Un disparo en el Savoy

Premiom Alvite

Gracias a Arturo Maneiro por sus amables palabras. Subraya como mérito haber venido a esta entrega del I Premio de Columnismo en un viaje complicado, porque es verdad, que antes, cuando Santiago tenía un aeropuerto pequeño se podía venir en vuelo directo desde de Bilbao y ahora, con un aeropuerto tan grande, hay que hacer escalas. En todo caso no es para tanto en Euskadi. El primer lehendakari de nuestra historia milenaria, José Antonio Aguirre, dejó escritas unas memorias que tituló ‘De Guernica a Nueva York pasando por Berlín’, que lleva implícito un concepto novedoso de la línea recta.

Quiero agradecer de todo corazón a la Asociación de Periodistas de Galicia en general, y a Arturo Maneiro y María Méndez en particular por haberme hecho una oferta de esas que no se pueden rechazar,  al invitarme a participar en esta entrega del I Premio José Luis Alvite de Columnismo. Conocí en persona a José Luis en Santiago, esta su ciudad, pocos días después de aquellas elecciones que perdió José Luis Rodríguez Zapatero sin necesidad de concurrir siquiera. Era el 25 de noviembre de 2011 en un congreso organizado por la Asociación de Periodistas de Galicia al que me había invitado Arturo Maneiro.

 Lo seguía desde que me encontré sus columnas en Diario 16 y me sentí fascinado por su desafío a las reglas del oficio. En ese diario y después en La Razón fue dejando día tras día la huella de un talento extraordinario con imágenes desbocadas y personajes atrabiliarios con los que poblaba paisajes inexistentes, como el mítico Savoy, lugar de hampones que él había elegido como protagonistas de unos relatos profundamente morales. El alma de Alvite anidaba en las oquedades que sirven de refugio a perdedores inevitables, a seres humanos que vienen ya de serie con el fracaso estampado en la frente a modo de estigma o marca de fábrica.

Sin embargo, esa vocación de perdedor, sus apologías del fracaso no tienen tanto que ver con sus circunstancias personales, como con su voluntad y su carácter. Nieto, hijo y sobrino de periodistas, -su padre y su tío tienen calle a su nombre en esta su ciudad: la Rua dos Irmans Rey-Alvite-, dejó caer la primera parte de su apellido, quizá para ejercer su oficio sin el peso de la tradición. Durante 33 años compartió el columnismo con el oficio menestral de cajero en Caixa Galicia, que ejerció entre 1976 y 2009, año en que se prejubiló.

El caso es que yo conocí personalmente a José Luis Alvite el día que les digo, 25 de noviembre de 2011. Aquella noche, antes incluso de sentarnos a la mesa en la que íbamos a cenar, me hizo una confesión que me resultó sorprendente. Los vascos incluso los que somos de Burgos, o si somos de Burgos con más motivo, no somos muy dados a confesar intimidades. Por eso me chocó que contara sin provocación previa por mi parte, que él había gozado tiempo atrás de mucha privanza en un prostíbulo de justa fama en los alrededores de Santiago. Tanta, que tenía allí batín y zapatillas, imaginé que bordadas con sus iniciales.

Me pareció una sugerente manera de romper el hielo. “Es una forma razonable de ser alguien”, pensé a continuación. Llegado el caso, y si aún quedaran en nuestras ciudades burdeles como los de antaño, a mí me gustaría tener en propiedad batín y zapatillas en una de aquellas manflas acogedoras, confortables y hasta cierto punto maternales que yo, lástima, no llegué a conocer más que por referencias literarias, mayormente la literatura española de posguerra y los bulines de Lima que retrata Vargas Llosa a través de la mirada vicaria de Zavalita en ‘Conversación en la Catedral’.

Váyase mi falta de experiencia por lo sobrado que siempre he estado de vocación, pero debo confesar que mi fascinación por las putas tiene mucho de literaria y aún más de cinematográfica. Esas coimas compasivas y amables que acogían, como Concha Velasco al pobre José Sacristán, en la cocina del burdel de ‘La Colmena’ , para que se calentara las manos y cenara un tazón de sopa. Había solidaridad y actitudes generosas y no se conocían entonces barreras nacionales ni geográficas.

“Y a ésa, ¿por qué le llaman ‘la uruguaya’?” preguntaba el estudiante Martín, para que el personaje de Concha Velasco, Purita, le expusiera algunos rudimentos geográficos inapelables: “Toma, porque es de Buenos Aires”. 

Mi vida sentimental es deudora de muchas putas de buenos sentimientos: ‘Irma la Dulce’ en la película del mismo nombre, Kim Novak, como Polly la Bomba en ‘Bésame, tonto’; Simone Signoret, inolvidable Casque d’or, de Jacques Becker, que aquí se tituló absurdamente ‘París, bajos fondos’; la infantil Jodie Foster de Taxi Driver; Kim Basinger, que se disfrazaba de Veronica Lake para puteros mitómanos, con lo bien que estaba haciendo de sí misma; la conmovedora Anna Magnani de ‘Mamma Roma’, la rabiza melancólica Holy Golightly de ‘Desayuno en Tiffany’s’, Jane Fonda en ‘Klute’, Julia Roberts como ‘Pretty woman’ y la extraordinaria puta buena y algo tonta que interpreta Mira Sorvino en ‘Poderosa Afrodita’.

No lean estas palabras como un exhibicionismo virtuoso, sino como una sublimación de mi envidia, aunque una vez superada ésta di en pensar que la anécdota era muy reveladora del estilo de José Luis Alvite, el más personal de los columnistas españoles y yo diría que del mundo, porque su manera de hacer, eso que hemos convenido en llamar el estilo, son difícilmente repetibles. 

Hay un punto de subversión en una casa de putas retratada como un verdadero hogar, con su salita de estar, sillón de orejas para un parroquiano de confianza, la batita y las zapatillas y un brasero en torno al cual sostener interesantes tertulias sobre esto y aquello. Ese es el toque surrealista que el conde de Lautréamont describió en sus ‘Cantos de Maldoror’. A mí, la lectura de Alvite me ha evocado no pocas veces su frase fundacional del irracionalismo surrealista: “bello como el encuentro fortuito entre un paraguas y una máquina de coser sobre una mesa de disección”, expresión que cuadra de manera magistral a sus asombrosas yuxtaposiciones y que se sirve como mesa de disección de un humor negro zahíno, negrísimo, hasta unos extremos en los que linda con el psicoanálisis.

Aún estoy bajo la impresión de la confesión de Jimmy Morante en una de las crónicas del Savoy: “Me lavo cada mañana la cara a oscuras con un puñado de agua ciega. En una tienda de lámparas yo solo querría ser una bombilla fundida. He procurado ir por la vida sin hacer ruido, caminando al tacto, llevando en las plantas de los pies las palmas de las manos. Una vez maté a un hombre porque quería saber qué se siente al abrazar a un niño huérfano”.

