Películas francamente sobrevaloradas (4)

Naranja mecánica-2

Zumo oxidado
Por Lindo Gatito

Esta va a ser una de las ocasiones dolorosas, un ajuste de cuentas personal e intransferible con un director genial que puede que represente como nadie el espíritu de ese refrán hispano: «Hasta el mejor escribano echa un borrón».

Creo que Stanley Kubrik, a despecho de sus desmesuras, megalomanías, pasión maniática y enfermiza por la perfección, tara que se le fue acentuando con los años, es uno de los grandes directores de la historia del cine. Dejando de lado sus comienzos, titubeantes pero con un sello muy personal (su primera película “oficial” de interés, tras un par de cosillas de las que el director renegó, fue “El beso del asesino”, un modesto pero interesante “film noir”) enseguida se hizo notar por “Atraco perfecto”, un redondo thriller con un inteligente uso del tempo cinematográfico en la repetición de una secuencia crucial, desde puntos de vista diferentes.

Con su siguiente film, “Caminos de gloria”, uno de los alegatos antibelicistas más impactantes de todos los tiempos (Ahora que “estamos” en el centenario de la “Gran Guerra” sería oportunísimo su reestreno con todos los honores), ya dejó sentado que su cine no era cualquier cosa, ninguna bagatela fenicia que, a pesar de su personalísima manera de llevar a cabo las cosas, tenía éxito de público y hacía rentables sus producciones.

“Espartaco” es un punto y aparte… ya que además de tener que sustituir a Anthony Mann en el rodaje, no pudo hacerse cargo del guión ni intervenir nada en él, porque Kirk Douglas se empeñó en devolver a Dalton Trumbo (la víctima quizás más notable de la “caza de brujas” del infame senador Joseph McCarthy) su derecho a figurar en los títulos de crédito, en la adaptación de la novela de Howard Fast . “Espartaco” es casi más una película de Douglas que de Kubrik, un film atípico en la carrera del director neoyorkino.
“Lolita” tuvo el acierto de ser guionizada por el propio Vladimir Nabokov, empeño de Kubrik, a la que siguió la que para mí es la obra maestra absoluta del director, “Dr. Strangelove”, un film inagotable en su corrosividad irónica y apocalíptica, con intensas alegorías sexuales como motor de la conducta humana… en este caso, militar, por supuesto.

Saltamos a la discutida pero fascinante: “2001: Una odisea del espacio”, basada en el relato corto de Arthur C. Clarke: “El centinela”. Su comienzo no pudo ser más subyugante (además la vi en “Cinerama”, o tempora, o mores…), la mutación primigenia hacia la humanidad por haber descubierto los homínidos la primera y más elemental de las armas (dejemos de lado la cuestión del “Monolito”, que esa es otra historia y debate, que tiene mucho que ver con A. C. Clarke).

Y llegamos a donde quería llegar, a “La naranja mecánica”, que quizás, acaso, tal vez (en lo que a mí concierne, sí), entre de lleno en esta temática veraniega de “Películas francamente sobrevaloradas”.

Me explicaré por qué. En primer lugar, corría (como podía) el año 1971 y ese film no se iba a ver en España ni en sueños. Pero los que vivimos en zonas fronterizas a Francia teníamos el recurso de organizar peregrinatios cinéfilas para las ansias insatisfechas con que nos limitaba la vigente censura. Así que a Bayonne nos fuimos un grupo de colegos y colegas y nos zampamos el film, poniendo toda la atención del mundo para que nuestro pobre francés no nos decepcionase demasiado. No nos enteramos de algunas cosas, claro, pero del grueso argumental sí, aunque hubiese vocablos que se nos escapaban por todas las costuras. No sabíamos que la novela de Anthony Burgess también presentaba esa peculiaridad de neoparla, que él llamaba “Nadsat”, la jerga de los “drugos”, la pandilla de delincuentes de la película. Y nos gustó, claro que sí, a pesar de las lagunas. Tenía que gustarnos. Era un KUBRIK, nom d’un chien!. Y así se quedó la cosa, en cenáculos de aficionados discutiendo sobre la impactante violencia, la sexualidad criminal y el control estatal sobre el particular, que viene a empeorar las cosas.

Pasó el tiempo, se estrenó la película en una España ya sin censura, la fui a ver esta vez en solitario, y mi decepción fue mayúscula. Había “envejecido” fatal, aun no habiendo pasado demasiados años.

Pero en una sesión de “Cine-Club”, años más tarde, volví a verla y, vaya, pues no estaba tan mal, después de todo… había allí ciertas “claves” argumentales, cierta estética en el argumento distópico (más que de ciencia-ficción), cierta crítica demoledora de un “Establishment” que siempre había estado ahí, agazapado, para cercenar libertades y/o negociar con lo intolerable y maligno, para su propio provecho (¿De qué me suena a mí todo esto…?).

O sea, film “Guadiana”, por lo que a mí respecta.

Hasta hace cosa de un mes, en que la volví a ver en mi televisor de plasma, en HD. ¡Por favor, qué impresión de bodrio, de pretenciosidad, de impostación de casi todo! De la violencia que a estas alturas resulta casi pacata, del sexo de cartón piedra, del intervencionismo granguiñolesco en la aplicación de la “Tecnica Ludovicus” para erradicar los instintos malvados, de la estética de luces de neón que “cantan” a plató y tramoya más que a realidad futurista.

