Huir de sí mismos

Mi comentario de las 8:15 en Herrera en COPE

No corren para llegar a la independencia, sino para huir de los banquillos. El separatismo catalán, perseguido por el brazo de la Justicia se acogió a sagrado en Montserrat. Se produjo un hecho fundamental aquella tarde de Santiago, cuando se apagaron los faroles y se encendieron los grillos, y Jordi Pujol confesó sus trapacerías para tratar de salvar a sus hijos. “Hazlo por els nens”, le diría Marta Ferrusola, això es una dona. “No meten en la cárcel a los octogenarios”.

No huyen de la Justicia española. No solo. El disparate conceptual y moral en el que se hallan metidos huye de su propia legalidad, aquella que siempre han concebido como una legalidad alternativa a la opresora. Hace exactamente cinco días, las partidas camufladas para pagar la fiesta del referendum han sido declaradas contrarias a la Constitución y al Estatut vigentes. ¿El Tribunal Constitucional, el árbitro enemigo? No, el Consell de Garanties Estatutaries, creado a su imagen y semejanza. Y por unanimidad.

Ahora es su Parlament y su reglament lo que se constituye en obstáculos para sus deseos. Por eso abordaron ayer una reforma reglamentaria, para que la independencia, la desconexión, pueda ser aprobada por la Mesa de la Cámara, sin debate en el Pleno. No llegarán por mucha prisa que se den. Al prusés se lo están comiendo los procesos, ya les comen, ya les comen, por do más pecado habían: el 3%, el caso Palau, que hoy tiene momento cumbre, el caso Pretoria a punto. Y esta cuadrilla con su esperanza puesta en que la CUP le apruebe los presupuestos.

Nota para la tripulación y la APM

La Asociación de la Prensa de Madrid emitió un comunicado para amparar a un número indeterminado de periodistas que habían denunciado ante ella presiones y coacciones del partido Podemos. Irene Montero, secretaria general consorte y analfabeta sintáctica convocó rueda de prensa en el Congreso y puesta en faena, dijo: “Creo que sé qué ha ocurrido. Creo que eso no ha ocurrido”.

La gallina. Su novio, el secretario general propiamente dicho, compareció después para poner a limpio lo que había dicho su Krupskaia y volvió a un argumento muy querido para él: “Quien habla de amenazas está hablando de delitos y tendría que poner esa información en manos de los tribunales. Los jueces tendrán que intervenir”.

Los androides sueñan con ovejas eléctricas y Pablo Iglesias con jueces como sus candidatos  Juan Pedro Yllanes, Vicky Rosell y José Castro, que no llegó a formar parte de sus listas pero no fue por falta de ganas. Cada vez que una información de prensa le resulta desagradable, Pablo Iglesias aduce que un juez ha archivado el caso o que el periodista que lo cuenta debe acudir al juzgado. Así con la pasta de Venezuela y la de Irán que ha financiado su partido, con la pachorra que la juez Rosell puso en un sumario en el que estaba implicado el socio de su novio, la beca fantasma de Errejón, las subvenciones de su novia anterior  a su hermano (al de la novia, no al de Iglesias) en Rivas Vaciamadrid, el piso black de Espinar sin futuro y tantos otros casos.

No es función de un periodista sustituir a la Fiscalía, ni siquiera a la acusación popular. Nos basta con contarlo y eso hacemos con lo suyo. Yo no sé si cobrar de la satrapía venezolana 425.150 euros como los que se trajo Monedero como supuesta remuneración por un trabajo que él no sabe hacer y cobrarlo a través de una empresa que no estaba constituida en el supuesto momento del encargo, no de la supuesta prestación del trabajo es o no un delito. Eso lo dirá un juez, si es que lo dice. Me limito a contar los hechos y así con todo lo demás. Lo de Echeminga pagando en negro a su asistente no creo que sea delito, pero es una inmoralidad, etc.

Ayer pedí aquí  que me ayudaran a recopilar proclamas totalitarias de los podemitas y coacciones a colegas. Recibí decenas. A medida que tenga humor voy a aportar pruebas para contribuir al dossier de la APM. Ahí va la primera. Habrá más.

