Películas francamente sobrevaloradas (11)

Foto 1 Bertolucci

DOS POR UNO Por Fernando Navarro/Navarth

 LO QUE PUDO SER Y NO FUE

(Novecento, 1ª y 2ª parte, B. Bertolucci, 1976)

 

Podía haber sido una de las grandes: la historia de dos amigos provenientes de muy distinto nivel social en la movediza Italia de la primera mitad del siglo XX. Lo tenía todo. A dos jóvenes Robert de Niro y Gerard Depardieu como protagonistas. Nada menos que a Burt Lancaster y Sterling Hayden como sus abuelos. A Donald Sutherland como malo. A Dominique Sanda para poder enamorarse a conciencia, tanto los protagonistas como el espectador. Incluso a Stefania Sandrelli, si los gustos de uno eran más toscos. Tenía el exquisito gusto visual del director, y su talento para usar los paisajes de Emilia Romaña como una escenografía perfecta, en la que lo visual y lo narrado encajaban de forma inseparable.

De acuerdo, la intelectualidad estaba profundamente politizada hacia la izquierda y de hecho el director era comunista. Pero podía, al menos, haber hecho un gran panfleto: el comunismo explicado en una sesión de guiñol para adultos (pues eso es el cine). Pero entonces decidió describir el fascismo encarnándolo en Donald Sutherland. Ahora imagínense la proyección en un cine de arte y ensayo de una película del franquismo en la que el comunista se pasara la película haciendo muecas, poniendo cara de sádico o de obtuso (a veces simultáneamente), matando gatos a cabezazos, violando niños, y asesinándolos a continuación estrellando repetidamente su cabeza contra la pared: el desprecio, las burlas, las sonrisas de suficiencia se habrían extendido por la sala. Pues bien, esto no ocurría ante la película que hoy comentamos. ¿Quién se habría atrevido?

En ‘Novecento’ la maldad y la bondad están estrictamente repartidas por clases sociales. Mientras los campesinos bailan y tocan la ocarina y se entregan a sus sencillos placeres, los miembros de la clase opresora se deslizan como presencias malignas por la pantalla para hacerlos infelices. De los protagonistas, el campesino es idealista y enérgico; el capitalista débil y condicionado fatalmente por sus intereses de clase. El director no perdona a (casi) ninguno de los miembros de la clase dominante: como Burt Lancaster le ha quedado imponente y atractivo lo convierte ‘in extremis’ en pederasta. Pero el director es un esteta, y difícilmente, por muy comunista que sea, se puede sentir atraído por la vida tribal de los campesinos que nos presenta. Por eso tiene que redimir a un par de personajes refinados que, si bien son de alta sociedad, tienen el buen gusto de simpatizar con el comunismo que pretende eliminarlos de la historia.

Creo que las películas que más nos impresionan son las que vemos a una cierta edad [1], y a esa edad me dio más por el cine italiano que por el francés (menos mal). Por eso me veo obligado a ver periódicamente la primera parte de la película, justo hasta que comienza a salirse definitivamente de madre. Y con ello vuelvo a disfrutar de los maravillosos paisajes emilianos, a añorar a patriarcas como Burt Lancaster y a actores como Sterling Hayden, a disfrutar de la amistad de De Niro y Depardieu, a enamorarme de Dominique Sanda, y a rumiar mi rencor contra Bernardo Bertolucci por haber dejado que la ideologización del momento nos arruinase una obra maestra.

… LO QUE NUNCA DEBIÓ HABER SIDO (Bernardo y el sexo)

 Foto 2 Bertolucci

Cuenta el crítico Roger Ebert que la protagonista de ‘Belleza robada’ es una joven que viaja a la Toscana con el fin de perder su virginidad y de encontrar a su padre, y que con un argumento así siempre cabe el riesgo de que alcance ambos objetivos al mismo tiempo.

La protagonista es Liv Tyler, que dice tener diecinueve años pero habla y piensa como si tuviera quince (les voy a ahorrar sus versos). Es hija de una famosa modelo y poetisa, y si encuentran que esta combinación es improbable en el mundo real les adelanto que la película no se desarrolla en él. En la casa de la Toscana pasan sus vacaciones una serie de intelectuales y artistas de distintas edades (sabemos que lo son porque ellos se encargan de repetirlo), y los hombres acogen la llegada de Liv Tyler con la misma expresión que el conde Drácula antes de comer.

María Schneider tenía 19 años cuando rodó ‘El último tango’, quedó encasillada como actriz fresca (e hirsuta), y no se lo perdonó a Bertolucci. Cuentan que después iba repitiendo la siguiente máxima, extraída de su experiencia personal: nunca te desnudes delante de un hombre maduro que te dice que es por arte. Al parecer Liv Tyler (19 años de nuevo) escuchó el consejo y no se dejó desnudar en exceso, así que Bertolucci tuvo que hacerlo con Rachel Weisz, porque ¿de qué sirve ser un director consagrado si no consigues empelotar a las actrices (o actores, según los gustos)? Posteriormente, además, se desquitaría con Eva Green, que sería desnudada a conciencia en ‘Soñadores’, que de paso es una buena película. Green intentaría defender a Bertolucci diciendo: Bernardo puede ser un manipulador. Tiene sesenta y tantos años, pero no es un pervertido. Es como si fuera mi padre. Glups.