Una secuencia en particular me pareció especialmente repulsiva, la del paciente Alex (reponiéndose de la brutal paliza propinada por sus antiguos compinches de pérfidas correrías, reciclados en policías garantes de un “orden” que no dudan en saltarse a la garrocha), alimentado por el jefe de la pasma que quería renegociar con él los términos de su “vuelta al mundo”. Es repugnante la sobreactuación infantiloide de Malcolm McDowell en sus gestos de masticación, deglución y petición de más tajadas. A rebours y merced a esa deplorable secuencia, encajan otras piezas de ese film de “culto” que mereció fama tan coyuntural pero que, decididamente, es un “borrón” de un estimabilísimo director.
¿Se salva algo para el recuerdo? Bueno, sí… la banda sonora experimental de Walter Carlos (hoy se llama Wendy. Cosas que pasan) y su (entonces) novedoso uso del sintetizador con el que reprodujo creativamente la música de Beethoven, Rossini y Elgar.
Sobre esa película, nominada a numerosos premios (Globo de Oro, Bafta, Óscar), que no obtuvo, se han escrito ditirambos sin cuento. «Palabras, palabras, palabras…» (Hamlet, II Acto). A la postre, no se merece tantas, y siento decirlo. Mejor aún: «Ya siento…»

Acerca de Santiago González

Periodista. Columnista de El Mundo. Ha publicado "Un mosaico vasco" (2001), "Palabra de vasco. La parla imprecisa del soberanismo" (2004), "Lágrimas socialdemócratas. El desparrame sentimental del zapaterismo" (2011) y "Artículos 1993 - 2008" (2012). Premio de Periodismo El Correo 2003.
Esta entrada fue publicada en .. Guarda el enlace permanente.

75 respuestas a Películas francamente sobrevaloradas (4)

  1. Estupenda reseña, Gatito, muy bien contado ese guadiana del gusto que a veces ante las obras en el tiempo nos aqueja. Qué impactante ya el título verdad, la naranja mecánica, q casi imaginamos el horror de una naranja cuadrada. Y qué verdad, el que, el celofán de “prestigio” culto con el que venían envueltas tantas pelis, que sin verlas, ya estamos predispuestos a adorarlas. Debe ser algo generacional, como pasa hoy con Tarantino y tutti quanti. Se reemplaza con entusiasmo la falta de conocimiento.
    A mí, no me gustó la segunda vez. Fue de las primeras que empezó a regodearse en esa violencia explícita y en esos personajes basura, cuya supuesta fascinación estética diluyen incluso la crítica q de la violencia pueda haber en la película. De La Naranja a los infames Funny Games de Haneke se llega claro por esa línea, degenerando, degenerando.
    saludos

    “Azul (Una poesía)” en…
    http://elblogdejoseantoniodelpozo.blogspot.com/

  2. loco dijo:

    Ay! la pijotera. Eyes Wide Shut si que fue un bluff.

  3. Conde de Toreno dijo:

    Buenos días, Patrón y señoras y señores argonautas.

    De ayer debo gracias a Doña Viejecita, a Doña Repanocha y a Don Benvolio por sus amables palabra y expresar mi alegría por que don Asturianín vaya mejorando y coja un poco el remo.

    A mi con esta peli del gran Kubrick me pasa como a Uds. que a visionados alternos me gusta o pienso que Kubrick se estaba cachondeando de los espectadores.

    Tal vez el problema estriba en que muestra el nihilismo por el nihilismo sin analizarlo, tanto cuando la violencia se ejerce fuera del sistema como dentro por los mismos menos uno (no tengo claro que cuando estaban fuera la ejercieran contra).

    Y luego queda Alex que no se entera de una, que no tiene una sola idea y que se queda para saco de tortas de su antigua horda, es que no da ni pena.

    Ya siento no acertar a explicar lo que digo como lo haría Don Lindo (que en el 71 cruzaba allende los Pirineos a Bayona para ver esto en vez de a Perpiñán para ver muslo y pechuga, confiese pillín), lo mismo la vuelvo a ver y toca que me guste.

    Porque para personajes grotescos pero que funcionan los de la de Strangelove, especialmente Peter Sellers con permiso para gamberrear a su gusto.

    Sí, es una peli rara en Kubrick.

    Y opino sobre la de Eyes como Don Loco, y encima añado que el Cruise y la Kidman eran de un soso que mataban la lujuria del más morboso, creo que por culpa de él.

    Que tengan un gran día, en mi parte del Cantábrico la tormenta de anoche ha refrescado el bochorno de la semana y ahora es buen momento para salir con la perruca.

    Que tengan un gran día.

    Luego les leo.

  4. Sheldon Cooper dijo:

    Estoy de acuerdo en que ha envejecido muy mal. Pero el impacto que me produjo la primera vez que la vi lo he experimentado con muy pocas películas. Salí del cine alucinando.
    Claro que era el año 1976 (yo tenía 26) y estaba incluida en una excursión exprofeso a Barcelona a ver cine, 3 películas en un día con matinal incluida, yo solo porque mis amigos no se apuntaron (me dijeron que estaba loco de ir a ver 3 películas en un día).
    Las posteriores veces en que la he visto poco a poco ha ido bajando de mi pedestal, pero es de las películas que en su momento no dejaron indiferente a nadie.

