El día de la patria

Aberri Sabino

Tal día como hoy, en la pascua de Resurrección de 1882, recuerda Sabino que vio la luz cegadora de la patria. Él era un mozalbete español por ignorancia, que es la única manera de ser español si bien se mira, que paseaba por el jardincillo de su casa de Abando, que ocupaba el lugar en el que hoy se asienta el bar del batzoki de Abando, justamente llamado Sabin Etxea en atención a sus orígenes. Así lo contaba el hombre en el discurso de Larrazabal:

«Fui yo carlista hasta los 17 años… Pero ya desde que había, a los 15 de mi edad, estudiado Filosofía, distinguía mis ideas y decía que era carlista per accidens…: deseaba que D. Carlos se sentara en el trono español, no como fin, sino como medio de restablecer los Fueros; que fueros llamaba yo en aquella época a nuestras instituciones…
Pero el año 82 (¡bendito día el en que conocí a mi Patria, y eterna gratitud a quien me sacó de las tinieblas extranjeristas!), una mañana en que nos paseábamos en nuestro jardín mi hermano Luis y yo, entablamos una discusión política…”

Y ahí es donde acuñó el hombre el eslogan que ven en la ilustración: “Euskadi es la patria de los vascos”. La primera vez que lo oí me pareció una simpleza, una tautología dependiente de qué entendiéramos por Euzkadi y qué por vascos, pero nunca hay que fiarse las primeras impresiones. La historia de las ideas está llena de perogrulladas, piensen en el ‘Yo Soy el que Soy’ o en el ‘Pienso, luego existo’, por citar sólo dos ejemplos.

Publicado en . | 115 comentarios

Tonterías Exteriores

Iñigo Domínguez

Iñigo Domínguez es un gran tipo, un gran periodista que ejerce el oficio más antiguo del mundo (esto ya lo expliqué en otro post) como corresponsal de El Correo en Roma. Es casi  amigo mío y digo casi porque durante los 16 años en que fui columnista de El Correo, él oficiaba corresponsalías aquí y allá y coincidimos menos de lo que me habría gustado.

El caso es que hace unos meses, Íñigo me envió un libro que acababa de publicar, ‘Crónicas de la Mafia’ cuya lectura hizo aflorar en mí el gusanillo de la envidia. Después de haberlo leído pensé que a mí me habría gustado mucho escribir ese libro. Por el asunto y por la narración: una soberbia imbricación de la Cosa Nostra de ayer, de hoy y de siempre con el cine que se ha hecho sobre el tema. La Mafia, sus cineastas (Coppola, Scorsese, el cine italiano de los 60, Los Soprano y su actualización del asunto: esa chusma  que ejerce su actividad con estilo de concejales en la gestión de las basuras, haciendo imitaciones de los Corleone) y Leonardo Sciaccia y las películas que se hicieron sobre sus novelas a partir de ‘El día de la lechuza’.

Bueno, pues Iñigo quiso presentar su libro en Roma e hizo gestiones con el Instituto Cervantes. Era un libro escrito en castellano por un autor español, y un libro excelente, además. Bueno, pues el embajador de España en Roma, un tal Elorza, ha vetado el proyecto. Al parecer, nuestra representación diplomática se teme que el libro pueda causar molestias en Italia. Es natural. Los descendientes de Andreotti, los pobres: un libro sobre la Mafia puede recordarles las relaciones non sanctas de su antecesor, como a los hijos de Berlusconi un libro sobre las putas.

La embajada ha recurrido a términos diplomáticos, o sea, a la perífrasis: “no encaja en la programación”, han dicho, y a uno le gustaría conocer la programación del Instituto Cervantes. Tal vez debieron haber dicho: Es preocupación fundamental del Ministerio de Asuntos Exteriores que la programación de los Institutos Cervantes de todo el mundo tenga una íntima coherencia. Si tenemos en cuenta que hace 20 días, el Instituto Cervantes de Bruselas invitó a impartir una conferencia al dictador guineano Teodoro Obiang, ya se entiende más: Iñigo Domínguez no es dictador, ni guineano. Por no ser, ni siquiera es negro.

