Un tal Sánchez

Victoria Sánchez

Voto directo

(Hoy, en El Mundo)

Ha ganado Pedro Sánchez, tal como se intuía desde que se contaron y recontaron los avales, pero las cosas no serían sustancialmente diferentes de haber ganado Madina. Considerados los candidatos de uno a uno o de tres en tres, no se adivina qué pueden aportar que no tuviera Rubalcaba. Entre los problemas que tiene su partido en esta hora, el del líder no era el más urgente. Para etapas de crisis como éstas se inventaron las gestoras. El hundimiento que el PSOE comenzó a mostrar en las dos citas electorales de 2011 (municipales y generales) no tiene solución con el cocido maragato, yendo a la tajada, cambiemos al secretario general y quédese el resto para postre.

Debieron entonces declarar el partido zona catastrófica, preguntarse cómo hemos podido llegar a esto, depurar los errores del zapaterismo, preguntarse cuál es la alternativa socialdemócrata en tiempos como los actuales, definir la política adecuada y después, sólo después, buscar la dirección más adecuada para el proyecto resultante.

No ha sido así. Prueba de ello es el valor asumido de la necesidad de un giro a la izquierda entre los candidatos y sus votantes, como si el error Zapatero hubiera sido justamente el de recuperar súbitamente la razón la noche del 10 de mayo de 2010.

Dos hechos sobresalientes: nunca antes se había elegido al máximo dirigente del partido por votación directa de los afiliados y la participación ha desbordado las previsiones más optimistas. La abstención ha quedado por debajo de la abstención media en los once elecciones generales celebradas en España desde junio de 1977.

La voluntad de los afiliados ha coincidido con el designio del aparato, el peso de Andalucía en el socialismo español y esa tradición de optar por el desconocido. Recordemos que Sánchez le había ganado en los avales al secretario general del Grupo Parlamentario del PSOE en el Congreso y también en la tierra de Madina, el País Vasco, donde le ha vuelto a ganar en votos contantes y sonantes.

El sistema de elección directa del secretario general ha sido un éxito, pero va a anular el interés que pueda tener el Congreso propiamente dicho. No es fácil que vuelva a vivirse aquel momento del 79, en el que Felipe González se consideró incompatible con la definición marxista del partido y tuvieron que tomarse unos meses para recapacitar y volver a llamarle: “que lo que tú quieras, Felipe”. Tal vez en el futuro se pueda ahorrar el Congreso. Los afiliados eligen al secretario y éste elige a su Ejecutiva y define su programa.

Una incógnita es, si descubiertas las ventajas de la elección directa, el PSOE abogará por implantarla en las elecciones municipales, para que los alcaldes sean elegidos por el voto directo de sus conciudadanos, como si fueran los secretarios generales de sus pueblos.

 

Acerca de Santiago González

Periodista. Columnista de El Mundo. Ha publicado "Un mosaico vasco" (2001), "Palabra de vasco. La parla imprecisa del soberanismo" (2004), "Lágrimas socialdemócratas. El desparrame sentimental del zapaterismo" (2011) y "Artículos 1993 - 2008" (2012). Premio de Periodismo El Correo 2003.
Esta entrada fue publicada en .. Guarda el enlace permanente.

84 respuestas a Un tal Sánchez

  1. viejecita dijo:

    Pues, Don Santiago
    Para mí, está visto que aquí han podido mucho las “chicas”, porque el elegido es con una diferencia descomunal, el más guapo…
    ¡ y que le pregunten a Esperanza Aguirre !

  2. Belosticalle dijo:

    Por lo menos parece que sabe hacer algo más que política, y entiende de cuentas. Suerte, que algo nos va a todos en ello.

  3. Belosticalle dijo:

    ¡Ah!, y la puntada de los alcaldes, muy en su sitio.

  4. De los Tres mosqueteros, Atos Sánchez se llevó el faisán al agua, frente a Aramis Madina. Portos Tapias arrebató los votos que hubieran llevado al fifty/fifty. He ahí en su esplendor el “Vértigo” socialista. ¿Qué hacer ahora? Al fondo, D´artacan, mejor dicho D´artacana Susana marcándole ya el territorio a Atos: las primarias, cuando interese. ¿Y Richelieu/Rubalcaba? Hasta las narices de todos. ¿Y Milady Chacón? En el Ponto, at the moment.
    saludos

    “Pros y contras del Ultramillonario Hanauer, que a veces ve horcas” en…
    http://elblogdejoseantoniodelpozo.blogspot.com/

  5. Carlos A. Vegas dijo:

    (Estos son los que braman con lo que llaman “leyes mordaza”)

    COMUNICADO DE JPD ANTE LAS DESCALIFICACIONES A LA SALA DE LA AUDIENCIA NACIONAL POR LA SENTENCIA SOBRE PROTESTAS ANTE EL PARLAMENT

    La Audiencia Nacional ha dictado sentencia en la que acuerda la absolución de diversos acusados de participar en una serie de protestas ante el Parlament de Catalunya. La citada resolución ha provocado toda una serie de descalificaciones por parte de políticos y de determinados medios de comunicación hacia la sección que ha dictado dicha sentencia, en especial hacia el ponente Ramón Sáez.

    Desde Jueces para la Democracia consideramos que las sentencias deben ser objeto de crítica, preferentemente con argumentos jurídicos. Sin embargo, estas descalificaciones no se han visto acompañadas de valoraciones jurídicas, sino que han consistido especialmente en ataques personalizados y en adjetivaciones individualizadas. Además, las descalificaciones al magistrado ponente han ido acompañadas de comentarios tendenciosos sobre otras resoluciones anteriores en las que ha participado. Estas críticas resultan claramente injustificadas y olvidan que esta sentencia y las anteriores han sido siempre acordadas con la opinión favorable de otros magistrados, habitualmente por unanimidad.

    Resulta preocupante que desde el poder político y desde otros ámbitos se pretenda utilizar a la judicatura como un instrumento de sus aspiraciones, con unos objetivos a menudo poco disimulados de que el poder judicial dicte sentencias ejemplarizantes para servir a dichos fines. Sin embargo, en un Estado de Derecho la judicatura debe actuar con plena independencia en los procesos y limitarse a aplicar las leyes y los principios constitucionales. Debe recordarse que en la sentencia sobre las protestas ante el Parlament el tribunal consideró que no había quedado acreditado que los acusados hubieran participado en los delitos por acciones concretas por los que se formulaba acusación. Y que la mera participación en las protestas quedaba amparada por derechos fundamentales, como la libertad de expresión y el derecho de manifestación.

    Dicha sentencia cumple ampliamente el principio de motivación. Sin duda, la misma puede ser impugnada con razonamientos jurídicos y puede ser confirmada o revocada por otro tribunal independiente. Lo que no resulta admisible es que se ataque la independencia judicial por el hecho de que cualquier resolución no se ajuste a determinados intereses. Por ello, desde Jueces para la Democracia pedimos respeto a la independencia judicial y al principio de separación de poderes que resulta inherente a nuestro Estado de Derecho.

    14 de julio de 2014

    SECRETARIADO DE JUECES PARA LA DEMOCRACIA

    Jueces para la Democracia
    jpd@juecesdemocracia.es

  6. ARREBA dijo:

    Muy agudo, el último párrafo. ¿Que habría ocurrido si Edu y Tapias juntos hubieran sacado un 66% (un 33 % cada uno), y Pedro un 34 % ? La aceptación de este sistema en las elecciones del partido sin segunda vuelta pone al PSOE en mala situación para criticar la eleccción de alcalde que propone el PP. La única forma de eliminar dudas es el ballotage o segunda vuelta, tanto en las municipales como en las partidarias.

  7. Bonnie Parker dijo:

    Yo cuando Eduardo Madina se declaró partidario y confeso “sincebollista” en un tuit, pensé que había cavado su propia tumba.
    El realizar estas afirmaciones le ha costado una secretaría gral., y no le han votado ni en su propia CA, los vascos, guardianes de los secretos gastronómicos ancestrales, no le han perdonado semejante afirmación.
    Con las cosas del comer, no se juega.

