Llover sobre mojado

Mercè PigemEstevillHoy tengo el placer de presentarles a dos glorias catalanas de la judicatura. Jueces y parte o, por mejor decir, jueces y partido, ambos propuestos por CiU el diferentes momentos como representantes de la organización citada al Consejo General del Poder Judicial.

 El señor que ven a la derecha se llama Pasqual Estevill y fue nombrado miembro del CGPJ en 1994, a propuesta, como queda dicho, de CiU. Dimitió en 1996, en vísperas de que ese mismo año, en julio, fuera condenado a seis años de inhabilitación por un delito de prevaricación continuada. Nueve años más tarde, en 2005, el TSJC lo halló culpable de los delitos de cohecho, extorsión, prevaricación y detenciones ilegales. El truque era el siguiente: Estevill investigaba como juez a empresarios. Para evitar ir a la cárcel, o para salir de ella, los justiciables debían acceder a ser representados por el abogado Joan Piqué Vidal y pagar determinadas cantidades al abogado y al juez.  Piqué Vidal había sido abogado de Jordi Pujol en el caso de Banca Catalana. Caramba, qué coinsidensia.

La señora de la izquierda se llama Mercè Pigem Palmès y fue nombrada miembro del CGPJ a instancias de CiU hoy hace un año. Militante de Convergencia Democrática de Catalunya en grado de dirigente (miembro de su Comité Nacional), ha dado respaldo al proceso encabezado por Mas, ha sostenido el derecho de Cataluña a hacer una consulta y ha apoyado al juez Santiago Vidal en su misión de redactar un constitución para una Cataluña independiente. Esa tarea de Vidal era para ella “como quien escribe un poema”.

El presidente del órgano, Carlos Lesmes, quiere que dimita tras haber sido sorprendida tratando de introducir desde Andorra y en compañía de su hermana 20.100 euros. Ambas aseguraron que el dinero se lo había dado su madre, residente en Andorra, para compras de Navidad. Nada tengo que oponer a que las Pigem celebren la Navidad por todo lo alto, al fin y al cabo, yo no soy de Podemos, pero es raro que vengan de compras a España, cuando es de común conocimiento, que las cosas son más baratas en Andorra.

Esta es la verdadera cuestión de la independencia catalana: conseguir la extraterritorialidad frente a una justicia española que consideran opresora, acogerse a sagrado en el monasterio de Montserrat. Santa Mare de Deu, Moreneta, pregueu por nosaltres.

Publicado en . | 1 comentario

El altres empresaris catalans

Cuvées de prestige

Yo era más de champaña, pero estas navidades brindaré con Freixenet. Aquí les traigo los altos de gama de la bodega, porque el Carta Nevada no es la única posibilidad. Desde que empezó el desvarío nacionalista, siempre me ha intrigado la sistemática ignorancia que gente muy descollante de la política y la economía de Cataluña mostraba hacia el catón  del buen viajante, cuyo primer mandamiento es: nunca insultes a un cliente.

El Gobierno, que está por la infructuosa vía del apaciguamiento. Mientras los secesionistas muestran su capacidad para generar la división y boicotear a una empresa catalana no explícitamente partidaria de la ruptura, la vicepresidenta Sáez de Santamaría rescataba hace una semana al Liceo de la quiebra con 4.1 millones de euros. El Liceo es ese reducto de la alta burguesía catalana en la que hace año y medio recibieron con abucheos a los Reyes de España cuando aún eran Príncipes de Asturias. Me pregunto qué habrán pensado aquellos tipos al tener noticia del rescate de su Liceu, el que fue saqueado por uno de los suyos. Quizá que es el orden natural de las cosas en su actitud adolescente. Saqueamos la nevera y mamá nos la repone.

