Economistas, oficio de profetas

Presentación del libro de Roberto Velasco ‘Economistas, oficio de profetas’:

rvbBuenas tardes, señoras y señores. Esta no va a ser una presentación convencional. Casi todos ustedes conocen sobradamente a Roberto Velasco, por lo que me abstendré de entonar la tradicional ‘laudatio’ sobre su vida y su obra. Por eso, me permitirán que resuelva el lance con unas pinceladas, con unos rasgos que sean suficientes para definirlo para hablar del libro -yo he venido hoy aquí a hablar de su libro-en una conversación, un  toma y daca.

Roberto es un economista que es la idea misma del equilibrio, concepto que es fundamental en la teoría económica como todos ustedes saben. Ha repartido su oficio entre la teoría y la práctica, entre la Universidad y la empresa. Dentro de ésta, también ha practicado sus saberes tanto en la empresa pública como en la privada. Es un economista que sabe escribir, de lo que ha dejado constancia en libros y estudios, en numerosos artículos que ha publicado en revistas especializadas y en periódicos de información general. Por uno de ellos, ‘Las consecuencias económicas de la paz’, publicado en El País, ganó el premio de Periodismo El Correo en 1998. Debo confesarles que cuando yo mismo gané este premio cinco años más tarde no me cansé de repetir a quien quisiera oírme: “Este es el premio que le dieron a Roberto Velasco en el 98”. Para ponerlo en valor, como se dice ahora.

A la hora de abordar una cuestión como la que Roberto Velasco plantea en su libro, ‘Economistas, Oficio de profetas’, es bueno que nos preguntemos antes por las verdades verdaderas de la vida: ¿Quenes somos, de dónde venimos, adónde vamos? Esta es pregunta que se han hecho desde siempre filósofos, pensadores y escritores. Es una cuestión que interpela a la filosofía, a la ciencia y a la religión. Incluso a las artes. Paul Gauguin le puso ese título a un cuadro que pinto a fines del siglo XIX, durante su segundo viaje a Tahití.

En plan más contracultural, pero sin banalizar tan magno asunto en absoluto, el grupo de rock Siniestro Total tituló así una de sus canciones. Roberto, ahora vamos con el libro, pero seguramente conviene iniciar la sesión con una pregunta bastante inocente, pero que requiere una explicación de propósito:  

Hace ya unos cuantos años el autor de este libro que gozosamente prentamos hoy, me conto un chiste sobre su profesión: Dos hombres que vuelan en globo son arrastrados por un fuerte viento que les lleva a la deriva. Deciden aproximarse a tierra y preguntan a la primera persona que ven:

-¿Podría decirnos dónde estamos, buen hombre?

-Sí, responde el interpelado. Están en un globo.

Los dos viajeros le repreguntan:

-¿No será usted economista?

-¿Cómo lo han sabido?

-Porque nos ha dado una respuesta perfectamente correcta y absolutamente inútil.”

A mí, que era entonces un estudiante de Economía, el chiste me planteó una cuestión de algún interés: ¿Para qué sirven los economistas? Me pareció que el chiste era bueno y revelaba, no solo un sentido del humor con su carga de autocrítica, sino la capacidad de preguntarse por la sustancia de su oficio, lo que es una condición inexcusable para el progreso en cualquier actividad humana. Si alguien me lo hubiera preguntado a mí hace unos pocos años, diría que no sé, que a mí el estudio de la Economía me había servido para hacerme amigo de Roberto Velasco, mientras me aplicaba más o menos. Debo reconocer, sin embargo, que mi vanidad no llega a tanto como para creer que la Facultad de Sarriko, tantos planes de estudios tenían como finalidad principal, aun siendo muy merotoria, que yo conociera a Roberto Velasco. Así pues, Roberto, cuéntanos: ¿Para qué sirve un economista? 

RESPUESTA:

Pues para ser la primera no está nada mal, Santiago. Vamos a ver.

Como intérprete que es de una ciencia social, la misión del economista es ofrecer respuestas concretas a problemas reales de los ciudadanos. Partiendo de la libertad del ser humano, el economista se esfuerza en la búsqueda de explicaciones para su conducta y de caminos para satisfacer sus intereses.

Naturalmente, habría que precisar qué se entiende por economista, porque esta expresión incluye en España tanto a quienes se ocupan del mundo del economics como de los que se dedican al business. Mi libro trata de los primeros, aunque los segundos son la inmensa mayoría de la profesión y, en mi opinión, han llegado a satisfacer plenamente los deseos de Keynes: “Sería espléndido (decía el genial inglés hace 70 años) que los economistas se ganaran la reputación de gente modesta y competente, a la altura de los dentistas”. Yo creo que lo han logrado, porque Keynes se refirió al prestigio social y no a los ingresos anuales de unos y otros.

P.- Decía Kirk Kerkorian, un millonario estadounidense, que “Si los economistas en verdad fueran buenos para los negocios, serían hombres ricos, no los asesores de los hombres ricos.” Hay que aclarar que Kerkorian no es precisamente un ejemplo de lo que podríamos llamar economía productiva. El fue, junto al arquitecto Martin Stern, el creador de la ciudad moderna de Las Vegas. La fuente principal de su riqueza fueron los casinos, el juego y otras actividades del sector terciario que no voy a detallar aquí. 

Pero hay en todo quehacer económico el deseo de conocer el futuro, lo que nos depara el porvenir, es tan antiguo como la misma humanidad y no sólo en la actividad económica, que también, sino en cualquier área de la vida, conocer las claves del porvenir para triunfar en los negocios, en el amor, en las relaciones sociales, en el ámbito familiar, saber qué nos deparará la salud y la vida, en fin. 

Por este motivo, en todas las épocas y lugares del mundo ha habido muchas personas dispuestas a descubrirlo. ¿Qué métodos se han utilizado?

Los métodos utilizados para escudriñar el futuro han sido innumerables, desde la consulta a los oráculos de los dioses griegos (como el de Delfos, instalado durante 3 siglos en el templo de Apolo) o la mera imaginación literaria, hasta el estudio de los vuelos de las aves o el análisis de las vísceras de animales sacrificados, pasando por la contemplación de ciertos cristales, el despliegue de naipes o las prácticas apoyadas en ancestrales costumbres descubiertas en la vida de muchas tribus de todos los continentes.

Hoy en día, más de 50 universidades de todo el mundo ofrecen programas sobre estudios del futuro.

P.- Pese a las prohibiciones, muchas personas han recurrido a lo largo de la historia a consultar el futuro a los astros, hecho que es especialmente significativo en el caso de reyes que durante siglos contaron con la presencia de astrólogos en sus respectivas cortes. Hay casos en que los propios soberanos eran autosuficientes, soberanos a todos los efectos. Siempre he tenido la impresión que el primer economista en definir los ciclos fue el faraón del antiguo Egipto a quien le interpretaba los sueños su copero José en el Antiguo Testamento: siete vacas gordas y siete vacas flacas y con las espigas, lo mismo. ¿Se ha recurrido también a los astros en materia económica?  

R.- Pues sí. El uso de los ciclos planetarios en la previsión de los precios futuros de las materias primas y de los títulos bursátiles tiene una larga tradición. Hasta el punto de que varios economistas, como Stanley Jevons o Samuel Benner culparon en el siglo XIX a las estrellas de los vaivenes de los mercados y de ser la causa remota de los mayores desastres comerciales.

Todavía hoy existen partidarios de contrastar las predicciones de Bancos y Gobiernos con el astrólogo de guardia. Uno de ellos, el profesor español Santiago Niño Becerra, se apoya en las posiciones relativas de Neptuno y Plutón para anticipar, con ayuda de una astróloga, todo tipo de situaciones económicas, políticas y sociales hasta el año 2052. Algunas muy desmentidas por la realidad, qué le vamos a hacer (petróleo 2015).