  8. Conde de Toreno dijo:

    Buenos días, Patrón y señoras y señores argonautas.

    Tanto Madina, como Tapia, como el lindo Sánchez (no confundir con el gran y apreciado remero Don Lindo Gatito) son el Pasmo antes de que tras dos legislaturas a los españoles les rugieran las tripas y no les quedaran agujeros en el cinturón.

    Y los tres han propuesto… TACHAN… contumacia en el error, apestar al PP y pactar más privilegios a los nazionanistas para que se sientan “cómodos”. Pero más a la izquierda aún, que el camarada Pablemos está de mucha moda.

    De lo de hacer del PSOE un partido socialdemócrata no sólo de boquilla nada de nada, y al electo lo que le gusta es el Cortijo de Al AndalURSS o Andaluzuela como modelo, así que mejorar no hemos mejorado.

    Si a Borrell tras ser elegido le hicieron lo que le hicieron no descarto que PRAVDA y la vieja guardia socialista intenten repetir la jugada. Lo de Sánchez y Bankia les salió fatal, alguno hasta igual se ha enterado de que la ley de Felipe Galzález es la que hizo de las cajas un contubernio entre partidos y sindicatos. Pero algo de veneno les quedará.

    Una novedad si veo, es la primera vez que ser secretario general de La PSOE y candidato a las elecciones no van unidos, y el del PSC elegido por incomparecencia diciendo expresamente que no se presentará a las catalanas de candidato.

    ¿Nos lo creemos?

    A mi me cuesta, pero hay que preparar cerveza y palomitas para el espectáculo de navajeos que se anuncia.

    Que tengan un gran días.

  9. Aittitta Makurra dijo:

    A mi no me queda claro que Madina no fuera el candidato del “aparato” porque para ser portavoz del PSOE tan jovencito y no ser del “aparato”…..a mi que me lo expliquen.

  10. luigi dijo:

    En el momento actual, lo del PSOE, más que de Gestora, es de Gestoría.

  11. Andoni dijo:

    Madina no ha ganado, pero le han dado el “varón de oro”.
    Se veía de vení.

  12. Richal dijo:

    Qué mas dará uno u otro, ellos, los tres, han escuchado la voz de la calle (la de la sexta) y el guapo incorporará en su equipo al feo y al malo para arrimarse al listo (el Pablemos)

  13. Buenos días. La elección de Mister camiseta mojada ha sido un éxito. Se intuía un resultado próximo a la belleza…

  14. luigi dijo:

    La Renovación del PSOE: Tú eres Pedro, y sobre esas bases, edificaré a mi Iglesias.

  15. Carlos A. Vegas dijo:

    Son los efectos lógicos del fin de una anomalía. Ahora muchos se lo piensan antes de hacer un curso chorra, una enfermedad de las aguantables, alguna visita aplazable etc… pues fastidias al de al lado. Se le podrá criticar muchas cosas a Gallardón, pero quitar a diletantes de la justicia es un acierto (además muchos que dicen llevar decenios como jueces sustitutos han tenido oportunidad de presentarse al cuarto turno y no lo sacaban)

    http://politica.elpais.com/politica/2014/07/13/actualidad/1405273858_400553.html

  16. Siperobueno dijo:

    El psoe será tan de izquierdas como sus militantes. Como frase no está mal, queda guay, sí, el problema es identificar con alguna precisión hasta donde son de izdas, los militantes. Y como eso no será posible, el psoe virará tanto a la izda. como quieran Sánchez y sus cuate de la JD. Osá, que tendremos harto ruido y poquita furia. Al tiempo.

  17. Desencantado dijo:

    El PSOE ha elegido a Pedro Sánchez de entre 3 candidatos posibles al puesto de Administrador Concursal.

  18. Desencantado dijo:

    “Jaume Matas ingresará en una prisión que él mismo inauguró”

    Al hilo de esta noticia 100% España, permítanme que les cuente un chiste:

    Un político maduro en campaña va a mendigar votos a distintos lugares, acompañado de su joven delfín que escucha y calla porque está aprendiendo.

    Así que la pareja se va a visitar a un Insituto y le preguntan al director:

    – Qué tal va todo por aquí?

    – FATAL! responde el director. No tenemos ni agua ni luz, la ADSL la cortaron por impago hace un mes, los cristales del pasillo están rotos y el frío en las aulas es insoportable. Y para colmo se han roto las canastas de baloncesto y una portería de fúbtol y ni deporte pueden hacer los chavales.

    – Vaya, lo siento, pero no podemos hacer nada al respecto. Estamos en un contexto de Crisis Mundial que restringe el acceso al crédito y nos es imposible financiar ningún tipo de obra, contesta el de la Casta.

    A continuación se dirige la pareja a una cárcel a entrevistarse con su director, y le preguntan:

    – Qué tal va todo por aquÍ?

    – FATAL! responde el director. De los 30 canales de satélite hay 2 que no se ven, el Domingo pasado no se contrató a tiempo el partido del Madrid y nos perdimos los 5 primeros minutos, la piscina climatizada tiene jodido el regulador y la temperatura del agua ha bajado 2 grados y para colmo en la sala de juegos nos falta la tercer mesa de billar.

    – INTOLERABLE! contesta el político. Mañana mismo le envío una cuadrilla de técnicos del Ministerio de Fomento para que subsanen inmediatamente todos estos problemas.

    Al salir de la cárcel el delfín, que había estado callado, le dice:

    – Jefe, no entiendo nada. Vamos a un Instituto, que son nuestro futuro, y no hay un duro para lo básico, y en cambio en la cárcel vamos a echar el resto?

    El político maduro hace una pausa, y con una palmada en el hombro le dice al joven:

    – Hijo… tú piensas acaso volver al Instituto?

  19. Carlos de Bilbao dijo:

    El remero/a Aittitta Makurra dijo (12:02 pm) :

    A mi no me queda claro que Madina no fuera el candidato del “aparato” porque para ser portavoz del PSOE tan jovencito y no ser del “aparato”…..a mi que me lo expliquen.

    Siempre me pareció, que su incorporación a las listas del Congreso en puestos “de salida” y su posterior nombramiento como portavoz, eran sucesivas bufandas que le colocaban para taparle la boca y que no hablara demasiado de su atentado, el que sufrió, me refiero.

    Y a fe que lo lograron, ya que salvo su speech de “Aznar es un asesino” (véase Youtube) y alguno similar, no se le conoce posición.

    Saludos

  20. candela dijo:

    Tiene mucha razón, Patrón. Lo primero definir el producto y luego, elegir al vendedor. Pero hemos superado la fase de la mercadotecnia (penúltimo peldaño en la caída de la Política) y ahora estamos en la fase del conjuro (la magia, tan progresista).
    Y, creo, que el conjuro va a funcionar. Ya no existe ZP, ni sus circunstancias, por lo visto. Todo es nuevo, súper democrático y de izquierdas.
    Tan nuevo, que la ilusión embarga a los socialistas y a las portadas de la prensa.

    Un detalle que apreciarán las rubias: Marina fue a votar con vaqueros de marca (Lucía Méndez) con desconchones, esa clase de vaqueros; Peeeedro fue a votar con vaqueros sin desconchones y Pérez Tapia, sin vaqueros (pero con pantalones, no me sean mala sangre).

    Todo muy entretenido.

    Buenas tardes.

  21. candela dijo:

    Reproduzco una frase bonita, bonita de un militante de la agrupación socialista de Tetuán (El Mundo}:
    Con las ideas y el sentimiento de nuestros abuelos, hacer política ahora.

    Ya, pero me pregunto a cuál de sus dos abuelos se refiere. A cuál de todos los dos abuelos que tenemos todos, incluso los buenos socialistas, se refiere. Zp hasta les destrozó a los suyos, esa genealogía sentimental.

