen prisión provisional en las cárceles de Estremera y Alcalá Meco desde la semana pasada, además de los Jordis, sometidos a tortura por el gitano que les enseñaba el miembro en el comedor de Soto del Real.

¿Qué pensarán los citados, desposeídos ya de los cargos que tuvieron y en prisión provisional? Seguramente recordarán ustedes que antes de la votación en el Senado del artículo nefando, ella invirtió el lenguaje al acusar al Gobierno de dar un golpe de estado de facto para que “el Parlament de Catalunya deje de ser democrático. Y eso no lo permitiremos. No daremos ni un paso atrás” ante el artículo 155 que acababa de anunciar el presidente del Gobierno. No fue un canutazo a su radio de las mil colinas, sino una comparecencia formal, rodeada por cuatro miembros de la Mesa y dando lectura a un comunicado de cierta solemnidad. Otra cosa que hubiera sintaxis en el papel, pero cuando la naturaleza te niega la sindéresis no hay razón para esperar que te regale la sintaxis.

Bueno, pues ser llamada a capítulo por el Tribunal Supremo y desdecirse, todo uno. Ella y sus secretarios de la Mesa se guardaron muy mucho de negarse a declarar ante la Fiscalía, acataron de manera expresa la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Forcadell y sus Corominas, Guinó y Anna Simó, reconocieron también que la payasada del 27 de octubre no tiene ningún valor jurídico, que a ver si no vamos a saber entender una broma, que lo que pasa es que el capullo de Puigdemont no tiene sentido del humor y que DUI quiere decir ‘dispositivo intrauterino’ en la lectura de un disléxico.

Carme Forcadell arrastraba cuatro demandas por desobediencia al Tribunal Constitucional y acusaciones de la Fiscalía por rebelión, sedición y malversación. Era mucho Código Penal para sacudírselo con un “acato el 155” y un “no era de verdad”. La hemeroteca no la deja mentir con un mínimo de solvencia y el juez Pablo Llarena acordaba anoche prisión eludible bajo fianza de 150.000 euros. ¿Será dinero público o tendrá amigos con posibles como Ignacio González?

La presidenta de la Cámara acató el 155, cosa normal. La mujer pudo ver como lo aplica el mando actual de los Mozos durante los actos de sabotaje del miércoles. Si esto era el 155, ¿por qué no lo iba a acatar ella si el ministro Zoido, jefe de los Mozos, se explicaba como si fuese Forn? Los policías autonómicos hicieron lo mismo que el 1 de octubre. O sea, nada, salvo reñir a los ciudadanos cabreados que les interpelaban. Eso ya lo hacían muy bien cuando les mandaba Josep Lluís Trapero, qué necesidad había de destituirlo. “No era día de caer en provocaciones”, explicó Zoido, frase que debería bastar para que abandonara el cargo. ¿El Estado no caer en provocaciones?¿Y aplicar la ley?

 

Publicado en . | 44 comentarios

Mi memoria histórica (Es fresca porque es del día)

Hoy se cumplen 77 años del fusilamiento de Julián Zugazagoitia Mendieta en las tapias del cementerio del Este. Bilbaíno, fue periodista, diputado del Partido Socialista, director de ‘El Socialista’, novelista y ensayista,y ministro de Gobernación en el Gabinete de Negrín durante la guerra. En 1940 fue detenido en Francia por la Gestapo con Lluís Companys. Ambos fueron entregados a Franco que los hizo fusilar. La clave de esta memoria es que el 25 de octubre de 2004, la entonces vicepresidenta De la Vega asistió en el castillo de Montjuic a los actos de homenaje a Companys, en el 64º aniversario de su ejecución. Estuve esperando al 9 de noviembre para ver su la vice o cualquier otro miembro del Gobierno Zapatero rendía un homenaje paralelo a Zugazagoitia cuyo fusilamiento también cumplía 64 años.

No hubo tal, y en El Correo dediqué mi columna a tal asunto, al comprobar qué entendía Zapatero por memoria. Trece años después los socialistas siguen sin honrar la memoria de Zugazagoitia en su aniversario. Si tuviera noticia de que hoy se ha celebrado un homenaje, rectificaré con sumo gusto.