P.- Con estos precedentes no es raro que con cierta frecuencia se acuse a los economistas de que sus conocimientos sirven sólo para explicar lo que ha pasado, cuando ya no tiene remedio. Estaba aquella definición de que el economista es el científico social que explicará mañana la razón de que las predicciones que hizo ayer no se hayan cumplido hoy. Y, sin embargo, siguen empeñados en adivinar el futuro. ¿Por qué?

R.- Pues sí, es verdad. Hasta el punto de que si hay alguna fijación permanente en los economistas, ésta es su “obsesiva preocupación” por el futuro.

El asunto viene de lejos. Figuras como Adam Smith, David Ricardo, Stuart Mill o Karl Marx no se limitaban a describir simplemente lo que ocurría, sino que trataban de explicar la dinámica del cambio y examinar sus consecuencias, preguntándose cuáles eran los nuevos mundos que se estaban creando y qué consecuencias sociales depararían.

Otra cosa distinta es la conveniencia profesional de arriesgar la opinión sobre el siempre incierto futuro. Keynes auguró un pésimo porvenir para los economistas profetas y muchos otros han desaconsejado el ejercicio de la futurología; pero, a pesar de todo, varios millones de personas escuchan a diario en todo el mundo las opiniones de los economistas sobre las perspectivas de los negocios y, en general, sobre la marcha de la sociedad.

La razón es evidente: la previsión es importante para las empresas, porque necesitan decidir qué capacidad productiva necesitarán para atender la demanda futura; para los Gobiernos, a la hora de preparar sus Presupuestos; para los Bancos Centrales, de cara a establecer las bases de la política monetaria; y es importante también para una pléyade de organismos públicos y privados, además de para las familias y los ciudadanos.

Ante esta realidad, la Ciencia Económica se enfrenta a la necesidad de contar con técnicas mucho más atinadas que las actuales para interpretar el pasado y el presente de cara al futuro.

P.- ¿Por qué los economistas se equivocan tanto en sus predicciones?

R.- Los economistas se equivocan porque los acontecimientos pasados suministran poca información sobre lo que cabe esperar que acontezca en fechas futuras.

El futuro es incierto, un blanco móvil que no avanza en línea recta, ante el que las probabilidades de acierto de las flechas que lanza el economista son muy limitadas. Dicho de otro modo, pese a los avances registrados en las técnicas utilizadas, se carece de la capacidad científica para predecir la evolución de los grandes agregados económicos, especialmente en el largo plazo. Por eso hay que reconocer, con toda modestia, que el mundo cambia a más velocidad que las ideas de los economistas.

P.- Igual por eso suele hablarse de la desorientación permanente de los economistas…

R.- Este asunto de la desorientación ha sido utilizado maliciosamente por algunos graciosos que han llegado a negar que Adam Smith, el padre de la economía moderna que vivió en el siglo XVIII, deba ser considerado como el primer economista de la historia.

El recambio que ofrecen como primer economista nació tres siglos antes, se llamaba Cristóbal Colón y es verdad que no estaba muy bien orientado: cuando salió de Palos no sabía a dónde iba, cuando llegó a América no sabía dónde estaba y, además, todo lo hizo gracias a una subvención del Gobierno.

Como chiste no está mal. Además, los economistas somos buenos encajadores y no sabemos qué es eso del corporativismo profesional.

P.- Hasta hace bien poco también se acusaba más a los meteorólogos de errar mucho en sus predicciones…

R.- Aunque sus pronósticos han mejorado mucho a siete u ocho días vista, los meteorólogos saben que están muy afectados por la incertidumbre, porque el sistema atmósfera es caótico, es decir, cambian mucho los resultados finales cuando lo hacen en muy pequeña medida las condiciones iniciales. Ese efecto se resume muy gráficamente señalando que “una mariposa, al batir sus alas en Pekín puede hacer que llueva en Nueva York”.

Esto es justo lo contrario de lo que ocurre en la mayoría de los fenómenos físicos, en los que si cambian poco las condiciones iniciales se modificarán también mínimamente los resultados. Los meteorólogos trabajan para manejar sus instrumentos predictivos (modelos matemáticos, satélites, etc.) teniendo en cuenta la teoría del caos, aunque un viejo chiste señala que quienes de verdad se sienten como peces en el agua en el caos son los economistas.

P.- A la hora de anticipar el mañana, también se arriesgan algunos representantes de las llamadas ciencias duras, como la física o la biología. ¿Aciertan más que los economistas?

R.- Pues no sé qué decir, aunque seguro que sus pronósticos tienen más apoyo científico. Yo tengo la sensación de que algunos se arriesgan en exceso. Un caso que se cita ampliamente en el libro es el de Michio Kaku, un eminente físico teórico y uno de los divulgadores científicos más conocidos del mundo. En el año 2011 publicó el libro La Física del Futuro, en el que explica cómo la ciencia determinará el destino de la humanidad y la vida cotidiana en el siglo XXII.

Voy a leer un pequeño párrafo que me parece muy ilustrativo:

“En 2100 (afirma Kaku), al igual que los dioses mitológicos, seremos capaces de manipular objetos con el poder de nuestras mentes. Los ordenadores podrán hacer realidad nuestros deseos, tras leer en silencio nuestros pensamientos. Podremos mover objetos utilizando solo la mente y con el poder de la biotecnología crearemos cuerpos perfectos y alargaremos nuestro tiempo de vida. Viajaremos en impecables vehículos que volarán por sí mismos casi sin combustible, flotando sin esfuerzo en el aire. Con nuestros motores estaremos a punto de poder enviar naves interestelares para explorar estrellas cercanas”.

En fin, hay quien piensa que la ciencia y la ciencia ficción están muy próximas.

P.- Parece que también se equivocan los Organismos Internacionales y los Nobel de Economía…

La Fe de Errores que contiene el libro destaca los errores los cometidos por los Organismos Internacionales. La relación entre las previsiones económicas de la Comisión Europea, por ejemplo, y la cifra observada posteriormente es, en los últimos años, una historia de grandes desencuentros.

Al parecer, la regla general es que ningún organismo internacional, centro de estudios o Gobierno acierte en sus previsiones económicas, unas indicaciones que se analizan y evalúan con lupa y que, en ocasiones, provocan cataclismos en la Bolsa.

Y también Premios Nobel de Economía tan famosos como Joseph Stiglitz o Paul Krugman han cometido errores de bulto a la hora de pronosticar sobre diversas materias. Una de las características de las opiniones de Krugman, por ejemplo, es que dan tales bandazos que cada una acostumbra a matizar, cuando no a desmentir, la anterior.

La última y gigantesca crisis financiera y económica mundial iniciada en 2008, que pasará a la historia como la Gran Recesión, ha obligado a muchos famosos economistas a reconocer que sus prismáticos de larga distancia no funcionaron adecuadamente.

P.- Y qué pasa cuando los economistas predicen acertadamente algunas catástrofes financieras? 

R.- Pues habitualmente resultan maltratados. Sirva como muestra un solo ejemplo. Dos meses antes del histórico “crac” de finales de octubre de 1929 en la Bolsa de Nueva York, que dio lugar a la Gran Depresión, un notable profeta económico, Roger Babson escribió con asombrosa precisión:

“Más pronto o más tarde se producirá un “crac” y será terrible. Como consecuencia de ello las fábricas tendrán que cerrar, los hombres se quedarán sin trabajo, el círculo vicioso girará violentamente y, como resultado, se producirá una grave depresión en los negocios”

Pues bien, Babson fue acusado de la primera caída de la Bolsa, su fama menguó por culpa de su prematuro pesimismo y después de lo tragó la historia.