No sé si el Gobierno estará interesado en cómo puede afectar a Freixenet el boicot de los separatistas catalanes, muchos menos de dos millones, 1,8 y descuenten a los niños que no tienen edad para beber aunque Mas les haya emborrachado de secesionismo y les haya dado derecho al voto. Yo haré lo mío y colaboraré con la única empresa catalana, manda huevos,  que ha expresado públicamente ser partidaria de otros cien años juntos.

Publicado en . | 176 comentarios

El boicot nos lo hacemos nosotros mismos (y mismas, claro)

Como sabrán, el tradicional anuncio de Freixenet por estas fechas ha creado escándalo entre los separatistas catalanes, principalmente por el brindis de la pareja protagonista al final: “por los próximos cien años juntos”.

Idiot of the yearArcu ha recogido en una apócrifa portada de Time el caso, muy notable, de la parlamentaria catalana Elena Ribera i Garijo, que pueden ver aquí, a la derecha. No es una radical convergente, ojo, sino que milita en la civilizada Unió, del prisionero del Palace.

Autosatisfecha, habría que añadir al titular del collage. Y autodestructiva, porque  al tener conocimiento del spot 2014 ha escrito en su cuenta Twitter: “Freixenet buscando no perder cuota de mercado brinda por 100 años juntos. Acaba de perder dos millones de consumidores catalanes…potenciales”..

Hace un par de años, el presidente de la Generalidad opinaba sobre el boicot en las páginas de La Vanguardia:

Artur Mas instó ayer a los consumidores catalanes a “apreciar los productos de casa” y a pensar “qué hay y quién hay” detrás de cada compra. Lo dijo durante el acto de inauguración en Vidreres de unas nuevas instalaciones de la empresa lechera ATO –cuyo presidente Jaume Pont, presumió de una elaboración cien por cien catalana-, que aprovechó para reclamar “una visión un poco más integral de los intereses del país”. El presidente de la Generalitat criticó la tendencia a pensar que “lo de fuera queda mejor” y aseguró que esta mentalidad no la tienen en muchos otros países. “Casi todos intentan apreciar lo que es más del país”, destacó Artur Mas, que se refirió también, aunque indirectamente, a un posible boicot a los productos catalanes –a consecuencia del debate sobre la independencia abierto en Cataluña –y consideró que no tendría mucho sentido en el mundo actual y menos en una Europa integrada y sin aranceles. (LV, 9-10-2012, pág. 11)

Fíjense bien en la foto y díganme si ese corte de pelo esquizoide (en una mitad, la inteligencia del Astut, en la otra, la belleza de Junqueras y la elocuencia de Marta Rovira) no prefigura sus ideas. Bueno, pues la intelectual alternativa de la foto ha debido de llegar a la independencia por la autosuficiencia. Es tan cierto que no necesitamos a los españoles para nada que el boicot nos lo hacemos nosotros mismos. Y con lo de robar, hacemos lo mismo.

Publicado en . | 196 comentarios

Triunfa el amor

Gisasola

 

“Al menos tres”, locución que soporta el peso de la pieza. Su pareja, al menos 16.

No diré más.

Carmen Gisasola aprovecha sus primeras horas de libertad para pasear con su pareja, Joseba Urrosolo, de permiso hasta mañana

MARKINA. Markina. Diez de la mañana. El frío y la niebla propios de noviembre se hacen notar a las afueras de esta localidad vizcaína. Zona de monte, lejos del núcleo urbano. En la frontera entre Bizkaia y Gipuzkoa. Dos periodistas tratan de encontrar el caserío familiar de Carmen Gisasola. A esas horas no hay nadie por las estrechas calzadas que comunican la zona. Solo el ganado asoma por los verdes prados. Un coche aparece a lo lejos. Rojo brillante. Los dos extraños hacen señas al vehículo para que se detenga. La conductora aminora la marcha, baja la ventanilla y para. – Carmen, qué casualidad, te veníamos buscando. – ¿Quiénes sois vosotros?