Modestamente creo, mi querido Íñigo, que deberías presentar el libro en un acto en Barcelona, con un título creativo: Mafia y Soberanismo, entre ITVs y Pallerols. Seguramente se te ofrecería como presentador el ministro Gª Margallo.

Publicado en . | 104 comentarios

En la muerte de Gabriel García Márquez

Gabo

Allá a finales de los años sesenta y de mi adolescencia, me encontré  en la difuntísima librería Arturo, de Bilbao, con un anuncio de ‘Cien años de soledad’, una octavilla con una foto de García Márquez y un breve texto que comenzaba con estas palabras: “Yo, señor, me llamo Gabriel y mi mujer se llama Mercedes…” No recuerdo más, pero sí que  los primeros cuarenta duros que tuve me los gasté en aquella novela.

Si hay algún libro que encarne entre muchos otros con veracidad el tópico ‘me cambió la vida’ fue ‘Cien años de soledad’. Muy poco tiempo después leí ‘Conversación en La Catedral’ y los dos me abrieron la puerta al bum de la literatura hispanoamericana, entonces en su apogeo. Con Cien años… pensé que Gª Márquez había escrito la novela de la historia del mundo, una novela total y que, a partir de entonces no tenía sentido que intentara escribir cualquier otra cosa. La ventaja de Vargas Llosa era que Conversación…, aquel impresionante fresco del Perú durante la dictadura de Odría, el momento en que se jodió el Perú, propiamente dicho, no agotaba su mundo ni sus posibilidades.

Con matices, sigo manteniendo aquella opinión. El otoño del patriarca me pareció decepcionante y lo que más me gustó fue recuperar los relatos anteriores a Cien años…: El coronel no tiene quien le escriba, La mala hora  y Los funerales de la Mamá Grande. Los últimos libros suyos que leí fueron dos en cuyos títulos se cuelan los géneros de su antiguo oficio: Crónica de una muerte anunciada y Noticia de un secuestro.

Es una noticia para Viernes Santo, pensaba esta mañana cuando mi hijo, 15 años, se ha levantado. Con una atroz sospecha, le he preguntado: “Hijo, ¿tú sabes quién era Gabriel García Márquez?”. “Me suena”, ha respondido con una sonrisa encantadora y somnolienta.

He recordado con su madre las lecturas recomendadas que traía de la biblioteca del colegio y que me hicieron suplementárselas con paralelo afán al que ponían mis padres al darme una cucharada de aceite de hígado de bacalao antes de las comidas. No le dieron Cien años de soledad, pero sí un par de libros de literatura juvenil de una ignota profesora de instituto de Murcia o Alicante, no recuerdo bien.

Cuando se ha marchado, su madre ha hecho una valoración inapelable: “Y lamentamos el resultado del informe Pisa. Si lo raro es que salgamos…”

Publicado en . | 98 comentarios

La continuación de la política según Clausewitz

Cariacontecidos

 

Nuestro gran Arcu y su reconocida capacidad de telekinesia se han adelantado al tratamiento que pensaba hacer de la final de la Copa del Rey, jugado anoche. ¿Es el Barça más que un club?¿Es el fútbol la continuación de la política por otros medios?

Vayamos por partes, que dijo Jack el Destripador antes de saber que el ministro Gallardón se iba a apropiar del copyright de su frase, al menos para su uso en el Congreso. Twitter convirtió ayer  en trending topic la desastrosa actuación de Messi, con expresiones del tipo: “El gran error de Tata Martino fue no alinear a Messi”, “Si esta noche llega a estar Messi en el campo” y otras de parecido tenor.

