Mal de Columna en La Rábida

Mal de columna, una enfermedad de nuestro tiempo

Curso ‘De Camba a Jotdown. Periodismo de calidad en la prensa escrita)

Voy a empezar por hacer una declaración: no hay nada más rabiosamente moderno que una película de John Ford ni columnista que pueda adelantar a Julio Camba. El título de este curso De Julio Camba a JotDown, el periodismo de calidad en la prensa escrita, remite a dos épocas, a dos maneras de hacer este oficio, del clasicismo a la modernidad.

En realidad estamos hablando de cuestiones adjetivas. Lo sustantivo es el contenido. Hace algunos años, con motivo de aquellas manifestaciones que convocaban en Madrid las víctimas del terrorismo contra la negociación del Gobierno Zapatero con ETA, en el diario El País se convirtió en un clásico la foto de un manifestante con la bandera ya no vigente, del águila de Patmos tras el escudo, lo que popularmente se llamaba ‘la gallina’. hasta que un día, un señor fotografiado con la gallina protestó, afirmando que la foto era de la manifestación anterior, que el sábado de marras él había sido hospitalizado. Había algunos otros detalles: uno de los días era soleado, el otro no, etc.

Yo recogí el asunto en mi blog y recibí la llamada de un amigo mío, gran periodista de El País desde su número 1. Me dijo que se habìa preocupado de mirar todas las ediciones del diario y que no había visto la foto en ninguna. Le respondí que la había sacado de la edición on line y me respondió: “ah, bueno, de la web”, como si la página web de un periódico no fuera el mismo periódico, incluso más, porque tiene más lectores que el diario de papel.

Lo cierto es que la versión para internet es más desaliñada que la edición de Kiosko.

Esto ha pasado siempre, y no sólo en el periodismo. La adición de nuevas tecnologías propician siempre la aparición de crisis. Os citaba hace un momento la modernidad de John Ford o la general vigencia de Camba. Pensad en el cine y en la crisis que supuso la llegada del sonoro. El fetichismo de la palabra supuso un retroceso notable de la aderezo que había alcanzado el cine soviético con Eisenstein (El acorazado Potemkin, Octubre) o el expresionismo alemán, con M, Nosferatu o Metrópolis. Todo eso se cambió por peliculitas que eran obritas de teatro, eso sí, habladas.

Otro tanto produjo la aparición del color. La soberbia fotografía en blanco y negro, los juegos de luces y sombras que habían amaestrado los grandes cineastas -pensad en El Tercer Hombre, de Carol Reed, o El muelle de las brumas, de Marcel Carné-se vino abajo empujado por el pastel del technicolor, tan aparente como falso.

Pensad en la incorporación al cine de las nuevas tecnologías, los efectos especiales, etc. Esto supuso en  el cine una nueva manera de contar, que afectó incluso a la sintaxis cinematográfica. Los planos que en el cine clásico duraban entre 5 y 8 segundos pasaron a durar cuatro, una sustitución del ritmo por la prisa. También se ha vaciado a los personajes, que han perdido profundidad, convicciones, deseos, contradicciones, por unos de comic, que no tienen tiempo para exteriorizar sentimientos, porque están muy ocupados escapando de explosiones, tiroteos y asechanzas de todo tipo.

Desde hace ya unos años los periódicos van volcando informaciones en secuencia ininterrumpida, en plan ‘non stop’. Si los editores de periódicos se hubieran tomado la molestia de preguntar a cualquier estudiante de Ciencias Económicas qué le parecía la idea de ofrecer gratuitamente los contenidos de sus diarios en Internet, muy probablemente habrían aprendido un viejo principio de racionalidad del homo economicus: nadie paga por lo que puede obtener gratuitamente. Es triste, pero es así la vida.

El cambio de paradigma es un hecho y se ha producido en coincidencia temporal con la crisis económica que padece todo el mundo, la crisis de los anunciantes, que ha hecho bajar extraordinariamente los ingresos por publicidad.

Debo confesar que he tenido que acostumbrarme por razones obvias a leer los periódicos en una tableta, como todo el mundo, pero lo que de verdad me gusta para empezar el día es extender el periódico de papel sobre la mesa del desayuno, junto al umo de naranja y el café, con la tinta aún fresca manchándome los dedos.

Hace falta reinventar el oficio en línea con ese ‘periodismo de calidad’ del que se habla en el título de estas jornadas. Para sobrevivir, el periodismo habrá de ser de calidad o no será. Algunos de los hechos que se están manifestando en el periodismo, algunos lugares comunes, conducen el oficio hacia la banalidad.

Al plantearse la elección entre clasicismo y modernidad, se encuentra uno ante una trampa disyuntiva de naturaleza análoga a muchas otras que plantea la vida en estos tiempos: una de las opciones  tiene una sobrecarga positiva, un plus de legitimidad. Es algo que también pasa con los pares digital-analógico, izquierda-derecha, progresista-conservador, religioso-laico. Ya que estamos con Camba, tiremos de cita: “La cocina española está demasiado influida por el ajo y por preocupaciones religiosas”. Análogamente, la política en España ha sido penetrada y arrasada por palabras sobrecargadas de sentido y, en última instancia también por prejuicios de naturaleza religiosa.

Si rizamos el rizo podremos llegar a pares formados por el mismo sustantivo, pero que cambia radicalmente de naturaleza al añadirle un adjetivo. Piensen en un nacionalista periférico: catalán, vasco, gallego, o asturiano o andaluz recreándose en el enunciado del par siguiente: nacionalismo-nacionalismo español. ¿Cómo es posible que un sustantivo que aceptamos como positivo, puesto que define nuestros sueños y nuestros anhelos, se transforme en todo lo contrario mediante la adición de un adjetivo? Ojo, el adjetivo no es calificativo, no tiene como función explicar virtudes o defectos del sustantivo (nacionalismo bueno-nacionalismo malo). Es un simple gentilicio.

Por eso, al proponerme Eduardo Laporte participar en estas jornadas pensé en dar una vuelta a este asunto y defender una posición clásica, conservadora, si quieren sobre el oficio con el que me gano la vida, aunque con matices. Me asisten dos razones para ello, la primera de las cuales es de orden groseramente práctico: defender una época en la historia del periodismo en la que uno se podía ganar la vida con su práctica y no era incompatible con un cierto prestigio social.

Tenemos que ser cuidadosos con esto. Una primera lección práctica debería consistir en que los periodistas cobremos por nuestro trabajo. Hace unos meses, me sorprendió mucho la salida del Huffington Post en su versión española. Se buscaba gente para nutrir los contenidos del periódico, tú puedes ser periodista, pero eso sí, sin cobrar un euro.

Los medios de comunicación han encontrado un truco inmejorable para rebañar beneficios. Hoy, la única vía de acceso a la plantilla de los periódicos es el master que organiza el propio diario. Esto sirve para hacer pagar al interesado una cantidad respetable de dinero para matricularse. Al mismo tiempo permite seleccionar a los alumnos más brillantes, a los que se les ofrece un contrato en prácticas, ser becarios por un sueldo alegórico. Si las prácticas merecieran su nombre, es decir, que los becarios estuvieran tutelados en su aprendizaje, la cosa tendría un pasar, pero muy a menudo consiste en ponerles a hacer trabajo de redactores y solucionar el problema de las libranzas vacacionales.

Es un mal principio, queridas y queridos. Yo no diré a nadie que no publique algo sin cobrar con el fin de darse a conocer, publicitar su forma de hacer y ver si se interesa por sus maneras algún  medio que acostumbre a pagar por el trabajo ajeno. Pero conviene desistir y dirigir el esfuerzo a otros objetivos en cuanto se perciba que la relación de futuro con ese medio va a estar construida por pasos exactamente iguales que el primero.

Yo considero que este trabajo es un privilegio. Peor sería tener que trabajar. A mí me gusta hacerlo, incluso a veces lo paso bien, pero es algo que uno debe conservar para lo más íntimo; nunca debe explicárselo paladinamente a su director o editor.

En una gran película negra francesa de los años 80, ‘La balance’, que aquí se estrenó como ‘El membrillo’, la protagonista, Nathalie Baye, encarnaba a una prostituta, a la que alguien, creo recordar que una colega veterana, aunque no estoy seguro, le daba un consejo tan descarnado como acertadísimo: “Nunca te corras con un cliente, porque si él lo nota, habrá dejado de ser un cliente para convertirse en tu chulo”.

Vaya por delante esta advertencia, primum vivere. En este rato que vamos a pasar juntos trataré de exponer algunos otros problemas del periodismo hoy, que si bien se miran no son problemas específicos del periodismo, sino de la sociedad en general. Destaca el que afecta a las opiniones y los hechos, un viejo asunto en la práctica y la teoría del oficio, desde que hace casi cien años un director del Manchester Guardian escribió aquello de “las opiniones son libres, los hechos son sagrados”.

En efecto, uno de los problemas de este tiempo es el no discernimiento entre una cosa y otra. Hannah Arendt volvió a Alemania desde su exilio en EEUU en 1950 y lo detectó en sus compatriotas. Lo contó así:

“El aspecto probablemente más destacado, y también más terrible, de la huida de los alemanes ante la realidad sea la actitud de tratar los hechos como si fueran meras opiniones. Por ejemplo, a la pregunta de quién comenzó la guerra se da una sorprendente variedad de respuestas. En el sur de Alemania una mujer —por lo demás de inteligencia media— me contó que la guerra la habían empezado los rusos con un ataque relámpago a Danzig (la conversión de los hechos en opiniones no se limita únicamente a la cuestión de la guerra; se da en todos los ámbitos con el pretexto de que todo el mundo tiene derecho a tener su propia opinión, una especie de gentlemen’s agreement según el cual todo el mundo tiene derecho a la ignorancia (tras lo que se oculta el supuesto implícito de que en realidad las opiniones no son ahora la cuestión). De hecho, este es un problema serio, no sólo porque de él se derive que las discusiones sean a menudo tan desesperanzadas (normalmente uno no va por ahí arrastrando siempre obras de consulta) sino, sobre todo, por que el alemán corriente cree con toda seriedad que esta competición general, este relativismo nihilista frente a los hechos, es la esencia de la democracia. De hecho se trata, naturalmente, de una herencia del régimen nazi.”

Esto es algo que también tiene mucho arraigo en España y es una característica de los tiempos que vivimos. Los hechos han dejado de ser relevantes hasta el punto de que los periódicos no sólo difieren en sus opiniones. También los hechos que relatan son distintos.

La contaminación ha llevado a acuñar algunas obras maestras del relativismo contemporáneo. Por ejemplo: “Todas las opiniones son legítimas”, obra del que fue lehendakari del Gobierno vasco, Juan José Ibarretxe.

Es evidente que no, unas son pertinentes, razonadas y sustentadas en los hechos y otras no. Decía Napoleón que cada francés llevaba en su mochila el bastón de mariscal. Cada  español lleva dentro un corazón opinador, un alma de tertuliano. España vive en estado de opinión, lo cual nos lleva a una inflación extraordinaria y, por tanto, a la banalidad.

Ahora que a propósito de la citada Hannah Arendt ha habido cierta polémica acerca de la película que sobre ella ha hecho Margarete von Trotta, tal vez sería hora de matizar que lo verdaderamente banal es la estupidez.

Pondré un ejemplo de hace casi diez años: una declaración realizada por el presidente del Parlamento de Cataluña, Ernest Benach, tras su primera visita al Rey.

El hombre salió de la entrevista regia y dijo a los periodistas: “El Rey me ha dicho: ‘hablando se entiende la gente’”. Uno no ha tenido ocasión de hablar un rato con el Rey y no sabe, por tanto, si éste es el nivel medio de sus reflexiones políticas, pero –in dubio pro rege- también puede pensarse que es uno de esos tópicos coloquiales que se usan con desconocidos o con gente con la que no tenemos confianza, al coincidir en el ascensor.

Se habla del tiempo, “parece que va a llover” “sí, bueno, ya tocaba después de seis meses de sequía.” O: “¿Ya tenéis acuerdo para formar Gobierno?” “Sí, Señor, pero lo nuestro nos ha costado”. “Bueno, hablando se entiende la gente”.

Benach salió y anunció la buena nueva. Durante los diez días siguientes, la expresión fue repetida como si todos los glosadores acabaran de descubrir en ella la piedra angular del sistema democrático: fue citada por ministros, el honorable Maragall, el lehendakari Ibarretxe, el senador Anasagasti, el diputado Gaspar Llamazares, el consejero Javier Madrazo, el alcalde Odón Elorza y el portavoz Rodolfo Ares y al menos una decena de columnas periodísticas y otros tantos opinadores radiofónicos y televisivos.

Impresionante. Cabe plantearse cuántas páginas de periódico podrían llenarse la próxima vez que algún espíritu fácilmente impresionable le oiga al Rey decir: “más vale pájaro en mano que ciento volando”. Si es nacionalista y está pensando en transferencias, esa frase  será base de centenares de discursos y hasta de tesis doctorales.

Pondré otro ejemplo: cuando el mitificado dirigente etarra Txomin Iturbe murió en Argelia en 1987, hubo profusión de opiniones en la prensa nacionalista, especialmente en la más radical, la Batasuna. Una tribuna de página entera en Egin glosaba la figura del etarra muerto bajo el epitafio ‘Aurrera bolie’ (Adelante la pelota). Nunca de habían hecho tantas cábalas sobre un ‘spoon river’ desde que Charles Foster Kane dijo: ‘Rosebud’ inmediatamente antes de estirar la pata al comienzo de la película de Welles.

Al final, Aurrera bolie no era más que un sintagma, una frase hecha que Iturbe usaba desde que era el portero del equipo de fútbol de su pueblo, el Mondragón. La diferencia es que en Ciudadano Kane, Rosebud no era el nombre del trineo, pero esa es otra historia.

Todas las opiniones son legítimas. Vamos a paladear un poco esta expresión, que forma parte de un acervo cultural, por llamarlo de alguna manera, muy querido por el pueblo. Funciona como un refrán, como una verdad apodíctica, incontestable, en una sola frase. Nadie es más que nadie, Mi cuerpo es mío, Todos tenemos derecho a equivocarnos, Los famosos no tienen vida privada, La prostitución es un trabajo como cualquier otro,  etc.