En ‘Belleza robada’ los personajes masculinos parecen viejos verdes que babean al paso de Liv Tyler (que no es para tanto). Pero lo más notable es esto: todos muestran el mismo nivel intelectual de la adolescente, y su enfoque hacia el sexo es igual de sofisticado (“el sexo es lo más embelesador del mundo” es la aportación de un Jeremy Irons literato a Liv Tyler). Los diálogos de unos artistas-adolescentes son exactamente como pueden imaginar, y la película va discurriendo entre distintos grados de sonrojo y vergüenza ajena hasta su desenlace.

¿Cómo ha ocurrido esto? ¿Es un fallo del director o un enfoque voluntario? En ‘Amadeus’, Milos Forman no retrata a Mozart: muestra la imagen desquiciada que Salieri, senil y enfermo de remordimientos por la envidia que el genio le causó en vida, tiene de él. Es posible que, de modo similar, Bertolucci haya querido presentar la visión que de los adultos tiene una quinceañera. Una historia de ‘Esther y su mundo’ dedicada a los artistas. O los intelectuales en versión click de Famobil. Si este fuera el caso, la pregunta sería ¿para qué? Me inclino más bien a sospechar que la película no da más de sí.

Todo ello, eso sí, de nuevo en una escenografía espectacular. Concluye certeramente Roger Ebert: la acción se desarrolla en la casa a la que todos desearíamos ir una temporada… después de que los personajes de la película hubieran emigrado.

[1] Por eso esta serie levanta ampollas, porque criticamos monumentos intocables de nuestro bagaje sentimental. Ya siento.

Acerca de Santiago González

Periodista. Columnista de El Mundo. Ha publicado "Un mosaico vasco" (2001), "Palabra de vasco. La parla imprecisa del soberanismo" (2004), "Lágrimas socialdemócratas. El desparrame sentimental del zapaterismo" (2011) y "Artículos 1993 - 2008" (2012). Premio de Periodismo El Correo 2003.
Esta entrada fue publicada en .. Guarda el enlace permanente.

79 respuestas a Películas francamente sobrevaloradas (11)

  1. andalindes dijo:

    Buenos días .
    Que título más de actualidad aplicado a temas como : Nacionalismo, Educación y respeto, etc.
    De la película salvó su gran entrada poco conozco de ella.
    Un cordial saludo

  2. andalindes dijo:

    El cine no es el Séptimo Arte, es el primer elemento de manipulación de masas.

  3. andalindes dijo:

    En cuanto a la segunda película , bueno parece un remake de la serie ” Marco de los Apeninos a los Andes” pero con escenas de sexo y sin mono jejejej

  4. Rorschach dijo:

    Dice que “Soñadores” es una buena película, pero a mí me provocó impulsos sociópatas. Tres niñatos ricos jugando a revolucionarios en mayo del 68, la inverosímil virginidad de Eva Green, el intento de suicidio más patético jamás filmado, la escatología menstrual… ¡Quita, bicho!

    Lo que no tiene nada que ver con que me haya encantado esta soberbia entrada del maestro Navarth, que he leído, releído y volveré a leer. Qué bien deconstruye usted, oiga.

  5. andalindes dijo:

    Don Navarth.
    Perdón desconozco el motivo por el que este post no se publicó el primero, estará en el sueño de los justos.
    Agradezco la entrada de hoy, como siempre supera las expectativas, en un placer leer sus comentarios y una obligación releer sus entradas, nos relata dos películas ( que además conoce por haberlas visto , se agradece que hable de primera mano…), en las que queda claro el uso manipulador de los Directores para dejar clara su postura sesgada en diferentes temas, por desgracia es el pan de cada día.
    Un cordial saludo y gracias por alegrarnos el día con un tema tan dado al comentario. Sexo y violencia , hoy día de grandes aportaciones de los remeros.

  6. Triquiñuelas dijo:

    Buenas.

    Carta de Willy a la nomenklatura: Hasta la victoria siempre

    Jodó, dicen que el café despierta…

  7. luigi dijo:

    Cine: Arte y Engaño.

  8. viejecita dijo:

    ¡ Vaya por los dioses !
    ¡ Don Navarth , malaidea : me acaba de destrozar dos películas , ( la primera parte de Novecento, y Belleza Robada ) , que me encantan !

    Y eso que a mí con Bertolucci me ocurre como con Visconti, que me parece que arrima demasiado, y pretendiendo engañarnos, pero sin engañarnos, el ascua a su sardina : Ponen a señoras jóvenes y guapas, y las desnudan, pero está claro que a ellos esas señoras ni fú ni fá.
    Porque, vamos a ver, y por mucho que Bertolucci esté casado con Claire Peploe, no es normal que, en una película tan preciosa como ” La estrategia de la Araña”, le ponga en la escena que para mí debería haber sido la más bonita, al joven Athos bailando con una Alida Valli ya vieja , llena de arrugas y con el rictus exagerado que se le puso al envejecer… Por mucho que a todos , chicos y chicas, Alida Valli nos dejase epustuflados en “El Tercer Hombre”, en esa escena de baile ( por cierto, otro como Cimino, que los bailes son su punto fuerte ), tenía que haber puesto a otra actriz que se pareciera a Valli, o haber insertado sobre la imagen real, otra , dibujada, con ella pero ella en su esplendor… Y luego, claro, poner a Jean Marais como sabio por encima del bien y del mal… ¡ Jean Marais !
    Tengo un montón de películas de tema homosexual. Y las que conservo, es porque me parecen extraordinarias. Pero en ese aspecto, me molesta que Bertolucci no sea claro, y que no reconozca que le van mucho más los Jason Flemyng ( creo que se escribe así ) o los Joseph Fiennes , que las chicas de turno. Aunque a quienes desnude sea a ellas.