Ramón Espinar Junior, niño criado con la tarjeta Black de papá, especulador con su piso Black, portavoz de Podemos en el Senado y secretario general del partido en Madrid. Consigna en Twitter:

Debió escribir bullying y Tertsch, pero el fuerte de los macarras no ha sido nunca la ortografía.

Publicado en . | 87 comentarios

Una patria, una gente, un periodismo

Hoy, en mi columna de El Mundo

Una Asociación de periodistas dando amparo a unos profesionales acosados por el partido cuyo seguimiento tienen encomendado en sus medios. La APM ha exigido a Podemos que deje de acosar a los periodistas por publicar informaciones que no resultan de su agrado.

Pablo Iglesias ha dejado por doquier constancia de su idea de la libertad de prensa: “Es crucial un ministro de Comunicación, tomando como referentes los de Ecuador, Argentina y Venezuela… Lo que ataca la libertad de expresión es la existencia de medios de comunicación privados”. No es casual que su primer modelo sea el de Correa, que censura a los medios insumisos y los acosa con su oficina de trolls, que es lo que de momento puede hacer Iglesias en las redes. Tiene más modelos de periodismo en régimen de monopolio estatal.

En la inspiración leninista, a un régimen de partido único corresponde una sola prensa al servicio de ese partido y las instituciones que ocupa, como en la URSS a partir de 1921: Pravda, órgano del Partido, Izvestia, diario del Presidium; Estrella Roja, del Ejército Rojo y Komsomolskaya Pravda, de las Juventudes del PCUS. Más claro aún el panorama en Cuba, donde solo hay dos diarios nacionales: Granma y Juventud Rebelde. Para qué más.

Los chicos de Podemos no distinguen su función representativa, su condición de políticos, de su vocación de editorialistas. De ahí que cuando se sientan en un programa de debate, lo hacen como agitadores, tertulianos. No responden a preguntas, contraatacan con argumentos ad hominem. Para responder a una pregunta de Inda, bestia negra de los podemitas, Iglesias repreguntó: “¿Es verdad que te llamaban Don Pantuflo?” y se quedó a vivir en la broma. Su novia de entonces, en lugar de responder a las preguntas sobre su gestión municipal en Rivas Vaciamadrid, contestaba: “Inda, de verdad, aburres a las ovejas”. Iglesias pedía en Twitter: “Necesito que me ayudéis a recopilar declaraciones inaceptables de Vidal Quadras, Amando de Miguel, Hermann Tertsch e Isabel San Sebastián”. La vida es una tertulia de luz y de color, que cantaría Marisol.

No atacan a los medios, sino a los trabajadores de los mismos. En las ruedas de prensa igual que en las tertulias. Una pregunta que debió de parecerle incómoda de Ana Romero, tuvo como respuesta: “Precioso abrigo de pieles el que trae usted”. Durante una conferencia interpeló a quien le sigue en El Mundo, Alvaro Carvajal, acusándole de escribir noticias que sabe que no son ciertas para complacer a sus jefes. Eso le costó un plante de los periodistas, gran momento, como el comunicado de ayer de la APM. Dos grandes novedades, felicitémonos. La actual portavoz, Irene Krupskaia Montero, ‘la ventrílocua’ (sic), repetía ayer la gilipollez: “El 75% de los periodistas se autocorrigen por miedo a sus jefes”

‘Garrote y prensa’, escribía Franco con su letra picudita en los enterados de las sentencias de muerte, Pablo escribiría ‘guillotina y tele’, en la tradición de la herramienta de libertad que reivindican él y los suyos y de la cultura catódica.

Nota para los remeros.-Los dirigentes de Podemos han negado la mayor. Propongo  una búsqueda por internet para aportar a la APM más datos sobre el concepto totalitario de los medios de estos tíos, videos de PI, tuits de todos ellos, etc.

Publicado en . | 117 comentarios

El Gobierno no es partidario

Hoy, en mi comentario de las 8:15 en Herrera en COPE. ¿Y el Gobierno Vasco?

 

Ese fenómeno de comunicación que responde al nombre de ETB-1 (1,6% de audiencia) emitió el 8 de febrero pasado un programa en el que algunas celebrities estrictamente locales insultaban a España y a los españoles.