Todos forman parte de un par de  magníficos libros de Aurelio Arteta, publicado el primero hace dos años bajo un sugerente título que es, a la vez, una hermosa aliteración: “Tantos tontos tópicos”. Hace cosa de un par de meses publicó una segunda parte que no desmerece de la primera: “Si todos lo dicen. Más tontos tópicos”, que se explica en la cita de autoridad que da comienzo al libro, perteneciente a Mark Twain: “Cada vez que se encuentre usted del lado de la mayoría, es tiempo de hacer una pausa y reflexionar”.

Este es un problema que viene de lejos, como veremos dentro de un momento, pero que en el presente ha encontrado un extraordinario desarrollo gracias en parte a dos factores que acabo de citar. El primero es el cambio de paradigma propiciado  en  parte por la generalización de las  ‘redes sociales’, que si bien no están mal como herramientas de comunicación son bastante mejorables en tanto que instrumentos para el conocimiento. Fijémonos en Twitter: ¿puede realmente desarrollarse un argumento, expresar un pensamiento de cierta complejidad en 140 caracteres? Me temo que no, que esa extensión es apropiada para difundir consignas, pero no para asuntos que requieran más vuelo intelectual.

El segundo es que las redes sociales han excitado el periodismo ciudadano, esa creencia no muy fundada de que cualquiera puede ser periodista y que ya había debutado en los blogs hace unos años.

Entendámonos, no es que este oficio requiera de conocimientos extraordinarios ni destrezas particularísimas, ni esté poblado por gentes que lleven la honestidad, la inteligencia y el respeto a la verdad en el ADN. No. Es sólo que requiere algunas disciplinas y algo de cautela. Y un respeto extraordinario a los hechos. Mi compañero, y sin embargo amigo, Arcadi Espada, me contó hace años que él, para terminar su primera clase del curso a los alumnos de primer curso de Periodismo en la Universidad Pompeu Fabra, les decía poco más o menos lo siguiente:

 

“Ahora deberíais ir a vuestras casas, sentaros frente al ordenador y escribir un editorial. Todos tenemos ideas sobre cómo hacer que este mundo funcione un poco mejor. Se trata de seleccionar las mejores y tratar de ordenarlas. Empezad por lo sencillo: sí a la paz, no a la guerra, salvemos el medio ambiente. Mañana deberíais hacer lo mismo. Y pasado. Y así, dentro de tres o cuatro años, estaréis en disposición de asistir a vuestra primera rueda de prensa.”

 

Le celebré la boutade, aunque era al mismo tiempo una interesante lección de periodismo bajo la aparente fórmula de la subversión. Un aprendizaje como editorialista para poder acudir a la primera rueda de prensa. No está mal. Nos recuerda el sentido de este oficio, el para qué escribimos. Y la respuesta es que para contar lo que pasa, para acercar los hechos a los lectores, ya que hablamos de la prensa escrita.

Probablemente habréis oído alguna vez que tus mejores exclusivas de hoy envuelven el pescado de mañana.

Yo se lo he oído a varios periodistas, pero parece que el copyright de la expresión pertenece a Walter Lippman desde hace muchos años. Cito esto porque nos permite ver ya uno de los peligros que acecha al periodista en general y al columnista en particular. Es lo que Orwell llamó ‘las metáforas moribundas’ en un interesante ensayo titulado ‘La política y la lengua inglesa’, en el que denunciaba ya en 1946 algunas de las sevicias más frecuentes que el lenguaje de la política inflige a la lengua.

Orwell pone un ejemplo que no me resisto a leeros. Se trata de un hermoso pasaje del Eclesiastés, que dice así:

Retorné y vi que bajo el sol la carrera no es de los veloces, ni la batalla de los fuertes, ni el pan para el sabio, ni las riquezas para los hombres de conocimiento, ni el favor para los capaces; sino que el tiempo y la oportunidad acontecen a todos ellos.

Helo aquí en inglés moderno, añade sin más:

Las consideraciones objetivas de los fenómenos contemporáneos obligan a concluir que el éxito o el fracaso en las actividades competitivas no exhibe ninguna tendencia conmensurable con la capacidad innata, sino que es un notable elemento de que lo imprevisible debe tenerse invariablemente en cuenta.

 

Esto, en 1946. 67 años después las cosas siguen como entonces. Hace unos años ‘la revista Letras Libres publicó una cuidada traducción de este pequeño ensayo, cuya lectura os recomiendo muy encarecidamente. La podéis encontrar en Google, así como la versión original.

Pero vayamos al concepto orwelliano de las metáforas moribundas:

Una metáfora que se acaba de inventar ayuda al pensamiento evocando una imagen visual, mientras que una metáfora técnicamente “muerta” (por ejemplo, “una férrea determinación”) se ha convertido en un giro ordinario y por lo general se puede usar sin pérdida de vivacidad. Pero entre estas dos clases hay un enorme basurero de metáforas gastadas que han perdido todo poder evocador y que se usan tan sólo porque evitan a las personas el problema de inventar sus propias frases.

 

Muchas de ellas se usan sin saber su significado y muchas veces se mezclan metáforas incompatibles, signo seguro de que el escritor no está interesado en lo que dice.

Orwell pone como ejemplo el del martillo y el yunque, que hoy siempre se usa con la implicación de que el yunque recibe la peor parte. En la vida real es siempre el yunque el que rompe el martillo, nunca al contrario: un escritor que se detuviera a pensar en lo que está diciendo evitaría pervertir la expresión original.

Hoy hablamos y escribimos con sintagmas que son materiales prefabricados. La reiteración en el uso los convierte en un soniquete da fácil aceptación por su familiaridad, sin que raramente nos paremos a pensar y a desentrañar su significado. Los tuits son unidades mínimas de pensamiento, bits, por decirlo con lenguaje actual. Y como digo, no es de ahora. Voy a poner unos ejemplos. Este mismo de Lippman, sobre la vida nada perdurable del periodismo. Démosle una vuelta antes de hacerlo nuestro.

Walter Lippman debería haber cambiado de pescadería por razón de higiene. Pero sobre todo deberían cambiar de tópico quienes aún  siguen repitiéndolo ahora. Hace ya mucho tiempo que el papel parafinado y las bolsas de plástico se emplean para estos menesteres. Por otra parte, eso de que te envuelvan el pescado con un papel de periódico habría que plantearse qué pescado y que periódico. La Voz de Almería valdría para envolver un modesto chicharro, pero si uno va a comprar un rodaballo salvaje tendría derecho a que se lo envolvieran con el Financial Times o el Wall Street Journal.

Carmen Rico Godoy explicó esta fugacidad de manera mucho más apropiada, acuñando sus propias metáforas, que diría Orwell, reflexionando sobre sus propias experiencias. Ella era hija de una gran periodista, Josefina Carabias. En una entrevista contó que ella había descubierto que el periodismo es el arte de lo efímero cuando su madre la envió al zapatero a recoger un zapato al que se le había roto el tacón y el buen hombre se lo envolvió con un periódico de la víspera en el que había una crónica firmada por su madre, lo que a ella le pareció un sacrilegio.

La superioridad de la metáfora de Rico-Godoy es que no era puramente literaria, como la de Lippmann; estaba basada en hechos. Era periodismo, en una palabra.

No estoy tratando de establecer prioridades, sino afirmando la necesidad de distinguir entre literatura y periodismo. El gran ingenio de Oscar Wilde y su capacidad para acuñar frases le llevó a establecer un distingo: “La literatura no se lee y el periodismo no se puede leer”.

Los diarios están llenos de artículos y columnas firmadas por novelistas. No hay en ello ningún problema a priori. Siempre será bueno que los diarios sean escritos por gente que sepa escribir, si nos tomamos en serio la frase de Wilde. En la prensa hay un artículo que yo busco todos los domingos con mucho interés: el que Mario Vargas Llosa publica en El País. Pero sería necesario que los escritores fueran rigurosos en la separación de la ficción y los hechos para no contaminar de literatura sus columnas. Por razones obvias es aún más importante que los periodistas no abandonen la realidad y despeguen hacia la fantasía.

Luego pondré un ejemplo muy elocuente de esto: la deconstrucción de una pieza firmada por una de las grandes estrellas del periodismo español desde hace décadas.

Ya que hablamos de la literatura como enfermedad del periodismo y hemos citado las metáforas como problema, hablemos de dos herramientas de las que se sirve, dos peligros que el columnista debe saber embridar adecuadamente: Los adjetivos calificativos y el ego: el yo del columnista.

Los calificati

“No es que no haya palabras para descalificar  los sonidos guturales que el alcalde de Valladolid ha dedicado a la ministra de sanidad. Las hay y todas ellas están en el diccionario. Pero siempre he pensado que en el debate político español hay un déficit de sustantivos y un exceso de adjetivos, así que no seré yo quién contribuya a esta inflación”.

Es un párrafo casi hermoso y que casi podría ser leído para ilustrar lo que quiero deciros al respecto, si no fuera por ese ‘sonidos guturales’ que la autora usa a manera de locución adjetiva contra el alcalde de Valladolid. Las palabras pueden ser torpes y soeces o hermosas y delicadas, salmos o blasfemias, verdades o mentiras, pero todas ellas por igual definen a las personas. Los animales no mienten, ni blasfeman, ni recitan poemas, ni cantan salmos. Pero justamente lo que ha hecho la autora mediante la introducción de ese ‘sonidos guturales’ es negarle la condición humana.

El caso es que la señora Valenciano se permite barra libre a partir de ahí. No contribuiré a la inflación de adjetivos, dice, pero la derecha es: reaccionaria, despectiva, ordinaria, clasista, xenófoba, machista, casposa y procaz.

Ocasionalmente me llama algún amigo que todavía practica el activismo cívico y somete a mi lectura algún artículo o carta que quiere enviar a algún periódico para su publicación. Casi siempre tienen tres problemas:

a) El exagerado prestigio de los textos largos. El hábito lector no es una tendencia en alza en la sociedad contemporánea. No se trata de hacer un debate moral sobre si esto está bien que así sea o no. Conformémonos con dejar constancia de que es así. Los lectores que se relamen pensando “¡qué suerte! una tribuna de página entera”, están en vías de extinción. Para que un periódico os ofrezca una doble página con el fin de que escribáis una pieza de ocho folios, sería bueno que antes llegaseis a ser el director o la directora de ese periódico. He aquí otra ventaja del papel sobre el digital: el texto ocupa espacio y no se debe desperdiciar el papel. Jotdown no necesita ahorrar espacio y eso a veces se nota en algunas entrevistas inacabables.

b) La idea de que un texto debe contener tantas ideas como ingredientes una paella. Bueno, la paella de Camba, habría que decir. Cuenta don Julio en ‘La casa de Lúculo’ que un funcionario de la embajada española amigo suyo explicaba a un cocinero francés, el dueño del restaurante La Biche lo que era la paella. “una verdadera paella tiene de todo: pollo, anguila, calamares, almejas, cerdo, guisantes, arroz, caldo, pato, pimientos, alcachofas, chorizo, merluza…” y se ofrecía para cocinarle una en su restaurante. “No puede ser” replicaba el francés. “Pollo, anguila, almejas y cerdo todo en el mismo plato. Ça serait l’anarchie, voyons!”

c) La sobrecarga de calificativos rotundos. (En Luna Nueva, cuando Hildy Johnson empieza a escribir el gran scoop sobre la captura del criminal Earl Williams por el Post? Lo primero que pregunta a su director es: ¿Puedo llamar al alcalde ‘ave de presa’? Y ‘mochuelo’ también, concede generoso Cary Grant. Es evidente que ave de presa y mochuelo son sustantivos, peo juega un papel calificativo)

Los adjetivos siempre han tenido mucho tirón. No quiere esto decir en modo alguno que se deba renunciar a los adjetivos, pero sí subordinarlos al interés fundamental de la columna, que no les carguemos con una función que no les corresponde. Un ejercicio que sería de mucho interés para un columnista debutante sería escribir la pieza tal como le viene. A continuación, tachar con un lápiz de color todos los adjetivos calificativos y leer la columna resultante. Si la lectura se aguanta, podemos volver a ponerlos en su sitio. Si no, será prueba inevitable de que hemos tomado por razones o argumentos lo que no eran más fuegos artificiales calificativos.

 

El yo del columnista

 

La narración en primera persona es algo que a priori está contraindicado con la narración periodística, que se requiere fría y objetiva. La literatura ha admitido con mayor naturalidad el relato subjetivo, en el que el narrador es el protagonista de los hechos.

Esto constituye un problema, salvo para una narración intimista o egocéntrica, un diario, pongamos por caso, una novela de  muy pocos personajes y pocos escenarios. El protagonista está obligado a ser el ojo que todo lo ve. Todo lo que él no ve o no oye no llega al conocimiento del lector, mientras el relato en tercera persona es, por definición, omnisciente, sin ningún problema.

Un caso celebre de narración subjetiva es el de uno de los primeros grandes éxitos de   Agatha Christie. Se titula “El asesinato de Rogelio Ackroyd”, donde el narrador, el doctor Shepperd resulta ser el asesino. Juegos malabares con la lógica. Como habría escrito Raymond Chandler en ‘El simple arte de matar’: sólo un idiota podría adivinarlo.

En el cine la cosa es aún más difícil. Hubo un experimento de Robert Montgomery, ‘La dama del lago’, basada en una de las siete novelas de Chandler, que está narrada con cámara subjetiva. Robert Montgomery, que es el director, hace de Philip Marlowe y su única imagen es la que muestra el reflejo de un espejo. La película sólo tiene como valor el ejercicio de estilo que supuso  en su época. Si bien las películas de detectives se prestan a la narración en primera persona, porque la pesquisa obliga a que el investigador esté presente en cada secuencia, pensad en que el suspense sería imposible. Es preciso que el espectador sepa más que el protagonista sobre el peligro que le acecha, la bomba de relojería que tiene bajo la mesa, tic, tac, tic, tac.