Nunca lo comenté con él, pero cada vez que he impartido un seminario sobre la columna de opinión, en algún master o en la Universidad o en una charla a periodistas en agraz, siempre hago un apartado para expresar mi admiración por la prosa de este hombre, que ha conseguido convertirse en un columnista de referencia de la prensa española a base de ignorar todas las convenciones del oficio, tal como decía hace un momento. Después de haber practicado él columnismo d manera instintiva durante años me encontré un delicioso ensayo de Paul Johnson, El arte de escríbir columnas, que recogía mis intuiciones y las exponía con una gracia particular. Quienes no lo hayann leído deberían hacerlo. Es muy fácil encontrarlo gracias al buscador de Google

Explico a mis alumnos cuestiones básicas, a saber: que el columnismo es un oficio del periodismo y que, como él, debe estar sustentado en los hechos, y que el columnista debe embridar con mucho tiento dos caballos que pueden desbocársele: los adjetivos calificativos y su propio ego. Suelo ponerles ejemplos de estos excesos e ilustro los consejos que les doy con la lectura de algunos párrafos del ensayo de Johnson que les comento.

El columnismo, uno de los oficios ddel periodismo, recordémoslo, vive este asunto de manera interesante. Paul Johnson, del que hablaré enseguida lo escribía así: “Seamos nosotros mismos. Una columna impersonal es una contradicción, como un diario íntimo discreto. Para que la columna tenga éxito, el lector debe gustar de nosotros y para ello debe conocernos, así que mostremos la cara de cuando en cuando.

Pero la vanidad es el pecado capital del columnista. Por orden de gravedad le siguen la omnisciencia, el hermano menor de la vanidad. La actitud del sabiondo es insoportable. También lo es el énfasis excesivo en un conocimiento exclusivo. Nunca usemos frases como: “le pregunté al primer ministro” o “un miembro del Gobierno me comentó”. La personalidad del columnista debe estar presente pero no debe irrumpir abiertamente en el texto. Un buen columnista es un submarino que acecha bajo la superficie a su presa, el periscopio en alto, pero invisible.

En raras ocasiones se puede usar la columna para promover una causa personal, acudir al rescate de un amigo en apuros o evocar a alguien que conocimos y de otra manera dejaría de ser mencionado. Pero estos temas se deben abordar según sus méritos intrínsecos, nunca por su relación con uno mismo. 

Y esto me lleva al punto siguiente y más importante. No usar nunca nuestro poder de columnistas con fines personales. Sin duda el policía de tráfico se equivocó al detenernos por conducir de forma imprudente, y su lenguaje era inexcusable. Pero los lectores no quieren saber nada de ello. Tampoco les interesan los motivos por los cuales el municipio nos negó permiso para una renovación, ni nuestra pasmosa experiencia con British Airways, ni la impúdica conducta del inspector en el tren  de las 4:50 de Paddington a Oxford, ni el modo exasperante en que John Lewis/Peter Jones colocó la nueva moqueta en nuestra sala.

¿Problemas para reparar la lavadora? Olvidémoslos, todos lo tienen. Supongo que vale la pena mencionar un atraco grave. Pero nadie quiere enterarse de los detalles, salvo la Policía Local, que no tiene más remedio. Nuestra experiencia con la niebla, nuestra demora en el aeropuerto, la historia de cómo el corredor de seguros, la compañía de gas, la cajera de Safeways o el agente de Hacienda nos estafaron, cobraron de más, maltrataron o insultaron, nada de ello –insisto- tiene la menor importancia. Para eso están nuestros familiares, para escuchar nuestros problemas tal como nosotros escuchamos los suyos. (…)

El lector no tiene  nada que ver. Recordemos que él no nos hace un favor. Nos paga para entretenerse. (…) Seamos maduros: a nadie le importa qiue el columnista sea una celebridad menor –quizá muy menor- salvo a él mismo. Así que no escribamos sobre nuestro perro (salvo un par de veces al año), nuestros hijos (una vez) o nuestra esposa (nunca).”

Una vez expuesta esta razonable visión del columnismo, me veo obligado a exponer su negativo: el columnismo según José Luis Alvite. La prosa de Alvite está penetrada de la anarquía que informa su pensamiento, de una resistencia a la jerarquía que la lleva a un ordenamiento de palabras aparentemente casual. La primera vez que se lee a Alvite uno teme que repentinamente se venga al suelo un párrafo entero, vencido por la gravedad de las palabras y el equilibrio inestable en que el autor las ha dispuesto.

Nada más engañoso. Vean a título de ejemplo el apunte que nuestro escritor, nuestro héroe, diríamos en tiempos más dados a la palabra escrita y la lectura, dedicó a la entonces vicepresidenta del Gobierno: “Lo que las mujeres no soportan es la cesión de un ápice de su belleza cosmética en beneficio de acceder a la belleza sólida y tosca del hombre, que, por su parte, se apunta a la depilación y a las cremas hidratantes, asiste a los partos, se aparta de los vicios y se marea en los viajes. A mitad de camino se encuentra María Teresa Fernández de la Vega, que tiene una vacilante feminidad de mujer en cuya deshidratación van apareciendo, como marroquinería, los rasgos de Clint Eastwood”.

A las columnas de Alvite se les agolpan las metáforas hasta hacer temer al lector por la integridad del párrafo. Tengo comparada su lectura con la inquietud que producen los primeros pasos de un hijo, haciéndonos temer tropezón y descalabro. Contra todos los temores, el párrafo siempre le salía limpio y airoso, con la solidez y elegancia de una catedral gótica. La coherencia que hace de cada columna una fábula recta escrita con renglones torcidos es la sintaxis, que, como ya estableció Paul Valery, es una cuestión moral. 

De esa imaginería descabellada salen definiciones tan hermosas como precisas: “En España, la idea de la patria no es una razonada conquista de la inteligencia, sino el feliz resultado de un desarreglo hormonal”. O apuntes biográficos capaces de suspender la credibilidad del lector en aras de una crítica política y/o social, como esta recomendación paterna: “Hay dos maneras de estropear la letra, hijo, la masturbación y el periodismo, así que tú verás”. Optó por el periodismo, “que sobre la masturbación tenía antes la ventaja de que no había que bajarse los pantalones. Eran otros tiempos”.

Creo que nos caímos bien a pesar del poco tiempo que hablamos en persona, porque poco tiempo después me preguntó si estaba dispuesto a presentar su último libro, a lo que le dije, naturalmente, que sería un honor. 

‘Lilas en un prado negro’ es una obra del más genuino Alvite, en la que el espacio es determinante para los personajes que por él se mueven. Aquí se trata del psiquiátrico San Antón de Restende, un lugar deudor del opaco esplendor de los tiempos pasados, de cuando los hospitales psiquiátricos se llamaban manicomios y los clubes de alterne eran casas de putas o mancebías, exactamente igual que el mítico Savoy revive en su pluma los buenos viejos tiempos de la prohibición, con tipos como Jimmy Morante, Ernie Loquasto y sus amigos hampones, rodeados de fulanas en el bar del lobby.

Los escenarios de Alvite son lugares habitados por perdedores irremediables, como decía, en los que los perfiles de aquellos tipos están petrificados en un tiempo pasado y difuminados por el humo del tabaco, que era el flou de los artistas baratos, cuando aún no estaba prohibido fumar en interiores. Al asomarse a aquellos lugares, uno se asoma inevitablemente al alma de José Luis Alvite, a la que imagino como un cuartito de estar, con una mesa camilla, una cómoda antigua y un sillón de orejas, exactamente igual que el espacio de la Última en La Razón en el que publicaba cada día su columna.

