El diario de un Grande

Ayer, el remero Madrileo dio noticia de la foto que antecede, en la que Aysha Frade, una de las víctimas mortales del atentado de Londres, dejaba constancia de sus fervores futbolísticos el pasado verano en su perfil de Facebook.  La Vanguardia capturó la foto y la reprodujo ayer:

El diario de un Grande de España, hay que joderse. Y digo yo: ¿Qué tendrá ese periódico contra la selección en la que juegan Piqué, Iniesta, Jordi Alba y Busquets y el jubilado Xavi Hernández? Probablemente nada, son los reflejos pavlovianos. La mancheta del diario era hace años La Vanguardia Española y también sufrió un tijeretazo. El conde de Godó podría imitar a Gay de Liébana y tachar la procedencia para llamarse ‘Grande’ a secas. Incluso ‘Grande, Grande’. Es lo que hay.

Anuncios

Acerca de Santiago González

Periodista. Columnista de El Mundo. Ha publicado "Un mosaico vasco" (2001), "Palabra de vasco. La parla imprecisa del soberanismo" (2004), "Lágrimas socialdemócratas. El desparrame sentimental del zapaterismo" (2011) y "Artículos 1993 - 2008" (2012). Premio de Periodismo El Correo 2003.
Esta entrada fue publicada en .. Guarda el enlace permanente.

55 respuestas a El diario de un Grande

  1. Gulliver dijo:

    Buenos días
    Para darle el punto de la Grandeza al Conde de Godó, hubo que recurrir al “ojo de Borbón”

  2. Belosticalle dijo:

    Fanatismo sectario tridestilado.

    (Y encima llamarse Aysha la pobre víctima…)

    Buenos días.

  3. belisario dijo:

    Vista la función instrumental de su empresa, dejémoslo en Glande.

    Arcu, es Ud. un lujo para la nave.

  4. Si la degeneración de EP ha sido terrible, la de LV ha sido incluso peor. A finales de los 90 pasaba a menudo por El Prat camino de Amsterdam a menudo y solía leerla. Era un placer, ultimamente es un panfleto, un pasquín sin gracia.

  5. belisario dijo:

    Según La Vanguardia, la condición de víctima exige la privación de la ciudadanía española. Un español es opresor aunque las apariencias indiquen lo contrario.

  6. Atalanta dijo:

    …más bien es el Jorobado de Las Ramblas.

  7. luigi dijo:

    Grande de Espuña

  8. Bruno dijo:

    En memoria de Aisa

  9. Damnatio memoriae, el viejo recurso anterior a Orwell. Los antiguos egipcios picaban las antiguas cartelas con el nombre del faraón odiado y demolían sus monumentos poniendo las piedras llenas de jeroglíficos de relleno en los nuevos o con la parte escrita oculta.

    Los nacionalistas hacen algo similar con la palabra España y sus símbolos, aunque hay que reconocer que sólo en declaraciones semioficiales donde recurren a “estado español” o simplemente “estado” para mostrar quien manda. Cuando odian de verdad y se sienten en casa no tienen inconveniente en mencionarla, como en “Espanya ens roba” en Cataluña o frases similares en Euf… Eup… el País Vasco. (Nada, que no me sale ese nombre)

  10. Belosticalle:

    Aysha porque su padre era de origen turcochipriota. El nombre de la chica era Aysha Ahmet Caldelas, cambiado a Aysha Frade tras casarse.

  11. Feroz dijo:

    Lo único grande del nacionalismo es la hijoputez.