Ha habido reacciones, protestas y excusas: la protesta del PP, el PSOE y Ciudadanos; protestan la productora de la película ‘El Guardián invisible’ contra la que se reclama boicot en las redes, por la participación en el programa de una de las cómicas que trabajan en ella, apenas una figurante. Protesta y con razón la protagonista de la película, Marta Etura porque una mindundi  pueda ser dinamita en la taquilla.

Trata de excusarse con sus falacias habituales la directora general del ente, Maite Iturbe. Se excusa, en fin, el Gobierno vasco por boca de su portavoz que no es partidario de estos asuntos. La razón con la que expresa su rechazo es que sus contenidos “pueden herir y hieren sensibilidades y están resultando ofensivos para mucha gente”. He aquí el problema, Erkoreka: la tercera persona del plural. Uno de los aspectos más graves de este asunto es que el portavoz del Gobierno, el mismísimo lehendakari y el presidente del partido-guía de los vascos, no sientan el insulto como una ofensa personal, que no sea su propia sensibilidad la que se siente herida y ofendida.

Y mientras tanto, como decía Negrín, “venga a pedir dinero”. También para ETB.

 

 

Publicado en . | 135 comentarios

La clave humorística

 

Hoy, en mi columna de El Mundo

josebemarta

Pie de foto.-

En las imágenes adjuntas, pueden ver dos modelos de vascas. A la izquierda, Josebe Iturrioz, que es el modelo de ETB. A la derecha, Marta Etura, el otro.

El Gobierno Urkullu en su integridad, tanto en lo que corresponde a su parte noble como a los arrimadizos del PSE, hizo saber que “en absoluto comparte los contenidos y estereotipos que utiliza el programa”. Laus Deo. El portavoz ha dicho que era un programa “pretendidamente en clave de humor”, pero no suscribe el planteamiento, es decir, no considera que los españoles se dividan en cuatro estereotipos: fachas, paletos, chonis y progres, gente muy leída pero que al fina vota a los socialistas. En la web del periódico del partido el programa tiene muchos más simpatizantes que el portavoz Erkoreka. Es un consuelo que Urkullu no piense lo mismo, aunque haya momentos en que el supremo bien de la gobernabilidad no deba ser obstaculizado por cuestiones de importancia secundaria, como la decencia o las tendencia a formar sociedad con compañías honorables.

Hace años, Xabier Arzalluz se refirió a sus socios de Gobierno de entonces, que eran también los socialistas, diciendo: “Hemos tenido que taparnos los ojos, los oídos y hasta la nariz para gobernar con ellos”. A Ardanza le bató un desmarque como el de Urkullu: “Yo no he tenido que taparme nada”. Y los socialistas se dieron por desagraviados.

Habría apostado alguna prenda íntima a que la directora general de Ente, Maite Iturbe, iba a defenderse con los argumentos que empleó: “Es un espacio de humor sin ánimo de editorializar”. El humor es la gran coartada de nuestro tiempo. Era broma, dijo el concejal de Carmena que prescribía cenicero para acomodar a los judíos o describía los restos de las niñas de Alcasser como tienda de respuestos para Irene Villa. Tuits en clave de humor. El resumen que ha circulado por las redes ha descontextualizado el tema, según la dirección de EiTB: “su incorrecto subtitulado altera lo que manifiestan sus intervinientes”. Un suponer: facha, (fatxa) choni (txoni) y paleto. “Todo lo que se descontextualiza puede adquirir un sesgo que distorsiona el programa”. Sesgo, qué gran palabra. Cuando preguntaron a Iturbe por su prohibición de ‘1980’, el documental de Iñaki Arteta sobre el año más mortífero de ETA (98 asesinados), dijo que no la había visto, pero que según le habían informado “era una película muy sesgada”. Ya lo dijo Zapatero: “ETA ha sesgado muchas vidas, pero no puede sesgarnos la esperanza”. 98 sesgos aquel año. No ha habido una sola película planteada desde el punto de vista de los terroristas que le haya parecido sesgada.

El segundo de Iturbe, Eduardo Barinaga, director de ETB, tiene un historial. Miembro fundador de Egin, fue detenido en Durango como miembro de un comando de información de ETA. Un txibato de la banda, para entendernos. ¿Durante el franquismo? No, una semana después del referéndum en que los vascos aprobamos el Estatuto de Autonomía.

