Dos mentones

American Dad

Podría parecer que no se puede llegar más lejos de lo que fue ayer Artur Mas en su comparecencia. Todo fue confuso, en una intervención en la que solo resplandeció la soledad del genio, que tuvo por toda compañía al traductor para sordomudos. Fue una comparecencia caótica, ininteligible.

Menos mal que para aclarar las cosas está la prensa libre, ese contrapeso del poder. en el diario del Grande, lo pasaba a limpio Isabel García Pagan:

¿Qué propone Artur Mas?
Anulado el decreto 129/2014 que convocó la consulta para el 9 de noviembre, el president plantea ahora un proceso de participación ciudadana amparándose en las competencias que le otorga la Constitución Española y el Estatut. El artículo 9.2 de la Constitución prevé que los poderes públicos “faciliten la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social”. El artículo 43 del Estatut señala que los poderes públicos han de promover la participación social en la elaboración, la prestación y la evaluación de las políticas públicas”. Además, el Govern puede acogerse a la ley 10/2014 de consultas populares no refrendarias y “otras formas de participación política” en los artículos no suspendidos por el Tribunal Constitucional.

Mas no firmará decreto alguno de convocatoria para evitar nuevos recursos pero garantiza:

-locales abiertos (de la Generalitat), urnas y papeletas con la misma pregunta prevista para la consulta inicial.
-podrán votar los mayores de 16 años, los mismos colectivos de catalanes residentes en el extranjero y extranjeros residentes en Catalunya, e incluso catalanes residentes en el resto del Estado en cuyo DNI aparezca su lugar de nacimimento.
-20.000 voluntarios se encargarán de las mesas y los locales.
-un Consejo general de participación supervisará el proceso
-el recuento se hará público el 10 de noviembre.

¿Con qué apoyos cuenta?

El president admite que los partidos que apoyaban la consulta no comparten la solución del proceso de participación pero “pueden apoyarlo”. Artur Mas reconoce que ha habido una ruptura en la unidad y que la “porcelana fina” se ha agrietado, pero cuenta con la garantía de que ERC, ICV y la CUP no boicotearán la nueva iniciativa. El futuro del pacto de estabilidad parlamentaria con ERC está en manos de los republicanos, pero Mas está dispuesto a salir adelante con presupuestos prorrogados incluidos. Mas también se refirió a la Assemblea Nacional Catalana, Òmnium i la Associació de Municipis per a la Independència: “los necesitamos más que nunca”.

¿Una previa de las elecciones?

El president definió la nueva consulta como “preparatoria” y sólo consideró “la consulta definitiva” unas elecciones en las que haya una lista unitaria con un programa conjunto que obtenga una mayoría absoluta. Sólo si hay acuerdo entre los partidos en estas condiciones, Mas se decidirá a firmar el decreto de convocatoria. De lo contrario, su pretensión es seguir adelante con la legislatura. “Los partidos pueden ser parte de la solución o del problema”, dejó claro Artur Mas, que se ha puesto a disposición de las formaciones políticas para avanzar en esa candidatura conjunta, aunque después de la consulta alternativa. No obstante, el president admite que ese objetivo está “más verde que maduro”. También hubo advertencia para ERC: unas elecciones sin garantías de una mayoría absoluta llevarían al partido ganador -según las encuestas ERC- a “llegar a la Generalitat y recortarlo todo”. “No me parece que estén por la labor”, concluyó.

¿Apoya una declaración unilateral de independencia?

El president está obsesionado con hacer las cosas y “hacerlas bien”. Subrayó en varios momentos que “hay cosas que no estaba dispuesto a aceptar” respecto a los posicionamientos de los partidos favorables a seguir adelante con la consulta en base al decreto suspendido y, en la misma línea, recordó que una declaración unilateral no sería propia de “un país serio” que quiere “el reconocimiento internacional” al proceso emprendido. Ese reconocimiento, insistió, sólo llegaría después de “un referéndum”, que en el Estado Español convirtió en elecciones de carácter plebiscitario. “No estoy dispuesto a asumir un ridículo internacional”. Tampoco se apuntó a una propuesta de reforma constitucional.

¿Quién es el adversario?

Artur Mas dejó claro que él no se equivoca de “adversario”, que está a “unos centenares de kilómetros”, y dejó claro que “no se lo pondremos tan fácil como hasta ahora”. El president sostuvo que el Estado Español ha dado el proceso “por liquidado en muchas ocasiones” y “se han equivocado. Todavía esperamos una respuesta “positiva o propuesta concreta”. Añadió además que la mayoría absoluta del PP no será eterna y Catalunya habrá hecho parte del trabajo hacia el Estado propio: “el trabajo hecho, no ocupa lugar”.

