José Ramón Recalde, un resistente

Publicado hoy, en El Mundo

Captura de pantalla 2016-07-18 a la(s) 10.13.38

Se llamaba José Ramón Recalde Díez y murió ayer en San Sebastián, cuando estaba a punto de cumplir 86 años. El 14 de septiembre de 2000 fue víctima de un atentado terrorista. Un pistolero etarra que le esperaba a la puerta de su casa de Igeldo, a la que llegaba en compañía de su mujer le disparó en la cara. Recalde empleó los cuatro años siguientes en ordenar su memoria y superar las secuelas del atentado, que le había dejado una cierta dificultad para vocalizar. El resultado fue un libro de memorias, ‘Fe de vida’, (Tusquets, 2004) que ganó aquel año el Premio Comillas. El autor cuenta así su recuerdo del atentado:

“Un agujero negro bordeado por un círculo de acero, el orificio de salida del cañón de una pistola, fue lo primero que vi al salir del coche. Luego sonó el disparo y sentí el impacto en la cabeza. Me volví y me dejé caer en el coche, sobre María Teresa. “¿Qué ha sido?” preguntó ella. “Un tiro”, contesté. “Pero ¿a quién han disparado?” “A mí”.

Luego cuenta cómo subieron las escaleras hasta la primera planta. Él se sentó en una silla en la cocina e indicó a su mujer el teléfono de Urgencias. María Teresa Castells, con la mano de su marido entre las suyas, le dijo para animarle y animarse a sí misma: “De un tiro en la boca no se muere nadie”.

Los Recalde fueron un matrimonio ejemplar de resistentes democráticos en San Sebastián, la ciudad natal de ambos. Primero contra el franquismo, después contra el terrorismo etarra. José Ramón fue uno de los fundadores del Felipe (Frente de Liberación Popular) más concretamente de su rama vasca ESBA, junto a otros jóvenes de clase media. Él lo contaba en el homenaje que se hizo al escritor Luciano Rincón, tras su fallecimiento: “en la organización, Luciano era el de Bilbao y yo el de San Sebastián, así estaba el asunto”. 

Fue detenido en varias ocasiones y condenado en un consejo de guerra a una pena que cumplió entre 1962 y 1963. Excelente conversador, contaba brillantemente anécdotas de su detención, desde el delincuente común que se le acercó con veneración al enterarse de que su mujer era María Teresa Castells Arteche, la hija del notario Castells Adriansens. “Joder, tío”, le dijo admirado. “¡qué braguetazo!”. Contaba también que en una de su detenciones y sometido a una tortura regular, recordó una frase de Sartre que decía: no hay cosa más insoportable para el torturado que la mirada digna y limpia del torturado; “y me puse a mirarle fijamente. Nunca debí hacerlo, porque se puso más iracundo de lo que ya estaba: “¡chulo!¿es que me quieres desafiar?” y me pegó con renovadas ganas. Entonces pensé que aquel buen hombre no habría leído a Sartre y volví a bajar la vista”.

 Lagun, la librería que fundó con su mujer e Ignacio Latierro, fue uno de los seis comercios que cerraron en el Casco Viejo de San Sebastián en septiembre del 75, en señal de protesta contra las últimas penas de muerte del franquismo. Unos años después, las vueltas que da la vida, Lagun estuvo entre los seis comercios, los mismos, que resistieron la coacción batasuna por la huelga general en protesta contra la muerte de un terrorista, a quien le había hecho explosión la bomba que manipulaba. La librería ha sufrido algún asalto, alguna rotura de cristales, un incendio y un par de rociones de pintura, sin que ello haya conseguido desanimar jamás a esta mujer admirable. 

En los años de la coalición PNV-PSE, Recalde fue consejero, primero de Educación, luego de Justicia durante dos legislaturas. En aquel mes de septiembre de 2000, mientras Recalde permanecía hospitalizado, recibió la visita del lehendalari. Andrés, su hijo mayor reprochó a Ibarretxe el estado de las cosas, a lo que el visitante replicó a los pies de la cama en la que yacía su padre: “Es que tú vives fuera, Andrés, pero yo te aseguro que en Euskadi se vive muy bien”. El atentado contra Recalde sigue sin esclarecer judicialmente 16 años después.