El columnismo, uno de los oficios del periodismo, recordémoslo, vive este asunto de manera interesante. Paul Johnson, del que hablaré enseguida lo escribía así:

“Seamos nosotros mismos. Una columna impersonal es una contradicción, como un diario íntimo discreto. Para que la columna tenga éxito, el lector debe gustar de nosotros y para ello debe conocernos, así que mostremos la cara de cuando en cuando.

Pero la vanidad es el pecado capital del columnista. Por orden de gravedad le siguen la omnisciencia, el hermano menor de la vanidad. La actitud del sabiondo es insoportable. También lo es el énfasis excesivo en un conocimiento exclusivo. Nunca usemos frases como: “le pregunté al primer ministro” o “un miembro del Gobierno me comentó”. La personalidad del columnista debe estar presente pero no debe irrumpir abiertamente en el texto. Un buen columnista es un submarino que acecha bajo la superficie a su presa, el periscopio en alto, pero invisible.

En raras ocasiones se puede usar la columna para promover una causa personal, acudir al rescate de un amigo en apuros o evocar a alguien que conocimos y de otra manera dejaría de ser mencionado. Pero estos temas se deben abordar según sus méritos intrínsecos, nunca por su relación con uno mismo. Demos por sentado que hay algo fastidioso en nuestra personalidad o defectuoso en nuestro juicio cuando hay intereses personales de por medio. Lo mejor es conseguirse una esposa que tenga el coraje de señalarnos estas cosas. (Es un hecho que los solterones rara vez son buenos columnistas durante mucho tiempo. Incluso Bernard Levin, la gran excepción, habría sido mejor si hubiera contado con supervisión conyugal).

Y esto me lleva al punto siguiente y más importante. No usar nunca nuestro poder de columnistas con fines personales. Sin duda el policía de tráfico se equivocó al detenernos por conducir de forma imprudente, y su lenguaje era inexcusable. Pero los lectores no quieren saber nada de ello. Tampoco les interesan los motivos por los cuales el municipio nos negó permiso para una renovación, ni nuestra pasmosa experiencia con British Airways, ni la impúdica conducta del inspector en el tren  de las 4:50 de Paddington a Oxford, ni el modo exasperante en que John Lewis/Peter Jones colocó la nueva moqueta en nuestra sala.

¿Problemas para reparar la lavadora? Olvidémoslos, todos lo tienen. Supongo que vale la pena mencionar un atraco grave. Pero nadie quiere enterarse de los detalles, salvo la Policía Local, que no tiene más remedio. Nuestra experiencia con la niebla, nuestra demora en el aeropuerto, la historia de cómo el corredor de seguros, la compañía de gas, la cajera de Safeways o el agente de Hacienda nos estafaron, cobraron de más, maltrataron o insultaron, nada de ello –insisto- tiene la menor importancia. Lara eso están nuestros familiares, para escuchar nuestros problemas tal como nosotros escuchamos los suyos.

El lector no tiene  nada que ver. Recordemos que él no nos hace un favor. Nos paga para entretenerse. No quiere que le cuenten que las enfermeras del St. Mary, donde fuimos para un implante de cadera, son espléndidas y han cambiado nuestra opinión acerca del sistema de salud y demás.

Tampoco se deslumbrará si le contamos que fuimos al Palacio de Buckingham para recibir la Orden del Imperio Británico, y que la reina tiene un cutis hermoso y los aparcamientos están gestionados con eficiencia. Seamos maduros: a nadie le importa qiue el columnista sea una celebridad menor –quizá muy menor- salvo a él mismo. Así que no escribamos sobre nuestro perro (salvo un par de veces al año), nuestros hijos (una vez) o nuestra esposa (nunca).”

Hay algunas  excepciones, claro. Una de ellas es un redactor de El Mundo que se llama Pablo Romero. El 21 de junio de 1993, el comando Madrid hizo estallar un coche bomba al paso de una furgoneta militar en la que viajaban seis militares y un civil, que perecieron en el atentado.

Uno de ellos era el teniente coronel Juan Romero Álvarez. Uno de sus hijos, Pablo, que entonces tenía 14 años, veía veinte años después que la fecha de prescripción del asesinato de su padre se acercaba. Pidió el sumario del atentado, lo estudió minuciosamente y en el folio 825 encontró una declaración de un detenido en la que declara que a raíz de la detención de Pakito en 1992, la dirección de la organización terrorista pasó a ser ejercida por Iñaki Gracia Arregi. Allí tenía un dato que había pasado desapercibido para todo el mundo. Lo llevó al fiscal, que lo tomó en cuenta e interrumpió el plazo de la prescripción

Pablo escribió una doble página magnífica, que remataba con estas palabras:

“Quienes me conocen bien saben que odio escribir en primera persona en el periódico. Un periodista jamás debería ser parte de una historia, me enseñaron maestros a quienes admiro y quiero. Yo no soy importante, sólo un simple redactor de EL MUNDO que tiene el privilegio de poder vivir de esta profesión que amo, de ser testigo de lo que sucede y contarlo. Lo que pasa es que en ciertas ocasiones hay historias que tienen que ser contadas así, no hay otra manera. Creo que ésta es una de esas historias.”

Una columna es una pieza que habla sistemáticamente del autor, se distingue del artículo en que el columnista crea un vínculo con sus lectores, que acaban conociendo todos los rasgos de carácter del autor. Por eso me parece un gesto redundante firmar las columnas en cada párrafo conjugando los verbos en primera persona. En mi particular museíllo de los horrores tengo una columna publicada en un periódico del norte en la que el autor escribió 23 veces  la primera persona del pronombre personal yo, mi, me, conmigo en un texto de folio y medio.

Mientras preparaba esta intervención, hace 48 horas, he encontrado un ejemplo magnífico en las páginas de ABC. Recordáis que esa mañana nos enterábamos todos de que la familia real británica tenía un nuevo miembro y que era varón. En la página 68 venía el siguiente titular: “Así nació mi hijo en el ala pública del hospital St. Mary”. Subtítulo: “Nuestro corresponsal describe su propia experiencia al tener un bebé en el mismo centro.”

‘Mi nombre es Camba’, tituló Julio Camba su primer artículo en ABC, publicado el 8 de octubre de 1913. En general, es preferible abstenerse de esta clase de sobreactuaciones. Los lectores no las necesitan porque la firma del autor va inevitablemente junto a la columna. Además, parece evidente que la mayor parte de los columnistas no son Camba, ni se le parecen. No debemos despedirnos de los lectores para irnos de vacaciones, ni hace falta que a la vuelta les pasemos las diapositivas. No les importa.

Hablemos de las características que debe tener una columna. Una idea. No debería tener más, aunque tampoco menos. Una idea planteada, desarrollada y rematada es suficiente materia prima para una columna de extensión convencional, entre uno y dos folios.

Una columna debe ser una construcción que se presenta al lector de manera sencilla, no importa cuánto trabajo de elaboración intelectual lleve incorporado. Debe tener una extensión limitada. Soy un decidido partidario de que las columnas de opinión se ajusten al citado tamaño.

Esto debe ser así porque el hábito lector no es una tendencia en alza en la sociedad contemporánea. No se trata de hacer un debate moral sobre si esto está bien o no. Mucho menos en practicar la ingeniería social. La función de los periodistas  no es cambiar el mundo. Si acaso ya es bastante conformarse con explicarlo.

Una columna de entre 30 y 60 líneas es compatible con su lectura en la barra de un bar mientras se toma un café. Debe estar estructurada conforme a los tres tiempos que constituyen la forma canónica de toda representación desde Aristóteles: planteamiento, desarrollo y desenlace.

No necesita más, pero tampoco menos. No hay que confundir la idea que va a sustentar la columna con una iniciativa parlamentaria. Quiero decir que no necesita preámbulo, ni declaración de intenciones y tampoco explicación de voto. Todo tiene que estar implícito en el relato.

Muy a menudo es posible encontrar en los periódicos artículos de opinión en los que se ve remangarse al columnista, tomar aliento y hacer ejercicios de precalentamiento antes de entrar en materia. Es un ejercicio de narcisismo inadecuado.

Competimos por la atención del lector con adversarios muy variados. Supongamos a un lector potencial hojeando el periódico mientras desayuna sumariamente en cualquier cafetería: desde el televisor al vecino de al lado cuyo olor corporal nos agrede, el camarero que pregunta si el café lo quiere con leche fría o algún conocido que entra en el bar y le saluda, hay media docena de oportunidades para que el lector pase la hoja sin haber rematado la faena.

Por otra parte, los columnistas somos gente de una sola idea, en el mejor de los casos. No hay razón para que tratemos de explicar la génesis de la misma, cómo se nos ocurrió, ni en qué circunstancias. O sí, pero entonces sería otro género. Hay que ir directamente al grano, atrapar la atención del lector y no permitir que se relaje hasta que haya terminado la lectura. César González Ruano, un grande los años cincuenta, definió: “Una columna es como una morcilla. Lo más importante es que los extremos estén bien atados. Dentro puedes poner lo que quieras”.

Acerca de Santiago González

Periodista. Columnista de El Mundo. Ha publicado "Un mosaico vasco" (2001), "Palabra de vasco. La parla imprecisa del soberanismo" (2004), "Lágrimas socialdemócratas. El desparrame sentimental del zapaterismo" (2011) y "Artículos 1993 - 2008" (2012). Premio de Periodismo El Correo 2003.
Esta entrada fue publicada en .. Guarda el enlace permanente.

209 respuestas a Mal de Columna en La Rábida

  1. euskalmeteco dijo:

    El Senado: de Cementerio de Elefantes a la Cueva de Ali Baba.

  2. viejecita dijo:

    Pensaba que iba a ser un texto cortito. Tenía poco tiempo y un montón de cosas que hacer esta mañana. Pero no he podido dejarlo para más tarde. ¡A las gestiones, que les den !
    He disfrutado muchísimo con la lectura , y espero poder comprar este texto, junto con otros textos suyos, en forma de libro.
    ¡Muchas Gracias Don Santiago !

  3. Hiruk dijo:

    Cómo le cunde el tiempo Patrón. Buenos días a todos.

  4. LAYETANO dijo:

    ¿Entrada?, ¿Columna? ¡Pilar -y no Rahola precisamente-! Felicidades Patrón por la misma.

    Tangencialmente. Se menciona en la misma a Ernest Benach “El Oneroso”. ¿Lo recuerdan? Pues convendría, porque nos sale a todos nosotros por un capitalino. Cuatro pinceladas.

    Paso de barrendero en Reus -el insistía en que “personal de Parques y Jardines”-, a Presidente del Parlamento de Cataluña, al que llego con aquella estética tan de ERC de camisa negra en traje oscuro, de palmero de Peret, vaya.

    Lo recordarán también por aquel intento de que le instalasen en los coches oficiales (Reus-Barcelona y viceversa a diario más lo que se tercie), de unos pupitres ad-hoc para poder leer el “Sport” en condiciones.

    Llego el final de su cargo con el final del Tripartito, pero no la bicoca: salario similar al que cobraba durante un tiempo (hace unos meses leí en una entrevista que le hicieron algo así: he de comenzar a moverme porque esto se acaba. Se lo juro que es casi literal), y después leí que se “jubilaba”, con poco más de 50 años y una “pensión” de varios miles de euros, por encima de los 5000. Se conoce que “se movió”.

  5. candela dijo:

    Gracias por dejarnos disfrutar de la jornada. Magnífico texto. Espero que nos regale el resto.

    Buenos días.

  6. loco dijo:

    Dos puntos que me encantan del post de D. Santiago:

    “Hablemos de las características que debe tener una columna. Una idea. No debería tener más, aunque tampoco menos“.

    Paul Johnson, escritor socialdemocrata en su juventud, que se paso al lado oscuro, ya anticipaba algo y D. Santiago lo recuerda en la cita:
    “No quiere que le cuenten que las enfermeras del St. Mary, donde fuimos para un implante de cadera, son espléndidas y han cambiado nuestra opinión acerca del sistema de salud y demás”.

  7. andalindes dijo:

    Buenos días.
    Parece que el deporte le sienta bien al Patrón.
    Vuelvo a leer la entrada, hay cosas que se deben disfrutar muchas veces.
    Felicidades a todas las Anas, remeras o no,,,,,

  8. ¿Cómo consigue ser tan endiabladamente divertido, incluso en la teórica? Gracias y enhorabuena por el texto. El ingrediente básico de una escritura, periodística o literaria, estriba, creo, en su poder de sugestión, en su mecanismo interno para conseguir la complicidad del lector.
    saludos

    “¿Una historia del Bronx? Una historia de Carabanchel, primero” en
    http://elblogdejoseantoniodelpozo.blogspot.com/

  9. compas1967 dijo:

    Buenos dias. Me ha ocurrido lo mismo que a Dña. Viejecita, fue empezar y no poder parar. Brillante, sencillamente brillante. Ahora les dejo pues el deber me llama.

  10. LAYETANO dijo:

    Lieda tambien con más detenimiento. y un consejo: prueben a mojar churros en la entrada de hoy. El placer es doble.

  11. Muy buen discurso, Patrón. Admiro a Camba y González Ruano, de Camba tengo varios libros, comprados en librerías de viejo, de González Ruano le regalé a mi padre, tras buscarlo durante años, “Medio siglo se confiesa a medias”, fue el último libro que leyó.

    Su consejo sobre los adjetivos me parece de obligado cumplimiento, especialmente cuando se habla con clientes. A mi me gusta utilizar una recomendación de un curso de dirección de personas al que asistí hace muchos años, que es usar la descripción de lo que ha pasado, y de lo que se esperaba, para que la comparación resulte evidente. Eso facilita no tener que adjetivar el comportamiento, cosa peligrosa cuando se trata de personas que trabajan con uno o de la familia.

  12. yapoco dijo:

    Muy interesante la columna de hoy. Aunque no sé si será demasiado extensa para los aspirantes a periodistas ya curtidos en la Red.

  13. LAYETANO dijo:

    Ayer propuse algunas modificaciones en el título del cargo de Artur Mas, que fonéticamente apenas varía, pero lo retrataría mucho mejor:

    Depriment de la Generalitat, Molt Desagradable Sr. D. Artur Mas i Gabarró.