 

Publicado en . | 199 comentarios

Monedero en Palma

JUAN CARLOS MONEDERO EN EL CLUB DM

Nuestra querida Susi Detory ha enviado una entusiasmada crónica de la conferencia que ayer impartió Juan Carlos Monedero en Palma de Mallorca. A ver si son capaces de localizarla entre el público.

Monedero en Palma

Susi DetoryAyer Juan Carlos Monedero habló en una sala del Diario de Mallorca, y fue tan emocionante que me he animado a hacer una crónica.

Al principio dude sobre si debía ir. Al fin y al cabo Monedero parece una persona muy seria y es un profesor de derecho político de la Complutense, así que me daba miedo que la charla fuera demasiado profunda, pero ¡qué va! Para empezar bajó por las escaleras de la sala como una estrella de rock, levantando los brazos, saludando a todo el mundo y gritando ¡claro que podemos!, y todos respondimos que sí, que podemos, nos levantamos de un salto y comenzamos a aplaudir. Y así todo.

Monedero explicó que, como explica Gramchi, estamos en un momento de crisis en el que las instituciones, que han demostrado que no funcionan, se resisten a desaparecer, y las nuevas instituciones no acaban de llegar. Para eso está Podemos, para acelerar el proceso. Gramchi parece ser uno de los pensadores favoritos de Monedero, y lo repitió varias veces.

También hubo tiempo para el análisis económico profundo. Monedero explicó que desde siempre el capitalista se había quedado con la plusvalía del trabajo del obrero, pero que desde hace unos años la cosa había empeorado. Ahora, tal y como explicaba un autor (el nombre no se me ha quedado) el capitalismo sencillamente se basa en el robo. Monedero explico que según los últimos datos que ha estudiado los ricos roban ¡el 96% de la riqueza mundial! Además se ha producido un importante cambio: antes los ricos reinvertían las ganancias, pero ahora se limitan a acumularlas (yo me imaginaba al Tío Gilito) ¿Y para qué tanto atesorar? Pues para invertir el dinero robado en cosas como prestar dinero a Argentina o comprar viviendas de protección oficial: como son ricos no tienen prisa y saben que al final conseguirán que se lo devuelvan y echar a los inquilinos. En eso consisten los fondos buitre.

Para mantener el robo el capitalismo necesita ocultar la historia, y por eso es imprescindible la Memoria Histórica, La Transición impuso un muro de silencio que impedía mirar más allá, y de ese modo el régimen del 78 ha perpetuado el poder de la oligarquía. Es difícil recordar todo lo que dijo, porque estuvo hora y media hablando sin parar. Por ejemplo, nos explicó que el problema de Cataluña estaba en que los distintos pueblos de España no se habían sentado para discutir sus problemas. Y también nos contó que Marx había dado su herencia a la Comuna de París.

Puede parecer que, al ser tan profunda, la conferencia fue aburrida, pero nada de eso. Monedero se pasó todo el tiempo ella de pie, hablando con un micrófono, gesticulando y contando chistes. Sí, sí, chistes. Un montón. Incluso en uno de ellos se puso a imitar la voz de Franco. Es un chico muy salado. Ah, en un momento dado contó que en un viaje a un país sudamericano acudió a un concierto de Quilapayún, y de repente una compañera entre el público comenzó a cantar:

 Cuándo querrá el Dios del cielo

que la tortilla se vuelva,

que los pobres coman pan

y los ricos mierda, mierda.

Fue superfuerte. Fue tan espontáneo que todo el auditorio, con los pelos de punta, se puso a aplaudir. En otros momentos otra compañera interrumpió a Monedero preguntándole cosas, pero se puso un poco pesada y hubo que hacerle callar.

Cuando salí de la conferencia, con un subidón, mi amiga Nadia, que no había podido ir, me preguntó de qué había hablado Monedero, y en ese momento fui incapaz de decirlo. Sólo sabía lo emocionante que había sido todo, y que mientras el pueblo se mantenga unido no habrá oligarquía capaz de pararnos. Salu2 a tod@s.