Acerca de Santiago González

Periodista. Columnista de El Mundo. Ha publicado "Un mosaico vasco" (2001), "Palabra de vasco. La parla imprecisa del soberanismo" (2004), "Lágrimas socialdemócratas. El desparrame sentimental del zapaterismo" (2011) y "Artículos 1993 - 2008" (2012). Premio de Periodismo El Correo 2003.
Esta entrada fue publicada en .. Guarda el enlace permanente.

35 respuestas a José Ramón Recalde, un resistente

  1. Guillermo dijo:

    Salir de una dictadura de 40 años para meterte en otra terrorista que te pega un tiro es la hostia. Para irse. Pero, desde luego, cuando el fue consejero, ni el PSE era el de ahora ni el PNV es el de ahora. Ambos son mucho peores hoy.

  2. er tío cascarrabias dijo:

    Lo bueno de los idiotas es que, al no discernir nuestra condición, vivimos mejor.

    Que la tierra le sea leve al luchador Recalde y mi solidaridad con los suyos.

  3. Buenos días, D.E.P. Un buen hombre, aunque en la consegería de Educación su labor no fue suficiente para integrar las ikastolas en la red pública. Incongruencias del PSE.

  4. Atalanta dijo:

    …luchador, intelectual ejemplar, militante socialista…para vergüenza de los pachis, madinas (su boca valió menos que la pierna de madina), benegas,idoias nosequemendia, etc., etc…

    mejor recordarlo como ejemplo humano, intelectual y político…cómo se va a esclarecer su atentado si los frús frús del enjuague vascoetarra eso lo considera peccata minuta…

    que la tierra le sea leve…y a nosotros nos demande su ejemplo.

    tantos y tantos como él, anónimos…perseguidos, vejados, enfermados…

  5. Atalanta dijo:

    …a propósito de honradez intelectual ¿cómo se puede escribir semejante inmundicia…?
    retorcer hasta la náusea la contradicción para darse, en un ejemplo de miseria intelectual, la razón…
    hutus y tutsis…entremedias, las radiosruandas y los agitadores del odio y las cuentas no saldadas..

    http://www.libertaddigital.com/opinion/luis-herrero/la-honra-y-el-vilipendio-79573/

  6. Juliocamba dijo:

    No hay que mezclar churras con merinas. Tampoco al hombre con el político. El hombre hace lo que sabe y lo que puede, el buen político a veces lo que sabe, otras lo que puede y, las más, las que le dejan o le imponen.