  5. Omar Jayyam dijo:

    ¡Se ha atrevido, se ha atrevido!

    ¡Poner en cuestión a Kubrik! ¡Madre de dios!

    Pues ya puestos, diga que la segunda mitad de Full metal jacket hace que Acorralado parezca un tratado de Wittgenstein y que Eyes wide shut parece la coartada de un viejo verde para ver carne tersa por última vez.

  6. Ah! Me apunto a lo de don Loco. Eyes la encontré una horterada tremenda desde la primera vez y posteriores visionados no me han cambiado la opinión.

  7. viejecita dijo:

    Querido Don Lindo
    Yo también pasé a Biarritz a ver la película. Y unos meses más tarde, mi suegra, a la que le había tocado un premio en la lotería, nos convidó a un viaje a Londres, y allí la volvimos a ver. ( Por cierto, mi suegra se enfadó muchísimo, porque dedicamos los tres días a ir al cine, y no fuimos a ver el cambio de la guardia, ni a la Torre de Londres, ni a un solo museo…)
    Con esa película, ocurrió un poco en España, lo que ocurrió con “Portero de Noche”, que parecía que aquí nunca iba a venir, y Lorenzo Lopez Sancho hizo una crítica poniendo la película ( la de la Cavanni ), por los cuernos de la luna tras verla en el festival de Venecia , y cuando al poco tiempo llegó a España, el pobre tuvo que hacer otra reseña, de urgencia, hablando del sado-masoquismo, etc etc, y recomendando que se viera con sumo cuidado, que podía ser altamente dañina…

    Y sí, vista ahora, ( yo la tengo enDVD y la veo de vez en cuando ), La Naranja Mecánica resulta una película muy de época. Como eran muy de época la mayor parte de las películas de esos años. ( Pero como también resultan muy de época muchas películas de los años 40, o 50, con sus estereotipos morales y sociales ). Y sólo hay un puñadito minúsculo de películas que, a pesar de estar situadas en el tiempo, y de hacer referencia a ese tiempo, son de verdad clásicos eternos.

    Pero eso ocurre con el arte plástico también ; Picasso, Braque, Gauguin, dentro de doscientos años, si no hemos hecho entre todos que se destruya todo, serán ejemplos de su época, mientras que los Vermeer, los Bruegel, los Patinir, los Botticelli, los Leonardo… seguirán siendo clásicos. Como seguirán siendo clásicos Fidias, Policleto, Miguel Ángel…

    Uno de los padres del surrealismo, creo que fue André Breton, cuando en su vejez le preguntaron que significaba para él en ese momento , el movimiento surrealista , contestó ” La impresión de haber tenido una juventud “…
    Pues con “La Naranja Mecánica”, me ocurre eso mismo; que le tengo mucho cariño porque para mí, es la sensación de haber sido joven una vez. Y esa sensación es valiosísima .
    Así que yo no considero a la película como sobrevalorada.
    Ya siento.

  8. A mí me gustó. Y me sigue gustando.
    Buenos días.

  9. Siperobueno dijo:

    Como no vivo en la raya de Francia la peli la vi cuando la Transición y, mire usted por donde Don Lindo pareciome un bodrio truculento basado en un personaje dizque simpático y buena gente que se pasa muchos pueblos como gamberro para así poder presentar al espectador como viable una terapia conductista que, qué casualidad genera tanto mal como el que quería evitar. Resumiendo: una peli de tesis como todas las obras de tesis tienen un destino ganado: el cubo de la basura. Osá, que no necesité, mire por donde Don Lindo, visionarla más que una única vez. Me pareció de entrada apestosa y, de salida, de vómito. Saludos

  10. Omar Jayyam dijo:

    Sé que ya lo dejé aquí ayer, pero sigo fascinado por la I+D de los Mas Media, que ha inventado un nuevo genero periodístico, la entrevista-trampa, o debate emboscado. Es el segundo al que someten a Albert Rivera en un año:

    http://www.cronicaglobal.com/es/notices/2014/08/tv3-utiliza-una-entrevista-con-rivera-para-promover-los-argumentos-del-secesionismo-10234.php

  11. Pasa que... dijo:

    El libro es casi siempre mejor que la pelicula, y si no lo ven asi, que alguien del foro me corrija.
    Bueno, salvo en contadas excepciones, como El Padrino, al cual aqui en Catalunya llamamos El Padri como hecho diferencial.

  12. loco dijo:

    ¿violencia?, ¿gamberros simpaticos?, pasen por el Twitter del ne Zhukov y veran cosas buenas de admiradores suyos (de el) y de adoradores de la diosa Isis.

  13. loco dijo:

    No pongo el enlace, es que no me acuerdo como se hace.

  14. loco dijo:

    Caramba lo que ha salido! Es, logicamente, General Zhukov.

  15. viejecita dijo:

    Don Lindo
    Otrosí le digo :
    ¿ Haría usted una crítica puramente literaria sobre los libros de Guillermo Brown ? Me juego la cabeza a que no.