P.- La segunda parte del libro, titulada Ecos del Futuro, supone una ruptura con la línea de razonamiento seguida en los capítulos anteriores, pues trata del mañana de la desigualdad y del proyecto europeo de integración. De alguna manera ejerces de economista futurólogo… 

Vayamos con la desigualdad económica, que se ha convertido en la enfermedad social de nuestra época, hasta el punto de haberse erigido en el fenómeno probablemente más perturbador al que se enfrentan los Gobiernos democráticos. ¿Cómo aborda el libro este asunto?

R.-El libro pone de manifiesto que la Tierra es un verdadero museo de la desigualdad. La ONU dice que hay cerca de 1.200 millones de personas sin alimentos suficientes y más de 44.000 niños mueren al día de malnutrición y de enfermedades que ya no existen en el Primer Mundo.

Un reciente estudio de la OCDE demuestra también que la desigualdad ha crecido sustancialmente en la mayor parte de sus países miembros durante las últimas décadas. El 1% más rico de la población ha disfrutado particularmente de grandes incrementos en su participación en la riqueza, destacando la creciente y escandalosa divergencia entre esa parte de la población de Estados Unidos y el resto de sus compatriotas: entre 1975 y 2012 cerca del 47% del incremento del PIB fue absorbido por ese 1%. Otro tanto ocurrió en el Reino Unido.

Incluso Alemania empieza a parecerse más a EE.UU y Gran Bretaña que a los países escandinavos, los más igualitarios. De hecho, el 10% más rico posee el 60% del patrimonio privado y el 40% más pobre no tiene nada.

P.- ¿Y cómo evolucionará la desigualdad en el futuro de un mundo cada vez más globalizado?

R.- Para el Nóbel de Economía 2007 Eric Maskin es evidente que el proceso de mundialización económica ha incrementado la brecha entre ricos y pobres, y lo seguirá haciendo en el porvenir, pese a que una de las principales promesas de los profetas de la globalización fue la reducción de las desigualdades.

En el caso de Europa, los índices de desigualdad crecen sin cesar, especialmente en los países bálticos y latinos, entre los que España es el segundo país donde más se ha elevado la desigualdad desde 2007. La causa principal de esta realidad española es, sin ninguna duda, el nivel de paro.

En efecto, el empleo se ha erigido ya en el más importante factor de desigualdad económica y social entre quienes cuentan con un puesto de trabajo y los que no pueden disfrutar de él.

P.- ¿Se conocen ya los cambios que se producirán en los empleos del futuro? 

Los cambios radicales que se prevén en el mundo de los negocios tendrán un profundo impacto en el empleo del futuro, tanto desde la perspectiva de la creación de nuevos puestos de trabajo como de las competencias exigidas para desempeñarlos. Se calcula que el 65% de los niños que se incorporan hoy a la escuela primaria acabarán trabajando en empleos que todavía no existen.

Hace ahora tres años que dos profesores de la Universidad de Oxford (Fey y Osborne) analizaron las posibilidades de computerización de más de 700 empleos diferentes en Estados Unidos. En sus conclusiones señalaron que la automatización no se va a detener en las tareas rutinarias en las fábricas y en las oficinas, así como que alrededor del 47% del empleo total estadounidense está en riesgo. Según ellos, los matemáticos van a pasar a ser imprescindibles y, atención, los economistas tienen más probabilidades de supervivencia profesional que los bomberos, los actores, los dentistas, los ingenieros químicos, los terapeutas médicos y los clérigos. Ahí queda eso.

P.- El último capítulo del libro se titula “El Rapto político de Europa”, en recuerdo del mito del secuestro de la diosa Europa, la bella hija del rey de Tiro, por un Zeus convertido en un cautivador toro blanco (inmortalizado por Rubens, Tiziano…).

La desigualdad caracteriza también a la UE, pues no solo no se ha reducido desde los años ochenta del siglo XX, sino que se ha incrementado en la última década. Queda claro, por tanto, que las disparidades económicas están firmemente ancladas en el entramado estructural de la Unión y que los procesos integradores no conducen por sí solos hacia la convergencia de rentas y de niveles de vida. El crecimiento económico es siempre desequilibrado.

Por ello, si no se instala algún sistema compensador de los desequilibrios, la moneda única y la Unión Europea toda pueden descarrilar, porque millones de ciudadanos maldecirán el euro y acabarán rechazando la solidaridad menguante de un modelo de integración que prima descaradamente los intereses del Norte económico europeo.

P.- El entonces primer ministro belga, Marc Eyskens, dijo en 1981 que “Europa es un gigante económico, un enano político y un gusano militar”. Esta frase lapidaria ¿recobra estos últimos años visos de realidad?

R.- Desde luego, aunque debería matizarse la primera de las afirmaciones para reconocer los achaques del coloso. En efecto, durante la décadas de los cincuenta y sesenta del siglo XX la economía de la Europa integrada creció un 4%; en los setenta el crecimiento fue del 2,8%, descendió al 2,1% en los ochenta y al 1,7% en los noventa; y así sucesivamente hasta el 0,5-1% de los últimos años.

La segunda de las apreciaciones, la relativa a la influencia política, la hemos visto confirmada en todas las ocasiones que requieren una opinión conjunta y única ante los grandes conflictos mundiales: cada cual por su lado. Y respecto a la traca final de la frasecita, la del gusano militar, es mucho mejor que no haya necesidad de comprobar una vez más su veracidad, porque tendríamos que pedir socorro a los de siempre.

P.- En el libro te manifiestas pesimista sobre el futuro de la Unión Europea

R.- Pues sí. Esta Europa titubeante y desunida, enfrentada a uno de los desafíos más importantes de su historia, ha recibido un duro golpe que para algunos puede ser anunciador de su probable final. El autor no fue otro que David Cameron, el Primer Ministro británico que se presentó a imponer la última insolidaridad del Reino Unido con una sensiblera distorsión de la famosa frase de John F. Kennedy: “No preguntes qué puede hacer Gran Bretaña por Europa, pregunta qué puede hacer Europa por Gran Bretaña”. Y que, no por casualidad, encontró a muchos gobernantes europeos, empezando por la Sra. Merkel, dispuestos a doblegar los Tratados para atender sus intolerables exigencias.

Hasta ese momento, las principales “aportaciones” británicas a la UE habían sido sus numerosos paraísos fiscales, la gigantesca lavadora de dinero sucio que es la City londinense y las continuas tropelías de sus principales bancos, que el libro detalla: falsificación del euríbor, del libor y del tipo de cambio euro-dólar, entre otras hazañas.

P.- Pese a las enormes ventajas obtenidas por Cameron en la negociación/imposición recién descrita, el referendo se saldó el 26 de junio de 2016 con un inesperado rechazo de los electores (51,9%) a continuar en las instituciones comunitarias. Y tú dices que el BREXIT es una oportunidad para Europa…

R.- En efecto, estoy convencido de que el Brexit puede convertirse en una gran oportunidad, quizás la última, para una Europa más integrada. El debate que se desarrollará en los próximos tiempos contendrá aspectos relativos a la necesidad de dar pasos hacia una mayor integración, porque sólo a partir de estrategias y programas comunes se pueden afrontar algunos problemas clave, como la culminación de la Unión Bancaria, la Unión Fiscal y los avances hacia la Unión Política, al menos entre los países de la eurozona. Unos avances que el Reino Unido ha bloqueado permanentemente, poniendo todos los palos posibles en las ruedas del proceso integrador.

No será una tarea sencilla, pues el liderazgo en soledad de Alemania se está convirtiendo en una amenaza para la estabilización económica de la eurozona, del conjunto de la UE y de la economía internacional. Hasta la fecha, en lugar de ejercer de locomotora de la economía europea, se ha dedicado a culpar a los Estados endeudados de su propia desgracia y a imponer programas de austeridad extrema bajo amenazas de multas y rescates. La Europa alemana que se está configurando tiene muy poco que ver con la soñada por los padres fundadores.