  7. Lindo Gatito dijo:

    No siento otra cosa que gratitud por esta entrada.
    José Ramón Recalde me dispensó el inmerecido honor de su amistad, así como también la admirable María Teresa.
    De la gisgantesca humanidad de Recalde tuve numerosas pruebas, así como de su sentido del humor, no menos elevado. En la presentación de un libro de Fernando Savater, Recalde, con su esforzada vocalización por el destrozo de su mandíbula, presentó al filósofo con un singular paralelismo con Giordano Bruno… no tanto por la horrenda persecución y tortura que había padecido el dominico (eso le había tocado a él, más bien) sino por un juego de palabras que hizo con su apellido y su traducción al inglés: Brown. Savater sería, según Recalde, un resistente infatigable contra la peor especie humana de los intolerantes y sectarios, los «hubertolanitas». Que un jurista de la categoría de José Ramón acuñase ese neologismo (que entenderán todos los —veteranos ya; mucho— lectores de la sin par Richmal Crompton) da la medida de su nivel de fina ironía, todo un tratado psicosociológico en una brevísima referencia de la literatura popular, tana amada por Fernando.
    Cuando tuvo lugar el atentado, un grupo de gente nos dirigimos en acto de protesta hacia la sede del PSE, partido que José Ramón elevaba con su militancia. La «procesión» de proetarras tenía ese día una de sus salidas (que siguen produciéndose), pero alteró su recorrido para pasar por delante, también, de la “Casa del Pueblo”, en claro apoyo al intento de asesinato. Nos indignó tanto que nos plantamos en media de la calle para impedir el paso a los miserables. Intervino la Ertzantza que, cumpliendo órdenes del consejero vasco de Interior, Javier Balza, cargó contra nosotros (avergonzados, doy fe), por la “razón” de que la manifestación batasuna tenía permisos (¿Los tenía para gritarnos «¡ETA, MÁTALOS!»?) y nosotros no, como intentó explicar al día siguiente en un artículo de “El País-País Vasco”, artículo que le fue contestado cumplidamente.
    Por último, quiero repetir algo que ya conté en su día (https://santiagonzalez.wordpress.com/2013/05/03/este-es-el-relato/) y que copio aquí, para los que no lo conozcan, la feliz hornada de nuevos “remeros”:
    ………………………..
    ¿Despertar conciencias? ¿En una sociedad cobarde, catatónica? En cierta ocasión María Teresa Castells, esposa de José Ramón Recalde y no viuda por el canto de un virus fue agredida en plena calle por un canalla hachebique que la cubrió de insultos, de amenazas, de gritos que simulaban la voz humana. Nadie se interpuso, nadie intervino, nadie defendió a esa frágil, menuda mujer, valiente pero impotente ante la virulencia de un energúmeno de mucha más envergadura. Ella, ante su soledad inerme y vulnerada, vio una pequeña salvación en un taxi que paró, para huir del escenario de la infamia. Ya en marcha, el taxista, en un amago de piadosa solidaridad, le preguntó a la humillada mujer que qué le pasaba a ese tipo. María Teresa, como pudo, trató de resumirle la indignación de la bípeda alimaña porque su marido no había tenido la deferencia de morirse cuando un representante del Pueblo quiso matarle, frustrando la justiciera “ekintza”, ese hábito asumido en el panorama social que muchos aplauden, ciertos alaban, miles ignoran y algunos hacen finta de interesarles, componiendo con habilidad histriónica e hipócrita el gesto grave de Canio, el jefe de los Pagliacci. Al taxista le pegó un bajonazo enterarse del meollo del asunto: «Ah, bueno, eso es una cosa política y yo en política no me meto». Y ni una palabra más en todo el recorrido, hasta que se satisfizo el importe que marcaba el taxímetro.
    No, hay conciencias que ya no van a despertar nunca. Aún hay mucho trabajo por hacer y se está haciendo para convertir en Brigadoon a un territorio de masa humana proclive al sueño, si no eterno, tendente a ello. Haría falta no un despertar, sino una resurrección de los muertos. Quizás las trompetas del Juicio Final proporcionen una oportunidad, eso si las Minteguis, los Garitanos y turiferarios no les organizan un escrache a los ángeles, por su españolismo.
    ………………………………….

    Hoy esta infecta sociedad, que tanto ha mirado para otro lado, se ha empobrecido un poco más. Ya no están Mario Onaindia, Antonio Beristain, Alfredo Tamayo, ahora José Ramón Recalde… Antes, nos arrebataron cobardemente a Gegorio Ordóñez, a José Luis López de la Calle, a Joseba Pagazaurtundúa, a Fernando Múgica, a Fernando Buesa… a tantos y tantos otros. Por el tamiz social del paisito van cayendo los granos de trigo y quedando la cizaña. Buen panorama. Nos quedan todavía algunas buenas piezas (Savater, Maite Pagaza, Conzuelo Ordóñez…) pero no estoy seguro de que la degradación, y no la evolución, no sea el signo de las cosas, una decadencia y putrefacción que no hay Gibbon capaz de relatarla.

    Mi más profundo afecto a la familia de LAGUN, a María Teresa, a Ignacio, a Rosa.

  8. luigi dijo:

    Recalde

    Qué mejor muestra
    de estar cerca de lo cierto,
    centro de la virtud,
    que te persigan con saña
    desde los dos extremos,
    los salvapatrias.

