Socialistas utópicos y distópicos

Presentación del libro de Fernando Navarro

Conocí a Fernando Navarro en 2006, gracias a un blog que abrí aquel año, en el que fue un colaborador feraz y de probado ingenio. En estos años hemos forjado eso que entendemos por una amistad sólida y duradera. Él es desde hace dos legislaturas, bien es verdad que la primera fue muy corta y la segunda lleva un año de rodaje, mi diputado favorito, voy a explicar esto.

Yo tengo una admiración desde antiguo por el sistema parlamentario británico y el sistema mayoritario de elección de sus diputados, uno por circunscripción. También tiene su punto el sistema francés a doble vuelta, aunque haya menos equidad que en el sistema proporcional, puro, o corregido como el nuestro mediante la Ley d’Hont.

Lo que me gusta del sistema británico, y es lo viene al caso, es que a pesar de ser menos equitativo es muy cuidadoso con la representatividad, que es la verdadera esencia de la democracia. Cada elector británico tiene una estrecha relación con su representante, que mima a sus electores viajando con frecuencia a su circunscripción. Los electores expresan esta relación con una expresión muy común cuando se ponen reivindicativos: “voy a escribirle una carta a mi M.P.” (miembro del parlamento).

Bien, me vais a perdonar todo este rollo, pero es que mi amigo Fernando Navarro es mi M.P. Adoptivo, claro, porque yo no puedo votar en la circunscripción por la que él se presenta, pero coincidimos en las cuestiones esenciales y pienso que es un inmejorable representante de gente como yo.

Y resulta que Fernando ha escrito un libro con un título sugerente: ‘Socialistas utópicos’. Debo confesar que mis conocimientos sobre el tema eran muy rudimentarios: se limitaban a conocer los nombres de sus principales figuras y algunas de sus propuestas, el falansterio de Fourier y la idea de la fraternidad de Owen, por ejemplo. Solo el enunciado del movimiento, Socialismo utópico nos plantea una cuestión básica, si todo socialismo no es en realidad una utopía.

El socialismo utópico fue así bautizado por Engels, para diferenciarlo del socialismo científico que reivindicará para sí y su colega Carlos Marx y las teorías por ambos acuñadas y que convenimos en llamar marxismo. Si el primero era utópico al segundo tal vez le convendría más el nombre de socialismo distópico, a la vista de la herencia que ha dejado en los lugares por los que pasó. El primero aspiraba al sueño. El segundo dejó a su paso la pesadilla.

Debo confesar una incompetencia de partida para hablar del socialismo utópico de la forma rigurosa y divertida como lo hace Fernando en este libro, que para mí ha sido fuente de conocimiento y un factor de admiración e identificación con su actitud intelectual lindante con la melancolía.

Veníamos diciendo que fue Engels el que bautizó esta escuela de pensamiento como ‘socialismo utópico’. De esta forma subrayaba con trazo grueso que el armazón conceptual de los socialistas utópicos no eran más que formulaciones idealistas —utópicas, como su propio nombre indica, y por tanto irrealizables— . No estaban basadas en un análisis científico de la sociedad capitalista, de los fundamentos económicos sobre los que descansa. Mucho ojito: además no tenían en cuenta la realidad de la lucha de clases.

Llegados a este punto les resultará fácil de comprender o al menos disculpar mi falta de interés por el socialismo utópico. ¿Quién, con un mínimo de racionalidad, dedicaría un esfuerzo a su estudio, teniendo a mano el socialismo científico que era el guay?

Hablaba de la lucha de clases como una carencia básica de los utópicos, aunque en esto, quienes nos reclamábamos de lo científico, o sea marxistas, fuimos comprobando que el marxismo era intelectualmente un chollo porque proporcionaba una gran coartada para las posiciones políticas que mantuviéramos en cada momento. Me explico: La lucha de clases es el motor de la historia, esta es la piedra angular del socialismo científico, definida por Marx en su juventud.

Pronto me di cuento de que yo tenía una querencia socialdemócrata que pugnaba por sacarme del marxismo más agreste. Y a los marxistas buenos, que sufrían parecida indeterminación a la que experimentaba yo, también nos amparaba otro Marx, el Marx maduro que introduce el desarrollo de las fuerzas productivas como el dichoso motor que hace girar la famosa rueda de la historia.

Todo análisis tiende inevitablemente a la simplificación y la descalificación genérica de Engels como utópicos a todos los socialistas primerizos tampoco se ajusta a la realidad. A la misma realidad. Algunos de ellos partieron del análisis de la sociedad industrial y capitalista. No cabe situarlos en el mismo plano que aquellos que «se propusieron construir comunidades comunistas en el propio ámbito de una sociedad capitalista cuyos fundamentos permanecían inmutables». Pero incluso en este caso, como ocurre sobre todo a FourierOwen, cabe toparse con ideas realistas. También cabe destacar que no se quedaron en la superficie de la especulación filosófica, sino que intentaron llevar a la práctica sus ideas. Cabe plantearse si no fue Owen y su idea de la fraternidad el origen del cooperativismo cristiano que informa el movimiento de Mondragón, por poner un ejemplo. Es decir, convertirlas en un proyecto político llamado a movilizar a determinados sectores de la sociedad.

Cuenta Fernando que Saint Simon venía de una familia de científicos. Su abuela materna era muy aficionada a la química, hasta el punto de que falleció en su laboratorio, junto a su asistente y amante mientras buscaban, apunta el autor, la manera de producir alimentos baratos para los pobres o quizá la piedra filosofal.

No sabemos si por la herencia genética de la abuela, pero Saint Simon era un libertino que amparaba su tendencia al vicio con la coartada de que era por el bien de la humanidad. La ciencia le otorgaba la licencia:

“Si veo a un hombre que no va lanzado por la carrera de la ciencia general frecuentar casas de juego y libertinaje […] diré: “he aquí un hombre que se pierde; es un desgraciado.[…] Pero si ese hombre se halla en la dirección de la filosofía teórica […]entonces diré: este hombre recorre la carrera del vicio en una dirección que lo conducirá necesariamente a la virtud”.

A mí me parece una formulación irrefutable y mucho más científica que ninguna de las que ofrece Marx y sobre todo Engels, que era un plasta muy dado al catecismo, como veremos.

No voy a extenderme mucho en la descripción del libro, pero sí quiero hacer un par de apuntes como el que acabo de trazar sobre Saint Simon y el que voy a hacer inmediatamente sobre Fourier, dejando para el autor la explicación que considere pertinente. Esto lo voy a hacer así por dos razones: en primer lugar para lo que se presentan los libros de los amigos: para incitar al auditorio a su lectura, y si no puede ser, al menos a que lo compren. En segundo lugar, para convencer al público, y sobre todo al autor, de que sí me lo he leído y dado este supuesto, tratar de convencerles de que es un libro en el que están presentes las dos características que yo más admiro en la prosa de Fernando Navarro y que ha demostrado con largueza durante los once años que ha colaborado en mi blog. Su capacidad para desmontar las falacias de los antisistema con razonamientos rigurosos y bienhumorados es antológica.

La otra figura relevante de los socialistas utópicos es Charles Fourier. Sostiene Fourier que en la historia de la humanidad ha habido cuatro manzanas decisivas, dos de las cuales fueron catastróficas: La que Eva ofreció a Adán, que nos costó la pérdida del paraíso y la manzana de oro que Paris ofreció a la más bella de las candidatas que optaban el primer concurso de Miss Universo: Hera, Palas y Afrodita. La primera le ofreció el reinado de Eurasia, Palas Atenea, la sabiduría y Afrodita, conocedora del simplísimo mecanismo que nos mueve a los hombres, el sexo. Adivinad quién ganó: Exacto: Afrodita, y eso desencadenó la guerra de Troya.