    El caso es que a mí Novecento me parece una película preciosa en su primera parte, aunque se desmelene en la segunda, ( que suelo saltarme a veces, cuando vuelvo a ver la película ).
    Y que Belleza Robada, aunque sólo fuera por ver a Jeremy Irons haciendo de enfermo terminal, y la escena de la fiesta, ya me encanta. Aunque me daba mucha rabia que Liv Tyler se decidiera por el “pinta” de Finnes, para su primera experiencia de sexo, habiendo tenido otras oportunidades…

    Pero he disfrutado muchísimo con esta entrada suya, aunque sólo sea por llevarle la contraria ( que me encanta estar en desacuerdo con mis “betters”, y decirlo, cosa que me suele acarrear bastantes rapapolvos ). Así que:

    ¡¡¡ Muchas Gracias por la cubierta, ha sido un verdadero placer !!!

  9. Fenomenal disquisición, don Navarth. No me gustó Novecento, excepto tres cosas aisladas me pareció grotesca y sin ritmo. De Belleza robada pasé ya. Me parece Bertolucci uno de los directores más sobrevalorados de la Historia del Cine. Y gracias, como digo, Navarth, por el fecundo texto.
    saludos

    “PODEMOS ser Bildu” en…
    http://elblogdejoseantoniodelpozo.blogspot.com/

  10. benjamingrullo dijo:

    Una matización.

    Escribe Navarth: “En Novecento la maldad y la bondad están estrictamente repartidas por clases sociales.”

    Y luego añade:

    “Mientras los campesinos bailan y tocan la ocarina y se entregan a sus sencillos placeres, los miembros de la clase opresora se deslizan como presencias malignas por la pantalla para hacerlos infelices. De los protagonistas, el campesino es idealista y enérgico; el capitalista débil y condicionado fatalmente por sus intereses de clase.”

    En realidad, por lo que Navarth describe -son campesinos no proletarios,- parece que, más que las clases, el antagonismo fundamental de Bertolucci es campo-ciudad. Como en Heidi, idealiza el campo y la aldea primigenia, los valores sencillos y los burdos placeres gregarios… ¿les suena?

    Para qué hablar de izquierdas si tan solo son carlistas.

    *Me da que las fotos están intercambiadas, es que últimamente el patrón se nos despista.

  11. Siperobueno dijo:

    “Podía haber sido una de las grandes: la historia de dos amigos PROVENIENTES de muy distinto nivel social” El verbo provenir ha fagocitado al verbo proceder. ¿No queda más elegante decir PROCEDENTES? Pero no, nadie lo emplea. Estamos atentando contra la riqueza del idioma.

  12. benjamingrullo dijo:

    De lo que he visto de Bertolucci me han gustado la terrible historia de celos de El Cielo Protector, mucho, y El último tango en París, algo menos. Lo demás siempre me ha dejado indiferente o aburrido.

    Divertidísimos textos, Navarth.

  13. Dr.Asclepio dijo:

    La izquierda padeció otro delirio: creer que además de encarnar el ideal político encarnaba, ya puestos, todo tipo de ideales sociales y virtudes humanas. Es decir, como ahora vemos en algunos progres y en el zapaterismo, concentran en sí mismos todos los valores humanos.
    La derecha, por supuesto, todos los malos. Además de feos.
    Recuerdo en mis tiempos juveniles rojos que era una convicción común en ese ambiente que las mujeres de izquierda follaban mejor. Que las reprimidas de derechas eran incapaces de alcanzar orgasmos y de dar juego en la cama debido a su ideología. “No estaban liberadas”. Era la idea de que siendo poseedor de los justos ideales políticos, todos los demás eran dados por añadidura.
    Este delirio tenía la ventaja que te podías curar en cuanto conseguías intimar con una chica normal, o sea no de izquierda, y podías constatar la estupidez cósmica del pensamiento izquierdista. Para curarse de algunos delirios no hay nada como el argumento “ad hominem”. O mejor dicho en este caso “ad mullerem”.

  14. luigi dijo:

    Belleza Robada es la continuación de Novecento por otros medios.

  15. Cascarrabias dijo:

    Hay gente que sabe de todo y se le nota.

    A mí se me nota lo contrario.

    No voy al cine. No tengo tiempo. Pero además no iría porque es machista. “El” séptimo arte, para competir en género con las otras seis Bellas Artes primigenias. Cualquier día se lo denuncio a la Junta y clausuran las salas.

  16. Pussy Cat dijo:

    Formidable entrada, querido Fernando, que maravilla de análisis. Como soy chica no he entendido una cosa. Y es que a la Dominique Sanda le considere un bellezón digno de enamorarse a conciencia y sin embargo a esta otra,Stefanía Sandrelli, la califique de apta solamente para más toscos.Me sorprende que Viejecita haya pasado por alto este detalle. A ver, ¡viva la belleza latina! incomparablemente más sensual que la pavisosa francesa, dónde va a comparar… por lo demás fantástico.

  17. Cascarrabias dijo:

    San Neo, usted que es del ramo, ¿hay una Iglesia vasca?.

    (y no me diga que la de san Vicente Martir de Abando, donde bautizaron a san Sabino de Arana)
    (en cualquier caso, ya no la azotan)

  18. Pussy Cat dijo:

    Por supuesto, traigo fotos de su esplendor… no hay que hacer sangre. Como curiosidad, ya que han hablado de ella y es una actriz que como bien dice Viejecita gustó a hombres y mujeres, les traigo la imágen de Alida Valli
    Esta se sale de los cánones, una belleza intemporal.

