Los protocolos del maltrato

Han tenido ocasión de leer el espantoso asunto de la niña de 4 años de Valladolid Sara F. M. que comienza el 11 de julio, cuando su madre la lleva al servicio de Urgencias de un hospital alegando que tiene los labios muy hinchados. El pediatra desnuda a la niña y comprueba que tiene en su cuerpo distintos hematomas con diferente estado de maduración. El pediatra considera que hay indicios serios de malos tratos y lo denuncia al 112.

La mujer alega que el padre de la niña era un hombre violento que la sometía a violencia psicológica, pero que afortunadamente se ha marchado de casa. Es entonces cuando interviene ese monumento a la aberración políticamente correcta que se llama ley contra la violencia de género. La mujer, Davinia M. G., vuelve a su casa con la niña. Sin que los servicios sociales lleguen a controlar la situación, 23 días días después Sara vuelve a ser ingresada y muere. Durante ese periodo ha sido presuntamente  apaleada, torturada y violada vaginal y analmente por Roberto H. H. novio de su madre desde su separación del padre, que tenía una coartada perfecta ante la acusación de su exmujer (que no llegó a formalizar): estaba en Londres.

Esta es una historia terrible de nuestro triste tiempo. la madre y su novio han sido detenidos. El diputado de Ciudadanos por Valladolid, Francisco Igea, va a llevar el asunto al Congreso para eliminar de la ley estos aspectos tan descabellados. Recientemente hemos asistido a un espectáculo nada edificante en que una mujer de Maracena se declaraba en rebeldía ante una sentencia judicial que obligada a entregar a sus hijos al padre de los mismos. “Juana está en mi casa”, decían las pancartas feministas a propósito del caso. Paco Igea decía en un artículo publicado en ‘El Norte de Castilla’: “Sara no estaba en mi casa”, en el que plantea el olvido de los más desprotegidos, de los que no tienen un lobby ideológico que levante sus banderas. Y dice el por qué:

“Menores presos de unos padres y madres que los utilizan a menudo como armas arrojadizas. Menores que son a veces un simple trofeo, una fuente de ingresos o un arma. ¿Cuantos gritamos esos días Sara está en mi casa? Sara no estaba en nuestra casa. Sara no estaba en nuestra agenda. Sara no votaba. Sara ya no votará nunca”.

Que Igea haga prosperar su protesta reformadora y que el Congreso de los Diputados corrija lo que tenga que corregir con la cabeza un poco gacha por la vergüenza, tal como sugería en su artículo citado.

Acerca de Santiago González

Periodista. Columnista de El Mundo. Ha publicado "Un mosaico vasco" (2001), "Palabra de vasco. La parla imprecisa del soberanismo" (2004), "Lágrimas socialdemócratas. El desparrame sentimental del zapaterismo" (2011) y "Artículos 1993 - 2008" (2012). Premio de Periodismo El Correo 2003.
Esta entrada fue publicada en .. Guarda el enlace permanente.

33 respuestas a Los protocolos del maltrato

  1. Agitprop dijo:

    Importante y responsable aviso: no olvidemos temas ” menores “. Gracias una vez más Patrón por estar ahí. En lo importante cuando hace falta. Esperemos q surja una iniciativa.

  2. mirlopica dijo:

    Tras consultarlo veo que la ley de Violencia de género, ley orgánica, es una de las joyas de la primera legislatura del muy nefasto Bôbô, pero con el agravante de que fue votada por unanimidad sin un solo voto en contra.

  3. El sosias de Zapatero dijo:

    Gracias patrón por recordar en su entrada a esa niñita. Mi mujer trabaja en el hospital donde murió y lo que le contaron compañeras que tuvieron contacto con la niña, es aún más terrible de lo que usted expone, tanto, que los dos pasamos varios días casi en estado de shock.
    Espero que los jueces no se arruguen a la hora de dictar sentencia y que esta sea de cadena perpetua revisable.

