Hoy, Caen

Caen

Hoy toca Caen, capital de la gloria y en otro orden de valores, de las tripes a la mode de…

Acerca de Santiago González

Periodista. Columnista de El Mundo. Ha publicado "Un mosaico vasco" (2001), "Palabra de vasco. La parla imprecisa del soberanismo" (2004), "Lágrimas socialdemócratas. El desparrame sentimental del zapaterismo" (2011) y "Artículos 1993 - 2008" (2012). Premio de Periodismo El Correo 2003.
Esta entrada fue publicada en .. Guarda el enlace permanente.

55 respuestas a Hoy, Caen

  1. Buenos días.

    No he probado los callos a la moda de Caen, seguro que tienen que estar ricos.

    Los que hago, o me hacen, son o con garbanzos a la andaluza, pelín distintos que a la madrileña, o en menudo, ambos están extraordinarios.

  2. Protactínio dijo:

    Patrón: si no lo conoce, la visita al Museo de la Paz merece mucho la pena. Y felices callos…

  3. luigi dijo:

    SG en Normandía: Día D, Hora H

  4. viejecita dijo:

    ¡ Que envidia Don Santiago !
    Cuando éramos jóvenes, mi germanófilo y yo dejábamos a los niños con mi abuela, en San Sebastián, y nos recorríamos Francia por la costa, desde Las Landas hasta el Paso de Calais, haciendo incursiones hacia el interior, y nos volvíamos por los chasteaux de la Loire, que era más rápido. Cada año nos concentrábamos sobre todo en una zona, y volvíamos visitando un chateau, para no repetir todos los años el mismo viaje.
    Ya, mi abuela no está, y su casa la tuvimos que vender, y no tenemos una base en San sebastián, y, lo peor, estamos viejos para viajes.
    Pero me encantaría volver a visitar Nantes, y Caen, y Saint Malo, y Deauville, y sobre todo, Perros Guirec, ( donde estuvimos tentados de emigrar ), y ver si han envejecido bien, en estos años.
    Aunque me temo que no demasiado, porque desde Giscard que instauró el impuesto especial contra ” Les Grandes Fortunes”, que contra lo que de verdad se cebaba, era con las casas antiguas con jardín y ermita incluida, que no daban dinero sino que lo costaban para mantenerlas, y que los dueños tuvieron que darlas al Estado por no poder pagar esos impuestos. Esas casas, (los franceses las llaman châteaux) y esas ermitas, y esos parques, se habrán convertido en acosaditos, como aquí, y ya, esas ciudades y esas aldeas estarán irreconocibles.

    ¡ Ya podíamos todos aprender de los ingleses, que las familias siguen viviendo y sacando partido de sus “Family Piles”, y que sólo tienen que tener sus casas abiertas al público que paga entrada al National Trust , y ni siquiera obligan a enseñarlo todo, con lo que la familia sigue manteniendo su intimidad, y esas casas y esos jardines siguen existiendo.

    ¡ Buen viaje !

  5. carlos dijo:

    hoy los callos caen.

    ¿ande está la neverra?

  6. luigi dijo:

    SG en vacances: Le Guide Michelin.

  7. Agitprop dijo:

    Me encantan las ciudades y pueblos de Francia, sus vinos, su cocina y su silencio nocturno. Buenas vacaciones y siga usted poniendo fotos bonitas, Patrón.

  8. Goethe dijo:

    Cambiando de tema y en relación a la entrada de Pussy Cat de hoy a las 9:08..
    En la cadena de televisión alemana-austríaca 3sat, una de las mejores cadenas de televisión, considerada “progresista” y de gran calidad cultural , sin programas basura y con excelentes películas, transmiten hoy a las 18:29 un programa de media hora titulado: “San Sebastian-Cocinar para la resistencia”.
    En la explicación del contenido del programa en el teletexto televisivo se dice lo siguiente:
    “La cocina de Donosti-San Sebastián, capital cultural europea 2016, es considerada como una de las mejores del mundo. Históricamente haber llegado a esto no tiene que ver solamente con la cocina. Es la historia de la lucha política y cultural de los hombres de esa región por su autoafirmación……..”
    Menos mal que no pone independencia.
    Así, desgraciadamente se sigue viendo el País Vasco desde lejos. Y seguro que el realizador es joven, progre, de izquierdas etc etc.
    Que Dios nos ampare

  9. madrileo dijo:

    ¿Caen o cae? ¿Caerá esa breva?
    ¿O solo es que está usted de vacaciones en Normandia? En tal caso, pásenselo muy bien, usted y los suyos.
    (Como verá sus lectores nos despertamos siempre con esperanzas y no dejamos de buscar rayos de luz)

    Traigo aquí parte de un comentario de don Jachuspa,11 de septiembre de 2013:
    “…su probable caída me recuerda, por lo ridícula, la de Cea Bermúdez. Había cerrado éste “El siglo” cuando Espronceda, Ventura de la Vega y otro amigo, redactores del periódico clausurado, se enteraron del cese y se presentaron en un baile de máscaras disfrazados de fichas de dominó negro con una letra cosida al mismo: A, C y E. con el objeto de realizar, frente a los invitados, diferentes combinaciones para que aquellos pudieran leer: “Cea, cae.”

  10. benjamingrullo dijo:

    Chubasquero land.

  11. mirlopica dijo:

    Inolvidable ‘Un singe en hiver’ de Antoine Blondin, en una ciudad inventada, Tigreville se supone que próxima a Deauville, camino de Caen. En la verruga de la nariz de ese perfil de boca sumida. La Normandie, hermana gemela de nuestra Galicia.

    La película, Jean Gabin y Belmondo no llegó a la altura del libro premiado, donde no falta la referencia gasttronómica.

  12. mirlopica dijo:

    Ah, vuelvan a la entrada anterior, que doña Pussy comme-il-faut, nos deja perlas de gran calidad.

    Es domingo, día de respingo. Pásenlo bien, es una orden.

  13. viejecita dijo:

    Por cierto , y según la Wikipedia,
    La divisa de Caen , que no sobrevivió a la Revolución Francesa era
    “Un Dieu, une Foy, un Roy, une Loy ”
    Creo que se les consideraba “federalistas ” o sea, que no querían ser menos que los demás.
    Ya me gustaría a mí que los de las “Nacionalidades y Autonomías ” quisieran exactamente eso, no ser menos que los otros españoles, en vez de querer ser más, o de separarse.
    Claro que el que sabe de eso es Don Lindo , no yo.

  14. kepaminondas dijo:

    Buenos días
    Las excursiones turísticas por Francia como las que describe Doña Viejecita son estupendas. Bretaña, Normandía, Provenza, el Perigord… en fin, para mi gusto el Perigord en septiembre
    El problema es que suelen tener consecuencias traidoras que se manifiestan envolviendo el abdomen a modo de protuberante faja interior, pero con todo y con eso es un de viaje que yo recomendaría siempre a un amigo para después enverdecer de envidia cuando me entero que lo está haciendo.
    Enverdecer de envidia, repito, Patrón

  15. euskalmeteco dijo:

    He leído un artículo de Ruiz Soroa en El Correo que recomiendo, si alguien puede copiarlo para el blog creo que les interesará.
    La foto me gustara por el encuadre y la espiritualidad que comunica la torre de la catedral.

  16. viejecita dijo:

    Don Kepaminondas Desde luego, esos viajes, si se hacen cuando uno tiene ya algo de dinero, son engordantísimos. Nosotros éramos jóvenes, y vivíamos de un sueldo de médico adjunto de hospital público.
    Así que, teníamos que elegir : o comíamos, o dormíamos. Porque en Francia, al menos en aquella época, los “hoteles y albergues baratos” estaban sucios, malolientes, llenos de mosquitos, con toallas de esas estampadas para que no se les notara el viso, y eso incluso en sitios recomendados por la Guía Michelín. Así que , al principio, empezábamos comiendo foie del Périgord, y coq au vin, y bebiendo Montrachet ( a nosotros nos gusta más el Borgoña que el Burdeos ), y, teniendo que dormir en la posada del peine, o sea, sin poder dormir, pero cuando decidíamos que estábamos faltos de sueño, acabábamos en hoteles decentes, y comiendo en sitios de carretera, una ensalada y una tortilla francesa… Y para el final del viaje, solíamos estar más delgados, y llegábamos a casa de mi abuela con hambre atrasada.

  17. La clase de esgrima [Estonia/Finlandia, 2015], de Klaus Härö

    Mi opinión:

    Quisiera empezar por aquello que en esta película, siendo importante, consustancial, es simplemente un útil: técnicamente es un film bien dirigido, sencillo y austero; correctamente ambientado y estupendamente fotografiado; con un guión escueto e impecable, intimista y distanciado de todo paroxismo; y con una interpretación coral sobresaliente que no empaña la espiritualidad que destila el personaje principal.

