Reihane Yabari (y van más de 250 en 2014)

Irán colgada

La mujer de la foto se llamaba Reihane Yabari, era iraní, tenía 26 años y fue ahorcada ayer en la cárcel de Rahaishahr, cerca de Teherán. La justicia iraní (flagrante oxímoron) la condenó a muerte por el asesinato de un médico, ex agente de los servicios secretos, que según sostuvo Yabari en todo momento, intentaba violarla.

La ONU, la Unión Europea y organizaciones de Derechos Humanos como Amnistía Internacional  y Human Rights Watch, habían pedido la cancelación de la sentencia y la repetición de un juicio que se había celebrado sin garantías procesales. El padre de la joven , Fereidún Yabari, expuso con nitidez la brutal paradoja de las mujeres iraníes ante la violación: “Si la mujer acepta la violación, la tendrán que lapidar y si se resiste, la ahorcarán por el gruesas’. (Ley de Guesas que deja en última instancia la suerte del condenado a muerte por asesinato en manos de la familia de su víctima).

He buscado inútilmente, un testimonio de Pablo Iglesias Turrión, un llamamiento humanitario dirigido a las autoridades iraníes. Esperaré desde hoy una protesta, una queja, un lamento por la ejecución de Reihane Yabari. La razón es que Iglesias dirige un programa en una televisión pública iraní, Hispan TV, en la que presenta su programa Fort Apache. El  Gobierno intentó en enero de 2013 impedir la visión de Hipan TV, en aplicación de una directiva del Consejo de Europa que ordenaba el embargo económico a Irán por sus reiteradas violaciones de los derechos humanos. Ya habíamos publicado el vídeo de una intervención de PI en un acto organizado por las Juventudes Comunistas. Pueden verlo aquí. Un asistente le pregunta sobre la propaganda y la educación, bien oiréis lo que dirá:

“Propaganda o educar… Propaganda sin lugar a dudas. Educar cuando controlemos un Ministerio de Educación. Que el medio sea la fibra óptica o las ondas de un satélite nos da exactamente igual, lo que sea más efectivo para llegar a la gente.

Las mujeres que trabajan en Hispan (Hispan TV es la cadena de televisión iraní que emite su programa Fort Apache) que presentan programas tienen que aparecer con un pañuelo que les rodea la cabeza. ¿A mí me gusta eso? No, no me gusta. ¿Ése es un motivo por el cual yo podría permitirme decir: “Ah, pues entonces no trabajamos en esta cadena”? No, creo que es más efectivo lo que estamos haciendo. Nos han permitido tener absoluto control de la redacción y del contenido de los programas…””

Esa es la razón de que no proteste contra un régimen que este año ha ejecutado a más de 250 personas: por homosexuales, por adúlteras, por blasfemos o por defenderse de una violación, como Reihane Yabari. ¿Qué es lo más efectivo para Podemos? La moral, ese árbol que da moras.

Publicado en . | 3 comentarios

Qué insensibilidad

Originalmente publicado en El blog de Santiago González:

Publicado hoy en El Mundo de El País Vasco

Sortu respalda

La Guardia Civil detuvo ayer a un ex recluso etarra por haber enviado desde su móvil un anagrama de ETA a una hermana de Ignacio Uría, asesinado por ETA el 3 de diciembre de 2008, cuando se dirigía al restaurante Kiruri de Azpeitia, para jugar su habitual partida de cartas.

Antxon Guinea, que así se llama este sujeto, fue detenido por la mañana y puesto en libertad pocas horas después, tras prestar declaración ante la Guardia Civil y ser puesto a disposición del juzgado. Este ensañamiento con las víctimas, esta afición a echar sal en la herida es una acreditada especialidad abertzale. Consuelo Ordóñez contaba que a raíz del asesinato de su hermano Gregorio a ella le gritaban por la calle: “Ordóñez, devuélvenos la bala”.

Las primeras reacciones a la detención de Guinea fueron del portavoz de Sortu, Joseba Permach, que…

Ver original 423 palabras más

Publicado en . | 16 comentarios

Qué insensibilidad

Publicado hoy en El Mundo de El País Vasco

Sortu respalda

La Guardia Civil detuvo ayer a un ex recluso etarra por haber enviado desde su móvil un anagrama de ETA a una hermana de Ignacio Uría, asesinado por ETA el 3 de diciembre de 2008, cuando se dirigía al restaurante Kiruri de Azpeitia, para jugar su habitual partida de cartas.

Antxon Guinea, que así se llama este sujeto, fue detenido por la mañana y puesto en libertad pocas horas después, tras prestar declaración ante la Guardia Civil y ser puesto a disposición del juzgado. Este ensañamiento con las víctimas, esta afición a echar sal en la herida es una acreditada especialidad abertzale. Consuelo Ordóñez contaba que a raíz del asesinato de su hermano Gregorio a ella le gritaban por la calle: “Ordóñez, devuélvenos la bala”.