  4. joteroplus dijo:

    Pues, querido Patrón, si quiere Vd. espantarse un poco más (y hacerse cruces), vaya a las oficinas del SEPE (antiguo INEM) y pregunte cómo se están, ejem, “gestionando”, muchos de los R.A.I. (Renta Activa de Inserción) o ayudas-subsidios que se dan a las víctimas de violencia de género que allí acuden, con su sentencia bajo el brazo: no es que ya para cierto grupito de personas o feminazis de todos conocidas todo este “tinglado” sea un monumental negociazo, (que es algo sabido desde hace tiempo), sino que ya hay en España auténticas mafias dedicadas a la falsificación de denuncias, de documentos y de supuestos…, y todo para cobrar durante tres años seguidos (pues son once meses cada uno de los tres RAIs a los que se tiene derecho) los 426 euros mensuales de rigor. En total, nos sale la bromita a los españoles por unos 14.000 euros por denunciada…, porque no hace falta que le diga que el 99 % de ellas no se coloca ni un sólo día durante esos tres años, evidentemente (adivine Vd. cuáles son las, ejem, “comunidades” extranjeras que más se benefician de esta trampa).

    En varios casos, estas personas acuden con sentencias donde se dice expresamente ¡que ni les han tocado un pelo…!, simplemente, se ha dictado sentencia en base a amenazas, malos tratos psicológicos, disputas familiares, problemas de convivencia, etc. etc. Ya he perdido la cuenta de las ocasiones en las que a solicitar dicha ayuda acuden juntitos los dos, el denunciado y la denunciante…, pese a que el segundo tiene tajantemente prohibido acercarse a 500 metros de la primera durante dos años. Pregunte Vd., pregunte, pregunte, cuántas veces, como sería lo lógico, el funcionario de esa oficina de empleo llama a la policía para que venga a detener a ese sujeto, que está incumpliendo manifiestamente la orden de alejamiento y, por tanto, está cometiendo un delito flagrante.

  5. ZoteParo dijo:

    La ley de violencia de género del tonto solemne es un bodrio que además de no evitar las agresiones de maltratadores, da pie a casos como el de la loca de Maracena, instruida por vividoras como las consejeras que pululan en instituciones públicas creadas al calor de la ley. Esta horda de feminazis han encontrado en el abrevadero de organismos públicos, la forma de vivir del cuento, promoviendo en muchos casos denuncias de falsos maltratos que aruinan la vida de muchos hombres victimas de esta ralea. En el caso de Juana la histérica llorona, parece que el marido tuvo que admitir esos malos tratos para poder seguir viendo a su hijo. No debió traumatizarse mucho cuando volvió con su marido y tuvo su segundo niño.

  6. Pedro Ugarte dijo:

    Gracias por el artículo, Santi.
    Las aberraciones legales están llegando a un extrema increíble. Y, por supuesto, la ideología de género, como todas las ideologías dominantes a lo largo de la historia, aspira a controlar la ley y someter la justicia a su doctrina. Muy triste.

  7. Pobre Sara. Dirán los biempensantes que el tal H H es una víctima del Sistema, que la culpa es de Franco-Bush-Aznar y a correr. Y a reinsertar.
    saludos

  8. joteroplus dijo:

    Esa ley nunca debió aprobarse…, pero una vez constatado que ha sido una monumental cagada política y que es inconstitucional de cabo a rabo (por atentar contra los hombres, en general, en derechos muy básicos), procede suprimirla de raíz o modificarla muy sustancialmente: ¡joder, pero si es de una inutilidad e ineficacia sólo comparable a la del presidente de gobierno que la propuso!, porque las cifras de muertes en España siguen siendo las mismas que antes de que se aprobara…, y, por cierto, dentro de la media europea, pues los “adelantados” países nórdicos a los que tantas veces se pone como modelos presentan cifras de mujeres muertas por violencia de género que casi doblan las nuestras).

    Pues aquí, no, al revés, se ha cambiado recientemente para endurecerla y desquiciarla aún más, añadiéndole articulos que dan ganas de llevarlos a los tribunales internacionales, para que se vea el “nivel” de ridículo de los políticos españoles cuando se enfrascan el traje de lo políticamente correcto y la demagogia populista. Los medios de comunicación tienen, por cierto, mucha de la culpa de que estas cosas sigan sucediendo, porque el tratamiento que se ofrece de muchos de los casos deja ojiplático al más pintado (para muestra de botón, el de la reciente Juana, como bien indica el Patrón).