Estas son las manzanas maléficas. Fourier sostiene que hubo dos muy positivas: la que le cayó a Newton encima mientras echaba la siesta y nos dio la teoría de la gravedad y la de Fourier, una manzana que encontró en un restaurante de París cuyo precio era cien veces superior a la de la mejor manzana de Beçançon, su pueblo. Algo no funciona bien aquí, pensó Fourier y si la manzana de Newton nos regaló la ley de gravitación universal, Fourier descubrió gracias a la suya la ley de la gravitación pasional.

Hay otra manzana esencial en la historia de la humanidad. En realidad es la de Newton, pero vista por Pablo Iglesias. En una conferencia en julio de 2012 dijo que “a los liberales les gusta mucho Newton. A Newton se le cae una manzana en la cabeza y, a partir de que se le cae una manzana en la cabeza, deduce la Teoría de la Relatividad: vamos de lo concreto a lo global”.

Llegando a este punto, me van a permitir que divague un poco más, pero habiendo tocado a mi personaje favorito de ficción no puedo resistirme. Fue Fernando quien me recomendó que me bajase de Internet un libro de Pablo Iglesias titulado ‘Maquiavelo ante la gran pantalla’, titulo que ya pregona la banalidad de las páginas interiores con esa metáfora moribunda de portada, que diría Orwell. No se pueden emplear expresiones tan sobadas como ‘la gran pantalla’ para referirse al cine, ‘la pequeña pantalla’ para hablar de la televisión, ‘la ciudad condal’ si se habla de Barcelona, ‘la ciudad luz’, si París y en este plan. Sobre todo 86 años después de que Ilya Ehrenburg acuñara una metáfora original y viva para definir al cine como ‘La fábrica de sueños’.

El caso es que yo compré ‘Maquiavelo frente a la gran pantalla’, gastándome 14 euros, creo que costaba, con un sentimiento contradictorio. No me gustaba la idea de que los derechos de autor le fueran a liquidar a este tipo casi un euro y medio de mi bolsillo, pero qué coño, un día es un día y a cambio me/nos proporcionó unos ratos fantásticos y una radiografía intelectual estremecedora de su autor. No ha comprendido las películas que disecciona.

En los primeros compases cuenta la película de Andrzej Wajda, ‘Katyn’. Se trata, en opinión de Iglesias de construir un relato ideologizado pero que no lo parezca.

Los hechos fueron que tras la ocupación de Polonia, los soviéticos asesinaron a 22.000 polacos en los bosques de Katyn. Se trataba de descabezar a la sociedad polaca: oficiales del ejército, mandos policiales y miembros de las elites polacas. Entre ellos, el padre de Andrzej Wajda. Iglesias acepta que la autoría de la masacre es soviética, pero a regañadientes (”todavía hay historiadores y politólogos, sobre todo en Rusia, que sostienen que la versión original de la URSS, que atribuía a la Wehrmacht la responsabilidad del crimen, resulta más verosímil”). Pero él a lo que va es a ”hacer añicos esos discursos tan de moda en nuestra época que pretenden unificar los ‘totalitarismos’ y atribuirles todos los crímenes políticos del siglo XX”.

Con el entrecomillado  parece querer decir que el término totalitarismo está siendo utilizado de manera exagerada. Obviamente no cuando se aplica al nazismo, sino cuando se usa para describir el comunismo. Al usar el término ‘totalitarismo’ para ambos sistemas se están equiparando, algo que revienta a Iglesias. Andrzej Wajda también se empeña en hacer esta equivalencia, pero él va a desenmascararlo. ”Wajda construye de manera muy eficaz en su película una identidad polaca caracterizada por el catolicismo y el anticomunismo”. ¿Construye una identidad o simplemente cuenta que sus paisanos son mayoritariamente católicos y anticomunistas?

A Iglesias le molesta que Wajda sea anticomunista, y que no se haya tomado más deportivamente el asesinato de su padre por los soviéticos en Katyn. Es lo que tienen los polacos, que como son católicos y anticomunistas, carecen de sentido del humor. Por eso, en opinión de este tuercebotas, Wajda incurre en un error narrativo garrafal, que es la equivalencia y equidistancia entre nazis y soviéticos.

Para argumentarlo describe una de las grandes escenas de la película: un grupo de polacos que huye de los nazis cruzando un puente se encuentra con otro grupo de polacos huyendo en dirección opuesta. ¿Qué ocurre? Los soviéticos han entrado por el otro extremo.

«De esta forma, en los primeros segundos de la película, ya tenemos el punto de partida geopolítico: Polonia, representada por una multitud desarmada que intenta escapar, es ocupada por alemanes y soviéticos. Este paralelismo entre nazis y soviéticos es constante en toda la película, pero hay momentos especialmente llamativos, como cuando vemos que se saludan y bromean entre ellos. Hay incluso una secuencia, históricamente inverosímil pero muy eficaz fílmicamente, en la que uno de los oficiales alemanes llama amistosamente ‘camarada’ a su interlocutor soviético».

Precisamente esa primera secuencia, la del puente, es una muy exacta metáfora del arranque de la 2ª Guerra Mundial y el pacto germano-soviético: un pueblo en un puente, huyendo de los nazis y encontrándose con los comunistas en la otra parte. Auschwitz y Katyn. Desde el ataque alemán al pasillo de Danzig hasta el ataque del Ejército Rojo pasaron 16 días. Pero no le hablen a él de equidistancias. ¿Cómo comparar las atrocidades del totalitarismo nazi con los hechos del ‘totalitarismo’ soviético? ¿Y a qué viene ese intento espurio de paralelismo que llega incluso a presentar a soldados nazis y soviéticos confraternizando? ¿Dónde se ha visto?

Fernando y yo le buscamos un montón de fotos: la firma del Pacto germano-soviético por el cual Hitler y Stalin, los dos mayores criminales del siglo XX se repartieron Polonia. Un Stalin sonriente apadrinando a Molotov y Von Ribbentropp durante la firma. En otras fotos, oficiales de la Wehrmacht y del Ejército Rojo confraternizan y se cambian cigarrillos y risotadas. Y si hubiera documentos sonoros, les oiríamos llamarse ‘camarada’.

Tan significativo como el caso anterior es la reseña que hace de ‘Algunos hombres buenos’, recuerden la película. Tom Cruise es un teniente que defiende ante un Consejo de Guerra a dos marines que habían propinado una paliza, un código rojo a un tercer marine, el soldado Santiago, que pensaba denunciar las coacciones en Guantánamo. Iglesias se apoya en el libro de Giorgio Agamben, ‘Homo sacer, poder soberano y nuda vida’ para llegar a la siguiente conclusión:

“El poder soberano no puede ser otro que el poder ilimitado de decisión sobre la vida”

Entendámonos: no es que a Pablo Iglesias le parezca mal este concepto de la política como poder supremo sobre la vida. Simplemente se limita a poner de manifiesto que esa es la “verdad política”, la “noción, digamos dura” de la política que se proponía desvelar. . A partir de aquí es más fácil entender su admiración por Nicolás Maduro y su soberanía sobre las vidas de los venezolanos. Y remata Pablo Iglesias:

“La lucha política llevada a sus últimas consecuencias ha de asumir necesariamente también una dimensión constituyente, esto es, ser capaz de crear y de sustraerse al mismo tiempo al Derecho. La lucha política es “verdadera” en la medida en que aplica una nueva fuerza soberana ante la cual la vida queda, de nuevo, al desnudo”.