  16. Brunilda dijo:

    Pues habrá que volver a verla porque yo recuerdo que me gustó mucho…en fin, sería la juventud…

  17. Artanis dijo:

    Buenas…
    Mis simpatías por la naranja son muy limitadas…
    Pero veo mucha mala leche contra “Eyes Wide Shut”, película que me gusta cada vez más…
    Espero que no la torpedeen vds. aquí…

  18. La humilde Violeta, una burrita dijo:

    Esta es una frase, un titular de un articulo del diario Punt Avui: ““Això em passa perquè sóc més burro del que tothom es pensa” (eso me pasa porque soy mas burro de lo que la gente piensa), frase que JP dijo a M. Cuyas el periodista que le ayudo a redactar sus Memorias.
    Que coincidencia curiosa! Acontece que Catalunya eligio el burro – ase – ruc, cualquiera de estos nombres sirven para nombrar el pollino – burro – asno en espanol, e imprimio al animalito como simbolo del pais, ustedes lo habran visto en pegatines de automoviles Cat: http://caricatunya.blogspot.fr/2013/02/lase-i-la-pastanaga.html
    Recuerdan a Violeta, la burrita de aquella pelicula antigua?

  19. El duo mesianico (Dialogos de Bicicleta) dijo:

    Pelicula documental que esta por filmarse, el titulo lo tenemos: “El Duo Mesianico”, trata de la gira por las Pampas del joven duo mesianico Errejon y Monedero.

  20. Richal dijo:

    La naranja mecanica la vi siendo un crio y me dio mucha grima. Y no he querido volver a verla

    Y esa en mi elaborada crítica

  21. comerciante de ultramarinos dijo:

    Hoy nos ha enlazado dª PussyCat un excelente artículo de Arcadi Espada sobre Boadella y la historia de su obra de teatro Ubú rey, inicialmente estrenada en 1981, ¡hace 35 años!.

    Repasa Arcadi las sucesivas versiones que Boadella ha estrenado de esta obra de teatro y en la versión de 2001 escribe lo siguiente:

    “13 años antes del 25 de julio de 2014, día de la Confesión, Boadella se encaraba con la decadencia del pujolismo en Ubú president, o los últimos días de Pompeya. En una de las escenas aparecían los hijitos del Excels correteando por una de las salas de Palacio donde su padre recibía en audiencia. En un momento de las correrías una de las maletas se caía y se abría, mostrando que en su interior se apilaban gruesos fajos de billetes.

    El Excels riñó a sus hijos paternalmente y pidió la comprensión de su visita: «Ai, ai, aquests nens sempre se’ls ha de vigilar…» Y acto seguido se metió un buen fajo de billetes en su propia cartera”.

    Boadella, que se anticipó 35 años al verdadero significado del nacionalismo pujolista, es un ejemplo que confirma el dicho: la realidad supera siempre al arte.

    ¡¡¡ Un aplauso para este gran artista !!!

    http://paralalibertad.org/merde/

  22. Lindo Gatito dijo:

    viejecita dijo:
    Sábado, 9 agosto 2014 en 12:21 pm
    Don Lindo
    Otrosí le digo :
    ¿ Haría usted una crítica puramente literaria sobre los libros de Guillermo Brown ? Me juego la cabeza a que no.
    ………………………………………………………..

    No se la juegue, querida…

    Como refugiado político en Pamplona (ya sabe… hoy comienza la Semana Guarr… Grande donostiarra) le escribo, parafraseando a Kevin Kline en “Un pez llamado Wanda” señalando a Michael Palin: “¿Guillermo Brown? ¡No lo toquéis! ¡¡Es mío!!”

    El jefe de “Los Proscritos” es para mi uno de mis dioses lares y su autora, Richmal Crompton, grande entre las grandes.

    Vea, si no, la aparición de “Jumble”, el perro de Guillermo:

    «Algo bajaba por la carretera. Caminaba con paso ligero, saltarín, con sus orejas de “fox–terrier”
    erguidas, su hocico de “perdiguero” alzado, meneando su rabo de “perro de pastor” y con su cuerpo, casi de “basset”, temblando de alegría de vivir.
    Se detuvo delante de Guillermo dando un alegre ladrido de saludo; luego aguardó ávido, alerta, ansioso de amistad.»

    «Temblando de alegría de vivir…». Es la cosa más hermosa que jamás he leído sobre un chucho.

    Guillermo Brown jamás estará sobrevalorado. Haría falta ser un hubertolanita para sentir algo semejante.

  23. Penalty y Expulsión dijo:

    Cada loco con su tema y Anasagasti con el suyo. Que quiere que Juan Carlos I se haga pruebas de ADN. Si se las hiciera él, sus hijos tendrían que repudiar su impostado (salvo por ley) apellido.

  24. Penalty y Expulsión dijo:

    (donde puse apellido, quise decir apellidos, más allá de los ocho)

  25. repanocha dijo:

    Nada que aportar hoy, ya siento.
    Para que se hagan idea de mi cultura cinematográfica, yo nunca vi La Naranja mecánica porque el cartel anunciador me daba grima.

  26. Penalty y Expulsión dijo:

    En la deia no están preocupados por lo de la guillotina que nos anuncian, sino escandalizados porque don Hermann <a href="http://www.deia.com/2014/08/09/ocio-y-cultura/comunicacion/hermann-tertsch-dice-que-podemos-asesinara-a-gente-si-llega-al-poder- les cree.