    La banda sonora acompaña a la perfección a una historia real que deja de lado el análisis político para adentrarse en la antropología y en la caracteriología de los distintos perfiles que conviven en una sociedad sometida al totalitarismo de los tiempos de Stalin.

    Lo importante es la asombrosa habilidad que tiene, desde siempre, el cine de la Europa del Norte a la hora de plasmar la conciencia y la reflexión en un marco costumbrista. De cómo dibujar a la perfección distintas relaciones humanas mediatizas por convivencias grupales antitéticas.

    Toda una lección de sensibilidad, de convicción, frente al temeroso gregarismo de una sociedad sojuzgada [7 sobre 10]

    EQM

  18. Pussy Cat dijo:

    Euskalmeteco,1:22, tiene a su disposición el estupendo artículo de Ruiz Soroa al final de los comentarios de la entrada penúltima….

  19. arcu dijo:

    Para los que no tenemos vacaciones oficiales y sólo hacemos alguna escapada doméstica, les recomiendo esta serie:

    BOSS

    Verán a un ‘Frazier’ irreconocible pero magnífico. Está en Movistar+

  20. mirlopica dijo:

    Me da el pálpito, doña <bVie, que convive usted –¿morganáticamente? ji, ji– con un físico algo mayor. ¿Hasta en eso vamos a coincidir? No, no lo tome por matrimonio zeról-ico, que no lo es. Somos, mi chica y yo, heterosexuales. Al menos hasta ahora. No sabemos si un futuro Frente popular nos obligará por ley a ser homo.

  21. Pussy Cat dijo:

    Con un pie en la calle para el vermú, veo que están hablando de la zona norte de Francia, que el patrón está visitando ahora (creo). Servidora con su servidor, también hizo un viaje por allí, un poco más al suroeste, concretamente a Rennes y entorno. Precioso paisaje diferente, interesante con lugares como Saint Malo, Lannion, Brest… y un enclave impresionante: Carnac con una cantidad asombrosa de miles de dólmenes alineados, muchos de un tamaño gigantesco. Una zona mágica (y miren que no soy proclive), pero que te deja epoustuflada… merece la pena acercarse.En cuanto a la comida, psché… para tomar un vino decente hay que aflojar demasiada pasta, acostumbrados como estamos en España a beber buenos caldos a precios muy asequibles.Para comer las raclettes o los mejillones, plato típico del pais, bueno y los muy franceses crepes, de mil clases diferentes…
    Hasta luego, amiguitos…

  22. Arquímedes dijo:

    Buenas tardes.
    Enhorabuena Patrón. Es una región de Francia con muchas particularidades y llena, los fines de semana, de parisinos que están a dos horas de Normandía.
    He entrado hoy en la travesía porque quiero rendir un homenaje a un íntimo amigo que se me acaba de ir y que está enterrado en Houlgate, a unos pocos kilómetros de Caen. Hace sólo dos meses me despedía de mi gran amigo y hoy me vuelven los recuerdos.
    Perdón por el desahogo.

  23. Gorpua dijo:

    Los vascos de turistas somos muy predecibles. Siempre viajamos a sitios de fuste, donde impera la ley y el orden. Por supuesto, el súmmum de tales lugares es Norma Handia.

  24. loco dijo:

    En Caen don Santiago podra decir “Jaime, me llamo J’aime”.

  25. arcu dijo:

    Tengo envidia de sus viajes, Dña. Vie. Yo, lo más lejos que llegué hacia el norte de Francia en coche fue a LA BAULE, después de Nantes, que me encantó, con una playa laaaarga y hermosa, y hoteles, restaurantes y mercados muy clásicos. Tengo grabada in mente la foto unas bellas amazonas con sus corceles trotando por la playa (era otoño y hacía casi frío).

    Patrón, hártense, porfa, usted y sus acompañantes de moules marinière todo lo que pueda, que son inmejorables por esos lares.

  26. Andoni dijo:

    Cómo se dice comer alubias en Normando?: Potxas Caen.

