La hipocresía y el manifiesto

Hoy, a las 8:15 en Herrera en COPE, con una addenda imprescindible:

Siempre nos quedará París. Todos los medios han reproducido el discurso de Oprah Winfrey en la entrega de los Golden Globe. Presidenta, presidenta. Mientras nuestros columnistas ponderaban su discurso contra el acoso sexual, Twitter reproducía varias fotos en las que la estrella televisiva le hacía carantoñas al gran acosador, Harvey Weinstein. Y a Bill Cosby, y a Clinton. En París de la Francia, un centenar de actrices, escritoras encabezadas por Catherine Deneuve han arremetido contra el puritanismo y la hipocresía de Hollywood con razones tan sensatas e inapelables como estas: “La violación es un crimen. Pero la seducción insistente o torpe no es un delito, ni la galantería una agresión machista”.

Carlos Herrera.-En todo caso tendrían que hablar las que no quisieron pasar por el aro y se quedaron fuera del star system. De las que le hacían caritas, lo besaban en público y están en la pomada no se puede decir nada. 

Otro asunto que merece una reflexión y un comentario es la retirada de Artur Mas, derrotado por la inminente sentencia del caso Palau, la que ya lleva encima y su propia inutilidad.

Artur Mas es la encarnación de aquel eslogan con el que Mies van der Rohe definió el minimalismo: Menos es Mas. Dijo Fernando Savater que “en este mundo es todo perfectible, salvo Catherine Z. Jones”. Se le olvidó añadir: “y la estupidez de Artur Mas”. En su hora del adiós este sujeto merece un epitafio a la altura de su personaje. Por lo banal, el final de Don Mendo: Ved cómo muere un león, cansado de hacer el oso. Por lo solemne, aquel fantástico spoon river que en paráfrasis genial dedicó el gran Belisario a otro chisgarabís de la política: “Sic transit gloria mindundi”.

Aquí, a la izquierda con Tony Richardson, otro figura.

 

Addenda: El manifiesto de las francesas

“La violación es un crimen. Pero el coqueteo insistente o torpe no es un crimen, ni la galantería es una agresión machista.

Como resultado del caso Weinstein, ha habido una conciencia legítima de la violencia sexual contra las mujeres, particularmente en el lugar de trabajo, donde algunos hombres abusan de su poder. Ella era necesaria. Pero esta liberación de la palabra se convierte hoy en su opuesto: ¡Nos ordenan hablar, a silenciar lo que enoja, y aquellos que se niegan a cumplir con tales órdenes se consideran traidoras, cómplices!

Pero es la característica del puritanismo tomar prestado, en nombre de un llamado bien general, los argumentos de la protección de las mujeres y su emancipación para vincularlas a un estado de víctimas eternas, pobres pequeñas cosas bajo la influencia de demoníacos machistas, como en los tiempos de la brujería. 

De hecho, #metoo ha provocado en la prensa y en las redes sociales una campaña de denuncias públicas de personas que, sin tener la oportunidad de responder o defenderse, fueron puestas exactamente en el mismo nivel que los delincuentes sexuales. Esta justicia expedita ya tiene sus víctimas: hombres sancionados en el ejercicio de su profesión, obligados a renunciar, etc.; mientras que ellos solo se equivocaron al tocar una rodilla, tratar de robar un beso, hablar sobre cosas “íntimas” en una cena de negocios, o enviar mensajes sexualmente explícitos a una mujer que no se sintió atraída por el otro.

Esta fiebre para enviar a los “cerdos” al matadero, lejos de ayudar a las mujeres a empoderarse, en realidad sirve a los intereses de los enemigos de la libertad sexual, los extremistas religiosos, los peores reaccionarios y los que creen -en nombre de una concepción sustancial de la moralidad buena y victoriana- que las mujeres son seres “separados”, niñas con una cara de adulto, que exigen protección.

Del otro lado, se convoca a los hombres a encontrar, en lo más profundo de su conciencia retrospectiva, un “comportamiento fuera de lugar” que podrían haber tenido hace diez, veinte o treinta años, y del cual deberían arrepentirse. La confesión pública, la incursión de fiscales autoproclamados en la esfera privada, que se instala como un clima de sociedad totalitaria.

La ola purificadora parece no conocer ningún límite. Allí, censuramos un desnudo de Egon Schiele en un póster; pedimos la eliminación de una pintura de Balthus de un museo con el argumento de que sería una apología de la pedofilia; en la confusión del hombre y la obra, pedimos la prohibición de la retrospectiva de Roman Polanski en la Cinémathèque (Cinemateca Francesa) y obtenemos la postergación de la muestra dedicada a Jean-Claude Brisseau. Una académica considera que la película de Michelangelo Antonioni Blow-Up es “misógina” e “inaceptable”. A la luz de este revisionismo, ni John Ford (La prisionera del desierto) ni incluso Nicolas Poussin (El rapto de las sabinas) quedan a salvo.