Quien pregunta es Carmen Gisasola, desde el lunes ex presa disidente de ETA. Con gesto sonriente. El propio de alguien que acaba de recuperar la libertad después de 24 años de reclusión por su implicación directa en, al menos, tres asesinatos. Ha dormido en la casa familiar, a donde llegó el lunes cuando ya había caído la noche. Cena con los suyos, madre y hermana. Alegría.

A su lado en el utilitario viaja Joseba Urrosolo Sistiaga, su actual pareja. Abandonaron juntos la prisión alavesa de Zaballa. Él volverá a la celda mañana. Está de permiso. Le quedan aún varios años de condena. «No vamos a hablar. Tenemos tres días para disfrutar juntos. Más adelante…». Gisasola no pierde la sonrisa, ni siquiera cuando Urrosolo se queja de la ráfaga de fotografías. Se despide cordialmente. Acelera. El coche se pierde entre las curvas. Sus dos ocupantes tienen por delante tres jornadas enteras para hacer lo que cualquier otra pareja. Pasear. Recorrer Euskadi. Visitar amigos. En libertad.

Quienes forman parte del círculo íntimo de Gisasola aseguran que la que fuera responsable de los ‘comandos liberados’ de ETA y ahora es uno de los principales referentes de la ‘vía Nanclares’ –los presos que se desmarcaron de la violencia y rompieron con la banda terrorista– está asimilando «poco a poco» su condición de exreclusa. «Aún no es consciente de que está fuera de la cárcel de forma definitiva», reconocen. La antigua etarra trata, no obstante, de seguir la actualidad, al menos la que tiene que ver con sus compañeros disidentes que aún están encarcelados. Pide información a su abogado, con el que contacta por teléfono móvil.

La de Gisasola ha sido la primera excarcelación que autoriza la Audiencia Nacional tras descontar los años de condena cumplidos en Francia. Los magistrados siguen así el criterio que el Supremo instauró en marzo pasado, cuando estimó parcialmente un recurso presentado, curiosamente, por Urrosolo Sistiaga. El alto tribunal dictaminó que no se puede poner el contador a cero cuando un preso de ETA que ha cumplido una condena en el país galo llega a España para afrontar penas por delitos similares de terrorismo.

La decisión del Supremo, que aún no sienta doctrina porque sólo se ha analizado un único caso, sí que marca la línea a seguir. Los cálculos que efectúan abogados especializados y organizaciones de la izquierda abertzale que trabajan con reclusos es que, en la actualidad, medio centenar de convictos podrían quedar en libertad en un plazo corto de tiempo. La gran mayoría pertenecen al colectivo oficial de presos de ETA, el que representa el EPPK.

En sanfermines

La primera en verse beneficiada por el descuento de los años cumplidos en Francia ha sido Gisasola. Representante ahora, a sus 55 años, de la disidencia. Nada que ver con aquella joven que en 1983 entró en la banda terrorista porque consideraba que ETA era «la nueva resistencia tras el franquismo» y que fue detenida en 1990 en Las Landas, convertida en una dirigente de cierto peso en la organización. En prisión conoció a Urrosolo Sistiaga y a José Luis Álvarez Santacristina, ‘Txelis’. Los tres se convirtieron en la voz crítica del terrorismo. Fueron expulsados de la organización. Gisasola poco antes de la tregua de 1998. Con el argumento de que «visto el comportamiento que llevaba desde hace tiempo y las opiniones que mostraba, está claro que se situaba fuera de la organización».

En 2001, Francia la entregó a España. Gisasola continuó con sus pronunciamientos críticos porque considera que desde las negociaciones de Argel entre ETA y el Gobierno de Felipe González «se fueron quemando oportunidades hasta llegar a Loiola». Encarcelada en la antigua prisión de Nanclares de la Oca, fue de las primeras en formar parte de lo que se llama la ‘vía Nanclares’. En 2011 comenzó a disfrutar de permisos. Con discreción, pero sin esconderse. Concedió alguna entrevista, se dejó fotografiar en los ‘sanfermines’ y acudió hace un año al homenaje a una víctima, el sargento mayor de la Ertzaintza Joseba Goikoetxea, para abrazarse a la viuda. Desde el lunes puede hacer lo que quiera como una más. Libre.