  27. Talaveres dijo:

    No se pierda Honfleur

  28. Mujerárbol dijo:

    Bueno, pues hablando de vacaciones: he tenido unos días de asueto en cierta villa del norte de Palencia donde he disfrutado de un fresquito maravilloso (tengan vds. en cuenta que la abadesa vive a una media de 35º todo el verano y parte del otoño, así que salir al atardecer con chaquetita es una cosa que se agrdece muito). He probado el buen vino y eso (olvidado en mi cotidianidad) de comer y cenar dos platos y postre, cosa muy peligrosa para el abdomen; heme alojado en un monasterio casi monástico😉 con habitaciones pequeñiiitas (que a la abadesa no le importan, porque su cabeza nunca topará con los pares del techo, si acaso con los Pares de la Patria) y mientras hacía amigos y comentaba las cosas de la vida, practicaba la “http://www.santamarialareal.org/proyectos/cursos-e-itinerarios-culturales”>caligrafía medieval con divertimento y colorines. Me he reído, he aprendido cositas, he visto un paisaje encantador, he tenido que ponerme chaquetita y he conocido un poco más del riquisimo patrimonio patrio, valga la redundancia.
    Cosas todas que recomiendo a los remeros que quieran desenchufar.

  29. Mujerárbol dijo:

    Hala, a la porra el enlace.
    Se me olvidaba, que no pude entrar en el blogo antes: ¡Felicidades Patrón, que cumpla muchos más!

  30. Leonardi dijo:

    ¡Qué vulgaridad, moules mariniéres, por Dios! Si la vuelta va a ser en dirección Rennes le aconsejo un rodeo hacia el puerto de La Houle, en Cancale, para tomar las mejores ostras que pueda encontrar en Europa acompañadas de un blanco seco de Pouilly-sur-loire y, de paso, disfrutar a lo lejos en un día claro de las vistas sobre el Mont Saint-Michel sin pegarse con los tropecientosmil turistas habituales.

    Sin salir de la región y además de la obvia Saint-Malo le recomiendo dos pueblos espectaculares: Dinan, a orillas del Rance, y el maravilloso Dinard, con sus elegantes mansiones de norteamericanos y un mercado que haría palidecer a cualquier cosa que encuentre en Bilbao.

    Si, por el contrario, sigue su viaje hacia el este, le sugiero como don Talaveres Honfleur y, más al norte, Dieppe.

  31. Alejandro Sanz en El ;Mundo:
    «En Madura el coco, uno de los temas de Sirope, dices: «En el Caribe hay miedo y nieve». Imagino que hablas de Venezuela…
    Sí, hablo de Venezuela. Cuando oigo decir que es el paraíso de la democracia y la libertad me pongo enfermo. No tienen libertad para comprar nada, ni cuatro rollos de papel higiénico. Sus políticas son destructivas. Hay casi más muertes al año que en Siria. Estoy convencido de que Pablo Iglesias no conoce Venezuela. Nadie puede querer esas políticas económicas y sociales.»

  32. Como acto preparatorio de la próxima Diada, campaña de ANC catalanista en agradecimiento a las últimas transferencias económicas del Mariano, que acaba de asumir, con nuestros impuestos, 1.600 millones de euros de deuda de los independentistas anticonstitucionales:

    EQM

  33. mirlopica dijo:

    Albricias, don Andoni ha hecho siete y media. ¿O era trío de sietes?

    Lo cierto es que se lo ha puesto difícil a don Luigi.

  34. arcu dijo:

    D. Leonardi, 7:01, lo reconozco, soy de gustos simples. Además, odio las ostras. Saben a rayos.

  35. manticora dijo:

    Estoy con D.Leonardi: Dinan y Dinard son dos pueblos preciosos y mucho menos masificados que los clásicos Deauville, Cabourg y demás. Honfleur está muy “turistizado”, pero es un sitio que hay que ver si es posible. Tengo el recuerdo de una de las cenas más agradables de mi vida, allí con mi marido, hace ya ¡ay! unos cuantos años.
    Viajar en coche por Francia es un vicio. Eso que cuenta Doña Viejecita de subir por un lado y bajar por el centro lo hemos hecho nosotros también varias veces, por la parte del Atlántico y por la del Mediterráneo, siempre en otoño, y todos los viajes resultaron estupendos. La zona del Pèrigord, el valle del Lot y la Dordogne son para no perdérselos y hay una cantidad de pueblos bonitos que no sabe uno donde poner los ojos.

  36. Leonardi dijo:

    Don Arcu, a mí me encantan los mejillones (gallegos), pero esas ostras de Cancale son otra cosa. Si no le gustan, no digo nada, pero es uno de los manjares más exquisitos que yo he probado.

  37. luigi dijo:

    Viajeros

    En ningún sitio se está como en el país de otro.