  9. Pussy Cat dijo:

    La librería Lagun sufrió un rosario interminable de atentados. Era el objetivo obsesivo del batasunerio local, algo tremendo. No pasó 24 horas seguidas en tener la correspondiente pintada, o bien una diana, o un españolazo o un colaboracionista o cualquier adjetivo semejante. Además, sufrió la colocación de varias bombas y cócteles molotov que milagrosamente no incendiaron todo el barrio, lo viejo de San Sebastián, yesca auténtica. También los bravos muchachos rociaron de pintura roja y amarilla gran parte de los libros expuestos y la última vez hubo una ola de solidaridad ciudadana que consistió en acercarse a la tienda y adquirir los libros manchados, al precio de nuevos, naturalmente. Se acabaron las existencias. Los atacantes no fueron detenidos, a pesar de que las huellas de sus botas pringadas de pintura llevaban desde la librería hasta la Herriko (borriko) taberna situada a escasos metros. La Ertzantza no las vio. Nosotros , los gatitos sí, hay que jorobarse. La persecución era implacable, una y otra vez la saña batasuna se cebaba en el local, local en el que disfrutábamos de magníficas tertulias, una isla de democracia, de libre pensamiento y resistencia. Maria Teresa Castells, Ignacio Latierro y Rosa, su mujer, siempre tenían la disposición de recibirnos con cariño, A veces estaba también el propio José Ramón otro amigo de inteligencia y bonhomía extraordinaria. Cuando sucedió el atentado a Recalde, que le dejó afectado gravísimamente de por vida, pues además del dolor permanente en la boca y la dificultad para comer, la dicción se le hacía muy penosa, precisamente a un hombre de oratoria fina e imprescindible. A raíz del atentado, la librería Lagun cerró, laminados por las circunstancias. Pero otra vez la solidaridad ciudadana apoyó a la emblemática librería y cientos de personas pusimos un dinero en forma de adelanto para futuras compras de libros, otros donaron efectivo y entre unos y otros se pudo trasladar el negocio a otra zona , en el centro de la ciudad, cerca de la biblioteca Koldo Michelena. Lugar en el que está ahora. en el que no se ha vuelto a producir atentado alguno.
    Otra anécdota entre miles, esta muy significativa fue, que a consecuencia del atentado, se originó una marcha hacia la sede del partido socialista, y que en la confluencia de las calles San Martín y Vergara, la manifestación se topó con otra de los proetarras, esa que cada viernes recorre la ciudad en apoyo a sus presos. Pues bien, ese día, variaron su recorrido para enfrentarse a nosotros. Y sí que nos encontraron, pero en forma de tapón, pues nuestra indignación nos hizo plantarnos para impedirles el paso. Y pásmense ustedes, la Ertzantza intentó disolvernos, arguyendo que no teníamos permiso mientras ellos sí lo tenían. Hubo golpes y hasta los propios hijos de Recalde, Savater y muchos otros fueron arrastrados por la policía, en vano intento de disolvernos. No nos movimos y pasaban las horas y desde la radio SER se hizo un llamamiento a los demócratas para que vinieran a socorrernos, pues aquello empezaba a ser peligroso. Vinieron gentes de todas partes y engrosaron el grupo de gentes que no nos movíamos.Dieron las doce, hora en el que les caducaba el permiso a los batasunos y fueron invitados a irse, cosa que sucedió. Hay que decir que la propia Ertzantza estaba bastante avergonzada de la insólita situación, la prueba es que si hubieran querido, hubiéramos acabado en el cercano río. La diferencia de fuerzas era enorme, imagínense…
    En fin, estas líneas para honrar la memoria de un gran hombre, íntegro siempre, en este país de chulos y de cobardes que nos ha tocado vivir.
    Descanse en paz nuestro querido José Ramón.

  10. don asperillo dijo:

    Desde luego, D. Santiago, hoy más que nunca es necesario volver a repoblar este país, que es el de todos, con personas de esta categoría porque lamentablemente, desde hace ya demasiado tiempo, abundan los “ibarretexes” y su receta del unguento “fiera bras” : “Es que tú vives fuera, Andrés, pero yo te aseguro que en Euskadi se vive muy bien”.

  11. Feroz dijo:

    La verdad es que Recalde tenía sentido del humor para contar esa anécdota, que no tiene nada de graciosa al relatar una infame tortura. Es lo malo de fiarse de los intelectuales, porque los ojos de batracio de Sartre nunca miraron los de un torturador de la Gestapo, así que la frasecita de marras es producto de su imaginación y mal podía servir de ejemplo para nadie.

  12. Benvolio dijo:

    Siempre estará en nuestra memoria: eso es la inmortalidad…

  13. Agitprop dijo:

    Últimamente pocas cosas me hacen llorar pero la lectura de este obituario y el recuerdo de la vida de este hombre – libre, honesto y valiente- acompañado de su mujer María Teresa sí me hacen saltar las lágrimas. Entre otras cosas porque veo el triste resultado q han tenido éste y otros ejemplos que ya se han ido o que todavía siguen con nosotros defendiendo el respeto a los otros y la libertad. DEP.