  22. Triquiñuelas dijo:

    Buenas.

    En la otra entrada Dª Viejecita ha dejado como reflexión algo muy importante a mi modo de ver y es lo siguiente: ¿Quién o qué grupo hizo de introductor o muñidor de la presentación de Monedero e Iglesias y demás ante el Gobierno de Venezuela?

    Claro motivo de investigación para la prensa, pues no es creíble que vista la paranoia de conspiraciones que preside el poder venezolano no creo yo que reciban a cualquiera sin analizar en profundidad sus idas y venidas, no vaya a ser que se le cuelen agentes a sueldo del “imperialimmo”.

    E, igualmente, me gustaría que se investigase qué grupo español ha adquirido recientemente un diario en Venezuela teniendo en cuenta las dificultades que para ejercer la profesión no vienen contando, día si día no, profesionales del gremio a no ser que “seas colega del gobierno”. No sé si me explico.

    Y les dejo una noticia, que podría ser puesta encima de la mesa en cualquiera de las tertulias a las que acuden los señores de Podem$
    Qué no comas, coño

  23. Dª Bonnie, 11:44 Vd si lo que lo tiene claro.

    Por otro lado, se leen muchos comentarios en el foro y en columnas de prensa hablando de un Frente Popular con Podemos. Lo veo dificil, ya lo intentó Almunia con Paco Frutos y la cosa no cuajó. Si la gente se lo huele, les saldrá mal, un FP genera muy malos recuerdos en la memoria de los españoles. Ademas no es factible si no lo lidera la “casa común de la izquierda” que todavía tiene mucho poder fáctico detrás. Con Pablemos aún no se han explayado a gusto mas que los periódicos de la derecha, en cuanto empiece Prisa, EP y la Ser, a dar caña asustarán a la clase media urbana “indignada” que ahora es su mayor caladero de votos. Yo no soy Arriola y no tengo mas encuestas de opinión que familia, amigos y conocidos, y eso es lo que detecto.

    Patrón, señoras, señores, hasta la noche.

  24. Venancio Buesa dijo:

    Más nos vale a todos que el señor Sánchez aprenda rápido. Bien no empieza, que ya ha dicho que de gran coalición con el PP, nada de nada. Seguir despreciando a la otra mitad de España no me parece especialmente moderno, mas bien lo veo guerracivilista. Y, en momentos en los que tú no eres ni una mitad (con suerte llegarás a ser un quinto), es simplemente estúpido.

    En fin, yo por si acaso volveré a votar a VOX

    saludos

    Venancio

  25. luigi dijo:

    Irán & PI: Fort A pachas.

  26. Gandumbas dijo:

    A alguien tan resentido como Madina lo creo capaz de reaccionar como Verstrynge. ¿Se lo imaginan pegando carteles de Vox por Bilbao?

  27. Espía Ruso dijo:

    Buenas tardes, y muy calurosas desde Valencia.

    Ciertamente, me la refanfinfla quien haya ganado. Me caía un poco mejor P. Sánchez, pero desde que le vi de la mano de Invictus…….., y luego el “tuit” que trajo Alatriste en el que se ve a P. S. con el dedo en la ceja, ¡Uf, otro Zapatero!
    A Madina no le quieren ni los suyos.
    Pero lo fundamental es que sea el que sea, consiga (si es posible) un partido fuerte y cohesionado, para que junto al PP le planten cara a la cosa catalana, que eso si es preocupante. Lo están dejando pudrir y luego vendrán las lamentaciones. Estos siguen adelante, no paran de hablar de declaración de independencia unilateral en caso de que en el referéndum arroje una mayoría por el derecho a decidir y bla bla bla.
    Esto es muy serio y las fechas se echan encima.

  28. Andoni dijo:

    Madina arremetió contra el PP en vez de contra ETA. Pedrito, majo, vete preparándote.

  29. Buenas tardes.
    Este es el tuit que colgué en la cubierta anterior que es más propio que esté en la de hoy.
    Aprovecho para agradecer a mi amigo Neo el genial post de ayer.

  30. Buenas tardes. Y me pregunto: ¿por qué y para qué están afiliados los del 33% de la abstención? Uno no puede darse de baja o de alta como ciudadano elector, pero como afiliado a un partido la cosa es diferente. Si el 33% de afiliados no vota en un asunto tan trascendente, no es motivo de optimismo que el 67% de afiliados emitiese su voto. La apatía participativa en el interior de los partidos es síntoma y señal de una patología política de mucha gravedad.

  31. estilete dijo:

    Buenas tardes. Resumen de lo acontecido: ni fu ni fa.

  32. estilete dijo:

    El PSOE cambia a ZP por PZ (Pedro SáncheZ).

  33. luigi dijo:

    El Nuevo PSoe (Pedro Sánchez obrero español)

  34. Rorschach dijo:

    Pedro, el candidato de la gente sencilla. A la Moncloa desde el enSanchez.

  35. arcu dijo:

    Coincido con el Patrón. Primero, qué; luego cómo se come, o quién lo cocina.

    Y estoy de acuerdo con Dña. Viejecita en el primer post de hoy: tenemos una tendencia a -si hay lugar-, elegir la belleza. Y no sólo las mujeres eligirán a un candidato más agraciado, sino que como la cara es el espejo del alma, no creo que, incluso para los hombres, hubiera duda entre los dos candidatos sobre quién iba a ganar en igualdad de circunstancias.

    Of the record, no sé si alguien ha traído el buen hacer de este valiente catalán. Para que quede constancia:

    Que cunda el ejemplo.

  36. kepaminondas dijo:

    Una incógnita es, si descubiertas las ventajas de la elección directa, el PSOE abogará por implantarla en las elecciones municipales, para que los alcaldes sean elegidos por el voto directo de sus conciudadanos, como si fueran los secretarios generales de sus pueblos.
    Pues con permiso del Patrón yo no veo la incógnita.
    La cosa no puede estar más clara; la elección por voto directo de secretarios generales y particulares es puro progresismo democrático siempre que sea en el PSOE, si se trata de otro partido es síntoma de problemas internos
    La idea de que sea alcalde el que gane las elecciones es fascismo porque impide que el partido perdedor se haga cargo del urbanismo o fuente de financiación similar y, sobre todo, porque lo propone el PP.
    Buenas tardes a ambas bancadas.

  37. Ramius dijo:

    (No sé de qué delirium dedus tremens ha salido esa AI)

    —-

    Así que, ¿Sánchez es el comienzo de la renovación? ¿Igual que Borrell?…

  38. Andoni dijo:

    Pedro Sánchez es un nombre vulgar, no tiene gancho: Obama, Merkel, Follande, Rajoy…

    Suena más a Curro Jiménez, aunque se parezca a el “Estudiante” y termine siendo como “El Algarrobo”

  39. SantiagoJacobo dijo:

    El detalle de ver cómo los militantes del PSC metían dos papeletas, para lo suyo y para lo de todos, sin que los del PSOE tengan el mismo derecho. Era verdad que el PSOE era el partido que más se parecía a España, a la España de la ley del embudo que lleva años diseñándose y está a punto de cristalizar.

  40. Don Andoni, que se lo cambie por Perico Sánchez. Un nombre más combativo.

  41. Gandumbas dijo:

    Oído en televisión a una besuga que salía de votar: “Sobre todo, quiero un Secretario General que sea de ideología republicana“. Dándole vueltas al asunto, creo saber el porqué de la perra que muchos han cogido con lo de república versus monarquía: es una cuestión que, a grandes rasgos, incluso ellos pueden entender.

  42. Feroz dijo:

    Buenas tardes. Como tantos otros días, algunos compañeros de remo han dicho mejor que yo lo que pensaba escribir, así que tendré que recurrir a las artes de pesca, como habitualmente.

    Los progres tiene la virtud de entenderlo todo al revés. El “Nosferatu” este confunde la ginmasia con la magnesia.