Sin embargo, Messi sí estuvo en el Mestalla. Yo lo vi, haciendo movimientos giratorios de cabeza y soltando un escupitajo de los de gárgara previa mientras sonaba por los altavoces el himno nacional y los otros 24 alineados (21 jugadores y el trío arbitral) mantenían la compostura que requería el momento.

A Mas satisfEn las gradas, la mayoría de los espectadores venidos de Barcelona pitaron al Rey y al himno, lo que fue contrarrestado por la mayoría de los hinchas desplazados desde Madrid y la mayor parte de los asistentes autóctonos. Vean aquí la cara de íntima complacencia de Mas, mientras Margallo, junto al Rey, aplaude para compensar. Por cierto, ¿quién es el genio de los protocolos del Gobierno que pone entre el jefe del Estado y el representante ordinario del Estado en la Comunidad Autónoma de Cataluña al ministro de Asuntos Exteriores? LA Vanguardia dedica nueve páginas al partido y no menciona nada de todo esto. Por no mencionar, ni siquiera cita la presencia del Rey en el palco. Aparece la palabra nueve veces -en el cintillo que corona cada página: ‘Final de la Copa del Rey’-. Este periódico es de un Grande de España, a ver si me entienden.

Peinetas

La segunda ilustración de Arcu muestra el momento en que Bale celebra su gol que supone la copa para el Madrid. Detrás se ve a unos hinchas del Barça haciéndole la peineta, una mera anécdota que sólo habla de la escasa deportividad de los dos tipos. Vean ahora el tratamiento que la foto ha experimentado en uno de los dos mayores periódicos de España, (El País y El Mundo) no diré en cuál.

DOBLETE BALE

 

Publicado en . | 113 comentarios

¿Que, nos ha salido tonto el Quico?

CATN Cataluña

Y todas estas buenas gentes que rodean al presidente de la Generalidad, ¿de qué coño se ríen? No es que me parezca mal, siempre he sido más partidario de la risa que del ceño fruncido (la mejor errata del periodismo español, probablemente: “frunce el coño y no responde”), pero el Consell Assessor per a la Transició Nacional ya debía de tener en la cabeza el informe que explica lo de Cataluña independiente en el seno de la Unión Europea, contra lo que han dicho hasta ahora el presidente del Comisión Europea, Durao Barroso, su vicepresidente Almunia, su comisaria de Exteriores, 600 directivos de empresas europeas, la patronal, los sindicatos y hasta el ministro Margallo.

En menos de 24 horas tuvieron un mentís rotundo del portavoz de la CE: la potencial independencia de Cataluña tendría una primera repercusión automática, su salida inmediata de la Unión:

“Un nuevo Estado se convertiría, por el hecho mismo de su independencia, en un país tercero respecto a la UE y los Tratados de la Unión no se aplicarían desde el mismo día de su independencia”.

Quico Homs, qué grande, no se ha dejado arrugar por tan poca cosa. En cuanto compareció en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, dijo:

“La Comisión Europea dijo en su día que su posicionamiento lo hará si un Estado miembro le pide un dictamen jurídico y esto, a día de hoy no ha pasado. De momento no hay ningún dictamen jurídico, a partir de ahí lo que hay son comentarios y aportaciones de todo tipo, pero la Comisión estableció el mecanismo por el que se iba a pronunciar”.

¿Se nos ha vuelto tonto el Quico? se preguntan angustiadas las buenas familias soberanistas. O eso, o le ha salido un coágulo, como a aquel personaje de Woody Allen en ‘Todos dicen I love you’. Seguramente, no, aunque tratemos de ponernos al nivel y recurramos a cita de autoridad. Decía Forrest Gump: “Dice mi madre que tonto es el que dice tonterías”. Pues no; gente inteligente  dice tonterías a diario, aunque alternativamente se muestre capaz de hacer razonamientos sofisticados.