  9. er tío cascarrabias dijo:

    Si es que en España el político que no quiera hacer el ridículo se convierte en facha. Mejor hacer el ridículo que, al ser mayoritario, se diluye más o queda como consustancial al género legislador, que llevarse un sofocón. Hacer las cosas bien, cuando va en contra de la dictadura de lo que algunos miserables inmorales han decretado como actitud políticamente correcta, no va en el sueldo.

    (y no va a cambiar)

  10. er tío cascarrabias dijo:

    Vean también cómo subirse al carro de la prevaricación mediante la fórmula escapatoria de la discriminación a las personas o a las lenguas si se adjetiva de positiva, como si alguna discriminación pudiera ser tal cosa.

  11. karlovitch dijo:

    Dedicado especialmente a Dª Benilo, así como a todos los demás remeros, el segundo mejor artículo que este cura ha leído en su vida. Nada que ver con los temas candentes pero siempre viene bien recordar tal obra maestra.
    Y maldecir a Setién.

    (Escrito en 1987, a raíz del atentado de la Casa Cuartel de Zaragoza)

    Estoy esperando, reverendísimo señor obispo de San Sebastián. Estoy esperando que sus manos, tan ágiles para escribir pastorales confusas y bendecir lo imbendecible, se posen sobre las pequeñas cabezas destrozadas de esas cinco niñas asesinadas en Zaragoza por quienes “defienden -son palabras suyas- la soberanía de su pueblo”. No sienta remordimientos y acaricie con sus manos las expresiones dormidas de esas cinco “txakurrillas” ensangrentadas. Tres “txakurras” -es decir, tres perros, que así es como llaman ustedes a los guardias civiles- dos mujeres de “txakurras” y un “txakurra” adolescente de 16 años, también aguardan en el silencio de la muerte la bendición de sus manos. Muchos “perros” para tan pocas manos, señor obispo. Si siente repugnancia por su aspecto, si la sangre derramada le marea, si los trozos de cuerpo roto le nublan la mirada, no se acerque hasta Zaragoza. En España hay infinidad de manos limpias y temblorosas que han bendecido intensa y amorosamente ese amasijo de vidas arrancadas. Mucha sangre, señor obispo. Y no de perros.

    No canse sus manos en bendecir lo que no sienten. Pero al menos esfuércelas brevemente para redactar unas palabras de condena que le permitan salir del paso. Una cosa es que no llore y otra muy distinta que se desentienda. Su hijo Jon Idígoras ha dicho ya que “condenar este atentado sería una hipocresía”. A veces, cuando se representa más de lo que uno es, la hipocresía es necesaria. Al fin y al cabo, Idígoras es un cómplice de asesinos, como buen batasuno, y su ilustrísima es el obispo de San Sebastián. No le haga caso, señor obispo y aunque sea sin sentirlo, redacte la hipocresía de su condena. Los que creemos en Dios necesitamos engañarnos en situaciones como esta para sentirnos confortados. Miéntanos con un dolor que no padece.Pero dígalo al menos.

    Sus palabras se leerán en todos los púlpitos de su diócesis y en numerosos casos por sacerdotes que ayudan, cobijan y conviven con los asesinos. Hay tanto salvaje suelto por aquellas tierras que más de un feligrés interpretará su condena como una traición a los objetivos “abertzales”. Que un obispo vasco lamente el asesinato bárbaro, cobarde y brutal de doce “txakurras” -entre ellos cinco “txakurrillas” que murieron soñando la llegada de los Reyes Magos- no es de recibo. Para estos feligreses que comulgan a diario y extreman su moral y buenas costumbres hasta límites insospechados, lo que hacen “esos chicos de ETA” no son más que travesuras. ¿Cómo puede un obispo condenar una travesura? Parece mentira que pierdan el tiempo en esas insignificancias.