Las primeras reacciones a la detención de Guinea fueron del portavoz de Sortu, Joseba Permach, que ha calificado la detención de Guinea de “agresión al proceso abierto” por parte de la Guardia Civil y el Estado que no tienen “ningún tipo de voluntad de afrontar el proceso abierto en Euskal Herria desde parámetros democráticos y constructivos”.

Por su parte, Jonan Fernández, secretario general de Paz y Convivencia de la Presidencia del Gobierno Vasco, el hombre que ha puesto Urkullu para pasar haciendo caminos, caminos sobre la paz, también se ha expresado sobre el particular. No le ha parecido bien. En su opinión, se trata de “una muestra de insensibilidad absoluta hacia las víctimas” y demuestra la necesidad de “seguir trabajando en una política de convivencia”.

Más rotundo, dentro de lo que cabe, se expresaba contra los dos atentados contra sendos cajeros de Kutxabank. Mientras lo anterior merecía el rechazo del Gobierno vasco, lo de los cajeros merecía el rechazo unánime: “Creo que lo importante es pensar que coincidiremos todas las fuerzas políticas y las instituciones en su rechazo, lo que es un signo de un avance, pese a que el hecho sea un paso atrás”.

¿Seguro, Jonan?¿También Sortu?¿También la Diputación de Guipúzcoa y la Alcaldía de San Sebastián? Lo de enviar a la familia de una víctima de ETA el anagrama de la banda terrorista que lo asesinó no es un problema de insensibilidad, indelicadeza o falda de educación, sino la definición canónica de un delito. El artículo 578 del Código Penal vigente tipifica el delito de enaltecimiento del terrorismo, así como “la realización de actos que entrañen descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas de los delitos terroristas o de sus familiares se castigará con la pena de prisión de uno a dos años”.

¿Qué propondrá Jonan como tratamiento alternativo a la ley para sensibilizar a un psicópata que se goza en el sufrimiento y la humillación de las víctimas?

 Ahora que Mafalda se nos ha hecho tan mayor y a su padre artístico le han dado el premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, recuerdo una tira memorable en la que Mafalda trataba de tranquilizar a su amigo Miguelito, temeroso ante su primer día de escuela: “Ahora las cosas no son como antes. Los maestros ya no pegan a los niños”. “¿Ahora son los niños los que pegan a los maestros?”, pregunta esperanzado Miguelito. La verdad es que aquí los niños siempre han pegado a los maestros y siempre ha habido un Sortu para condenar el intento de castigarlos por ello. Y un Gobierno vasco para lamentarse de que los escolares sean tan traviesos e insensibles.

Publicado en . | 97 comentarios

El ángel exterminador (lecturas para niños soberanistas y adultos retrasados)

Comerç amic

Cuenta el Éxodo que Moisés, un Artur Mas de la antigüedad, estaba emperrado con que Egipto oprimía a su pueblo y le daba la vara al Faraón con insistencia y esmero: Egipto ens roba, exigimos nuestro derecho a decidir, déjanos marchar. El Faraón decía que no, que eso no estaba en las leyes y Moisés tuvo que demostrarle lo que era un pueblo elegido mediante varias plagas (convertir el agua en sangre, granizo incandescente, plaga de langostas, ranas, mosquitos, tábanos, peste del ganado, tinieblas en pleno día y otras artes por ver si se aburría). Pero no hubo caso.

Por eso, Moisés escucha el último encargo de Dios por boca de Carme Forcadell:

- Y tú, dile al faraón que a eso de la media noche atravesaré el país de Egipto, y morirán todos los hijos primogénitos de Egipto, desde el primogénito del faraón, heredero del trono, hasta el de la esclava que trabaja en el molino; también morirán los primogénitos de los animales. Y se oirán gritos tan desgarradores en todo el país de Egipto como no los ha habido ni los habrá jamás.

Moisés sigue escuchando a Dios:

- No temas por tu pueblo. A los hijos del pueblo elegido no les ladrará ni un perro. Ni los hombres ni animales sufrirán daño alguno, para que sepáis que el Señor distingue entre españoles y catalanes.

Moisés cree a Dios, y escucha atentamente lo que el Señor le ordena, algo muy importante:

- Pero mira lo que vais a hacer los catalanes. Que cada familia se procure un cordero sin defecto, macho, de un año. Lo inmolaréis al atardecer, y con su sangre untaréis las jambas y el dintel de vuestras casas. Cuando el ángel exterminador pase de noche por toda Catalunya, herirá de muerte a todos los primogénitos de los españoles, pero pasará de largo por vuestras casas porque las verá untadas con la sangre de este cordero pascual.

Aquella noche, por la sangre del cordero, Catalunya se salvó de la esclavitud, se enriqueció a costa de los españoles, vivió como pueblo libre y pudo cumplir la misión que Dios le había confiado en el mundo.