Publicado en . | 212 comentarios

¿Y si hubiera más errores?

Pedro Sánchez (@sanchezcastejon)
No puede haber reforma de la CE sin el voto de los españoles; sirvió al PP para dar cobertura legal a los recortes #DialogosEJB
Carlos Segovia (@carlossegovia_)
Pérez Tapìas se ausentó de la votación del 135 para no votar en contra.Sánchez se quedó y votó con ZP @Montesjulio@ManuSanchezG @martuniki

Yng Snchz, camisa blanca de mi esperanza, ha reconocido un error. Él era un disciplinado diputado socialista en agosto de 2011, cuando votó afirmativamente a la propuesta de modificar el artículo 135 de la Constitución Española para fijar el tope del déficit, cuestión nada baladí si tenemos en cuenta que el citado déficit alcanza el billón de euros. Observen la satisfacción que el joven Sánchez mostraba el 26 de agosto a las 12:56.

En el segundo tuit pueden ver el arrepentimiento tres años y pico después. Habría que matizar que no fue una engañifa del PP, partido que estaba en la oposición. Fue una iniciativa del presidente en fuga Zapatero.

En el tercero, Carlos Segovia da cuenta de que su adversario en las primarias, Pérez Tapias adoptó hace tres años y tres meses la posición que ahora considera correcta Pdro Snchz. Tapias, pedrosanchecista antes que Snchz, marcó el camino, aunque luego perdiera las primarias. Snchz se limitó a seguir la indicación que le hacía el otro adversario, Edu Madina: un dedito, votar que sí, cada tiempo tiene su afán.

Yo creo que no se deben sacar conclusiones precipitadas de todo esto. Es verdad que en una primera, superficial lectura, parece que Pérez Tapias tenía las ideas más claras, pero lo que tenía era menos sentido de la disciplina. Las responsabilidades habría que pedírselas a Madina por levantar el dedo. Esto era lo que acreditaba el acendrado sentido de la responsabilidad política de los diputados socialistas, tal como contó Zapatero en ocasión memorable.

Se celebraba el 9 de julio de 2010 en el Congreso un acto del PSOE para conmemorar el día que Pablo Iglesias Posse obtuvo cien años antes su primera acta de diputado. José Luis, en su intervención, estableció el inevitable paralelismo con el día que yo recogí mi primera acta: Había sido elegido diputado por León por vez primera en las elecciones del 22 de junio de 1986. El día de la investidura, cuenta, vio que el diputado que tenía el escaño junto a él dobló un folio y escribió en letras mayúsculas ‘SI’, con el fin de evitar el peligro de equivocarse a la hora de la votación.

En fin, saquen sus propias conclusiones.

Publicado en . | 258 comentarios

Predicar con el ejemplo

JORDI EVOLE.-…Yo solamente te preguntaba si tendrías un programa de televisión, en la tele pública si fueras presidente del Gobierno…

PABLO IGLESIAS.-Te estoy contestando. Creo que si fuera presidente del Gobierno tendría que dar la cara en los medios de comunicación. Si la forma de dar la cara es participar en un  programa como colaborador, presentar el programa u otra, eso habría que discutirlo.

JORDI EVOLE.-¿Pero te imaginas, Pablo Iglesias, presidente del Gobierno, con su programa semanal en televisión, o mensual de ‘Hoy el presidente responde’?