Ese lugar es lo primero que yo visitaba cada día al levantarme, después de ponerme el batín y calzarme las zapatillas de paño, tan cálidas y confortables para leer sus columnas y admirar el raro prodigio de una prosa libre como la mano que la escribe, unas crónicas sin ataduras con los hechos que se cuentan en el resto del periódico, y que ni siquiera guardan una remota relación con la fecha que figura en la primera página. Sin embargo, al sentarme en el sillón de orejas y llevarme a la vista el primer párrafo ya me sentía preso de la columna hasta su última palabra y me admiraba de ser el afortunado huésped de uno de los más grandes columnistas españoles, tan a contrapelo de casi todo, a veces, incluso, tan en contra de sí mismo.

Al salir del funeral por Ernst Lubitsch, probablemente el mayor genio de la comedia en toda la historia del cine, su guionista y amigo Billy Wilder, clavó el epitafio cuando William Wyler, le dijo con pesadumbre: “Se acabó Lubitsch”. “Peor”, respondió Wilder. “Se acabaron las películas de Lubitsch”.

Algo así me pasa a mí cuando recuerdo a Alvite. Es algo peor que la pérdida de ese gran tipo que era José Luis, un hombre tan notable que se bastaba para dar carácter el sólo a la ciudad en la que creció y vivió.

Durante la presentación en Madrid de ‘Lilas en un prado negro’, dijo a los asistentes: “yo siempre pensé que a mi entierro sólo asistiría gente en el caso de que durante mi funeral alguien sortease mi viuda y mi coche. Y nada más, amigos míos. Gracias por haber venido. En el peor de los casos, puedo aseguraros que mi amistad no produce cáncer.”

Justo un año después le diagnosticaban cáncer de pulmón y colon. Se despidió ordenadamente del oficio y los lectores mediante carta a Carlos Herrera y se recluyó a esperar en la penumbra tan invocada en sus columnas, cortando cualquier contacto con todos, salvo muy esporádicamente, con Rocío González, su musa y vínculo ocasional con el mundo de las cosas prácticas. Era un buen hombre y un genio. Tenía al morir 65 años.

Acerca de Santiago González

Periodista. Columnista de El Mundo. Ha publicado "Un mosaico vasco" (2001), "Palabra de vasco. La parla imprecisa del soberanismo" (2004), "Lágrimas socialdemócratas. El desparrame sentimental del zapaterismo" (2011) y "Artículos 1993 - 2008" (2012). Premio de Periodismo El Correo 2003.
Esta entrada fue publicada en .. Guarda el enlace permanente.

72 respuestas a Un disparo en el Savoy

  1. Fumario dijo:

    Escrito guardadito en favoritos en la carpeta “imperdibles”. Gracias.

  2. viejecita dijo:

    Fantástico texto Don Santiago . Lo imprimo, y lo meto dentro de mi ejemplar de “Lilas en un prado negro”. Sólo añadir, aunque lo he pedido ya hace un rato, en la cubierta anterior, que alguien suba alguna foto del evento. Y que salga la bella Dª Carlota bien visible en alguna foto. Que quiero asegurarme el acierto o el desacierto de mi “intuición femenina” sobre quien era “ella” en el almuerzo de Vitoria.
    Por Favor.

  3. Agitprop dijo:

    Qué gran regalo para despertar un sábado. Gracias Patrón. Grande Patrón.
    ¿Cuántas veces podremos leer esta columna, descubriendo una historia en cada párrafo?
    Buenos días a todos.

  4. Buenos días a Patrón y remería.

    Gran escrito,si señor !!!

    A falta de poder asistir a alguna tertulia en la que esté presente ó alguna charla magistral da gusto disfrutar de un texto tan bien hilado.Seguiremos pendientes por las mañanas,entre 08,15 y 08.40 para disfrutar de sus opiniones y comentarios.Un lujo,Patrón !!!

    Buenos dias a todos.

  5. compas1967 dijo:

    Buenos días. Ovación y vuelta al ruedo, Patrón.

  6. Benvolio dijo:

    Marlo Brando como Marco Antonio no lo habría dicho mejor.

  7. arcu dijo:

    Wow, Patrón cada día se supera… Merecido homenaje al gran José Luis Alvite.

  8. mirlopica dijo:

    Hermoso texto el del Patrón. En lenguaje taurino, a mi juicio el torero ha estado muy por encima del toro –en este caso Alvite– y lo digo sin pretender el menor menoscabo de la figura de la elegía. El prado negro de las lilas no es precisamente, a mi seguramente equivocado juicio, lo mejor de Alvite, comparado con las almas del nueve largo por ejemplo.

    Supongo que se me entiende que Alvite no era el santo de mi mayor devoción. Al cabo de oír una y otra vez las yuxtaposiciones, qué acertado el concepto, del compostelano su digestión se me hacía un poquito pesada. Seguramente ni soy un gastrósofo ni mi estómago el más envidiable. Además del viejo dicho de que para gustos los colores. Probablemente soy algo daltónico.

    Espero no ganarme el remoquete de troll con el que ya una vez fui estigmatizado.

    Buenos días, remeros, y buen fin de semana.

  9. Benilo dijo:

    Como ya tenemos esta nueva entrada, pongo aquí mi comentario acerca del partido de mañana, en el Vicente Calderón.

    Modestamente creo que, la controversia que ha surgido con este partido, no tendría por qué producirse, si en nuestro solar patrio se aplicaran las leyes establecidas, como sí ocurre en países de nuestro entorno y me explico.
    Debido al espectáculo que en anteriores ocasiones han protagonizado numerosos seguidores del FC Barcelona, pitando al himno de TODOS LOS ESPAÑOLES y al Jefe del Estado, este club, desde la primera vez que esto sucedió, tendría que estar inhabilitado para jugar ese torneo.
    Así mismo, el Rey actual, que el pasado año ya lo era, en cuanto empezó el espectáculo de esos energúmenos, como representante de TODOS LOS ESPAÑOLES, por respeto a esa importante función, así como por su propia dignidad, si de verdad quiere representar a una monarquia renovada, como dice, debería haberse ido. Su padre, en tales circunstancias, también seguía impertérrito.
    Igualmente, no entiendo el interés de este club por participar en la Copa del Rey, cuando muchos de sus directivos, de sus socios y de sus hinchas, manifiestan abiertamente sus deseos independentistas y están continuamente maldiciendo al Estado opresor, a la Constitución, a la bandera española, al día de hoy, la de todos y al resto de conciudadanos españoles, incluyendo a muchos otros catalanes, que no opinan como ellos. Es decir, vejando e insultando a los que pensamos de forma distinta.
    Es aberrante y propio de analfabetos manipuladores sin escrúpulos, que se lleve la política al deporte. ¡Qué asco!.

  10. Benilo dijo:

    Felicidades al protagonista y resto de participantes por el éxito de ayer.
    Deseo que haya muchos más.
    Saludos.

  11. Parker dijo:

    Tuve el placer de conocer a Alvite y a su musa Rocío gracias a mi amiga Maralhino y al Patrón que tuvieron la deferencia de invitarme a la presentación del libro de Alvite.
    La Argos ofrece estas ofertas que es imposible rechazar.

    En otro orden de cosas, hoy es el cumpleaños del abrazable Chigorín, maestro ajedrecista donde los haya. A ver cuando despierta y abren la cantina para que se nos pueda invitar como es debido.

  12. Bruno dijo:

    Salgo en defensa de Alvite. Hay que tener mucha imaginación para sorprender cada día dando vueltas al mismo ambiente, tan vertiginosamente original, tan asombrosamente paralelo a la vida rutinaria, tan profundamente distante de lo convencional.