Manda huevos, que diría el clásico. Lo que pasa es que la hstoria de la película es otra. Tom Cruise exaspera a Jack Nicholson a fuerza de preguntarle: ¿Ordenó usted el código rojo? Hasta que salta: “Claro que yo lo ordené”. Y se enzarza en una argumentación excepcional y paranoica que requiere procedimientos excepcionales: “Mire, hijo, usted vive la libertad que yo le proporciono”, a lo que responde Cruise: No me llame hijo. Soy abogado y oficial de la Marina de los Estados Unidos. Y usted está arrestado, hijo de puta. Al coronel Jessep se lo llevan detenido y el tribunal condena a sus clientes a la expulsión con deshonor por haber obedecido una orden ilegítima. No es una defensa de los códigos rojos, sino su condena y la supremacía de la ley.

Yo sustituí a los utópicos por los austromarxistas, que tenían un sufijo de calité. Tampoco me perjudicaron mucho y si los traigo a colación es porque creo que volverán a dar juego en la deriva intelectual y política del sanchismo. Otto Bauer, una de su principales figuras, tiene un libro que va a ser obligatorio en la Ejecutiva Federal del PSOE: ‘La cuestión nacional y la socialdemocracia’, donde definía el término ‘nación’ como «colectividad de los hombres unidos por una comunidad de destino en una comunidad de carácter».

De aquí copió Primo de Rivera su definición de España como «una unidad de destino en lo universal», en el acto fundacional de la Falange.

Los socialistas vascos ya magrearon la idea de la comunidad nacional en la era Zapatero. La comunidad nacional fue piedra angular de cinco de las siete Leyes Fundamentales del franquismo, (Fuero del Trabajo, Fuero de los Españoles, Ley Constitutiva de las Cortes, Ley de Principios del Movimiento Nacional y Ley Orgánica del Estado); del programa del Partido Obrero Alemán de 1920, antecedente inmediato del Partido Nazi y de la Constitución de Chile bajo la dictadura de Pinochet, entre otros.

Ya veréis como vuelve.

Las primeras lecturas que deformaron mi paladar con rudimentos del marxismo fue un catecismo escrito por Georges Politzer, un psicólogo y filósofo rumano: ‘Principios elementales de Filosofía. El materialismo dialéctico’. En el adoctrinamiento marxista hay siempre detrás una voluntad de catequista. Esto es explícito en Engels al darle su formato al Manifiesto Comunista, que en un principio se iba a titular Principios del Comunismo. Años más tarde, Riazanov definió el texto fundacional “exactamente como un catecismo que contuviera la profesión de fe comunista”. El socialismo científico siempre ha sido una cuestión de fe.

Durante mi etapa marxista traté de perfeccionar mi socialismo científico. Tenía que haber algo más que las simplezas de Politzer, que solo habíamos admitido por una razón que ya había explicado Petrarca: “Un bel morire tutta la vita onora” y Georges Politzer fue torturado por los nazis y fusilado en 1942. Su mujer fue llevada a Auschwitz donde murió en 1943. Aquí se ve también que la izquierda es un hecho religioso y las vidas ejemplares de los mártires de la izquierda son la continuación de las vidas de santos que me prestaba de niño un cura vecino.

Tres fueron los seminarios a los que asistí. Primero fue Marta Harnecker con sus ‘Principios elementales del materialismo histórico’. Marta era una chilena de origen alemán que había sido catequista en su juventud y se le notaba. Se aplicaba al tema con el fervor de su militancia en Acción Católica. Era, además, una mujer muy guapa. Yo tenía por entonces una foto suya en minifalda, mostrando unas piernas espectaculares. Aquí verán que yo era un seguidor estricto de la debilidad de Paris ante Afrodita. Luego vino el desamor, no por su dogmatismo, sino al saber que su marido, el feliz usufructuario de aquellas piernas era el comandante cubano Manuel Piñeiro, ‘Barbarroja’, impulsor de las guerrillas en Latinoamérica y artífice de la represión en Cuba a los contrarrevolucionarios.

Después vino Nikos Poulantzas y su libro ‘Las clases sociales y el capitalismo actual’. Este autor nos gustaba mucho porque viniendo del leninismo, había aterrizado sobre el colchón de plumas del eurocomunismo que en aquel 1977 habían dispuesto Enrico Berlinguer, Georges Marchais y Santiago Carrillo. Dos años más tarde, se suicidó arrojándose desde el piso 22º de la torre de Montparnasse de París con todos sus libros entre los brazos.

Aquello terminó con la obra clave del estructuralismo: ‘Para leer el Capital’, de Louis Althusser. Cada viernes había que llevarse un capítulo leído y anotado. Debo confesar que a mí me podía el desaliento ante los arcanos del maestro y empecé a sospechar que nunca llegaría a ser un intelectual de izquierdas digno de tal nombre. Comprenderéis la perplejidad que me produjo saber que Althusser había estrangulado a su mujer en 1980, por lo que fue recluido en un psiquiátrico donde vivió diez años más, tiempo que aprovechó para escribir unas memorias, ‘El porvenir es largo’, en las que confesaba que era un farsante, que al escribir ‘Para leer el Capital’ y ‘La revolución teórica de Marx’, “no conocía nada de filosofía y casi nada de marxismo”.

Esta es una pequeña síntesis de mis desviaciones conceptuales de juventud. Si hubiera sido inteligente, como Fernando, me habría aplicado a dejar discurrir mi melancolía sobre los socialistas utópicos, que en el peor de los casos, eran gente amable, además de inocua.

Anuncios

Acerca de Santiago González

Periodista. Columnista de El Mundo. Ha publicado "Un mosaico vasco" (2001), "Palabra de vasco. La parla imprecisa del soberanismo" (2004), "Lágrimas socialdemócratas. El desparrame sentimental del zapaterismo" (2011) y "Artículos 1993 - 2008" (2012). Premio de Periodismo El Correo 2003.
Esta entrada fue publicada en .. Guarda el enlace permanente.

80 respuestas a Socialistas utópicos y distópicos

  1. hdayala dijo:

    Estimado D. SANTIAGO. Ha sido un placer poder conocerte, junto a D. FERNANDO.
    Además he podido volver a hablar con conocidos de antiguas francachelas de está nuestra comunidad cibernetica.

  2. RedRackham dijo:

    Puff Patrón, yo con tal de evitar la lectura de la mitad de los bodrios que tuvo que leerse para ser un auténtico comunista habría optado por el capitalismo más salvaje.

    El libro de navarro sí que merece una lectura sosegada, muy recomendable ahora que viene el verano.

  3. Pensé que no iba a colgar la presentación. Excelente, como siempre, D. Santiago.

  4. Bruno dijo:

    He de confesarlo, me produce confusión, por una vez, el lenguaje. Distopía aplicada al comunismo. Se puede hacer, pero no olvidemos que los comunistas te apuñalan, pero con las mejores intenciones.
    Tengo en la cabeza que los utópicos llegaron a poco y los distópicos si que ejecutaron su plan. Ligándolo, llegaríamos a un distópico como un utópico por encima de todo que llega al poder.
    El machísimo es un esencial ignorante. Caso más grave dada su profesión y creencias. Para entenderle tenemos que meter en el cóctel su moral y su personalidad.
    Y es bonito pensar en el utopismo al servicio del buenismo a su vez al servicio del totalitarismo.
    Se lo deben de haber pasado bomba.