  19. Pussy cat dijo:

    Y encima el malo malísimo, fascista, pérfido y cruel hasta el colodrillo, se llama Atila (para redondear el mensaje, no vaya a ser que no llegue a algunas neuronas que estuviesen por ahí, distraídas, pensando).
    Magnífico, insuperable, Navarth. Y encima BB se nos ha hecho budista. Dirigió “El pequeño Buda”, una sonrojante película sobre reencarnaciones ciclostiladas (o sea, una lama se reencarnaba en tres niños; se ve que quería conocer mundo) sobre la que un intelectual español, muy muy aficionado al cine, escribió una crítica que llevaba por perverso título: “Habla, budita”, en guiño cinéfilo. Malvado.

    (Algo pasa en el @#~€¬$%&! WordPress de los &%$!€#@!, que no me deja publicar con mi vera faz, así que invado el espacio de mi Santa)

  20. ballestilla dijo:

    Excusas por el cambio de tema.

    Las entradas sobre cine son perfectas para agosto. Gracias a todos por la buena lectura.

    Leo en ABC que Alemania ha trasladado a un médico senegales de la OMS a un hospital para ser tratado de ébola. La noticia dice que la factura la pagará la OMS.

    Durante el revuelo sobre el traslado de dos españoles en las mismas circunstancias al Carlos III, me pregunté si no respondía al llamamiento de la OMS. creo que España no actuó por su propia iniciativa en aquella operación, no hubiera costado nada explicar, aunque fuera un poso farragoso, lo que implica el entramado de instituciones con las que hemos ratificados acuerdos, tratados…. Es parte de la globalizacion, da menos margen para que los gobiernos vayan por libre. Parece que los alemanes saben hacerlo.

    Este verano he estado en un curso de la UIMP sobre Tutela del consumidor en la contratacion de productos financieros, en el que intervino el magistrado Marin Castan, presidente de la sala primera del Tribunal Supremo y dijo

    “La transparencia es decirle de verdad al consumidor aquello que más le importa. Es fácil de conseguir cuando se quiere”,

    Se puede cambiar consumidor por ciudadano.

    Tambien dijo que

    “La plebe tiene derechos”

    y que no le importaba que le llamaran populista por decirlo.

  21. Neo... dijo:

    Estimado, y sin embargo amigo, D.Cascarrabias y expulsión. Ya sabe usted, o por lo menos debiera (o debiese) saberlo, que la Iglesia se basa fundamentalmente en dogmas de fe. ¿Qué es la fe, me preguntas mientras clavas mis manos en ésta cruz? La fe es creer; creer en algo que no se ve, pero que sientes que existe. Hay mucho vasco que cree que existe una Iglesia vasca. El problema viene cuando les pides que te la definen. No saben otra cosa que decir que la Iglesia vasca es la formada por curas vascos, feligreses vascos y hasta, si me apura, hostias vascas. A San Mamés le llaman la catedral, y en vez de Arcángel San Miguel, tienen a Guerrero. Sí, ellos piensan que hay una Iglesia Vasca, pero no se lo diga a nadie, las llaves de las puertas del cielo no las custodia ya San Pedro, ahora se encarga un tal San Tiago Bernabeu.

  22. Sra. de BillyBod dijo:

    Como los de mi tribu semos mu exageraos, yo he visto Novecento algo así como 3 o 4 veces. Las dos primeras (1ª y 2ª parte) me emocionó, más la primera parte que la segunda. Y todas las demás ha ido en tobogán, bajando de parte en parte y por todas partes de la parte contratante. Terror. Aunque anda por mi casa en video de esos de cinta, no creo que la vuelva a poner never, never. Prefiero dibujos animados. La lástima es que al pobre Donald Sutherland se le quedó el papel de malo-malísimo violador de niños para todo lo demás mientras que a mi me parecía un actor estupendo, y hasta que me da punto…
    Estoy de acuerdo con el Dr. Asclepio (10.27) se creen que por representar ciertos ideales políticos, ya los ideales sociales y morales les vienen de serie. El catarismo laico.

  23. SantiagoJacobo dijo:

    Recuerdo que pusieron Novecento en un cine raro, de “arte y ensayo”, que quedaba a t.p.c. del centro. La gente aplaudió. Sólo recuerdo otro aplauso igual, en “el gran dictador” que se estrenó por la misma época. No íbamos al cine; íbamos a misa. Si entonces hubiera leído una crítica como ésta seguramente me hubiera revuelto contra el autor cual talibán. Ahora le doy las gracias muy gustosamente.

  24. luigi dijo:

    Novecento: Irrealismo Socialista.

  25. Hernandeath dijo:

    Las críticas negativas, especialmente cuando son ácidas, agudas y mordaces como estas, son una lectura agradable, al menos para mí. Pero no me puedo quitar de la cabeza la última crítica de Anton Ego en Ratatouille. Sí, a referencias culturales de alto nivel no me gana nadie.

    A veces, como ejercicio mental, cojo una película o libro o disco que me haya gustado especialmente e intento escribir una crítica negativa.Es mucho más fácil, al menos para mí, que hacer una crítica positiva de algo que no te haya gustado.

  26. Sra. de BillyBod dijo:

    Lo que me corroe y da una pizca de tristeza es que vamos haciéndonos “mayores” (no viejos, porque mira “viejecita” como está la tia, de enérgica y clarita) y las cosas que antes aplaudíamos, ahora las vemos como si estuvieran envueltas en un papel que no es celofán, sino un plasticucho… pringoso. No se, no puedo. Mira que “Quiet man” y “The searchers” las veo y las reveo y no me se cae nada, sino que siempre les encuentro un puntito más de delicia (una luz bien tirada, una frase bien dicha…). Pues Novencento no la volveré a ver; me he abonado al “kun-fu- panda”😎

  27. Cascarrabias dijo:

    Don Neo: la Iglesia vasca ¿tiene catacumbas?