  13. Miguel de la Cuadra-Salcedo [España, 1932-2016]

    ‘De la Quadra-Salcedo: El reportero que quisimos ser’ [2015]. De la serie ‘Crónicas‘ de TVE. Guión: Juantxo Vidal. Realizador: Ángel Navarro:

    EQM

  14. Bruno dijo:

    El asunto de la bandera pirata es una contradicción entre el estado constantemente protector, y para eso limitando constantemente a la libertad general, y el repente de defender la libertad de expresión frente a toda limitación protectora.
    El asunto de la bandera pirata pone en evidencia a la justicia tortuga, hija del perezoso. Tanto el animal como el adjetivo.
    Y, detrás de la justicia, los sapos.

  15. Bruno dijo:

    cvegasronda dijo:
    Le leo ahora. Muchas gracias.

  16. carlos dijo:

    http://salmonetesyanonosquedan.blogspot.com.es/2016/05/el-juez.html
    el juez, de Ignacio Ruíz Quintano. Explicando cosas.

  17. oparrulopola dijo:

    Dejó de limpiar la sentina y repartir la gravilla subiendo a la cubierta principal para agradecer al Patrón tan hermosas palabras para reavivar el recuerdo al maestro Alvite. Recuerdo una de sus genialidades en la Historia del Savoy..”lo mejor de mi currículum es la grapa” .
    Salud a la remería vuelvo a mis quehaceres los paneles de las velas están muy desordenadas, pero están cerca de la bodega por si baja Chigorin. Patron, remería, buenos días.

  18. chatarra dijo:

    Joder,Patrón,estoy todavía relamiendo su presentación. Hay días que me inclino a sus pies. Hoy mismo. Tengo toda la obra de Alvite. Y en CD sus emisiones radiofónicas sobre El Savoy. Recuerdo que en un aeropuerto, en París, un periódico en español,dejado en una sala de embarque ,me deparó la sorpresa de “El cantautor”. de Alvite.Fue una gozada inesperada.

  19. viejecita dijo:

    De nuevo estoy aquí, para
    Felicitar a Don Chigorin por su cumpleaños.

    Y para volver a pedir, ( se lo he puesto ya en la cubierta de lo de Maite Pagarza, muy al final, a Dª Pussy , pero calculo que no lo leerá nadie )

    Que, Por Favor, nos consiga enlaces para los textos completos de las intervenciones de
    D. Fabián, D. Santiago, D. Fernando, y Dª Maite , para poderlas imprimir y meter dentro del libro. Que seguro que esos textos existen, y sería una pena que los que no pudimos asistir nos enterásemos solo por las alusiones de los asistentes, o sólo de resúmenes como el de cubierta.
    Y si hubiera fotos, pues mejor todavía, para darnos cuenta del ambiente .
    Y que espero que alguien hiciera alguna foto de Don Albatros con su cámara, que el fotógrafo forma parte de ” la familia” , y es muy triste no verle en las fotos. Ocurrió en la boda de mi hija, que mi chico menor vino desde América, e hizo de fotógrafo, y no sale en el álbum. Y cada vez que veo ese álbum, me echo a llorar.

  20. suevos dijo:

    La conferencia magistral, y los pinchos posteriores difíciles de olvidar e inusuales en los presupuestos actuales, lástima que las restricciones de horario de la sede me obligasen a salir con un pincho en cada mano, pues con tiempo y buena tertulia no habría quedado piedra sobre piedra.

  21. Excepcional, Patrón, como siempre. Espero que todas esas intervenciones y presentaciones aparezcan algún día en formato impreso. Muchos correríamos a comprarlo. Me uno a las palabras de Dña. agitprop. Gracias, Patrón. Grande, Patrón.

  22. Me chiva un señor de cara de libro que D. Chigorín está de cumple.

    ¡¡¡¡FELICIDADES ACHUCHABLE D. CHIGO!!!

  23. kepaminondas dijo:

    Buenos días.
    Excelente. Como de costumbre.
    Felicidades Don Chigorin, se pague vuesa merced unas birras en cuanto nos veamos.

  24. kepaminondas dijo:

    He encontrado muy acertado este editorial de El Mundo
    Juzguen ustedes

  25. Fulano de Mileto dijo:

    “Váyase mi falta de experiencia por lo sobrado que siempre he estado de vocación…”

    Don Santiago, al señor Alvite le hubiera aburrido su parrafada; pero al común de los mortales… ¡Se supera usted cada vez que le apetece!

  26. Mujerárbol dijo:

    ¡Guau, guau y guau! Muy bueno señor Patrón. Estoy disfrutando de su forma de escribir y de contar realidades con una estupenda finura irónica. Eso sí: sin dejar de reflejar ni siquiera las más pútridas realidades, como en las “Humaredas…”.

  27. luigi dijo:

    Deslumbrante como el encuentro fortuito de un Alvite y un González sobre una mesa de redacción con flexo.

  28. er tío cascarrabias dijo:

    Don Chigorin, le espero en la cantina y ya allí brindamos.

    Hace unos días compré Humaredas perdidas y ya está muy incompleto.

  29. arcu dijo:
  30. Polibio dijo:

    Excelente texto, exhuberante de esa melancolica ironia que imprime Santiago cuando habla de sus amigos. Es admirable comprobar como de una mera anecdota, en este caso de las visitadoras de Compostela, Santiago enebra el hilo y de dos puntadas bien dadas nos cose a su erudicion sentimental.Añadiria en este caso algo del poema del mejicano Jaime Sabines quien pidio la canonizacion de las putas por que no engañan a nadie, son honestas, anticipan el precio, no discriminan a los tontos, a los viejos, a los criminales….
    Respecto al tema del dia, todo se resume en una sola palabra: provocacion. En este caso, al Rey, al himno nacional de todos, a las demas aficiones…. Entre hacerse las victimas cuando conviene y provocar de continuo los nacionalistas catalanes son como el niño maleducado que protesta por todo con los adultos consentidores y provoca disputas y peleas con su caracter ventajista.

  31. Chigorin dijo:

    Vaya, vaya… no suponía yo que sus Remerías iban a pedir cantina desde tan pronto. Supongo que el tema del día se presta a trago largo. Sírvanse, que invito.
    Y gracias por sus felicitaciones y su afecto. Un placer y un honor remar con ustedes.

  32. Chigorin dijo:

    Y por cierto, hoy el Patrón está cumbre, a la altura de los merecimientos del gran Alvite.

  33. Bunas tardes. Lo que expone el Patrón sobre Alvite es verdad tan verdad como el evangelio.

  34. luigi dijo:

    Un columnista es un arquitecto de letras.

  35. Agitprop dijo:

    Don Arcu, dicen que una imagen vale más que mil palabras. En este caso, pocas palabras combinadas con una buena imagen lo dicen todo.

  36. arcu dijo:

    D. Chigorín, congratulations and celebrations. El otro día lo vi y está usted hecho un chaval.
    ~~~~
    Dña Agitprop…

  37. D. Santiago, a su cabeza.
    Lo de “a sus pies” estaría bien si el texto oliera mal.

  38. Benilo dijo:

    En pos de la libertad de expresión.

    Imagen de https://soymino.files.wordpress.com/2010/08/08_bandera1981.jpg.

    Prohibidas banderas de España en el Nou Camp. 20 de mayo del 2016 | 01:00 am

    Uno de los puntos de interés en la final de la Copa del Rey, entre el Sevilla y el Barça, se ha concretado en la prohibición de exhibir la estelada en el interior del estadio Vicente Calderón.