  5. hdayala dijo:

    La verdad es que ha sido un placer poder compartir unos ratitos con algunos de los remeros de este insigne barco. Aunque en este caso, la presencia de Santi Majetón ha sido de Orgullo (sin doble sentido, pese a las fechas coloridas), D. Fernando Navarro tiene buenas razones para sentirse orgulloso. Aparte del telonero de lujo, la sola presencia de otros miembros del partido al que pertenece, demuestra un apoyo digno de admirar.
    Aunque al entrar he estado un poco cohibido, me han demostrado los integrantes de este espacio su maravillosa educación y mejor respeto. Gracias a chigorín, kepaminondas o bonnie (me dejo a algunos, seguro) por su compañía. Y también a algunos que no conocía por su sabiduría.
    Como le he comentado a los 2 protagonistas de la velada, espero poder tener un poco más de tiempo para leerles. Y pese a que a partir del Lunes comienzo a trabajar de nuevo después de 7 meses de sequía.

  6. Magnífica presentación como acostumbra.

  7. Buenos días a todos,aniversario de Gregorio Caño.
    In memoriam

  8. Pussy Cat dijo:

    Buenos días.
    Fundación para la Libertad
    NOTICIAS
    OPINIÓN

  9. Atalanta dijo:

    …hace falta enjundia. que te tengas que leer las cosas dos veces. que encuentres la referencia intelectual en tu interior cultural. que recuerdes y vuelvas las fuentes…gracias, Majetón.

    y digo yo, cómo es posible que una ideología, por bien estructurada y fundamentada que esté, causante de millones de muertos en sus diferentes brazos, MAL en estado puro, genocida, “hambricida”…pueda ser de actualidad. que no sea negada ni cegada?

    en fin…

  10. luigi dijo:

    Un socialista científico es un socialista utópico con un lugar para hacer experimentos.

  11. jachuspa dijo:

    Avanza la tarde en un Madrid, capital del Orgullo, de calles asombradas y plenas de bullicio. La librería Tipos Infames ejerce su ministerio en pleno barrio de Malasaña y allí acudimos, en volandas.
    Tiene la librería la virtud del ambigú de los antiguos cines esos que, después del NO-DO y antes de comenzar la película, se ofertaban en un anuncio: “Visite nuestro bar”. Allí están, antes de comenzar la presentación oficial, varios remeros de la Argos, cerveza en mano, entreteniendo la espera.
    Me pasa lo mismo que al Patrón: pocos conocimientos tengo del socialismo utópico. Siempre me pareció este tipo de socialismo, en comparanza musical con el científico -la ópera-, una especie de zarzuela, como Dª Francisquita. Incluso durante algún tiempo llegué a pensar si los falansterios no eran sino el club de vacaciones de algunos socialistas priápicos.

    El humanismo del socialismo utópico lo diferencia del socialismo científico. Algo tan sencillo como la búsqueda de la virtud/felicidad de Saint Simon por los puticlubs versus lo que piensan sus epígonos podemistas y sanchistas. Para éstos, la felicidad consiste en ser tonto y tener trabajo. Dicho de otra manera: convertir la adolescencia en eternidad. A ellos parecen referirse estos versos de Robert Graves:
    Primero llegaron
    dos palomas blancas,
    luego un gorrión desde su nido,
    después una gallinita enana y cloqueadora
    y por último el petirrojo.

    No es de extrañar que ya no queden socialistas como aquellos. Tal vez pensaban, como Pascal, que “la filosofía no vale una hora de dolor”. Cuando se aspira al sueño, al paraíso, la consecución del ideal es desmoralizante mientras que, en el infierno, siempre hay tajo. Aunque sea enseñando su piso piloto.
    Habló también el Patrón de Pablo Iglesias como un hombre que va corto de metáforas y que circula por la vida sin abrigarse la cabeza, lo que le lleva a la más pura inanidad intelectual que él reviste con una prosa de combate y vaselina en la mirada. Dicen, que los tristes se consuelan cuando compran sueños. A mí, Iglesias, siempre me recuerda al gaitero de Cunqueiro. Decía el mindoniense que él conoció a un gaitero de domingo, aficionado, que acudía sin cobrar donde le llamaran. Inventaba alboradas y muñeiras que no le salían muy bien con la gaita, pero que las llevaba perfectas en la imaginación
    Citaba también el Patrón las primeras lecturas que le ayudaron a perfeccionar su marxismo científico; muchas de ellas andan por mi casa y son trozos lejanos de mi juventud. Eché en falta una: el Anti-Dühring de Engels, un ladrillo que me ayudó a conciliar el sueño durante una estancia de varios meses en el Peñón de Alhucemas. De los seguidores de Poulantzas, antinacionalistas de pro, que citaba el Patrón, es la mítica expresión “Estado español” en vez de “España”. Una especie de nominalismo que pasó, a través de diferentes vericuetos, al comunismo de base cristiana, y de ahí al independentismo.
    No guardo buen recuerdo de Althusser. Alguien definió el althusserismo como una escolástica materialista con lenguaje estructural. Fue un hombre que acabó pidiendo una entrevista con Juan Pablo II poco antes de asesinar a su esposa y que era capaz, después, de narrar así el crimen:
    “Era una mañana de domingo… Inicié sobre ella un masaje en uve… La mirada de Héléne quedó inmóvil y serena, sus ojos fijos… la lengua reposaba entre sus dientes y sus labios… Había estrangulado a Héléne.”

    Tanta miseria intelectual y humana para acabar en los chistes. En tiempos de la Perestroika se decía que Gorbachov era el más grande marxista de la historia por descubrir que el capitalismo es el estado supremo del socialismo.

    Fernando, a quién el Patrón al comienzo de su disertación había llamado melancólico, se interrogaba durante su intervención, con una voz castigada por la ronquera, sobre la necesidad de su obra. Máxime cuando todo el corpus teórico sobre este tipo socialismo está al alcance de cualquiera.
    A mí me ha parecido fundamental su aportación, principalmente en el tratamiento que de la rijosidad hacen los padres fundadores del socialismo utópico, aquellos que fueron en contra del estado predilecto de la Iglesia: la virginidad. Recuérdese que san Jerónimo toleraba el matrimonio por que traía vírgenes al mundo. Ahora llega alguien como Fourier y te dice que “cada mujer llega al matrimonio habiendo tenido como media seis partenaires sexuales, y durante el transcurso de este tiene otros seis” pues, te llevas un sofocón. Luego trata de arreglarlo diciendo: “es posible que un hombre se case con una mujer virgen, pero esta tendrá después doce amantes para alcanzar el equilibrio subversivo. No, dice el marido, ella será casta. En ese caso, su vecino tendrá que compensar con veinticuatro infracciones, doce en fornicación y doce en adulterio, porque el equilibrio requiere doce relaciones ilícitas por persona”. Al llegar a casa, he dejado una nota en el buzón de Paco: “Gracias, vecino, por los favores recibidos”.
    Yo no sé si todo lo anteriormente citado lo sabe Cioran. Él afirmaba que en su juventud, en Rumanía, el trastorno mental, el insomnio, las singularidades, la melancolía, el genio e incluso el talento, por insignificante que fuera, se explicaban invariablemente ora por la masturbación ora por la sífilis. De ser verdad lo de Fourier, va a tener que cambiar de paradigma.
    Acabada la presentación, hubo corrillo y merienda-cena. Allí se encontraban, varios diputados de C´s y algunos remeros de la Argos. Citaré la belleza y elegancia de Dª Bonnie, Dª Compas67, Dª Brunilda y Dª Manticora y aquí se acabó el cupo de belleza. El resto, D. Hdayala, D. Kepaminondas, D. Chigorin, D. Set Point, D. Madrileo y quien esto escribe, hicimos lo que pudimos.
    Doy fe de que la tortilla era sin cebolla y que la clase política estuvo a la altura. Después la calle, el ruido, el exceso.