 

Muertes paralelas

(EL CORREO 9/11/ 2004) Santiago González

Tal día como hoy de 1940 fue fusilado en la tapia del cementerio de la Almudena (entonces cementerio del Este) Julián Zugazagoitia Mendieta, diputado, director de ‘El Socialista’ y ministro de la Gobernación con Juan Negrín entre 1937 y 1938. Exiliado en París, fue detenido por la Gestapo en la misma redada que el presidente de la Generalitat, Lluís Companys. Ambos fueron entregados a Franco y fusilados, Companys en Barcelona, el 15 de octubre y Zugazagoitia en Madrid, 25 días después. Perdonará que insista en los detalles, presidente, pero es que no he tenido noticia de que la señora De la Vega o ministro alguno vaya a presidir hoy en memoria de su correligionario acto parecido al de Montjuic. El PSC editó entonces 10.000 carteles con foto del president, el puño y la rosa y la leyenda «Lluis Companys, un president d’esquerres».

Seguramente, lo único sensato que ha hecho Carod en su vida política es mosquearse por el abuso en la apropiación de la imagen del fundador de Esquerra. Zugazagoitia, no ha merecido un esfuerzo semejante por parte del PSC o del PSE. En 1991 se creó en Euskadi una fundación, que ya no registra actividad, dedicada a su memoria. Hoy, en este impresentable ‘revival’ guerracivilista, Companys desplaza a Zugazagoitia en la memoria antifranquista del socialismo realmente existente. 

Lástima. No se entiende la razón. Zugazagoitia fue una persona decente. En octubre del 36, con el Gobierno de Largo Caballero huído en Valencia, él prefirió quedarse en Madrid. A quienes le instaban a marcharse, respondía: «¿con qué argumentos le digo a un compañero que mi vida vale más que la suya?» Franco fusiló a Companys por presidente de la Generalitat, no por haber sido un republicano ejemplar. Maragall debió homenajear al catalán Batet i Mestre, el general que detuvo a Companys por golpista al proclamar unilateralmente el Estat Catalá. Batet, capitán general de Burgos, fusilado en el 36 por oponerse al alzamiento militar, encarnaba mejor que Companys los valores republicanos. «Un bel morir tutta la vita onora» escribió Petrarca. Por eso no se entiende que hayan prometido ustedes devolver a ERC el honor del president Companys. Ser fusilado es, esencialmente, una putada. Te quitan todo lo que tienes y lo que podrías llegar a tener, decía Clint Eastwood en ‘Sin perdón’ . Pero ser fusilado o encarcelado por Franco no era una deshonra. Nunca pasó por las cabezas de Mario Onaindía y Teo Uriarte la idea de pedir que se les devolviera el honor perdido por las tres penas de muerte que les impuso un consejo de guerra franquista. No imagino a Ramón Rubial pidiendo la anulación de los procesos que lo mantuvieron en la cárcel tantos años. La memoria antifranquista como antídoto de la verdad. Eso es ‘alzheimer’, presidente. 

Publicado en . | 117 comentarios

Viento del cono sur. Trinos y rebuznos

Mi admirado Luigi probaba un vez más en mi blog su capacidad para afinar un trino breve que ha sabido convertir en legendario, del que ha hecho una especialidad. Esta semana la ha comenzado con dos breves en mi blog a propósito de esos inmigrantes argentinos que desde las filas de Podemos quieren convertir a España en lo que fue la argentina de los Kirchner.

“Fachín/Pisarello/Echenique en España: El Encono Sur”. Los citados son tres muestras de lo más encabronado que puede dar de sí el género humano peronista en el cono sur. Podrían haber sido ejemplares montoneros si no fuera porque la más radical expresión del peronismo había desparecido cuando ellos eran todavía muy niños. Al día siguiente insistía: “Fachín/Pisarello/Echenique en España: De mal en Perón”.

Pablo Iglesias fumigaba a Albano Dante y enviaba a cubrir su vacante en Podem al diputado Xavier Domènech. Pudo haberlo despedido con el saludo cariñoso del Congreso: un beso en la boca, pero seco. En la distancia prefirió un tuit: “Otras tierras reclaman el concurso de tus modestos esfuerzos”, le decía, una prueba más de lo mal que se maneja este chico con la palabra escrita. No es porque la frase esté copiada literalmente de la carta de despedida del Che Guevara a Fidel Castro, en la que solo cambia el adjetivo posesivo.