He leído varias analogías en que se comparaba el distintivo que la ANC ha repartido para colocar en los comercios secesionistas y que pueden ver reproducido arriba, con la estrella infamante que en el nazismo se obligó a llevar cosida a su ropa a los judíos. Creo que es mucho más pertinente la comparación del distintivo amic con la sangre del cordero pascual. ¿No es evidente la semejanza funcional entre ambos? Y conceptual. El cartel protector de la ANC tiene las cuatro barras, que según la leyenda pintó Guifré el Pilós en un escudo, tintando cuatro dedos en su propia sangre. Yavéh tuvo una consideración con los suyos y en vez de pintarlo con los dedos les sugirió hacerlo con una rama de hisopo. El ángel exterminador sólo se fijará en los comercios que no lo tengan.

Publicado en . | 174 comentarios

Un escritor de Guecho

 Ramiro Pinilla

Ha muerto Ramiro Pinilla, escritor. Escritor de Guecho, diría yo. Nació en Bilbao y ha muerto en el hospital de Cruces 91 años después, pero toda su vida ha transcurrido en Guecho, en una vieja casa con huerta que cultiva su hijo Ramiro, que también comercializa sus productos.

Esa casa y Guecho han sido su mundo, su espacio vital y también el entorno narrativo de casi toda su obra. Era, en cierto modo su Macondo. Lo conocí en aquella casa una nochevieja, no sé si la de 1975 o la del 76, cuando un grupo de celebrantes del todavía ilegal PCE decidimos ir a casa de Ramiro a felicitarle el Año Nuevo y tomar algo. Tenía entonces 52 ó 53 años y ya mostraba los mismos rasgos que antes de ayer: la misma calva, , algunas arrugas más en un físico que en la cincuentena le hacía parecer anciano, pero que, ya nonagenario, era lo que se llama un hombre bien conservado. Durante el almuerzo de homenaje que le rendimos al cumplir 90 un centenar lago de los de antaño en un restaurante de Indautxu, pensé que a Ramiro le cuadraría a la perfección  aquella canción que Raimon le dedicó a Gregorio López Raimundo: “T’he conegut siempre igual com ara”. No podrá decírsele lo de “els cabells blanca”, ciertamente, pero sí lo que seguía: “la bondat a la cara, els llavis fins dibuixant un somriure d’amic, company…”

Había ganado el Premio Nadal y el Premio Nacional de la Crítica con Las Ciegas Hormigas. Su última gran obra, la trilogía ‘Verdes valles, colinas rojas’ ganó el Premio Euskadi y, otra vez, el Premio Nacional de la Crítica en 2005 y el Premio Nacional de Narrativa en 2006.

En 1977 se hizo editor en compañía de su amigo José Javier Rapha Bilbao. Crearon una marca, Libropueblo, empeñada en editar textos a precio de coste, cuenta que rendían libro a libro, desde su primera publicación: ‘Proceso, anatematización y quema de una bruja en un ensayo general’, una obra de teatro escrita por los dos editores. Formé parte de un grupo de distribuidores voluntarios que llevaban la buena nueva de que la cultura no puede ser un negocio y colocaban un ejemplar a sus amigos y parientes a pocas facilidades que dieran.

Querido Ramiro, que la tierra te sea leve.

Publicado en . | 48 comentarios

Mucho ojo, que es ciega

Justicia es ciega

El fiscal Rovira, de la Audiencia Nacional mostró el viernes pasado su comprensión y su posición favorable a que Laura Martín siga presentando pruebas para el esclarecimiento del asesinato de su marido, Juan Carlos García Goena, perpetrado por los GAL en julio de 1987. Éste es uno de los crímenes cuyos autores disfrutan de impunidad. De los muchos. Entre los 858 asesinatos cometidos por ETA, están sin resolver y sin imputación de autoría 326, el 38% del total.

Ayer, el fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, Juan Calparsoro, intervino en la inauguración del año judicial en Euskadi con un breve discurso estructurado en cinco puntos. El primero de ellos decía textualmente:

1. DERECHOS HUMANOS Y JUSTICIA

Debemos mejorar la respuesta ante las denuncias por violaciones de los derechos humanos. Nos avergüenza la nueva condena a nuestro país del TEDH por no haber investigado debidamente las denuncias por graves violaciones de derechos humanos, independientemente de los gravísimos delitos por los que fueron detenidas las personas que denunciaron tales hechos. Analizaremos qué hemos hecho mal y corregiremos lo que sea necesario.

Porque conforme a la recomendación 11 del año 2012 del Consejo de Europa, la misión de los fiscales debería ser la de representar el interés general o público, proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales, así como garantizar el Estado de Derecho.