    (es lo que hay)

  27. Penalty y Expulsión dijo:

    (una más de las mías)

  28. Buenas tardes, no entiendo nada de cine, ni de casi nada, pero la película me gustó cuando se estrenó en España, luego en TV ya no me gustó nada, creo que no era para tanto.
    Solo voy al cine a divertirme y espero que alguien diga un día que EL MILAGRO DE P TINTO es una buena película.

  29. Carlos de Bilbao dijo:

    De la Naranja Mecánica, dos cosas me impresionaron sobre otras. Una, la violencia extrema y gratuita. Otra la facilidad en llevarse al huerto a la morena y a la rubia, juntas.
    Éso, con la hambruna que aquí se pasaba, hablo por mí desde luego, me pareció muy cruel. Y además sin currárselo.

  30. D. Penalty, dice el diario hermano del de usted que que no se habla ya ni en la intimidad, esos sí, dinero derrochado a espuertas

  31. Que me sobra un que y una ese en esos. Lo dejo.

  32. Rorschach dijo:

    Es curioso que escriba contra La Naranja Mecánica alguien que vive rodeado y gobernado por drugos. Ya no colchoquean como antes, cierto, pero aún dan miedo cuando se reúnen en sus moloko tabernas.

  33. Andoni dijo:

    Yo soy más de críticas… más directas. Me sacas de: está bien,mal, regular… y como que me hago mucho lio.

  34. Penalty y Expulsión dijo:

    Cada loco a su tema, aunque me repita. Releyendo cronicones de estos días de fastos, respecto a la excursión gastronómica que parece que abonó doña Teófila por cuenta propia o ajena después del acto de mis L&I, me recuerda a una columna de mi amado Manuel Alcántara que comenzaba (cito de memoria): Regreso de comer en un restaurante cuyo nombre no citaré, porque no soy rencoroso. Y, luego, escribió lo que le perpetraron.

    (no todo lo que se escribe es cierto. sé de buena tinta que Manolo es rencoroso)

  35. viejecita dijo:

    Don Lindo 1’48
    De acuerdo con usted, en que Guillermo Brown es un dios. Y la frase que cita, y muchas más que no cita, inmarcesibles.
    Pero eso no es una crítica puramente literaria.
    Es un homenaje desde el recuerdo, la admiración , el agradecimiento , y el cariño verdadero…

  36. Gandumbas dijo:

    ¿Es que nadie se va a atrever con John Ford? ¿De verdad es tan genial El hombre que mató a Liberty Valance? ¿Con todos esos viejos haciendo de jóvenes y de viejos a la vez? ¿Con esa moral ramplona del deber y el sacrificio? ¿Con esos personajes planos, sin complejidad, sin matices, previsibles? No pretendo epatar, pero sólo puedo ver esta película desactivando la parte de mi cerebro que se desarrolló después de los 12 años. Y si he ofendido a alguien, que se fastidie. No sería la primera vez que me parten la cara por no gustarme los westerns de John Ford. Si hay alguien al que le pase lo mismo, que por favor se manifieste, porque aún no lo he encontrado y eso me hace sentir muy solo y muy incomprendido.

  37. Benvolio dijo:

    Oh,perdón, me olvidé de cerrar el vínculo…

  38. Isaías dijo:

    No puedo estar más de acuerdo. Y no lo digo ahora, recién leído el artículo, sino ya desde hace años. También la vi, no sé si a finales de los 80, y como, al menos para mí, aún tenía el aura de lo mítico, lo rompedor y todo eso, me gustó verla: no digo que me impresionara, sino que me gustó. Hasta, claro, que volví a verla ya sobre el año 2000: Gott im Himmel, qué mala que es, aunque eso ya ha quedado suficientemente glosado por el amigo Santiago González. Me gustaría, si el autor de estas estupendas columnas tiene estómago para ello, que comentara otro bodrio inmarcesible que, en su día, tuvo buena acogida: bueno, al menos a mí y a los colegas nos encandiló. Me refiero a la primera parte de “Highlander”, “Los inmortales”, con el impresentable de Christopher Lambert de prota y que es tan mala que ni tan siquiera el gran Sean Connery, que ya son palabras mayores, está bien. De la segunda entrega de esa bazofia sólo decir que tiene el dudoso honor de ser la única película de la que, de puro mala que es, me salí como a los 20′ de empezar a verla: a día de hoy ignoro cómo aguanté tanto dentro de la sala. Y también, ya puestos a pedir, que comentara otra tomadura de pelo solemne, “Lost in Translation”, pendejada pueril y pretenciosa de una caradura integral que responde al nombre de Sophia Coppola. Claro que igual habrá a quien le parezca una maravilla: hay gente pa’ tó…

  39. Benvolio dijo:

    Un bonito ejemplo de la amaestría de Thomas Henry.

  40. Benvolio dijo:

    Por favor qué dedos torpes… maestría, sin a.