El programa ‘Euskalduna naiz, eta zu?’, como toda la televisión autonómica y autónoma está pagado con dinero público y se dedica con mucho esmero a expeler basura y sectarismo contra el Estado y los adversarios del nacionalismo. Sus portavoces son, en este caso, algunos actores que perciben subvenciones de los paletos españoles. Algunos, como quien suscribe, vamos a mirar con atención la ficha técnica y artística de las películas, para ver si en ellas figura alguno de estos majaderos, Jon Apaolaza o Miren Gaztañaga. He dicho con atención. Miren Gaztañaga, aparte de insufiente, es solo una actriz de reparto, poco más que una figurante en ‘El guardián invisible’, que se estrenaba este fin de semana en los cines españoles. La protagonista, Marta Etura, es una gran actriz y una mujer con cabeza.

 

Publicado en . | 66 comentarios

Sabino, tantos años después

mateo

EiTB emitió en su canal más de televisión más irrelevante, ETB-1, un programa titulado ‘Euskalduna naiz eta zu Espainia. La emisión se produjo el pasado 8 de febrero en su programación nocturna.

Esto sucede en la televisión pública vasca, pagada por los  españoles y administrada por un Gobierno de coalición formado por el PNV y los socialistas vascos, si bien el responsable del tema es Bingen Zupiría, consejero de Cultura. Los socialistas deberían tomar nota por alusiones. En el video se dice que hay cuatro clases de españoles: el facha (Aznar), la choni, el paleto y el progre, “alguien que se quedó en 68, muy leído y culto que sin embargo dice que vota al PSOE”. Uno comprende que los majaderos y las majaderas que prestan testimonio, les parezcan muy cultos los votantes del PSOE. Ellos son más de tradición oral, basta oírlos, pero Idoia Mendia debería decir algo a sus socios de Gobierno. No porque sea una ofensa en términos reales, sino por el tonito.

Vean y oigan a esta gentuza, alguno de los cuales son contertulios fijos en las dos cadenas. El actor Joseba Apaolaza apunta el chiste de que España se llama España porque el nombre de Mongolia ya estaba pillado. Él ha trabajado cuanto ha podido en la televisión de Mongolia. Por otra parte no es más que otra versión de la vieja xenofobia sabiniana. El término ‘maketo’ (extranjero) venía de serie con un significado despectivo. En las grandes oleadas migratorias (finales siglo XIX y mediados del siglo XX, a los españoles procedentes de otras regiones se les llamaba maketos, coreanos y manchurianos. Hay, como se ve, un tirón asiático para descalificar. Guarden en la memoria el nombre de este actor para la próxima vez que le vean trabajar en una serie o una película española.

Ninguna novedad. El fundador, Sabino Arana, había dejado claros los conceptos básicos en el artículo ‘¿Qué somos?’:

“La fisonomía del bizkaino es inteligente y noble; la del español, inexpresiva y adusta.

El bizkaino es de andar apuesto y varonil; el español, o no sabe andar (ejemplo, los quintos) o si es apuesto es tipo femenil (ejemplo, el torero).

El bizkaino es nervudo y ágil; el español es flojo y torpe.

El bizkaino es inteligente y hábil para toda clase de trabajos; el español es corto de inteligencia y carece de maña para los trabajos más sencillos. Preguntádselo a cualquier contratista de obras y sabréis que un bizcaino hace en igual tiempo tanto como tres maketos juntos.

El bizkaino es laborioso (ved labradas sus montañas hasta la cumbre); el español, perezoso y vago (contemplad sus inmensas llanuras desprovistas en absoluto de vegetación).

El bizkaino es emprendedor (leed la historia y miradlo hoy ocupando elevados y considerados puestos en todas partes… menos en su patria); el español nada emprende, a nada se atreve, para nada vale (examinad el estado de las colonias).

El bizkaino no vale para servir, ha nacido para ser señor (“etxejaun”); el español no ha nacido más que para ser vasallo y siervo (pulsad la empleomanía dentro de España, y si vais fuera de ella le veréis ejerciendo los oficios más humildes).

El bizkaino degenera en carácter si roza con el extraño; el español necesita de cuando en cuando una invasión extranjera que le civilice.

El bizkaino es caritativo aun para sus enemigos (que lo digan los lisiados españoles que atestan las romerías del interior y mendigan de caserio en caserio); el español es avaro aun para sus hermanos (testigo, Santander cuando pidió auxilio a las ciuadades españolas en la consabidas catástrofe).