No dijo una palabra más sobre el tema. Nada que oponer, aunque se echan en falta algunas consideraciones. Preguntas al viento:

a. ¿Considera el fiscal superior que los asesinatos de ETA fueron graves violaciones de los derechos humanos?

b. ¿Considera el fiscal superior que se han investigado debidamente?

c. En caso de respuesta afirmativa: ¿Cómo es posible que haya un 38% de asesinatos impunes?

d. En caso de respuesta negativa, ¿avergüenza el dato al fiscal superior?

e. ¿Piensa analizar qué han hecho mal y corregir lo que sea necesario?

f. ¿Cree que la recomendación 11/2012 del Consejo de Europa y la obligación en ella prescrita de que los fiscales deben representar el interés general, proteger los derechos humanos y las libertades y garantizar el estado de Derecho puede guardar alguna relación con perseguir, esclarecer y poner a disposición de la Justicia a los autores de esos crímenes?

Publicado en . | 114 comentarios

¿Se inspira la RAE en el periodismo deportivo?

R

Debe uno confesar que las últimas novedades que la Real Academia Española ha incorporado a su Diccionario, le han producido en algunos casos un cierto sentimiento de perplejidad. Sabido es que la Real carece de voluntad normativa y se limita a recoger la voz del pueblo y también sus excrecencias. Empecemos por las bajas. Me ha parecido lamentable la decisión de dar de baja una palabra tan eufónica como ‘bajotraer’, que significa: abatimiento, humillación, envilecimiento. El hecho de que no se use no justifica su eliminación y es muy defendible que escritores ¡incluso columnistas! puedan usarla, obligando con ello a sus lectores a buscar el diccionario.

Pero vayamos a las incorporaciones. ¿Tiene sentido añadir al diccionario el término ‘blaugrana’, cuando en castellano o español existe la voz ‘azulgrana’?¿No cabría interpretarlo como un barbarismo? Las más llamativas son papichulo y amigovio, términos que, según se explica, se usan en la América hispana. No debe olvidarse que la Real tiene allende 22 academias correspondientes. Por papichulo se entiende el hombre atractivo y objeto de deseo, lo cual plantea un primer problema de discrimación sexista: ¿No se va a incorporar ‘mamichula’? esperemos que en la 24ª edición se recojan grafías alternativas: papitxulo y mamitxula. Por otra parte cabe esperar que el feminismo-comunión, llegado el caso plantee sus reparos al sexismo implícito: decir de una mujer que es atractiva y objeto de deseo es un paso más de esa institución patriarcal en la cosificación de la mujer.

Pero mira que ‘amigovio/a’. Someto a la consideración de los inmortales si el femenino de ‘amigovio’ no debería ser ‘amigavia’, mujer con la que se tiene una relación intermedia entre amiga y novia. Busco en wikipedia los rastros del pedrusco y veo que ‘Amigovios’ fue el título de una telenovela argentina de mucho éxito en 1995. Bien, la RAE tiene un vivero inagotable para enriquecer el diccionario en el periodismo deportivo: “se va de…” para decir ‘se desmarca’ o ‘gana de dos tantos’ para decir ‘gana por dos goles’. Las tertulias constituyen otra fuente de mucho caudal y yo tengo muchas esperanzas en  ese nuevo programa de la tele de concursantes en pelotas, física e intelectualmente. “¿La Alhambra (de Granada)  es alambrar?” preguntaba una concursante anoche.

Tendré que exponer esta zozobra a mi querida Carmen Iglesias. Mientras, saquemos a cubierta la advertencia de Gandumbas:

Excmos. Sres. Académicos de la R.A.E.:
Si existe la Justicia en el mundo, llegará un día en el que vuestros nietos os preguntarán dónde estabais el día que la Academia acordó admitir las palabras amigovio y papichulo. Y tendréis que decirles la verdad.

Muy poco después tenía lugar este diálogo modélico:

Bonnie Parker dijo:

  1. (Dudas de rubia)

  2. JotaEle dijo:
Publicado en . | 150 comentarios

Explicar los chistes en el Vasquedal

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEl domingo publiqué una entrada sobre la valla publicitaria cuya foto debemos a Nompossumus. Hubo una reacción, más en El Mundo que en la Argos, que confirman la tendencia irrefrenable del idiota a criticar el dedo en lugar de mirar a la luna que señala. No fueron pocos los que se lanzaron a descalificar el comentario porque, según opinaban, desconozco que euskaldun no es sinónimo estricto de vasco, sino el vasco que habla euskera.

Es mal asunto tener que explicar un chiste. Sé lo que es un euskadun desde hace muchos años (con toda seguridad, más de 40). En Amazon hay dos libros míos en los que pueden ncomprobarlo: ‘Palabra de vasco. La lengua imprecisa del soberanismo’ y ‘Artículos 1993-2008′. En el primero se analiza el lenguaje del ncionalismo vasco y de sus líderes. El segundo es una recopilación de centenares de artículos publicados en El Correo a lo largo de 16 años. Por un módico precio podrán rastrear el término ‘euskaldun’ y acceder a decenas y decenas de ocasiones en las que se entiende perfectamente qué es un euskaldun.

