Temporas y mores (I)

Puedo prometerPublicado hoy, en mi columna de El Mundo

Recordarán los más memoriones del lugar que Felipe González anunció en sus buenos tiempos de los 202 escaños que iba a someter la gestión de UCD a “auditorías de infarto”, amenaza en la que se regodeaba Alfonso Guerra, mientras motejaba a Adolfo Suárez de ‘tahúr del Missisipi con chaleco floreado’.

El gran Paco Umbral escribió en la última de este periódico que aquello de las auditorías fue el ‘se sienten, coño’ de Tejero, perpetrado por un devoto de Mahler. Guerra llamó a Suárez “perfecto inculto procedente de las cloacas del franquismo” lo acusó de “regentar la Moncloa como una güisquería” y dijo que quería asaltar el Congreso subido en el caballo de Pavía”. Ni Pavía entró en el Congreso a caballo, ni Suárez necesitaba esa metáfora del golpe. Ya había entrado dos veces empujado por el voto de los ciudadanos (1977 y 1979). Y ahora va el joven Sánchez y en lugar de declararse heredero de aquel dúo sevillano al que Julio Cerón llamaba ‘el par director’ se equipara con Suárez: “puedo prometer y prometo decencia, diálogo y dedicación’. También se ha declarado heredero del Barça, quizá por influencia del par Collboni-Colau, aunque no se ha atrevido a vestirlos de blaugrana.

El joven Sánchez demuestra aquí su modestia, pero no descartemos que para el comienzo de la campaña nos guarde su ‘I have a dream’ y que aprovechando la numerosa presencia de alemanes en la costa mediterránea, tenga preparado su ‘soy berlinés’ (Ich bin ein Berliner) como Kennedy en el 62.

Coincidiendo con el declinar de las auditorías, que dejaron los infartos en una leve arritmia, estalló el caso Flick. Un empresario alemán así llamado sobornó a la práctica totalidad de los partidos del Bundestag. Luego, el SPD financió al PSOE con un millón de marcos a través de la Fundación Ebert. A mí me cupo, y me cabe, una duda a favor del PSOE. ¿Sabían sus dirigentes que eran fondos procedentes de un asunto de corrupción? Puede que no, pondré un ejemplo: el airado portavoz de Posemos en el Senado, Ramón Espinar Junior, tiene derecho a la presunción de inocencia ante el hecho, más que probable, de que sus regalos al cumplir los 16, una bici, unas vacaciones familiares, qué sé yo, fueran pagados por Espinar Senior con su tarjeta black.

Lo que son las cosas, en 1984 se creó una comisión de investigación en el Congreso. Fraga mandó contra González a su secretario general, un cachorro cuyo aspecto le habría hecho superar con éxito un casting para hacer de oficial de las SS en ‘Holocausto’. O quizá para hacer de Strelnikov en Doctor Zhivago. En su respuesta parlamentaria, Felipe acuñó una frase llamada a hacer fortuna: “Señor Verstrynge… He sido absolutamente claro: no he recibido ni un marco alemán. Ni de Flick, ni de Flock”.

Y ahora, casi 32 años después venimos a enterarnos por testigo autorizado de que el propio Verstrynge, junto a Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero, recibieron siete millones de euros librados por Chávez a favor de la Fundación CEPS para favorecer la creación de un partido chavista en España. Así lo ha declarado ante la UDEF en el Consulado de España en Nueva York el que fue ministro de Finanzas de Chávez, Rafael Isea. Él dio a firmar al líder bolivariano la orden de pago e identificó la firma sin ningún género de dudas. Flick y CEPS son dos casos de financiación extranjera, pero hay una diferencia: la pasta de la socialdemocracia alemana era para apoyar y consolidar la transición española, un impulso democrático. La subvención bolivariana era justo para lo contrario. (Continuará, ya lo verán).

Acerca de Santiago González

Periodista. Columnista de El Mundo. Ha publicado "Un mosaico vasco" (2001), "Palabra de vasco. La parla imprecisa del soberanismo" (2004), "Lágrimas socialdemócratas. El desparrame sentimental del zapaterismo" (2011) y "Artículos 1993 - 2008" (2012). Premio de Periodismo El Correo 2003.
Esta entrada fue publicada en .. Guarda el enlace permanente.

26 respuestas a Temporas y mores (I)

  1. Chigorin dijo:

    “Oh, tiempo de las moras” que decía el clásico.

  2. Chigorin dijo:

    La Ley del Embudo, con la del mínimo esfuerzo, es de las pocas que se aplican a rajatabla. Una vez que Iglesias agote el recurso de los cónyuges pillados in fraganti en una aventura extramarital (negar y negar), siempre queda la cláusula Hispan TV: “¿Me gusta? No, no me gusta. Pero si los bolivarianos quieren invertir en nosotros porque les interesa, ¿nos aprovechamos o no?”.
    Podemos es el séptimo de caballería de las contradicciones.