El bizkaino es digno, a veces con exceso, y si cae en la indigencia, capaz de dejarse morir de hambre antes de pedir limosna (preguntádselo a las Conferencias de San Vicente de Paúl); el español es bajo hasta el colmo, y aunque se encuentre sano, prefiere vivir a cuenta del prójimo antes que trabajar (contad, si podéis, los millares de mendigos de profesión que hay en España y sumidlos con los que anualmente nos envía a Euskeria).

Interrogad al bizkaino qué es lo que quiere y os dirá “trabajo el día laborable e iglesia y tamboril el día festivo”; haced lo mismo con los españoles y os contestarán pan y toros un día y otro también, cubierto por le manto azul de su puro cielo y calentado al ardiente sol de Marruecos y España.

Ved un baile bizkaino presidido por las autoridades eclesiásticas y civil y sentiréis regocijarse el ánimo al son del “txistu”, la alboka o la dulzaina y al ver unidos en admirable consorcio el más sencillo candor y la loca más alegría; presenciad un baile español y si no os acusa náuseas el liviano, asqueroso y cínico abrazo de los dos sexos queda acreditada la robustez de vuestro estómago, pero decidnos luego si os ha divertido el espectáculo o más bien os ha producido hastío y tristeza.

En romerías de bizkainos rara vez ocurren riñas, y si acaso se inicia alguna reyerta, oiréis sonar una media docena de puñetazos y todo concluido; asistid a una romería española y si no veis brillar la traidora navaja y enrojecerse el suelo, seguros podéis estar de que aquel día el sol ha salido por el Oeste.

El aseo del bizkaino es proverbial (recordad que, cuando en la última guerra andaban hasta por Nabarra, ninguna semana les faltaba la muda interior completa que sus madres hermanas les llevaban recorriendo a pie la distancia); el español apenas se lava una vez en su vida y se muda una vez al año.

La familia bizkaina atiende más a la alimentación que al vestido, que aunque limpio siempre es modesto; id a España y veréis familias cuyas hijas no comen en casa más que cebolla, pimientos y tomate crudo, pero que en la calle visten sombrero, si bien su ropa interior es “peor menealla”.

El bizkaino que vive en las montañas, que es el verdadero bizkaino es, por natural carácter, religioso (asistid a una misa por aldea apartada y quedareis edificados); el español que habita lejos de las poblaciones, o es fanático o es impío (ejemplos de los primero en cualquier región española; de los segundo entre los bandidos andaluces, que usan escapulario, y de lo tercero, aquí en Bizkaya, en Sestao donde todos los españoles, que no son pocos son librepensadores).

Oídle hablar a un bizkaino y escuchareis la más eufónica, moral y culta de las lenguas; oidle a un español y si solo le oís rebuznar podéis estar satisfechos, pues el asno no profiere voces indecentes ni blasfemias.

El bizkaino es amante de su familia y su hogar (cuanto a lo primero, sabido es que el adulterio es muy raro en familias no inficionadas de la influencia maketa, esto es, en las familias genuinamente bizkainas; y cuanto a lo segundo, si el bizkaino por su carácter emprendedor se ausenta de su hogar no le pasa día en que no suspire por volver a él); entre los españoles, el adulterio es frecuente así en las clases elevadas como en las humildes, y la afección al hogar es en estas últimas nula porque no la tienen.

Por último, según la estadística, el noventa y cinco por ciento de los crímenes que se perpetran en Bizkaya se deben a mano española, y de cuatro de los cinco restantes son autores bizcainos españolizados.

Decid, pues, ahora si el bizkaino es español por su tipo, carácter y costumbres.”

¿Algo qué decir, Urkullu jauna, Ortuzar, Zupiria y la kuadri? ¿Y los socios socialistas, no van a sentirse no ya ofendidos, pero sí algo mosqueados?¿Hasta dónde pueden ensanchar sus tragaderas?

Debo a mi amigo Javier Corcuera la letra de un primitivo aurresku que alienta aún en los majaderos -y majaderas, claro-, que dan testimonio de lo suyo en el video del programa:

“Aurresku fue/ la danza que que en Euskadi siempre se bailó/ en las nobles y sencillas/ romerías del país./ Sin maketos, chulapos despreciables,/ ni pianos de manubrio,/ ni nada de inmoral./ Sin codearse con odiosos criminales/ que siempre van provistos del mísero puñal./ Allí bailaba el euskaldun de raza viril,/ mostrando bien su agilidad,/ al son del txistu y del tamboril.”