De hecho, si hubieran leído con alguna atención mi comentario del domingo, habrían tenido alguna sospecha de ello, al leer el sintagma ‘vascos euskaldunes’, que carecería de sentido si yo creyera que son sinónimos.

Otra pista, para aquellos de ustedes que sepan lo que es un tropo. Tras referirme al hombre nuevo, que es el euskaldun, el vasco euskaldun, hago un chiste con su llamada: “te voy a hacer un vasco a lengüetazos”, dirá el marido a la mujer rozando los límites de la metonimia”. Si hubiera escrito: “te voy a hacer un euskaldun” carecería de gracia. Por otra parte, hay otros deslizamientos del sentido del mismo género que también podrían haberme afeado. Por ejemplo:

-Confunde usted la lengua, órgano muscular que define el DRAE en su acepción 1ª, en el que se residencia el sentido el gusto, con la definida en la acepción 2ª sistema de comunicación verbal y escrito propio de una comunidad humana.

-Es usted un ignorante. Parece mentira que a sus años no sepa que los hijos no se hacen con la lengua.

-Incluso: confunde usted el sentido del gusto con el orgasmo.

Como iba diciendo, pocas actividades hay tan tristes como tener que explicar un chiste. Pero es que la confusión (interesada) de los conceptos vasco, euskaldun y nacionalista es una constante en la biografía del nacionalismo. Les daré un dato histórico: la primera sociedad nacionalista, el primer batzoki de la historia se abre en la calle Tendería de Bilbao (una de las siete calles) por los hermanos Arana el 14 de julio de 1894 con el nombre, ojo al dato de Euskeldun  Batzokija. Fue la primera vez que se izó la ikurriña en un edificio, cuando aún no se había fundado el PNV como tal (31 de julio de 1895). Aquel batzoki no era, en consecuencia, todavía, la sede del partido-guía, sino la de los seguidores de Arana y el credo que había proclamado en el discurso de Larrazabal (3 de junio de 1893). Pero su finalidad no era lingüística. Era requisito indispensable para ser socio pleno, según el reglamento del batzoki tener cuatro apellidos vascos (la raza), según cuenta Patxo Unzueta en su epílogo al libro de Juaristi ‘El chimbo expiatorio’. Para ser adicto, un grado menos, bastaba tener dos. La lengua no era obligatoria; la única referencia al euskera figura en el artículo 29 de dichos estatutos:

“Se suplica a los socios hablen en euskera a los sirvientes de la sociedad y prefieran en sus conversaciones el uso de su propia lengua”.

Al poco tiempo de crearse el Euskeldun Batzokija, fue a dar una conferencia Resurrección María de Azkue. Durante su intervención, cada vez que decía ‘Euskal Herria’, los sabinianos le corregían a gritos con el neologismo acuñado recientemente por Sabino: ¡Euzkadi, Euzkadi! con gran mosqueo del conferenciante. No podía imaginarse que cien años después ETA impondría el término Euskal Herria en contra del Euskadi que forma su propio nombre. Sostiene Florencio Domínguez (y yo con él hasta la muerte, ni un paso más allá) que el cambio se produce tras la caída de la cúpula de bidart en 1992 y el ascenso de Mikel Antza, que tenía pujos de poeta y cambió en la literatura interna un nombre por otro.

Sabino cometió un dislate que acuñó al poner el nombre de Euzkadi al invento, aplicando un sufijo ‘-di’, que tiene carácter vegetal (ej: gorostidi=acebal o bosque de acebos) a la raíz ‘euzko’, vasco (de raza, no de lengua ni de vecindad administrativa: Euzkotarren aberrea Euzkadi da. O sea que Euskadi es la patria de los vascos. Lo cuenta Jon Juaristi en ‘El bucle melancólico’.

Si me lo permiten, me gustaría proponer un nombre que tradujera al castellano el Euskadi sabiniano con un término que se me antoja traducción estricta con mejora eufónica: Euskadi o el Vasquedal.

Publicado en . | 163 comentarios

¿Una cita de Marx? Pablo asalta el cielo


Pablo como ALimaPablo Iglesias, a quien no sé si a partir de ahora debería llamar simplemente Pablo sumándome gozoso al mainstream periodístico -todos somos Jesús Cintora-se apareció en el primer congreso de Podemos para anunciar su intención de ganar las generales a Rajoy y a Sánchez. “Nos tienen miedo porque somos eficaces”, dijo para justificar que él debe ser el único secretario general, contra la propuesta de otro Pablo al que siempre le ponen apellido: Echenique. Yo creo que tiene razón el autoproclamado. El triunvirato queda a medio camino entre el de César, Pompeyo y Craso y la Santísima Trinidad, entre antiguo y extraterrestre.