El Che había escrito ‘mis modestos esfuerzos’, lo que tiene una lógica, que se sostiene o desmiente, según, en las palabras siguientes: “Yo puedo hacer lo que a ti te está negado por tu responsabilidad al frente de Cuba”. En la versión más humilde, es solo que yo estoy más disponible; en la altanera, yo soy la verdadera revolución, un, dos, tres, muchos Vietnam, mientras a ti te ata la obligación diaria. Pablo Iglesias, con su plagio, ningunea a Domenech y sus modestos esfuerzos.

La derecha catalana es más soberbia. El Mundo sacaba ayer a portada a uno de los héroes del día, Xavier Trias, con cara compungida y no era para menos: “Alucino, con que yo y la reina de Inglaterra estemos en una situación tan compleja”, dice con su nombre escrito en un papel (Paradise) a propósito de una presunta evasión fiscal. No hay modestia. El burro delante para que no se espante. El ‘ruc català’, aquí el ex alcalde de Barcelona, es el animal totémico del independentismo.

 

 

Publicado en . | 99 comentarios

Un bon negoci

 

Ya estamos en campaña para las elecciones catalanas. Todos, constitucionalistas y golpistas, están en ello y todos muestran grandes esperanzas de ganarlas, aunque el PdeCat quiere listas encabezadas (es un decir) por Puigdemont. ERC prefiere a Junqueras, que arrasa a su ex presidente en las encuestas (42-17). La bella Inés, candidata mejor situada, aspira a ser apoyada por PSC y PP, aunque estos no se han manifestado al respecto.

No sé si el ansia viva de Ciudadanos se corresponde con los hechos, aunque a uno le parecería una buena noticia que ganara el día 21 y que Iceta y Albiol favorecieran su investidura si dan los números. Esto no está nada claro que vaya a suceder. No me atreví a calificar de error unas elecciones tan cercanas, eso se verá en el recuento, pero ha sido una convocatoria muy arriesgada.

La independencia no es la meta, sino el camino; no es un objetivo, es un negocio. No son separatistas por la cicatería del Estado, sino por lo contrario, por su munificiencia. En las autonomías gobernadas por nacionalismos se reparten discrecionalmente subvenciones y prebendas y militar en el independentismo se ha convertido en un dulce vivir al servicio de la patria y el patrimonio, un fantástico negocio.

Permítanme que les cuente un precedente: el 13 de mayo de 2001 se celebraron en Euskadi unas elecciones decisivas. Mayor Oreja y Nicolás Redondo aspiraban a echar a Ibarretxe de Ajuria Enea. Contra todo pronóstico, Juan Josué Ibarretxe se alzó con una victoria espectacular a la cabeza de una lista del PNV en coalición con EA: 33 escaños y 604.222 votos. En las elecciones de 1998, ambos partidos habían alcanzado seis escaños y 105.000 votos menos. ¿Obtuvieron malos resultados los partidos constitucionalistas? En absoluto, pero no lo suficientemente buenos: 32 escaños y 580.000 sufragios.

Lo que había pasado es algo que puede pasar dentro de mes y medio en Cataluña. En la comunidad nacionalista había cundido el miedo y al grito de “que viene Mayor Oreja” muchos abertzales ejemplares apoyaron a Ibarretxe como un solo hombre. De esto se tiene que acordar Otegi. Euskal Herritarrok que él encabezada, había obtenido 14 escaños en 1998, que se quedaron en siete en 2001. Batasunos curtidos votaron en masa al PNV ante la posibilidad de que sus euskaltegis y demás negocios subvencionados sufrieran por el cambio de régimen que se anunciaba.

¿Y ahora qué va a pasar? Los encarcelados no están inhabilitados y podrán concurrir; recuerden al terrorista Yoldi, candidato a lehendakari en 1987. También podría pasar que el voto constitucionalista se exprese masivamente, como los manifestantes en Barcelona el pasado mes de octubre. Pero las elecciones no traerán la amnistía ni la paralización de los procesos penales, ni podrán insistir en sus delitos, por mucha ilusión que les haga y a pesar del error de Pedro Sánchez al descartar soluciones penales para problemas políticos. No hay tal. El golpismo es ante todo un comportamiento delictivo y como tal está siendo y deberá ser tratado.