La falta de liderazgo y el arrinconamiento de la Comisión europea (en teoría, la guardiana de las esencias del proceso integrador) y el Parlamento en aras de los Gobiernos nacionales (reunidos en el Eurogrupo) han convertido a la UE en un ente vulnerable e ineficaz. De tal modo, que mucho tendrán que cambiar las cosas para que el ya iniciado proceso de desintegración de la Unión Europea no se culmine, de un modo u otro, en los próximos quince o veinte años. En ese caso, el maravilloso proyecto integrador habrá sido víctima de la conducta de unos gobernantes irresponsables e ineptos. Como los actuales.

P.- El libro termina con un Epílogo titulado “Desde la humildad” en el que reflexionas sobre los problemas que afectan a la Ciencia Económica a raíz de la densa niebla de la incertidumbre sobre el futuro que trajo consigo la crisis financiera de 2007, que hace aún más difícil cualquier ejercicio de predicción.

R.- El principal problema es que no puede haber una sola aproximación a los hechos económicos.

Por eso el ejercicio de la profesión de economista exige tener en cuenta la cultura, la historia, la geografía, las instituciones y la psicología individual y colectiva. Stuart Mill decía que “nadie puede ser buen economista si no es algo más” y Keynes reconoció que era una profesión en la que resultaba muy difícil brillar, porque un economista debía tener “algo de matemático, historiador, estadista y filósofo”.

P.- Para terminar, ¿No deberían los economistas explicar a la gente los límites de la Ciencia Económica?

Seguro que sí. La Ciencia Económica tiene ante sí, como lo ha tenido siempre, el desafío de analizar la complejísima conducta humana, que muchas veces tiene poco o nada de racional. En esta delicada tarea los economistas cometen muchos errores, ciertamente, pero todavía tienen mucho que ofrecer a los no lo son. Lo que la Sociedad no debería hacer es pedir a los economistas más de lo que pueden darnos, como hacemos con nuestros médicos.

En definitiva, conviene que los economistas hagan autocrítica desde la humildad, pero también es ineludible convencer a una mayoría social del interés público de su trabajo.

P.-Yo creo que hemos dado un repaso conceptual al libro. De todo esto que hemos hablado es de lo que trata ‘Oficio de profetas’, pero es algo más, que me lleva a recomendar encarecidamente su lectura. Es un libro ambicioso, instructivo y ameno, muy bienhumorado y en ocasiones irónico, en el que apunta los flagrantes errores que los santones de la Economía, como los que acaba de citar él mismo, Krugman y Stiglitz, rutilantes premios Nobel que incurrían en errores descomunales cuando se arrogaban tareas de profeta. 

Antes de dar paso al coloquio voy a poner un ejemplo, el primero en el que cita el feroz y feraz ingenio de Churchill. El que fue en dos ocasiones primer ministro británico, es un autor citado inexcusablemente en todos los diccionarios de citas, aunque según las malas lenguas, buena parte de ellas se las había copiado a Edward Gibbon, el historiador que mejor describió la caída del Imperio romano, que era un gran hacedor de frases.

 Reproduce una malevolencia que a mí me ha encantado del gran estadista inglés sobre Keynes. Esta es suya con toda seguridad; no pudo copiársela a Gibbon por razones temporales: “Dados ‘n’ economistas hay habitualmente ‘n’ opiniones sobre un único asunto, salvo que entre ellos se encuentre el señor Keynes, en cuyo caso habrá ‘n+1’ pareceres porque él siempre aporta dos”.

Y ahora, sin más, demos paso al coloquio, vale decir a las preguntas de los asistentes.

-COLOQUIO-

¿Quieres añadir algo más, Roberto?

Pues sí, ya que has empezado con aquel chiste que te conté hace tantos años, quiero contar ahora la segunda parte del mismo que no te conté entonces. Y es que cuando los dos viajeros del globo consiguen bajar a tierra, les pregunta el economista:

-Oigan, ustedes por casualidad no serán políticos, ¿no?

-Sí lo somos, ¿Cómo lo ha deducido?

-Muy sencillo. Han escogido para viajar un medio que no saben gobernar, se han embarcado en él sin consultar las predicciones meteorológicas del día, y en tercer lugar, que cuando se ven en apuros siempre recurren a un economista para que les saque las castañas el fuego.

Aquí damos por concluida la presentación. Muchas gracias a todos por su asistencia.

 

 

Anuncios

Acerca de Santiago González

Periodista. Columnista de El Mundo. Ha publicado "Un mosaico vasco" (2001), "Palabra de vasco. La parla imprecisa del soberanismo" (2004), "Lágrimas socialdemócratas. El desparrame sentimental del zapaterismo" (2011) y "Artículos 1993 - 2008" (2012). Premio de Periodismo El Correo 2003.
Esta entrada fue publicada en .. Guarda el enlace permanente.

70 respuestas a Economistas, oficio de profetas

  1. Venancio Buesa dijo:

    A mi me pasó en Galicia lo mismo que a los señores del globo. Fruto de mi tendencia a evitar las autovías y las nacionales siempre que haya una buena comarcal a mano, acabé por un camino que cada vez era más estrecho. Al final llegué a una aldea dónde, perdido y sin saber que hacer, tuve la suerte de encontrarme a una señora a la que preguntar. Lo hice de la siguiente manera:

    “Señora perdone, me he perdido, ¿me puede usted decir cómo se va a Tuy?” A bote pronto la señora me contestó: “no se ha perdido usted, está usted aquí”. Yo me sonreí, me di cuenta de que de Galicia no había salido, y la buena mujer me indicó después por dónde ir.

    Saludos a tudos

    Venancio

  2. loco dijo:

    “P.- La segunda parte del libro, titulada Ecos del Futuro, supone una ruptura con la línea de razonamiento seguida en los capítulos anteriores, pues trata del mañana de la desigualdad y del proyecto europeo de integración. De alguna manera ejerces de economista futurólogo… Vayamos con la desigualdad económica, que se ha convertido en la enfermedad social de nuestra época, hasta el punto de haberse erigido en el fenómeno probablemente más perturbador al que se enfrentan los Gobiernos democráticos. ¿Cómo aborda el libro este asunto?

    R.-El libro pone de manifiesto que la Tierra es un verdadero museo de la desigualdad. La ONU dice que hay cerca de 1.200 millones de personas sin alimentos suficientes y más de 44.000 niños mueren al día de malnutrición y de enfermedades que ya no existen en el Primer Mundo.

    Un reciente estudio de la OCDE demuestra también que la desigualdad ha crecido sustancialmente en la mayor parte de sus países miembros durante las últimas décadas. El 1% más rico de la población ha disfrutado particularmente de grandes incrementos en su participación en la riqueza, destacando la creciente y escandalosa divergencia entre esa parte de la población de Estados Unidos y el resto de sus compatriotas: entre 1975 y 2012 cerca del 47% del incremento del PIB fue absorbido por ese 1%. Otro tanto ocurrió en el Reino Unido.

    Incluso Alemania empieza a parecerse más a EE.UU y Gran Bretaña que a los países escandinavos, los más igualitarios. De hecho, el 10% más rico posee el 60% del patrimonio privado y el 40% más pobre no tiene nada.”

    La respuesta me huele a populismo y manipulacion de la realidad y de los sentimientos, como esta informacion de Oxfam de ayer mismo.

    http://www.abc.es/sociedad/abci-tres-personas-mas-ricas-espana-acumulan-misma-riqueza-30-por-ciento-mas-pobre-pais-201701161211_noticia.html

  3. loco dijo:

    Porque esos ricachos lo que tienen no es dinero en bovedas de banco como vulgares tios Gilitos, sino instrumentos de produccion con los que se permiten ofrecer trabajo, medios de vida y posibilidades de promocion a cientos de miles de familias.