  12. Bruno dijo:

    Muchas gracias D. Jachuspa. Y muy bien escrito. Le veo de presentador en “Los infames”, una novela realista.

  13. Atalanta dijo:

    ….caramba qué mañana! Santiago, Jachuspa…

    veis? hoy es un buen día. y, para no estropearlo ni veré TV ni prensa…a qué estropear algo que ha empezado tan bien.

    (NOTA: empecé a sospechar de mi mediocridad cuando era capaz de tararear un cuarteto de Mozart en mi mente y ni tres notas seguidas al exterior…y ahí sigo. Lo de tu gaitero, además de confirmarlo, me hunde…)

  14. candela dijo:

    Lo de la tortilla seguro que es cosa de don KEPA. Estupenda sucrónica don JACHUSPA. ¡Qué pestiños de libros tuvimos que leer!
    A diferencia del libro de don FERNANDO, una delicia.
    Magnífico presentador y presentado.

    Buenos días.

  15. belisario dijo:

    Felicitaciones al autor, al presentador y al cronista. Mucho nivel.

  16. belisario dijo:

    Gistau:

    “Hecho inaudito fue que esta celebración onanista y algo desesperada del régimen prescindiera de su máximo creador vivo, el Rey Juan Carlos. Se diría que Felipe VI, así como su esposa, cada vez más desdeñosa y fruncida, no querían recibir en herencia el legado, sino quedárselo, asociarse ellos al hito fundacional. Fue un auténtico golpe bajo lleno de ingratitud, más allá de las incompatibilidades protocolarias. Pareció que el Rey Juan Carlos molesta vivo, que no saben dónde colocarlo cuando no hay toros”.

    Sabias palabras

  17. belisario dijo:

    Iglesias, a quien la calificación de tonto del culo cum laude no hace suficiente justicia, aprovechó ayer una nueva oportunidad de hacer ridículo, esta vez a cuenta de Machado. Echeminga fue a rebufo.

  18. Bruno dijo:

    De los variados comunistas que traté en mi pretérita vida de estudiante siempre me asombró la fe que tenían en El Capital y el materialismo dialéctico como fuente clara, irrebatible, unívoca y cierta de toda verdad, El Análisis matemático era para ellos una superchería frente al materialismo dialéctico. Tesis, antítesis y conejo que me crío.
    Y si les señalaba que la gente cruzaba Berlín hacia el Oeste me miraban con muy mala cara. La realidad nunca puede desmontar una bella e interesada teoría.
    No le digan a Iglesias, despatarradísimo macho, que por fin los rusos, soviéticos, admitieron que fueron ellos los de Katyn. Y que los comunistas alemanes estaban asombrados con la alianza Hitler Stalin. Lo mismo que los comunistas soviéticos. Hablo de los comunistas de base. Los que se lo creían. Y que, en efecto, hubo un momento de convivencia y tregua de los lobos en Polonia antes de que se enzarzaran a mordiscos.

  19. luigi dijo:

    PI interpreta el Cine: Bambi era un pan de molde.

  20. Bruno dijo:

    El problema es que Juan Carlos dilapidó ese gran capital cuando debió darse cuenta de que debía de ser prudente como las serpientes. Ahora su presencia sería aprovechada mediáticamente por las cobras. Le defienden porque no ha estado. Si hubiera estado se habrían callado las culebras como cobardes gorriones frente a la que le hubiera caído. No es justo, pero es la política.

  21. Bruno dijo:

    ¿No han roto el molde de zmax? Estamos aviados.

  22. arcu dijo:

    Siento celos, envidia y tirria ([c] D. Andoni), por no haber estado ayer en el evento, y perderme el formidable speech del Patrón en la presentación del book del bueno de D. Navarth, y por la morriña que transmite la crónica de D. Jachuspa.

    Lo que no les perdonaré nunca es que luego triunfase la tortilla de patata sin cebolla. Hasta ahí podíamos llegar. Veo que D. Kepa no supo imponer las razones que asisten a esa verdad gastronómica por excelencia. ¡Ateos cebollísticos es lo que son algunos!

  23. belisario dijo:

    D. Bruno, el cada vez más fantasmagórico “espíritu de la Transición” convirtió en celebridad a un responsable de las matanzas de Paracuellos. Sin embargo, a Juan Carlos I no se le pasa una. España se ha vuelto puritana de repente. Ja.

  24. Mujerárbol dijo:

    Buenos días. Qué estupenda presentación! Esper contar con algo así cuando presente mi novelo (sabe dios cuándo).
    Por una vez estoy de acuerdo con Atalanta: mejor quedarnos en esta deliciosa presentación, en la corónica de D. jachuspa y… más ná, porque entre la putitele y las putinoticias, es casi peor que la ola de calor.

  25. F. Joya dijo:

    Su artículo me ha parecido excelente. También yo me desvié de esas doctrinas. Aunque todavía respiran algunos que creen ―porque no comprenden―que el materialismo dialéctico es una cosa distinta a la chistera de un prestidigitador, de la cual se puede sacar lo mismo un elefante que un conejo, el caso es tener obnubilado al público, son muchos más los que tienen por bandera que el socialismo es el bien supremo en cuyo altar se debe sacrificar todo lo demás, democracia y libertades incluidas (tal como denunció Karl Popper en La sociedad abierta y sus enemigos). Pablo Iglesias es, indudablemente, uno de estos.

  26. Feroz dijo:

    El recuento de la Transición

    A mi el actual rey ya me dio mala espina desde el primer día de su reinado, porque cambió el guión de su padre por un en el que ya no estaban los símbolos de monarquías anteriores.

  27. Mujerárbol dijo:

    Pero Patrón… ¡esa camiseeeta con manchitas! 😀

  28. navarth dijo:

    Vaya pedazo de crónica, D. Jachuspa. Un placer verlos a todos por allí.

  29. navarth dijo:

    Y un lujo absoluto ser presentado por el Patrón

  30. Feroz dijo:

    ¿Marx era entomólogo?

    juan jose castellanos
    El comunismo burocratico es a mi entender la unica posibilidad que tiene el planeta de sobrevivir eso si, como un palido reflejo de lo que fue y esta empezando a dejar de ser. O el capitalismo desaparece, o la vida humana sera como la de las hormigas, con un minigrupo de personas que viviran como dioses.

  31. Enhorabuena por la obra y por la presentación.
    Parece que P Ig, más que cabalgar contradicciones, explota maquiavelismos de rebajas en estos tiempos de nítida regresión cultural.

  32. compas1967 dijo:

    D. Jachuspa…

  33. luigi dijo:

    ¡Cielos!

    Cristianos por el Socialismo utópico

  34. Bruno dijo:

    juan jose castellanos
    El comunismo burocratico es a mi entender la unica posibilidad que tiene el planeta de sobrevivir eso si, como un palido reflejo de lo que fue y esta empezando a dejar de ser. O el capitalismo desaparece, o la vida humana sera como la de las hormigas, con un minigrupo de personas que viviran como dioses.
    No sé quien es JJC pero pide ir a Nazino, o a una mina antigua para mejorar su situación laboral. Sus antepasados debieron ser terratenientes.