    LUNES, 14 DE JULIO DE 2014
    EMILIO ARNAO

    La prohibición del burka

    El conseller de Interior, Ramon Espadaler, anunció la semana pasada que el Govern de la Generalitat catalana prevé después de las vacaciones veraniegas comenzar la tramitación de la ley sobre el espacio público, que, entre otras cuestiones, prevé regular el uso del burka y el niqab. Se apoya la Generalitat en una reciente sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos -TEDH- de Estrasburgo, la cual permite tal legislación.

    Para Espadaler la sentencia de Estrasburgo verifica una nueva perspectiva en el ámbito de la seguridad pública, la cual concede la posibilidad de ampararse en el ámbito de la mujer.
    La Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminó a principio de mes que dicha ley que prohíbe, por ejemplo, en Francia el uso del burka o el niqab no contraviene la Convención Europea de Derechos Humanos.

    Es aquí donde yo me pregunto: ¿en qué está pensando Estrasburgo? ¿cuáles son las nuevas formas de adquirir el sentido cultural de Europa? ¿por qué todo lo diferente debe ser cohibido siempre desde la prohibición? Me doy cuenta que Europa -en este caso la Cataluña de Mas- desea robotizar a su conciudadanos, que todos vayan con el mismo traje, la misma religión, coman las mismas hamburguesas americanas y hablen el mismo inglés. ¿Por qué se prohíbe el uso del burka? Entiendo que los derechos humanos deberían ser eso: “derechos”, es decir, una libertad de los pueblos para reformar sus paseíllos por el mundo. ¿Acaso por el mero hecho de entrar en Occidente una asiática debe occidentalizarse forzosamente y por ley? Las leyes deben ser emitidas para el beneplácito de toda su ciudadanía, incluso para los migrantes. Si la inmigración se matricula en su época cultural, propia, de nacimiento, de tierras lejanas, ¿qué derecho tenemos nosotros para forzar a que esa cultura, esas costumbres, esa nacionalización sea pervertida por el lugar de destino? No es democrática nunca la prohibición de las culturas ni de las religiones. El hombre es sano de nacimiento, ¿por qué dessanarlo desde un ejercicio fardón?

    Quede claro que personalmente no me gusta el burka, me semeja una infravaloración de la femeneidad de la mujer, pero habrá que preguntar primero a la mujer o ¿acaso debemos hacer política con ella, como siempre? El niqab -pañuelo en la cabeza- se llevaba en este país en los años de atrás, ¿por qué se lo quieren quitar ahora a las mujeres de la inmigración?, ¿acaso un pañuelo es una ofensa para el nacionalismo, para el europeísmo, para el occidentalismo? La solicitud de respeto y solidaridad con las otras culturas debe advertir que ya somos mayores democráticamente y que la aceptación de esas otras costumbres nos debe enriquecer a la hora de practicar la convivencia. Tengo claro, por otra parte, que contra más se adquiera por parte de la zona inmigratoria las costumbres occidentales mejor nos irá a todos, pero ¿y si no se desea que sea así?, ¿y si una mujer musulmana desea por cuestión de recato y de islamismo llevar la cabeza tapada?, ¿quiénes somos los europeos para forzarla y evitar que ese niqab acabe en un choque de civilizaciones?

    Aquí está pasando como cuando los Reyes Católicos, nada de judíos, nada de moritos, sólo españoles católicos y judíos conversos. En otra línea más moderna y más siglo XXI, pero es la igual cosa. Se trata de depurar el reto musulmán, sea como sea, nacionalizarlo, comercializarlo, descuartizarlo, generar xenofobia y vislumbrar la otredad como un peligro, como un almorávide frente al Mío Cid, como un Corán traducido al catalán al revés. Dejemos que los pueblos se crucen y no se enemisten, que cada civilización adquiera sus propias funciones de países con derecho a tener mucha mili, mucha dignidad, mucha humildad, aunque la diferencia a algunos les haga frotarse los ojos de agonía. La convivencia nunca es fácil, pero más peligrosa es aún la prohibición, pues ésta produce infelicidad, enfrentamiento, indecencia, radio de antipaisa.

    La mujer musulmana tiene todo el derecho del mundo a llevar su pañuelo en la cabeza. ¿Qué puede decir Europa ante tal asombro de la naturaleza? Me da la impresión que aquí lo que se desea hacer es el exterminio de la razón, de la Ilustración, de aquellos combates que vienen del romanticismo y que generaron el paso de la tiranía a la libertad, el humanismo y la cofraternidad.

  43. Ha ganado el mayordomo de Susana, una tal Díez.

    Servidumbres del poder.

    EQM

  44. Díaz, claro [en qué estaría yo pensando…].

    EQM

  45. Andoni dijo:

    A Messi le han dado un balón de oro y a Madina una patada en los kataplines.

  46. Siperobueno dijo:

    También yo pienso que las musulmanas deben llevar velo. En mi pueblo, las mujeres con luto iban envueltas en un largo velo negro en señal de dolor y de herencia musulmana. La cuestión está en si en los países musulmanes los no musulmanes pueden exhibir signos externos no musulmanes.

  47. luigi dijo:

    La Renovación del PSOE: PSOEE (Partido Socialista Obrero Español y Española)

  48. Rorschach dijo:

    ¿Se imaginan ustedes un combate a bofetadas entre el campeón mundial de sumo y un niño de cinco años? Bueno, pues cambien al sumo por Daniel Lacalle, al crío por un meritorio de Podemos y a las bofetadas por economía.

    (Dura poco más de una hora, pero ¡qué hora!)

    (El meritorio es nada menos que profesor universitario, pero lo disimula maravillosamente)

  49. Feroz dijo:

    Es que el menda ese mezcla el burka, o el niqab, que es lo que se ha prohibido, con el velo. Yo a los maromos de Guantánamo no los habría vestido con un mono naranja, sino con un burka para que se enterasen. El bobo este se permite decir que es un paso de la libertad a la tiranía, cuando es justo lo contrario.

  50. Conde de Toreno dijo:

    Messi balón de oro del último Mundial, y luego dirán que las Adidas* son caras.

    Edu Madina ha tenido un mal perder que nos dice que de haber ganado y de llegar a presidir Estepaís podríamos darnos por fastidiados definitivamente.

    *Salvo error mío patrocinan ese trofeo que ha caído, oh casualidad, en uno de sus patrocinados que se ha arrastrado por los campos brasileños.

    Siempre nos quedará Alemania.

  51. Andoni dijo:

    Lo difícil de preguntar a una mujer que lleve el burka sobre su aceptación voluntaria o no , es que quien te responde debajo puede tener hasta bigote en las rodillas.

  52. Lindo Gatito dijo:

    Como todo el mundo sabe, en julio de 1989, concretamente el día 14, se celebró el bicentenario de la Revolución Francesa (y hoy, en el mismo día, se celebran las bodas de plata de ese bicentenario) que, como es bien sabido, comenzó con la tan afamada “Toma de la Bastilla”, en una insurrección popular contra la tiranía y el absolutismo de la realeza francesa.
    Como todo el mundo sabe, dicha Revolución instituyó la República y los sagrados principios de “Libertad, Igualdad y Fraternidad”, aspiración de las masas después de tantos siglos de sojuzgamiento.

    También es del dominio público que la Revolución promulgó la “Declaración de los derechos del hombre”, verdadera carta magna para la humanidad, generoso legado de un pueblo que despierta de un largo sueño.

    Todo el mundo sabe que la sociedad humana cambió radicalmente a partir del hecho de la Revolución, que fue la fuerza generatriz de las democracias modernas y de la consideración de la soberanía popular, ejercida por los ciudadanos mediante el derecho a elegir o revocar a sus representantes.

    Todos son acontecimientos muy sabidos por todo el mundo y, como ocurre con la práctica totalidad de las cosas que todo el mundo sabe, tales hechos son, algunos significativamente falsos, otros matizables hasta encajarlos en una dimensión escasamente mítica.