PABLO IGLESIAS.-¡Hostia! Es que eso molaría, eso molaría. Dar la cara, un presidente del Gobierno que se junta cada mes con cinco periodistas, así, cabrones como tú, en lugar del rollo de ahora, de pantallas de plasma, o ruedas de prensa con dos preguntas de los colegas…

Hace un mes de esto. Para cumplir el compromiso que había contraído con Tele-5 de asistir al programa Un tiempo nuevo exigió que la entrevista consistiera en una solo pregunta, pactada, que le formularía la periodista Sandra Barneda, presentadora del programa, sin preguntas de nadie más. Él respondería en pantalla de plasma desde la sede de Podemos. Al ser rechazada esta condición, expusieron una alternativa: que Pablo Iglesias fuera a Tele-5 acompañado de otros cuatro colegas de la dirección de Podemos: Monedero, Errejón, Bescansa y Alegre, un suponer. Tele-5 lo rechazó. Fue una pena, porque Pablo Iglesias ya había salido hacia los estudios de la cadena amiga con toda la tertulia puesta. La Argos estaba allí y tenemos el video:

Publicado en . | 182 comentarios

El chollo va a cambiar de bando

Plasma Iglesias

A P.B. y J.L.G. dos tipos a quienes conocí hace casi 40 años como racionales y demócratas y reencontré el sábado como militantes de Podemos.

El camino al infierno puede ser muy entretenido. Ayer se estrenaba un programa de televisión en Tele-5. Adivinen quién era la estrella invitada, en plan: vamos a darlo todo. Exacto: Pablo Iglesias Turrión. No tuvo en cuenta la cadena que el secretario general había pasado por una experiencia dolorosa en la entrevista a que le había sometido Ana Pastor, en la que dejó constancia de sus insuficiencias.

O sea, que Pablo Iglesias comunicó a Tele-5 que no iba a asistir el sábado y que proponía como alternativa una sola pregunta, pactada (¿justo el resultado? o bien, ¿qué opina del miedo con el que la Casta observa el imparable ascenso de Podemos?) que él respondería ¡¡¡EN PLASMA!!! desde la sede de su partido, sin opción a que le preguntaran nada los tertulianos.

«A Íñigo se lo comenté yo, sí», aseguró Alberto Montero en declaraciones a EL MUNDO, «y también a otros amigos que tengo de Ciencias Políticas desempleados». Alberto Montero es el profesor de la Universidad de Málaga que propuso la beca de la que se ha beneficiado el ‘doctor e investigador en Ciencia Política’ Iñigo Errejón, que es su jefe político en Podemos.

Él quería un doctor en Ciencias Políticas para darle una beca de investigación sobre la vivienda. Manda huevos. Así, a ojo, parece que lo suyo habría sido contratar a un economista especializado en Economía Espacial, antes llamada Regional y Urbana. Encargar a un doctor en Ciencia Política una investigación sobre “La desmercantilización de la vivienda en Andalucía” es quizá llevar demasiado lejos los versos que escribió León Felipe en ‘Romero solo’ en contra de la especialización:

“No sabiendo los oficios los haremos con respeto. Para enterrar a los muertos/ como debemos/ cualquiera sirve, cualquiera, menos un sepulturero.”

Al dar noticia del chanchullo Errejón, manifestaba yo la perplejidad que debía de sentir cualquier lector de El País ante una nota colateral sobre la renuncia del investigador zangolotino a una beca sobre la que no se había informado. Pues bien, han corregido la carencia. Ayer, sábado, publicaba el diario de Prisa un editorial titulado ‘Errejón debe explicarse‘.

Es cosa muy sabida que el contrato con la Universidad de Málaga obligaba al doctor Errejón (yo no tengo tanta privanza como Alberto Montero o Raúl del Pozo como para llamarle ‘Iñigo’ a pelo) a permanencia de 8 a 16:00 horas de lunes a viernes en Málaga, lo que no cumplió. Como tampoco cumplió la exclusividad a que le obligaba también el contrato. Ahórrenme dar detalles sobre las penosas explicaciones de su cómplice. Y las ausentes del consejero de Izquierda Unida que patrocinó el ludibrio.   Susana Díaz explicó su perplejidad razonable porque para una plaza de celador se presenten centenares de licenciados universitarios y para una de becario, pagada con 1.825 euros al mes y que no obliga a horarios, -a ver si los de Podemos vamos a respetar formalismos burgueses-, no se presenta más que uno.