  35. comerciante de ultramarinos dijo:

    El libro de Fernando Navarro (D.Navarth) “Socialistas utópicos” muy bien presentado ayer por D. Santiago, contiene las semblanzas “de seis grandes figuras del socialismo premarxista” (Saint-Simon, Enfantin, Owen, Fourier, Cabet y Noyes, la mayoría hoy día desconocidos) que anticipaban ya los desastres que estaban en camino y por venir después con el marxismo científico, por lo que he podido leer hasta ahora del pequeño y breve libro que amablemente firmó y dedicó el autor.

    Saint-Simon, el más conocido, murió en 1825 cuando Marx tenía 7 años. Y serían gente muy amable e inocua, pero ahora parece que, como escribe el prologuista Juan Luis Calbarro, “el buenismo sansimoniano, el populismo de falansterio o la corrección política educativa de Owen parecen haber adquirido nueva y vigorosa actualidad en la versión dominante de la izquierda política española y occidental de finales del siglo XX y principios del XXI. Que no nos pase nada”.

    Vamos que quieren revisitarnos de nuevo camuflados en el buenismo zapateril y el populismo que nos invade y acosa por todas partes.

    El libro recuerda otro de Paul Johnson con el título de ”Intelectuales” , que en Francia (1993) se tituló Le grand mensonge des intellectuels (La gran mentira de los intelectuales). Pues eso.

    Excelente crónica, D. Jachuspa.

  36. viejecita dijo:

    Buenas tardes a todos :
    Estaba deseando volver a casa, para leer sobre la presentación del libro de Don Navarth, y ¡ Que gozada !
    Muchísimas gracias al autor por escribirlo ( que el libro, además de ser entretenidísimo, y de dejarle a uno con buen sabor, y la sensación de no haber desperdiciado el tiempo al leerlo, es que es un libro pequeño, con buen papel y letra clara, y que se puede llevar en un bolso normal, o incluso en el bolsillo… ) . Perfecto para regalar a hijos y amigos “progres”. Yo, al menos, me propongo hacer exactamente eso, y estoy convencida que ellos me mirarán con más respeto.
    Y estupendas la presentación de D. Santiago y la crónica de D. Jachuspa . Y me hubiera encantado poder coincidir con D.hdayala A ver si hay suerte, y mientras escribo esto con un sólo dedo, también escriben crónicas los señores ; D. Kepaminondas , D.Set Point , D.Chigorín y D. Madrileo , y las señoras, ( Dª Bonnie, Compas 67, Brunilda y Manticora , o que al menos nos pongan una foto para poderlas ver tan guapas y elegantes.
    ¡ Enhorabuena, y que envidia !

  37. Araceli Martinez munilla dijo:

    Gran paseo por el Socialismo y sus consecuencias. Algo bueno tuvo pero no para resucitarlo como bien nos muestra Santiago Gonzalez. Gracias

  38. Arquímedes dijo:

    Buenas tardes.

    Gracias, Patrón, D. Navarth y D. Jachuspa. Con la lectura de hoy se siente menos no haber podido acompañarles.

  39. Urbi et Orbi dijo:

    Paris, Milano, New York… Louis Vuitton, Gucci, Prada…. ¡Baaaaah! El lujo verdadero está en La Argos y se llama Navarth, Patrón y Jachuspa. Lo demás, tonterías.

    *****
    Patrón, remería, buenas tardes.

  40. hdayala dijo:

    D. JACHUSPA, siento no haberle nombrado en mi mini alís de anoche.
    Buena crónica del evento, sólo una pregunta…. ¿Hubo tortilla? Qué despiste…
    D. ARCU, estuvo Ud. ausente, pero se le echó de menos.
    Viejecita, gracias por su mención, es una pena que no podamos coincidir todos.

  41. Chigorin dijo:

    Un lujazo haber podido estar. Don Jachuspa, en su excelente crónica, brillante y elegante como siempre, evita entrar en algunos asuntos espinosos como por ejemplo:
    – El posterior debate en profundidad: el concebollismo utópico y el sincebolismo distópico. ¿Por qué pervive una doctrina tan evidentemente equivocada y perniciosa como esta última?
    – La misteriosa y rápida desaparición de la – digamos para entendernos – tortilla de patata y el jamón, esta vez, y sin que sirva de precedente, no atribuíble a los remeros. ¿Ha virado Ciudadanos de la socialdemocracia aceitunista al sincebollismo liberal o sólo acopian energías para próximas conversaciones con Pedro Sánchez?
    – ¿Por qué el patrón lucía un polo morado? ¿Tiene que ver con una no declarada adhesión a su “personaje favorito de ficción”?

  42. envite dijo:

    Magnífica crónica, D. Jachuspa. Qué maravilla haber estado allí. Excelente la presentación del Patrón, como siempre y una joya el libro de D. Navarth para las vacaciones.
    Gracias

  43. Hay acontecimientos, pocos, que uno no debiera perderse y uno de ellos fue la presentación del magnífico libro de Fernando. Lamentablemente, y muy a mi pesar, no pude acudir a Tipos Infames (qué buen nombre para tanta inteligencia y conocimiento como se sentó en esa librería) para escuchar la espléndida presentación del patrón. Y luego leer esta mañanala magnífica crónica de Jachuspa. Efectivamente, y como bien dice don Urbi, el lujo está en el blog.
    He visto fotos y encuentro a ellas guapísimas aunque alguno de ellos no está para una media maratón. El posterior debate del concebollismo utópico debió ser apasionante ya que estaría liderado por don Kepa pero la desaparición del jamón (¿pocas dietas en la Carrera de San Jerónimo?) me parece que no debe quedar en una reseña a pié de página: ¡queremos saber!

  44. compas1967 dijo:

    Probamos la perfecta tortilla sin cebolla, a la cual llegamos, sólo unos pocos, tras atravesar y empujar la melé que la protegía. Entre comentarios sobre la presentación, risas sobre las docenas de amantes y la perpetua discusión de la cebolla, se nos fue pasando el tiempo y despejando la mesa de las viandas; cuando quisimos darnos cuenta, sólo quedaban patatas y aceitunas. Replegamos velas, y nos fuimos con el remo a otra parte. Qué voraces han resultado ser sus Señorías.

  45. ¿Docenas de amantes? Por favor, este asunto requiere explicación por encima del saqueo de la tortilla.

  46. compas1967 dijo:

    Cosa de Fourier, D.T&T. Remito a la magnífica crónica de D.Jachuspa, en el párrafo que sigue, y que esta justo antes del agradecimiento al vecino : “cada mujer llega al matrimonio habiendo tenido como media seis partenaires sexuales, y durante el transcurso de este tiene otros seis” pues, te llevas un sofocón. Luego trata de arreglarlo diciendo: “es posible que un hombre se case con una mujer virgen, pero esta tendrá después doce amantes para alcanzar el equilibrio subversivo. No, dice el marido, ella será casta. En ese caso, su vecino tendrá que compensar con veinticuatro infracciones, doce en fornicación y doce en adulterio, porque el equilibrio requiere doce relaciones ilícitas por persona”

  47. Martureno dijo:

    Muy interesante. ¿Por qué algunas ideas perduran a pesar de ser tan malas? Moisés Naím habla de la “necrofília ideológica”, el amor a las ideas muertas. No se puede negar que el marxismo tiene su grandeza y su seducción. El problema es que al ser un sistema cerrado lo explica absolutamente todo, aceptando y procesando todas las contradicciones. Y en esto consiste su debilidad. Primero intelectual, y después y, especialmente, moral.
    No hace falta argumentar mucho para demostrar la primera cuyo punto principal es quitar todo el valor de refutación a las contradicciones. Cuando uno se convence de ello, todo es posible.
    Y ello me lleva al segundo punto: ¿cuál es la posición ética de una persona que no pestañea ante las contradicciones? ¿En qué valores sustenta su comportamiento? La respuesta es en todos, que es lo mismo que decir que en ninguno.