  12. catalina dijo:

    Magnífica columna de Ignacio Camacho. Cosas enormes expuestas de forma sencilla, una hazaña. Para tener presente e irse preparando…

    Contra la resignación

    · Claro que se pueden hacer cosas. La primera, evitar el conformismo, la tentación claudicatoria del apocamiento

    NO se trata de acostumbrarse. El nuevo terrorismo plantea, por su modus operandi, una cierta inevitabilidad en el sentido de que es en gran medida imposible de prever: usa elementos cotidianos como armas homicidas indiscriminadas y elude a los servicios de inteligencia reclutando en el silencio de internet a chalados que se autorradicalizan en la prédica del odio. La teología de la seguridad carece de certezas absolutas y los yihadistas han encontrado una fisura que los vuelve casi indetectables. Tendremos que acostumbrarnos a sufrir, sí, pero eso no significa que haya que resignarse. Porque es falso que nada se pueda hacer y porque la resignación es el vestíbulo de la derrota.

    Y claro que se pueden hacer cosas. La primera, evitar el conformismo. Luchar contra la tentación claudicatoria del apocamiento. Tener voluntad de resistir, espíritu de lucha y ánimo de victoria. Convicción sin flaqueza en los valores propios y determinación para asumir los costes de defenderlos. Costes en vidas pero también en comodidad y acaso en derechos.

    Combatir implica sacrificios, renuncias. Significa ser conscientes de que el desafío no declinará porque nos neguemos a verlo. La yihad es una guerra y en las guerras hay que tomar decisiones excepcionales. Hay que aceptar para empezar la existencia misma del enemigo, y luego tratarlo como tal, sin ñoñerías multiculturales ni buenismos. Sin mala conciencia ni equidistancia ideológica, sin complejo de culpa por ser libres. Sin ceder a la idea que algo malo habremos hecho. Cuando los atenienses defendían su democracia ante los persas nunca pensaron que compartían la razón con ellos. Estaban seguros de su modo de vida, de su superioridad moral, y por eso vencieron.

    El enemigo no son los musulmanes; es el islamismo. El delirio extremista de una teocracia fanática que trata de aprovechar la libertad de la sociedad abierta para liquidarla con nosotros dentro. Y lo hará si no somos conscientes de la gravedad del empeño. Si nos negamos a dotarnos de elementos de defensa democrática –civil, legal, militar, armada– que nos permitan ganar el duelo.

    No hay medidas balsámicas ni fáciles: nos van a dar fuerte y será doloroso. Tendremos que cerrar filas y dejar de buscar culpables entre nosotros. Perderemos si discutimos lo que ellos no discuten, si dudamos cuando ellos no dudan, si flaqueamos donde ellos no flaquean. Si ofrecemos una boba paz cuando ellos plantean la cruda guerra.

    Ésta es la cuestión. Acostumbrarse al sufrimiento sin someterse a él, sin abdicar de los principios ni aceptar que haya razones para merecerlo. Hay pueblos, sociedades, que se resignan a perder y pierden porque dejan de creer en sí mismos y se debilitan por dentro. Sufrir, vaya si sufriremos. Pero la base de esta lucha de supervivencia es la ausencia de complejos para asumir que ellos son los malos y nosotros los buenos.

  13. ¿Y no se le puede quitar el título, subtítulo (o lo que sea) de “Grande”?

    Más que nada para adaptarse a la realidad, incluso a la física.

  14. Sigo dijo:

    Eso de Grande le viene por parte de madre. El hijo de la Gran…

  15. Feroz dijo:

    No estoy de acuerdo con esta frase de Camacho: “El enemigo no son los musulmanes; es el islamismo”, porque es el Islam mismo. Sólo hay que fijarse en la teocracia saudí donde se cumple el Corán al pie de la letra y que encabezaría el ránking de países más aburridos del mundo, por encima incluso de Corea del Norte, donde todo lo que no está prohibido es obligatorio, pero al menos las mujeres no sufren el apartheid.

  16. Feroz dijo:

    Cada vez queda peor:

    Pablo Iglesias confiesa que no ha leído el auto de Alsasua, pero reitera que la agresión “no es terrorismo”.

  17. loco dijo:

    Como hablan de musulmanes, me permito intervenir, aportando un video, que de paso puede servir a alguna autoridad municipal para conocer para que sirven los militares

  18. luigi dijo:

    La Subvenciones de la Generalitat

    El Conde de Godó: Ciudadano Gane.