  28. Feroz dijo:

    D. SantiagoJacobo 12:04: “No íbamos al cine; íbamos a misa.”

    Amén.

  29. Gandumbas dijo:

    Lo que tiene la iglesia vasca son catatumbas. Ochocientas cincuenta y pico

  30. jotero dijo:

    Yo al cine ya le pido casi lo mismo que al sexo, cuando toca: que sea sucio, violento y salvaje. De otra forma, no me pone nada, nada, nada, y te quedas con una sensación de haber perdido el tiempo que ni te cuento. El Bertolucci éste, como tantos otros, es un bluff y un rollo patatero que no se lo salta un gitano, adecuado sólo para ciertas edades, latitudes y “talantes”; a los demás, ya sentimos, nos tira otra cosa sin tanta sensibilidad, un desuponer…. Que no se si me explico, pero yo me entiendo.

  31. Cascarrabias dijo:

    Cambiando de religión, ¿ustedes habían visto algún titular en el que se cite la marca del vehículo que se incendia?

    (yo no lo recuerdo)

  32. Cascarrabias dijo:

    (citase)

  33. viejecita dijo:

    Toda la razón Dª Pussy 11 h ; se me ha pasado sacarle punta a lo de Sandrelli como ” más basta” ¡ Que pecado !
    Y es mucho más guapa que Dominique Sanda, pero ¡ Ay ! Sanda tenía en esa película un aspecto de niña angelical con mucha trastienda,y muchas posibilidades de ser retorcidísima, como le pasaba a nuestra Emma Suarez al principio ( en Vacas, en La Ardilla Roja ) , que le daba un morbo especial respecto de los señores. Porque, a casi todos le pone muchísimo eso de que su chica sea una señora y una santa en todo, menos en la cama con ellos, …
    Sandrelli es impresionante, pero se la ve venir.

  34. Asturianin dijo:

    Buenas tardes a todos, Patrón D. Santiago y remería.

    Sigo disfrutando con las reseñas cinematográficas que en agosto se asoman a esta nave. De las dos “pelis” que nos trae D. Navarth he visto solamente las dos partes de “Novecento“. En un pequeño cine de arte y ensayo que había en el barrio donde nació Gijón. El cine “Brisamar“, en Cimadevilla. La naranja mecánica, 2001. Odisea espacial, Bilitis (infumable), la citada “Novecento” y alguna película más que mi mala memoria me ha hecho olvidar. Después del cine, para satisfacer mi glotonería, no perdonaba la visita a una confitería que había en la acera de enfrente de esa misma calle. Cuando cerraron la sala iba a una de los multicines Hollywood, donde también había ciclos de arte y ensayo. Fueron los primeros multicines que hubo en Gijón. Cuatro salas. También desparecieron. Y también iba, a la salida de los mismos, a un obrador. A comprar algo dulce para acompañar el regreso a casa. Por aquella época era mejor saltarme que rodearme. Su reseña me ha traído muy buenos recuerdos. Hermosos y lejanos recuerdos. Gracias, D. Navarth.

    Les leo a la noche.

  35. Cascarrabias dijo:

    Gracias don SantiagoJacobo. Se ve que la marca Ferrari es de alto riesgo inflamatorio.

  36. viejecita dijo:

    Y ya que no hay nadie ahora, y a pesar de que ya lo dije con lo de “Crash”, les recomiendo otra película de Bertolucci que a mí me requetechifla ” Besieged ” ( supongo que aquí la llamarían “Acosada”, pero vaya usted a saber, con los nombres que se les ocurren para títulos estupendos ).

    El caso es que va de un pianista, que vive en una de esas casas italianas maravillosas, heredada de una vieja tía, y que tiene a Thandie Newton de “realquilada” mientras se saca un título médico en la universidad local (ella ). Y él se obsesiona con ella , y va desprendiéndose de todas las maravillas que tiene en su casa, incluso de su piano, para ayudarla a que pueda recuperar a su marido, preso por su dictador africano local…
    Y si la han visto, o la ven ahora, y no les parece preciosa y tristísima, por favor, a mí no me lo digan, que me iban a dar un disgusto. Grande.

  37. andalindes dijo:

    Neo… dijo:
    Viernes, 29 agosto 2014 en 11:37 am
    ———————————————
    Completamente de acuerdo en TODO lo escrito en el post de referencia.
    Amigo es Usted digno de elogio, lástima no poseer un mínimo de su sentido común e inteligencia, Pena que otros crean poder superarle.
    Un abrazo.

  38. Andoni dijo:

    Por si se aburren.