  41. Benvolio dijo:

    Mil perdones (hoy no es mi día). Se me había perdido el vínculo del ejemplo de lo que salía de las manos de Thomas Henry: http://www.stellabooks.com/shop/see_stock_photo.php?StockNumber=1308447

  42. andalindes dijo:

    Buenas tardes.
    Poco que decir sobre el tema de hoy, espero críticas sobre películas de las buenas “El Fontanero, su Mujer y otras cosas de meter ..”, etc…
    Un saludo

  43. viejecita dijo:

    Don Benvolio
    Pues ya estamos aquí tres Guillermistas confesos. Y muchos más que habrá por ahí. Y eso que yo soy “una chica”, y en mis tiempos, me tenía que comprar los libros a escondidillas, o tomarlos prestados de mi hermano, porque a nosotras, nos daban a leer los libros de la condesa de Segur, Heidi, y Otra vez Heidi, y luego ya más tarde, Mujercitas, Fabiola, Quo Vadis, y vidas de santos a punta de pala…

    Y a Don Gandumbas 4,16 no le rebato nada, porque seguro seguro que lo que dice de John Ford en general, y de “El hombre que mató a Liberty Valance” en particular, lo dice porque esto está muy tranquilo, como buen sábado de agosto, y le apetece armarla un poquito. Y es que hace demasiado calor aquí en el secarral, como para tener ganas de armarla. Pero si vuelve a sacar el tema en otoño, le prometo que por mi parte, será la guerra.

  44. Penalty y Expulsión dijo:

    Don Rubín, ya no crecí, no tenía edad, ni ellas, entre periodistas, del Liceo donotiarra, que comenzaban Ba ahal dakizi zer?, o sea, ¿sabes qué? y continuaban en la otra lengua de los vascos.

    (la mayoritaria).
    (la de los lectores de la deia)

  45. Penalty y Expulsión dijo:

    (me quiten las cursivas, plis)
    (¿es que hoy no voy a dar una?)
    (no)

  46. Penalty y Expulsión dijo:

    Dice el tipo ese: me disculpo, Maroto, por haberte llanado nazi. Pero como son las cinco, mira París.

  47. Penalty y Expulsión dijo:

    El Gobierno Vasco, presidido por el Jonan Fernández, envía a su portavoz a decir que Rajoy corra, el pobre, que su único deporte es leer el Marca, que a ver si le va a dar un yuyu, para no sé qué de política penitenciaria. Podía pedir a los asesinos que corrieran un poco. En el patio de la cárcel, por ejemplo, incuido Bolinaga.

    (un pensar tonto, el mío)

  48. Sra. de BillyBod dijo:

    Aaaahr, ¡van a dar de tortas a mis i-do-los! Se anuncian lluvias por el noroeste😀
    En cuanto a “Los Inmortales I” solo digo que… alguna de las escenas escocesas eran ‘onitas. Pero, joer, ¿por qué cada vez que “sale Escocia” solo se ve el castillo de Eilean Donán?

  49. El chiropa dijo:

    La película entonces fué rompedora y distinta, vista después poco tema tiene, está sobrevalorada. Ella no cambia y nosotros si Dn. Lindo, la vemos con otros ojos.

    Y no me toquen a Guillermo, que la tenemos. Guillermista confeso, uno más.

  50. juanlu dijo:

    Bueno, bueno, me han nombrado a Guillermo Brown … Me tiré la colección completa a mis 11 ó 12 añitos. Fue mi descubrimiento de la cultura anglosajona desde dentro, del mundo victoriano y costumbrista inglés, mi puerta de entrada a la comprensión de la pérfida Albión … ¡Qué tiempos!
    Las inocentes gamberradas de Guillermo, la hora del té, el colegio de Eton (nada menos), la limpieza de primavera …
    Luego me pasé a Enid Blyton y otros, pero ya no era lo mismo.

  51. carlos dijo:

    me perdonarán que cambie de tercio..seré breve:
    Como yo no creo en la maldad exclusiva de pueblos o razas (o la bondad exclusiva y excluyente de otros); como mi educación no me permite extrapolar al todo el error o delito de la parte; como yo si soy capaz de discernir en términos de seres humanos (y no de razas, grupos o lenguas), digo que este señor es un malvado delincuente…y el resto de colegas de su ideología no
    http://www.libertaddigital.com/espana/2014-08-09/carcel-para-un-lider-local-de-erc-por-pedofilia-y-corrupcion-menores-1276525654/
    Y que en consecuencia su filiación política sobraba en esta noticia, ya que no es relevante al caso.
    Lo digo por que cada vez que alguna persona se “pasa” con el tema catalán, o fuera de esto comete un delito desde el mal llamado lado “españolazo”, siempre hay algún troll de OMNIUM que afea la conducta y la achaca al común de los españoles: “ladrones, feos, asesinos, anticatalanes, poco-hechos (¿eh Pujol?)”
    Pues nada, eso..que tenía que decirlo.

  52. Penalty y Expulsión dijo:

    A las no sé que horas, he escrito “Ba ahal dakizi zer”, que no es vascuence, por “Ba ahal dakizu zer”, que creo que sí lo es. O así me lo hizieron haprender. Diskulpen el kraso herror. Vuelvo a mi fregona. Hasta mañana. Bihar arte!