  3. Nodoycredito dijo:

    Maestro Chigorín ya son Unidos Podemos. Tienen patente de corso y una presencia mediåtica implacable. Así cualquiera.

  4. El Capitán dijo:

    De vez en cuando conviene recordar cómo se las gastaba Alfonso Guerra. Gracias, Patrón.
    Buenos días.

  5. Pezolaga dijo:

    Bueno, ahí dejo un hipotético diálogo entre Suárez y Schz:
    Suárez:” Será posible la concordia?”
    Schz: “No es no”

  6. Espía Ruso dijo:

    Buenos días.
    ¡AY, los tiempos de “convoluto” !

  7. luigi dijo:

    Pedro Sánchez: Podemos prometer y prometo.

  8. Belosticalle dijo:

    Don Luigi, es usted el Diablo.

  9. gastrourroz dijo:

    Magistral, amigo!!! Luigi tampoco es manco.

  10. Rorschach dijo:

    Patrón, no crea que el conocimiento de la financiación venezolana le quitará votos a Arrejuntaditos Podríamos. Su sustrato social está ideológicamente podrido y convencido de:
    a/ Si lo denuncia la “caverna”, es bueno.
    b/ Si viene de Venezuela, es muy bueno.
    c/ Si nos favorece, es cojonudo.

    No será la prensa quien nos libre de esta plaga, pero tampoco parece que la Fiscalía esté muy por la labor.

    Como muestra, vean el recibimiento que brindó esta izquierda tan humanista y demócrata al padre de Leopoldo López en Asturias. “Vamos a matar a tu hijo, por chulo”, se les escucha gritar. Para llorar, temblar o emigrar, o todo junto.

  11. Murphy dijo:

    Ayer escribió Pérez Reverte un artículo en XL Semanal de los que hacen llorar. No sé de dónde sacan tanto odio personas que han nacido después de la muerte de Franco:

    Acabo de leer un artículo publicado por un jovencísimo y presunto historiador, responsable de literatura de la Fundación de Investigaciones Marxistas y director de una Revista de Crítica Literaria Marxista -así se define él en su biografía- llamado David Becerra Mayor, con el humilde título Decálogo para escribir una novela sobre la Guerra Civil. Nada menos. Y como de vez en cuando escribo novelas, aunque todavía ninguna sobre ese asunto, y como resulta también que en otro tiempo estuve en media docena de guerras civiles en Europa, África y América, así como en doce o quince de las otras, y por tanto algo de ello recuerdo, y además la Guerra Civil española no me la contaron de segunda mano jovenzuelos presuntuosos, sino varios de sus protagonistas, el decálogo en cuestión me ha picado la curiosidad. A ver si aprendo algo, me he dicho. Por si un día me pongo yo a la faena, vaya. Y lo he leído. Y también he leído, porque Internet facilita esas cosas, declaraciones del autor sobre las novelas ya escritas sobre el particular. Declaraciones que pueden resumirse en que nadie, a juicio del tal Becerra -quizá porque hasta ahora no habían leído su decálogo-, ha escrito nunca una novela digna o satisfactoria sobre la Guerra Civil; porque de cuantos lo intentaron, entre ellos Javier Cercas, Muñoz Molina, Dulce Chacón y Almudena Grandes, ninguno fue capaz de llegar al grado de perfección ideológica marxista que Becerra considera condición indispensable para quien ose acometer tamaña empresa.

    Dicho en corto: David Becerra Mayor, que por las fotos dudo haya cumplido los cuarenta años, en un ejercicio de soberbia intelectual que estremece no tanto por lo ingenuo como por lo siniestro, en vez de escribir él mismo una novela magistral que acabe quod erat demostrandum con las otras, se atreve a establecer un decálogo, unas reglas ideológicas que deberían ser cumplidas por cuanto escritor aborde el tema. Reglas que pueden resumirse en una: todo intento de novelar de modo ecuánime favorece a los malos. Hay que ir a ello con ganas de ajustar cuentas. Es necesario contar todo el tiempo que nuestra guerra civil no fue una carnicería fratricida de causas múltiples y complejas, sino el caprichoso alzamiento de cuatro militares, curas y banqueros armados por Hitler y Mussolini contra un pueblo español unido, noble y trabajador, que se opuso al fascismo como un solo hombre y una sola mujer. Un pueblo español que, por supuesto, jamás actuó movido por el odio y la venganza -como sí hizo el otro bando, que no era pueblo ni era nada-, sino por defender una idílica república que estaba a pique de convertirse, con un poquito más de paciencia y salivilla, en el paraíso del proletariado. Contar atrocidades del bando republicano es, por tanto, favorecer a los fascistas. Escribir, como hizo Chaves Nogales («Tanto o más miedo tenía a la barbarie de los moros, bandidos del Tercio y asesinos de Falange, que a la de los analfabetos anarquistas o comunistas»), que en todas partes hubo héroes y criminales, es hacer un favor a las clases que dominaron y dominan. Es tibieza y falta de compromiso literario. Traición, incluso. Por eso el tal Becerra se atreve hasta a decretar cómo concluir esas novelas; pues cualquier final feliz, dice, es un acto ideológico que favorece la memoria de los malvados.