    ENTRE CONDONES ANDA EL JUEGO.
    La mesa del despacho aparece desordenada. Una caja de condones, de seis unidades, desentona con el revoltijo de informes que hay sobre ella; una taza de café, un teléfono blanco y la fotografía de un señor con bigote, edad avanzada y rostro ligeramente afeminado completan la escena. El inspector Gandarias se halla observando la calle desde la ventana situada tras la mesa. Está sentado en su sillón favorito, regalo de su madre (el señor de la fotografía) por su ascenso a Inspector jefe. Con un movimiento simple, pausado, apenas imperceptible se arrasca un huevo. Piensa en la caja de condones. ¿Quién la habrá puesto sobre su mesa?
    ….
    Un rayo rompe el cielo gris que envuelve la ciudad. La mañana ha amanecido lluviosa y los escasos paseantes que vislumbra desde la ventana se cobijan bajo débiles paraguas o en caso de no llevar dicho utensilio, que no sirve absolutamente para nada ante el viento racheado, se encogen sobre sí mismos pensando que esa postura evitará que se calen hasta las bragas (ellas), los calzoncillos (ellos) y los “tocando a misa” (elles). Uno, dos, tres, cuatro, cinco. Suena el trueno. “Cinco kilómetros -piensa-. La tormenta está a cinco kilómetros.” Se da la vuelta y coge el teléfono. Marca el 0. El teléfono suena y suena; al otro lado de la línea nadie levanta el auricular. Cuelga y vuelve a marcar. Cansado de esperar se dirige de mal humor a la puerta de su despacho y sale a la sala común de la comisaría. – ¡María, quiere hacer el favor de coger el puto teléfono! – Vuelve a entrar al despacho. María deja el pintauñas sobre su mesa de trabajo, se atusa el pelo, mueve un poquito su trasero para que el tanga salga del hueco donde tiene costumbre ubicarse y con un leve suspiro espera a que suene el teléfono. Pasan cinco minutos… nada; diez minutos… nada; una hora. María, extrañada, se levanta, se alisa la falda y se dirige con andar coqueto hacia el despacho de Gandi; ella llama así al inspector en sus húmedos sueños. Llama a la puerta con suavidad. – ¿Inspector?- Vuelve a llamar. – ¿Inspector Gandarias?- Se arma de valor y abre la puerta despacio. Un grito acude a su garganta: el inspector Gandarias está sentado en su sillón favorito, tiene la base del teléfono en el regazo y el auricular en la mano derecha, apoyado en su oído; el cable da tres vueltas alrededor de su cuello fuertemente apretado. Los compañeros del departamento acuden raudos ante el grito de María. Esta observa la mesa del despacho y vuelve a gritar. Los informes han sido lanzados al suelo, el teléfono ya se sabe donde ha ido a parar y sobre la mesa solo se encuentra la fotografía de la madre del inspector; seis condones, usados, cuelgan apoyados en el marco; en el cristal una palabra escrita con tinta blanquecina: Justicia.
    …..
    El teniente Manlleu observa a la mujer sentada frente a él. No es que se la pudiera catalogar de atractiva pero su mirada, fresca y limpia, hace que su cercanía resulte agradable; lástima de sus más de cien kilos y de su escaso metro y medio.
    -Señora Fuentes… – se dirige a ella con voz suave.
    -Señorita Fuentes – le corrige ella bajando la mirada. Y llámeme María, teniente.
    -De acuerdo, María. Comprendo que ha tenido que ser duro para usted lo ocurrido, pero no me queda más remedio que volver a preguntarle por todo lo que vio y oyó aquella mañana-. Ella vuelve a asentir, comienza a hablar entrecortadamente… y después no para durante más de dos horas. Cuando acaba el interrogatorio, el teniente Manlleu se despide de ella amablemente y se queda pensativo: No, atractiva no es; su cercanía es agradable; lástima de sus más de cien kilos, de su escaso metro y medio… y del loro que lleva dentro.
    ….
    Fuera llueve y el viento helado se cuela a través de las rendijas de las viejas ventanas del despacho del teniente Manlleu. Este, acompañado de su amigo y compañero de trabajo, el sargento Vázquez, toma una hirviente taza de café. Vázquez bebe whisky de una pequeña petaca plateada comprada en el bazar chino de la calle de enfrente. El whisky también es chino, pero como es barato.
    -Estoy perdido -comenta Manlleu, con resignación. Ni una sola pista, ni una huella. Solo el testimonio de la señorita Fuentes y me niego a pensar que miente. Para ser un buen mentiroso hay que tener buena memoria y esa mujer, con lo que habla, no ha cometido una sola contradicción. Nada, no tengo nada.
    -O sea, que Gandarias estaba solo, no había nadie que pudiera estar dentro cuando él llegó y nadie entró en la hora que la señorita Fuentes estuvo esperando la llamada.
    -Exacto, solo. Y aparece muerto con el cable de un teléfono y con la mesa llena de condones.
    -¿El semen era de él?
    -Sí.
    -Joder… ¿Tenía algún enemigo?
    -Qué policía no tiene enemigos.
    Llaman a la puerta y entra Luís Roma, intendente de Asuntos Internos.
    -Teniente… Sargento -saluda sin mucha efusión.
    -¿Sí, intendente? -pregunta Manlleu.
    -¿Algún avance en el caso Gandarias?
    -¿Gandarias? ¿Qué tiene que ver el inspector con Asuntos Internos?

    La sirena del vehículo policial hace que este avance un poco más rápido que los demás en su intento de acceder al aeropuerto. Conduce el sargento Vázquez; el teniente Manlleu habla por el celular mientras recuerda las palabras del intendente Roma: -El inspector Gandarias trabajaba junto a nosotros. Un alijo de droga fue interceptado hace dos meses y desaparecieron 20 kilos en el traslado; lo custodiaban sus hombres.
    -Intendente, ¿lo comprobó? – Escucha la respuesta y cuelga.
    -¿Qué? -pregunta impaciente el sargento.
    -¡Bingo! El cuerpo de Gandarias ha desaparecido.