  19. catalina dijo:

    Querido Feroz:
    Es que musulmán, alude a un individuo, y de eso hay tantos como personas, cada una de su padre y de su madre, por eso no tiene sentido poner el término en primer plano. Pero es verdad que el musulmán está obligado a serlo de por vida. Si reniega, es un traidor y cualquier creyente fiel puede matarlo. O sea, que el problema -como bien dice Camacho- es el Islam, no el individuo concreto. Aunque es verdad que no hay Islam sin musulmanes, conviene hacer esa separación, porque no son lo mismo.

  20. Feroz dijo:

    Un eurócrata defendiendo la cobardía ante los islamistas, en el Pravda:

    “En mi país impresionó mucho la reacción de España a los atentados de Madrid en 2004, tan serena, sin rebelarse contra una comunidad o religión. Aprenderemos a lidiar con ello. Los terroristas son criminales que odian nuestro sistema de vida. Si reaccionamos como España, nunca nos derrotarán. Si empezamos a culpar una religión o una comunidad, ya han ganado a medias.”

    Por lo visto lo de las manifestaciones del “No a la guerra”, y lo de “Gobierno culpable” le parecerán ejemplos dignos de imitar.

  21. catalina dijo:

    Ay, Camacho dice Islamismo donde yo he leído Islam… Yo he dicho Islam porque creo que es ese el problema… Y no está lejos de lo que usted ha dicho, Feroz…
    En cualquier caso, es dificilísimo defender esto en público, firmando con nombre y apellido, o sea, que va a ser mucho más complicado de lo que el propio Camacho anuncia…

  22. belisario dijo:

    Admitiendo que el islamismo sea una versión fanática y desviada de la religión de Mahoma, lo cual supone ya un problema porque hay quienes defienden, desde la ortodoxia, que los desviados son los moderados, Europa debería admitir, al menos, que el islamismo es un producto más o menos averiado del Islam que los musulmanes no saben, quieren o pueden retirar del mercado. Las razones son variadas e importan poco: porque están de acuerdo, porque no tienen valor, porque les faltan medios… por lo que sea. Lo único que importa es que el problema existe y no hay manera de hincarle el diente. En Europa, además, estamos aún en la fase de negación, y no digamos en España. Frente a un fenómeno que arranca del mismo siglo quinto y ha tenido innumerables manifestaciones a lo largo de la Historia, a muchos compatriotas sólo se les ocurre pensar en la foto de las Azores. De modo que la receta es aguantarse (no confundir con aguantar, dejen de manosear a Churchill) y que pase el tiempo. Es una opción. El tiempo pasa, la vida sigue, las bombas explotan, los coches van y vienen, los niños nacen y dicen que a todo se acostumbra uno, aunque no sea verdad.

  23. belisario dijo:

    siglo séptimo, más bien

  24. catalina dijo:

    Ay… Y ya que al enemigo no se le puede nombrar, un poco de lectura recreativa… Y perdonen si ya han comentado y requetecomentado estos temas, porque no les sigo todo lo que debiera.

  25. catalina dijo:

    Cuando los optimistas dicen, “evolucionarán hacia algún tipo de reforma, como la Cristiandad”, releo este párrafo guardado de “Ensayos sobre las discordias (Argumentos)”, de Hans Magnus Enzensberger, persona a la que no se puede señalar como facha. No van en la misma dirección que la Cristiandad, la estructura no es igual y la evolución de su sociedad tampoco, en especial la de sus sociedades más ricas. No es por pobreza o falta de medios:

    (…) «Arab Human Development Report», elaborado por encargo de las Naciones Unidas entre 2002 y 2004.17 Hay que remarcar que fueron autores árabes, encabezados por el sociólogo egipcio Nader Fergany, los que redactaron ese texto. No representa por tanto una visión occidental del problema, sino que es un documento de autocrítica valiente, aunque trata con suma prudencia la dimensión religiosa, cosa más que comprensible, por otra parte, teniendo en cuenta el estado de opinión dominante en el mundo islámico. El análisis abarca a los 22 Estados miembros de la Liga Árabe, que totalizan 289 millones de habitantes. Naturalmente, éste no es el lugar para presentar en detalle el voluminoso informe. Su enfoque central es el Índice de Desarrollo Humano, que contempla parámetros tales como la esperanza de vida, la educación escolar, la renta per cápita y el grado de alfabetización. Hay cuatro cuestiones en las que se hace particular hincapié: el nivel de libertad política, la prosperidad económica, la educación y el conocimiento y la situación de la mujer. En todos estos ámbitos, el informe constata un grave déficit, diagnóstico que viene apuntalado por un cúmulo de datos estadísticos. Por lo que se refiere a la libertad política, los Estados árabes ocupan el último lugar de todas las regiones mundiales, quedando incluso por debajo del África Subsahariana. Lo mismo vale para la economía. Aun contabilizando los enormes ingresos que obtienen con el petróleo, los países árabes registraron el segundo peor resultado; sólo África presenta un panorama todavía más oscuro. Los Estados árabes dedican un escaso 0,2 % de su producto nacional bruto a investigación y desarrollo, lo que equivale a la séptima parte de la media mundial. La cuota de libros impresos en el mundo árabe es del 0,8 % de la producción mundial. El número de traducciones de otras lenguas que allí se publicaron desde los tiempos del califa Al Mamun, es decir, a lo largo de mil doscientos años, corresponde a la producción que España alcanza en tan sólo uno. El informe comprueba la existencia de barreras similares en cuanto a la posición de la mujer en la sociedad. También en este campo la distancia con respecto a las demás regiones del mundo es considerable; sólo el África Subsahariana presenta indicadores insignificantemente peores que los Estados de la Liga Árabe; así, por ejemplo, una de cada dos mujeres árabes no sabe leer ni escribir. (…)

  26. Feroz dijo:

    Mi título es para completar la frase del autor, que le da la razón a D. Beli.cantando “Imagine”

  27. luigi dijo:

    Las Subvenciones de la Generalitat

    La IBANguardia

  28. Madrileo dijo:

    El asesino decidió quitarle la vida a esta pobre mujer, y ya muerta los responsables de La Vanguardia decidieron despojarla de su orgullo público de pertenecer a un país. El primero tuvo una décima, los segundos mucho más tiempo. El primero nunca supo de quièn se trataba, los segundos sí.

  29. Bruno dijo:

    Feroz dijo:
    Viernes, 24 marzo 2017 en 10:46 am
    Exhibicionista que se cree artista.

    El exhibicionismo como forma de publicidad es una cosa muy vieja y la gente sigue picando.
    Me relamo de gusto pensando que el jefe jerárquico lo copie en el Parlamento enfrente de su diosa y para deleite de sus señorías y envidia de las repudiadas y de las diputadas. Eso si que daría que hablar en nombre de la libertad y del voyerismo ya que es un mensaje simplista, igualitario y trans al alcance de cualquiera, aunque sea diputado. Al nivel animal.

    Por cierto ese catalán debería enseñar sus atributos y no esconderlos como sus mayores ante el estrado.
    Lo que no sé es porqué no citan completa a la escultura. De Samotracia.

  30. Bruno dijo:

    catalina dijo:
    Viernes, 24 marzo 2017 en 12:54 pm
    Está ud. proporcionando el argumento definitivo a los igualitarios que desean ver a los ricos en camello.

  31. comerciante de ultramarinos dijo:

    Como ampliación y complemento de los comentarios ayer de D.Belisario, D.Capitán Alatriste,Da Louella Parsons y D.Luigi acerca del “repugnante” artículo de Carlin en EP, les traigo aquí un comentario, también demoledor, de D.Gómez en Chopsuey.