Publicado en . | 230 comentarios

Un concepto creciente

Hoy, en mi columna de El Mundo del País Vasco

 

El Gobierno vasco mantenía ayer en el Parlamento una polémica a propósito del número de asesores con que cuenta a lo largo y ancho de sus departamentos. En realidad, la polémica se la levantaban a Urkullu y no era referida en sentido estricto a los asesores, sino a los altos cargos, incluyendo los tres niveles: consejeros, viceconsejeros y directores, que en este segundo Gobierno Urkullu han aumentado en 17 y los asesores, propiamente dichos, que han aumentado en 20 (de 72 a 92).

Este es un asunto eterno. Los Gobiernos siempre consideran que tienen la estructura humana exacta que conviene a las necesidades del pueblo. Las oposiciones siempre consideran que la estructura de altos cargos, incluidos los asesores, está inflada y es un gasto innecesario para la gestión de los asuntos públicos. Tengo yo para no olvidar que en la época en que ejercí (fungí, escribiría Juan Luis Cebrián) de director en la vicepresidencia del Gobierno vasco entre febrero de 1987 y enero de 1991, creo recordar, Carlos Garaikoetxea no paraba de preguntar al lehendakari Ardanza por la hinchazón de altos cargos en aquel Gobierno de coalición. Terminó aquel Gobierno y llegó a Lakua un Gobierno tripartito nacionalista con EA y EE, que aguantó apenas ocho meses, porque Eusko Alkartasuna empezó a firmar proclamas de autodeterminación con HB en los Ayuntamientos y el lehendakari los expulsó del Gobierno, recomponiendo el tripartito con la entrada del PSE.

Durante el tiempo que estuvo en el Ejecutivo, aquellos ocho meses y los años que siguieron a la salida del PSE en 1998, los alkartasunos hicieron hueco entre los altos cargos para acomodar a sus gentes, es ley de vida. Y los altos cargos aumentaron. Otro tanto pasó con Izquierda Unida. Tenía razón ayer el batasuno Casanova, o al menos planteó una hipótesis razonable que explica la proliferación de altos cargos en un Gobierno de coalición por estas necesidades de acomodo ya citadas.

Es también un hecho, ya comentado en esta columna, la apreciación de Iker Casanova, en el sentido de que al formalizarse el Gobierno de coalición, el socio nacionalista no perdió poder y se aumentaron los cargos para el socio entrante, aunque algunos de ellos, es verdad, algo desprovistos de sustancia.

Perdió fuelle argumental el portavoz de Bildu cuando explicó que en su opinión, el PNV compensaba al PSE con altos cargos el hecho de que en el acuerdo de Gobierno solo le correspondía gestionar el 4% del presupuesto. Qué tendrá que ver. En el bipartito PNV-PSE formado en 1987, el Partido Socialista gestionaba el 83% del presupuesto, cosa que aireábamos con mucha satisfacción, y yo el primero, aunque empleábamos para ello un cálculo falaz. Ese desequilibrio estaba causado principalmente por los sueldos del personal docente y el sanitario integrado en los departamentos de Educación y Sanidad, gestionados por los socialistas, pero nada tenía que ver con el poder político y simbólico que proporcionaban al PNV Interior y la Ertzaintza, el control de legalidad que se llevaba desde Presidencia, el ente (autorreferente) público, etc.

Naturalmente, Urkullu calificó la plantilla de altos cargos de “necesaria, razonable y ajustada” y no convencio a sus interpelantes, el ya citado Casanova y la parlamentaria podemita Pili Zabala. Naturalmente, cuando EH Bildu ocupó la Diputación de Guipúzcoa y el Ayuntamiento de San Sebastián, no se recuerda economía de altos cargos y altas cargas. Pili Zabala podría proponer a Urkullu que tomara modelo de la alcaldesa de Madrid, que en 2016 aumentó el número de asesores de 70 a 104, un 48,5%.