    La terminal está abarrotada. Miles de personas hacen colas interminables frente a los mostradores de facturación: es viernes del último fin de semana de Julio.
    -¿Qué buscamos, teniente?
    -En cuanto lo vea lo sabré.
    Y lo vio. En el mostrador de Iberia, esperando su turno entre un grupo de turistas, una pareja conversa con cierta tensión. Él luce un sombrero panamá amplio que apenas permite ver su rostro y camisa guayabesa muy holgada que cae descuidada sobre sus anchas espaldas. Ella es alta y estilizada, rubia y con unas enormes gafas de sol. Un fresco y colorido vestido cubre su cuerpo hasta mostrar unas bien torneadas rodillas. Dos pequeñas maletas es el único equipaje que portan.
    El teniente Manlleu coloca su mano sobre el hombro de él. -Buenas tardes, señorita Fuentes -. El hombre da un respingo. Su compañera se da la vuelta. -Buenas tardes, inspector Gandarias-.
    Mientras caminan rodeados por agentes de policía, el teniente se dirige a Gandarias:
    -¿Y los condones?
    -Los encontré en mi mesa y quise darle un toque de misterio.
    -¿Cuántas se hizo para llenarlos?
    -Cuatro.
    ¿En solo una hora? Le envidio… sexualmente hablando, claro.

  39. viejecita dijo:

    Antes , con mi velocidad de tortuga para escribir , he creído que no había nadie, y estaban nada menos que Don Asturianín y Don Cascarrabias
    Ya siento

  40. Gandumbas dijo:

    Un juez investiga el robo de una bandera estelada por guardias civiles. La guardia civil ya ha abierto un expediente. Al alcalde que la mandó izar no lo investiga nadie y nadie le ha abierto un expediente. Quiero ser suizo y lo quiero YA. Y si no puede ser suizo, pues entonces francés, belga, ruso…lo que sea.
    http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/08/29/catalunya/1409307779_837706.html

  41. viejecita dijo:

    ¡ Bravo Don Andoni !
    A ver si vuelven sus relatos, que se los echa muchísimo de menos.
    Gracias

  42. Espía Ruso dijo:

    Buenas tardes.
    Tendrían que cobrar un plus, ustedes los cinéfilos, que ven las películas desde el punto de vista con el que hay que verlas, por desasnar a gente como un servidor, que cuando sale del cine sólo se acuerda de lo maciza que está la protagonista y poco más.
    Uno es así de simple con el séptimo arte, y con alguno más, como por ejemplo el arte “modelno”. Ver los reportajes sobre lo que se expone en Arco, y es un no parar de reír.

    De estas películas que nos desgrana D. Navarth, tan magistralmente, sólo recuerdo detalles sueltos, en una de ellas los niños, ¿no se benefician a unas gallinas, para satisfacer sus picores juveniles? ¿O era en otra película?. Un detalle fundamental, sin duda.
    En la otra me suena la Srta. Tyler porque es hija del cantante de Aerosmith Steven Tyler, es guapa chica, pero para ese papel como Juliette Lewis ……..
    ¿Y cual era el otro detalle…?
    .¡Ah, si! El felpudo de la Schneider, algo difícil de olvidar.

    No sabe uno lo que hacer para que le metan en la neverra. Insoportable bochorno en Valencia.

  43. Claro dijo:

    Este verano ha resultado ser un poco aburridillo. Se ha notado en falta el/la/los/las trolletes.

  44. Richal dijo:

  45. Cascarrabias dijo:

    Conocí al inspector jefe Gandarias, que nos trae don Andoni hace años, aunque entonces estaba destinado a Tráfico en la Ertzaintza y llevaba otro apellido. Íbamos juntos y nos encontramos en una calle donostiarra con Juan Porres, que había sido Jefe de la Policía Autonómica. Porres Iba con una señora que llevaba un carrito de pequeñajos y, dentro de él, había un ser humano diminuto, todo vestido de rosa y con pendientes.

    Gandarias, por decir algo, preguntó: ¿es niño o niña?

    Porres dijo: ¡Joder, Gandarias, a ti quién te ascendió?

    – Usted, señor.

    (y eso que antes eran otros tiempos. lo digo por los pendientes)

  46. Cascarrabias dijo:

    Ya me he tergiversado, que estoy con unos cuantos portugueses y mi fregona esperando a que se vayan. Juan Porres fue director de la (loca) Academia de Policía en Arcaute, un brillante consejero del Gobierno Vasco y un genial abogado.

  47. Jergote dijo:

    Siempre es un placer leerle, D. Navarth.
    Respecto a su comentario “…porque ¿de qué sirve ser un director consagrado si no consigues empelotar a las actrices (o actores, según los gustos)?”, en el cine español contemporáneo me parece que no hace falta estar consagrado.
    De hecho, siempre he tenido la impresión de que despelotarse es condición sine qua non para ser actriz y que nuestros directores, adalides del progresismo, utilizan los atractivos de todas las incautas jovenzuelas aspirantes como los yanquis los efectos especiales. No hay más que ver las promociones y comparar sus papeles con los de sus compañeros de reparto.
    Aunque ya imagino que las activistas de femen y así están preparando un acto de protesta contra la utilización de las mujeres como objeto sexual, etc.

  48. Josenovo dijo:

    A mi me gustó ‘Novecento’. Es muy bella.Y es que me encantan las películas donde estén claramente caracterizados los buenos y malos. Creo que consigue reflejar la dureza de la vida de la mayoría de la población la Italia de esa época tan cambiante, en la que ya era un logro poder comer, y el sometimiento a una clase dominante, la escena de la automutilación de la oreja del campesino para mi es muy creíble. Y son películas no clases de historia. Donald Sutherland es un valor por si mismo.
    ‘Belleza robada’ es un “divertimento”.