Publicado en . | 237 comentarios

Podemos: La Transición y la democrática Junta de Defensa de Madrid

 

 A Benjamingrullo, con la idea de que estas líneas tampoco harán desistir a Monedero, ni a Errejón. Pero si hubiera algún votante de buena fe…

Fernando Navarro y Santiago  González

Es creencia general que la Transición fue el pacífico paso de una dictadura a una democracia, y que ese tránsito abrió la puerta a un largo periodo de prosperidad y convivencia pacífica, el más largo de nuestra historia. Monedero e Iglesias saben que esto no es así; a ellos se la van a dar. La Transición es un fraude, un apaño que ha servido para que sigan mandando los de siempre mientras que los oprimidos continúan sin experimentar mejoras significativas. Entendámonos, no es que Monedero e Iglesias piensen que la democracia española es algo defectuoso comparada con las democracias occidentales: es que no les gustan las democracias occidentales. Por eso el primero puede afirmar tranquilamente que “mientras que en Europa la democracia se está vaciando, en Venezuela gana puntos elección tras elección”. En suma, para Monedero e Iglesias las democracias europeas son sólo “sociedades formalmente democráticas”.

Y aparte de la Venezuela de Chávez ¿cuál es el régimen que ellos tienen en mente? Monedero nos aclara sus preferencias: ”la Cuba de Fidel, la España del Frente Popular, la Rusia de Lenin, la Comuna de París, el Haití de Petion o la Roma de Espartaco”. Quedémonos con la España del Frente Popular, porque este es realmente el régimen al que aspiran Monedero e Iglesias. Este es el régimen al que debería haber retornado la Transición si hubiera sido auténtica.

En su libro ‘Maquiavelo frente a la gran pantalla’ Pablo Iglesias se preocupa de la creación de relatos (o “discursos hegemónicos” como él los llama) desde el cine, y así, junto a análisis tan pintorescos como el de Katyn de Wajda, ya comentado aquí, estudió la situación del cine español. Y la conclusión a la que llega le molesta profundamente:

“El cine reciente sobre la Guerra Civil española cuyo resultado político fundamental ha sido, a nuestro juicio, el de asentar una cultura del consenso y la reconciliación en nuestra memoria histórica reciente”* [Obsérvese que el tipo que acuñó el eficaz mote de ‘la casta’ para sus adversarios, habla de sí mismo en primera persona del plural. Contaba Luis Carandell un precedente universitario que conjugaba en primera del plural. “¿Cuántos eran ustedes?, preguntaba el interlocutor desconcertado. "Nos, nos, la catédra”, respondía].

Lo de la “memoria histórica reciente” es sin duda un hallazgo, pero parece ser que Pablo Iglesias ha visto películas distintas a las de gran parte de la población, en las que los papeles de malos y buenos suelen estar rígidamente asignados estar atribuidos según su adscripción ideológica. En cualquier caso estaría bien que el cine español hubiera apostado por el consenso y la reconciliación antes que por la revancha ¿no? Pues no: “el cine sobre la Guerra Civil es corresponsable de que la memoria histórica en España siga secuestrada por los discursos reconciliadores del silencio derivados del espíritu de la Transición”.

El intento de reconciliación es un pecado grave para Iglesias, para quien cada película que menciona representa la “enésima interpretación reconciliadora” de la historia. En resumen, “en nuestro país todavía nadie ha sido capaz de construir desde el cine una representación de lo que significó la lucha contra el fascismo en la guerra de España”. Y eso que dispone a su alcance de la mejor historiografía y literatura, como la de Serrano Poncela”.*

¿Serrano Poncela? Parece un poco imprudente invocar como referencia a la mano derecha de Carrillo en la Junta de Defensa de Madrid durante el mes que permaneció en su cargo (noviembre de 1936) durante el que se produjeron las sacas y asesinatos de Paracuellos. La misma mano con la que Segundo Serrano Poncela firmó las órdenes de de excarcelación de los seleccionados para ser asesinados y enterrados en grandes fosas en Paracuellos del Jarama. Cuenta Andrés Trapiello en ese libro-monumento que es ‘Las armas y las letras. Literatura y Guerra Civil (1936-1939)’ que ya en el exilio se dedicó a la Universidad y a la escritura. Su carrera literaria, que cuaja a mediados de los años 50, es estimable, como apunta Iglesias. Lástima que no la comenzara en noviembre del 36, que entonces sólo publicara órdenes. En el exilio de Puerto Rico, ya en la Universidad de San Juan, fue el jefe de una exiliada llamada Zenobia Camprubí. El marido de ésta, Juan Ramón Jiménez, se negó a saludarlo: “Yo no me he exiliado para darle la mano a un asesino”. Es una pena que Jim Thompson se le anticipara al publicar en 1952 una novela cuyo título habría venido de perlas para una autobiografía de este Serrano: ‘The killer inside me’.