 

Publicado en . | 143 comentarios

Entre Quebec y Cataluña

Hoy, en El Mundo del País vasco

Ayer el PNV se convirtió, con perdón de Antonio Machado, en el rompeolas de todas las Españas. Esto se explica porque nuestros nacionalistas no son catalanes, que ya le habrían hecho catalán, como a Santa Teresa, como a Colón. Resulta que el PNV se siente solidario con las causa catalana y se ha tomado el 155 como una afrenta propia y no digamos el encarcelamiento de los golpistas por la juez Lamela.

En la tarde de ayer convocaron una concentración frente a Sabin Etxea para dejar constancia inequívoca de su actitud, aunque ya han anunciado que a la de esta tarde en Bilbao, convocada por EH Bildu, por los sindicatos nacionalistas y Gure Eusko Dago, (a los que ha seguido pastueñamente Podemos) que no, gracias, que no se van a estar manifestando todo el día y que ya se consideran cumplidos con lo de ayer. También enviará una delegación presidida por el lehendakari a la manifestación del día 12 en Barcelona para exigir la puesta en libertad.

Esto sucede mientras el lehendakari Urkullu apuraba su estancia en Quebec, lo que llevaba al presidente de los populares vascos a preguntar al portavoz Erkoreka Gervasio por las razones del viaje. Tenía razón y razones para preguntar ya que ni Quebec ni Canadá son un destino privilegiado de nuestras exportaciones, que entre nuestros socios y clientes hacen el número 31, que mucho se malicia que el balance de sus referendos desde el punto de vista económico es más bien negativo, que se fueron muchas empresas de las cuales no volvió ninguna. Item más que los jóvenes emigraron hacia Toronto, que hoy Quebec es la región más subsidiada del Canadá y en este plan. Erkoreka defendió los conceptos enunciados por Urkullu en Quebec, a saber: “Diálogo permanente, principio democrático, principio de legalidad, negociación y bilateralidad”.

Es más que probable que el portavoz Erkoreka no lea esta columna, aunque le habría venido bien para saber que el día en que Stéphane Dion vino a impartir una conferencia a Bilbao sobre la Ley de Claridad, de la que había sido impulsor y principal artífice, el PNV no quiso recibirlo. Presidía el EBB Xabier Arzalluz, el mismo que por entonces descalificaba a los catalanes y sus eternas ganas de tener nuestro sistema de financiación basado en concierto y cupo. “Las autonomías de la envidia”, decía el gran timonel, de lo que puedo dar fe como testigo. Hacia el año 1988, siendo el difunto Ramón Trías Fargas presidente de Convergència y Consejero de Economía y Finanzas de la Generalidad, hice un viaje a Barcelona acompañando al entonces vicelehendakari, Ramón Jáuregui y fuimos invitados a comer por él. No se habló de otra cosa a lo largo del almuerzo, no tenía interés en otro asunto. Murió al año siguiente y los sustituyó Macià Alavedra, maredeDeu!

Mientras, para unir lo útil con lo agradable, el Consejo de Ministros aprobaba ayer el proyecto de Ley de Concierto Cupo para el quinquenio 2017-2021 que habrá de seguir trámite parlamentario a partir de ahora, cuando el PNV está an un momento difícil por el 155 y sus homólogos presos en Cataluña. Homólogos en cuanto nacionalistas, quede claro, que estos no son golpistas ni atolondrados como Puigdemont. Pero están cabreados por solidaridad. ¿Quiere eso decir que es imposible cualquier acuerdo con el PP? No, solo que al Gobierno, y al conjunto de los españoles les va a salir todo más caro.

Publicado en . | 131 comentarios

Prófugos y presos

 

Si Carles Puigdemont guardara algún resto de racionalidad habría calibrado que su tocata y fuga era un factor que contribuiría a la prisión provisional para ocho de sus compañeros, eludible mediante fianza para Vila. La Ley de Enjuiciamiento Criminal prevé en su artículo 503 las causas que justifican la prisión provisional y los investigados las cumplen todas, principalmente el riesgo de que los encarcelados oculten o destruyan pruebas, de que perseveren en su actividad delictiva y de que se den a la fuga, tal como han hecho el cabecilla del golpe y cuatro de sus cómplices actualmente en Bruselas.