  49. luigi dijo:

    Belleza Robada: Toscana y Fuga.

  50. envite dijo:

    Qué máquina, Luigi!!!

  51. samuel son dijo:

    Buenas tardes!
    El mayor acierto de Novecento fue hacerla en dos partes. Si la hace del tirón no la aguanta ni el acomodador.
    No soy partidario.

  52. Pussy Cat dijo:

    Luigi, aunque no le digo nada, por no dar la lata,no deja usted de sorprender cada día. Es usted un fenómeno.

  53. repanocha dijo:

    Este verano va de películas que, si te he visto, no recuerdo. En cambio sus entradas D. Navarth, así como las de los demás remeros críticos, son un lujo difícil de olvidar. Gracias a todos.

  54. repanocha dijo:

    El lado oscuro de D. Neo siempre es brillante… y el lado luminoso también.

  55. navarth dijo:

    Disculpen que haya estado desaparecido, pero estoy en Menorca y tengo una cobertura parecida a la que tendría en la luna.

    Querida Mrs. Cat lo de la disputa Sanda/Sandrelli se lo ha contestado Viejecita mucho mejor que yo a las 2:37.

    Asturianin, Bilitis no sólo es infumable: si David Hamilton la hubiera proyectado en la actualidad lo hubieran llevado preso por incitación a la pederastia.

    Espía Ruso, lo de las gallinas no es en Novecento. Me suena que era en ‘Padre, padrone’.

    Luigi…

    Patrón, ha puesto las fotos intercambiadas.

    Les sigo leyendo e intentaré volver por la noche. Muchas gracias.

  56. navarth dijo:

    Rorschach, puede que tenga razón con Soñadores, pero Eva Green…

    Andalindes, muy bueno.

    Repanocha, Santiago Jacobo, Jergote (seguro que me estoy olvidando de alguien) son ustedes muy amables.

    Buena apreciación Benja.

  57. luigi dijo:

    Renunciar, también, a Novecento: ¿Cuántas veces hay que caer del caballo para, de una vez por todas, tener los pies en la tierra?

    +
    Envite, Miss Cat, son ustedes realmente generosas, muchas gracias.
    +
    Navarth

  58. Cascarrabias dijo:

    Don Navarth siempre es, por lo mínimo, dos por uno.

    (y sin contar a doña Brunilda

  59. Cascarrabias dijo:

    Me faltaba una “)”

    (y no me he atrevido a decir tres en uno, por si acaso)

  60. Ramius dijo:

    Habrá que ir pensando en la sección Películas infravaloradas

  61. Gandumbas dijo:

    En Padre Padrone no se tiraban a una gallina sino a una burra o una mula.
    (Dios mío, por qué me tengo que acordar de estos detalles y no de quién era en director de fotografía y cosas así.Señor, Señor…)

  62. Resumiendo dijo:

    D. Gandumbas, eran pastores de cabras y el roce hace el cariño así que…

  63. Asturianin dijo:

    Buenas noches.

    D. Andoni, muy bueno lo suyo. Gracias a D. Navarth por los análisis de las “pelis” (a mí también me gustó más la primera parte de “Novecento“). Y gracias a la remería por sus comentarios. Me han hecho pasar un rato agradabilísimo.

    Hasta mañana. Cuidense mucho todos ustedes.

  64. Espía ruso dijo:

    Pues es. verdad D. Navarth, era Padre Padrone en la que de beneficiaban a las gallinas.Pero lo de las cabras no me suena, D. Gandumbas..
    Aunque me pasa lo mismo que a usted, sólo me acuerdo de los detalles importantes.

  65. andalindes dijo:

    Don navarth, la inteligencia es un atributo del que la Naturaleza le dotó de forma generosa.

    Ahora bien su calidad como persona es propia de un gran esfuerzo al alcance de pocos, muchos menos inteligentes alardean de poseer grandes conocimientos pero carentes de humanidad.

    Citar a los remeros que aluden a su entrada, denota una falta de soberbia bastante escasa en esta Nao.

    Gracias por su ejemplo.

  66. Buenos días a todos. Aniversario de José María Pérez y aureliano Calvo.
    In memoriam

  67. Pussy Cat dijo:

    Buenos días.
    En la Fundación para la Libertad ya empiezan a colgar la ropa nueva::
    NOTICIAS
    OPINIÓN

  68. Pussy Cat dijo:

    Manuel Castells nos pinta un feo panorama. En La Vanguardia:
    Califato de barbarie

  69. Pussy Cat dijo:

    Camacho irónico en lo que cabe, también sobre las guerras:
    Guerras de marca blanca

  70. Pussy Cat dijo:

    Muy interesante este de Juan Manuel de Prada:
    Aberraciones

  71. Pussy Cat dijo:

    ¡Pero qué bien escribe Luis Ventoso!:
    Londonistán

  72. Pussy Cat dijo:

    Por lo visto en Bilbao los comercios van a cerrar este finde. En “La Tribuna del País Vasco” no son partidarios:
    20.000 aficionados al baloncesto de diferentes países del mundo recorrerán este domingo un Bilbao desierto y paralizado por el cierre de sus comercios

  73. Pussy Cat dijo:

    Marcus Pucnik en el Crónica Global;
    Es la economía, estupido

  74. Pussy Cat dijo:

    Estupendos Fray Josepho y Sans Foy:
    Toledo vs. Iglesias

  75. andalindes dijo:

    Buenos días , un día más gracias por su labor Don Rubín de Cendoya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s