Los editores ya piden que los personajes masculinos sean menos “sexistas”, que hablemos de sexualidad y amor con menos desproporción, o que garanticemos que el “trauma experimentado por los personajes femeninos” sea ¡más obvio! ¡Al borde del ridículo, un proyecto de ley en Suecia quiere imponer un consentimiento explícitamente notificado a cualquier candidato para tener relaciones sexuales! En cualquier momento dos adultos que quieran dormir juntos consultarán primero en una “aplicación” de su teléfono un documento en el que estarán debidamente enumeradas las prácticas que aceptan y las que rechazan. 

El filósofo Ruwen Ogien defendió una libertad de ofensa indispensable para la creación artística. De la misma manera, defendemos una libertad para importunar, indispensable para la libertad sexual. Ahora estamos suficientemente advertidas para admitir que el impulso sexual es por naturaleza ofensivo y salvaje, pero también somos lo suficientemente clarividentes como para no confundir el coqueteo torpe con el ataque sexual.

Sobre todo, somos conscientes de que la persona humana no es monolítica: una mujer puede, en el mismo día, dirigir un equipo profesional y disfrutar siendo el objeto sexual de un hombre, sin ser una puta ni una vil cómplice del patriarcado. Puede asegurarse de que su salario sea igual al de un hombre, pero no sentirse traumatizada para siempre por un manoseador en el metro, incluso si se considera un delito. Ella incluso puede considerarlo como la expresión de una gran miseria sexual, o como si no hubiera ocurrido.

Como mujeres, no nos reconocemos en este feminismo que, más allá de la denuncia de los abusos de poder, toma el rostro del odio hacia los hombres y la sexualidad. Creemos que la libertad de decir no a una propuesta sexual no existe sin la libertad de importunar. Y consideramos que debemos saber cómo responder a esta libertad para importunar de otra manera que encerrándonos en el papel de la presa.

Para aquellas de nosotras que hemos elegido tener hijos, creemos que es mejor criar a nuestras hijas para que estén informadas y sean lo suficientemente conscientes como para vivir sin intimidación ni culpabilidad.

Los incidentes que pueden tener relación con el cuerpo de una mujer no necesariamente comprometen su dignidad y no deben, por muy difíciles que sean, convertirla necesariamente en una víctima perpetua. Porque no somos reducibles a nuestro cuerpo. Nuestra libertad interior es inviolable. Y esta libertad que valoramos no está exenta de riesgos o responsabilidades”.

Estas francesas siempre han sido unas frescas, ya se sabe.

 

 

Anuncios

Acerca de Santiago González

Periodista. Columnista de El Mundo. Ha publicado "Un mosaico vasco" (2001), "Palabra de vasco. La parla imprecisa del soberanismo" (2004), "Lágrimas socialdemócratas. El desparrame sentimental del zapaterismo" (2011) y "Artículos 1993 - 2008" (2012). Premio de Periodismo El Correo 2003.
Esta entrada fue publicada en .. Guarda el enlace permanente.

43 respuestas a La hipocresía y el manifiesto

  1. luigi dijo:

    Nature/Culture

    El eterno (retorno) femenino

  2. Atalanta dijo:

    …lo dicho…nchts nchts estás francesas!!!

    ssshhhh…dónde hay que firmar

    Desde “El ansia” la señora Deneuve es para mí un “monstruo”, así que lo que ella diga va a misa…laica, claro.

  3. Atalanta dijo:

    por si acaso. yo no he puesto la tilde. que conste.(que los hay muy puntillosos)

  4. Parker dijo:

    Yo de mayor quiero ser la Deneuve.

  5. Arquímedes dijo:

    Buenos días.
    Afortunadamente un poco de brisa fresca enviada por mujeres que son libres de verdad. El circo del traje negro, del lacito amarillo, del “nunca mais”, el minuto de silencio, …no hace más que denunciar la conciencia adolescente de este buenísimo que nos arrasa.

  6. Arquímedes dijo:

    ¡Buenismo! Maldito corrector…

  7. luigi dijo:

    Los Casos (extraviados) del Prusés

    Hartura Mas

  8. Feroz dijo:

    En la Casa de Bernarda Alba todas vestían de negro, como las actrices hollywoodenses en su último aquelarre. ¡Caramba, que coinsidensia!

    Las mayores promotoras de la misoginia son las feminazis, con su odio al varón y su ansia totalitaria de controlar el pensamiento, ayudadas por la progredumbre en una conjura de los necios que tratan de llevarnos a una nueva edad oscura.