  4. gastrourroz dijo:

    Si INTERMON OXFAM siempre me pareció obesa, tras la populista manipulación de las encuesta me parece obdiosa.

  5. luigi dijo:

    Si me disculpan la pequeña e inocente broma,

    Ciclos económicos: bicicletas baratas.

  6. Este post me ha supuesto un gran balón de oxígeno respecto a la línea que se venía siguiendo últimamente. Le habrá roto los esquemas a más de uno. Gracias Patrón.

  7. Bruno dijo:

    Se podría añadir, sí, los economistas se equivocan pero hay mucho indocumentado que se permite opinar equivocándonos, engañándonos, mucho más.
    Hay profesiones, como la medicina y la política, en la que hay mucho intrusismo profesional animal.
    Por cierto los animales macho alfa, variedad autonómica, se han reunido para celebrar el día de San Antonio, su patrón.

  8. Bruno dijo:

    Se podría añadir, sí, los economistas se equivocan pero hay mucho indocumentado que se permite opinar equivocándonos, engañándonos, mucho más.
    Hay profesiones, como la medicina y la política, en la que hay mucho intrusismo profesional animal.
    Por cierto los animales macho alfa, variedad autonómica, se han reunido para celebrar el día de San ” el innombrable moderado”, su patrón.
    Tienen razón algunos antecesores, hay un nombre, el de hoy, maldito.
    Por cierto, excelente entrevista.

  9. Feroz dijo:

    El Periódico tiene un relojito indicando el tiempo que falta para que Trump sea presidente. Tic, tac

  10. loco dijo:

    Y Arcadi Espada nos habla hoy de profetas y de poetas (no necesariamente por ese orden).

    http://www.elmundo.es/opinion/2017/01/17/587d1fd6e2704e91688b4603.html

  11. Juliocamba dijo:

    Jordi Sevilla a ZP: “Lo que te quiero decir, lo que tú necesitas saber para esto son dos tardes”.

  12. Atalanta dijo:

    mira Santiago…majetón, de ti me gustan muchas cosas… tu sentido del humor, tu toque faltoncillo, por supuesto, tu inteligencia, tu complejidad intelectual, tu “insobornable descaro, y tu memoria…pero sobre todo, lo que no deja de emocionarme, es tu consideración con todos nosotros…

    gracias……majetón!

  13. Fernando Peregrin dijo:

    No vendrá a cuento con lo que pone don Santiago en su entrada sobre economía, pero me resisto a dejar pasar esta noticia.

    Consecuencia clara de la ruina económica y moral a que ha llegado la Venezuela de Chávez y Maduro con las inestimables y bien pagadas consultorías de Monedoro, Iglesiasy demás grús de economía política de Podemos y Cía.

    http://www.aporrea.org/actualidad/n302862.html

    NOTA. Aporrea es la web más conocida e influyente de la oficialidad madurista de Venezuela, y de las que apoyan la revolución bolivariana-socialista-chavista hasta, como dice Pablo Iglesias, copiando a los chavistas de Vnezuela, “rodilla en rierra” (https://twitter.com/Sueps_/status/780734480122347520.

    Defensora a ultranza de Maduro y estercolero de la intelectualidad de izquierdas y chavista

  14. kepaminondas dijo:

    Buenos días
    Los que no tienen empacho en utilizar expresiones como “crecimiento negativo” muy bien pueden dedicarse a profetizar el pasado.
    Incluso vender sus indudables aciertos a algún político en uso.

  15. kepaminondas dijo:

    Buena idea la de la presentación en forma de diálogo. Muy platónica.
    Y después de la presentación, ya más en privado, a celebrarlo también a lo platónico: El Banquete digo un banquete.

  16. Parmenio dijo:

    Vamos a ver, los economistas acertaríamos más con el futuro si los actos cuyas consecuencias hay que prever los decidiéramos nosotros y no ustedes, que son un desastre. Que hay que decirlo todo.

    (Qué buena presentación, Patrón.)

  17. Bruno dijo:

    Me llama la atención que en eso de las profecías no aborde el profesor algo como que los economistas pueden clasificar bastante bien lo que se hace en tres categorías: acciones correctas, acciones dudosas y acciones perjudiciales.
    No duden de que a los animales les gustan y prefieren las perjudiciales porque son las que mas les benefician.

  18. arcu dijo:

    Magnífica presentación, Patrón me sumo a los piropos de Dña. Atalanta.

    Solo me ha chirriado este párrafo que reproduce el profesor:

    “… Según ellos, los matemáticos van a pasar a ser imprescindibles y, atención, los economistas tienen más probabilidades de supervivencia profesional que los bomberos, los actores, los dentistas, los ingenieros químicos, los terapeutas médicos y los clérigos. Ahí queda eso”.

    Y yo pregunto: si eso llega a ser así y todo el mundo, en aras de tener una mejor profesión se hace economista, ¿quién coño va a trabajar?

  19. kepaminondas dijo:

    Don Parmenio: tampoco.
    O más o menos lo mismo por no ser tan drástico.

  20. Sheldon Cooper dijo:

    Yo no soy economista, pero cuando leo eso de que un xx por ciento tiene más riqueza que otro xx por ciento, siempre me pregunto: Cuantas familias viven de alquiler y llegan justos a fin de mes, no tienen coche (o tiene uno de más de 12 años) y por tanto su riqueza es 0?. Yo, que tengo un piso pagado y unos ahorros después de 45 años trabajando, tengo más riqueza que la suma de personas de todas esas familias. Podríamos decir que yo solo, que soy el 0,0000021% de españoles poseo más riqueza que la que suman 3(6,25%) 5(10,42%), 7(14,58%) … millones de españoles?

  21. Sheldon Cooper dijo:

    Y con lo de 3, 5, 7 millones probablemente me quede muy corto …

  22. Andoni dijo:

    No les cuento lo harto que estoy de lo de “No viene a cuento”.

  23. Fernando Peregrin dijo:

    Lo siento, don Andoni, pero viene a cuento esta vez (¿se puede entrar en el blog de don Santiago González desde China, o se ha escapado usted del destierro al que le envié para que se curase de su complejo — ¿tal vez odio o envidia por algo que yo no comprendo?: no, es usted un piadoso católico y sabe que eso serían pecados capitales que lo llevarían a usted al infierno de cabeza — se curase de su complejo,. repito, de persecución con mis comentarios?). No se harte y déjeme que le ayude a instruirse un poco con mis informaciones, que buena falta le hace. Además, si no pensase que fueran de interés general para este blog, no me molestaría en escribirlas.

    Se me olvidaba: la información que doy es gratis ed amore, así que no se queje, buen hombre.

    De forma y manera, que con su permiso, o sin él, y al hilo de lo que tan acertadamente nos trae don Skeldon Cooper, completo así su reciente comentario

    https://whyevolutionistrue.wordpress.com/2017/01/17/eight-people-have-as-much-money-as-the-poorest-half-of-the-world/

  24. Fernando Peregrin dijo:

    Se me olvidaba, don Andoni, pero me da mucha ternura lo predecible que es usted, Con su caña de pescar, o su escopeta a punto, esperando a ver mi nombre y apellido en este blog…- De verdad, que no merezco que esté usted tan pendiente de mí. ¡Con lo majo que parece usted y haberla tomado tan infantilmente conmigo!

  25. déjeme que le ayude a instruirse un poco con mis informaciones, que buena falta le hace.

    Fernando Peregrin es el cuñado de la Argos.

  26. loco dijo:

    Don Fernando Peregrin, este parrafo ya me sirve para ver el sesgo del articulo. No me interesa.