  53. Don Rubín, “El milagro de P Tinto” me encantó.

  54. srgs dijo:

    Dejemos las cosas clsras. En la cuestión del contagio del ébola, los enfermos son religiosos porque los de otras ONGs se apuntan al postureo pero no al trabajo peligroso y sacrificado que levan a cabos los religiosos.
    Enotro caso, ya tendríamos muchos infectados dentro de los soplapollas sin fronteras.

  55. Franny Glass dijo:

    Buenas noches.
    Probablemente vi “La naranja mecánica” muy joven, catorce años, porque mi impresión fue la misma que la de don Richal , que era una película muy desagradable por argumento y por estética, así que nunca he tenido el menor deseos de “revisitarla” como dicen los cursis. Pero me ha encantado lo que dice sobre ella doña Viejecita
    Como a don Loco también me pareció un bluff “Eyes wife shut” (muy divertido y probablemente cierto lo que dice don Conde de Toreno

  56. Franny Glass dijo:

    Y apunten otra “guillermista”. Aún conservo algún ejemplar heredado de mi padre y todos los míos (horrorosamente editados). Hace unos años editaron de nuevo la colección con las ilustraciones originales y la compré a la espera de transmitir el placer de su lectura a una generación más, mis sobrinos.
    También tengo libros de “”Celia” heredados de mi madre. Y como doña Viejecita he leído a los niños modelo de la Condesa de Ségur.

  57. viejecita dijo:

    Muchas gracias Dª Franny es usted bizcochable.

    Y, por cierto, Don Gandumbas Vaya usted al índice del blog, busque el mes de agosto de 2012, y allí , en la serie de malos de película, el día 29, para ser exactos, encontrará al “Hombre que mató a Liberty Valance” , en un texto con fotografías , del propio Don Santiago , y con un montón de posts de los diferentes remeros… Seguro que si lo lee todo, ( y de paso, los textos sobre otros malos a lo largo del mes ), no vuelve a poner tan alegremente de chupa de domine a Ford, ni a la película…
    ¡ Ánimo !

  58. Miquel dijo:

    También a mí me parece que el film no ha envejecido bien, pero el arriesgado director se atrevió con el tema del libre albedrío, que también para Arcadi Espada es crucial para entender el ser humano.
    Tanto en el film como en la novela, el tema fundamental es la preocupación de que las ciencias de la conducta imperantes en la época y una moral materialista puedan robar el libre albedrío al ser humano. El punto central es la pesadilla que puede suponer para la dignidad humana el control total del ser humano por parte del exterior. Se suponía que si es la educación lo que hace al hombre, el conductismo, que dominaba la psicología de la segunda mitad del siglo XX, podría penetrar en los entresijos del comportamiento humano. Posteriormente las obras de ciencia-ficción se interesarían por el control del ser humano desde dentro, desde su naturaleza genética.
    A esta reprogramación del antihéroe se opone el sacerdote de la cárcel que duda que la bondad pueda proceder de una técnica científica.

  59. Buenos días a todos. Hoy no tenemos aniversario. ETA no mató el 10 de agosto.

  60. Conde de Toreno dijo:

    Buenos días, Patrón y señoras y señores argonautas.

    Gracias Doña Franny, es un encanto.

    Al maestro John Ford ni tocarlo, ni la pedantería proge de cineforum pudo con él. Me gusta hasta el Delator que es la más discutida de él.

  61. Pussy cat dijo:

    Buenos días desde Pamplona, huyendo de la Semana Grande-mente guarra donostiarra.
    Fundación para la Libertad
    NOTICIAS
    OPINIÓN

  62. Pussy cat dijo:

    Candela debe de andar de nurse con sus nietitos. Traigo moi meme a Juaristi:
    Agostos

  63. Buenos días. Ayer no pude entrar porque el blog no se dejaba, ni desde Chrome, ni desde Mozilla, ni desde Explorer (que también lo intenté).

    A mi tambien me gustó La Naranja Mecánica el 76, mi entonces novia, hoy mujer, se negó a verla y entre solo, ahora no podría hacer lo mismo. Me llamó por el hecho de que pintaban una especie de conspiracion no hablada del funcionariado medio para mantener el status quo. Luego me parecio un pelin rollo, sobreactuada. No se lo que opinarán Vds pero creo que, salvando a las obras maestras, envejecen mejor, con menos arrugas, las películas de serie B, que las de serie A, da la impresión de que estas siguen mas las modas y eso las afecta mas. Respecto de otras, estoy 100% de acuerdo con D. Loco, Eyes Wida Shut no pude verla entera ni en televisión.

    En su día me leí Guillermo Brown enterito, (rendido admirador) y luego Julio Verne y algo menos E. Salgari, luego pasé a las policiacas, A. Christie, R. Stout, y Simenon, estos ultimos siguen gustándome. Por cierto si quieren leer algo que recuerda a la familia de Guillermo Brown, pero para adultos, con la historia de una familia contada desde los ojos de un niño, busquen “A las 7 de la Mañana” de Eric Malpass, un libro encantador, estaba en Rotativa. Lo encontrarán por las librerias de viejo, en Amazon, de segunda mano, cuesta un Potosí.

  64. Pussy cat dijo:

    En el ABC una entrevista a Mario Vargas Llosa:
    «No hay una mayoría de catalanes que quiera separarse»

  65. Pussy cat dijo:

    Un cabal artículo también de Mario Vargas Llosa, en El País:
    Entre los escombros
    Imprescindible.