  14. Feroz dijo:

    perfil «votable» dicen.

    Este espécimen es una muestra de la degeneración del Partido Socialista, que tan dignamente representaban Recalde y otros como él.

  15. Bruno dijo:

    Hoy, repito, con asco, que no se olvide:
    “Es que tú vives fuera, Andrés, pero yo te aseguro que en Euskadi se vive muy bien”

    Y lo de Sartre también lo han aludido. Vivió muy bien y estrenó con la Gestapo. Lean a Alan Riding.
    Una cobardía paralela a la de los blanqueadores de los blanqueados.

    Y gracias a los que no cedieron y eso que vivían en Euskadi. No debe de ser fácil vivir rodeado de conejos y perseguido por hienas.

  16. comerciante de ultramarinos dijo:

    El señor Recalde tenía casi 6 años cuando comenzó la guerra civil. Mi sentido pésame para su familia.

    Le hubiera gustado leer el artículo de hoy de don Santiago en El Mundo (enlazado por doña Pussy cat) sobre el 80 aniversario de la guerra civil, que finaliza con esta palabras:“el antifranquismo sobrevenido se remonta 80 años atrás para ver si ahora puede ganar aquella guerra con efecto retroactivo”. .

    “Hoy hay bastantes más antifranquistas en España de los que hubo hasta noviembre del 75 y los dirigentes de la tercera fuerza política española sostienen que la Transición fue una trampa para impedir a los españoles el acceso a las libertades, «el candado del 78», dice Pablo Iglesias con metáfora tontísima.

    El historiador Hugh Thomas (autor del libro “La guerra civil española”, edición de bolsillo en Planeta, publicado hace más de 50 años y de lectura siempre muy recomendable) hizo una crítica del guerracivilismo rampante impulsado por Zp en un famoso e importante artículo publicado el 29 de julio de 2006:
    Hugh Thomas:”Una desequilibrada reinterpretación” que llamaba sin éxito a la reconciliación ante los 70 años transcurridos.

    Por fin, afortunadamente, ayer, en el Mundo, un gran reportaje seguía ese camino señalado por Hugh Thomas: Los hijos de la reconciliación
    . Es una buena noticia y como dice Sancho en El Quijote «cuando viene el bien, mételo en tu casa».

    No he conocido al sr Recalde, aunque he seguido las grandes líneas de su actividad política, Estoy convencido que, después de las duras pruebas por la que ha pasado y vivido, como es asistir conscientemente al intento de su asesinato, compartiría de buen grado los buenos deseos para el futuro de los españoles a que nos invita el 80 aniversario de la guerra civil.

  17. Feroz dijo:

    Cambiando el tema, estos me recuerdan una escena de la primera peli de Torrente: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2016/07/18/catalunya/1468835994_119286.html“>¿Nos hacemos unas pajillas? El del gorro parece que está por la labor.

  18. Leonardi dijo:

    La vida de José Ramón Recalde confirma que en medio de ese estercolero humano que vive en el País Vasco se encuentran unos pocos que representan lo más noble de toda España. Él y su mujer pertenecen a esa estirpe.

  19. mirlopica dijo:

    El socialismo del sr. Recalde tenía poco que ver con el de los pachis o los madinas.

    Cierto, en el paisito se vive muy bien. Los que viven muy bien.

    Espero que ningún remero se deje caer con lo de allí donde se encuentre. Se encuentra en la memoria de la gente de bien. Sin dudarlo.

    Mis condolencias a su familia y a cuantos le quisieron.

  20. Atalanta dijo:

    pues sí que lo es…

    paternalismo sobre buenismo…frús frús ocultemos la verdad no vaya ser que nuestros contribuyentes se vayan directos a las mezquitas y las quemen…

  21. Habrá que rendirles homenaje al difunto Recalde y a su mujer, auténticos héroes (¿habrá que añadir el hecho de que hubiera leído a Sartre como un acto heroico más?).
    Conviene resaltar que el atentado no está resuelto, o sea que no se debería `’reinsertar’ a ningún etarra hasta que no estén resueltos todos los casos.
    Rescato también la anécdota del taxista que ha contado don Lindo Gatito.