    Está su ilustrísima en un buen lío. O hace caso a Idígoras y permanece callado o tiene que condenar a quienes tantas veces ha defendido. No me sentiría a gusto en ni su piel ni en su conciencia. Entre otras razones porque mis ojos sí están nublados por esos cuerpos dormidos y destrozados. Cuerpos benditos de guardias civiles y de sus familias. Entre ellos los cuerpos de cinco niñitas.

    Estoy esperando. No sé a qué pero le espero, señor obispo. Ya sé que ha firmado con los otros dos obispos vascos una pastoral cargada de hábitos. Que vuelven a la “pacificación”, “negociación” y “búsqueda incesante” de pactos.

    Ya no espero de su ilustrísima nada, indigno señor obispo.

    Alfonso USSÍA

    *******************************************************

  12. joteroplus dijo:

    Muchos de los servicios sociales y “entes” (Observatorios, Fundaciones, Asociaciones de…) vinculados de una forma u otra a todo este tema en los Ayuntamientos españoles, particularmente los que “gobierna” la giliprogresía, son un auténtico caladero de feminazis y alimañas con faldas (hay entre ellas pedagogas, asistentas sociales, psicólogas…, pero también muchas simples y puras “aparatichk” izquierdistas que sólo viven para surfear en la ola anti-PP, porque no se les conoce otro mérito o profesión en la vida), que, en el fondo, están haciendo un muy flaco favor a las mujeres verdaderamente maltratadas y en peligro (y cuya situación familiar es trágica), porque están exagerando, magnificando y politizando hasta la náusea hechos y conductas que, en la mayoría de los casos, no pasan de ser meras peleas de novios, restando de esa forma toda su verdadera y literal importancia a los casos en los que, quienes deben (policías y jueces), se deberían ocupar con su habitual mesura, profesionalidad… y simple y puro Código Penal, sin “leyes especiales”, ni linchamientos colectivos, ni manifestaciones o performances patéticas.

    La idea que está calando en buena parte de la sociedad de que “esto de la violencia de género” no es más que un puro cuento, o una plataforma para el lucimiento de histéricas y locas del coño, está siendo muy terrible y nociva para las pobres mujeres que ven su vida amenazada por tantos animales, enfermos y cafres que se dicen “hombres”. Se empezó a ver “normal” que todo esto se usara como una herramienta en los casos de divorcio (“tú denuncia malos tratos, que siempre viene bien…”), y miren a lo que hemos llegado, a convertir todo el asunto en un monumental parque temático televisado día sí y dia no, que ríete tú de los culebrones de antes. Se ha visto palmariamente en el caso reciente de “la Juana”, para no irse más lejos: hasta que la jueza correspondiente, harta de que la toreasen públicamente, no ha amenazado en serio con entrullar a los familiares y las, ejem, “consejeras” de la secuestradora, ésta no ha entregado a los niños.

    No quiero ni pensar en lo que pasaría con respecto a todas estas cosas si, dios no lo quiera, Pedro y Pablo, “los Picapiedra” consiguieran echar al acongojado Mariano del poder y formasen un, ejem, “gobierno de progreso”.

  13. Si una ley no cumple los objetivos previstos se cambia. Lo malo es que los políticos españoles siguen la estela de Fernando Alonso cambiando de escuderías y de motores, van a peor y por unanimidad, no vaya a ser que alguien les llame machistas.

  14. Quizás haya sesudos analistas imbuidos en ese optimismo antropológico marca ACME que nos intenten convencer de que un niño tiene menos posibilidades de morir por una de estas cagadas del sistema que atropellado por un yihadista. Y habida cuenta de que, al parecer, éstas son menores que las de palmarla en un accidente aéreo o en un brote de salmonelosis, concluyan que tampoco hay de qué preocuparse. No me preocupa; me espanta. Degenerados los ha habido siempre; pero parece que el sistema institucional, lejos de corregir la degeneración, parece empeñado en concitarla. La crisis es mucho más profunda de lo que el cuadro macroeconómico pueda camuflar y nosotros admitir; es económica, institucional, política, social, y no nos engañemos, moral. Como he leído en este foro tiempo ha, mi sensación de derrota es total.