  66. Pussy cat dijo:

    Enrique Krauze, interesante artículo:
    La ética del idioma

  67. Dr. Asclepio dijo:

    Cher Lindo, aunque tarde pues estuve fuera, quiero decirle mi discrepancia con su comentario sobre La naranja mecánica. Y que conste que esta discrepancia es una excepción ya que sus comentarios sobre cine me parecen magníficos y concuerdo con usted en casi todos.
    La naranja mecánica concuerdo es que es una película horrible, que nos muestra sin piedad el horror. Pero, para mí, también genial. Le diré que me influye una perspectiva profesional para la crítica a esta película. Pues plantea una cuestión que 45 años después se sigue discutiendo en todos los medios de salud mental. Hoy se sigue haciendo en algunos lugares cosas similares al tratamiento al que someten al protagonista: terapia cognitivo conductual. Es incluso la terapia mayoritaria en salud mental, aunque en modos más suaves y sutiles. Pero todavía es una cuestión moral decisiva si es correcto inducir el cambio de comportamiento de un sujeto. Simplemente imaginar que nos lo hicieran a usted o a mí resulta tan horrible como la película.
    Creo que esta película introduce muchos aspecto de la última modernidad en que vivimos. Por ejemplo el papel del padre. Del Padre podríamos decir. Nunca he visto una secuencia más extraordinario que la conversación con sus padres cuando el protagonista vuelve de la cárcel. Su cuarto lo ocupa otro al que los padres lo han arrendado. Que parece ser el amante de la madre. El padre es la representación de la degradación moral más abyecta. En una breve secuencia nos explica la vida de Alex y el origen de todo el horror en que habita.
    La neolengua que crea Burgess, que en la novela sugiere las nuevas formas de gozar que imponen los tipos, es algo inquietante y nos remite a un nuevo código simbólico donde todo orden moral queda arrasado. No hay Ideal alguno, ni Padre que pueda transmitirlo. Es este horizonte que hoy se impone en gran medida en nuestro mundo que apunta a la satisfacción como único fin de los sujetos y la degradación de la palabra y de todo el mundo simbólico.
    También nos muestra cómo la práctica de querer el bien para el otro puede también acabar conduciendo al horror. Se demuestra la existencia de un nuevo mundo sin ética ni ideales, pero también la catástrofe de la moral establecida. Su verdadero horror es que esta película nos lleva a un callejón sin salida, a una falta de respuesta, a una demostración del nihilismo moderno.
    A un “no hay solución, todos canallas”.
    Esto se debe sobre todo a que Kubrick cambió el final haciendo que Alex no se “curara” y siguiera siendo un canalla. Burgess protestó y se opuso a este final, pues en su obra Alex se redime de algún modo. Tuvieron querellas y conflictos.
    Para mí la genialidad de Kubrick, además de en su modo inigualable de hacer cine, está en algo insobornable a la buena conciencia. A no ceder ante lo real.
    Por eso sigo considerando esta película com una de las mejores que he visto en mi vida. Cada vez que la veo me duele.

  68. Dr. Asclepio dijo:

    Solamente añadir que la película no propone el nihilismo. En mi opinión más bien apunta a que cada uno debe idear su ética, y un discurso para sostenerla. Pero que no hay soluciones establecidas. El discurso religioso es impotente y solo es efectivo en su versión integrista, la que da un sentido más fuerte, la que reintroduce el martirio, el castigo y la muerte.

  69. Lindo Gatito dijo:

    Dr. ASCLEPIO, me ha encantado su refutación. Necesitaba decírselo.
    Estando de acuerdo en la secuencia del espanto de Alex a la vuelta al “hogar” (Edipo al revés; no la muerte del Padre, sino la del Hijo), me sigue pareciendo “débil” la puesta en escena y envejecidos sus ingredientes, tanto plásticos como interpretativos. Y la muestra del cinismo y amoralidad inherentes al personaje a base de esa gestualidad del actor, en la última vez que he visto la película, como ya he dicho, me ha resultado insoportable. Por eso la he puesto en cuestión, pero me encantan las discrepancias cuando son tan bien razonadas… y de las que se puede aprender.

    Y “Dr. Strangelove” (me reafirmo) es la mejor y más vitriólica película de Kubrik, inagotable en sus revisiones, sus símbolos, su mordacidad, el repaso que reciben tirios y troyanos de la “Guerra Fría” y su apoteósico final, lleno de pesimismo sobre la condición humana, capaz de hacer el mal y el bien… el mal, muy bien, y el bien, rematadamente mal (colectivamente considerados; las excepciones individuales son tan pocas que se diluyen “como lágrimas en la lluvia”), con el contraste de hermosa voz de Vera Lynn:

  70. Dr. Asclepio dijo:

    Gracias por ese final de Dr. Strangelove, maravilloso sin duda y también como tanto en Kubrick absolutamente moderno y real.
    Respecto a La naranja mecánica no sé hasta qué punto hay premeditadamente un estética hortera y una sobreactuación buscada, tiene algo de circo del mundo, de ir más allá del realismo del sentido común, de querer mostrar el desquiciamiento de lo contemporáneo. Según la subjetividad del espectador suscita unas reacciones u otras.
    Un saludo y besos a su señora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s