    Y esto que publican para provocar la salivación de secesionistas varios:
    http://m.e-noticies.es/politica/presidente-martir-77852.html
    sería lel discreto, normal y nada sorprendente final de tan nefasto personaje.

  14. arcu dijo:

    Clase magistral, maestro.

    Menos mal que el Patrón estaba de vacacines…

  15. Lehningen dijo:

    Hola a todos. No soy nuevo por aquí, aunque escribo tan esporádicamente que parece que sí. El caso es que la columna de hoy del Sr. González (no me atrevo a llamarlo “Patrón” por la familiaridad que denota el apelativo) es tan absolutamente ejemplar que quiero agradecerle la clase magistral que nos trae (aunque de forma contradictoria, puesto que debería habernos cobrado por ella: otras tres columnas como esta y empezará a plantearse la utilidad de las facultades de periodismo: ¿para qué pagar matrícula por algo que ya nos traen aquí gratis?)

  16. candela dijo:

    Confirmado: la entrada no es una columna, tiene más de una idea.
    —————
    Por favor, don LEHNINGEN, no haga eso. Que todavía falta texto y no quiero quedarme sin él.

  17. Lindo Gatito dijo:

    Qué gran entrada y qué pertinentes reflexiones, con sus oportunas citas cinéfilas (en una de ellas me siento citado in pectore; cosa del ego que lo tengo menguante, como la estupenda novela del increíble hombre que escribío el recientemente desaparecido Richard Matheson).

    Camba era un verdadero genio para poner muchas cosas descolocadas en su hornacina natural, tanto lo que enaltece a lo humano como lo que lo entontece. En el citado libro “La casa de Lúculo”, en el capítulo dedicado a los vegetarianos (que también son gente que le dedica tiempo a pensar sobre el pienso –© Fernando Savater–; quizás los que más) terminaba por advertirles de una manera a medias entre humorosa y severa, harto de tanta “escuela” dedicada al ajo, al limón, o a las propiedades de las ensaladas SIN vinagre: “Señores, la función del hígado consiste en segregar bilis. si segrega virtud, es que funciona mal”.

    En la versión de Billy Wilder de “Te front Page” (antes, la comentada de Howard Hawks. antes aún, la de Lewis Milestone) hay una secuencia magistral de cómo funcionaban (funcionan, habría que decir) algunos redactores, que siempre esperaban a que uno de ellos llamase por teléfono a su periódico para dictar las noticias del caso que estaban siguiendo, todos en la sala de prensa de una prisión. Era abrir el fuego uno de ellos y saltarse el relé de los demás, que a su vez llamaban a sus redacciones, sirviéndose de los datos del primero, versionándolos a su manera, añadiendo detalles inexistentes, enriqueciéndolo creativamente.

    En fin, que ha habido, hay y habrá columnistas a quienes los hechos les incordian cuando no se ahorman a sus criterios previos, fosilizados en su, digamos, pensamiento. No citaré nombres, pero se acervan mucho a su Santo Patrón, que no es San Francisco de Sales, sino el mitológico ladrón Procustes, ese que descoyuntaba a sus víctimas o las amputaba para que cupiesen en su lecho. Que quede claro que Santiago González no es uno de ellos y se esfuerza por no parecérseles ni de espaldas.

  18. El vendedor de crecepelo dijo:

    1.- Dicen que en la guerra la primera víctima es la verdad. En el accidente de Santiago la víctima ha sido la información. Malos tiempos para los medios. Y, por ende, para la ciudadanía libre, porque sin información rigurosa no hay democracia.
    2.- Mis columnistas de cabecera:
    – Ignacio Camacho, el mejor columnista de España, precisión del lenguaje al servicio de un análisis sensato e inteligente de la realidad.
    – Arturo Pérez Reverte, puede plagiar lo que le salga de los cojones, porque es lo primero que busco cuando recibo el XL Semanal: directo, malhablado, brusco, buena gente.
    – Elvira Lindo, menos ligera de lo que quiere aparentar.
    – Juan Manuel de Prada, conocimiento enciclopédico del idioma; si además no tratara de salvarnos en cada columna ya sería la hostia.
    – Luis Ventoso, Paco Robles, Carmen Rigalt, David Trueba, Rosa Montero, Santiago González, Alfredo Relaño…
    3. Ejemplo de columnista egocéntrico: Ignacio Ruiz Quintano (el tendido 7 del columnismo). Escribe para él y sus colegas, ajusta sus cuentas personales, le suda la pera (tengo la impresión) el lector, al que considera menos preparado que él y sobre el que tiene grandes dudas respecto de que pueda entender sus columnas.Ha creado una escuela (Hughes, Gistau, Bustos) que son como fotocopias. Todos tienen una característica en común: manejan bien el lenguaje y una cultura que pretenden elitista. Una especie de motoristas hitlerianos (Gistau menos) con ínfulas culturetas. Pero reconozco que busco sus artículos en el periódico.
    4.Insoportable: Alfonso Ussía, lo siento pero el coñón del reino, que nos cuenta lo que le huelen los pies a Desmond Tutu, no heredó la gracia de su abuelo. Se lo dijo Sabina.
    5. Como el patrón hablaba de blogs, les pongo un enlace del mío, que el columnismo de todo a cien también es hijo de Dios. http://elvendedordecrecepelo.blogspot.com.es/2013/07/normal-0-21-microsoftinternetexplorer4.html

  19. Andreu Villagibell dijo:

    LAYETANO dice:
    Viernes, 26 julio 2013 a las 11:02 am
    Ayer propuse algunas modificaciones en el título del cargo de Artur Mas, que fonéticamente apenas varía, pero lo retrataría mucho mejo
    ——————–
    Don Layetano, haga el favor de ceñirse al tema que nos trae Don Santiago, que por cierto tiene bastante enjundia, y no ejerza de pesado troll.

  20. luigi dijo:

    JJ Ibarretxe: Soy Lehenda.

  21. Andreu Villagibell dijo:

    El periodismo patrio, salvo raras excepciones, está entregado en cuerpo y alma a los partidos políticos de turno. A saber: CIU, PNB, PSOE, PP. Me imagino que el trajín de sobres, dádivas, entre periodistas y tesoreros de partidos debe ser espectacular. Tiempo ha deje dicho que sería oportuna una declaración de bienes antes de empezar la profesión periodística. La mayoría de profesionales están tan entregados y abiertos de piernas a la tarea que se les ha encomendado de correveidiles de los partidos que producen pena verlos por ahí. Esos artículos y comentarios siempre tan unidireccionales, tan sesgados, tan dispuestos a ver la aguja en el pajar del oponente y ,en cambio, tan ciegos a la hora de criticar quien les paga resultan bochornosos y darían para una obra de varios tomos de lo que no debería ser el periodismo.
    El periodismo patrio, salvo raras excepciones, es una mezcla de Sálvame de Luxe y El Corral de la Pacheca, o sea.

  22. Buena ristra de morcillas nos ha traído, envueltas en papel cibernético, D. Santiago.
    En este caso bien atados los extremos y muy sabroso el contenido.

  23. Felicidades a todas las personas que se llaman Ana, excepto a Marcos Ana.
    Felicidades a los Joaquines, excepto a Almunia.
    Felicidades a los abuelos, excepto al de Heidi.

  24. hdayala dijo:

    Queridos míos: Buenos días. Las anas y los … Joaquines se den por besados.
    Patrón, lo de hoy es un revienta ojos, así que lo iré leyendo a ratitos, y a ser posible en el ordenador. Ya nos lo podría poner en un vídeo que sería más ameno.

  25. Trampantojo dijo:

    Una columna: basa, fuste y capitel.
    Y de sección circular, que si no, es pilar… y su yo.

    Muy buena entrada, Patrón.

  26. Trampantojo dijo:

    Lo que contaba Carmen Rico Godoy me recordó una cabecera de la gran serie Lou Grant.
    Toda una columna redonda.

  27. Sheldon Cooper dijo:

    Don Andreu dígame que opina de los directores de periódicos que publicaron una editorial conjunta.

  28. candela dijo:

    Hablar de adjetivos y no mencionar a Pla es imposible. Recordaba una idea de Arcadi en su libro sobre Pla, sobre el particular uso de la secuencia de adjetivos, en el que uno -al final- rompe la progresión normal para desbaratar las presunciones líricas que iba adquiriendo la frase. Ese ritmo particular de la prosa de Pla.
    Bueno, decía que recordaba la idea, pero temía que el recuerdo me jugara una mala pasada, así que me he ido al original (trabajo de búsqueda horroroso, tengo que ser más ordenada) y me he encontrado con ¡Camba!

    El vínculo en el estilo de Camba con Pla “a partir de un rasgo muy común a ambos”
    “El intento de confrontar la trascendencia y las ideas sublimes con la vulgaridad de la existencia ordinaria” “Sucede Cuando Pla compara el desfloramiento de los almendros con el vacío fundamental que sintió una vez en Cerdeña cuando le robaron la cartera. O cuando Camba relaciona la moral francesa con las perdices, ambas inevitablemente faisandées

    Les recomiendo el libro y no sigo el copia y pega por temor a ser fusilada por Arcadi-derechos de autor.

  29. Sheldon Cooper dijo:

    Perdón, quise decir “un editorial”.

  30. candela dijo:

    Glups, qué poco cortés.

    Felicidades con un día de retraso a don HDAYALA. Felicidades a las Anas y Joaquines.
    —————–
    Y, un abrazo enorme a los remeros alcanzados por el rayo de Santiago.

  31. Andreu Villagibell dijo:

    Don Sheldon, esto de la editorial conjunta no me llama especialmente la atención. No creo que conllevase ninguna gratificación. En un momento dado, en todas las naciones del mundo, aparece alguna editorial conjunta: sea el caso de una guerra, una catástrofe, un 11M, un 23F, una defensa de la Constitución, una defensa de un Estatuto, etc, etc.

  32. candela dijo:

    Es un hecho que los solterones rara vez son buenos columnistas durante mucho tiempo

    Ja, ja, ja.
    Un periodista, gente de malvivir como el cine nos enseña ¡recomendando el vínculo conyugal!

  33. LAYETANO dijo:

    D. Andreu: Pase que se dedique Ud. a soltar su melopea en supuestas horas de trabajo desde alguna Conselleria. Probablemente incluso esa sea su función, pero lo de ir de guardián de los usos y costumbres, se lo va a reservar Ud. para sus mas inconfesables sueños húmedos. Y eso sí que es una orden.

    Y lo de supuestos tan frecuentes “editoriales conjuntos”, es patético que pretenda Ud. buscar inexistentes equivalentes. El “editorial conjunto” es una exclusiva especialidad catalana, y sólo se da “en Defensa de la Mamandurria”, y Ud. en su modesto caso es lo mismo pero probablemente mucho más barato.

    Así que corra. Por hoy ya ha cumplido. Imprima sus mensajes y corra a Pagaduria, que sí no hoy se queda sin cobrar.

  34. hdayala dijo:

    Gracias mil, candela.
    Lo cortes es molestarse en escribirme para hacerlo, aunque sea al dia siguiente.
    Me doy por felicitado.

  35. Omar Jayyam dijo:

    Don Layetano, lo de Benach, una tontería al lado de la jubilación de Carod Rovira, contratado en un hospital. No se alarmen que no ejerce de Galeno, sino de lingüista. Otra cosa es que uds. se pregunten, como yo, que carajo pinta un lingüista en un hospital. Y con el sueldo que le intuyo.

  36. candela dijo:

    La pregunta es ¿qué es más letal, el narcisismo o la incultura general?

  37. Omar Jayyam dijo:

    Un maestro de periodistas, de estilo irónico como Pla y Camba, muy poco conocido por estos lares es H.L. Mencken, cuyas sentencias y aforismos son una delicia.

  38. Remeros, Remeras: hora de desembarcar para mi solaz vacacional de estío.
    Espero descansarlo fenomenal, comme il faut. Seeya, chusma 😉

  39. Omar Jayyam dijo:

    All successful newspapers are ceaselessly querulous and bellicose. They never defend anyone or anything if they can help it; if the job is forced on them, they tackle it by denouncing someone or something else.
    H. L. Mencken

  40. Set Point dijo:

    Buenas tardes.

    A propósito de adjetivos, aguien que lo supo por ciencia propia me lo contó: Durante la II República, Pla hizo durante un tiempo de cronista parlamentario para La Veu de Catalunya. Tenía una relación muy buena con Cambó, al que solía ver a menudo para discutir sobre la situación. Cambó sabía que Pla andaba económicamente a la última pregunta, y de vez en cuando, si Pla sacaba la cuestión de lo cara que estaba la vida, le “prestaba” ciertas cantidades para que fuese tirando. El secretario de Cambó era un hombre metódico y hormiguita que se llamaba Narcís de Carreras (que con el tiempo fue presidente del Barça y de La Caixa), y hacía firmar a Pla un recibí por cada cantidad que le daba. Uno de esos recibos decía: “He recibido de D. Francesc Cambó la módica cantidad de 100 pesetas”.

    Eso es dominar los adjetivos.

  41. Omar Jayyam dijo:

    Doña Candela: compare ese “confrontar lo sublime con lo mundano” de Pla y Camba con esta menckeniana:

    It is impossible to imagine Goethe or Beethoven being good at billiards or golf.
    H. L. Mencken

  42. albatros dijo:

    Flop, flop, flop…
    Don Patrón.

    Plas, plas, plas, Doña Candela.
    Arcadi y Camba.
    ¡Caramba!

  43. Omar Jayyam dijo:

    Don Andreu confunde publicar manifiestos o artícilos conjuntos con editoriales conjuntos. No. No es lo mismo. De ningún modo.