  15. Atalanta dijo:

    terrible…sádicos torturadores con el beneplácito de madres culpables y sumisas….sí. lo leí. lo leímos…que la Justicia los aplaste.

    lo de la mujer de Maracena es el signo de los tiempos. ella y su cohorte de vividoras se han declarado en rebeldía. se niegan a declarar…el daño ejemplar ya está hecho. como la pólvora, la rebeldía nominal y verbal, corre por todas partes en todos los aspectos…la práctica, o se corta de raíz o, será una guerra. sin respeto sin vergüenza sin temor…no hay convivencia.

  16. Formidable texto, don Santiago.

    El ecofeminismo se ha hecho dueño incluso de la comprensión mariana, favoreciendo un pacto que no hace sino agrandar la ya declarada guerra familiar española y los bolsillos de gente que vive exclusivamente de fomentar el odio utilizando, efectivamente, a los hijos como víctimas instrumentales y convirtiendo a los padres en presuntos delincuentes.

    La postura del PSOE tampoco puede ser más cobarde y la de Ciudadanos es directamente proporcional a su proverbial camaleonismo: defendía la igualdad de trato ante la violencia, cualquiera que fuera su procedencia y en atención a las agravantes y atenuantes del CP; pero en cuanto captó que eso le suponía enfrentarse al ecofeminismo, llegó el Rivera y mando callar, derivando en cordero lechal y aceptando todo tipo de demagogia contra el hombre en pareja.

    He mantenido desde siempre que con esta políticas de guerra de ‘géneros’ pasaríamos de ser uno de los países europeos con menor violencia doméstica a convertirnos en cainítas, y así está siendo.

    EQM

    pd El día que aparezca un partido enarbolando el ‘basta ya’ en este asunto, tendrá a millones de hombres, mujeres [con hijos perseguidos o simplemente sensatas] y abuelos [tan jodidos en esta guerra] detrás.

  17. luigi dijo:

    La Ley contra la violencia de género es, en ciertas manos ventajistas, un instrumiento.

  18. Observen, en la tabla que les adjunto, del 2015, en base a los datos divulgados por el CGPJ, los asuntos penales [176.147], sobre violencia de género en los Juzgados especializados ,y las condenas [14.529] . Y cómo los extranjeros condenados cuadruplican, proporcionalmente, a los españolea. Alucinante que ningún partido diga nada sobre esto:

    EQM

  19. Muchas gracias, Paqui

    BERTA GONZÁLEZ DE VEGA en El Mundo, 2608127.

    La sociedad española está en deuda con Paqui Granados, asesora, que no abogada, de Juana Rivas, citada por la juez Ángeles Jiménez como presunta inductora de un delito de sustracción de menores; hijos también -no se olvide- de Francesco Arcuri.

    La titular del Juzgado de Instrucción número dos de Granada no estaba de guardia el día en el que Rivas se entregó a la Justicia. Libre en contra de la Fiscalía, agradeció la «humanidad» del juez que le tocó. Ayer, Ángeles Jiménez pidió que se cumplan las sentencias y recordó el papelón de la justicia española si no se ejecutaran.

    Gracias al caso Rivas, la opinión pública ha abierto los ojos a los efectos colaterales de la Ley Integral de Violencia de Género y a la actuación de algunos centros De la Mujer, sostenidos con fondos públicos. Hace años, un juez de Jaén, Emilio García Rueda, explicó en una sentencia que las valoraciones del Instituto Andaluz de la Mujer eran «sesgadas» porque no tenían en cuenta el testimonio de los hombres.

    Otro fallo, en Huelva, recordaba el «ensañamiento terapéutico» de las psicólogas con el hijo de un hombre que pasó tres años en prisión acusado de abusos sexuales, que no existieron. Una psicóloga del Ayuntamiento de Maracena, también citada como investigada, dice que trató como víctima de malos tratos al hijo mayor de Arcuri; él lo niega.