    El anuncio de la Delegación del Gobierno ha provocado una enorme polémica, aumentada por el aviso del presidente catalán, Carles Puigdemont, y de la alcaldesa, Ada Colau, de que no asistirían al encuentro, como protesta por esa medida.

    Hay, por supuesto, opiniones para todos los gustos. No faltan quienes sostienen que se trata de un decisión gubernamental desafortunada, que contribuye a avivar el fuego independentista ahora que había entrado en fase de cierto derrumbe.

    Otros, por el contrario, se aferran a que la legalidad debe ser cumplida aunque ello provoque disgustos, y que no debe estar sometida a oportunismo políticos. Y recuerdan las sanciones de la UEFA al Barça precisamente por la exhibición de esteladas en un partido internacional.

    Lo que pasa es que este problema no es nuevo. Y que tiene precedentes lamentables también desde el otro lado, es decir, por parte de los que ahora se declaran agraviados.

    Me remito a un hecho que en su día contaron los aficionados del Atlético de Madrid, pero sin que entonces nadie protestara en serio.

    Escenario: el Nou Camp. Ocasión: última jornada de la Liga 2013-2014. Motivo: partido entre el Barça y el Atleti en el que ambos se jugaban el Campeonato. Lo ganaron, por cierto, los madrileños, al finalizar con empate a uno.

    ¿Qué pasó aquel día? Pues que los hinchas del Atlético de Madrid que llegaban al estadio para asistir al encuentro se encontraron con que los servicios de orden les registraban, algo en principio nada excepcional. Lo novedoso era que, aquellos que llevaban consigo una bandera de España, para animar a su equipo haciéndola ondear desde la grada, fueron obligados a desprenderse de ella. Si querían entrar, debían hacerlo sin la bandera de su país.

    En resumen, interceptaron las banderas nacionales. Prohibidas de hecho en el Nou Camp. No se sabe por quién, por qué, ni con qué motivo. Pero así ocurrió. El suceso se contó en foros atléticos, como por ejemplo en colchonero.com. Pero apenas tuvo repercusión. Al contrario de lo que ahora está ocurriendo con las esteladas. Que son, por si alguien lo ha olvidado, enseñas que promueven la independencia de Cataluña.

    editor@elconfidencialdigital.com

    En Twitter @JoseApezarena

  39. Benilo dijo:

    Para llevar la actualidad con más ánimo. Saludos.
    Alfonso Ussía: «El discurso de Podemos es la antigua miseria revestida de cursilería»
    Una crónica periodística novelada para leer la actualidad de otra manera.
    http://www.larazon.es/movil/cultura/alfonso-ussia-el-discurso-de-podemos-es-la-antigua-miseria-revestida-de-cursileria-EA12657560

  40. colgunter dijo:

    Que conste: Bergoglio compara la Jihad con el Gran Mandato de Cristo.

    La Croix: El miedo de aceptar emigrantes es debido en parte al miedo al Islam. Desde su punto de vista, ¿el miedo a que esta religión se expanda en Europa es justificado?.

    Francisco: Hoy en día, no creo que haya un miedo al Islam como tal, pero si a ISIS y su guerra de conquista, que en parte toma algo del Islam. Es cierto que la idea de conquista es inherente al alma del Islam. Sin embargo, es también posible interpretar el objetivo del Evangelio de Mateo, donde Jesús manda a sus discípulos a todas las naciones, en términos de una misma idea de conquista.

  41. colgunter dijo:

    Hay que ser miserable -y este demagogo lo es- para poner en el mismo plano a Jesucristo, muerto en la Cruz, con Mahoma, un vulgar pedófilo y asesino.

  42. colgunter dijo:

    Y todavía quedan mongolos -de Mongolia- que quieren ser mas buenos que Cristo y que defienden a este impresentable.

  43. Andoni dijo:

    Grande Alvite.
    Grande D. Patrón.
    Grande D. Chigorin.

  44. Chigorin dijo:

    No esta mal, Don Andoni: dos de tres.

  45. Chigorin dijo:

    Está, está, papelera, papelerita…

  46. colgunter dijo:

    La cosa es que si cae Roma -y en eso están-, el Orden católico, la visión judeocristiana, si cae la Iglesia que enseñó a pensar a Occidente en la Verdad y la razón, la que creo las universidades, la cultura, la forma de vestir decentemente, todo, si cae, se va al carajo. Por eso es tan desagradable ver que el encargado de tan tamaña abominación, Bergoglio, el que compara la evangelización con el genocidio islámico sea un tipo que se llama católico, y para más inri se autoproclame, papa, cuando no deja de ser un enemigo de la cristiandad. En comparación con este drama, con esta señal de los tiempos, con esta hecatombe de nuestra civilización,, el fin de España, el caso Barcenas, la bandera de los paletos independentistas de Cataluña, la camisa de Sánchez, y las gónadas del toro de Tordesesillas, es una tontería. NO sé si me explico.

  47. Andoni dijo:

    El otro día di mi opinión sobre La Argos. Hoy voy a predicar con el ejemplo.

  48. colgunter dijo:

    *La cosa es que si cae Roma -y en eso están-,….bla, bla, bla…

    Y quienes son esos?*

  49. colgunter dijo:

    Este hombre sienta sus posaderas sobre una roca de egolatrismo.

  50. comerciante de ultramarinos dijo:

    LA IZQUIERDA YA EMPIEZA A MOSQUEARSE POR LAS PENSIONES:
    Enric González en El Mundo, hoy :
    “La aparente indiferencia con que se espera el colapso del sistema de pensiones, ya sin fondo de reserva, insostenible a medio plazo en sus actuales términos, es peor que un desastre. Es un crimen que empequeñece todos los cometidos hasta ahora”.
    http://www.elmundo.es/opinion/2016/05/21/573f59d722601d5a308b465c.html

    … PERO VIVE FELIZ, TODAVÍA, EN 1934.. (lírica, risueña y esperanzada…)
    como recuerda Videl-Folch, también en El Mundo:
    “…si flamea en lo alto de los campanarios, en las rotondas de entrada a los pueblos y en las fachadas de los ayuntamientos -conformando, por cierto, un ominoso paisaje que recuerda demasiado a la Alemania de 1934, tan lírica, risueña y esperanzada-, la bandera separatista, es lógico que flamee también en el Vicente Calderón.
    Seguramente la delegada del Gobierno en Madrid, persona preocupada e informada, recuerda que las guerras yugoslavas comenzaron simbólicamente en los alborotos en un partido de fútbol el 13 de mayo de 1990 entre el Dinamo de Zagreb y el Estrella Roja de Belgrado. Pero frenar, como ha intentado, esta dinámica perversa, a la que concurren como a un desagüe las demás, reclama una acción política y financiera coordinada, en profundidad y a medio plazo… de cuya inexistencia da prueba palmaria el mismo hecho de que el líder del PP en Catalunya disintiese de la prohibición: y éste es precisamente el dato más significativo del loable intento de la delegada, que sólo tendrá sentido como anuncio de muchas otras iniciativas mejor planeadas”.
    http://www.elmundo.es/opinion/2016/05/21/573f55af22601d264e8b4646.html

    (Don Chigorín: felicidades !)

  51. Urbi et Orbi dijo:

    Buenas noches, Patrón y remería.