  38. Yo he probado unas ostras pequeñas en Seattle mejores que cualquiera de las europeas.

  39. arcu dijo:

    Tampoco coincidimos con los mejllones, D. Leonardi., y lo siento por nuestro producto del nordeste, pero unos buenos mm en la France, son para llorar, por el sabor, y por lo tiernos. Si en Galicia recogieran los mejillones cuando están a la mitad de tamaño (pudiendo hacer incluso entonces doble cosecha) serían mucho mas apetecibles. Casi todos los bichos que comemos, si son jóvenes, son, por lo general, mas tiernos y sabrosos que los adultos. O esa es mi experiencia. En las ostras no tengo ni idea.

    D. Ciudadanomedio, en Seattle, también cogen percebes, son más grandes, con un aro rojo en el cuello, pero no se los comen: los exportan. Ahí nada que ver con los gallegos: éstos ganan por goleada.

  40. D. Arcu, los percebes gallegos y del norte de Portugal los he probado, y estoy de acuerdo con Vd. son excelentes.

  41. D. Arcu,
    Coincido con ud en que me encantan los mejillones, en multitud de preparaciones y aborrezco las ostras.

  42. arcu dijo:

    Pues que quede constancia de que sobre gustos no hay nada escrito. Y saludos.

  43. Buenos días a todos, aniversario de Félix Galíndez y Juan Rodríguez.
    In memoriam

  44. El Capitán dijo:

    25 de julio, Santiago. No digo más. Bueno sí, felicidades Patrón.

  45. Pussy Cat dijo:

    Fundación para la Libertad
    NOTICIS
    OPINIÓN

  46. Pussy Cat dijo:

    Santiago González
    El parvulario

  47. Pussy Cat dijo:

    Xavier Vidal-Folch
    ‘Je récuse’

  48. Pussy Cat dijo:

    Manuel Molares do Val
    Contitucionalistas traidores

  49. arcu dijo:

    Happy Santo, D. Santiago.

  50. Pussy Cat dijo:

    Manuel Montero: «Nadie quiere acordarse de la victoria contra ETA, ¿Por qué? Que me lo explique alguien»

    El Correo

    El que fuera rector de la Universidad del País Vasco reflexiona desde Granada sobre el fin del terrorismo y la situación de Euskadi.

    El profesor Manuel Montero, en el Parque de las Ciencias de Granada.
    GRANADA. El profesor Manuel Montero (Bilbao, 1955) cree que el País Vasco ha despertado de la pesadilla del terrorismo de ETA con una amnesia galopante. Él fue uno de los que vivió para contarlo y asume el fenómeno de la desmemoria con resignación y decepción. Criado en la bella localidad de Ea, en la costa vizcaína, un mal día ETA se fijó en él y lo convirtió en una diana humana. Tuvo que acostumbrarse a llevar escolta. La presión acabó por hacer mella en él, y junto a su mujer y sus dos hijas, se trasladó a México. Allí ya pudo prescindir de los guardaespaldas y volvió a ser un hombre con una única sombra. Luego, la familia recaló en Granada, donde él retomó su profesión de docente universitario.

    – ¿Ha vuelto recientemente a su pueblo, a Ea?

    – Sí, llevaba un tiempo sin ir. Sigue siendo el mismo pueblo pequeño que era. Hicimos una comida por el día del Carmen y estuve con los amigos… Ea es un pueblo interesante. – Supongo que entre sus amigos, e incluso entre sus familiares, habrá habido personas próximas al mundo de ETA…

    – Claro.

    – ¿Y cómo lo llevaba, cómo era el trato con ellos?

    – Bueno… Visto desde fuera, se llevaba con bastante normalidad. En el País Vasco ha habido que coexistir con gente de todo tipo. No se vivía en guetos aislados. Pero es verdad que cuando llegaron los años de plomo se fueron creando fronteras cada vez mayores…

    – ¿Fronteras o trincheras?

    – Las dos cosas. No son incompatibles. No sé… O bien dejabas de verte con determinada gente o, si no te quedaba más remedio, hablabas de otra cosa. Por eso creo que se habla tanto de fútbol en el País Vasco, ja, ja, ja.

    – Es una buena teoría.

    – Es lo que pienso… Ahora que ya ha pasado todo, me llama la atención encontrarme con gente y tener la sensación de que no ha pasado nada, como si esos años no hubieran existido.

    – Quizá era una forma de ahuyentar eso que los expertos en salud mental llaman estrés postraumático…

    – Una vez escribí que para entender lo que pasaba en el País Vasco hacía falta un equipo de psiquiatras.