  9. arcu dijo:

    La sociedad PINK. Eso pretenden las feminazis. El hombre es culpable de todo. Las actrices francesas dando el callo, y retratando al Hollywood cínico, explicando lo (que hasta ahora era) obvio.

    Tantas y tan dignas ahora en Hollywood, quizá no lo fueron tanto entonces. Feminismo torpe en estado puro. Siempre nos quedará París.

    Gracias Patrón por publicar mi meme.

  10. karlovitch dijo:

    Mujerárbol dijo:
    Martes, 9 enero 2018 en 11:57 pm
    Pues a mí me ha gustado un montón que las francesas (o al menos algunas francesas) le pongan los puntos sobre las íes a las pedorras canonesas del abrigo negro, sí, sí, esas de los Globos de Oro (¡no serán los suyos!).

    Gracias Dª Mujerárbol. Mi amada (y yo mismo) suscribimos tan sabias palabras Si esto sigue así pronto nos harán llevar un burka para no excitar a los hombres (palabras, también sabias, de la aludida). Y por mi parte añado (si lo anterior ya era políticamente incorrecto, lo que sigue es directamente explosivo): Todas estas que ahora se quejan de haberse tenido que acostar con Harvey Weinstein, et.al. (muchos al.) no dejan de ser prostitutas que cobraron en papeles, en vez de directamente. Siempre podían haber dicho que no…ahora lo cómodo es acudir al tropel, vestirse de negro y decir Me too

    Running for cover

  11. Martureno dijo:

    Y como bonito resultado de toda la propaganda feminazi, resulta que muchos nos descubrimos casados con bellas y jóvenes mujeres… que nos odian.

  12. karlovitch dijo:

    me he liado un poco con las bastardas

    Mujerárbol dijo:
    Martes, 9 enero 2018 en 11:57 pm
    Pues a mí me ha gustado un montón que las francesas (o al menos algunas francesas) le pongan los puntos sobre las íes a las pedorras canonesas del abrigo negro, sí, sí, esas de los Globos de Oro (¡no serán los suyos!).

    Gracias Dª Mujerárbol. Mi amada (y yo mismo) suscribimos tan sabias palabras Si esto sigue así pronto nos harán llevar un burka para no excitar a los hombres (palabras, también sabias, de la aludida). Y por mi parte añado (si lo anterior ya era políticamente incorrecto, lo que sigue es directamente explosivo): Todas estas que ahora se quejan de haberse tenido que acostar con Harvey Weinstein, et.al. (muchos al.) no dejan de ser prostitutas que cobraron en papeles, en vez de directamente. Siempre podían haber dicho que no…ahora lo cómodo es acudir al tropel, vestirse de negro y decir Me too

    Running for cover

  13. A mí lo que me llama la atención es que actrices como Salma Hayek hayan esperado hasta 15 años para denunciar a Harvey Weinstein.
    ¿Estamos en otra caza de brujas?
    Buenos días. Espectacular meme, maestro Arcu.

  14. Amama Maite dijo:

    Cabal y necesaria la entrada de hoy, patrón, se agradece. Estoy más que harta de la gilipolluá general de las feministas resentidas que nos amargan la existencia con sus interpretaciones sesgadas de la relación entre hombres y mujeres. Basta ya, caramba.
    Una de las guindas (hay muchas) es esta noticia que nos llega desde Florencia, donde se han atrevido a cambiar el final de la ópera Carmen, resultando que la prota mata a Don José. ¡Y se quedan tan anchos!
    El público abucheó el disparate

  15. euskalmeteco dijo:

    Quizá tenga una mente perversa, pero cuando veo a chicas monas en puestos que exceden sus méritos, y en la farándula es frecuente, no puedo dejar de pensar en ciertas cosas.

  16. Siempre me gustó la Deneuve (ninguna originalidad en ello, lo sé).
    Pero ahora me gusta mucho más

    Buenos días

  17. compas1967 dijo:

    Buenos días. Por algo eligieron a la Deneuve como Marianne, estos franceses sí que saben.
    D. Arcu, Dña. Mujerárbol…

  18. benjamingrullo dijo:

    Las chicas de Pablo Manuel también ascienden profesionalmente por su relación sentimental con el jefe. No quiero valorar esto, ni sé quién se aprovecha de quién en caso de que alguien lo esté haciendo. ¿Como Valenka? Lo de Weinstein es diferente, hay un chantaje explícito. Pero mientras la cosa se mantenga en la ambigüedad de las motivaciones de cada cual, nadie sabe qué está ocurriendo. También hay muchos hombres que son auténticos pelotas con sus jefes, aunque no haya sexo me parece lo mismo.

    Bravo por las francesas.