    Resultaría consolador pensar que niños góticos posmodernos, fatuos con ansias de historiar como el arriba citado, se limitan a eso: a parir decálogos mediocres, disparates sectarios de los que uno puede reírse con cuatro teclazos. Pero hay algo más, que no da risa. Hay algo en sujetos como él de inquietante, de maligno, que trasciende la anécdota estúpida. Leyéndolo -sobre todo la lista de novelistas que desgrana, marcándolos con salivazos de rencor- es imposible no recordar, para los que sí sabemos, sí hemos leído y sí hemos vivido, a todos aquellos presuntos intelectuales que en ambos bandos, con camisa azul o con mono de miliciano, pero todos con pistola al cinto, paseaban por los cafés de retaguardia con listas de nombres en el bolsillo, cebando con su rencor y su vileza paredones, cunetas y fosas comunes: tumbas de la infamia que el bando vencedor desenterró en la posguerra y los hijos y nietos de los vencidos intentan, legítimamente, desenterrar ahora. Tumbas, unas y otras, cuya mención debería servir para no repetir errores y tragedias; no para que pseudohistoriadores irresponsables pretendan reescribir a su torcida manera, para las generaciones jóvenes, la historia de unos años trágicos que ni vivieron ni comprenden, y que lo hagan cegados por las orejeras de la estupidez y el imbécil fanatismo.

  12. ¡Qué tiempos…!
    Solamente los “viejunos” que hayamos vivido los hechos narrados los recordamos con interés y hasta nostalgia a la vista de lo visto que también estamos viviendo ahora; para que un botarate contemporáneo se permita la ¿humorada? de repetir cual cacatúa bolivariana las históricas palabras de A.S.: “Puedo prometer y prometo”.
    Cierro, reproduciendo su párrafo final:
    “….pero hay una diferencia: la pasta de la socialdemocracia alemana era para apoyar y consolidar la transición española, un impulso democrático. La subvención bolivariana era justo para lo contrario. (Continuará, ya lo verán)”.

  13. Andrónico dijo:

    A la panda de farsantes de Podemos, ya la tienen calada en Francia los propios “Indignados” (en español usan el término). Aunque no dominen la lengua de Moliere, les animo a que entren en el articulo que hay un cuadro espectalcular dondo nos explican con detalle que no les estaba preocupando aquellos días del 15 M a estos golfos:

    https://blogs.mediapart.fr/joboussion/blog/140516/lettre-ouverte-aux-nuitdebout-depuis-les-quartiers-dinternet-des-indignados

  14. luigi dijo:

    Le quitará la democracia a La Casta y se la devolverá a La Gente. PI: Puedo Prometeo y prometo.

    +
    Don Belosti…(diábolo, como mucho)
    +
    Gastrourroz…

  15. Mucho me temo que Sánchez se declara heredero del Barça no por influencia del par Collboni-Colau, sino directamente de su antecesor, el ínclito Zapatero, también declarado un gran fan culé. El joven Pedro anda tras las pisadas del prohombre sin sangre en el cuerpo.

    Si en la sigla UPyD quitamos “y Democracia”, nos queda UP (Unidos Podemos). Revelador, dado lo alérgicos que son estos especímenes de extrema izquierda a la democracia.

  16. belisario dijo:

    Pedro Zelig. Hoy puede ser Djokovic, mañana Bob Dylan y pasado la Dama de Elche. Resulta la mar de entretenido.

  17. jotero dijo:

    Gracias D. Murphy, por el excelente artículo que nos trae de Pérez Reverte: impagable, por lo que dice, y más por lo que pronostica. Decididamente, una buena parte de la sociedad española está más que enferma, está ya casi cancerígena, purulenta y con ganas de infectar todo el organismo, porque ella misma sabe que no se va a salvar, y lo que pretende es pudrir a todos, vengarse, para que la gusanera sea lo más amplia posible. O los desalojamos pronto por las buenas, con votos, o me veo dentro de poco teniendo que coger el lanzallamas, me temo… Al primero que se me arrime, ¡zas!, una rociadita y a correr.