No es que Iglesias ignore Paracuellos. Le molesta profundamente que la derecha española se empeñe en enturbiar el heroico proceso de recuperación de la memoria histórica con “continuas alusiones a las ejecuciones de Paracuellos (el Katyn del bolchevismo español como les gusta a Vidal y a toda la corte de propagandistas que le (sic) acompaña en busca de establecer esa equidistancia entre la violencia de ambos bandos”. En el capítulo a Katyn pudimos comprobar cómo molestaban a Pablo Iglesias las referencias al Pacto Germano- Soviético, referemncias que él consideraba impresentable equidistancia entre nazis y comunistas. Por eso afirma que si bien “no debe haber dudas respecto a cómo corresponde juzgar los crímenes del bando republicano que tanto daño hicieron a la causa antifascista” (aunque no tanto daño como hicieron a las propias víctimas) “ello no debe llevar a establecer ningún tipo de equidistancia”. De hecho, continúa lanzado, “bien podría llevarse a la ficción fílmica lo que representaba el Madrid de su Junta de Defensa”. ¿Encuentra entonces admirable Pablo Iglesias la Junta de Defensa? Todo parece indicar que sí. En aquel Madrid “plagado de quintacolumnistas (…) el poder estaba en manos de los más humildes, de los siempre olvidados por la historia, en una demostración de capacidad de resistencia democrática armada frente al fascismo que jamás ha conocido ningún lugar del mundo. ¿No basta una experiencia como esta para escribir un guión y hacer una película?”.* En una razonable analogía, los 858 asesinatos de ETA no deberían ocultar lo que tiene de epopeya la insurrección armada frente al franquismo de una organización dedicada a la liberación nacional y social del pueblo vasco.

Se podría objetar que los crímenes de Paracuellos enturbian ligeramente ese glorioso episodio de capacidad de resistencia democrática frente al fascismo, (como los más discretos y dilatados en el tiempo asesinatos de ETA). La invocación del quintacolumnismo recuerda mucho la versión de Paracuellos que el propio Santiago Carrillo dio a María Antonia Iglesias en El País Semanal: (9 de enero de 2005), ya desmontada en este blog:

“la única decisión que yo tomé, de acuerdo con el general Miaja, en la Junta de Defensa en la que yo era responsable de las cuestiones de orden público, fue, respecto a aquellos 2.000 militares que estaban en la cárcel de Madrid porque se habían sublevado en el cuartel de la Montaña, fue, ya digo, trasladarlos a Valencia. Porque nos dimos cuenta de que esa gente podía formar perfectamente un cuerpo de ejército, que eso era, en realidad, la Quinta Columna”.

Sin desanimarse Pablo Iglesias continúa: “Los crímenes en contextos de guerra, por muy entendibles que sean históricamente, no se pueden justificar, pero tampoco borran lo que de valioso tienen ciertos momentos históricos. La Guerra Civil española representa una extraordinaria fuente de imaginarios políticos liberadores, perfectamente activables para la lucha por los significados democráticos”*.

Imaginémonos por un momento un análisis similar del nazismo, con un voluntarioso autor que hablara de significados democráticos y asesinatos entendibles históricamente. Y llegados a este punto cabe preguntarse ¿por qué Monedero e Iglesias continúan hablando de democracia cuando es evidente que no les interesa en lo más mínimo? Esto al menos es evidente: porque el nombre cuenta con un prestigio al que no están dispuestos a renunciar. Vistamos nuestro discurso con las galas de la democracia, que luego vendrá la dura realidad cuando alcancemos el poder. Como dice Pablo Iglesias “para follar hay que desnudarse, pero para ligar hay que vestirse”. Joder habría sido un término más adecuado.

¿Cómo no entender sus afinidades? Segundo Serrano Poncela y Santiago Carrillo Solares son sus evangelistas sobre Paracuellos. “El bueno de Jean Paul Marat la llamó (a la guillotina)  ‘la máquina Louison, la máquina Luisito, en honor a Luis XVI”. . No es de extrañar que el hijo del hombre de Paracuellos, hoy rector de la Complutense, José Carrillo Menéndez, le haya nombrado profesor honorífico de su Universidad.

* Estas citas de Pablo Iglesias pertenecen a su libro ‘Maquiavelo frente a la gran pantalla’.

 

Publicado en . | 168 comentarios

El Ente autorreferente

Publicado ayer, en El Mundo del País Vasco. Pie de foto: EiTB, el traspaso

EiTB, el traspaso

Santiago González

La directora general del Ente, Maite Iturbe, compareció ayer en el Parlamento vasco en una sesión más que notable. Todos los grupos de la oposición se aliaron contra la manipulación que a su entender se practica en los servicios informativos de la Televisión y en las radios públicas. Resulta asombroso que en un país en el que no hay el mínimo acuerdo, todos, EH Bildu y el PP, el PSE y UPyD el se hayan puesto de acuerdo para denunciar dicha manipulación.