    – ¿Era lo más seguro mirar para otro lado?

    – Sí, hubo gente que miró para otro lado… Y yo me pregunto: ¿Se habrán arrepentido de mirar para otro lado o consideran que es lo mejor que podían hacer? Hasta el momento no he visto ningún arrepentimiento por apoyar a ETA, ni por apoyar a los que apoyaban a ETA, ni por mirar para otro lado. O sea, que no creo que se pueda hablar de estrés postraumático, aunque me gusta el término.

    – Alguien dijo en una ocasión que era imposible encontrar una solución al conflicto vasco por la sencilla razón de que no había ningún conflicto.

    – El problema era, efectivamente, que no había problema y entonces ¿cómo lo resuelves? En el País Vasco no había una lucha entre dos comunidades. No fue una guerra, fue terrorismo. Lo que había era una ficción creada por el terror. Y eso se arregló, fundamentalmente, por la actuación policial. Las movilizaciones populares, etc, ayudaron, pero lo que terminó con el terrorismo fue ron las actuaciones de las fuerzas de seguridad.

    – Cada vez hay más personas que sostienen que existe el riesgo de que dentro de unos pocos años nadie se acuerde de qué fue ETA ni del dolor que causó, ¿existe alguna vacuna para evitar el olvido? – No es que se vaya a olvidar, es que se está olvidando ya. Un chaval de 18 años ya tiene unas referencias muy vagas de lo que fue ETA.

    – ¡Pero si ocurrió ayer!

    – Para nosotros sí, pero para esta gente, no. Nos guste o no, la sociedad quiere olvidar. Estamos consumiendo cientos y cientos de horas hablando de la memoria histórica, de las cosas que sucedieron hace ochenta años, pero parece que no queremos acordarnos de lo que ocurrió hace cinco. La sociedad ha preferido refugiarse en los antagonismos de hace ochenta años antes que recordar la lucha contra el terror… Pues del olvido no se derivará nada bueno. Pero es lo que está sucediendo. Y está pasando en el País Vasco y en el resto de España. Deberíamos estar orgullosos de haber acabado con el terrorismo, pero parece que no… Nadie quiere acordarse de la victoria contra ETA. ¿Por qué? Que me lo explique alguien.

    – ¿No teme que le consideren un aguafiestas por seguir mirando hacia atrás?

    – Desde hace tres o cuatro años, el País Vasco se ha convertido en un parque temático de la felicidad. No sólo no existe ETA, sino que se hace como si no hubiera existido nunca. Por ejemplo, ya no hay pintadas. En cualquier calle de Granada hay más pintadas que en todo el País Vasco, quitando tres o cuatro pueblos. ¿Aguafiestas yo? No creo. Las cosas son como son. Las posibilidades políticas de la amnesia son mucho mayores que las de la memoria. No creo que piensen que soy un aguafiestas porque nadie se acordará. Además, la fiesta va a seguir.

    – ¿Por qué se hizo historiador?

    – La verdad es que no lo sé. Eso pasó en los años setenta, ja, ja, ja. Yo quería estudiar Clásicas, pero no había y me decidí por Historia. No fue una pasión vocacional. «No sé por qué?

    – ¿Y alguna vez imaginó que ese oficio tan aparentemente sosegado podía llegar ser una profesión de riesgo?

    – Nunca. Eso era inimaginable para todo el mundo. Pero no sólo el historiador, en el País Vasco, ser panadero u obrero podía convertirse en una profesión de riesgo. En realidad, todas las profesiones menos una se convirtieron en profesiones de riesgo…

    – ¿Cuál fue la excepción?

    –…Luego, si quiere, volvemos sobre ese asunto.

    – ¿Por qué se fijaron en usted los terroristas de ETA?

    – Es una pregunta muy interesante para la que no tengo respuesta. No sé por qué se fijaron en mí. Es un error pensar que esta gente actuaba con algún tipo de lógica. Yo me siento incapaz de meterme en la cabeza de un terrorista. Es verdad que no soy nacionalista y tuve algunos cargos: fui decano de la Facultad de Comunicación y rector de la Universidad del País Vasco, y no era nacionalista…

    – ¿Qué sucedió para que decidiera dejar el País Vasco? ¿Hubo un detonante o fue un cúmulo de circunstancias?