Publicado en . | 70 comentarios

Asimetrías ciudadanas

En mi columna de El Mundoar

Fernando Martínez Maíllo vino a reconocer que nunca habían tenido voluntad de cumplir el acuerdo con el PP. “lo firmamos porque eran lentejas (o las comes o las dejas). Este hombre aplica a los pactos análogo tratamiento al que Tierno Galván, artista de la simulación, proponía para los acuerdos con los votantes: Las promesas electorales se hacen para no cumplirlas”. En realidad, al coordinador general del PP le habría venido mejor una expresión popular más relacionada con las mañas del cortejo (ritos de apareamiento, que dijo Arzalluz): “Hasta meter, prometer y después de metido, olvidar lo prometido”.

La exhibición desacomplejada y cínica de incumplir un acuerdo, merece reproche, principalmente por parte del socio damnificado. Hay en la reacción de Ciudadanos algo que se comprende: si te niegas a acabar con el aforamiento y a limitar los mandatos, se lo propondré a otros grupos parlamentarios y ya veremos. Podría sacarlos con el apoyo del PSOE y Posemos, en el caso de que los citados estuvieran dispuestos a apoyar una iniciativa del pequeño. Otra cosa es que la limitación de mandatos requiera modificación constitucional, ellos dicen que no, que bastaría con modificar la Ley de Gobierno , que eso está por ver.

El acuerdo para crear una comisión de investigación sobre la financiación del PP es otro de los misterios dolorosos de este rosario: jamás una comisión de investigación parlamentaria ha servido para nada, especialmente cuando hay un proceso judicial abierto sobre el tema. Cuando no quiero resolver algo, creo una comisión, decía Napoleón. Pero es que además, ya hay dos comisiones aprobadas, la de la banca y la de Interior. No hay precedentes para añadir una tercera.

Claro que el problema lógico de Ciudadanos es murciano. Albert Rivera no debe de creer en la igualdad de todos los españoles. Él, por ejemplo, se muestra mucho más estrecho con el PP que con el PSOE. Y esto mientras abandona la profesión de fe socialdemócrata para abrazar la causa liberal. Tal vez sea esa la razón. Después de todo, el PP es un partido más socialdemócrata que el PSOE, que se ha convertido en una fuerza filocomunista, y ya si gana Pedro IX (nono) ni les cuento. Creo que la tengo dicho, pero insistiré para distraídos: En el pacto para la investidura de Sánchez exigían que los imputados por corrupción dejaran el cargo a la apertura del juicio oral, al pasar de investigado a procesado. En el pacto con Rajoy (y en el de Pedro Antonio Sánchez en Murcia) para exigir el cese le bastaba la imputación. Con los alcaldes de Granada, lo mismo: la imputación basta para montar una moción de censura a Torres, del PP, pero cuando se imputa a su sustituto, el socialista Cuenca, por ellos apoyado, parece que no. Otrosí: aún no hace diez días que Rivera defendió su proyecto de ley contra la corrupción en el Congreso y lo sacó adelante con una mayoría notable de 337 votos. En esa ley se fija la dimisión para la apertura del juicio oral. Es un poco ridículo que mantengan para el presidente de Murcia investigado otro criterio, convirtiéndolo en imputeado.

Publicado en . | 112 comentarios

Una cuestión de sexo. O género. O génera

Mi comentario de las 8:15 en Herrera en COPE

bus-ho

El autobús de Hazte Oír con sus eslóganes: Los niños tienen pene, las niñas tienen vulva, que no te engañen está siendo motivo de enardecida polémica por todas las Españas, especialemente en Madrid donde se le ha inmovilizado.

Por más vueltas que le he dado no he conseguido entender el lío. Antes de la ideología de género, al pene y a la vulva se les llamaba “Caracteres sexuales primarios”. No entiendo que decirlo pueda motivar los arrebatos de Cristina Cifuentes, que ve en ello un atentado contra la Ley de Igualdad y no Discriminacion. O que el fiscal haya decidido actuar y sobre todo, que la portavoz municipal Rita Maestre, que entró de moza en una capilla católica, en ropa interior y gritando “arderéis como en el 36”, también crea que las pintadas del autobús son delito de odio. Esto parece una vuelta al Concilio de Nicea y la discusión sobre el sexo de los ángeles. (Siglo IV después de Cristo).