  44. Omar Jayyam dijo:

    Si tenemos en cuenta que el Estatut fue aprobado por apenas un 30% del censo, ese editorial totalizan, hablando de “la dignidad de Catalunya” , estaba fuera de lugar. A la mayoría de los catalanes la dignidad de Catalunya se la trajo al pairo cuando se trató de votar el estatuto de marras, que era un texto malo, estúpido y farragoso qu cualquiera podía ver que era inconstitucional. Sólo la inveterada irrealidad de la clase político-mediática, que se ha acostumbrado a vivir en catalunya en Miniatura, un país donde todo es mentira empezando por el mapa del tiempo, permite que alguien se pueda sorprender del resultado.

  45. Penalty y Expulsión dijo:

    ¡Vaya peñazo! Y dice estar de .vacaciones.

    (ilustrativo de lo nuestro sí que es, pero tengo media terraza sin fregar por su culpa)

  46. Set Point dijo:

    Error, error. Lo que decía el recibo en mi post de la 1:37 pm era 100 pesetas. Error. Debí decir 500 pesetas. Como me lo contaron lo cuento.

    Es que la entrada del Patrón me ha dado un escrúpulo, por aquello de que los datos son sagrados.

  47. loco dijo:

    Lucia Etxebarria, esta noche, en Salvame de luxor

  48. Sheldon Cooper dijo:

    Cuando vuelvo de comer (esto es sagrado y ni por D. Santiago me lo salto) veo que D. Layetano y D. Omar le han puesto las cosas claras a la respuesta de D. Andreu. Por cierto yo le respeto su nombre en catalán, cosa que no hizo el Ayuntamiento de Reus conmigo que me catalanizó el nombre en los recibos de I.B.I., agua, etc. y tuve que ir a protestar para que me restituyeran mi nombre, lo curioso es que me hicieron enseñar el D.N.I. para cambiarlo pero para catalanizarlo lo hicieron por su cuenta sin pedirme permiso no opinión. Esto debe ser una muestra de lo que nos harán si consiguen la independencia a los que aunque hayamos nacido en Cataluña no seamos de su cuerda.

    Por cierto yo conocí a Benach antes de ser presidente del Parlament y el cambio es espectacular.

  49. repanocha dijo:

    Cognes, lección magistral y yo con estos pelos.
    Voy a leérmelo otro par de veces antes de atreverme a opinar.

  50. albatros dijo:

    Mal de columna. Rábida. Título.

    Columna. Una idea. Presentación sencilla. Basa, capitel y fuste. Morcilla.

    Rábida. Columna. Rabadilla (¿coxis o cóccis?). Sacro ¿promontorio o defensa?
    Rábida. Ribat. Rábita. Almurabit. Morabito. Almorávide. Almogávar. Roger de Flor. La Gran Compañia. La Venganza. Aragón. El Pilar. Fortaleza, oración. Raíces. Surcos. Vida.

    Columna. Sustento, Opinión. Forma.

  51. jachuspa dijo:

    Hombre D. Set Point, Los problemas económicos de Pla los conocía bien Cambó. Además de los pagos en numerario, Pla fue invitado a escribir una biografía de Cambó. El resultado fue bueno, aunque ni de lejos lo fue tanto como la que escribió Jesús Pabón; y eso que ambos bebieron de las mismas fuentes. La diferencia estriba en que la primera fue un encargo de Cambó a Pla con el objetivo de edulcorar la actuación del primero durante la Dictadura de Primo de Rivera y devino en una apología. Además, capítulo por capítulo fueron discutidos y redactados por el biografiado y Pla.
    La obra de Pabón fue un encargo de la familia, una vez muerto Cambó, y escrita durante el franquismo de los años 50, franquismo al que apoyó, con todas sus energías, Cambó durante la Guerra Civil.
    Es significativo que en la obra de Pla, Cambó quisiera hacerse perdonar su pasado progresista y en la de Pabón se tratara de justificar tanto el régimen liberal de la Restauración como el catalanismo moderado que Cambó tan bien representaba.

    Verá D. Santiago: hoy leyendo su entrada se me han acabado las tostadas con mantequilla y, además, he sacado a pasear al perro tarde. Yo tengo una reputación que mantener y se me ha dicho en la calle que me he dormido. Haga Vd. El favor.

  52. viejecita dijo:

    Querido Don Lindo 11’37
    He estado esperando a ver si alguien que escribiera y razonara mejor que yo, le echaba un rapapolvo, pero como por ahora nadie se ha atrevido a hacerlo, pues se lo digo yo:

    ¿ Que es eso de su ego menguante ? ¿ Cuando todo el mundo estamos esperando sus entradas como al agua de mayo ? ¿ Cuando le pedimos una y otra vez que publique nuevos libros, y que nos cuente más cosas de los Girondinos, y de los de La Montaña, y que nos destripe y nos recomiende películas ? ( Por cierto; he conseguido por fin “Dans la Maison” y “Quartett”, que usted nos recomendó el año pasado, y me han encantado )

    Supongo que será una coquetería, como cuando D. Luigi , que es un genio cuando es breve, y mayor aún cuando lo es menos , da “humildemente” las gracias por los ¡ bravos ! de sus admiradores.
    ¡No hay derecho !
    La humildad es una virtud tremendamente sobrevalorada. Es mucho más importante aceptar la verdad, tal y como es. Y tendrían todos que aprender de Don Andoni, que da las gracias por los merecidísimos elogios a sus escritos…

    ¡ Pues eso !

  53. repanocha dijo:

    Entre leida y releida, quiero solidarizarme con la Sra. de BillyBod. Desconozco la relevancia que la actuación del maquinista haya podido tener en el accidente, espero que las investigaciones lo aclaren.
    Por su insistencia en señalar el dato, tengo la sensación que algunos medios toman lo que podría ser sólo una broma estúpida en Facebook como la demostración de una tendencia patológica a la velocidad inmoderada en cualquier circunstancia, ergo maquinista culpable. Yo no lo veo tan claro.

  54. Sheldon Cooper dijo:

    Sobre el accidente del Alvia, habría que considerar una evidencia: seguridad absoluta = coste infinito.

  55. viejecita dijo:

    Acaba de mandarme un SMS Don Cándido
    Que está desde el martes sin parar de viajes, idas y vueltas recogidas en el aeropuerto, mudanza, papeleos, burrocracias, y que está sin ordenador, pero que está bien,aunque agotado y j….., y que espera tener de nuevo conexión para el lunes o martes.
    Y que manda un abrazo a todo el mundo…

  56. Morroplastio dijo:

    “Luego pondré un ejemplo muy elocuente de esto: la deconstrucción de una pieza firmada por una de las grandes estrellas del periodismo español desde hace décadas.”

    Cachis, deseaba fervientemente saber quién es ese ilustre periodista, última víctima del boli azul. Supongo que mañana – o cuando guste – habrá segunda parte, ¿no?
    Rumiando (y fumando) espero.

  57. luigi dijo:

    Literatos y Columnas: Ego te absorbo.

  58. Feroz dijo:

    Buenas tardes.

    Patrón, tengo que hacer una pequeña salvedad a su texto:

    “Supongamos a un lector potencial hojeando el periódico mientras desayuna sumariamente en cualquier cafetería: desde el televisor al vecino de al lado que no para de fumar…”

    Afortunadamente no dejan fumar en las cafeterías, así que el ejemplo está mal puesto. Ya siento.

  59. Feroz dijo:

    Las negrillas eran sólo para el texto de D. Santiago.

  60. albatros dijo:

    Abundando en su herida hecha (sic), don Feroz:
    pero lo que de verdad me gusta para empezar el día es extender el periódico de papel sobre la mesa del desayuno, junto al umo de naranja y el café,

  61. Feroz dijo:

    D. Albatros le invito a un gin-tonic en la cantina, porque nos veo en las mazmorras si seguimos en este plan.

    Por cierto, ahora ya que hablamos de errores o erratas, le cuento que en una novelilla que he terminado hace poco, uno de los personajes iba al huerto a recoger patatas. Esto no tendría nada de particular, si no fuera porque la acción transcurría en la Edad Media. Supongo que anécdotas de esas tendrá usted unas cuantas.

  62. carmenquiros dijo:

    Veo que, sin prisa; pero sin pausa, con un trabajo subrepticio, va impartiendo lecciones para que aprendamos el oficio y mejoremos la calidad de nuestros textos. La mención al Huffinton Post le ha delatado. Siga, siga…

    Fuera de bromas, me ha encantado.

    Señoras y señores remeros, buenas tardes.

  63. Feroz dijo:

    A mi si me gusta este paisano del Patrón:

    Ignacio Ruiz Quintano
    Abc

    Los factores preponderantes del desorden social actual son la “inquietud intelectual” del tonto y el “deseo de superación” del cuco.

    Ahí quedó el aviso a navegantes de Gómez Dávila.

    Descarrila un tren (el tren está pasando siempre delante de nosotros) lleno de muertos (“¡descarrilé, qué le voy a hacer, somos humanos!”) y, mientras la gente normal corre a hacer cola para dar sangre, la gente importante se sienta a hacer sus cavilaciones.

    Toda la historia de la vida de un hombre, cuco o tonto, está en su actitud.

    –Otra vez se nos muere el pueblo en trenes –tuitea un friki con nómina de profesor de la Complutense–. Ojalá no haya culpables, no sean los recortes. Fuerza.

    –Si el accidente hubiera ocurrido en EEUU muchos heridos no tendrían una buena atención –tuitea otro friki no menos progresista e igualmente con nómina de profesor de la Complutense.

    Son la inquietud intelectual y el deseo de superación de nuestro mundo universitario.

    Puede que peor estuvieran en Francia, donde la feminista Irigaray denunció por machista la EMC2 de Einstein.

    Velocidad, puntualidad… ¡Tiempo!

    –Yo sé lo mágico de esperar un tren en Galicia –dice Ónega, el viejo radiofonista.

    –Soy un técnico superior y sé lo que digo –dice un lector para sostener su teoría de la curva.

    De la trascendencia de la formación (técnica e ideológica) da fe una aportación del periódico global: en la curva de la muerte, el tren “usa la vía que se construyó durante el franquismo”, y así se hace “para evitar expropiaciones” más caras.

    Al final, de la noche terrible permanece la impresión de un guardia anónimo: “No puedo contener mis lágrimas cuando estoy sacando cadáveres y les están sonando sus teléfonos móviles.”

    Una vez vi morir a un hombre en su trabajo, fulminado por un infarto junto al reloj de fichar. En las horas que tardó el juez en llegar, su móvil no paró de sonar. Era su novia.

    La muerte moderna no se certifica hasta que el móvil deja de vibrar.

  64. yapoco dijo:

    D. Feroz y D. Albatros, otro giro de tuerca: ¿y si estamos ante un caso de corta y pega de un trabajo hecho por SG en otros tiempos, cuando sí se fumaba?

  65. Descubrí las columnas de Art Buchwald en el vuelo Valencia-Sevilla. Daban el IHT pues el avión venía de París y les sobraban ejemplares. Escribió algunas de las mejores columnas que yo he leído jamás. He buscado para traérsela a Vds. una sobre la limusina del presidente y el peligro de montar a los nietos teniendo el botón rojo a mano que era desternillante. Para los que entiendan inglés. Las ultimas riéndose de su enfermedad fueron famosas,

  66. Feroz dijo:

    D. Yapoco, eso que dice usted es posible porque el texto es muy largo, y el Patrón puede haber puesto alguna cosa que escribiera en un artículo anterior. Pero eso es algo que solo sabe él y nosotros hacemos conjeturas.

    Cambiando de tema. Los socialistas son partidarios de la España plural y lo demuestran con esta sardana andaluza.

  67. Set Point dijo:

    D. Feroz y D. Albatros: ya que les veo un poco en plan maestro Ciruela, les sugiero que se fijen en el latín de la entrada (“in dubio pro rex”). Debería decir “in dubio pro rege”, puesto que la preposición pro rige ablativo. Toma pedantería.
    Se lo digo porque yo no me atrevo: la venganza del Patrón podría ser antológica, y uno es más bien cobardica…

  68. Feroz dijo:

    Oigan, cada palo que aguante su vela. Yo he sido el primero y después D. Albatros, pero los que han venido detrás no tienen por qué irnos poniendo delante como parapeto.

  69. Set Point dijo:

    Bueno, pues entonces diré que esta entrada es espléndida, y su desarrollo da casi para un trimestre en una Facultad de periodismo.

    Ya les he dicho que soy cobardica. Pero las dos cosas que he dicho (la mala y la buena) son completamente verdad.

  70. repanocha dijo:

    Releida la entrada, D. Feroz, D. Albatros háganme sitio, que voy pa la neverra (o pa la mazmorra, según el humor del Patrón).
    Y digo yo ¿no es posible que haya varias clases de columnistas? Buenos y malos, veraces y “creativos”, rigurosos y coloristas.
    Yo no entiendo mucho de nada, a pero mi me gustan mucho Victoria Prego y Casimiro García Abadillo, tengo la impresión de que saben de lo que escriben y escriben lo justo, pero disfruto con Alvite, con Gistau y con Ussía, aunque cuente anécdotas y escriba sobre su señora.

  71. Andoni dijo:

    ¡Que susto!
    He leído el título de la entrada; Mal de columna en la Rabadilla, y me he dicho.: Yo comencé con lo mismo y aquí me veo postrado, con una cadera nueva y con más dolores que un Viernes Santo; y como está implícita en mí esta bonhomía que me caracteriza he estado a punto de apiadarme del Patrón. Tras caer en la cuenta de mi error al entender la frase inicial, cosa extraña por cierto, he procedido a la lectura del Pregón que D. Santiago pronunció en su nombramiento como Periodista Ateus Causa del Monasterio de Nª Señora de la Rábida… Jodó lo que sabe el gachó… y lo poco que presume de ello. Siendo de Bilbao solo me queda añadir: ¡¡¡¡¡¡¡chapelazo.!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  72. Andoni dijo:

    Dórica, Jónica y Santiaguera.

  73. repanocha dijo:

    Gracias D. Set Point, 7,43 con ese “rige ablativo” me acaba usted de quitar 40 años de encima.

  74. Set Point dijo:

    Repanocha, a mí lo que más me gustaba era lo de las clases de Mates, que cuando había una cantidad muy, muy pequeña, el profesor decía que “se desprecia”. Yo me imaginaba al profe escupiendo a aquel decimal tan birrioso.