    – Llevaba muchos años viviendo con escolta y eso es algo durísimo. Pierdes todo… Se te iba la vida. ¿A qué hora vas a salir? ¿A qué horas vas a volver? Siempre haciendo cálculos. Pierdes la privacidad… Así que dije: ‘Hasta aquí hemos llegado, ya nadie me puede pedir más’. Me fui por una especie de agotamiento anímico. Mi vida ha sido distinta debido al terrorismo y, probablemente, de forma irreversible. Pero también es verdad que la mente humana es algo prodigioso. Todo esto que le he contado lo recuerdo como se recuerda una película, como si le hubiera pasado a otro.

    – ¿Cómo se despidió de sus escoltas?

    – No fue una despedida definitiva, porque volví hace poco y los vi de nuevo.

    – ¿Cómo era su relación con ellos?

    – No hay un principio básico para explicar eso. Había gente que se convirtió en colega de sus escoltas, pero yo prefería no hacerlo. La relación es amistosa, pero no es bueno que sea demasiado amistosa. Como decía antes, a nadie le entrenan para tener escoltas, así que tampoco hay una fórmula para relacionarse con ellos.

    – ¿En qué momento se convenció de que ETA había dejado definitivamente de matar, porque, vistos los precedentes de treguas fallidas, imagino que acogería el anuncio con escepticismo?

    – Cuando ellos hicieron el comunicado en el que hablaban de un cese definitivo… Los expertos decían que sabían lo que iba a pasar. En este país todo el mundo lo sabía todo, pero después de que pasaba. Todos pensábamos que estaban a punto de tirar la toalla, pero nadie lo sabía seguro. Podrían haber seguido tres o cuatro años más. Yo incluso tengo dudas de que ellos mismos, los etarras, pensaran que iba a ser definitivo, pero afortunadamente la Policía actuó bien y se acabó. Ellos no lo dejaron por una evaluación política, sino porque fueron derrotados. Intentaron enmascararlo, pero la derrota es la derrota. «Escenario imprevisible»

    – Ahora, la izquierda abertzale ha sufrido también una derrota política, han sido fagocitados por Podemos, ¿le ha sorprendido?

    – Era un escenario imprevisible. No contábamos con que la gente les dejase de votar. Llegaron a ser una sociedad dentro de la sociedad y pensábamos que nunca sufrirían una sangría de votos. Pero están en caída libre y muy desconcertados. Ha sido una cosa de no creer. – ¿Por qué eligió Granada para vivir tras abandonar el País Vasco?

    – Porque era una ciudad universitaria y tenía amigos aquí, así que me pareció una elección razonable.

    – ¿Volverá al País Vasco?

    – Supongo.

    – ¿Para siempre?

    – Eso no lo sé.

    – ¿No siente nostalgia?

    – La nostalgia es un sentimiento curioso. En general, sentimos nostalgia de las cosas que no han sucedido.

    – Antes no contestó sobre qué profesión fue la única que no era de riesgo en los años de plomo en el País Vasco. ¿Quiere hacerlo ahora?

    – Los curas. Ser cura en el País Vasco en aquella época no era una profesión de riesgo.

  51. Pussy Cat dijo:

    VERANO DEVALUADO

    El Correo / JOSEBA ARREGI

    El verdadero derecho fundamental es el de la libertad de conciencia. Y es esa libertad y su correspondiente derecho el que ha negado ETA, y solo ETA, matando.

    Lo cierto es que ninguno de los dos trabajos que tenía preparados para enviarlos a este periódico terminaba de convencerme. En uno de ellos analizaba la tendencia actual de recurrir a la naturaleza, a lo natural, para argumentar a favor de las distintas formas de vivir la sexualidad contra lo que en círculos progresistas del siglo pasado era opinión común: la superación de lo natural como reino de la necesidad para abogar por la historia como reino de la libertad, es decir, la conformación de las formas de vida sexual a partir de las estructuras económico-sociales y la lucha por una sexualidad liberada de las alienaciones impuestas por esas estructuras sociales.
    Tampoco me convencía aprovechar el verano para comentar algunos párrafos de libros leídos hasta ahora, aunque tanto la lectura de Patrick Modiano, como la de Frank Witzel y su enorme novela sobre la invención de la RAF por un adolescente maníaco-depresivo en el año 1969, y sobre todo el estudio de Ernst H. Kantorowicz sobre los dos cuerpos del rey, sobre las teologías políticas de la Edad Media y su influencia en el nacimiento del concepto de Estado merecen variados comentarios.