    Efectivamente, la “celebración” (luctuosa efemérides, en más de una opinión) no debería de ser tanto de una inexistente (luego aclararé el por qué) “Revolución”, como de un hecho puntual cual fue la tan mentada “Toma” de la Bastilla. Pero, ¿hubo en realidad tal “toma”?… Algunos autores e historiadores se permiten dudar sobre el asunto y hablan más bien de una “entrega” de la célebre prisión. La idea que nos ha llegado es que el Pueblo, tras arrebatar las armas a unos inoperantes custodios en Les Invalides, tomó por asalto, con arrojo y valor sin cuento y tras una feroz lucha, aquél odiado símbolo de la tiranía.

    Las hagiografías, más o menos oficiales, apenas suelen percatarse de las situaciones paradójicas que nos relatan: una multitud desarmada se apodera de los medios con los que se les habría podido impedir tal acción, a poco que se hubiera querido, ya que la realeza estaba advertida del apasionado y elocuente llamamiento “aux armes!” con que el vehemente Camille Desmoulins había arengado a unos viandantes hacía un par de días. El joven escritor, que demostró posteriormente poseer una personalidad sumamente manipulable y un valor y nobleza excepcionales para combatir los crímenes a cuya explosión había contribuido con su ingenuidad, en esa histórica ocasión del 12 de julio no estaba motivado exclusivamente por ideales libertarios. Ante la defección del ministro Necker, en quien las gentes creían como los niños en los Reyes Magos, aterrado ante la posibilidad de unos impuestos que mermasen su precaria economía, olvidó su tímida tartamudez y exhortó a defenderse con las armas de un posible ataque de las tropas del Campo de Marte, que teóricamente (y más que posiblemente) estaban allí para reprimir nuevas quejas por el progresivo empobrecimiento de la nación.

    La razón y la consigna que se trataba de hacer correr de boca en boca era que se iba a producir una nueva “Noche de San Bartolomé” y que el pueblo tenía que evitarlo a toda costa, pues que era su sangre la que iba a regar las calles.

    Pero el “slogan” no prosperó demasiado, más que en los cerebros propicios a esas calenturas.
    Dos días más tarde, una multitud no demasiado impresionante se apoderó de las armas que estaban en depósito en Les Invalides (y custodiadas por unos cuantos de ellos) y acto seguido se dirigió a la Bastilla CON LA EXCLUSIVA INTENCIÓN DE RECOGER LAS MUNICIONES que se almacenaban en la famosa fortaleza y sin las cuales las armas que llevaban no valían más que el palo de una escoba.
    Esa fue la verdadera, histórica y trascendente razón de acontecimiento tan jaleado y no el “ataque a un símbolo odiado del despotismo”, que fueron argumentos adjudicados a posteriori, entre otras razones para echar tierra al doble asesinato cometido en la algarada.

    Por motivos prácticos y en absoluto idealistas o metafísico-filosóficos se atacó el sombrío castillo que nunca había servido para encarcelar a nadie del pueblo llano (para eso estaba la mucho más sombría prisión de “La Force”, llena de reclusos, hacia la que ninguna masa se dirigió en aquella fecha), ya que se trataba de una fortaleza-prisión exclusiva para miembros de la Nobleza que no hacían honor a su estamento.

    Un testigo presencial escribiría años más tarde:

    «No hubo tal combate; se tiraron algunos tiros de fusil y cuatro o cinco cañonazos, a los que no se respondió… La pelea, pretendida victoria a posteriori no asustó a ninguno de los numerosos espectadores que tuvo y entre ellos a muchas mujeres elegantes, que habían dejado sus coches a distancia, para poder acercarse más».

    Así escribía Pasquier, canciller de Luis XVIII, en sus “Memorias”.

    Otro testigo de excepción, Chateaubriand, nos cuenta que asistió

    «como espectador a aquél asalto contra algunos inválidos y un gobernador tímido. Si se hubiesen conservado cerradas las puertas, jamás habría entrado el pueblo en la fortaleza».

    Fue Chateaubriand, precisamente, quien en sus “Memorias de Ultratumba” (Editorial Acantilado, 2006, pags. 217-218) puso al impostado acontecimiento histórico en su verdadera dimensión, dándole la vuelta a una interpretación más o menos oficial y canónica de los acontecimientos. No fue el sentimiento emancipador, anidado en forma larvada en el alma de la gente, del pueblo, el que provoca unos hechos, algunos de los cuales fueron violentos porque esas cosas suceden así, por desgracia e inevitablemente. Según Chateaubriand, ocurrió al revés . El pueblo ejecutó un acto violento desmesurado, innecesario, gratuito y feroz, de cuya exhibición e impunidad extrajo el sentimiento de emancipación:

    «Ningún acontecimiento, por más insignificante u odioso que sea en sí cuando las circunstancias del mismo son serias y hace época, debe ser tratado a la ligera: lo que había que ver en la toma de la Bastilla (y lo que entonces no se vio) no era el acto violento de la emancipación de un pueblo, sino la emancipación misma, resultado de este acto.
    Se admiró lo que había que condenar, lo accidental, y no se tuvo visión de futuro respecto al destino cumplido de un pueblo, al cambio de costumbres, de ideas, del poder político, una renovación de la especie humana, cuya era inauguraba la toma de la Bastilla, como un sangriento jubileo. La cólera brutal producía ruinas, y bajo esta cólera se escondía la inteligencia que ponía entre esas ruinas los fundamentos del nuevo edificio.»

    Los “héroes” de la Bastilla fueron paseados en triunfo por las tabernas, por prostitutas y descamisados, emborrachándose de vino y de poder y amedrentando a los viandantes, que les saludaban empavorecidos por el horrible y macabro trofeo de la cabeza de De Launay clavada en una pica, paralizados por el miedo ante aquella manifestación de salvajismo.

    La Bastilla constituía un fardo considerable para la monarquía, de la que parece ser que estaba deseosa de librarse. Ya había clausurado las prisiones del Châtelet y Vincennes y había creado la mencionada cárcel de “La Force”. Una revuelta sangrienta, más tarde disfrazada de heroísmo, sirvió como pretexto para que tanto la Monarquía que empezaba a ceder poder, como la Asamblea Nacional, que comenzaba a ejercerlo, se desembarazasen de una losa demasiado pesada e inservible.

    Mucho más significativo, desde el punto de vista revolucionario, fue el acto conocido como “Juramento del Juego de Pelota”, verdadero acto de ruptura, no tanto con la monarquía, cuestionada por primera vez de una manera bastante radical y severa, como con una nobleza corrupta y odiada a la que se atribuía, no sin gran fundamento, la verdadera responsabilidad de la ruina nacional y el debilitamiento de una Corona cada vez más incapaz de enfrentarse a una Corte depravada que se aferraba a privilegios ya demasiado caducos y contestados.

    Ahí sí que cabe pensar que comenzaron los acontecimientos revolucionarios, más que la Revolución propiamente dicha, de la que puede afirmarse que se trata de una invención historicista más que de un hecho histórico incontrovertible y unitario.

    En realidad, nunca ha habido nada como “La” Revolución Francesa, como si de un todo coherente y progresivo se tratase.

    Es notable que a lo largo de la historia se difunden mejor las que podrían llamarse “ideas-bloque”, que los hechos en sí, mucho más complejos y ramificados con relaciones de causa-efecto, prácticamente imposibles de ser perseguidos en una investigación hasta sus últimas variables. Hay lagunas que jamás podrán ser llenadas pues pertenecen al terreno de la intimidad, por mucho que sus consecuencias afecten y trasciendan a niveles más colectivos. No digamos nada de las ideas, de las sensaciones, de los sentimientos que a veces son deudores de los hechos, cuando no sus más conspicuos acreedores.