  48. Bruno dijo:

    Está claro, el marido es el bellísimo y el vecino, el machísimo. No hay mas que ver la cara de satisfacción de cada uno.

  49. Madrileo dijo:

    Continúo el aplauso al presentador y a don Fernando. Un libro muy recomendable.

    Y magistral crónica, don Jachuspa, como siempre.
    Fue un placer asistir a la presentación, y además conocer a ilustres remeros. Por allí se encontraba también don Comerciante de Ultramarinos, muy bien acompañado, un gusto conocerles.

    Como a don Chigorín, me hizo pensar un rato porqué el Patrón vestía ese color. Entre las posibles explicaciones, descartando que quisiera provocar un motín entre sus amigos y seguidores, o intención alguna de camuflarse por temor a las patrullas antifobias de Carmena, llegué a considerar que podía tratarse de un homenaje al mejor equipo de fútbol de la ciudad (y orgullo de Carpetania) por su reciente éxito con tal color en su camiseta. Pero también lo deseché, me pareció una concesión excesiva siendo el Patrón de Bilbao, de la mismísima Covarrubias, y creo que seguidor del honorable Athetic. Así que lo achaqué al azar, que tantas cosas explica.

    Doy por hecho que alguna de las remeras asistentes me reconvendrá, y advertirá a los lectores que ese color no era ni mucho menos morado podemita. A ojos femeninos podría ser, no lo niego, pero, y aquí acudo a la solidaridad de género, eso era morado, como el del movimiento que tanto apreciamos en este navío. Como los uniformes del Real Madrid en la final de Cardiff (frase de un servidor tras el gol del empate de Mandjukic para la Juve, “Ya decía yo que con ese color de m. no se podía ganar”).

  50. Parker dijo:

    Apasionante debate sobre la tortilla estatal, que se decantó por el concebollismo porque el bien siempre triunfa sobre el mal. Como tiene que ser.
    Yo me quedé con la mosca detrás de la oreja preguntándome ¿Dónde estaban mis doce de rigor? Que hay algunas muy acaparadoras y los quieren todos para ellas.
    Fue un placer encontrarnos entre vinos de San Vicente de la Sonsierra, amigos y libros, además de las divertidas crónicas del Patrón y de Navarth y la amabilidad de los componentes de C’s.
    Lo dicho un placer.

  51. Belosticalle dijo:

    Inconfundible, incomparable, inimitable D. Jachuspa.

    El acto de ‘Tipos infames’, en el Madrid del Orgullo, me devuelve a otros tiempos, cuando en la parroquia había función de desagravio por los excesos e irreverencias del Carnaval.

    Dichosos los asistentes a la cena. Leído el Blog de nuestro Navarth, me muero por leer el texto definitivo, el libro.

    Y diga usted que sí, D. Th&Th. ¡Docenas de amantes!… Desde luego, Euskadi puede sentirse a salvo de socialistas utópicos.

  52. Gracias, D. Jachuspa, casi parece que uno haya estado en el evento, aunque tampoco probé la tortilla.

  53. Atalanta dijo:

    …sólo doce? nchts nchts…yo creo que hay mucha leyenda suelta por ahí…(una preguntilla…¿desde cuándo se cuentan…?)

    Mujerárbol…nadie es perfecto y alguna vez tenía que acertar.

  54. Doña Compas1967, creí que lo de las docenas de amantes de las que ustedes hablaban – con alboroto de parte, supongo – era mas cercano en el tiempo que la cita de Fourier, vamos, alguna proeza de alguno de los presentes o maledicencia sobre algún ausente. ¡Cuanto queda por escribir en el blog!
    Don Belosti, en ese territorio que nombra la oportunidad es la excepción.

  55. Mujerárbol dijo:

    Berenjena… ya ya, pero sin cebolla:

  56. luigi dijo:

    Orgullo

    La tortilla es el lecho nupcial de la patata y la cebolla.

  57. kepaminondas dijo:

    Un placer.
    Uno aprendió que era mucho lo que ignoraba sobre los socialismos utópicos y se encuentra a la espera de que algún sabio le aclare la extraña razón o extrañas razones por las que se sigue llamando “científico” al otro. En la ingenuidad propia de los tiernos años entendía que una doctrina científica deja de serlo si sometida a experimentación, alguien lo llamó falsación, fracasa y que el empecinamiento en continuar sosteniendo sus postulados no es científico, es religioso o supersticioso. Pasados los tiernos años y entrado de lleno en los años correosos sigo sin entenderlo.
    Igual superstición nos encontramos al afrontar la mucho más importante, aunque mucho menos mortífera, cuestión tortilla. Don Set Point, (elegante, un verdadero dandy anoche que instruyó al presentado que una dedicatoria no vale sin fecha) supo señalar el grave error del concebollismo “científico”, en realidad dogmático: si tiene cebolla no es tortilla de patata, es tortilla de patata “con cebolla”.
    Quiero dejar despejada una duda que veo degenera en infundio rozando lo calumnioso: soy totalmente ajeno tanto al servicio de restauración, responsabilidad del presentado o de su editor, como a la voracidad con la que fueron despachados los más interesantes de los manjares ofrecidos.
    Es cierto que hubo remera que pilló cacho de tortilla y que alcancé rodaja de lomo mientras los machos dominantes, “patres patriae”, saciaban su apetito. Pero para los pobres remeros el piscolabis, esa bella palabra, quedó en eso en una bella palabra y en patata frita y tal vez aceituna. Es ley de la naturaleza que hemos aprendido viendo a los leones devorar a sus presas en los correspondientes canales televisivos.
    No importaba. Los remeros somos austeros y sustituimos el burdo alimento material con el alimento espiritual. Eso sí, la cerveza estaba fría y vino era bueno y sobró.
    Fue una noche excelente con un presentador presentando al presentado, como era su obligación y un presentado terminando de hacer astillas su destrozada garganta mientras alimentaba nuestro espíritu con su sabiduría sobre hombres del pasado y asestaba puntazos llenos de humor a gentes del presente que se creen la gente. Gracias a ambos, no a la gente ni a esas gentes; gracias al presentador y presentado. ¿Ven como me lio?
    El público en general e incluso ciertos “tipos infames”, argonautas y argonautos de viperina lengua, disfrutamos y aprendimos mucho. Pasamos algo de calor al final pero no importaba.

  58. kepaminondas dijo:

    Sobre el asunto “docena” les recuerdo que un caballero ha de ser discreto.
    Y que un caballero indiscreto no se come una rosca

  59. Toto dijo:

    Con su permiso. Hay una derivada del asunto Katyn que alguien deberia recordarle al señor Iglesias . Es la cuestión de los ” Dombrosiacos ” . Ese era el nombre como se conocía a los voluntarios polacos en la guerra civil . Hace unos años el Gobierno polaco promulgó una ley donde después de calificarlos como ” Crinales de guerra y traidores a la patria polaca ” , les retiraba los honores , los grados , y las pensiones asociadas a ellos , así como se retiraron también de la Tumba del soldado desconocido en Varsovia las placas que recordaban su presencia en España . Cuando se supo la noticia , creo que nuestros senadores protestaron ante el Gobierno polaco . Ignoro si hubo respuesta oficial ; pero desde medios polacos se recordó la destacada participación del colectivo en Katyn con el general ” Walter ” , gran amigo del matrimonio Alberti , dirigiendo la matanza entre otras lindezas .