Sí cabe decir que ha estado corto de reflejos. Para refutar al portavoz de la Comisión Europea, ese mindundi, basta con invocar a Pilar Rahola, que encarna en sí misma la jurisprudencia del Tribunal de La Haya, del de Estrasburgo y que tiene en la cabeza y en las dos tesis doctorales que no ha hecho el dictamen jurídico de la Comisión. No se ha vuelto tonto, digámoslo una y mil veces, invocando si preciso fuere el libro de estilo de esta casa, que prohibe taxativamente el insulto. Es sólo que toma por tontos a los destinatarios de sus dislates. Francamente, si yo fuera catalán (o Arcadi Espada) estaría en un tris de mosquearme.

Como no es el caso, me limito a mostrar mi perplejidad ante la falta absoluta de sentido del ridículo que muestran estos sujetos. Hoy Francesc de Carreras pone en evidencia la falta de enjundia y de conocimientos jurídicos que muestra el dictamen.

Vean ustedes al señor de la barbita blanca que está en el centro, justo delante de Rahola y al lado de Mas. Se llama José Carles Viver i Pi-Sunyer y es el presidente del invento. Antes fue vicepresidente del Tribunal Constitucianal, en esa costumbre de que la Generalitat ponía sus jueces y magistrados en los lugares de interés. Dos aportaciones: Estevill en el CGPJ y éste en el Constitucional.

Viver fue el ponente de la sentencia 136/1999, de 20 de julio, que revocó la condena del Tribunal Supremo a la Mesa Nacional de Herri Batasuna por haber cedido a ETA sus espacios electorales. Aquél era el TC que le gustaba a CiU.

Dice Homs que la CE no ha elaborado un dictamen jurídico, que esto son solo declaraciones políticas. Cada vez que se le recuerda la Ley (lo jurídico, que diría Quico) al prisionero del Palace, Duran Lleida, éste dice que la cuestión no es jurídica, sino pulítica. Y Rubalcaba  exhibe su diálogo con este tipo. De verdad, señor presidente del Gobierno: ¿no tiene usted una vaga impresión de que esta tropa le vacila?

Ahora, vuelvan a mirar la foto y reparen en la satisfacción que exudan Mas y Viver, la chaqueta abrochada, las piernas ligeramente abiertas. Es difícilmente mejorable, salvo quizá que se hagan el corte de pelo Kim Jong Un.

Publicado en . | 160 comentarios

Etxarri Aranaz, piso piloto

Etxerri Aranaz

El tipo que ven en la captura de pantalla se llama Manu Gómez y es el portavoz de la autodenominada Plataforma A-13, que ayer convocó un referéndum de autodeterminación en Etxarri Aranaz. Los rasgos, la barba hirsuta  y el zarcillo en la oreja izquierda hacen de él un doble de Karra Elejalde para cuando se ruede ‘Ocho apellidos vascos. La Revenge’.

ETB se extendió gozosamente sobre el asunto, con tanto entusiasmo en el Teleberri como el que había puesto Klaudio Landa en poner su voz a las opiniones de Arnaldo Otegi recabadas por la TV Al Jazeera mediante cuestionario respondido por escrito. Abrió fuego un tertuliano gordito (de los tíos sí se puede) que dijo que Otegi era un hombre de Estado y que él pronosticaba que saldría de la cárcel para ir directamente a Ajuria Enea. “¿Quieres decir como Mandela?” preguntaba Landa, henchido.

Es lo que hay. Los resultados del referéndum fueron los siguientes:

Participación: 42,8%

Abstención: 57,2%

Sí: 94,48%

No: 2,12%

Blancos: 3,05%

Nulos: 0,35%

Bueno, pues el del zarcillo y sus amigos, que consideran un éxito arrollador su referéndum independentista consideran que la Constitución Española fue derrotada en Euskadi. También lo creen así los nacionalistas vascos en general y parte de la izquierda española, a pesar de que el referéndum del 6 de diciembre de 1978 alcanzó dos puntos más de participación que la broma de Etxarri Aranaz:

Participación: 44,66%

Abstención: 55,34%

Sí: 69,11%

No:23,53%

Blancos: 5,74%

Nulos: 1,60%

 Tal vez siga luego. O quizá mañana.