    Lo cierto es que no hubo jamás “una” Revolución Francesa, sino múltiples, cada una de ellas de signo totalmente diferente, a veces antagónicas entre sí, enemigas a muerte en más de una turbulenta ocasión.

    Sorprende constatar que los primeros que se adjudicaron el apelativo de “revolucionarios” y trabajaron arduamente por la imposición de unos cambios que veían necesarios, no eran en absoluto antimonárquicos, sino que pretendían sostener y elevar a la Corona a la máxima altura representativa. Querían acabar con el sistema feudal, aún vigente, y con los privilegios de los dos primeros estados, la nobleza y el clero; pero no querían combatir el prestigio secular de una monarquía que parecía querer remontar con el apacible Luis XVI, tras el nada edificante reinado de su abuelo, Luis XV. Esto es tan claro, que basta repasar someramente las biografías de los principales actores del primer acto del variado drama revolucionario, para darse cuenta cabal de ello. Ni Mounier, Sieyés, Bailly (destacado científico, autor material del juramento de los diputados en el “Jeu de Paume” de Versalles, que sería nombrado alcalde de París tras la caída de la Bastilla y cuyo prestigio no le serviría de nada para evitar ser una de las víctimas más cruelmente tratadas durante la siniestra y tiránica época del Terror) o el fogoso Mirabeau, eran más republicanos que el propio monarca, que ya había contribuido sin reservas a un acontecimiento revolucionario, como fue la independencia americana. Por el contrario, quisieron apoyarle permanentemente contra los que, a su juicio, eran pésimos consejeros de la Corona.

    Ellos fueron los artífices de que la reunión de diputados del Tercer Estado fuese transformada en una Asamblea a la que llamaron “Nacional”, curiosamente recogiendo una denominación que había empleado (hay historiadores que piensan que sugerido…) el propio Luis XVI.
    Esa fue la Asamblea Nacional responsable de la famosa “Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano”, que le debe mucho a la Declaración Americana que el petulante La Fayette se había traído de aquellas tierras, junto con la sensación de ser el ombligo del Universo. Y nótese la ya de por sí notable especificación: “del Ciudadano”. Los campesinos, por el momento, no parecían entrar en los planes de los elocuentes tribunos. Tanto es así, que hay que recordar (ya que tantos olvidadizos historiadores no suelen hacerlo) que la función prácticamente exclusiva que tenían los diputados del Tercer Estado era presentar al monarca los “Cuadernos de Quejas” que habían rellenado afanosa y previamente, recogiendo las
    “doléances” de quienes hasta entonces no tenían ni siquiera derecho al pataleo. Fueron elegidos para ese sencillo e importante menester, pero las páginas de los susodichos “cuadernos” no llegaron a perder su apresto por el uso, ya que los enlutados representantes de la oprimida mayoría francesa traían a la Corte una tensión de momento histórico mucho más enfática, grandiosa y universal que aconsejaba no perder el tiempo en minucias ni banalidades localistas. No les habían elegido para “legislar para la Humanidad”, pero cualquiera les convencía de que no lo hicieran. Es histórica la sesión, meses después de inaugurados los Estados Generales, en la que un diputado sacó a relucir los inmovilizados “Cahiers” y si no convendría darles curso, para que no digan. También es histórica la carcajada general con que fue acogida su, al parecer, cómica pretensión. Tal vez tengamos ahí una de las causas profundas del levantamiento armado de La Vendée.

    La combativa e hiper-idealista Asamblea Nacional provocó en su seno la abolición de los tan detestados privilegios de la nobleza y el clero, acabando festivamente con el feudalismo[2], en una algarabía que hoy nos puede parecer un tanto histérica y ridícula, pero que debió de ser muy exaltante para sus protagonistas, que debían de tener a tope la sensación de estar haciendo historia, pero de la gloriosa, no de la que enluta a la humanidad.

    La Asamblea Nacional dio paso a la Asamblea Constituyente, que a su vez se transformó en Legislativa, a su debido tiempo. Y siempre con diferentes protagonistas, muchos de ellos enemigos entre sí y feroces adversarios de quienes les habían legado una situación para ser hipotéticamente completada y mejorada.

    Nada que hacer al respecto. El asalto a las Tullerías del 10 de Agosto de 1792, acabó no sólo con la monarquía (ya virtualmente abolida tras la suspensión provisional del monarca después del intento de huída, frustrado en Varennes), sino también con el poder efectivo ejercido por la Asamblea, a la sazón tormentoso patio de ideas enconadamente llamadas a chocar con violencia.

    El resultado fue la aparición en la escena política de la Convención Nacional, escenario de oleajes de elocuencia e hirviente caldo de cultivo de toda clase de mortales borrascas que dividieron de forma irreductiblemente irreconciliable a todas las facciones en liza. Girondinos contra Jacobinos; la Montaña contra el Valle; las izquierdas contra las derechas… (por cierto; de aquella ciclónica época deriva semejante denominación política, aplicada a los diputados según se sentaban a una mano o a otra de la presidencia). Fueron tormentas devastadoras, tifones arrasadores, erupciones de maximalismos que anunciaban los tenebrosos tiempos que se avecinaban, negadores de la bienintencionada “Declaración de Derechos”, que quienes más la enarbolaban eran quienes más se ocupaban tenazmente en conculcar.

    El luctuoso resultado de tantos sectarismos antagónicos no se hizo esperar. Luis XVI fue su primera víctima ilustre (aunque los acontecimientos ya se habían cobrado su cuota de atrocidad anteriormente), al tiempo que fue protagonista de un gigantesco acto de ilegalidad, como fue el hecho de ser juzgado, una vez abolida su regia condición y situado al nivel de ciudadano común, no por un tribunal, como debería de haber sido (pese a las farsas de juicios que se desarrollaron a partir de entonces), sino por la propia Convención, ¡sometiéndose a votación su culpabilidad o inocencia y el castigo que se le debía de imponer! Notable manera de hacer justicia cuyo ejemplo es de agradecer no haya cundido y que las democracias modernas, que tan ligeramente se reclaman, por boca de tantos voceras, como herederas de la Revolución, no han querido, felizmente, recibir como legado.
    La vida del bonachón rey-mártir fue la más notable y famosa en ser arrastrada por tan letal oleaje, que no detuvo allí su fuerza aniquiladora. Otros flujos y reflujos de ese océano de pasiones se llevaron por delante toda clase de vidas; las nobles y generosas de un Vergniaud o un Gensonné, la infame y llena de vileza de un Hébert, sin dejar de tener en cuenta la de un Danton, ardoroso aventurero que pudo ver claro los excesos que se estaban cometiendo (y que él mismo había contribuido a poner en marcha, como las espantosas matanzas de septiembre, mientras Danton fue ministro de justicia, o la responsabilidad que le cupo, nunca pretendida a tal extremo, en el exterminio de los Girondinos) y que tuvo el arrojo de combatirlos para intentar poner fin al horror antes de que envenenase de forma irremediable las conciencias de quienes se suponía que debían de constituirse en ejemplo para las naciones y los tiempos venideros.