    “Frankly, I was startled to read this, particularly the bit in bold. Granted, people like Gates and now Zuckerberg give a lot of their money to good causes, but few of the rich (i.e., Trump) have Gates’s sense of obligation

    Por otra parte el informe de I.O. lo traje aqui, tambien gratuito pero ademas en español.
    https://santiagonzalez.wordpress.com/2017/01/17/economistas-oficio-de-profetas/#comment-343058

    Y aunque no venga a cuento, pregunto ¿Tiene usted capacidad para desterrar a alguien de esta barquichuela?

  27. Bruno dijo:

    Ya veo que no es el momento, a ver si hay cortesía, no se atengan a la literalidad, pero colgué esto en la página anterior, al final del rabo, y me sabe mal que le pase desapercibida al Señor Comerciante.
    Viene a cuento de esa argumentación catalufa de comparar, como si fueran equivalentes, su pulsión secesionista felona con un nacionalismo español.

    comerciante de ultramarinos dijo:
    Martes, 17 enero 2017 en 5:35 am

    Yo creo que hay una razón mas profunda para demostrar que no es el mismo nacionalismo. Realmente uno nace en una nación que lleva ya tiempo organizando la vida en común con todas las interrelaciones que supone y la tiene que asumir. Es la nación que se tiene. Eso es ser ciudadano de una nación.
    Un nacionalista catalufo quiere crear una nueva nación rompiendo unilateralmente y a su conveniencia todos los pactos previos, tanto reales como tácitos.
    Ese argumento catalanufo destarifado me parece mentira que no lo desmonten así cada vez que lo exponen.No es lo mismo. No es comparable.

  28. karlovitch dijo:

    Don Gastrourroz: Fui miembro colaborador de Intermon hasta que consideré que si el dinero que se gastaban en estar todos los días enciando propaganda (y más a quien no la necesitaba) se lo gastasen en ayudar a los negritos, mejor labor harían.

    y Patrón, el chiste tiene una segunda parte: el economista responde: No srán ustedes políticos?
    .–en efecto, cómo lo ha sabido?
    –porque se han metido en un problema ustedes solos, se han montado en el globo sin tener la menor idea de cómo manejarlo. Están en la misma situación que antes de encontrarme, pero ahora, por alguna razón, parece que la culpa es mía

  29. karlovitch dijo:

    enviando

  30. benjamingrullo dijo:

    Magnífico.

    “y otras actividades del sector terciario que no voy a detallar aquí.”

    Un dato curioso que gustará al patrón. En Las Vegas la prostitución está prohibida y mucho más perseguida que en Bilbao o Pamplona. El Estado de Nevada permite la prostitución sólo en algunos condados y la limita a “ranchos” aislados. El más cercano a Las Vegas estará a unos 300 km. El cine ha distorsionado nuestra imagen, en serio, Las Vegas es un lugar bastante rancio.

  31. Fernando Peregrin dijo:

    Sigo con usted, don Andoni, y de paso, también con don Alatriste, otro al que los dedos se le vuelven huéspedes en cuanto, ¡horror!, me ve aparecer en este blog.Por cierto, Capitám, ¿quién le ha dado vela en este entierro? Sea educado y manténgase al margen cuando los hechos así se lo indiquen.

    Verá, creo, — quizá me equivoque; si así, me corrigen–que tanto usted como el intrépito Capitán llevan muy mal mi condición de ateo y que les haya demostrado públicamente de que conozco mejor que ustedes y muchos creyentes su propia religión cristiana. Eso debe escocer, así que pido perdón. Pero eso no debe enfadarles. Es bastante común que los ateos y agnósticos superemos a los creyentes en cuanto a nuestros conocimientos sobre religión. He aquí una prueba:

    http://www.pewforum.org/2010/09/28/u-s-religious-knowledge-survey/

    Fíjese, don Andoni, que la investigación de Pew Researche, la más prestigiosa y fiable de las organizaciones que estudian las religiones y a los creyentes en ellas, en el mundo, deja en muy mal lugar a los “católicos blancos” americanos en el rango de los grupos religiosos según sus conocimientos sobre religión.

    Pero volvamos a los ocho individuos más ricos del mundo. Que yo sepa, Bill Gates, Waren Buffet, Larry Elison , Mark Zuckerberger y quizá algunos más (si tiene curiosidad, mire en internet), son los más grandes fillántropos del mundo en la actualidad, y algunos, como Gates y Buffet ya están donando miles de millones de dólares cada año para proyectos fillantrópicos que ayuden a los más pobres y necesitados (a través de la Fundación Melinda & Bill Gates, principalmemte, sin duda la organización de caridad mas rigurosa, eficiente y mejor dotada del mundo para ayudar a los pobre y miserables del tercer mundo).Todos ellos han manifestado que entre el 90% y el 95% de su patrimonios, cuando mueran, debe ser donado a organizaciones de filantropía, sobre todo, las que apoyen a los más pobres en proyectos y acciones de salud y educación

    Pues bien, de todos ellos sólo la esposa de Bill Gates es católica más o menos practicante, aunque tibia religiosamente hablando. Su marido, agnóstico;. como lo son los demás, excepto Zuckerberger que se confiesa judío laico y como sumo, deista (espero, y así lo creo. que tanto usted como el intrépido Capitán sabrán la diferencia entre el deísmo y el teísmo)

    Creo que esto debe dar que pensar a las personas creyentes, sobre todo a las católicas.

    Y para finalizar mi intervención estelar de esta noche (gracias por sus aplausos, en verdad que no los merezco), reconocer que la comparación que hace el valiente Capitán de mi persona con el típico cuñado coñazo propio de cenas de Navidad familiares es muy graciosa y ocurrente

  32. Les agradezco sus felicitaciones, pero el comentario donde lo hago y trato del tema del día está en moderación, y aseguró que no he escrito A n t o n i o en ningún momento, pero lo he escrito en un móvil que no le gusta a WordPress.

  33. Buenas noches. Acabo de ver sus amables comentarios, gracias por ellos. Es un honor su compañia y la de Dª Repanocha. He estado liado y haciendo muchos kilómetros por el RU, cuyas carreteras aconsejo a los que se quieran curar de criticar las españolas.

    Muy simpática y entretenida la presentación del Patrón. La verdad es que es un alivio poder hablar de alguien inteligente y que ha hecho cosas en la vida. La comparación con muchos de los “fenómenos” que pueblan o habitan en el congreso y senado, da que pensar. El nivel de parlamentarios en el RU es mas alto, se vota por circunscripción y, si se puede escoger, se elige lo mejor. En España las caras y todo lo demás se esconde tras las siglas en lista cerrada.

  34. luigi dijo:

    Economía: administración eficaz y razonable de los bienes que me pertenecen.

  35. Neo... dijo:

    Madre de Dios, del amor hermoso y de Cristo resucitado.
    Soy reo de muerte.
    Ahora vas y lo analizas.

  36. Atalanta dijo:

    mono logo…

  37. Andoni dijo:

    Plas, plas, plas.

  38. Chigorin dijo:

    No soy economista (tengo defectos profesionales y personales peores, si me permiten la broma), por lo que lanzo la pregunta a los que haya en la nave.
    Tenía entendido que en las últimas décadas grandes masas de población habían conseguido salir de la pobreza en India, China, sudeste asiático… Esto ha perjudicado mucho a las clases trabajadoras de los países occidentales, pero porque de hecho se está creando riqueza en otros países. ¿No supone eso una disminución de la desigualdad a nivel global, si bien puede aumentar en los países desarrollados vía paro y reducción de salarios para trabajos no cualificados? Lo mismo con el fenómeno de la inmigración en países desarrollados.