Publicado en . | 105 comentarios

día de la república

Alñmu

Daba yo hoy por supuesto que la gran Almudena dedicaría su columna a un viva la república, qué coño. Y ha resultado que no. La celebración de la fecha ha corrido a cuenta de  Antonio Elorza: Ante el 14 de abril‘. No se trata tanto de una conmemoración del evento histórico como una reinterpretación de las tesis de Pilar Urbano por lo suave, que arranca con una observación histórica razonable:

Una de las singularidades del republicanismo en España es que tanto en su nacimiento como en momentos claves posteriores, se presenta ante todo como rechazo absoluto a quien ejerce en ese momento el poder monárquico.”

Elorza mantiene idéntica actitud. A partir de aquí toda su columna está dedicada a poner en cuestión la actitud del Rey respecto a Suárez con los testimonios de Carrillo y el embajador de la RFA, para rematar con una sentencia inapelable, que tiene algo de apodíctica:

“El ideal republicano mantiene su vigencia”.

No hay ninguna referencia más. Hasta en la web de Público hay que bajar mucho para encontrar una referencia y es a través de la memoria histórica. Hasta el Rey queda por delante, con motivo de su viaje a Abu Dabi, no digo más.

Correo Rep

El recuerdo más destacado está en El Correo que dedica al asunto esta media página con fotos de las celebraciones en Eibar, villa armera y madrugadora y en Bilbao, plaza del Arriaga. Llama la atención que la foto haya sido recortada para dejar solo la tricolor y la cúpula del teatro Arriaga. No habrán querido asustar al personal con la capacidad de convocatoria de Ezker Batua, versión local de IU.

Tal vez lleguemos a la madurez el día que se pueda celebrar el día de la República, aquel intento malogrado de modernizar a una España que no llegó a tiempo a su revolución burguesa y tampoco tenía hechuras para ser una democracia en el siglo XX. Fue una república sin republicanos, una democracia sin demócratas. No podía terminar bien, claro.

Publicado en . | 115 comentarios

El diálogo como paripé

El paripé

Kepa Aulestia publicó ayer en El Correo un artículo esencial, ‘Independencia a coste cero’, en el que analiza el estado de la cuestión después del pleno en el Congreso. He aquí su opinión sobre las apelaciones a un diálogo que ninguno de sus reclamantes concreta, aunque se cuidan de escenificar la cuestión, aunque sea de manera tan ridícula como la se ve, con Rubalcaba y el prisionero del Palace, dando vueltas y más vueltas por la ‘M-30′, el pasillo que rodea el hemiciclo. Pena, conceptualmente habría quedado mejor el ‘Salón de los pasos perdidos’:

En primer lugar convendría prescindir de las menciones ‘bienquedistas’ al diálogo. Ese diálogo que se reclama o se ofrece continuamente está haciendo un enorme daño, porque solo sirve para que los hipotéticos actores del mismo, que son quienes más se refieren a él, eludan arriesgarse en proponer fórmulas concretas, eviten comprometerse en la definición de un punto de encuentro o en el anuncio de una ruptura definitiva. La imagen de Rubalcaba con Duran Lleida en los pasillos del Congreso enviando, al parecer, una llamada urgente de diálogo sin decir nada al respecto resulta poco menos que patética cuando ni el primero está en condiciones de prometer una realización asimétrica del federalismo que predica, ni el segundo puede actuar siquiera como contrapunto a la marcha que dice llevar Artur Mas. Debería estar prohibido apelar al diálogo si al mismo tiempo no se propone un punto de encaje o de desencaje.

Publicado en . | 92 comentarios

No tan rara, después de todo

Susanita

El tuitero Mario López matizó el título de mi columna del viernes en El Mundo, ‘Una rareza’, en la que ponderaba por infrecuente la actitud de la presidenta de la Junta al retirar a Izquierda Unida la adjudicación de viviendas que ejercía con extrema liberalidad la consejera Elena Cortés.