    La Convención se erigió en órgano ejecutivo y legislativo que no tardó en ser una fachada en manos del prontamente creado “Comité de Salvación Pública” (quizás mejor traducción que la de “Comité de Salud Pública”, que parece que habla de algún departamento de higiene y medicina socializadas) organismo que sembró bien pronto las cizañas del pánico y detentó el poder efectivo, no sólo en París, sino en toda la nación, que terminó probando, como en Burdeos o Lyon (en donde se cometió un genocidio que hizo palidecer las más devastadoras hazañas de un Gengis Khan), el sabor de un absolutismo como no había tenido ocasión de ver ni en los más febriles delirios de un Luis XIV, verdadero “amateur” de poca monta al lado de un Collot D’Herbois, de un Couthon o de un Saint-Just, demoledores “factótums” de la delirante utopía de Virtud que pretendió Maximilian Robespierre.
    Los que acabaron con la tiranía del que fue llamado, como un Elliot Ness “avant la páge”, “El Incorruptible”, poniendo fin a un arbitrario y estremecedor reinado del Terror (durante el que se llegó a aprobar una Ley, la llamada del “22 de Pradial” —10 de junio de 1793—, que eliminaba la defensa de los acusados ante los tribunales. Sí, lo han leído bien: en un juicio sólo actuaba el fiscal. El acusado sólo podía ser, eso: acusado. Ni a Calígula se le ocurrió semejante procedimiento), no puede decirse en justicia que fueran mejores que Robespierre y los suyos. Intrigantes y advenedizos como el que más, Fouché, Barrás, Tallien… pusieron fin en las dramáticas jornadas de Thermidor a una etapa de sangrientos delirios (eso era inseguridad ciudadana extrema y no lo de hoy en día), para dar paso a un relajamiento de postulados republicanos, período en el que la aborrecida y extinguida corte versallesca pareció resurgir de sus cenizas en toda clase de salones y rincones con la afectación de una nueva cultura hedonista que se pretendía heredera de la perdida gloria romana.
    Todas esas historias, todos esos períodos, son otras tantas Revoluciones, cada una con sus características acusadas y definidas, tan diferentes unas de otras como si se tratase de períodos históricos con siglos de diferencia en sus bases humanas y culturales.

    Esa es tal vez la única personalidad que puede atribuírsele a la llamada, abusivamente, “Revolución Francesa”, la de ser objeto de las mayores perturbaciones, de los más rápidos y contrastados cambios en toda la historia de la humanidad.

    Lamartine escribió, a ese respecto:

    «…Nunca quizá se han verificado tantos sucesos trágicos en tan corto espacio de tiempo; nunca tampoco se desarrolló con más rapidez esa correlación misteriosa que existe entre los actos y las consecuencias de éstos».

    Ciertamente, las mutaciones que se han producido en las sociedades humanas en la historia de las civilizaciones, nunca alcanzaron tal grado de vértigo como en el período revolucionario francés. Lo que en otras coordenadas históricas se tomaba decenios, incluso siglos, para imponerse en el colectivo humano, en la Francia de 1793 se producía en el lapso de unas semanas, en días, a veces. Tan desordenada metamorfosis no podía dejar de afectar mortalmente a los miembros de esa sociedad que anhelaban tantas virtudes y se veían incapaces para detectar el desencadenamiento letal de todas ellas.

    En realidad, una de las mejores maneras de ver los acontecimientos revolucionarios de la Francia del siglo XVIII, consiste en proyectar sobre ellos el punto de vista mítico y profundamente simbólico de la Tragedia Griega. El inmenso drama revolucionario terminó por adquirir un indeleble tinte trágico que impregnó hasta los más recónditos recovecos del túmulo fúnebre en que terminó por transformar a todo su escenario. Allí las cosas pudieron haber sido en todo instante de otra forma. Hubiera bastado en ocasiones un simple gesto, otras palabras, algún cambio de decisión, un pequeño acuerdo, una determinada negativa, una coincidencia que no se produjese, para que todo tomase otros derroteros. Pero un destino despiadado parecía cernirse por sobre la inmensa mayoría de los protagonistas, que parecían movidos por los hilos tenues pero implacables de unos hados que se complacían en llevar a sus inconscientes títeres al abismo.

    La Bastilla pudo no haber sido tomada y la Asamblea pudo no ejercer un poder creciente que no deseaba. Las reformas emprendidas y aceptadas por la monarquía pudieron muy bien no derivar en un cisma religioso que afectó las arraigadas creencias del muy católico Luis, cuyo derecho al veto, tenazmente ejercido por él, tanto llegó a exasperar a los extremistas, que utilizaron esa facultad (que Mirabeau defendía ardorosamente. «No conozco nada más terrible que la aristocracia soberana de una multitud», decía, lúcidamente) para envenenar al pueblo en contra de quien no hacía mucho no tenía la menor dificultad en aclamar.

    Asimismo, la fuga del Rey y su familia pudo haber tenido éxito y si fracasó fue por una terrible concatenación de circunstancias, a cual más azarosa. De haber podido el monarca pasar de Varennes, hay quien opina, con toda lógica, que la República se hubiese proclamado con toda tranquilidad y que las monarquías europeas no estaban por la labor de castigar sus maltrechas economías para armar un ejército que le restituyese a Luis un trono en el que él mismo no se encontraba a gusto y tal vez optase por acogerse a las delicias de un exilio dorado.
    Los Girondinos pudieron muy bien tener como aliado a Dantón (Gensonné era amigo personal de Desmoulins y ambos pasaban con el tonante tribuno unas apacibles y amistosas veladas con las que templaban sus ánimos de las turbulencias políticas en las que se veían cotidianamente envueltos), lo que habría evitado el aniquilamiento de los primeros y, como consecuencia, la mortal lucha que el segundo sostuvo contra Robespierre.

    El mismo Robespierre, ardiente y paradójico defensor antaño de la abolición de la pena de muerte, pudo no haber encontrado apoyo en la Convención a su petición de condena al Rey (de hecho, obtuvo la ridícula mayoría de siete votos, respaldando la muerte incondicional que él pedía) y podría haber dedicado su talento a otras labores que imponer la Virtud Rousseauniana a todo el pueblo, lo quisieran o no. Y también pudo triunfar en sus deseos de hacer de Francia una nueva Esparta, secundado por su inseparable “ángel de la muerte”, el gélido y despiadado Saint-Just.
    Lo dicho: cada acontecimiento, cada situación, pudo haber sufrido una variación significativa o no, para que las cosas y las personas no hubieran recorrido un tan fatal calvario.
    No fue así. La inmensa mayoría de los actores del drama apuraron hasta las heces sus cálices de amargura.

    Mirabeau supo ver con extrema lucidez el futuro, que a él no le tocó vivir por su prematura muerte, al afirmar que «lo difícil de una Revolución no es ponerla en marcha, sino contenerla». Y Pierre Vergniaud, el más grande orador de esos tiempos, pudo ver con tenebrosa claridad la condición más inequívocamente cierta de la máquina ciega que él tanto había contribuído a poner en marcha: «La Revolución, como Saturno, devora a sus propios hijos», sentenció de forma tan admirablemente inapelable.

    La Revolución Francesa… las muchas revoluciones, para ser exactos, tomaron a la postre unos derroteros paradójicos y ridículos, burla final de los burlones dioses.

    Se empezó con la caída de un Rey y se terminó con el alzamiento de un Emperador, tras el que se produjo la restauración monárquica, primero en los hermanos del rey ejecutado (con un breve interludio de la vuelta de Napoleón hasta su derrota en Waterloo) y luego con el hijo del regicida Felipe “Igualdad” Orleáns. Notable cambio, a fe.

    No hay en la historia humana acontecimientos sobre los que exista una tan abundante como contradictoria bibliografía. Aquí cada historiador arrima el ascua a su sardina, según el viento interior que le sople, demostrando lo que le interesa y calificando a los principales personajes según el color del cristal de su personal óptica. Pero la realidad ha quedado sumergida en las brumas del tiempo… las muchas realidades que supuso una convulsión tan desgarradora, con sus historias entreveradas de generosidad, vileza, corrupción y heroísmo… cualidades que no era raro verlas encarnadas, todas ellas, en más de un protagonista de aquellos inolvidables, trascendentales y agitados días.
    El resumen tal vez pueda hacerse en la famosa frase de una inteligente y ambiciosa mujer, víctima ella también de la Caja de Pandora que no pudieron resistirse a forzar entre todos.

    Fue Manon Philipon, más conocida como Madame Roland, la inspiradora Egeria de los Girondinos (y posiblemente la causante indirecta de su terrible destrucción), quien al pie del patíbulo que iba a segar injustamente su joven vida, al ver la estatua de una deidad quimérica universalmente conocida desde entonces, afirmó para la posteridad, con desgarradora amargura y tardía lucidez:

    «¡Oh, Libertad… cuántos crímenes se cometen en tu nombre!»