Con argumentos opuestos, claro. Lo más relevante desde el punto de vista político es la ruptura del consenso escenificada ayer por los socialistas vascos, que habían dado su placet al nombramiento de Iturbe. EH Bildu no acaba de encontrarla a su gusto, pese a que la santa casa ha hecho siempre lo que estaba en su mano para agradarla. ETB ha sido siempre una televisión insurgente, antiinstitucional. Tenía razón Nerea Llanos al decir que “EiTB se está convirtiendo en un ente cuya labor es adoctrinar”, priorizando los temas del gusto abertzale, como el derecho a decidir, Cataluña o los presos de ETA. El único reparo que se podría oponer a Llanos es el haber sustituido el pretérito indefinido por el gerundio: no se está convirtiendo; lo fue siempre.

Para empezar, ETB nació como un “medio fundamental de cooperación con nuestro sistema educativo y de fomento y difusión de la cultura vasca, teniendo muy presente el fomento y desarrollo del euskera”, según la web del Departamento de Educación, Lingüística y Cultura del Gobierno Vasco. Luego, lo útil siempre se une con lo agradable, en julio de 1986, el director general Gorordo puso en marcha un segundo canal en castellano, ETB-2, con el fin de que las tareas de expansión de la lengua se vieran complementadas con las de adoctrinamiento en la lengua que mejor entienden los ciudadanos vascos. Y las ciudadanas, claro.

Iturbe compareció con mucho remango para decir que ningún medio público en España es tan plural como ETB, citando a TVE, Telemadrid ¡y Canal 9! una televisión pública que está cerrada desde noviembre de 2013. No se ha medido en cambio, lástima, con TV-3, que seguramente es un modelo de inspiración para lo nuestro. La directora general criticó la gestión del ente durante la legislatura socialista. Yo la entiendo. ETB no cambió sustancialmente durante el mandato de Patxi López, aunque no había tanta presencia abertzale radical en las tertulias.

Desde sus orígenes, EiTB está más cerca de ETA y el abertzalismo radical que de los partidos democráticos. Tanto el socialista Unzalu como la popular Llanos recordaron una afirmación ominosa del primer director de ETB, Luis Alberto Araberri, ‘Amatiño’, al calificar la Radiotelevisión pública vasca como un “proyecto abertzale impulsado por abertzales, tras una lucha abertzale”.

Es una lástima que los diputados de la oposición no cultiven con más esmero la hemeroteca. Porque Amatiño dijo cosas mucho más graves y más concretas en la misma conversación con la periodista Chelo Aparicio:

“ETA, al margen de su valoración sobre las instituciones, considera a ETB como la televisión de este país. Ello lo demuestra el trato preferente que nos dan en el otro lado de los Pirineos, como en las cárceles, para conseguir información”. (El País, 31 de julio de 1984)

Es lo que hay.

Publicado en . | 166 comentarios

Mea máxima culpa

Un país algo raroEl jueves por la tarde, cuando me disponía a escribir mi columna del viernes recibí la ‘información’ de que la auxiliar de enfermería Teresa Romero había sufrido un fallo multiorgánico, por lo que su fallecimiento era cuestión de horas.

Una portavoz que consideré cualificada, Elvira González Santos, que lo es del Sindicato  de Técnicos de Enfermería afirmó en rueda de prensa: “Teresa está empezando a tener algún tipo de fallo multiorgánico“. ABC, citando fuentes sanitarias: Teresa, muy grave, tras sufrir un fallo multiorgánico.

Este asunto me llevó a dar por inevitable algo que aún no se había producido, apoyado en lo que durante la tarde del jueves fue una noticia, finalmente desmentida por el hospital Carlos III. En consecuencia, empecé mi columna a partir de un dato erróneo para derivar en futurible:

“A la hora de cerrar ayer esta columna se daba por inminente el fallecimiento de Teresa Romero, la auxiliar de enfermería que contrajo el ébola mientras atendía al sacerdote García Viejo en el Hospital Carlos III.”

Y a partir de ahí pasé a considerar los efectos de un hecho que no se había producido. Tantos años de oficio para hacer el gilipollas como un becario. Torpe. No tengo más que decir. Bueno, sí: expresar mi vergüenza y mi pesar por incurrir en error de todo punto lamentable. Perdón.