  32. catalina dijo:

    No entiendo, don Bruno… usted sabe que los árabes ricos viajan en palacios voladores… Donde se iguala a todos, ricos y pobres, es en la lectura de su libro sagrado -cualquiera dice su nombre-, principio y fin de todas las lecturas, lo que hace que no haya mucho más que leer ni investigar… y sí, la izquierda adora el comunitarismo del Islam y la ultra izquierda ve en él la mejor de las posibilidades… Se trata de destruir todos nuestros códigos, de abanderar la revolución ya se encargarán ellos…

  33. don asperillo dijo:

    Doña Catalina, me parece muy acertado y esclarecedor el comentario y el extracto del artículo que acompaña pues ofrecen una visión exacta de por qué no son comparables, en su evolución, el Cristianismo y el Islam ya que éste relaciona la causa del ser con el efecto de permanencia y las consecuencias de, por así decirlo, marcharse y disentir.
    Agradecido por su aportación.

  34. Gulliver dijo:

    Volviendo al hilo de la entrada

    Este Conde no es noble
    tampoco franco
    y aunque es Grande de nombre
    semeja enano

  35. Excusas por mi mala redacción esta mañana, tenia prisa por llegar al trabajo y no leí antes de enviar.

  36. catalina dijo:

    Hablando de disensión y de reforma, hay personas extremadamente valientes que se expresan sin tapujos (pienso en Rushdie, en el poeta y escritor sirio Adonis y su entrevistadora habitual, la psicoanalista Houria Abdelouahed, impresionantes en sus comentarios), pero hay que ser como ellos, auténticos héroes, y estar dispuesto a vivir escondido de por vida.

    Don Asperillo, muchas gracias. Estoy segura de que usted puede hacer mejores aportaciones.
    Y pido perdón a don Santiago, porque desvío el hilo de su entrada.

  37. Madrileo dijo:

    Don Comerciante (2:05), como les decía ayer, les sugiero que acudan a los comentarios en ese artículo de Carlin y los ordenen por valoración. Si revisan, por ejemplo, los primeros cuarenta la unanimidad les llamará la atención. No recuerdo algún trabajo reciente en ese periódico que haya provocado una mayoría tan abrumadora de críticas entre sus propios lectores.

    Generalizando, tengo cierta sensación de que cada vez existe un mayor distanciamiento en este asunto entre los medios y un sector muy importante y creciente de la población, en España y en Europa,

  38. Bruno dijo:

    catalina dijo:
    Viernes, 24 marzo 2017 en 2:22 pm
    Me refería a que palmemos y compañía nos quiere empobrecer, y esa área es un buen ejemplo a seguir, con los ricos primero y la gente después, a fin de tomar el poder tranquilamente para bastante tiempo. Y reírse de los incautos que querían ser el califa en lugar del califa.

  39. catalina dijo:

    Don Bruno, si no estoy equivocada, el Islam defiende la existencia de un grupo elegido de creyentes, descendientes del profeta, que han de ser inmensamente ricos y mostrar la riqueza con ostentación. El resto de la comunidad debe vivir, como escribe Michel Houellebecq, en una decorosa pobreza. Se trata de visibilizar y remarcar en la Tierra la sumisión de los fieles. El sistema de creencias no tiene nada que ver con el igualitarismo marxista o libertario. Otra cosa es que los progres encuentren símilitudes -porque cogen lo que quieren, como quieren y cuando quieren- y que los más radicales sólo vean lo que les aprovecha, la destrucción que el Islam puede aportar a nuestra estructura social. Creen que podrán tomar las riendas después.

  40. catalina dijo:

    A estos, hay que ser panoli, el Islam se los merienda en un pis-pas…

  41. Bruno dijo:

    Ya, pero no me refiero a la “religión” de los palmistas, mucho menos al Islam, sino que se copian todo lo que destruye para coger el poder prometiendo el oro y el moro. En fin, copiar todo lo que funciona mal para incluirlo en lo que funciona mejor. Los incendiarios mirando embelesados al bidón de gasolina. Y ese panorama que describe el informe que nos trae les debe de dar envidia y ganas de importarlo.