  75. albatros dijo:

    don Feroz, tiene razón, hace un gintoni o un ron o lo que se tercie. Y no crea, que lo mío es más de técnica y no se dan con tanta profusión los anacronismos.
    don Yapoco, usted es cruel y la venganza la sirven frigidaire. Le salvará que la magnanimidad es virtud de príncipes.
    don Set Point, cuanta razón tiene al señalar inmisericorde al ciruelo, y efectivamente en este caso “pro” rige ablativo. Otra cosa es cuando exclamamos oportunamente: pro deum hominumque fidem! (¡que los dioses y los hombre me asistan!), como interjección. Pero no me haga subir a las alturas que me mareo, aunque lo malo no eso, que yo me conozco, sino que los demás se llevan una idea equivocada de mi nulidad.

  76. luigi dijo:

    Columnas: El Pequeño Teatro del Mundo.

  77. El vendedor de crecepelo dijo:

    Se me olvidó entre mis columnistas preferidos el gran Alvite

  78. albatros dijo:

    Bienvenida a la neverra, d. Repanocha. ¿Así que le hace tilín lo de “rige ablativo…”? Pues no vea como se ponen algunos cuando oyen o leen los egregios apellidos Valentí Fiol.

    Y sí, la entrada es para masticarla cual hoja de coca (cosa que nunca he hecho pero quedaba bien).

  79. albatros dijo:

    El luigimóvil será un híbrido entre el papamóvil y el batimóvil.

  80. repanocha dijo:

    A mi lo que me divertía era el latín, D. Set Point; era como resolver acertijos, como intentar encajar las piezas de un rompecabezas.
    Aunque forzoso es reconocer que lo que verdaderamente ha progresado es la aritmética, sobre todo la parte aquélla de “me llevo…”

  81. Set Point dijo:

    D. Albatros, a mí me enseñaron que pro rige siempre ablativo, y que las únicas preposiciones que pueden regir ablativo o acusativo son cuatro: in, sub, subter y super. Pero eso era en el colegio y hace mucho tiempo. No lo digo porque haya cambiado, que el latín ya era entonces una lengua muerta y sigue igual, sino porque yo no me acuerde bien.

  82. repanocha dijo:

    Si, D. Albatros, aún recuerdo de carrerilla: Nominativo, Vocativo, Acusativo, Genitivo, Dativo y Ablativo.
    Prepárenme un ronsito, que me estoy poniendo ñoña.

  83. Set Point dijo:

    Oiga, Dª Repanocha, eso de “me llevo” no es tan antiguo. Sin ir más lejos, ahora mismo están entrando en la cárcel unos cuantos que lo practicaban.

  84. Set Point dijo:

    Que lo pasen ustedes muy bien. Les parecerá un poco raro, pero me tengo que ir a trabajar.

  85. repanocha dijo:

    Lástima que tenga que marchar, D. Set Point, estaba dispuesta a batirme en duelo con usted defendiendo que el acusativo sólo admite “a” o ninguna preposición.

  86. luigi dijo:

    Happy Birthday, Mick: The Rolling Setentones.

  87. Siguiendo con recuerdos del bachillerato decirles que mis sabios compañeros me llamaban “epsilon” dada mi corta estatura. La cosa no venía de estudiar griego, nosotros eramos de ciencias, el profesor de matemáticas solía soltar aquello de “tomando un epsilon suficientemente pequeño” cuando resolvíamos Límites.

  88. Rorschach dijo:

    “De Camba (periodismo de calidad) al Huffington Post (periodismo de caridad)”

    Grande, patrón.

  89. Rorschach dijo:

    Los titulares del Izvestia son una categoría en sí mismos: Adif echa toda la culpa del siniestro al maquinista.

    No deja ni una poquita para el PP, les ha faltado añadir.

  90. Belosticalle dijo:

    El Manifiesto Columnista

  91. albatros dijo:

    Creo que le enseñaron bien, don Set, y que su memoria es magnífica. Cuando se trata de una interjección, además de acusativo puede regir vocativo, como en la invocación “Pro dii immortales” que recogen Cicerón y Plauto. Ya me gustaría haber guardado una ínfima parte del saber latino que atesoré en la primera juventud. Habría disfrutado como un minibelosti cualquiera.

    Doña Repa, ¿lo quiere con su racioncita de azúcar y canela?

  92. hdayala dijo:

    Buenas noches.
    Como alguno ha escrito sobre sus ‘columnistas’ favoritos, les doy mi lista.
    Abc: no a quintano, miralles, si a herrera, carrascal, ignacio camacho, burgos (aunque a veces se pone localista), psss a curri, martin ferrand o prada.
    Pais: para mi solo se salva elvira lindo y poco mas. No puedo con aizpeolea, almudena grandes y maruja torres (que ya no esta)
    Gaceta: me encanta fuster cuando se inventa historias, los comentarios sobre la prensa de carlos esteban y javier quero, aunque han perdido frescura (o la novedad).
    Mundo: pedro j me encantaba en sus dominicales, pero ahora se ha vuelto un soberbio. Muller y prego, muy buenos. Casimiro se gusta a si mismo.
    Razon: me gusta mucho maria jose navarro, ussia … Reconozco la maestria de alvite, pero me deprime. Flojo resultan otros como ferrari, cristina lopez o zaragueta.
    Ala, ahí le han dado.

  93. albatros dijo:

    Ayer don Loco trajo una fotografía del accidente de Santiago en la que podían verse unos cadáveres tendidos en las vías al lado de los vagones destrozados. La escena está fotografiada desde lejos pero aún así se aprecian detalles como la posición de sus miembros, la ropa… La pertinencia de publicar ese tipo de fotos en los medios de comunicación es un debate antiguo en el que hay que atender a múltiples puntos de vista: la profesionalidad y moralidad del fotógrafo, la ética y razón de ser de los medios, la sensibilidad y el dolor de las víctimas…

    Hay opiniones y razones distintas para sostener diferentes formas de ver el mundo, y sin embargo hay un vínculo común entre todas ellas, un denominador que la mayoría reconocemos como común y básico, y que es el del respeto al dolor de quien ha sufrido tanto menoscabo.

    A ver si consigo ordenar mejor “la idea” y la expongo este fin de semana.

  94. Hay una columnista en La Razón, que ademas de los que han citado Vds. me ha gustado desde la primera vez que la leí, se trata de Mª José Navarro, se ríe de si misma. y habla de cosas del común.

    En EEUU hay un columnista que escribía en el Miami Herald, Dave Barry, tiene algunos libros y en la red han resultado virales algunos de sus diálogos, como el de la pareja en que ella habla de su relación mientras él piensa en el arreglo de la transmisión, o el del relato del huracán Edwards, o el de las diferencias de comportamiento entre su perro y su perra que el lleva a comparar con los humanos y señalar los muchos paralelismos, cosa chocante pero cierta. Para los que gusten.

  95. Se me olvidaba, forman un mundo aparte, pero escriben columnas en un par de recuadros. Son los dibujantes. ¿Quién no se acuerda de El Perich, o de Mingote?

  96. Buenos días a todos, hoy se cumplen 19 años del asesinato de José Manuel Olarte.
    In memoriam

  97. Amanece día gris en la sierra de Queixa, escasea la internet y tengo un día de faena por delante, les leeré por la noche, aún tengo pendiente la lección magistral del Sr. Patrón.

  98. churruca dijo:

    Buenos días a todos.

    Espléndida entrada, patrón. Una lección verdaderamente magistral.

    Hay algo aparte de la idea que dice, y yo con usted, que es fundamental que haya en la base de toda columna que se precie, que personalmente considero importante: que de algún modo me sorprendan. No hay nada que me resulte menos estimulante que abrir el periódico, ya sea en papel o en la web, y ver columnas de gente a la que ya me sé de memoria; de la que de antemano sé qué van a opinar sobre casi cualquier cosa y cómo la van a argumentar. Y no se trata de que pida yo a nadie que no tenga sus afinidades más o menos declaradas, que todos las tenemos y los señores columnistas también son de Dios ¡Pero qué menos que un poco de originalidad, en vez de tanta ramplonería argumentativa!

    Ver casi a diario columnas de –supuesta- opinión de sus autores, convertidas en una versión más o menos pasada a limpio del “argumentario” –espantoso palabro que hace justicia al concepto que encierra- de un determinado partido político, es descorazonador.

  99. Pussy Cat dijo:

    Buenos días. Admirada estoy por la calidad de esta entrada, que merece mucho más de una lectura, pues casi en cada línea hay algo en lo que reflexionar. Como dijeron ayer, más de un trimestre de la escuela de periodismo concentrado.Añado que un curso superior, por lo menos.
    Algunos remeros han dado sus preferencias en columnistas, coincidiendo en los que a veces suelo enlazar, me alegro.
    Paso a lo que he encontrado por la red hoy:
    Gregorio Morán se despide de la temporada con esta cuarta entrega de Libros imposibles. No se lo pierdan, además recomienda la película “La mejor oferta”, lo mejor que hay hoy en las pantallas.
    Ojo, no es tan largo como parece, pues está repetido. Los becarios, ya saben.

    Libros imposibles (y 4). ’1913′

  100. Pussy Cat dijo:

    Hoy trae Euskadi, información global un interesante artículo sobre el asunto lingüístico en España:
    Mentiras sobre la política lingüística en Cataluña

  101. Pussy Cat dijo:

    Ignacio Camacho, el columnista preferido de ustedes, habla hoy de la desgraciada actualidad;
    El pájaro herido

  102. Pussy Cat dijo:

    Gistau, nos sorprende con una semblanza de una de las numerosas víctimas del último accidente:
    Van Palomaain

  103. viejecita dijo:

    D. Andoni 8’10 de anoche
    Me he reído con ganas con lo de su ” Mal de columna en la Rabadilla,”.
    Espero que ya no siga usted todavía con “ más dolores que un Viernes Santo “, y que pronto nos diga que ya ha llegado al Sábado de Gloria …
    ¡ Bravo, Gracias, y Un Abrazo !

  104. Pussy Cat dijo:

    Ussía, otro de los citados por ustedes como columnista preferido, aunque un poco como con vergüencita, nos escribe hoy en su línea sobre historias de trenes. Me ha parecido espléndido:
    Trenes

  105. Pussy Cat dijo:

    Bien por Irene Lozano en el tema del día:
    El velocímetro periodístico

  106. Pussy Cat dijo:

    Maneiro, pidiendo explicaciones sobre un presunto pucherazo del tamaño de una olla para hervir misioneros promovido por Bildu, Presunto ¿eh?, presunto:
    UPyD pedirá la comparecencia de Cristina Uriarte para que puedan aclararse “las sospechas de fraude” en la elección de la dirección de San Sebastián 2016

  107. Pussy Cat dijo:

    Ya han actualizado, y muy bien, la pag de la Fundación para la Libertad:
    NOTICIAS
    OPINIÓN

  108. Rorschach dijo:

    Buscaba Rubalcaba su Nixon en Rajoy y lo ha encontrado en Griñán. Quería una dimisión. Ya la tiene. En su propia casa. Porque además de ser el presidente de Andalucía acusado por el interventor de estar incurriendo en el mayor caso de corrupción de la historia de España, Griñán es presidente del PSOE. Qué inoportunidad, ahora que habían salido de caza… Tanta excitación y desmemoria les pierde.

    Agustín de Grado, disfrutando de la coyuntura.

  109. Feroz dijo:

    D. Rorschach, no estoy tan seguro de que Fredo esté triste por la espantá de Griñan, porque fue uno de los que apoyaron a Karmachacón, y estoy seguro de que no le va a poner las cosas fáciles a la niñata que se va a quedar con su silla, en Sevilla.

  110. Rorschach dijo:

    Fredo tiene un grave problema en Andalucía, d. Feroz. Lo que dure la “niñata” en la silla depende únicamente del “sentido de estado” de ese portento intelectual que se apellida Valderas, así que figúrese usted el panorama. El currículo de la sucesora tampoco es que llame mucho al optimismo. Llamo su atención sobre este pellizquito de monja venenosa que le dedica nuestro patrón: “Es la savia nueva. Algún día no lejano se cumplirá en sentido estricto lo que Leguina enunció como metáfora: «Entre todos los dirigentes de mi partido no suman seis meses de cotización a la Seguridad Social».”

  111. Pussy Cat dijo:

    ¡¡¡ATENCIÓN, ATENCIOOOOOÓN!!!
    BELOSTICALLE, abandonando la tradicional galbana veraniega, sigue la saga ignaciana:

    EL ALUMNADO EN SU SOMBRA, (2)

  112. hdayala dijo:

    Buenos dias a todos.
    Que gustito de fresquito; una tregua al torrao juliol.
    Dice el patron en su columna mundana: ‘Díaz es joven y es mujer y ésas son dos cualidades
    que garantizan el futuro de Andalucía’; ya le digo que faltan cualidades al primer navegante.
    Obediencia, sectarismo, carnet en la boca desde la infancia, experiencia exclusiva de partido o falta de escrupulos. Una joya.

  113. luigi dijo:

    Presscoliosis: desviación, de su justa medida, de una columna de prensa.

  114. Penalty y Expulsión dijo:

    Sin leerles ni nada, que no puedo, y antes de ir a por más lejía, en el desorden de cosas:

    Bolinaga: ocho meses más sesenta y nueve días fuera de la cárcel.
    Videla: menos setenta y dos días duera de la cárcel.

    Siguiendo con el desorden: Así es el mundo, Facundo.

    (y me voy)

  115. Feroz dijo:

    Le dedico a esta captura a D. Navarth, para que vea cómo se las gastan en países donde no hay “Sansalonis”: Miren el párrafo final.

    A lo mejor es porque el emigrante obeso es blanco; entonces no digo nada.

  116. Nada de venganza, querido Set POint. Gracias por su corrección.En el making of de la frase, me limité a hacer una variante del in dubio pro reo en plan luigi. Debí pensar que en latín se declina. También tiene razón Feroz en que en los bares ya no se fuma. Fue mi momento Lippman, envolviendo el pescado con una hoja de periódico. (En realidad quería escribir el culo de la camarera y me corté).