 

 

Publicado en . | 191 comentarios

Me van a permitir que insista

Leguina, los 10 mitos de nacionalismo catalánCaptura de pantalla 2014-10-08 a la(s) 17.17.18

Hay días en los que uno comprende el estado de ánimo de Estanis Figueras, aquel presidente de la Primera República a sus ministros: “Senyors: Vaig a ser-los franc: estic fins als collons de tots nosaltres!” Alternativamente, también valdría el capitán del barco pirata de Asterix, agarrado a su tabla de náufrago: “Es formidable, muchachos, ya no necesitamos a los nacionalistas para hacer el ridículo”.

Quiero decir que la singladura de ayer fue una de esas ocasiones en las que a uno le entran ganas de hundir su propio barco. La recomendación de un libro que: a) he leído. Y b) considero de interés en un mes en el que la democracia española afronta el mayor desafío que ha tenido en las últimas cuatro décadas, ha sido recibido con una muestra canónica de lo es argumentación ad hominem: como Leguina votó sí al Estatut en el Congreso, no me interesa nada lo que diga. Otros, sin duda muy por encima de la propuesta, se han entregado a la pasión insana de debatir con el troll. Sin  duda, todos los remeros están al cabo de calle de lo que fue el compromiso de Caspe, el Corpus de sangre de 1640 y todos los mitos que los secesionistas vienen utilizando sin complejo alguno. Uno, siempre más ignorante, aunque dispuesto a aprender, se enteró por Leguina de que Omnium Cultural, ese terminal independentista de Convergència fue fundado por Félix Millet, padre del malversador del Palau (Espanya ens roba!) y por Carulla,  dueño de Gallina Blanca, entre otros detalles.

Me he encontrado una respuesta que me ha sorprendido vivamente. Es la de Benjamingrullo:

“Es un excelente y práctico argumentario contra la estupidez”

No sé si el patrón es consciente del absurdo que brilla en su afirmación. Es obvio, los argumentos no valen contra la estupidez. Si valiesen todo sería tirado, pero la identidad no es un argumento y no se la va a derrotar con razonamientos. Entre otras cosas porque no se ha llegado a ella razonando.

Yo comprendo su obsesión antiidentitaria y hasta la comparto en dosis prudentes. Pero debería contenerse a veces. La estupidez desborda los límites estrictos de lo identitario. Por otra parte me asombra esa seguridad con la que predetermina los mecanismos de formación de la opinión colectiva, secuelas quizá de aquella predeterminación marxista: la historia del mundo es la historia de la lucha de clases. Y con la que dictamina que cuantos dan la vara hoy en Cataluña y fuera con la consulta son identitarios y por tanto, inmunes al razonamiento.

Ocurre que sí creo en el razonamiento. Por eso escribo. No vale con quien no está dispuesto a razonar, pero para eso está la ley. También creo que la aplicación de la ley es un buen antídoto contra las majaderías, en contra de mucha gente que opina que es mucho mejor relativizar su cumplimiento, no se vayan a encabronar. Esto mío sólo es una creencia, amparada por la experiencia vasca: cuando se aplicó, modularon. Si yo fuera juez escribiría sentencias. Si fuera gobernante, aplicaría la ley y aprovecharía el lance para hacer pedagogía.

Ocurre que sólo soy periodista, lo que constriñe lamentablemente mi quehacer a contar los hechos y razonar frente a quien quiere ignorarlos. Es lo que hace Joaquín Leguina en este libro y es lo que yo llevo tratando de hacer toda mi vida profesional: sobre eso escribo mis columnas desde hace más de 30 años, y de eso va este blog desde hace ocho. Siempre he pensado que este oficio mío era algo pintoresco, aunque no llega a parecerme absurdo. En todo el razonamiento de mi admirado Benja hay un simplismo que debería superar: también se lucha contra la estupidez ordenando la batalla ideológica en nuestro campo, tratando de construir un relato o contribuyendo en la medida de las posibilidades de uno en iniciativas como Libres e Iguales.

Por último, una observación personal ya con carácter más general. Siempre me han gustado los apóstatas. Esto me lo entenderán mejor que nadie los católicos que tienen por uno de sus paladines a Saulo de Tarso (aka San Pablo). Y en contra del determinismo de Benjamingrullo, yo conocí a Joseba Arregi cuando era nacionalista, es decir, identitario y por tanto incorregible. Hoy me parece uno de los pocos intelectuales vascos verdaderamente relevantes. Otro de mis héroes es Dionisio Ridruejo, falangista que pudo haberlo sido todo con la dictadura y se plantó para formar parte del contubernio de Munich y compartir la suerte de la oposición. Descalificar lo que haga y diga Joaquín Leguina por lo que hizo, me parece miserable. Lean el libro y discutamos sobre lo que en él ha escrito. Y si ya se lo sabían ustedes todo, enhorabuena. O mejor aún: escriban otro.