Jesús como PabloLo bueno de Podemos es que sus palabras no se someten a contraste. Somos eficaces, dice el mismo tío que puso una querella a Esperanza Aguirre pidiendo 100.000 euros de indemnización por haberle acusado de apoyar a ETA y al castrismo. Iglesias no se presentó al acto de conciliación y envió a Monedero en su lugar. Claro que los eficaces y el eficaz dee su abogado olvidaron proveer a Monedero de un poder notarial para representar a Iglesias y a Podemos.

Adriana LimaLo más notable, sin embargo, fue la frase que hoy reproducen todos medios: “El cielo no se toma por consenso, sino por asalto”. Ya escribió Ambrose Bierce que citar es repetir erróneamente las palabras de otro. Veamos:

La expresión está en  una carta que Marx escribe a  Ludwig Kugelmann  para aplaudir lo que él llama “la próxima tentativa” de la revolución francesa: no hacer pasar de unas manos a otras la maquinaria burocrático-militar, “sino demolerla”. He aquí la transcripción íntegra del párrafo, incluyendo el innoble magreo a que el remitente somete a la sintaxis:

“De cualquier manera, la insurrección de París, incluso en el caso de ser aplastada por los lobos, los cerdos y los viles perros de la vieja sociedad, constituye la proeza más heroica de nuestro partido desde la época de la insurrección de junio. Que se compare a estos parisienses, prestos a asaltar el cielo, con los siervos del cielo del sacro Imperio romano germánico-prusiano, con sus mascaradas antediluvianas, que huelen a cuartel, a iglesia, a junkers y, sobre todo, a filisteísmo”. [Que se compare a estos parisienses con los siervos, ¿qué? Es lo malo de algunas subordinadas como ésta, que no desembocan].

Hay algo de interés en el párrafo y es que canta el probable aplastamiento de los asaltantes por lobos, cerdos y viles perros [¿Cómo se las arreglarían animales que se mueven tan a ras de suelo –el cerdo incluso hoza-para aplastar a seres que luchan a semejantes alturas?]; donde dice tentativa debería haber escrito ‘intentona’. La carta está fechada el 12 de abril de 1871; faltaba apenas mes y medio para la semana sangrienta (21-28 de mayo) que supuso el fin de la Comuna, 30.000 muertos y la aplicación de la ley marcial París durante los cinco años siguientes.

No hay religión sin mártires. Por eso Monedero empleaba como referente ‘la Roma de Espartaco’. En realidad, la Roma de Espartaco era más bien de Marco Licinio Craso, el tercer miembro del triunvirato. Espartaco y los esclavos fueron crucificados a lo largo de la Vía Apia entre Roma y Capua, el lugar donde tenía su escuela de gladiadores Léntulo Batiato y de donde partió la revuelta. Sesenta kilómetros, una cruz cada diez metros.

Pablo Iglesias es un cinéfilo. De ello da cuenta en un librito titulado ‘Maquiavelo frente a la gran pantalla’, en la que analiza varias películas: Katyn, Algunos hombres buenos, Dogville, Ispansi, Apocalypse Now, La Batalla de Argel, Amores perros, Lolita y Balada triste de trompeta, aunque no siempre las haya entendido. Vean como ejemplo el capítulo dedicado a Katyn, película a la que reprocha su equidistancia entre nazis y soviéticos.

Seguramente, el eslogan de tomar los cielos por asalto no tenga tanto que ver con la frase de Marx, -menos aún con las memorias de Irene Falcón, ‘Asaltar los cielos’-. Es más probable que el cinéfilo Iglesias viera el documental de López Linares y Rioyo sobre uno de aquellos jóvenes que asaltó los cielos con un piolet que hundió en la cabeza de Trotsky por cuenta de Stalin. Es evidente que el título tiene una sobrecarga que Pablo Manuel no ha visto.

Moneder0 GramsciEl par intelectual de Podemos es gramsciano, lo que pueden comprobar en la foto del gran Monedero aquí al lado. Lo que tiene delante es un iPad y la foto que aparece pegada en su parte trasera es de Antonio Gramsci, fundador del PCI. Lo que tapa la foto es el anagrama de Apple, la manzana mordida. A mí se me antoja que la manzana era un símbolo perfecto para estos adanes. Monedero la ha tapado por coquetería revolucionaria, para no mostrar un símbolo del imperialismo.

Cabe preguntarse cómo se pueden asaltar los cielos desde una perspectiva gramsciana. El fundador del comunismo italiano es el teórico de la guerra de posiciones frente a la de movimientos, del consenso frente al asalto; el intelectual que teorizó sobre los aparatos ideológicos del Estado y definió la hegemonía o consenso social.