  39. Josenovo dijo:

    Según Akerlof y Shiller (Premios Nobel de Economía en 2001 y 2013 respectivamente) en 1970 la sociedad colectiva Goldman Sachs tenía 50 millones de dólares, en 2005 su capital ascendía a 28.000 millones de dólares (con activos totales de mas de 700.000 millones de dólares), En contraste, el PIB de EEUU (en dólares comparables no ajustados por la inflación) en este periodo se multiplicó solo por doce. En el 2010 la familia media trabajadora estadounidense mantenía menos de su renta de un mes en efectivo, cuentas corriente, libretas o fondos. y el cincuenta por ciento de no podría reunís 2.000 dólares para un gasto imprevisto. Del libro, La economía de la manipulación.

  40. Apenas he podido cenar. No me entraba nada, el filete se me hacía bola y al final no he podido tragarlo. Mi mujer se ha preocupado, me ha estado preguntando durante toda la cena qué me pasaba. Yo esquivaba su mirada pero al final se lo he dicho:
    “Pues que Fernando Peregrin es ateo, cariño, y lo llevo fatal. Es que es muy fuerte”.
    Creo que voy a tomarme un Zolpiden para poder dormir.

  41. Bruno dijo:

    Chigorin dijo:
    Martes, 17 enero 2017 en 9:33 pm
    A mí también me ha llamado la atención. Si uno lee a CR Braun o a Rallo documentan lo contrario.
    Yo tengo la misma sospecha que ud. Es posible que en algunos lugares la población crezca por encima de la riqueza y en otros sea al revés. Pero me cuesta creer que los pobres en general no crezcan. Otra cosa es que su diferencia con los ricos sea mayor debido al desarrollo. La productividad y el asunto de la sanidad y de la alimentación crecen en todo el mundo por lo que los pobres deben de ser menos pobres. Les pasa como a nuestros abuelos. La gran mayoría de los españoles vive mejor hoy que la mayoría de sus abuelos. Pero es mi impresión.
    Sobre el asunto de la igualdad, o de la desigualdad, hay mucho que hablar. Bueno, porque una sociedad igualitaria avanzaría mas despacio, y malo por lo que supone de desequilibrio. Es un asunto muy político. Parece que hay gente que prefiere no crecer pero que se haga pobre el rico. Aparte de lo que reparte el estado redistributivo, lo que les sobra a los animales, los mercados no se ajustan instantáneamente por lo que siempre hay gente que se hace muy rica… o que se arruina. Nunca citan lo que dura en promedio una fortuna en una familia. En fin…

    La otra es que estas estadísticas están contaminadas por intereses animales. Aparte de ser muy difíciles de establecer y comparar.

  42. Acaba de decir el benefactor Mariano sobre la ausencia Catalana en la Conferencia de Presidentes:

    “Si el presidente catalán no viene, no podemos parar ese tema si decide no venir a la reunión. No me cabe en la cabeza que haya una reunión en la que se debata cómo se van a financiar las comunidades autónomas y haya alguien que no quiera venir”, señala el presidente del Gobierno tras la conferencia de presidentes.”

    ¿No puede parar ese tema? ¿no le cabe en la cabeza? ¿y monta un despacho en Barcelona a la princesa de las nacionaliades históricas para que negocie con un rebelde descabezado?

    No hombre, no. Es muy fácil, mire vd.:

    1) Ese señor, y los millones que le siguen, han oído a la princesa decir le gustaría que el Puigdemont fuera pero que si no lo hace para eso está el Gobierno de España, para representar a los catalanes como se merecen…

    2) ¿Qué pierde el Puigdemont no yendo? Nada. Absolutamente nada. Porque el Gobierno no deja de insistir en que el desafío a/contra España del representante ordinario del Estado en Cataluña no debe perjudicar a los catalanes y que cales tengo que te voy enviando.

    3) ¿Qué gana el Puigdemont? Todo. Fundamentalmente formaliza la exclusiva bilateralidad de su relación que le ha puesto en bandeja el Mariano con el despacho barcelonés de la princesa. Y, de paso, evita mezclarme con el charnegueo de 3ª regional…

    4) ¿Qué concepto tiene el Mariano de ‘igualdad entre todos los españoles’ -latiguillo que acompaña inexorablemente a su defensa de la unidad y la soberanía españolas-? ¿Que argumentos tiene la princesa para no montar despacho en el resto de capitales autonómicas? ¿sólo aquello de que lo que necesitan es amor?

    A mí lo que me deja perplejo es que los Presidentes ‘regionales’ no haya puesto el grito en el cielo del Mariano ante esta nueva afrenta, que además de joder al Gobierno de España pone en ridículo a su ‘resto’ [excuído el País Vasco, claro, que se cuida muy mucho de proteger la forma, económicamente concertada, en la que el bipartidismo ha definido con ellos la ‘igualdad de todos los españoles’…].

    Un Presidente ‘regional’ socialista decía esta mañana que el resto de CCAA no van a consentir un trato privilegiado para con Cataluña y País Vasco…

    Vamos, no hagas reir, no me jodas [cp]… ¿a estas alturas?

    EQM

  43. arcu dijo:

    Sobre la pobreza y tal. Siempre habrá pobres y gente con mala suerte o que no tiene luces para sobrevivir, y a los que hay que ayudar. Pero al ver los restaurantes -de todas las categorías-, llenos, las autopistas repletas de coches más que decentes, y las playas y hoteles a tope, pienso que alguien está haciendo mal las cuentas. Pobreza, en 1940, cuando soñábamos con comer pollo asado por Navidad. Y no había sobrepeso por ningún lado. Tampoco en los niños que lo tienen, y que sin embargo, según las encuestas Podemos y OXFAM, pasan hambre

    Aquí habla se de ello: nunca el mundo estuvo mejor que ahora, a pesar de los lamentos de los de siempre.

    https://ourworldindata.org/a-history-of-global-living-conditions-in-5-charts/

    Y Siempre se puede mejorar, claro: a eso vamos. Y lo que apunta D. Chigorín 9:33, es de primero de economía.

  44. comerciante de ultramarinos dijo:

    No sabe Trump con quién se las va a ver y la que le espera: siete editoriales siete, lleva ya El País contra él, y sin haber tomado aún posesión del cargo. Que será el próximo viernes. En su lugar estaría temblando de que puedan hacerle un editorial diario los de Prisa, como portadas le hacían a Camps. Qué miedo!

  45. Bruno dijo:

    Pues si el amentonamiento que dice el Pravda es cierto, que lo es, ya se pueden poner en lugar de Trump y ver las cosas desde su punto de vista. Somos unas pringadillas ladillas. Es la pasta y no se va a dejar chulear. Ahora empezaremos a hablar mal de ellos con motivos….

  46. Demóstenes dijo:

    Al menos, Patrón, ha tenido suerte de que los tolerantes de IU no le reventaran su presentación:
    https://scontent-mad1-1.xx.fbcdn.net/v/t1.0-9/16174443_1000761313362623_970338262340106306_n.jpg?oh=bcf57f61ff4ecb015a33e0881a980ccc&oe=591A4418

  47. Madrileo dijo:

    Presentación “no convencional” interesantísima. Agradecido, Patrón.

  48. Madrileo dijo:

    Don Feroz (9:54) y don Comerciante, no recuerdo haber visto nunca a un periódico mostrar una relación de sus editoriales contra un político. Y con aire de orgullo de combatiente. Una exhibición para su público, claro.
    Tres editoriales en esta primera quincena de 2017. Siguiendo esa marcha que se han impuesto esperan unos 70 este año, aunque es fácil prever que los sobresaltos causados por las palabras y acciones de Trump les darán combustible para más de un centenar.

  49. arcu dijo:

    D. Madridleo, a este ritmo, El País va a superar el nº de portadas dedicadas a Camps, que rima bastante por cierto con Trump.