El relativismo nos permite ahorrarnos hoy muchas milongas tales como respetar los contratos a los funcionarios o ser respetuosos con los hechos a quienes los contamos. No diré que la obra humana esté vacunada contra el error; es consustancial. Pero hay una regla de oro. El error se reconoce, no se tapa. El becario cree que la denuncia de su beca, sus horarios, sus incumplimientos son obra de la maldad de la Casta: “Van a tener que fabricar toneladas de infamias, y aún así no nos van a poder parar”. El relativismo es bueno también para ahorrarnos rigor frente a los hechos. Incluso un mínimo esfuerzo por buscar los datos. Carlos Boyero, hoy, domingo, en El País: “Todavía no he leído el libro de Cercas El impostor sobre alguien  que para justificar una vida que no le gustaba se inventó otra sobre su heroica supervivencia en el campo de concentración de Manthausen (sic)”.

Efectivamente, se nota que no lo ha leído. De otra manera, sabría que el campo de concentración  en el que Marco mintió haber estado no era Mauthausen, sino Flossenbürg. Pero le habría bastado leer lo que su compañero Jacinto Antón había escrito ayer, sábado, en su periódico: ‘El periodismo, la literatura y el mentiroso‘.  Yo tampoco he leído lo de Cercas y no creo que lo haga. Sé lo que necesito saber de Enric Marco, un pobre diablo que se inventó una mentirijilla heroica en una entrevista que le hicieron Martí Gómez y Ramoneda en ‘Por Favor’ y a partir de ahí fue el no parar. A ver quién se baja del éxito.

Él fue el protoimpostor de la izquierda, que es especialista en tunearse el currículum académico y profesional y también el árbol genealógico. Describí este fenómeno con algún detalle  en ‘Lágrimas socialdemócratas’, más concretamente en el capítulo 11: ‘El pasado a la medida’. Ahí se dan la mano en la impostura Enric Marco y el presidente Zapatero, que borra de su memoria pública a su abuelo franquista; su vicepresidenta Teresa Fernández de la Vega, que mintió la biografía de su padre, un raro antifranquista que fue delegado provincial de Trabajo con los ministros Girón de Velasco, Sanz Orrio y Romeo Gorría,;su ministro de Justicia Fernández Bermejo, los estudios de Ingeniería y Ciencias Económicas de Roldán, las gestas universitarias de Bernat Soria y si vamos a lo internacional Gunter Grass.

Pablo Iglesias, que tonto no parece, se hay dado cuenta de que las entrevistas con Évole y Pastor fueron otros tantos tropezones para él y que basta un periodista con un mínimo de rigor y con tiempo para documentarse para revelar sus carencias. La sobreexposición puede ser fatal para él en el año que aún queda para las elecciones generales y no tiene motivos para esperar que todos los periodistas sean Jesús Cintora o Iñaki López. Con todo, lo mejor fue el acto de justicia de Tele-5 ante su audiencia: sustituyó a Pablo Iglesias por lo más aproximado que había el el mercado nacional: el pequeño Nicolás.

Plasma Nicolás

 

 

Publicado en . | 142 comentarios

A ver al Rey

Urkullu y el Rey

Hoy, en El Mundo de El País Vasco

Yo no sé si vamos progresando. Un suponer, el lehendakari Urkullu se aprestaba ayer a ver al Rey con la esperanza en las alforjas: “Yo creo en la política basada en el diálogo, en la negociación, en el acuerdo, en la lealtad en las relaciones políticas”. El parlamento de Urkullu ha de sonarle forzosamente al Rey. Hace once años, tras aquellas elecciones autonómicas en las que el inefable Maragall abrió la caja de Pandora con aquel tripartit y aquel estatut, el flamante presidente del Parlamento catalán, un jardinero de Esquerra Republicana llamado Ernest Benach, fue a visitar al Rey, que era entonces el augusto padre del actual.