Publicado en . | 202 comentarios

Una recomendación práctica

Leguina, los 10 mitos de nacionalismo catalánCaptura de pantalla 2014-10-08 a la(s) 17.17.18

 

Joaquín Leguina y yo estudiamos en la misma Facultad de Sarriko; él algunos años antes y con mucho más aprovechamiento. A ambos nos impartió Teoría Económica en 1º el catedrático Fernando de la Puente, por mal nombre ‘El Pela’. Tenía De la Puente una especialidad: llegar el primer día con un viejo tomo del manual de Basil J. Moore, que nos servía de libro de texto. El Pela abría el libro y hacía una demostración canónica de lo que se entiende por ‘captatio benevolentiae':

“Perdonen usted si perciben alguna vacilación en mi lectura pero es que traduzco directamente del inglés”. El asunto es que la traducción al castellano se vendía en todas las librerías desde hacía años.

La otra era que para referirse a Keynes decía siempre: “Lord John Maynard Keynes, primer barón de Tilton” Y una de las cosas que decía el barón,  con una de esas frases que se adjudican a los más variados autores, era que nada hay tan práctico como una buena teoría.

Joaquín Leguina ha parafraseado al maestro con este libro: en estos tiempos de desconcierto general, hastío, niveles de desconocimiento e incultura difícilmente imaginables, en los que el sofisma se ha convertido en piedra angular del razonamiento público y los directores de las tertulias televisivas son publicistas que hacen mohín y visajes cómicos cuando alguno de sus entrevistados (Rosa Díez a Risto Mejide) le dicen que el nacionalismo está detrás de las dos grandes catástrofes del siglo XX: uy, lo que ha dicho. Tal vez la líder de UPyD debió hacer una formulación más categórica, como “El nacionalismo es la guerra” y dejarle cargar la suerte antes de hacer dos cosas: pedirle que le retirase el tuteo y revelarle que era una solemne definición de Mitterrand.

Hemos sobrepasado largamente aquel nivel que encontró Hannah Arendt al volver en 1950 a Alemania. La descripción del estado de cosas que denunció Finkielkraut, hace cosa de 30 años en ‘La derrota del pensamiento’ se ha quedado en estos tiempos en simple costumbrismo. Vean una tertulia, oigan con atención a nuestros líderes. Con preferencia si son nacionalistas catalanes, pero les valen también los que no lo son.

Leguina se ha tomado en serio la tarea de hacer frente a este pandemónium y lo ha hecho desde el rigor y la amenidad. Los 10 mitos del nacionalismo catalán es un libro que repasa las principales supercherías sobre las que descansa la mayor crisis que ha padecido la democracia española. Repasa los mitos del pasado, esos presuntos agravios históricos infligidos por España a Cataluñay que parten de otras tantas mixtificaciones de los hechos históricos: el compromiso de Caspe, el Corpus de sangre de 1640, la Guerra de Sucesión y el mítico 1714 y la Guerra Civil española. Luego extienden la confusión al presente: España nos roba y el derecho de decidir, préstamo conceptual que han tonada de Ibarretxe y mitos del futuro, que se resumen en la creencia que comparten todos los pueblos elegidos, de una independencia cono la Tierra Prometida en la que manan ríos de leche y miel.

Lo hace desde la historia y el presente, con los hechos a la vista y una prosa diáfana cuya lectura es muy de agradecer. De lectura obligada para todos aquellos que sientan el desafío secesionista de Mas como un problema que les afecta. Y si no les afecta antes de leer los 10 mitos, lo sentirán después. Es un excelente y práctico argumentario contra la estupidez. También sería útil su lectura para esos comunicadores que exhiben desacomplejadamente su ignorancia y sus insuficiencias conceptuales. Ah, Mejide, diciéndole a Rosa Díez, como si fuera una de las concursantes adolescentes a las que tenía en la tele, que la unidad de España es facha.

Publicado en . | 235 comentarios

Un Time catalán

Time catalán

 

Vean aquí el original, la portada de Time, y la falsificación que el eurodiputado de CiU Ramón Tremosa ha hecho para adaptar a Barcelona la revolución de los paraguas de Hong Kong. Hace dos años ya saltó a la fama al firmar, junto a otros tres menguados como él una carta a Vivianne Reding, de la que dábamos cuenta aquí.