“No tan rara”, escribía López esta mañana en Twitter, y tenía razón. “Los montes de parir dieron señales” escribió Samaniego en su versión de la fábula de Esopo. El resultado ha sido, tal como anunciaban Esopo, Horacio, Samaniego y formuló definitivamente Fofó, que “Susanita tiene un ratón/un ratón chiquitín”.

Era una rareza, efectivamente, que una gobernante española, de cualquier partido, pero socialista por más señas, arriesgara la estabilidad de su Gobierno por defender principios jerárquicamente superiores: “siempre se va actuar dentro del marco de la ley, de la igualdad y de la justicia social”.

No aplaudía la literalidad de sus palabras, sino el mero hecho de que las pronunciara. Lo normal, y está bien que así sea, no es que los políticos tengan como primer y fundamental deseo establecer el bien universal, alcanzar la justicia, el bienestar y la felicidad para todos. No. Lo normal es que los políticos luchen por ganar las elecciones, por conseguir el poder. Eso está sujeto al procedimiento: que lo hagan “dentro del marco de la ley”, como decía el jueves Susana y que para ello se ganen la voluntad ciudadana mediante promesas que efectivamente cumplan una vez en el machito.

Sigo pensando que los objetivos de Susana Díaz son: en el corto plazo, adelantar las elecciones al momento propicio para poder gobernar sin Izquierda Unida. Tal vez sueñe con la mayoría absoluta, pero se conformaría con ganarle al PP, mientras el nombre de su oponente, Moreno Bonilla, sigue sonando a los andaluces a despacho de notario. En el medio-largo, la secretaría general del PSOE.

Con este incidente, que no crisis, ha quedado planteado un desencuentro con su socio que justificará en su día la disolución del parlamento andaluz y el adelanto de elecciones. El problema es que el golpe de autoridad y la invocación a la ley, la igualdad y la justicia se los ha tenido que envainar. Ha devuelto la adjudicación de viviendas, sin que IU haya aceptado renunciar al realojo de los 18 ‘okupas’ de la Corrala Utopía. Sólo la jefa del corral, una okupa que es concejal de IU y tiene trabajo, ha renunciado al piso. Son, por tanto, 599 los aspirantes que estaban en lista de espera y que han visto cómo 17 favorecidos por el partido de Valderas, con el resignado asentimiento de Susana Díaz y el PSOE, se les han colado por las buenas.

Es el ratón de Susanita. No es un impedimento radical para sus aspiraciones últimas, pero indica que ha apostado mal. Una apuesta así debería ser una oferta que el destinatario no pueda rechazar: Te retiro las competencias hasta que retires a tus enchufados. Si te niegas y suspendes el pacto de Gobierno, cesaré a todos tus consejeros, empezando por ti, Valderas, y convocaré elecciones anticipadas. Cuando se hace un movimiento estratégico hay que tener previstas las posibles reacciones de la otra parte, incluidas las elementales, como ésta y responder en consecuencia.

El problema es que, si la crisis ya está resuelta, se ha resuelto con victoria política de Izquierda Unida y Susana se parece mucho, después de todo, a Chacón, Valenciano, López y el propio Rubalcaba. No era tan rara.

Publicado en . | 104 comentarios

Una comedia negra

Sin apellidos vascos

Mi querida Maite Pagaza me envía esta foto del escaparate de una tienda de prótesis y artículos varios de ortopedia situada en Logroño. El esqueleto es un elemento fijo, al que visten de distintas maneras: equipado para la lluvia en otoño, para la piscina en verano y con el traje regional por los San Mateos.

Este mes ha tocado el éxito cinematográfico del año y quizá de la historia cinematográfica española: ‘Ocho apellidos vascos’. Hay una expresión del subconsciente colectivo en este toque de humor, naturalmente negro, de los escaparatistas.

Publicado en . | 130 comentarios