    Por cierto que el “sujeto” del que se habla tiene un blog (empezado en el 2014, ¡qué casualidad!): si el estómago les aguanta, echen un vistazo a las pintas que se gasta y a lo que ¿dice?, y verán que risas. No se puede ser más tonto, sectario y mala-baba…, ¿y este tipo se dice nada menos que “doctor en literatura española”? Lo deben regalar, últimamente, porque maemía, maemía lo que está saliendo ahora de las universidades españolas, dan ganas de fumigar.

  18. Pussy Cat dijo:

    No se lo van a creer…
    ¡Hay nueva entrada!

  19. belisario dijo:

    La sombra de Caín tiene una agenda apretadísima para los próximos meses.

  20. Benilo dijo:

    Desde que ocurrió el 11M, siempre he pensado que sus consecuencias serían catastróficamente trágicas y valga el pleonasmo, para España. Tanto, que nos llevarían, sin remisión, a un nuevo desastre.
    http://www.libertaddigital.com/opinion/luis-del-pino/fernando-mugica-in-memoriam-78969/
    Aunque hubiera preferido, sin duda, haberme equivocado, por desgracia, los acontecimientos que estamos viviendo y los que viviremos, creo que respaldan mi pronóstico.
    Ojalá, todavía pueda decir que me equivoqué.

  21. Mujerárbol dijo:

    Buenos días a todos. Hace años, cuando aun no escribía a rajatabla, como ahora hago me hizo gracia, por lo nefasto, cenizo y acollonante, cierto artículo que leí en uno de los grandes periódicos españoles (pero segura estoy de que no era el ABC). En el se soflamaba que a los escritores tenían que hacerlos funcionarios, dada su benemérita labor de relatar la sociedad y de educar el gusto estético-literario. Así, lo decía con seriedad -me parece- alguien que vaya usté a saber, lo mismo es el doctor ese. Jajajaja…¡ups! ¡¡firmes!!
    He leído novelas sobre la guerra civil y sobre otras guerras civiles (cf. “Los peces de la amargura” de Fernando Aramburu, una guerra que ahí tenemos, a mano) que ya describen bastante bien, sin que se haya de ser marxista, ni vestal, ni ortodoxo, ni doctor en ná, lo que fue la guarra civil, cualquier guarra civil. Por citar y decir, si el “Ayer no mas” de Trapiello me dejó temblando, ya me había dejado, a mis quince años, “Cuerpo a tierra” de Ricardo Fernández de la Reguera y el “A sangre y fuego” de Chaves Nogales -que lo tengo olvidado en una casa lejana, porque me provocó auténticas pesadillas-. Todos ellos, no ya por lo que digan sino por lo que el lector DEBE poner de su parte, enseñan que los malos pueden estar en cualquier parte, como es normal en la Humanidad. Pero que en la Guarra Civil Española estuvieron bien, pero bien repartiditos.
    Así que el señor doctor no se moleste, que ya sabemos como hay que escribir sobre el tema: con honestidad, sin dualismo gnóstico y sin decálogos. Los decálogos están muy bien en las Iglesias, incluso clavados en las puertas. Observen vds. de dónde les traigo el enlace (y estoy seguro que vds. conocen otros) y cierro diciendo que, en sí, el tema Guarra Civil no es de los que me interesan más. Y que tontos hay más que botellines.

  22. Pirracas dijo:

    Ese Becerro Mayor es un tipejo inmundo por cuyas venas y arterias solo fluye ese verdinegro y viscoso veneno fruto de la envidia y el rencor.
    Es deseable que tenga una larga vida para que sufra más y más los efectos de su negro odio, rumiando su fracaso vital hasta que se pudra en insoportable sufrimiento y lenta agonia.
    Y luego… al pudridero. O mejor, al cenicero para que sus restos no contaminen la naturaleza.

  23. No sé si se ha comentado en este foro el libro de Rosa Díez.
    A mi me ha resultado interesante. Y me ha echo valorar más a UPyD y menos a Ciudadanos (q quienes ya valoraba bastante mal, la verdad)

    Mi conclusión de por qué se ha hundido. En última causa por un excesivo esencialismo que le impedía colaborar con el resto.

  24. Aficionado dijo:

    Efectivamente, Mr. Sánchez es el ” Leonard Zelig” de la política española actual, capaz de transformarse en quien le venga bien para ese rato, aunque cada vez parece que hay mas candidatos para el papel. Habrá que hacer un casting y ver a quien escogen en junio,

  25. valdi63 dijo:

    “Fraga mandó contra González a su secretario general, un cachorro cuyo aspecto le habría hecho superar con éxito un casting para hacer de oficial de las SS en ‘Holocausto”, D. Santiago, genial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s