    En primer lugar pido perdón por la extemporánea frase con la que acabé mi último post. Debería decir por lo extemporáneo de todo el post. Fue consecuencia del inicio de un cabreo sordo, amargo, que me durarará hasta el lunes como poco, y que me hizo comportar como no debía. En el fondo, nunca fue mi intención desembarcar de la Argos, aunque entonces yo mismo lo creyera. La orden de mi almirante y perfecto caballero que es don T&T; la preocupación de mi heroína, doña VIEJECITA; y el interés de don LUIGI y don ANDONI, todo ello me ha conmovido de agradecimiento, a la par que he vuelto a tomar conciencia del marinero tan tontaco que soy. Otra vez más, les pido perdón.

    El cabreo está causado por la nueva y humillante derrota que va a recibir España a consecuencia de la torpeza de nuestro Gobierno. Además de cobardones, no pueden ser más torpes, más ineptos, más dañinos para la causa de la unidad nacional. Era evidente que anticipar la prohibición de las esteladas en el Calderón iba a causar un cierre de filas de los catalufos y un tsunami de victimismo de réditos fabulosos para el independentismo. Así hubiese sido de haber tirado para adelante la prohibición, y ya me ahorro describir lo que será una vez que el juez les ha dado la razón. Ya les dije que yo soy partidario de prohibir las esteladas siempre que se pueda, y en el Calderón se podía, pero la cosa se hace como la hicieron ellos en el Nou Camp para quitar las banderas españolas a los seguidores del Atleti: sin previo aviso, en las puertas, o pasas sin bandera o no pasas, tú decides (don BENILO 6:39 pm). Y luego, si les place, que presenten recursos ante cien jueces y que los periódicos catalufos saquen siete editoriales únicos seguidos. Pero no, esta sarta de bobos funcionales que tenemos por Gobierno lo anuncian con buena anticipación para que tenga tiempo de reaccionar; otro fallo de comunicación, pero esta vez por comunicarlo. El aquelarre independentista se anuncia de época. Pobre Rey, pobre Himno y pobre España. Ya lo único que pido es que no ocurra ninguna desgracia que acabe de agravar la tormenta perfecta.

    *****
    El maestro CHIGORIN luce más joven que Magnus Carlsen. Felicidades, maestro.

  52. Chigorin dijo:

    El blog es mejor con Don Urbi a bordo.
    +
    Gracias a todos por sus felicitaciones.

  53. Urbi et Orbi dijo:

    Gracias, maestro.

    *****
    En otro orden de cosas, excelsa la intervención de nuestro Patrón. Alvite estará entre las nubes mascullando: “Muchacho, lo peor de haber tenido buenos amigos es que ni muriéndote te dejan creer que fuiste un perdedor”.

  54. Benilo dijo:

    El himno que miles de personas pitaron en las anteriores finales de la Copa del Rey cuenta con tres siglos de vida a sus espaldas en los que –aunque ha mutado de marcha militar a Real- se ha mantenido ligado a nuestro país de forma irremediable. En todo este tiempo, tan sólo ha habido 10 años en los que la melodía oficial de nuestro país pasó a ser el «Himno de Riego». Así pues, durante penurias tales como la Guerra de la Independencia los habitantes de estos lares usaban la «Marcha Granadera» como un canto de unión frente al enemigo.

    Antonio Lillo Parra, es el responsable de los archivos musicales de la Biblioteca Central Militar.
    Tras una vida dedicada a la música marcial, Lillo es a día de hoy el encargado –junto a tantos otros- de combatir el olvido que sufren las melodías castrenses en nuestro país.
    Su tarea es ardua, pues lucha jornada tras jornada contra aquellos que quieren asociar la «Marcha de Granaderos» -actual Himno español- con Francisco Franco.
    «La “Marcha Real” nació hace más de dos siglos, no se puede limitar solo a esa época», explica a ABC.
    La pregunta es obligada: «¿Qué siente cuando se pita el himno español?».
    Su respuesta es elegante y clara a la vez: «¿Qué opinaría usted si abuchearan o pitaran a su madre?».

    http://www.abc.es/cultura/20150617/abci-himno-espana-origen-concurso-201506111843.html

    Pitar al himno: de la «barra libre» en España a la cárcel en otros países.
    http://www.abc.es/deportes/20150610/abci-himnos-hinchadas-paises-castiga-201506081856_1.html

  55. viejecita dijo:

    Muy buenos días a todos :
    Me tengo que ir a la cocina, a preparar mi invasión dominical ( con 3 turnos de comida , nada menos, que mi germanófilo no puede esperar, y tiene que comer a las 13 h, que es cuando le entra el hambre ), pero antes:

    – Me alegro infinito de que lo de D.Urbi et Orbi del otro día fuera eso, una boutade debido a un enfado momentáneo, y que ya esté de nuevo de regreso. A ver si hay suerte, y regresan también otros remeros a los que se echa muchísimo en falta últimamente.

    _Que anoche, ya no me dió tiempo a dar las gracias a D.Pirracas , que me echó un capote tras mi pata espantosa del viernes, ( por haber subido aquél correo que había recibido, por mucha trabajera que me hubiera pegado, para intentar, sin conseguirlo del todo, adecentarlo) . Es tarde , pero se lo agradezco de corazón. Que eso de que le consuelen a una cuando mete la pata es muy, pero muy, de agradecer.

    _ Que me ha encantado el You Tube con “La Marcha Real” ( yo sigo llamándola así, como cuando era joven ), que nos puso anoche Dª Benilo ( puede que sea D, y no Dª , pero a mí me hace ilusión pensar que es una Señora ). Y que les propongo una cosa, para los que vayan a estar despiertos y viendo el partido desde sus casas , por la televisión, o incluso los que vayan a estar en el Calderón:
    ¿ Y si todos nos pusiéramos de pie, estuviéramos donde estuviéramos y cantásemos el Himno ?
    En la Wikipedia vienen bastantes letras , entre ellas la de Pemán, la de Sabina… No hay más que ir, imprimirla, y aprendérsela de memoria. Yo les copio mi preferida, la de Juaristi et al, que hicieron para DENAES, y que llevo siempre encima, y de la que suelo repartir copias a todo el que venga a pedírmelas, en todas las manifestaciones a las que pueda asistir ( por la mañana siempre, claro ).

    Cuando tenga algún descanso, volveré, espero. De momento, pido perdón por ocupar tanto sitio.

    Versión con letra de Juaristi, De Cuenca, Linares y Fonte[editar]
    Los escritores y poetas Jon Juaristi, Luis Alberto de Cuenca, Abelardo Linares y Ramiro Fonte compusieron una letra para la Marcha Real después de que el por entonces Presidente del Gobierno, José María Aznar, les manifestara su deseo de poner letra al himno español. La elección de estos autores fue debida no sólo a su pertenencia al mundo literario, sino también a que entre ellos existía, supuestamente, suficiente pluralidad ideológica y geográfica que los acercaba a la realidad de la sociedad española.[cita requerida] La letra fue presentada al Gobierno pero el proyecto quedó definitivamente aparcado ante la tensión política del momento, siendo inviable el consenso necesario para un tema tan delicado.