    Gracias a la estrategia de defensa de Granados y a las adhesiones de políticos, Jueces por la Democracia recordó que los fallos judiciales están para acatarlos. De esa organización es una juez valiente, María Sanahuja, que no ha vuelto a hablar de denuncias falsas desde que le reprendiera el CGPJ, que no ha dicho ni mú ante declaraciones de políticos que instaban a Rivas a incumplir sentencias.

    Este verano, mujeres con pancartas en las que se leía “Amor de Padre” se han enfrentado a otras que decían “Juana está en mi casa”. Frente a las movilizadas por Granados han estado una ex novia de Arcuri, la pediatra de Carloforte -donde vivían los niños- y la psicóloga que dijo que no había peligro en que volvieran con él. Tan mujeres unas como otras.

    Las verdaderas víctimas son las más perjudicadas por actuaciones de mentirosas como Vanesa Skewes, que acompañó a Rivas y a Granados a entregar firmas para que los maltratadores no pudieran ver a sus hijos. Cada vez hay más custodias compartidas y partes implicadas en asegurar el bienestar de los niños, con tanto derecho al amor de padre como al de madre. Cabe esperar que los mil millones de euros previstos en el Pacto Nacional contra la Violencia de Género se gasten mejor que en algunas empleadas del Área de la Mujer del Ayuntamiento de Maracena.

    http://www.elmundo.es/sociedad/2017/08/26/59a05a59e2704e70408b460e.html

  20. La Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, considera España como uno de los países menos afectados por la violencia física o sexual de los hombres sobre sus parejas [informe oficial 2014]:

    EQM

  21. Documental danés sobre las denuncias falsas españolas [2010]. RV Production:

    EQM

  22. colgunter dijo:

    Ni revisable ni leche, cadena perpetua.

  23. compas1967 dijo:

    Magister Odolapaca, y aplaudiendo, cada uno con más entusiasmo que el otro, no vaya a ser que por no mostrar entusiasmo me condene. Vamos, como en Corea del Norte..

  24. colgunter dijo:

    Los mismos que traen a millones de islámicos que no se adaptan, ni lo harán, son los mismos que despueblan Europa mediante la aplicación de políticas antinatalistas, que incluyen el aborto, el gaymonio, la dificultad para la formación de nuevas familias (salarios risibles; precio de la vivienda hiperinflado, divorcio exprés, carestía de la vida), etc. Es en este contexto, ya que forma parte de todo el entramado, donde hay que encuadrar la Ideología de género. Todo sea por dinamitar el Orden judeocristiano. Aunque se lleve por delante a media humanidad.

  25. joteroplus dijo:

    Que todo este “invento” de la violencia de género es un simple y puro negociete ad maiorem gloriam feminazibus lo demuestra el hecho de que, ante similares catástrofes o problemas de la misma índole que nos afectan, no se aplica el mismo criterio de “alarma social” supra-politizada que ante las mujeres maltratadas y asesinadas. Por ejemplo, en el tema del automóvil y las barbaridades que se cometen en las carreteras españolas…, vulgo, últimamente, con los ciclistas: llevamos en este año una cifra de ciclistas muertos que es escandalosa, creo que incluso superior a la de las mujeres muertas a manos de sus parejas, y a nadie se le ha ocurrido hacer una Ley Integral de Protección del Ciclista, ni de modificar el Código Penal, ni de meter en la cárcel a los que atropellan, ni de… Claro que, a muchos de esos pacíficos deportistas los han atropellado…, claro, claro, “mujeres” (varias de ellas, hasta las cejas de drogas y alcohol), por lo que, evidentemente, no procede, no, no, demonizar a este sufrido colectivo, que bastante tiene ya con aguantar a los hombres, pordió.

  26. Buenos días a todos, aniversario de Alfonso Mentxaka.
    In memoriam

  27. loco dijo:

    Palabras.
    Mas vale un “por si acaso” que un “quien pensaba”

  28. Vigía dijo:

    https://espana-diario.es/noticia/79210/el-presunto-autor-del-delito-que-acabo-con-la-vida-de-una-nina-de-4-anos-en-valladolid-pide-el-traslado-de-carcel

    “El presunto autor del delito que acabó con la vida de una niña de 4 años en Valladolid pide el traslado de cárcel
    Según el sujeto, podría ser atacado en cualquier momento por los presos del mismo municipio”

    Lo que no entiendo es que una criatura con síntomas evidentes de maltrato vuelva a las manos de su madre. Ni que ésta no quede detenida inmediatamente. ¿De qué vale entonces el diagnóstico del médico?