Si este pobre menguado tuviera algo de sentido común, algún conocimiento de política y una mínima valoración de riesgos habría sabido el jueves de sus dudas, la semana pasada, que tenía muchos más motivos para temer al Estado que a la CUP. Si hubiera optado por disolver el Parlamento y convocar elecciones mientras tenía facultades para hacerlo, el frente de apoyo al Gobierno en la aplicación del 155 habría perdido una de sus patas y el Gobierno habría debido arreglarse con su mayoría en el Senado: la soledad del PP (y C’s) frente al resto del mundo. Solo su empecinamiento hizo posible el entusiasmo de Sánchez y de la opinión pública por el artículo nefando.

Puigdemont y los suyos pueden darse a las cazuelas de mejillones con patatas fritas en Chez Leon, cervezas en la Grand Place y bombones Godiva, cosas todas que engordan mucho, menos mal que Junqueras y Forn optaron por cárcel y dieta. La Fiscalía ha pedido la juez Lamela que curse una orden europea de detención y entrega para el ex presidente y sus coexiliados. La Fiscalía belga ya ha anunciado que aplicará la ley si recibe la euro orden como no podía ser de otra manera.

El abogado de Puigdemont, Paul Bekaert, lleva camino de hacerse con un currículo como del de Jacques Vergès. Abogado especializado en terroristas vascos y golpistas catalanes. Comín y Meritxell Serret han contratado a Gonzalo Boyé, que también ha sido defensor de terroristas y terrorista el mismo en su pasado; fue condenado a 14 años de prisión por haber participado en el secuestro de Emiliano Revilla. Esto no debe asombrar a nadie. En la foto de familia que se hizo Puigdemont en la cumbre independentista que celebraron el 23 de diciembre del año pasado, los prófugos y los encarcelados, junto a Mas, Colau y su Pisarello, habían invitado a Carles Sastre, el asesino de José María Bultó.

El abogado de Puigdemont se ha mostrado partidario de que su pupilo declare desde Bruselas por videoconferencia. Los lectores recordarán, y si no para eso estamos, que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, fue citado a declarar como testigo en la Audiencia Nacional el 26 de julio pasado. Quiso declarar por videoconferencia, pero dos de los tres jueces del tribunal, José Ricardo de Prada y Julio de Diego se lo denegaron y le obligaron a comparecer presencialmente. No sé yo con qué argumentos podría José Ricardo cambiar el criterio a favor de un Puigdemont que ya no es nadie. En rigor, lo mismo que siempre.

Publicado en . | 86 comentarios

Fallon Manos Largas

El ministro de Defensa británico, Michael Fallon, ha dimitido por un caso de acoso sexual. Siendo diputado hace 15 años, puso su mano en la rodilla de una periodista, Julia Hartley-Brewer durante una cena. Sin pedir permiso previamente, se entiende.

Estos días, a propósito del disparate Puchimón, se ha empleado mucho la frase más citada de Marx del ‘18 Brumario de Luis Napoleón Bonaparte’ sobre la tragedia y la farsa. He aquí otro ejemplo. Otro ministro de Defensa británico, John Profumo, tuvo que dimitir en 1963, al descubrirse su relación con la modelo y bailarina Christine Keeler. Hay algunas diferencias: Profumo no se limitó a poner la mano en la rodilla de la chica, pero lo que le obligó a dimitir fue el hecho de que Keeler tenía una cama caliente que compartía con Yevgeny Ivanov, agregado naval de la Unión Soviética en Londres y eran tiempos de la guerra fría.

Lo de Fallon es una farsa que no cumple los requisitos del acoso. Una incorrección en todo caso, pero entre un diputado y una periodista no hay una relación jerárquica que justifique la existencia de acoso, no es la becaria o la secretaria que teme la pérdida de su puesto de trabajo. La propia periodista dijo que no se había sentido acosada en absoluto, que ella dio un corte al donjuán y se acabó el intento y que su rodilla no sufrió daños apreciables.

Publicado en . | 149 comentarios