    Canta, España,
    Y al viento de los pueblos lanza tu cantar:
    Hora es de recordar
    que alas de lino
    te abrieron camino
    de un confín al otro
    del inmenso mar.
    Patria mía
    que guardas la alegría
    de la antigua edad:
    florezca en tu heredad
    al sol de Europa,
    alzada la copa,
    el árbol sagrado de la Libertad.
    Según explica el propio Juaristi,10 los autores decidieron que «el texto debía ser breve, fácil de memorizar y traducir, con un léxico sencillo, sin acentos bélicos y con tres ideas básicas: la proyección universal de España, su destino europeo y la exaltación de la Libertad. (…) Nos pareció que, además de cumplir los requisitos mencionados, [la letra] abundaba, dentro de su brevedad, en referencias a la tradición poética hispánica de todos los tiempos».

  56. Buenos días a todos, ayer no felicité a D. Chigorin espero que la felicidad del día de cumple le dure un año entero.

    Sepan todos que tal día como hoy ETA no asesinó.

  57. Pussy Cat dijo:

    Buenos días.
    Fundación para la Libertad
    NOTICIAS
    OPINIÓN

  58. viejecita dijo:

    Otra cosa, antes de volverme a mis fogones :
    No importa que cada cual cante el Himno con la letra que más le guste, aunque sean diferentes. Lo que importa es que lo cantemos. Y cuantos más, mejor.
    ( Si alguien ha estado en Nochebuena en San Pedro ( o lo ha visto en video ), sabe lo bien que suena el “Noche de Paz”, y eso que se canta, al mismo tiempo, en toda clase de idiomas, y que no molestan nada los desafinados … )

  59. Pussy Cat dijo:

    EL CORREO 22/05/16
    JOSEBA ARREGI
    Equívocos y confusiones
    · Ni el PP consigue asumir que el PSOE es un partido constitucional y leal, ni los socialistas son capaces de ver la legitimidad democrática de la derecha
    Puede que la repetición de elecciones tenga negativas consecuencias en la economía, pero para el periodismo de información y de opinión es una auténtica bendición. Y para los sociólogos y politólogos expertos en elecciones y tendencias políticas, de cuyos análisis se nutren los periodistas. La repetición de elecciones está dando lugar a un verdadero boom de análisis sociológicos acerca de la sociedad española y de los ‘profundos’ cambios que se han producido en ella, y de lo que el futuro depara a los partidos políticos tradicionales: su decadencia y desaparición.

    Una primera idea que se encuentra en la información de la prensa y en sus opiniones es que la sociedad española se ha dividido en dos: la sociedad joven, formada, informada y tecnológica de un lado, y por otro la sociedad española envejecida, con formación básica, con poca información política y además ausente de las nuevas tecnologías. Para que conste el sesgo personal de quien firma estas líneas, el autor cumple a finales de mayo 70 años, devora dos periódicos diarios en papel más media docena en internet, incluidos varios en lenguas extranjeras, muy reacio y crítico con las tertulias audiovisuales, es un inmigrante en el mundo de las nuevas tecnologías, que sin embargo le son instrumento imprescindible de trabajo.

    En la división citada y en su primera parte, lo único constatable sin matices es el elemento de la juventud. Una juventud de la que se afirma que es la mejor formada de la historia de España, algo que merecería algún matiz: es la que más títulos superiores ostenta, lo cual no es equivalente a ser la mejor formada, pues no siempre la cantidad garantiza la calidad. Es oriunda en el mundo de las nuevas tecnologías, pero éstas le sirven tanto para informarse como para evadirse, para vivir conectado como para vivir un presentismo –¡democracia ya!– infantil sin pasado ni futuro, para formarse como para dar rienda suelta a la necesidad de vivir en el mundo del espectáculo y la ficción.

    La contraposición son las generaciones mayores. Su nivel de formación/títulos es menor, por supuesto, ya que su esfuerzo y trabajo estuvo dirigido a que sus hijos y nietos no tuvieran que mancharse las manos para ganarse la vida y pudieran ir a la universidad, además de haber aportado lo suyo, algunos al menos, en la lucha por acabar con la dictadura de Franco y apuntalar la transición a la democracia. Es cierto: son trabajadores o amas de casa que han aportado lo mejor de su vida para que las siguientes generaciones pudieran enorgullecerse de su mejor formación, que en absoluto es fruto de su propio esfuerzo, y enorgullecerse también de sus grandes esperanzas y de su gran conciencia de ser portadores y sujetos de múltiples derechos que a las anteriores generaciones ni se les habrían pasado por la cabeza.

    Se mueven en internet a la fuerza, pero sin la confianza de las nuevas generaciones, pero no estoy tan seguro de que les interese menos la política porque no estén pendientes del último tuit del político de moda ni sean adictos a las tertulias en las que los expertos afirman que se ‘informan’ las nuevas generaciones. Quizá tenían una conciencia algo más clara del bien común y sabían menos de derechos de segunda, tercera e incluso de última generación.

    De esta división sin matices de la sociedad española parece que los expertos extraen, según los periodistas que nos informan de ello, la consecuencia de que los partidos tradicionales, PP y PSOE, están condenados a decaer y en última instancia a desaparecer, sin tener en cuenta que la juventud, el ser nueva generación, es una situación necesariamente pasajera que con suerte conduce a ser la generación de los mayores, o de los viejos que se decía antes, lo que parece que debiera obligar a ser algo más cautos con los pronósticos.

    Además de las matizaciones necesarias a esa división que nos presentan los periodistas basándose en estudios de sociólogos y politólogos a rebufo de la repetición de la elecciones nos encontramos que esta ‘nueva’ división de la sociedad convive, incluso a veces en el mismo medio y hasta en la misma pieza periodística, con otra división ya muy clásica, que es la división de la sociedad en las dos Españas que hielan tradicionalmente también el alma de cualquier español, las dos Españas extremas, la de izquierda irredenta y la de derecha extrema. División acompañada del canto al centro político que, ubicado en Ciudadanos y PSOE, convierte automáticamente al PP en extrema derecha y a Podemos en extrema izquierda.

    Dejando de lado que es difícil entender la convivencia de estas dos divisiones, la imagen oculta uno de los grandes problemas de la democracia española: ni el PP consigue asumir que el PSOE es un partido constitucional cuya lealtad al sistema no puede ser puesta en duda permanentemente, ni el PSOE es capaz de asumir la legitimidad democrática de la derecha, es decir, del PP, tras el que sigue sospechando la sombra del franquismo que le permite seguir creyéndose en posesión de la moral y de la verdad de la historia.

    Uno echa en falta en todos estos análisis y en otros muchos alguna referencia a las consecuencias del cambio del modelo de producción capitalista que ha dejado de lado el capitalismo de producción para pasar a ser capitalismo de consumo con las consecuencias debidas en la cultura misma, echa en falta una referencia a las consecuencias de la desaparición de la manufactura, de la producción industrial como eje del grupo que forma la masa a la que representaba el socialismo, los trabajadores industriales, echa en falta la referencia a las consecuencias individualizadoras en el proceso de trabajo de las nuevas tecnologías, lo que dificulta la definición del bien común. Será que me he equivocado de lecturas y pierdo el tiempo con Kant, Hegel (dejó escrito que el capitalismo industrial produce desigualdades), Tocqueville, Blanchot, Levinas, Rosenzweig, Schmitt, Kelsen, Touraine, Rosanvallon, Sennet, Agamben y otros antiguos.