  42. catalina dijo:

    Lo que se nos viene encima, don Bruno, es mucho peor que lo que representa Podemos y camaradas… Estos y otros muchos, son para un trecho del camino, o sea, los tontos útiles… Y los liberales no paran de defender el derecho de todos a vivir libremente en espacios sin fronteras…

  43. Belosticalle dijo:

    Tocho va.

    Islamismo e islam son sinónimos, según el DRAE y según el uso. No hay razón para atribuir al primer término un sentido peyorativo o desviacionista del segundo. Islamismo es una religión y creencia, como el cristianismo o el judaísmo etc.
    Los términos no se refieren de suyo a la religiosidad privada, sino a los respectivos sistemas oficiales, con sus autoridades, funcionario o ‘clero’, lugares de culto colectivo, liturgias, códigos, delitos y penas. En cada religión suele haber variantes adjetivas (‘denominaciones’), donde por razones históricas alguna o algunas se presentan como ortodoxia, otras como reforma o incluso como variantes marginales y sincretismos (religiones mixtas).
    Si nos fijamos en las ortodoxias, lo fundamental para la convivencia humana es cómo cada jerarquía interpreta su religión y la aplica, sobre todo en lo normativo y lo penal, y cuál es su teoría y praxis inter religiosa. Limitándonos al presente, de que se trata, vemos que tanto el judaísmo como el cristianismo han aprendido a convivir con sus intelectuales críticos racionales de la Biblia y la tradición, teología, códigos etc. El dogma católico puede adoptar todavía formas ‘ultra’, pero sin riesgo para la libertad, o la vida de los disidentes. Una religión que, como el islam(ismo) ortodoxo, no reconoce la libertad de conciencia y todavía contempla la pena de muerte para el blasfemo o/y apóstata es un peligro público, en manos de fanáticos, por más que se les desautorice.

    En mi blog he dedicado espacio a estos temas (“¿Qué dice el Corán?”, oct. 2010, “Qué dijo Mahoma», ene. y febre. 2015…), pero enlazarlo aquí me da corte –o lacha, como antes se decía en sánscrito, digo, en caló.
    La información que trae Dª Catalina está muy bien.

  44. catalina dijo:

    El caso es que el RAE va con algo de retraso… desde que tomaron esas acepciones como iguales ha habido un deslizamiento de sentido, y el concepto Islam es incriticable, bajo pena de despido en periódicos y ámbito público, etc. Se permite criticar el islamismo, como variante averiada -qué bien encontrado, Belisario!-, pero no el propio Islam. La corrección política los ha separado nítidamente en dos, y los profesionales distinguen con primor.
    Resulta que ahora tenemos permiso para ser islamismofóbicos, pero no para ser islamófobos. Por ahora… Bueno, hasta a que alguien decrete de nuevo que son lo mismo, y proscriba también la islamismofobia, -¡menudo coladero!- como ha pasado con las ideologías de género, cuyo manejo lingüístico es un auténtico lío.

    Me voy derecha a leer sus entradas, querido Belosti, esto lo primero. Y cítemos todas las que quiera, que es un lujo.

  45. comerciante de ultramarinos dijo:

    D. Madrileo, de acuerdo con usted, y también con la conclusión final (“que cada vez existe un mayor distanciamiento en este asunto entre los medios y un sector muy importante y creciente de la población, en España y en Europa”). Afortunadamente. Aunque hubiera preferido que usted mismo nos hubiera hecho una valoración más completa del contenido los mismos, pues le llevan a afirmar que “no recuerdo algún trabajo reciente en ese periódico que haya provocado una mayoría tan abrumadora de críticas entre sus propios lectores”. De todas maneras la “unanimidad” de los 40 primeros comentarios, que señala usted, es muy de agradecer ante un artículo tan repugnante.