    Si ese mismo diagnóstico lo hubiera dado el facultativo respecto a la madre, el novio hubiera sido detenido inmediatamente. Nos superamos: La madres más protegidas por la Ley que sus hijos.

  29. Vigía dijo:

    joteroplus dijo:Viernes, 1 septiembre 2017 en 7:23 am

    Don Joteroplus, no todos los ciclistas son habitantes ejemplares de la carretera. Los veo muy a menudo con sus disfraces de ciclista, que parecen el muñeco de la sección de deportes del Cortes Inglés o el Decathlon, sentados en las terrazas (para no perder las bicis de vista )de los bares de carretera o de los pueblos que cruzan en sus salidas, bebiendo cerveza como si no hubiera Dios. Se supone que después cogen la bici y… todos felices a la carretera.
    Después de unos buenos kms en bicicleta en los que las reservas de azúcar van bajando poco a poco, ese alcohol sube a la cabeza de forma rápida.

    ¿Le hacen controles de alcoholemia a los ciclistas? La Ley los equipara a cualquier otro conductor.Nos sorprendería la media de los que van “no aptos” para conducir sus coches. ¿Con cuánto alcohol en sangre se puede conducir la bici?
    Ser la víctima física de un accidente no te descarta como culpable del accidente. Ni yendo en bicicleta

  30. Vigía dijo:

    Ojo!!!!!!!!! Hay otra entrada.

  31. ZoteParo dijo:

    Sr. Vigia. Ya veo que le hacen poca gracia los ciclistas. Le aseguro que borracho , yo por lo menos soy incapaz de montarme en la bici y mucho menos hacer 100 Km.
    En el buen tiempo yo también paro los días de calosr antes de llegar a casa para tomar una caña. Pero de ahí andar borracho en bici hay un trecho. Con frecuencia pasamos `por controles de alcoholemia y nunca he visto que paren a un ciclista. Por algo será.
    Otro asunto es la educación vial que afecta tanto a ciclistas como a conductores.

  32. mirlopica dijo:

    Cada cual cuenta la feria según le va. De toda la vida he montado en bicicleta. Nada de cabras de fibra de carbono. La primera Orbea a los catorce o quince años para ir a por pienso. La última, ya con cambios, hace dos o tres años que llora mi (de mi contraria) dejadez, que no olvido.

    Con seis años me atropelló una bicicleta al salir de mi casa en una calle estrecha. Aún conservo la cicatriz en un muslo.
    Ya maduro me arrolló un ciclista mientras yo cruzaba un semáforo en verde para peatones y me costó un golpazo y un cristal de las gafas.
    No hace ni un mes, en una calle peatonal de la ciudad, un ciclista me golpeó con su brazo en el mío con fuerza, que me dolió. Dio un par de tumbos y ni siquiera volvió la cabeza. Si en vez de a mí, le hubiera dado a mi mujer que iba de mi brazo, ella está bastante delicada, estoy seguro de que hubiera ido a por él para darle un par de buenas patadas.

    En los ciclistas hay, como en todos los grupos humanos, caballeros y perfectos hideputas.

    Pero desde hace ya un tiempo, ir en bici es molón, ecológico y chupiguay. Cualquier automovilista es para alguno un facha, un hetero y una especie a batir.

    En cuanto al ciclismo en carretera tengo un pero. Es un deporte, pocas veces un medio de transporte. Para practicar cualquier deporte están los espacios ad hoc. Los carriles bicis si hay suerte. Pero mi deporte preferido que es el voley –algún titulillo, alguna medallita guardo, ejem– jamás lo he practicado en una carretera.

    De los motacas, que no moteros, también hay tela para cortar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s