  60. Pussy Cat dijo:

    EL CORREO 22/05/16
    JAVIER ZARZALEJOS
    Otegi y el contraindicio
    · Estamos presenciando la devastación diaria, sistemática y calculada de la memoria del terror de ETA y de las responsabilidades de sus autores
    Tiene dicho Pablo Iglesias que «sin gente como Otegi no habría paz». Y a esto se está dedicando el dirigente de Sortu, a rentabilizar el homenaje de la extrema izquierda y los indepenentistas que, lejos de disimularlo, hacen cada vez más explícito el reconocimiento a ETA de su papel precursor en el ataque al sistema constitucional. Ese conglomerado de las CUP, ERC, Podemos y sus confluencias IU, JpS, etc. tiene razones para creer que han sustituido al PNV al pie del nogal y que ahora son ellos –quién lo iba a decir, tantos años después– los que recogen las nueces que hacen caer con efecto retardado las sacudidas terroristas de ETA contra la convivencia de los españoles bajo la Constitución. Otegi no es otra cosa que la coartada, el homenajeado por poderes. A quien reivindica la extrema izquierda es a ETA, esa banda que como sentenció el citado Iglesias tenía razón porque si de lo que se trata es de reventar el sistema constitucional –y de eso se trata– «quien se dio cuenta de eso desde el principio fue la izquierda vasca y ETA».

    La gira de Otegi escandaliza. Pero lo realmente escandaloso es que frente a la perversión histórica y moral que denota el elogio de Iglesias no prevalezca lo que responde Maite Pagaza: «Sin gente como Otegi no nos habrían perseguido ni asesinado». Tal vez porque muchos se sienten incapaces de ir más allá de la estéril expresión de su escándalo, se ha intentado endosar la papeleta, por ejemplo, al presidente del Parlamento europeo, Martin Schultz, que, como era de esperar, no ha encontrado razones para impedir la entrada en esa institución a quien ha saldado sus cuentas con la Justicia española –ya veremos qué pasa con la pena de inhabilitación–, se le ponen en bandeja audiencias millonarias y recibe el elogio continuo por su supuesta contribución a la paz de un segmento nada desdeñable del espectro político.

    Lo que estamos presenciando es la devastación diaria sistemática y calculada de la memoria del terror de ETA y de las responsabilidades de sus autores e inductores, que se dedican a arrojar cortinas de humo de indecente sentimentalismo sobre sus atroces biografías.

    ¿Qué le decía Otegi a Évole hace unas semanas sobre Hipercor? Que supuso una «convulsión» pero que ETA avisó tres veces. ¿Y de Miguel Ángel Blanco? Que fue una «catástrofe» para la que al parecer él se preparaba en la playa de Zarauz con su familia porque no sabía que iban a matar al concejal del PP. ¿Condenar? Otegi ahí parecía ofendido: «¿Cómo me pueden pedir a mí ahora que condene una cosa del pasado cuando yo no la condenaba cuando se producía?» El potencial candidato a lehendakari por Sortu se ha mantenido en ese guión y no ha perdido oportunidad de reiterarlo. Incluida su negativa a condenar el terrorismo de ETA, no una abstracción de futuro sino el que se ha producido, el que efectivamente habría que condenar.

    Esto de la condena no es un problema de literatura ni, como han inventado ahora, un concepto religioso que no tiene espacio en la política sino que se trata de un concepto de densidad jurídica decisiva.

    Porque la condena del terrorismo que la mayoría del Tribunal Constitucional (TC) quiso ver en los estatutos de Sortu fue el ‘contraindicio’ que según el Tribunal permitía legalizar a ese partido. En efecto, según esa interpretación, la condena que la mayoría del TC creía ver (6 a favor, 5 en contra), desvirtuaba los argumentos del Tribunal Supremo que había considerado a Sortu como un intento fraudulento de dar continuidad a las organizaciones políticas ilegalizadas de la izquierda abertzale.

    La interpretación fue un caso poco común de voluntarismo. Como puso de manifiesto el voto particular del magistrado Manuel Aragón, la condena que requería la propia jurisprudencia del Tribunal debía ser «inequívoca», «un pronunciamiento firme e indubitado frente al terrorismo y sus instrumentos». Añádase que como había establecido el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, «los estatutos y el programa de un partido político no pueden ser tenidos en cuenta como único criterio para determinar sus objetivos e intenciones» porque en general la voluntad de cometer actos ilegales no se suele solemnizar en documento publico. Y la conclusión resulta bastante desalentadora.

    Porque la condena a la que se refiere el Tribunal Constitucional no puede ser la ‘no condena’ que explícitamente afirma Otegi. Porque condenar es lo contrario al argumento exculpatorio de que ETA en la matanza de Hipercor «avisó tres veces». Condenar no es igualar en el valor aflictivo y jurídico de víctimas y ‘violencias’, del terrorismo y la coacción legítima del Estado. Bien es cierto que antes ya se había aceptado que un partido como Sortu que reúne a gentes como Otegi, Arraiz, Barrena, entre muchos otros, supone, como se alegaba ante el TC, «una nítida separación e indubitada ruptura» respecto de las organizaciones políticas ilegalizadas de la izquierda abertzale.

    Se han deglutido ruedas de molino como estas, y ahora se siente el dolor de la indigestión. Otegi y sus compañeros de gira han crecido en el terreno abonado por la confusión y la indolencia, en la tentadora y fallida propuesta de cambiar legalidad por oportunidad, en la ausencia de una narrativa cívica que han impedido la torpeza y el sectarismo de quienes debían construirla. Otegi crece en ese difuso síndrome de Estocolmo que lleva a rechazar por extemporánea y excesiva toda exigencia legal y democrática con el argumento de que ETA ya no mata y eso, al parecer, debe bastar.

    «Frente a lo que de manera un tanto entusiasta se afirma en la sentencia de la que discrepo, esa pretendida ‘condena inequívoca del terrorismo’ no aparece por ninguna parte en los estatutos de Sortu». Estas palabras que resumen el voto particular del magistrado Manuel Aragón a la sentencia del Constitucional que legalizó a Sortu en junio de 2012 van aseguir resonando sobre la retórica de los bienpensantes. Estábamos avisados.

  61. Pussy Cat dijo:

    Doy una vuelta por aquí y veo que Candela no ha aparecido. ¿Secuelas del concierto de Bruce?
    Jon Juaristi
    Prudencias

  62. Pussy Cat dijo:

    Manuel Molares do Val
    Transgénicos progresistas
    Esto se lo llevo oyendo al divulgador científico Félix Ares de Blas hace veinte años…mira por donde…

  63. Pussy Cat dijo:

    Fernando Sánchez Drago, menudo homenaje:
    Éste era un hombre

  64. Bruno dijo:

    Hay nueva entrada. Aprenderán la nueva acepción de deshumanizar.

  65. envite dijo:

    Emocionante recuerdo del grandísimo Alvite. Gracias, Patrón.
    Y mil felicidades al querido Chigorín

  66. Gulliver dijo:

    Precioso homenaje al gran Alvite. Gracias por compartirlo con todos nosotros, Patrón

  67. Andoni dijo:

    Yo siempre he tenido gran empatía con las casas de putas. Cuando he entrado en alguna de ellas (una o ninguna vez) siempre hemos terminado en empate: Ellas no han cobrado… y yo no he follado.

  68. Pirracas dijo:

    ¡¡Qué vergüenza hemos sentido todos los españoles decentes al ver a la Colau, tan “tierna ella” y al pájaro loco de Puig demont sentados ayer en el palco del Real Madrid!!
    Y qué lástima que el Sevilla no,ganara la Copa del Rey.

  69. Pingback: Premio José Luis Alvite a Xosé Luis Barreiro Rivas – APG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s