Volvamos a ‘Maquiavelo frente a la gran pantalla’. Generalmente reprocha a las películas citadas un exceso de llamadas a la reconciliación y de equidistancia entre los buenos y los malos, y una insuficiente presencia de la lucha de clases en su trama argumental. “La vaquilla no deja de ser una llamada a la reconciliación nacional”, escribe displicente. Son películas explicadas a caperucitas y pioneros, al igual que las de Juan Carlos Monedero,con tonterías que ni siquiera son originales. Armand Mattelart y Ariel Dorfman publicaron en 1972 ‘Para leer al Pato Donald’ un libro para advertir a los ciudadanos de la amenaza imperialista en el cine de Walt Disney. Sus autores aún se hacen pasar por intelectuales. El título era un homenaje a “Para leer ‘El Capital’”, obra estelar de uno de los mayores farsantes que ha conocido el siglo XX en Europa: el profeta del estructuralismo, Louis Althusser.

Vean aquí a Monedero enunciando tonterías insuperables.: La película ‘El Rey León’ está rodada después de la guerra del Golfo y el malo, sustituyendo a los comunistas (en el año 91 ha  caído la URSS, explica) es el Ayatola Jomeini. El problema es que en 1991, año de la caída del comunismo, Jomeini llevaba muerto dos años. La amenaza en 1994, año de la película, era Sadam Husein. Tampoco está mal cómo muestra a una presentadora bolivariana encantada que las hienas tienen acento de afrodescendientes, o sea negros. Esto lo dice mientras un negro, Barack Obama, encandilaba a los EEUU y al mundo al ser elegido presidente.

No hay dos sin tres. Monedero también ve manipulación e intoxicación propagandística en el garfio del principal enemigo de Peter Pan. ¿No recuerda el gancho a la hoz que conforma junto al martillo el anagrama del comunismo? Veamos: El autor de ‘Peter Pan’, J.M. Barrie, creó este personaje en 1901 y su estreno teatral, con su Wendy, sus niños perdidos y su Garfio se produjo en Londres, en diciembre de 1904. Faltaban 13 años para la Revolución de Octubre y para que la hoz y el martillo tuvieran algún significado para el mundo.

El problema no es que manoseen los cuentos para niños. Lo peor es que no los entienden, aunque hay un precedente que puede servirles de excusa:

“Yo tengo dos hijas. Una de 10 años y otra de ocho. La mayor, desde el año y medio hasta los tres años, vio Bambi unas 500 veces, y yo con ella. Y me parece que la gente ignora la historia completa de Bambi. Todos se quedan con la parte sentimental, cuando pierde a su madre y se queda solo. Pero luego él se rehace y se convierte en el rey de la selva (sic). Eso es lo que muchos no parecen tener claro”. (José Luis Rodríguez Zapatero, 19-11-2004 Europa Press)

Fernando Navarro, que ha leído ‘Maquiavelo frente a la gran pantalla’ nos trae unas consideraciones sobre lo que Iglesias Turrión entendió de ‘Algunos hombres buenos':

ALGUNOS HOMBRES MEMOS

Fernando Navarro

En su imprescindible libro ‘Maquiavelo frente a la gran pantalla’, Pablo Iglesias analiza algunas películas con el propósito, no siempre alcanzado, de afianzar sus particulares planteamientos políticos. Una de estas películas es ‘Algunos hombres buenos’ de Rob Reiner. Pablo Iglesias ha escogido esta película “con el objetivo de plantear una noción, digamos dura, de la verdad en política como decisión sobre la vida” y de paso de revelar “el carácter de última ratio de la excepcionalidad en política”. ¿Cómo piensa hacerlo? Pues a través de los “códigos rojos”.

 Recordemos. La película trata del juicio a dos marines de Guantánamo por la muerte de un tercer marine. El espectador irá sabiendo que, con el fin de conseguir su traslado a un destino más confortable, el marine muerto pensaba denunciar a sus compañeros por una irregularidad en acto de servicio. Enterado de ello el coronel Jessep (Jack Nicholson), al frente de la compañía, ordenó que se le administrara un “código rojo”, una paliza para que aprendiera que las cosas del cuerpo de marines deben solucionarse dentro del cuerpo de marines, pero resultó que el recluta tenía un problema cardiaco y murió. Los “códigos rojos” están prohibidos en el ejército, de manera que todo el trabajo del abogado defensor de los marines acusados (Tom Cruise) consiste en sacar de quicio a Jessep hasta que confiese que fue él el que ordeno el famoso código. Lo consigue con bastante facilidad, y Jessep es enchironado.