  50. Madrileo dijo:

    ¿Se acuerdan los pocos viejos del lugar del temor que causaba Reagan antes de comenzar su mandato? Un “ultra” en la Casablanca. Dominaba la sensación general de que las posibilidades de un enfrentamiento devastador con la URSS crecían. Vaya un recuerdo nostálgico, como comparación de estilos. Editorial de El País, tras su toma de posesión, 21 de enero de 1981.

    http://elpais.com/diario/1981/01/21/opinion/348879607_850215.html

  51. Andoni dijo:

    D. Fernando Peregrin.
    Usted miente. No ha demostrado ni una sola vez que conoce mejor que yo la religión católica. No le digo que no sea así, que puede ser; pero usted no ha demostrado que así sea. Así que con el debido permiso y formas que se le deben a un ser superior como usted: es usted un mentiroso.
    Ah, y para perdonavidas un servidor. Cada vez que usted escriba, y a mi me salga de los cojones, recibirá una puya mía. No lo hago por inquina, odio, o nada personal; sino que a los bocazas hay que ponerles la zanahoria delante, cual mierda pinchada en un palo, para que muestren lo que son.
    Recuerdos desde China, admirado, y sin embargo enemigo, ” Rollitos de primavera, verano, otoño, invierno”.

    Pdt. No viene a cuento, pero no me he podido resistir.

  52. Andoni dijo:

    Ah, una cosa más. A mi no me envie mas enlaces en inglés, ya que mis conocimientos de dicha lengua son los mismos que los suyos en modestia.

  53. Pussy Cat dijo:

    Buenos días
    Fundación para la Libertad
    NOTICIAS
    OPINIÓN

  54. Pussy Cat dijo:

    La columna de hoy de Santi González del Mundo, en la nueva entrada.

  55. Pussy Cat dijo:

    El Roto

  56. Pussy Cat dijo:

    Tribuna de Jorge Dezcallar
    ¿Cómo gobernará Trump?

  57. Pussy Cat dijo:

    Manuel Jabois
    La llegada

  58. Pussy Cat dijo:

    Federico J. Losantos
    Pachi Lopezcaba

  59. Pussy Cat dijo:

    Ricardo:

  60. Buenos días a todos, tal día cono hoy ETA no asesinó. lo hizo en 858 ocasiones durante más de cincuenta años.

  61. Pussy Cat dijo:

    EL CORREO 18/01/17
    JOSEBA ARREGI

    La decisión del Constitucional alemán
    · Llama la atención que la petición para que los tribunales decidieran sobre la permanencia de Baviera en Alemania partiera de una persona individual y no de un partido

    Es fácil entender que los medios españoles hayan dedicado suficiente atención a la decisión del Constitucional alemán sobre la petición de abrir la puerta a un referéndum en Baviera para decidir sobre la permanencia de este estado en la Federación alemana. Los paralelismos con la voluntad de los nacionalistas catalanes de llevar a cabo un referéndum sobre la permanencia de Cataluña en España, o la voluntad de los nacionalistas vascos de proceder a un referéndum vinculante, caso de haber un acuerdo suficiente en el Parlamento sobre la misma cuestión, son evidentes.

    Pero también debieran serlo las diferencias. La primera radica en que el partido al que pertenece el demandante ante el Constitucional alemán recurre precisamente al tribunal que tanto nacionalistas catalanes como vascos consideran enemigo de sus apetencias. El recurrente no ha sido el partido nacionalista bávaro, sino una persona individual, un ciudadano perteneciente a ese partido: el recurso al TC alemán está abierto a los ciudadanos no solo cuando buscan el amparo de sus derechos individuales, sino cuando consideran que alguna ley aprobada por el Parlamento está en desacuerdo con los principios de la Constitución. Así sucedió con los ciudadanos Gerhard Baum y Burkhard Hirsch, antiguos ministros federales de Interior ambos y miembros del partido liberal FDP, que recurrieron como anticonstitucional la ley aprobada por el Parlamento federal permitiendo al ejército alemán actuar en el interior del país en casos excepcionales, recibiendo el respaldo del alto tribunal, o como en este caso cuando alguien cree que con la reunificación de Alemania ha decaído la Ley Fundamental de 1949 y por lo tanto Baviera puede tener derecho a plantear su salida del Estado al que daba lugar dicha Ley Fundamental.

    El Tribunal Constitucional, formado por tres jueces del mismo pertenecientes al segundo senado o sala del mismo, no es que haya rechazado la pretensión del demandante, es decir la posibilidad del referéndum para aprobar la salida, sino que no la ha admitido siquiera a trámite. Algún comentarista subraya que para ello los jueces no han necesitado argumentar de forma extensa, sino que lo han hecho de forma breve. El argumento fundamental se basa en que los estados que conforman la Federación alemana no son señores, no son dueños de la Constitución, en el sentido en que sí son los estados europeos dueños de los tratados que constituyen la Unión Europea. Dueño de la Constitución es el pueblo alemán, los alemanes en los distintos estados, como dice el preámbulo de esa Constitución, añadiendo que por medio de su aprobación el pueblo alemán en los distintos estados se ha autodeterminado perfeccionando su libertad y su unidad.

    Llama la atención la normalidad con que es posible en Alemania indicar y comentar quiénes son los jueces constitucionales que han tomado la decisión y, dado el caso, su adscripción política: la segunda cámara del segundo senado o sala estuvo compuesta por una ex jueza-presidente en el Supremo, una experta en derecho internacional y un profesor de derecho constitucional en la universidad de Munich, y, añade el comentarista de un medio de comunicación (FAZ), miembro de la CSU, el partido socialcristiano bávaro, hermanado con los democristianos del resto de Alemania. Esta constatación no mueve al comentarista a añadir ninguna valoración, ni positiva ni negativa, ni a derivar de ella valoraciones de influencia en la decisión del tribunal. Aparece con toda normalidad y sin los escándalos que algo parecido provoca en el periodismo español.

    Estos días se ha conocido la muerte del expresidente de Alemania, Roman Herzog, constitucionalista él, miembro de la CDU, exministro por ese partido del gobierno del Estado de Baden-Württenberg (Stuttgart), y presidente del Tribunal Constitucional alemán antes de ser elegido, a propuesta de la CDU, presidente del país, uno de los mejor valorados y más queridos. Parece que el problema de la independencia de las altas magistraturas del Estado en Alemania depende más de la cultura de independencia de los órganos constitucionales vitales para la democracia que de la forma de elección o del apartidismo de los electos para esas magistraturas. En España todo se quiere remediar con recetas legales, y no con el lento, pero mucho más necesario cambio cultural.

    En el discurso de celebración del 65 aniversario de la Constitución bávara, pronunciado por el miembro de la CSU que ha tomado parte en la decisión constitucional que se comenta, el profesor citado habló de la «tranquilidad» con la que se asumía el hecho de que los estados no fueran «señores» o dueños de la Constitución, por lo que no se podían separar de la federación. Esta tranquilidad, el dar por evidente el hecho de que los estados no están legitimados por la Constitución para plantear separación alguna y que por lo tanto no ha lugar a refrendo alguno lleva al comentarista aludido a afirmar que ello supone una ‘metafísica’ constitucional que funciona mientras la propuesta venga de un partido residual en el panorama alemán, e incluso bávaro.

    Ambas referencias, el término de metafísica aplicado a la comprensión de la Constitución y la realidad del carácter residual del partido al que pertenece el demandante indican que, por un lado, la evidencia de la imposibilidad de la separación según la Constitución alemana es algo metafísico, algo que se escapa del ámbito meramente jurídico o de derecho. Y que las cosas podrían cambiar si, por otro lado, la circunstancia de la residualidad cambiara también. Es decir: lo que es resultado de una historia contingente no puede ser elevado, aunque se valore muy positivamente la materialización de un Estado y que éste llegue a ser Estado de derecho y no se pueda jugar a la ligera con ello, a facticidad insuperable, a dogma insalvable en cualquier circunstancia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s