  22. srgs dijo:

    Gracias por el obituario.
    Yo, al igual que muchos de los ilustres de esta nave, siento que los GRANDES, van desapareciendo, y que cada vez quedan m3nos. Los grandes moralmnete, los que no han tenido reparos en enfrentarse a los fascitas. Qudan reduxtos, sí, uds, por ejempo, pero…
    Lo saben los nacionalistas, que con una “educacion” adecuada, el relevo no se da.
    —————-
    D. Andoni, ánimo, que de todo se sale.

  23. luigi dijo:

    malditamalditaetamaldita
    malditaetamalditamaldita
    malditamalditamalditaeta
    etamalditamalditamaldita

  24. “Es que tú vives fuera, Andrés, pero yo te aseguro que en Euskadi se vive muy bien”. Esta sentencia en la que hemos reparado varios lo resume todo. No se puede añadir nada. QEPD.

    PS. Por si les apetece continuar con las sociedades democráticas decadentes en tránsito hacia fórmulas de totalitarismo romántico, a tiro de click les dejo una croniquilla sobre CABARET.

  25. Isaías dijo:

    Primero, un fuerte abrazo para la familia y amigos de Recalde.
    Aparte de eso, magnífica semblanza de este hombre de bien. Y de lo más esclarecedor las palabras del sinvergüenza de Ibarretxe: oye, que igual tu padre no sale de ésta pero no nos pongamos sentimentales, que lo que pasa es que los españolazos no nos entienden… Menudo par de huevos hay que echarle para decirle semejante cosa al hijo. Como se suele decir, ni ellos dan más ni uno esperaba menos.

  26. arcu dijo:

    Los grandes nos van dejando, sin que se vea recambio. Muchos de ustedes acompañaron al matrimonio Recalde en los momentos más difíciles en el País Vasco y sufrieron a los violentos y a los cuanto menos desleales nacionalistas. Vaya aquí, otra adhesión, como homenaje y agradecimiento.

    Descanse en paz José Ramón Recalde, un grande. Y mis respetos y condolencias a su esposa Maria Teresa Castells.

  27. SantiagoJacobo dijo:

    Me conmociona esta entrada. A Recalde Franco le dio de hostias pero los nacional-socialistas vascos le dispararon en la cara. Lo peor del franquismo fue / es el antifranquismo. Y a la biografía de Recalde me remito.

  28. Gorpua dijo:

    Un gran tipo Recalde. No solo una buena persona: un intelectual de primera, capaz de reflexionar sobre la legitimidad de las naciones con sinceridad y aportar entusiasmo a una sociedad mas libre y justa.

    Y ahí está hoy Odón Elorza, abogando por un pacto con Podemos. Cuanta miseria dejan los socialistas decentes.

  29. Feroz dijo:

    Como decía Gila: “Alguien ha matado a alguien”

    isabel botas
    Es estupendo que en todas partes, televisiones y periódicos, salga ese “de origen tunecino”… ¿Qué origen? ¿el tatarabuelo, el bisabuelo, el abuelo, los padres, uno de los dos padres, una abuela…? ¿Es menos francés por eso? ¿Hay franceses de primera y de segunda? ¿Cuándo van a empezar a pedir los periódicos y televisiones el estatuto de limpieza de sangre a la gente? Tanto hablar de que los políticos de ultraderecha dividen a la sociedad, de que son racistas, de que cargan contra los inmigrantes… ¿Y cuando los medios fabrican inmigrantes que no son tales? Como decía Cruz y Raya,

  30. luigi dijo:

    eta/kas/hb/gestoras/jarrai/eh/batasuna/pctv/sortu/bildu/mlnv: Los mismos perros con distintos cofrades.

  31. Atalanta dijo:

    …el ADN mitocondrial, está claro.

  32. Feroz dijo:

    Un neutral:

    Elder Montegrosso
    Una pena. Unas veces mueren unos inocentes y otras veces mueren otros inocentes. Unos bombardean y otros lanzan camiones. Y a ver quien gana. Es lo que tiene la guerra. Por eso, la solución es ‘No a la guerra’. Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s