Funeral

Comentario de la 8:15 en Herrera en COPE

Sánchez triste

Pie de foto: “Estamos haciendo historia, compañeros y compañeras” 22 de dic. int. noche

El Comité Federal del PSOE certificó ayer que el partido de los socialistas españoles, si hoy tuviera sentido la antonomasia, es un partido roto. Sánchez ha mantenido la ficción adelantándose al tiempo que le correspondía, pero su discurso de ayer no aguantaba la lógica ni el contraste con los hechos.

El secretario general denunció la existencia de una coalición contra el PSOE: El PP, Podemos y Ciudadanos, con la ayuda de los poderes económicos. Con parecidos enemigos se las veían Marx y Engels al escribir el Manifiesto Comunista: El Papa y el Zar, Metternich y Guizot, los radicales franceses y los polizontes alemanes.

¿Y cómo va a salir de esto? Pues con la ayuda del más radical de los conjurados y algunos nacionalistas de buen conformar. Los bancos trocarán la hostilidad de presente por gozosa colaboración futura cuando le den la cartera de Hacienda al concejal de lo mismo de Carmena, que debe al fisco casi cinco millones de euros.

El problema de Sánchez es que su aliado preferente fuera del partido busca su cabeza y el comité federal del PSOE que quiere Congreso en marzo, también.