Con este argumento Pablo Iglesias decide que “lo que hay que resolver es el problema de las relaciones entre estructura y superestructura (Gramsci, 1975)” (que no se sabe muy bien qué tiene que ver con todo esto) y se lanza a explicar “el planteamiento agambeniano que entiende la política como excepcionalidad y decisión sobre la vida” y afirma que “vamos a buscar esos códigos rojos de ‘Algunos hombres buenos’ (…) como elementos constitutivos , en tanto que estructura del orden político”. Y con estos mimbres llega al cesto de la siguiente conclusión:

“El poder soberano no puede ser otro que el poder ilimitado de decisión sobre la vida”

Esta es, según Pablo Iglesias, “la verdadera naturaleza del poder frente a la que ceden todos los derechos, la fuerza capaz de expulsar de la comunidad (…) el poder soberano que decide sobre la vida”. “La decisión sobre la vida y la capacidad de excluir son, por lo tanto, la condición de posibilidad de la soberanía y del poder constituyente, así como de toda lucha en la que el antagonista desafía al poder”.

Entendámonos: no es que a Pablo Iglesias le parezca mal este concepto de la política como poder supremo sobre la vida. No es que esté criticando a las democracias occidentales a través de Estados Unidos, cuyos códigos rojos pretende descubrir. Simplemente se limita a poner de manifiesto que esa es la “verdad política”, la “noción, digamos dura” de la política que se proponía desvelar. Obsérvese que “la decisión sobre la vida” es, para Pablo Iglesias, elemento constitutivo no sólo de la soberanía, sino de los revolucionarios, los “antagonistas que desafían el poder”. Y remata Pablo Iglesias:

“La lucha política llevada a sus últimas consecuencias ha de asumir necesariamente también una dimensión constituyente, esto es, <b>ser capaz de crear y de sustraerse al mismo tiempo al Derecho. La lucha política es “verdadera” en la medida en que aplica una nueva fuerza soberana ante la cual la vida queda, de nuevo, al desnudo”.

Que alguien que pretende alcanzar el poder político defienda que su esencia sea el poder supremo sobre la vida debe causar cierta desazón en los destinados a ser gobernados por él (nosotros) Esto es lo que quería señalar, y aquí podría acabar este comentario, pero me gustaría añadir otra cuestión.

 Por lo que vamos conociendo (y no es poco) del pensamiento político de Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero, parece consistir en una sucesión de afirmaciones inconexas que no pretenden agruparse en una estructura lógica o ensamblarse entre sí ofreciendo la solución de un rompecabezas. A cambio, como ambos son profesores, estas afirmaciones suelen estar sazonadas con referencias a sesudos autores con los que frecuentemente no tienen nada que ver, y que inducen al lector a sospechar que quizás no han comprendido bien lo que han leído. Uno puede entender perfectamente que Pablo Iglesias no haya entendido a Giorgio Agamben (e incluso que sea imposible entender a Agamben) pero ¿cómo es posible que Iglesias y Monedero sean incapaces de entender una película o un cuento infantil? ¿Cómo es posible que alguien se anime a escribir un libro sobre política y cine cuando sospechamos que no lee con aprovechamiento y nos consta que no se entera de las películas?

 Porque si Pablo Iglesias quería demostrar que la capacidad de sustraerse al derecho y decidir sobre la vida es la verdadera esencia del poder político, no ha podido escoger una película peor. Porque, en efecto, el coronel Jessep se sustrae al derecho y toma una decisión que, accidentalmente, cuesta la vida a un soldado. Pero el Estado, el poder político, no se queda diciendo “¡Ah, vaya! Iglesias y Agamben tenían razón”. No. ¡El Estado mete en la cárcel a Jessep! Y no sólo eso, sino que condena también a los dos marines que se habían limitado a cumplir sus órdenes.

Otro día nos ocuparemos de la interpretación que hace Iglesias de ‘Lolita’ de Kubrick.

Publicado en . | 195 comentarios

Los vascos se hacen con la lengua

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Mi querido Nompossumus ha capturado esta pieza en la estación de metro de Bidezabal (Algorta). Se trata del una valla que anuncia un ‘euskaltegi’, una academia para el aprendizaje del euskera. Debería llevar un escueto: “sin palabras” por todo acompañamiento, pero algunos comentarios son inevitables.

Hé aquí, servido por algún talento publicitario alternativo, una pièce de résistance: la lengua moldea/modela al hombre nuevo, el euskaldun. “te voy a hacer un vasco a lengüetazos”, dirá el marido a la mujer trozando los límites de la metonimia. El doctor Frankenstein es en Euskadi una cadena de montaje, con operarios en buzo que dan los últimos retoques a un prototipo prácticamente listo para ocupar su plaza en la Diputación o en ETB.

“Cada vez nos salen mejor”, dicen con legítimo orgullo los fabricantes. Sólo un par de reparos. Los del buzo deberían vestir bata blanca. Las cadenas de montaje (vascos euskadunes: nada tenéis que perder salvo las cadenas) deben aparentar laboratorios y eso casa mal con el buzo. Por otra, el operario que maneja el martillo en lo alto de la escalera debiera contenerse, porque está a punto de averiar la máquina pensante al nuevo vasco. Salvo que se trate de eso precisamente, no sé.

Publicado en . | 180 comentarios