  60. karlovitch dijo:

    D. Quicio: esa portada del TIME es auténtica? (Hoy en día nunca se sabe, y si no que pregunten a Trump)
    D. Madrileo: supongo que después se tragó usted muy contento su frase

  61. mirlopica dijo:

    Qué agobio, cielos. Cuánta grandeza y qué pequeñajo se queda uno.

    Gracias a tipos como don Navarth y el mismo Patrón se explica uno que Yaveh no descargue el fuego y el azufre.

    Don Jachuspa, se me ha secado la boca al leer lo del Peñón.

    Para reír (sonreír al menos): PITU dedica su maquiavélico libracho “a Tania, porque todo empezó viendo una película”. ¿Y la Irenita, qué?

    Coda: Tienen otro libro de don Fernando “Episodios del VolKitsch” ‘de gratis total’ porque así lo quiere su autor en
    https://www.epublibre.org/libro/detalle/34581

  62. luigi dijo:

    Más que amor, frenesí,

    La tortilla es la cama redonda de la patata y la cebolla.

  63. D karlovitch Jueves, 29 junio 2017 en 8:04 pm,

    éste es el enlace:

    http://content.time.com/time/covers/0,16641,19751103,00.html

    EQM

  64. Gorpua dijo:

    La vida es cansancio. Nos cansamos del socialismo científico y del utópico. De la una grande y libre y la plurinacional. De la sin y la con cebolla. De Messi y de Ronaldo. A los ya cansados, Sánchez e Iglesias nos sumen en la melancolía. Vamos, que se cansa uno de tó.

    Es frustrante peinar canas y ver resurgir las viejas ideas por doquier. Hemos aprendido muchas cosas, pero no hemos enseñado nada.

  65. Efectivamente, don Gorpua Jueves, 29 junio 2017 en 9:27 pm

    durante esta etapa democrática los que aprendimos mucho no hemos enseñado nada.

    A excepción de los nacionalistas, que han aprovechado la ocasión para enseñar de lo lindo mientras, ahora, el Méndez de Vigo reparte cómplices sonrisas.

    Menuda bajeza: si cabe, más moral que educativa.

    EQM

  66. jachuspa dijo:

    Muchas gracias a todos ustedes por sus amables palabras.
    Todo un lujo y un honor escuchar las presentaciones del Patrón y Fernando Navarro.

  67. comerciante de ultramarinos dijo:

    Toto dijo: Jueves, 29 junio 2017 en 7:58 pm

    “HACE 70 AÑOS. La masacre de Katyn: un crimen de la II Guerra Mundial
    Stalin decide aniquilar a la élite del pueblo polaco por considerarla enemiga acérrima del poder soviético. La matanza no es reconocida por la URSS hasta 1992. Eltsin facilitaría las pruebas”.

    http://www.lavanguardia.com/hemeroteca/20130413/54370944029/masacre-del-bosque-de-katyn-urrs-crimenes-segunda-guerra-mundial-ejecuciones-masivas-polonia-soviets.html

  68. Yo creo que esto no tiene límites.

    El País digital, imagino que aprovechando el fiestón del orgullo, ha insertado un vídeo con el siguiente título:

    “El doble desafío de ser sordo y homosexual”.

    No me he parado a verlo, claro.

    EQM

  69. Atalanta dijo:

    ¿sordo? homosexual? desafío…?

    para desafío, el subnormal Monedero que se percibe como un adolescente desinhibido pasota…y graciosete.

    mi madre le pedía a Dios no morirse sin ver a Zapatero en su sitio, la nada…Dios se lo concedió y ella supo agradecerlo….

    a ver si uniendo nuestras preces conseguimos lo mismo con estos payasos

  70. Pasoslargos dijo:

    Vaya nivel. Las patadas a la historia de los podemitas en twitter y las bandadas de gamberros despelotados por las calles de Madrid, hicieron que toda la sabiduría se refugiase en Tiempos infames. Grandísimo Patrón, grandes D Jachuspa y D Fernando y compañía

  71. kepaminondas dijo:

    Don Jachuspa, lo ha bordado usted. Y al final acabó saliendo el Peñón de Alhucemas

  72. kepaminondas dijo:

    No me negarán que hace falta virtuosismo para ligar la guarnición del Peñón de Alhucemas con el socialismo utópico

  73. Buenos días a todos, aniversario de José Aybar.
    In memoriam

  74. jachuspa dijo:

    Verá, D. Kepa, la relación entre el socialismo utópico y el Peñón de Alhucemas, el tiempo que yo estuve destinado allí, no está muy desencaminada.
    La guarnición del Peñón se componía en 1975-1976 -y supongo mucho tiempo antes- de unas cuarenta o cincuenta personas. Salvo los mandos profesionales (un par de oficiales, tres sargentos, algún que otro cabo primero y un médico soldado de reemplazo y personal civil de mantenimiento) eran soldados con unas características muy especiales. Buena parte de ellos militaban en organizaciones políticas y sindicales prohibidas (que yo recuerde, había militantes del PCE, Falange Auténtica, Comisiones, UGT, etc) que estaban fichados por la policía. A su llegada a Melilla, sin pasar por el cuartel al que habían sido destinados -Regulares 5- eran embarcados en el León y Castillo, un buque de cabotaje que hacía la ruta Melilla-Peñón de Alhucemas-Peñón de Vélez de la Gomera- Ceuta y viceversa, y desembarcados en el Peñón de Alhucemas, donde pasarían el resto de su servicio militar. Había también algún que otro soldado de los llamados “difíciles”, gente propicia a que se le cruzaran los cables, a que les diera un sirocazo. Esta peña era conocida como “los gaviotos”.
    Pasado el primer momento de angustia y una vez habituados a la rutina del Peñón, ninguno hubiera querido volver a Melilla, de haber tenido la oportunidad, salvo por alguna cuestión puntual.
    Era una mili larga y tranquila. Para los amantes de la historia, justo en frente, estaba Axdir, el poblado de Abd el Krim. A poco más de mil metros, a nado, estaba el Club Mediterranée con su bosque de eucaliptus y muchachas en topless. Girando los prismáticos, a la derecha, una pequeña cala donde las moritas se bañaban desnudas. Pasadas estas fatigas, se pescaba y se leía mucho; sobre todo se leía mucho, aunque, de vez en cuando, hubiese registros de taquillas buscando libros prohibidos. Que los había.
    Era el paraíso para quien buscara la soledad. Ninguna comunicación telefónica ni telegráfica -todo por radio-. Un buque, que pasaba dos veces por semana, nos comunicaba con la Península -las cartas unas veces llevaban el matasellos de Ceuta y otras de Melilla- y los servicios de intendencia y logística (buques aljibe y provisiones) eran toda nuestra compañía. Relajadas las costumbres de uniformidad, toques de diana y retreta, algunos lloraron cuando se marcharon.

  75. gastrourroz dijo:

    ¡¡Excelente striptease, + romance de juventud!!! ¿Quien a los quince años no dejó su cuerpo abrazar??. Un placer disfrutarte. ¿Que hay de mi libro???

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s