    Quienes desencadenaron los huracanes que tantas vidas jóvenes y generosas (junto a muchas otras miserables) quisieron ser romanos, conocedores de la historia de los Horacios y la de Catón. Hay que asomarse a ese magno drama, a esa tragedia cuyas dimensiones ni todo un Sófocles tuvo el talento de atreverse a soñar, con cierta piedad y sin anestesiarnos contra el horror. Veamos su desarrollo, su fatum terrible, su catarsis final que funde en negro. Veamos a esos trágicos personajes que a pesar de su pasión por la Roma antigua van a olvidar una de las verdades de su historia, permanente advertencia contra los excesos de la ambición y metáfora inmarchitable, válida para todos los tiempos y todas las ambiciones desmesuradas: «La Roca Tarpeya está muy cerca del Capitolio».

  53. luigi dijo:

    FIFA: Baldón de Oro.

  54. Long Tall Sally dijo:

    What’d I saiy? Pues que Peter tenía mucho sex appeal, tal que el Enrique Guzmán.
    A partir de ahora todo va a ser mirar por la ventana y soñarme bailando el Popotitos con ambos: http://www.youtube.com/watch?v=qze-cGF-j3s.
    Claro que, si me inclino por Jodemos, me voy a Little Richard de cabeza:

  55. No le den mas vueltas, si un pais europeo gana el mundial, el BdO se lo lleva un sudamericano. ¿No se acuerdan de Forlán el 2010, Kahn el 2002,? Si no es así, al menos lo parece.

  56. Carlos A. Vegas dijo:

    Sánchez es otra madrileño más, que le preguntará a Iceta (otro burgués catalanista más) sobre Cataluña. Este le dirá “es que no nos entienden” y seguiremos con la monserga de iguales pero diferentes, los pueblos de España, la pluralidad y demás monsergas. Esperanza 0. Crédito -5

  57. viejecita dijo:

    ¡¡¡ Don Lindo , Gracias , Gracias , Gracias , y Bravíssssimo !!!

  58. Feroz dijo:

    D. Carlos, ahora que le veo por aquí, le diré que sus colegas de Jueces Para nuestra Desgracia tienen un concepto muy elevado de sí mismos, y que, como buenos progres encaramados en su pedestal de la superioridad moral, no se dan cuenta de que muchas de sus sentencias nos hacen ver en otro orden a sus siglas: DPJ (Daros Por Jodidos)

  59. Feroz dijo:

    D. Lindo, si le lee Pedrojota le va a coger mucha tirria.

  60. viejecita dijo:

    D. Triquiñuelas 2’40 pm
    ¡Que más quisiera yo que ser capaz de ese tipo de observaciones !
    Lo que me da es pura envidia .
    La que dijo eso en la cubierta anterior fue Doña Carmen Quirós… Y ya siento , que no soy capaz de enlazar un post , sólo puedo decirle que fue ayer domingo, a las 7’20 de la tarde
    Y le agradezco que pensara que podía haber sido yo…

  61. D. Lindo, lo suyo no es para leerlo tras una dura jornada de trabajo colgado al teléfono hablando en inglés, lo empezé y tuve que volver atrás un par de veces hasta convencerme de que debía dejarlo para mejor ocasión. Lo guardo para digerirlo como se merece, la mañana del sábado tomándome el desayuno. Es lo que tiene querer aprenderselo.

    El twitter de D. Capitán esclarecedor. Sánchez no parece que vaya a cambiar mucho para mejor, ojalá me equivoque, pero lo que dijo en Cataluña no da esperanzas.

  62. Feroz dijo:

    D. Ciudadano, es que había para elegir entre Malo, Peor y Pésimo, sin ponerles apellidos, porque el problema es el PSOE entero y no creo que tenga arreglo, a corto ni a medio plazo. Esperemos que la voladura sea controlada y no nos caigan los cascotes.

    Si no se espabilan, Pablemos se los comerá con patatas. Como hay mucha gente que se apunta al bando ganador, en cuanto han visto que el Coletas y asociados pueden tocar poder muchos les apoyan. De hecho, he visto artículos de alabanza a Podemos en el Pravda, y en el Diario Progresista también hay algunos que están por la labor, aunque allí disimulen.

  63. Siperobueno dijo:

    Claro, claro. Faltaría más. Pasa que, como decía el catedrático Perulles, las siglas que llevan español/a o España en su razón social no suelen ser tales. La renovación así será un reconocimiento formal de lo que hace tiempo que es harto conocido.

  64. luigi dijo:

    Pasatiempos de Verano

    BBK: nombre de la barbacoa (BBQ) en euskera.

  65. D. Rorschach, he conocido estrellas fugaces en la industria, y creo que la política también está sometida a las leyes del mercado. Efectivamente muchos se apuntan al caballo nuevo, escaso de carreras con poco handicap que ha quedado colocado en una carrera, y se le augura un futuro triunfador, pero pocos lo logran. Y menos los que apuestan por los extremos de la campana de Gauss, que por algo es mi avatar.

    La realidad es que donde están las mayorias es en el centro. Podemos está intentando importar el modelo bolivariano, que se apoya en una sociedad con una importante cantidad de pobres, y en donde la violencia forma parte de la vida. Eso en España no creo que triunfe, incluso cabalgando, perdonenme la sobreabundancia de metáforas hípicas, sobre la crisis. Aquí estamos protegidos por las leyes europeas, no pueden silenciar a la prensa, no solo a este foro, y por mucho que la justicie arrastre el polvo del camino, todavía sirve de algo. No desespere, no hay mal que cien años dure ni cuerpo que lo resista, y Zp está fresco en la memoria.

    Hoy les he dejado un par de ladrillos.

  66. navarth dijo:

    Desolador el tuit, Alatriste.

  67. Carlos A. Vegas dijo:

    Buenos días

    D. Feroz, en ocasiones los de JpD no hacen más que el ridículo, como cuando se entretuvieron en criticar por sexista un cartel de puertas abiertas del TS. Ahora se ponen furiosos porque una sentencia “política” es criticada “políticamente”. Se quejan de las leyes “mordaza” siempre que ellos no sean los beneficiarios. Lloran por el “modelo de justicia” del que participan plenamente como buena correa de transmisión del PSOE e IU (y ahora de “pablemos”), y sus reivindicaciones en materia de condiciones laborales son de hace 30 años. En fin, muy patéticos, pero como van de “progres” tienen su salvoconducto besuguero.

  68. Richal dijo:

    D. Carlos, un día de estos mo voy a hacer progre, así cuando diga una gilipollez pensarán que habrá una buena razón para haberla dicho.

    Buenos días

  69. Buenos días a todos, aniversario de José María Martín.
    In memoriam

  70. Triquiñuelas dijo:

    Dª Viejecita siento el error cometido y, desde aquí, mi reconocimiento a vd. y a la jurista Quirós que, como ella, no hay dos

    Vaya apuntes chulos que nos ha regalado D. Lindo Felínez.

    Muchas gracias.

  71. Pussy Cat dijo:

    Buenos días. Cumpleaños de Balsera, que aunque escribe poco, nos lee cada día.
    ¡Felicidades, amiguita!

    Fundación para la Libertad
    NOTICIAS
    OPINIÓn

  72. Pussy Cat dijo:

    Florencio Domínguez
    Visita de consolación

  73. Pussy Cat dijo:

    Kepa Aulestia, sobre la actualidad del Psoe:
    Un partido de supuestos

  74. Pussy Cat dijo:

    En “Crónica Global”, Ana Grau:
    Que Rajoy y Mas hablen…¿de qué?

  75. Pussy Cat dijo:

    José Apezarena, en El Confidencial:
    La efebocracia que viene

  76. Pussy Cat dijo:

    Gorka Maneiro, en su blog:
    Urkullu, acorralado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s