Don Juan Carlos, que era muy Borbón, le dijo: “Hablando se entiende la gente” y el sencillo president tomó lo que no era más que un tópico coloquial por una máxima profunda y la repitió por doquier. Los periodistas, que somos gentes muy dadas a la gente que nos dice simplezas porque dan muchos titulares, repetimos por doquier “hablando se entiende la gente” y el partido del jardinero se hizo un jardín junto al mar con ella y concurrieron a las siguientes elecciones con la frase como eslogan.

Once años después, un lehendakari del Gobierno vasco va a ver a un Rey de España y enuncia en plan muy perifrástico el mismo lugar común que su padre le contó a Benach. Urkullu cree en el diálogo, en la negociación, en el acuerdo y en la lealtad en las relaciones políticas, lo cual está muy bien. Eso es precisamente la política y el lehendakari vasco ya le saca en ello ventaja a su homólogo catalán, que no acaba de entender lo de la lealtad. Véase como ejemplo, la negociación a la que el secesionismo catalán encabezado por Mas atrajo al Gobierno y al primer partido de la oposición, con el fin de conseguir que el Estado se hiciera el longuis ante la jornada del día 9 con las urnas en la calle, prometiendo a cambio que la organización de la martingala estaría a cargo de los particulares. La víspera se encontraron con el pacto vergonzante en la portada de un periódico y el mismo día de autos el astut Mas y su vicepresidenta reivindicaron la autoría.

Es verdad que los nacionalistas vascos son más serios, aunque al menos tres de los cuatro principios enunciados ayer por el lehendakari, no son tales principios, sino más bien el procedimiento. Es importante no confundir el fundamento con el instrumento. Ese error ha llevado al secesionismo catalán a considerar que el fundamento de la democracia es el voto. Como es obvio, las elecciones son el procedimiento a través del cual se ejerce, pero el fundamento es el cumplimiento de la ley y las elecciones, referendos o votaciones de cualquier naturaleza deben estar sujetas al procedimiento definido en las propias leyes.

Hace seis meses, tras el nombramiento de Felipe VI, Urkullu mostró su predisposición a abordar el tiempo nuevo que se abría “desde el reconocimiento de los derechos históricos y el pacto con la Corona”. Hay en este binomio una suave añoranza del Antiguo Régimen, de cuando el Rey peregrinaba por las iglesias de la ruta juradera (Bilbao, Larrabezua, Guernica y Bermeo) para ser aclamado después como Señor de Vizcaya.

En todo caso, yo le recomendaría a Urkullu que fuera prudente en esta reivindicación. El pacto de los vascos con la Coroina se materializó el día que casamos a la infanta pequeña con un chico de las mejores familias del partido en Vitoria-Gasteiz.

 

Publicado en . | 96 comentarios

Firma invitada

El gran Parmenio publicó ayer este comentario sobre el tema del día (titular de La Vanguardia “La querella contra Mas aleja la vía del diálogo”). Brillante y preciso, incluso para sus estándares:

Parmenio

La grandeza de Godó se fundamenta en la capacidad de tirar miles de copias de una publicación diaria de ficción.

Hoy se nos explica que cuando la víctima de violencia doméstica va al juzgado cierra las puertas al amor. Eso es así. Y hay que decirlo; si, además, se dice con el gracejo de Juliana, miel sobre orzuelos.

Llevamos cuatro décadas intentando compartir país con el nacionalismo democrático y llevamos cuatro décadas fracasando. Nos empeñamos en renunciar a nuestros valores para intentar hacer más cómoda su vida a quienes no respetan nuestros valores y aspiran a imponer su sentimentalidad xenófoba sobre la construcción de la razón que es el Estado de derecho democrático.