Estábamos acostumbrados a la subversión de la lógica, pero hace falta extraer consecuencias prácticas. Habría que denunciar a las madres que visten a sus bebés de azul o rosa, según vengan de serie con pene o vulva. No pregunten a ningún progenitor reciente: ¿Ha sido niño o niña? Es mejor que esperen a que tenga cuatro o cinco añitos y les pregunten directamente a ellos si viven en el cuerpo correcto o en el cuerpo equivocado. Hasta le llegada de Trump, en EEUU podían sacarse conclusiones según el cuarto de baño que escogiera. Y si viven prisioneros en el cuerpo equivocado, empezar con las hormonas. Una pregunta, con toda la humildad del mundo, La equivocación, aparte de en el cuerpo, ¿no podría estar en la cabeza?

Publicado en . | 177 comentarios

Como en casa

 

Hoy, en mi columna de El Mundo

homs-supremo

Se celebraba el lunes la primera sesión del juicio a Francesc Homs por desobedecer al Constitucional, el procesado dio un recital de sus mejores capacidades. Es preciso destacar que este hombre tiene una especial habilidad para hacerse el tonto y que este es un papel en el bordea la perfección y a veces nos la contagia a los mirones. Yo mismo recordaba el título de un poemario de Alberti una de sus infrecuentes incursiones en el surrealismo: ‘Yo era un tonto y lo que he visto me ha hecho dos tontos’.

Pero uno es un tonto sin graduación y sin mérito, venía así de serie, mientras Homs pertenece a la selecta minoría de los tontos cum laude. Para alcanzar una cota parecida hay que recordar al emperador Claudio, en el retrato que de él hizo Robert Graves. Su amigo, Herodos Agripa, le escribió una carta en la que trataba el tema: “Querido Claudio: He conocido listos que se fingían tontos y tontos que se fingían listos. Pero eres el primer caso que he visto de un tonto que se finge tonto. Te convertirás en un dios.”

Esta es la estirpe de Quico Homs, con más mérito si cabe, porque ante los siete magistrados del supremo, con sus ropones negros y sus puñetas, él fue un tonto que se hacía el tonto, pero que además presumía de sabérselas todas. Su comparecencia fue un recital de sinceridades. Se hizo el tonto y además el listo. Confesó haber conocido la providencia, lo que pasa es que no la comprendió: “no había forma humana de entender la resolución”. A nadie puede extrañarle que Homs tenga problemas de compresión lectora, pero la Generalidad tiene asesores, gente versada, que podía haberle traducido al catalán o al román paladino cual era el sentido de aquel auto tan exótico del T.C. Atutxa ya lo intentó con una orden del Supremo y terminó inhabilitado, no digo más. Homs se pasó, actuó como un tonto del método, hasta el punto de que el fiscal se interesó por su nivel de estudios.

Ya digo que al mismo tiempo se hizo el enterado y le dijo al Tribunal que lo suyo no era delito (ilícito penal, dijo en plan perifrástico), con una aseveración llamada a revolucionar el derecho procesal: ¿creían ustedes que eran los jueces quienes examinaban las pruebas y dictaminaban si había delito y la pena que correspondería en caso afirmativo? Craso error. Son los procesados los que emiten el veredicto e imponen la pena. Como en la vida de Brian: “¿Crucifixión?” y ante el asentimiento del reo: “Vayan por la derecha. Una cruz por persona”.

Lo mejor del juicio fue el corte del presidente, cuando el acusado protestó por una interrupción del fiscal: “En mi casa me enseñaron que cuando uno habla hay que dejarle terminar”. “Esto no es su casa. Es el Tribunal Supremo”, le aclaró Manuel Marchena y así por las trazas parece que se lo explicará con más claridad en la sentencia: La anécdota es reveladora de carácter; los nacionalistas siempre se creen que están en su casa. Si se lo creen en el Supremo, cómo no se lo van a creer en Cataluña. Alguien como Marchena debería explicarles que no, que se equivocan cuando entienden la propiedad con carácter exclusivo.

 

Publicado en . | 94 comentarios

El cisma

pedro-ix

Hoy renuncio a cualquier comentario que no podría alcanzar la altura de esta obra maestra de nuestro gran Arcu. No se puede expresar mejor. Cualquier palabra lo entorpecería.

Publicado en . | 74 comentarios