  46. kepaminondas dijo:

    Ya lo apunta Don Belosti, el error está en considerar el Islam como una religión, que para un occidental es algo cuasi privado, la forma en que un individuo se relaciona o no se relaciona con el Creador.
    Así Islam no es una religión, o es mucho más que eso. Es un modo de organización de la sociedad al servicio de Dios, es un modo de vida.
    Además por mandato Divino dierecto e intocable, lo que le implica que resulte casi imposible su adaptación a los principios que rigen las sociedades occidentales.

  47. don asperillo dijo:

    Creo Dª Catalina que ha suscitado usted un buen tema de discusión porque, sin duda, en estos momentos es una cuestión candente en la sociedad europea, que se encuentra desconcertada-
    cuando no dividida- a causa de la desinformación y, sobre todo, por el imperio/impedimento de “lo políticamente correcto. Por todo ello creo que es bueno recordar lo que el maestro Belosti nos aportó en los artículos de su blog y que, amablemente, nos recuerda hoy, a la vez que me permito recomendar la lectura de algunas de las obras que nos dejó Oriana Fallaci, quien denunciaba, sin ningún tipo de reparo, los problemas que se nos venían encima como consecuencia de la deriva de las sociedades occidentales hacia los sátrapas musulmanes.
    Además la situación geoestratégica actual en la zona de Oriente Próximo y Medio, pone de manifiesto lo delicado del momento en las relaciones y en las alianzas, alabando a algunas que nos van a terminar amargando nuestro días, como en tiempos de Saladino, y desprestigiando a otras que actualmente son la última frontera y primera defensa occidental.Sigue siendo muy vigente la obra de Lawrence de Arabia “Los siete pilares de la sabiduria”, en la que se manifiesta una preocupación, luego convertida en problema y que está sin solucionar.
    Perdón por el rollo.

  48. Belosticalle dijo:

    Así pues, islamismo no es lo mismo que islam mismo. Reconozco mi atraso de noticias y tomo nota. Pero sigo pensando que el ideal de todo léxico es la univocidad: una palabra para cada concepto o cosa, y una sola cosa o concepto para cada palabra. [Por eso me revienta el oxímoron ‘matrimonio homosexual’, porque el término matrimonio ya está ocupado, llamen a lo suyo homomonio, gaymonio, lesbimonio o algo que diga algo y sólo ese algo (sin perjuicio de los derechos civiles, que del resto ya se encarga la madre natura)].

    Pero a lo que íbamos. Aplicar el término ‘islamismo’ a su ‘género averiado’ (soberbio, conde Belisario) es confundir a la gente sin necesidad ni provecho, porque para eso están los adjetivos y prefijos (radical, ultra- etc.).

    D. Kepa lo resume claramente. Para la mentalidad moderna, el Islam o no es religión, o es más que religión, una organización totalitaria de la vida incluso civil y seglar, donde no se admite laicismo.
    Y (como también añade al final), al aferrarse a un libro y una tradición revelada, indiscutible e irreformable, se cierra la puerta a la convivencia moderna, y de ahí su peligrosidad potencial. Algo que las otras religiones ‘reveladas’ (judaísmo, cristianismo) han superado: La Biblia está llena de barbaridades, violencia incluida, pero para eso están sus intérpretes al día.

    Mientras el islam no pase su sarampión de crítica racional, será una religión atrasada para una sociedad atrasada, y un cuerpo extraño en las sociedades libres.

  49. catalina dijo:

    He recordado una columna extraordinaria de Jon Juaristi, tan lejana como de septiembre de 2006. Para qué buscar otras más modernas, teniendo esta.

    Teología

    Un discurso universitario impecable, el de Benedicto XVI en Ratisbona. No ha pretendido complacer ni divertir al personal. Me gusta su sentido de la etiqueta, pues la etiqueta es, como su nombre indica, una versión retórica y cotidiana de la ética. O sea, la ética revelándose en el detalle. Muy bien, Benedicto XVI. A las lecciones inaugurales hay que ir a eso, a sentar una tesis, no a caer simpático. El tiempo dirá si la Iglesia Católica ha ganado un gran Papa, pero no cabe duda de que la universidad perdió en su día un gran profesor.