Fracasamos al intentar razonar con el nacionalismo democrático porque el nacionalismo democrático no existe. Hablamos con una pared y tomamos al eco por respuesta. El nacionalismo no es democrático, no puede serlo, porque el supuesto amor por la nación inexistente es un acto sentimental, fuera de la razón y, por lo tanto, ajeno al juego de respeto a la ley, equilibrios y contrapesos que fundamenta el estado democrático.

Publicado en . | 224 comentarios

Qué será eso del diálogo

La vía del diálogo

A lo largo de los últimos dos años, Moi Mas ha venido expresándose con un lenguaje inarticulado en el que las palabras no parecían tener relación con hechos, mientras conservaban una cualidad de talismán a cuyas virtudes no se puede renuncia. Una de ellas es el diálogo, magreada hasta dejarla irreconocible en el asunto vasco, sea con el terrorismo propiamente dicho o con las aspiraciones soberanistas del nacionalismo vasco en su conjunto.

Hubo un momento fundacional, que fue la gran manifestación convocada en Barcelona el 23 de noviembre de 2000 en repulsa por el asesinato de Ernest Lluch. La periodista Gemma Nierga, Marianita Pineda a quien todos los partidos convocantes habían elegido como portavoz, añadió su propia morcilla a un texto rigurosamente pactado entre las fuerzas convocantes. Y dijo:

“Se lo digo en castellano para que me entiendan (lo que ya prefiguraba quienes eran los destinatarios del mensaje). Ernest habría intentado dialogar hasta con la persona que lo mató. Ustedes, los políticos, que pueden, dialoguen por favor”.

No estuvo fina, a qué engañarnos. la sentencia que condenó a sus asesinos establece que al darse cuenta de las intenciones de Krutxaga y García Jodrá, Lluch intentó escapar entre los coches, pero fue atrapado por sus asesinos, que lo arrastraron hacia el centro del garaje para evitar que las balas rebotaran en los coches y pudieran herirlos. Y allí lo asesinaron.

Sí hubo diálogo. El que propusieron, tiempo después, las Fuerzas de Seguridad del Estado al dirigirse a los dos terroristas citados y a Lierni Armendariz, que les había dado la pista, diciéndoles: “quedan ustedes detenidos” o palabras similares.

¿Qué diálogo? Este asunto recuerda un viejo chiste, y -ustedes me lo perdonarán-, un poco zafio: Él me llamó ‘puta’ y yo le respondí ‘cabrón’. Y así, dialogando, dialogando, congeniamos. En el primer anuncio de su voluntad de saltarse la legalidad, Mas prometió un referéndum “sí o sí”. No hay diálogo cuando el dialogante plantea un ultimátum de cuyos supuestos no se baja: Ahora los 23 puntos que exigí y un referéndum de independencia. Tampoco cuando se muestra una deslealtad manifiesta y se recurre a argucias jurídicas (esto según la versión amable de los fiscatalanes) encadenadas, cuando se anuncia la voluntad de “engañar al Estado” y efectivamente se hace así, arrastrando al partido del Gobierno y al de la oposición a una negociación para que se inhiban, prometiendo a cambio que la organización y el desarrollo de la consulta correrían a cargo de las Forcadellas, o sea, lo subcontratarían a particulares. El Gobierno y el PSOE representados por Arriola y Serrano, accedieron ante el interlocutor de Unió, Joan Rigol. El pacto fue filtrado a El Periódico, que lo publicó el día 8. El día de autos, Mas reivindicó la autoría: Eh, fiscal, he sido yo, aquí me tienes, y su vicepresidenta se hizo cargo del recuento y anunció los resultados.

Y el diario del Grande, tanto más grande cuanto más insiste, se teme que la querella aleje la vía del diálogo. Pues no sé por qué. O sí. Es que los españoles, además de ladrones, son muy intransigentes. Y sordomudos.

Publicado en . | 159 comentarios