  117. Feroz dijo:

    Como Dª Pussy no lo ha puesto, traigo a uno de mis columnistas favoritos desde que estaba en el Pravda: Rajoy en Leipzig.

    Mientras Rajoy siga dejándose llevar por los Arriola boys, no levantará cabeza. Lo que tiene que hacer es contraatacar, y dejar con el culo al aire a los mequetrefes de la izquierda que solo sirven para montar algaradas callejeras.

  118. candela dijo:

    Qué desordenado es el verano.
    Buenos días.

  119. candela dijo:

    El PSOE pide que el caso ERE se eleve ya al Supremo. EM.
    Vamos, que yo no sospechaba nada malo del Supremo, ejem, pero esto me da que pensar.

  120. candela dijo:

    Este es un país muy emocional. De ahí sale lo bueno y lo peor. Pero la emoción no es fuente de conocimiento .

    Inauguro tableta y ando huérfana de signos ortográficos. ¿ande están

  121. Pussy Cat dijo:

    De regreso de la Brecha, maravillosos tomates y excelsos hongos de la tierra a precios más que razonables. Algo tiene que tener de bueno el paisito.
    A ver, Gran Hermano Feroz( 1:14); El artículo de Don Herman que usted enlaza como cosa nueva, lo tiene usted servido fresquito, ayer, dia 26 de Julio, a las 9:48 A.M.
    Ayyyy, que no me hace usted ni caso…

  122. Rorschach dijo:

    A Coraline, Susana Díaz le ha fundido los plomos. No sabe si ensalzarla por mujer, joven, rubia y socialista, o si atizarle sin piedad por creyente y taurina. Ignora el diagnóstico pero, desde luego, tiene claros los síntomas:

    Y cada quién, sólo faltaría, es muy libre de tener las creencias, las aficiones y las adhesiones que le vengan en gana. Pero reconozcamos que su biografía, según sale en la prensa, parece más que de una socialista y progresista, la biografía de una votante del PP.

  123. Pussy Cat dijo:

    Luigi, siempre genial, pero el :
    Ibarretxe: Soy lehenda, le va a costar usted superarlo. Solo para fans del reciente occiso Richard Matheson.

  124. Rorschach dijo:

    Diluigiente: Dosis de ingenio químicamente puro que, aplicado en un medio espeso, contribuye decisivamente a hacerlo mucho más fluido y ameno.

  125. candela dijo:

    Las cosas son como nos las cuentan. Y el cuento de Susana, es una parábola de la virtud. Primera mujer que preside la Junta, por primarias. Ahora se trata de arañar en el cuento o irse a tomar una copa.

  126. Pussy Cat dijo:

    Me dice gatito que les diga que la magna obra de Luigi habría que recopilarla en un volumen titulado, parafraseando a Camõens, “Os Luigiádas”

  127. Feroz dijo:

    Dª Pussy, voy con un día de retraso. Dígale a su esposo que eso ya lo puse yo hace tiempo. Hemos empatado.

  128. hdayala dijo:

    D penalty:
    Aparte de su contador de bolinaga y videla, hoy también podíamos añadir 2 que harían las delicias de nuestros rojeras de cabecera.
    Corea del norte y cuba: la misma cosa en 2 continentes. Y castro presumiendo de juventud.

  129. Traveller dijo:

    Omar Jayyam:

    Carod Rovira no está colocado en un hospital. Pretendió entrar en el Santa Tecla de Tarragona pero los empleados del Centro se opusieron y no lo logró.

    Está en la Pompeu Fabra de Barcelona con un sueldo de 110.000 euros al año.

    Lo que no sé es lo que enseña, aunque me lo imagino.

  130. Traveller dijo:

    Hablando de latines, nunca olvidé este refrán que aprendí en tercero, ante nuestras quejas al profe de que dormíamos poco. (Internados, lógicamente).

    Six horis dormire sat is juvenique senique. Vix septem damus pigro. Nulli concedimus octo.

    Des entonces nunca he dormido más de 6 horas.

  131. El vendedor de crecepelo dijo:

    2 columnistas mujeres: una insoportable, Maruja Torres, rompedora y fresca en su tiempo y ahora de vuelta de todo y en pleno crepúsculo de los dioses; la otra, inteligente y divertida cronista de la vida social: Arantza Furundarena.

  132. Penalty y Expulsión dijo:

    Miren, estoy convencido de que, por desmesura, no son equiparables actuaciones entre el tren gallego y lo mío propio, así que no extraeré colorario.

    Hoy veo que estamos colectivamente afligidos porque igual perdemos pedidos de ferrocarriles en Brasil y otros países.

    El jueves, la señora Expulsión y yo llegamos a nuestro establecimiento sobre las nueve de la madrugada. Igual a algunos les parecerá tarde, pero tengan en cuenta que no salimos de aquí desde pasadas las dos a.m.

    Teníamos que recibir quesos suizos desde Gerona, porque a la importadora se les olvidó pedirlos y nos han terciado con tres entregas durante diez día,s y carnes desde Asturias. Transportadora en frío: Integra2.

    Pues no llegan, pues no llegan… De 14 a 16 no responden en Jerez. 16,15: Al habla Yolanda.

    – Mire que no hemos recibido las carnes y quesos cuyas entregas estaban programadas para hoy.
    -Un momento, que voy a hablar con mi compañero.
    (…)

    (….)

    (…………………………………………)

    -Sí, mire, que me dice mi compañero que tienen cuatro cajas, pero que se le han olvidado tres en el refrigerador.
    (y no entregó ni la una)
    (llovía sobre mojado, que ya había ocurrido antes)
    Pregunto una obviedad:
    – ¿Por un casual su compañero es imbécil?
    -¡Oiga!, no le admito que insulte a mi compañero.
    – Todavía no lo he hecho, doña Yolanda, solo he preguntado su opinión. La mía ya la tengo y está acreditada por lo que usted me dice. ¿Se van a tomar medidas médicas o disciplinarias?
    -¡Hoy lo va a recibir!

    (a las 19 horas, la señora Expulsión me pegó un codazo, cuando estaba casi en lo mejor, despatarrao perdío en una silla de madera: “Llaman a la puerta”).
    Era el presunto.

    Por lo menos, éste no tenía la posibilidad de acelerarme a 190 km/h.
    (cerca anduvo)

    Lo dicho. Sin final.

  133. luigi dijo:

    Un periódico se asienta sobre sus columnistas.

    +
    Miss Cat, Rorschach, Señor Gatito, Feroz, muchas gracias. Y por si no fuera suficiente con sus más que generosas palabras, aparezco nombrado en uno de los cuadraditos azules del Patrón. Y baja la temperatura ambiente, qué más se puede pedir a un sábado de julio.

  134. Feroz dijo:

    D. Luigi, no presuma tanto porque yo también he salido hoy en el mensaje celeste de nuestro armador. Aunque sospecho que cuando lo escribió estuvo pensando: “Cría cuervos y te sacarán las faltas”.

  135. luigi dijo:

    Bueno, Feroz, es posible, ya que usted le ha hecho confesar lo del culo de la camarera.

  136. Penalty y Expulsión dijo:

    (¿que hay camareras con culo!!!?)
    (¡manden curriculos!)
    (pasarán revista de doña Brunilda)

  137. Penalty y Expulsión dijo:

    Los errores se cobran.

    (una vez más)

  138. Rorschach dijo:

    Pequeños placeres. El Izvestia publica la siguiente noticia: El caudillo Mugabe pide castrar a los homosexuales.

    ¿Que dónde está el placer? Pues en recordar, con el conveniente respaldo documental, a la tropa que por allí abreva que el partido del tal Mugabe, el ZANU-PF, define su ideología como una mezcla de marxismo y maoísmo. (Casi puedo oír cómo van explotando sus neuronas mientras procesan la información)

  139. Rorschach dijo:

    Pues como parece que me he quedado solo en cubierta, me desmeleno y me paso al cotilleo. Putin dejó a su mujer por una ex-gimnasta olímpica de 24 años. La chica se llama Alina Kabayeva y, la verdad, no sé qué ve en ella.

  140. D. Rorschach, Putin ve en esa moza lo que todos los hombres desean de sus mujeres, oír la frase – ¡Cuánta razón tienes, Vladimir!.

    Es que las esposas, y me temo que los esposos también, dejan de decirle a la media costilla al cabo de los años que tiene razón, el único placer que dura hasta la vejez.

  141. churruca dijo:

    D. Rorschach, a simple vista diría que la moza parece un poco retorcida.

  142. Penalty y Expulsión dijo:

    Señoras, señores, disculpen si alguien, con razón, me ha interpelado estos días y no les he contestado.

    Es como los clavelitos de los tunos. Si no puedo traerlos, no es por falta de amor.

    En otro desorden de cosas.

    Bolinaga; ocho meses más setenta días fuera de la cárcel.
    Bidela (en bascuence): menos setenta y tres días fuera de la cárcel.

    En otro orden de cosas:

    Mañana, lunes, es el cumple de:

    -La gran Patrona de la nave.
    -Su hijo, el Patronsito Daniel González.
    -El doctor Boadella.
    (felicidades a todos ellos y a ella, que igual no puedo ni asomarme)

  143. Dorian Gray dijo:

    D. Rorschach 9’10 pm. ¿Quizás flexibilidad?

    D. Santiago, Patrón: felicidades, siquiera sea con retraso.

    Doñas y Dones Remeros: Buenas noches.

  144. Buenos días a todos . Aniversario de Emilio López, Miguel Angel Saro, Carlos Pérez y Justo Oreja
    In memoriam

  145. candela dijo:

    ____________________
    ——————————–
    28 de julio
    ——————————–
    ____________________

  146. candela dijo:

    Juaristi dominical
    (No se lo pierdan)

    Buenos días.

  147. Pussy Cat dijo:

    Buenos días.
    Sí, como recomienda Candela a las 7:49, no se pierdan el de Juaristi.
    ___________________________
    P.J. Ramírez tampoco es manco en su carta dominical de hoy, desesperanzada, como casi todo en el país.
    Necesitamos un cuatro de agosto

  148. Pussy Cat dijo:

    Victoria Prego, preguerías:
    Cuadro clínico, y tres

  149. Pussy Cat dijo:

    Mario Vargas Llosa, no defrauda, siempre sabe de lo que escribe:
    Un dintel en el viento

  150. LAYETANO dijo:

    Buenos días a todos. Liado , pero me doy una vueltecita. Muy bien Juaristi y para contraste, y en el apartado “Delicias Catalanas”, o incluso “de mear y no echar gota”, lean hasta el final esta narración de la última fatwa muncipal de Barcelona:

    http://www.vozbcn.com/2013/07/27/142164/ayuntamiento-veta-gunman-toro/

  151. Pussy Cat dijo:

    Entrevista a José Luis Bilbao, en el País. El erre que erre persiste y en gente tan principal:
    “Me ha dolido el comportamiento de Confebask y su portazo a Urkullu”

  152. Pussy Cat dijo:

    Fernando Savater, en un tema muy actual y apasionante:
    Deontología de la ciberseguridad

  153. Pussy Cat dijo:

    Fundación para la Libertad, ya se han actualizado:
    NOTICIAS
    OPINIÓN

  154. Pussy Cat dijo:

    En el ABC, Camacho
    Fogonazo en la niebla

  155. Pussy Cat dijo:

    Y en La Razón, Ussía
    Mil euros la cerveza

  156. candela dijo:

    Estremece el artículo de Javier Zarzalejos (cortesía de PUSSY, en el enlace a la Fundación). Y estremece más aún, por su realismo. El descrédito del PP frente a esa coalición paella o nuevo Frente popular, como alternativa. El PP se lo merece, nosotros no.

  157. kepaminondas dijo:

    Buen domingo de delicioso fresco a estribor y babor.

    Ya me parecía que el GRPPA (Gabinete de Responsabilizar al P.P del Accidente) estaba algo perezoso y tardaba demasiado. Debe ser por la dificultad de convertir en GRPPA lo que inicialmente era sólo un CIRICP (Comité Interprogresista para Restar Importancia a las Cifras del Paro).

    El país hoy nos informa que hubo fallos de coordinación y ¡los helicópteros no despegaron por la noche!.

  158. kepaminondas dijo:

    Estremecedor en efecto el artículo de Zarzalejos. Pero, Doña Candela, convendrá conmigo en que nada novedoso aporta, salvo intentar obligar a sus lectores a examinar la situación política mediante el análisis frío de la realidad ajeno a las teorías o, mucho peor, los prejuicios o los sentimientos. Algo casi imposible en España.

    Así que el bipartidismo es malo, ¿verdad?. Pues no digo nada de lo otro.

  159. Rorschach dijo:

    ¡Menudo ejemplo de periodismo verité, d. Kepaminondas! “uno de los técnicos consultados”, “un profesional curtido en emergencias”, “otro veterano bregado en emergencias”, “un experto”, “uno de los bomberos comarcales”… Con semejante identificación de las fuentes consultadas, uno se pregunta si está realmente ante un artículo de El País o ante uno de “El chivato”, de elconfidencial.com (con todos los respetos para el chivato).

  160. Daphne dijo:

    Crónica de sociedad. Observen el modelito de ella y el gesto de él.

    Disculpen la frivolidad, no he podido evitarlo. Buenos días.

  161. Andrónico dijo:

    Layetano. Eso del boicot del rodaje del toro, ¿no sería un auténtico ejemplo de autoodio?
    Se puede ser anti taurino pero esto no tiene que suponer ser a la vez estúpido, máxime en la situación actual y cuando el mundo del toro es parte fundamental de las raices culturales de Cataluña.
    ¿Cómo pueden tener tanto odio contra lo suyo?

  162. LAYETANO dijo:

    D. Andrónico: ¿quién dijo que la estupidez humana tuviese límites? Le podría dar mil detalles de cuanto forma parte la Tauromaquia de la cultura y la historia incluso de Barcelona y Cataluña, y serías igual: si tenen que negar, negaran. Si tienen que mentir, mentiran.Desde Artur Mas para abajo.