    Y no lo tenía fácil. No porque hubiese en el auditorio talibanes infiltrados, que no los había. Tampoco porque estuvieran al acecho unos cuantos periodistas zánganos en busca de titular, que estaban, sino porque se trataba de un auditorio de modernos, y hablar de teología ante semejante público resulta tan improbable como explicar óptica a una colección de topos disecados. Un profe normalito habría empezado por el chiste: «Como ustedes saben, Borges clasificaba la teología entre los géneros de la literatura fantástica». Un profe con más tablas habría sido artísticamente elusivo («Al abordar este género de la literatura fantástica…»), no por suponer que todos sus oyentes leen a Borges, sino por tener la certeza de que ya no es posible ser moderno sin reír el chiste. ¿Qué hizo Benedicto XVI? El colmo de la audacia: sacar al tonto (que San Anselmo llamaba insensato) en el discurso. Evocar al colega de Bonn que se quejaba de que, en su universidad, dos facultades se ocupasen de un objeto inexistente: Dios. Lo que equivale a decir: «No os lo voy a poner fácil, chistosos». Comienzo magistral de una lección histórica.

    En más de un sentido, porque ha sido, ante todo, una lección de Historia. ¿Qué es la Teología? El encuentro de Atenas y Jerusalén, viene a decir Benedicto XVI. La pretensión, inaudita en la Alta Antigüedad, de que Dios es razonable y de que con un Dios razonable se puede razonar. Pretensión que no es cristiana en su origen, añado: surgió en el judaísmo helenístico. Como observa Benedicto XVI, el islam ha permanecido ajeno a dicha pretensión. Tampoco es que el judaísmo la desarrollara a partir del impulso inicial. El judaísmo optó por una hermenéutica de la Ley y no recuperó la Teología propiamente dicha, con su concepto fundamental de un Dios razonable, hasta la Reforma (judía), y eso por influencia de la teología cristiana (protestante), pero la idea estaba ahí, aletargada bajo dos milenios de discusiones talmúdicas. En el islam, ni estuvo ni se le espera, lo que ha tenido y sigue teniendo sus consecuencias —por qué evitar la palabra— trágicamente irracionales.

    Pero la lección no concluye todavía. ¿Por qué la modernidad ha convertido la Teología en materia de chiste? El Papa ha estado grandioso en la concisión obligada de su respuesta. La modernidad no es antiteológica por defender la Razón, sino por su afán de mantenerla bajo mínimos. No rechaza la Teología porque deteste a Jerusalén (hasta Bin Laden dice amarla), sino porque odia a Atenas. No es la idea de Dios lo que la modernidad no ha podido soportar, sino la idea del Dios razonable. La modernidad es el resultado de la deshelenización de Europa y de su consecuente abandono a los dioses oscuros e inexplicables. Lo ha dicho Benedicto XVI en Ratisbona, Alemania, que no es como decirlo en Roma aunque signifique lo mismo, pues el contexto histórico cuenta también lo suyo (¿o acaso Juan Pablo ii sonaba igual en Cracovia que en la Plaza de San Pedro?). Pero los chistosos decepcionados, como era de temer, han ido a estrellarse en el titular del zángano. O sea, en el refrito mutilado de la impecable teología de Manuel ii Paleólogo sacada doblemente de contexto. De su contexto discursivo, la admirable lección de Benedicto XVI, y de su contexto histórico, la Constantinopla asediada por los guerreros de Alá, tan tolerantes ellos.

  50. catalina dijo:

    Don Asperillo, los libros y artículos de Oriana Fallaci, de primer orden. Y ya es un poco tarde para seguir hoy. Tengan buenas noches.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s