  19. candela dijo:

    Este manifiesto es aire fresco. Chapeau.

    Buenos días.

  20. Amama Maite dijo:

    Hay otra entrada, pero sigan comentando esta también, por favor.

  21. Nodoycredito dijo:

    Pues esperen a los Golden Goya …
    ——-
    Grande Deneuve y su versión de la “Marsexllesa”.

  22. envite dijo:

    Gracias a Dios! Todavía hay vida pensante. Es que ya estamos llegando a límites desconocidos de la imbecilidad humana. Que sea tan necesario decir lo obvio conduce a la melancolía.
    Bien por las francesas!

  23. candela dijo:

    La razón frente al espectáculo.

  24. benjamingrullo dijo:

    Qué bien visto, don Nodoycrédito. Para ser visionarios en Apaña basta con afilar la vergüenza ajena. Apuestas ¿quién va a hacer la declaración feminista más desmadrada en los próximos Goya?

  25. Nodoycredito dijo:

    D. benjamingrullo, el casting va a estar petao …

    Lo que si apuesto es por la estelada como alfombra y furor de lacitos negros.

  26. Atalanta dijo:

    Qué tal Penélope y su Bardem? ellos han estado apadrinados por el tal Weinstein…no sé igual “tampoco” sabían nada…claro que con lo mala actriz que es ella…

    venga que sean ellos todo vestidos de negro y señalen a alguien, no sé…a Rajoy?

    yo, por dar ideas…

  27. Mujerárbol dijo:

    Gracias por poner el “manifiesto” en un español suficientemente claro. Es una maravilla, ¡Dales, Deneuve!

  28. Yo confieso que mis ojos observan ciertos cuerpos femeninos, en espacial algunas partes, con deleite. Así que soy un machista heteropatrialcal, acosador y violador en potencia.
    ¡Vive la France!

  29. arcu dijo:

    MI Capi, Dña. Compas, mil gracias.

  30. candela dijo:

    El manifiesto representa lo mejor de Francia, Voltaire, por poner un nombre. Pero hay otra Francia de Robespierre y guillotina que ya ha salido a escena para acusar a las firmantes de defensoras de pederastas y apologetas de la violación. Colectivos feministas y nombres ( o nombras) de izquierda. Lo normal.
    ARCU, genial.

  31. Eufemístico dijo:

    Había razones para considerar a los identitarios como los más estúpidos, reactivos y nocivos. Hipótesis que se afianza a pasos agigantados. El progre es la perfecta síntesis del cóctel identitario.

  32. Benilo dijo:

    D. euskalmeteco, Miércoles, 10 enero 2018 en 10:32 am

    Y no solo en la farándula. Hay ejemplos a miles, que por discreción no voy a mencionar, pero que están a la vista y son muy conocidos.

  33. Taby von Tabarnia dijo:

    Equidisto de las del Me too y del Manifiesto de las francesas.
    Cualquier mujer sabe perfectamente parar el avance de quien le pone la mano en la rodilla, basta un gélida mirada a tiempo. Cualquier mujer sabe ejercer su trabajo y desarrollar su carrera profesional sin recurrir a “sus encantos”. Si quiere. No todas quieren. Porque requiere inteligencia, voluntad, ética. Esto, adaptado, sirve también para los hombres.

  34. repanocha dijo:

    Yo es que ya no me aclaro. Si un hombre me cede el paso en una puerta ¿tengo que sacudirle con la mano abierta o basta una mirada de hondo desprecio?

  35. Taby von Tabarnia dijo:

    Le ayudo Doña Repanocha: No, usted debe darle las gracias y pasar con una sonrisa amable.
    No es tan dificil, sale natural.
    Como si le cede el paso cualquier otra persona.

  36. luigi dijo:

    #MeToo: La coral victoriana.

  37. Atalanta dijo:

    …y cuando el ligón simpático insistía insistía insistía…hasta que ya te daba el ataque de risa y…tan amigos

    había que haberle dado con la botella de tónica…?

    y al amigo que decidía probar suerte con el bracito tonto sobre los hombros…había que haberlo denunciado por acoso libidinoso?

    aburridas y por su segundo fracaso matrimonial, descubrieron que del sectarismo de izquierdas se podía vivir en el subgénero feministas

    y too paellas!

  38. belisario dijo:

    Brujas de caza

    Las feministas responden a Catherine Deneuve tras defender el derecho de los hombres a “importunar”

  39. Valdi63 dijo:

    No veía cine español por el guerracivilismo y a partir de ahora no veré el americano por el feminazismo

  40. Luis de Deusto dijo:

    Grande la Deneuve. Y grande el artículo de De Prada titulado “Dinero apátrida” del pasado fin de semana en los suplementos del grupo Correo.

    Salud a todos¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s