    Me temo que, de haberse rodado en nuestros días y en Cataluña al triología de “El Señor de los Anillos”, se hubiese “sugerido” que se incluyera en el guión a Rafael de Casanova y hasta a la Puta Ramoneta…

  163. Me ha gustado mucho la expresión “nacionalismos extractivos” del artículo de Javier Zarzalejos.

  164. luigi dijo:

    tauromagia: en Catalunya, arte oficial de hacer desaparecer cualquier vestigio de la relación existente entre ese pequeño país del noreste y la lidia de los toros.

  165. LAYETANO dijo:

    No se pueden perder esto:

    Alfono de Vilallonga, actual Barón de Maldà -entre otros títulos-, canta desde uno de los terrados del que fue palacio familiar. Véanlo porque vale la pena, y difúndanlo, aunque no entiendan el catalán. Si Neymar, puede, que no podrán Uds:

    No tiene desperdicio.

  166. LAYETANO dijo:

    ¡Leñe! “Alfonso” de Vilallonga. Aprovecho la ocasión para decir que es sobrino del José JLuis Vilallonga de todos conocido.

  167. Richal dijo:
  168. loco dijo:

    Para el concurso “Palabras de Marmol”
    “Rehabilitar la política, una de las formas más altas de la caridad” Papa Francisco

  169. Rorschach dijo:

    El video que nos traía d. Layetano, pero con subtítulos en lengua opresora. Genial.

  170. loco dijo:

    Y seguimos para bingo.
    Jose Preceo/Luis Gomez, nos informan desde “El Pais” que “falló la coordinacion durante el rescate.”
    Remarcan: “un helicóptero por niebla y otro por averia no lograron despegar”

    La tripulacion no recibio las ordenes oportunas del coordinador: soplar para disipar la niebla y reparar la averia provisionalmente con cinta americana.

  171. LAYETANO dijo:

    ¡Ah, puñeta! D. Rorschach, no tenía constancia. Muchas gracias por su colaboración a tan pía obra y. como Ud. mismo dice, genial.

  172. repanocha dijo:

    Por favor Dª Daphne, 12,07, tenga la amabilidad de no olvidar los rombos, que D. Neo sigue convaleciente. Imagine que le saltan los puntos de la cadera del susto.

  173. luigi dijo:

    La Fiesta Nacional: Catalunya somos toros.

  174. Cuando vi en la tele lo del “pacto satánico” para derogar la LOMCE me pareció que jaleaban una especie de aborto retroactivo. Entiendo mejor el alcance del susodicho aborto una vez leído lo de Zarzalejos (alcance alicorto tal como están las coisas), pero me centro solo en el “aspecto educativo” del ASNUNTO. ¡Ay los lobos a los que las orejillas de Wert les parecen cuernos!
    Esto me provoca una vomitera que compite con las de mi gato, pero sin mediar yerba gatera alguna. Ven acá, monete, que te abrace, tu no tienes la culpa, uñitas desgarradoras de mi vida y mis cobertores. No tienes la culpa de que la educación sea siempre la puta negra arrastrá de este país de incultos con ínfulas de limpieza de sangre, cuchilleros y zánganos. Y de cátaros del proletariado que se juramentan para matar algo recién nacido, que no es que sea el desideratum, sino solo unas tristes muletas para salir cojeando del agujero…
    Jamás de los jamases podremos “hacer comunidad” en esta país de juramentados que se prponen, en nombre de lo que odian del presente, acabar con las generaciones futuras.

  175. Agustinina dijo:

    “El Sistema Nacional de Salud debe garantizar la atención del derecho a la reproducción asistida de aquellas personas que lo soliciten por razones clínicas justificadas, incluyendo a las parejas lesbianas y mujeres solteras” Gorka Maneiro.

    Lo cual, que la lesbienez y la soltería deberían ser consideradas patologías por el Sistema Nacional de Salud.

    Millones, no sé, pero que hay unos cuantos que no son de UPyD, pero no se quieren dar por enterados, eso lo saben en Lima. El tratamiento contra el horror vacui debería ser cubierto, o cubierta, por el Sistema Nacional de Salud también. Que algunos, y algunas, tuvimos que echar mano a nuestros propios fondos, y que no hay derecho, vaya.

  176. BalseraArgos dijo:

    Layetano nos ha traído un vídeo genial del barón que ganó, este año, un Goya a la mejor banda sonora.

  177. Andrónico dijo:

    Lo menor de la foto de los de la “natació” es que demuestra hasta que punto la senyera, es decir la auténtica bandera de Cataluña ha sido primero arrinconada y finalmente despreciada. Todo esteladas.
    En Cataluña, la senyera ya solo la usan los nuestros.
    Y luego vienen dando lecciones de respeto a la “Terra”. Dime de que presumen y verás de lo que carecen

  178. loco dijo:

    “De Camba a Jotdown. Periodismo de calidad en la prensa escrita”.
    Haciendo honor al titulo, traigo una entrevista hecha en Jotdown a Lucía Etxebarría.
    Entresaco tres fragmentos a modo de ilustración:

    “Hace unos días, la editora de Tusquest Beatriz de Maura decía en El País que ahora la gente no quiere leer, les basta con breves piezas en la red. Es cierto. Pero la experiencia de leer un libro no es la experiencia de leer un blog. Es como follarte a Clive Owen o hacerte una paja. No es lo mismo.”

    Pregunta “¿Qué te parece el proyecto de Ley del aborto del ministro Gallardón? ¿Crees que criminaliza a la mujer?”

    Respuesta “Me parece una cortina de humo. Lo lanzó a la vez que lo de las tasas judiciales. Si tú quieres abortar hay métodos caseros de todo tipo. Tan simple como comprar anticonceptivos y tomarte toda la caja. Te presentas en el hospital cuando empiezas a sangrar y ya está, aborto espontáneo. Las mujeres que quieren abortar, abortan. Y él esto lo sabe. No va a poner puertas al campo.”

    Pregunta” A tu generación también pertenece Juan Manuel de Prada, cuya trayectoria literaria no tiene nada que ver con la tuya. ¿Qué opinas de él y de su estilo?”

    Respuesta “Hombre, su ideario político y el mío no pueden ser más antagónicos. Es diez años más joven que yo y parece mi padre. Hay una frase muy cruel de Julián Hernández, le llamaba «el escritor en forma de pera». Julián era un hombre tremendamente irónico.

    Más allá de todo esto es un caso muy paradigmático en el País Vasco lo del maqueto que se hace muy facha. El propio País Vasco debería reflexionar sobre por qué eso existe. Normalmente el nacionalismo vasco integra, no es un nacionalismo burgués como lo puede ser el catalán. Durante el franquismo era muy frecuente que se pusieran alcaldes charnegos. Juan Manuel de Prada viene de ahí. Yo considero que todo el mundo tiene derecho a existir y a mí él personalmente no me ha hecho nunca nada malo, me cae hasta bien. Aparte, sería aterrador que no tuviéramos un escritor de derechas, significaría que hay un pensamiento único. Sí que es cierto que me sorprendió porque yo al principio creía que era una boutade, que no era en serio.”

  179. LAYETANO dijo:

    ¿Recuerdan las enciclopedias? Aquellos vólumenes de lomos serios en cualquier biblioteca familiar. considero que sería una humorada genial, y probablemente nada cara, encargarle a Lucía Etxebarría la nueva redacción, “personal e intrasferible”, del contenido completo de, por ejemplo, la Espasa, que es algo como más entrañable.

    Sería precioso saber y educarse a un tiempo, que Dña. Lucía nos describiría en la misma, esa versión por fín definitiva, un ornitorrinco, el principio de Arquímedes, la batalla de Queronea, la reproducción del oso perezoso, la pesca de la quisquilla y la literatura eslovena además de sus análisis imparciales de la gran literatura clásica. Y no me valdría una vesión digital al wikipedia. Nada de esos: gruesos volúmenes con su punto de vista sobre cualquier cosa.

    Si Dña. Lucía no se excediera en sus emolumentos, enelproyecto también podrían participar Ramoncín y Elisa Beni. Para facilitar su difusión, aparecería en cómodos fascículos semanales junto con el “Pronto” o el “Super Pop”.

  180. luigi dijo:

    Catalunya: Somos una Nonatació.

  181. Feroz dijo:

    Hoy no tengo ganas de escribir. Así que imitando a algunos queridos remeros les pongo un poco de música:

  182. Rorschach dijo:

    Por si alguno de ustedes colecciona titulares ridículos, aquí traigo esta buena pieza:

    Los ajos no favorecen la circulación: cortada la AP-7 al volcar un camión con 18.000 kilos.

  183. Jokin dijo:

    Esta Lucía es un caso. Nos instruye, por ejemplo, de que el nacionalismo vasco es normalmente (?) integrador, no burgués como el catalán (independientemente de que el nacionalismo vasco sea burgués o no, ¿por qué deben estar contrapuestas las cualidades “integrador” y “burgués”?), y de que Juan Manuel de Prada es el único escritor de derechas que hay en España. Y eso en sólo párrafo y medio.

    Pero lo más sorprendente de toda la entrevista, sin salir de ese párrafo y medio: “Hay una frase muy cruel de Julián Hernández, le llamaba [a Juan Manuel de Prada] «el escritor en forma de pera». Julián era un hombre tremendamente irónico”.

    O sea, es una frase muy cruel (que se burla, por cierto, del aspecto físico de un colega de profesión), pero ella la repite, la saborea y ensalza la ironía que hay en ella. Y eso una individua que lleva tres semanas haciendo el bobo (o la boba) en la tele, que no sabe dónde meterse tras el espantoso ridículo que ha hecho (“que si me meto pero no porque me gusten los reality show sino por la pasta, que si me salgo, que si no me salgo, que si me estoy poniendo enferma, que si por favor, Terelu, que pasen a publicidad…”), y que debería estar implorando conmiseración y piedad por parte de sus colegas.

    Jot Down: A tu generación también pertenece Juan Manuel de Prada, cuya trayectoria literaria no tiene nada que ver con la tuya. ¿Qué opinas de él y de su estilo?

    Lucía Echevarría: Hombre, su ideario político y el mío no pueden ser más antagónicos. Es diez años más joven que yo y parece mi padre. Hay una frase muy cruel de Julián Hernández, le llamaba «el escritor en forma de pera». Julián era un hombre tremendamente irónico.

    Más allá de todo esto es un caso muy paradigmático en el País Vasco lo del maqueto que se hace muy facha. El propio País Vasco debería reflexionar sobre por qué eso existe. Normalmente el nacionalismo vasco integra, no es un nacionalismo burgués como lo puede ser el catalán. Durante el franquismo era muy frecuente que se pusieran alcaldes charnegos. Juan Manuel de Prada viene de ahí. Yo considero que todo el mundo tiene derecho a existir y a mí él personalmente no me ha hecho nunca nada malo, me cae hasta bien. Aparte, sería aterrador que no tuviéramos un escritor de derechas, significaría que hay un pensamiento único. Sí que es cierto que me sorprendió porque yo al principio creía que era una boutade, que no era en serio.

  184. Feroz dijo:

    D. Layetano, la de Lucía sería la “Enciclopedia Espesa”.

  185. loco dijo:

    Rafael Vera pretende recusar al presidente del Tribunal Constitucional por su militancia en el PP.
    Su problema es que no encuentra abogado. Yo le aconsejaria que hablara con el querido Baltasar.

  186. LAYETANO dijo:

    Muy bien traido D. Feroz. ¡Pobre chica! Quiere ir como de entre sufragista británica y anarquista rusa del XIX, y la pobre da lo que da…

  187. luigi dijo:

    Deslucía Etxebarría

  188. LAYETANO dijo:

    La culpa la tiene Ud. D. Feroz, correspondiente al tanbiendefinido por otros remeros “el Periódico de las tabernas”, y encuentro esto:

    http://www.elperiodico.com/es/noticias/politica/pere-navarro-ahora-existe-voto-oculto-psc-2536994

    Con esa foto pensada por el mismo creativo de “Moisés Mas”, aunque lamento que no ofrezca el resto del paseo playero deeste Mr. Bean sin gracia que es Pere Navarro, pisándole el castillo a algún niño.

    Tambien me entero de que “el Papa exige a curas y obispos que sirvan a Crsito en las favelas”, porque, como todos sabemos, allí y en tantos sitios, sólo dan el callo mil y un Willys Toledos…

  189. Morroplastio dijo:

    – No te preocupes Lucía, que tu caché en mi programa no va a menguar, pese a la campaña de desprestigio hacia tu persona por parte de la caverna. Te vi en el Sálvame de pus y te digo que diste una imágen de sosiego, madurez y equilibrio. Si lo sabré yo que nunca me equivoco en mis análisis, no como Arcadi, que es un soso. Además, nosotras lo valemos.
    – Ahí las dao Julia. Eres la monda.

  190. andalindes dijo:

    Cogno el Papa, haciendo amigos jejejej.
    Curas en las favelas, misioneros, leproserías, comedores para necesitados, la Iglesia no está sólo en el Vaticano, Su Santidad, por cierto, supongo cuando él era cura, sí ayudaba a los necesitados, creo que necesita viajar más,,,,

  191. Pussy Cat dijo:

    HAY NUEVA ENTRADA Y es veraniega.

  192. Pussy Cat dijo:

    Camacho, sobre el accidente:
    Diatriba de lo infalible

  193. Pussy Cat dijo:

    Creo que les va a gustar este de Ussía:
    El tanque

  194. Pussy Cat dijo:

    Martín Prieto, también sobre lo del tren, buen artículo:
    La solidaridad que nos redime

  195. Pussy Cat dijo:

    Fundación para la Libertad, con artículo de Santi incrustado:
    NOTICIAS
    OPINIÓN

  196. Pussy Cat dijo:

    ¿Profesor de historia? ¿Y quien le pagaba, el gobierno francés?
    «Ternera» vivía como profesor desde 2007 en los Pirineos

  197. Buenos días a todos, hoy se cumplen años de trece asesinatos de ETA.
    In memoriam

  198. Pingback: Torrencialidad | Texto casi Diario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s