    La lectura del periódico me anima a hablar de un verano devaluado, de las devaluaciones que estamos viviendo en este verano. El atentado de Niza, el intento de golpe de Estado en Turquía y la amenaza del Estado Islámico no permiten vivir el verano como un tiempo de tranquilidad, de descanso para recuperar fuerzas y volver a la actividad diaria con renovada ilusión. Si los expertos nos dicen que la razón del ‘Brexit’ hay que buscarla en la reacción de los perdedores de la globalización, en la dificultad de muchas personas de hacer frente a la complejidad creciente de las situaciones económico-sociales actuales, el propio ‘Brexit’ no hace sino añadir más complejidad a la situación actual: cualquier cosa que se plantee es al mismo tiempo resultado de una complejidad insoportable y causa de una complejidad mayor, aunque se venda como populismo o demagogia, como oferta de soluciones simples –la religión, la cultura, cada lengua, la identidad y las ideologías no son más que mecanismos de reducción de complejidad–. Resultado: verano devaluado, igual de difícil de soportar que el invierno.

    La devaluación que más me ha llamado la atención es algo que se ha podido leer en los medios de comunicación vascos: Cabacas y Zabaleta han sido incluidos en el listado de víctimas por el Gobierno vasco, víctimas como las del GAL y las de ETA. Quienes hemos defendido que todas las víctimas, las de ETA y las del GAL, y las de otras organizaciones como el Batallón Vasco Español son iguales en su condición de víctimas, pero diferentes teniendo en cuenta a los victimarios, que ETA ha matado en nombre de un proyecto político, mientras que las otras víctimas lo han sido a causa de la impotencia sentida en la lucha contra ETA, es difícil que comprendamos esta vuelta de tuerca del Gobierno vasco.

    También hemos leído estos días que la UPV/EHU va a crear una cátedra de derechos humanos, para lo cual ha firmado un convenio con la Secretaría de Paz y Convivencia del Gobierno vasco. Me imagino que alguien habrá explicado hasta ahora en la UPV derecho constitucional, algo imposible de llevar a cabo sin explicar los principios democráticos que garantizan los derechos y libertades fundamentales de los ciudadanos incluidos en la Constitución española, es decir, los derechos humanos.

    Si se trata de algo distinto, y así parece, entonces la razón habrá que buscarla en que para la susodicha Secretaría del Gobierno vasco los derechos humanos son el paraguas que permite quitar el aguijón del significado político a las víctimas de ETA. Todas las víctimas son víctimas de la violación de derechos humanos, y así las víctimas de ETA no se diferencian en nada de las víctimas de la violencia de género, que también son víctimas de la violación de derechos humanos, como lo son, según el Gobierno vasco, Cabacas y Zabaleta.

    Y todo ello porque se considera que el principal derecho humano es del derecho a la vida, y no el de la libertad de conciencia: negando la vida no es posible el ejercicio del resto de derechos y libertades fundamentales, pero el verdadero derecho fundamental es el de la libertad de conciencia, matriz del resto de libertades y derechos. Y es esa libertad de conciencia y su correspondiente derecho el que ha negado ETA, y solo ETA, matando. Un paso más en la devaluación de las víctimas de ETA, un paso innecesario, incomprensible y humillante.

    Y hay más devaluaciones en este verano, algunas muy importantes en el mundo educativo: la petición de anulación del examen de matemáticas en la selectividad por su dificultad –parece que los profesores de los institutos no pudieron preparar esta vez a los alumnos al examen porque desconocían cuáles iban a ser las pruebas, o al menos desconocían por dónde iban a ir las preguntas–, el porcentaje escaso de profesores que estando ya trabajando como interinos en el sistema educativo vasco y habiéndose presentado a las plazas sacadas a oposición por el Gobierno vasco, han aprobado la prueba. Repito: profesores ya en ejercicio que suspenden mayoritariamente las pruebas de oposición. Y alguno de ellos quejándose porque al parecer lo que se busca son sabiondos de la materia, se trataba de matemáticas y de lengua, y no de personas que supieran dar clases y enseñar, como si pudieran dar clases y enseñar con desconocimiento grave de la materia en cuestión.

    A esta enorme devaluación en el sistema educativo vasco se le añade la observación del CES de que el sistema vasco de tecnología –Tecnalia– no genera, ni de lejos, suficientes recursos propios, que el centro de decisión de Gamesa se ha ido a Múnich, el de ITP a Gran Bretaña, y la muestra que la reorganización de Mercedes ofrece de la importancia de que los centros de decisión estén fuera del país.

    Un oasis vasco devaluado este verano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s