Publicado en . | 246 comentarios

Algo que decir (o callarse): Dolor de cuernos

Dolor de cuernos

Un Cantalapiedra publicaba ayer una columna en El Norte de Castilla, veterano diario de Valladolid, en la que se dolía de los cuernos que, según confiesa, le pone su señora con Artur Mas. Yo comprendo a la señora, aunque lamento que se vea obligada a una disyuntiva algo cabrona (valga la redundancia) entre su marido y el presidente de la Generalidad, qué tristeza la de optar entre semejantes mindundis. Pero entiendo la elección después de haber leído su lamento. Forzosamente ha de encontrar a Mas más inteligente, más gallardo, más razonador y, por qué no decirlo: más hombre.

Al parecer, según confesión propia, su mujer bebe los vientos por Astut Mas y él estaba dispuesto a vengarse asistiendo a la presentación de Libres e Iguales en la Facultad de Derecho. Pero se cortó, porque los conferenciantes no estábamos a la altura de sus siete puntas:

“Pero cuando me disponía a salir, se me ocurrió mirar en internet el pedigrí de los conferenciantes, entre los cuales se encontraba Miguel Ángel Quintana, un filósofo que no conozco; Santiago González, un  periodista del que ignoro todo menos su nombre y apellido; y la muy noble y excelentísima señora doña Cayetana Álvarez de Toledo y Peralta-Ramos (eso son apellidos, González, a ver si aprendes), marquesa de Casafuerte y diputada del PP. Y decidí quedarme en casita, porque estoy igual de cabreado con Mas y sus mariachis que con los cantamañanas de los partidos de enfrente que para combatirlos han montado un sin-dios que ya veremos cómo acaba.”

No es verdad que lo mirara en internet. Si lo hubiera hecho habría sabido que Miguel Ángel Quintana es profesor de Ética y Filosofía en la Universidad Europea Miguel de Cervantes de Valladolid y algunos datos biográficos de quien suscribe. Habría conocido también algunos datos de mí currículo. Por ejemplo que publiqué mis primeros artículos en el periódico que hoy publica los suyos, en la época en la que lo dirigía Fernando Altés y publicaba artículos de Miguel Delibes y de José Jiménez Lozano. Por cierto, don José había anunciado su asistencia a la presentación de Libres e Iguales en Valladolid y no pudo asistir por un accidente doméstico, una caída de la que se recupera, según dijo en conversación telefónica a Cayetana Álvarez de Toledo.

Por ejemplo que fui columnista diario de El Correo, buque insignia del Grupo Vocento (hoy propietario de El Norte) durante 16 años, que publiqué artículos en otros diarios del citado grupo, como El Diario Vasco, El Diario Montañés, Sur de Málaga (en el que publiqué ‘Para nosotros es bandera’, un artículo en favor de las víctimas del terrorismo por el que gané el Premio de Periodismo El Correo 2003); que gané otros premios, como el de la ATR a la mejor Revista de Prensa por la que desde hace seis años hago diariamente en ‘Herrera en la Onda’, de Onda Cero. En 2004 gané el premio a la Convivencia de la Fundación Miguel Ángel Blanco ex-aequo con Jon Juaristi, que tampoco sabrá quién es; en 2005 el Premio en Defensa de las Libertades de la Sociedad el Sitio y, recientemente, el Premio a la Regeneración Democrática de la Fundación Progreso y Democracia. También debería saber que  actualmente escribo cuatro columnas semanales en El Mundo, segundo periódico de España en número de ejemplares y que mantengo un blog que registra unas 9.000 visitas diarias. Si hubiera puesto mi nombre en el buscador de Google lo sabría. También he publicado tres libros, uno de los cuales mereció una reseña de media página en Le Monde. Dedicarse a escribir en periódicos y desconocerlo todo de un currículum profesional como el mío, me lleva a recomendarle que no sea modesto: usted lo desconoce todo de casi todo.

Podría haberle preguntado a su director o al nivel que llegue del organigrama del Grupo Vocento. Incluso en El País, donde he visto que publica algunas crónicas palurdas. En todos esos ámbitos me conocen más que a él.

¿Cómo va a entender las preguntas que Cayetana Álvarez de Toledo, doctora en Historia por Oxford, hacía a los secesionistas catalanes, tan ignaros? Su nivel no supera al de su concuerno Mas. Pero yo vi levantarse entusiasmado a Mario Vargas Llosa,-que es premio Nobel de Literatura, por si le interesa el dato-, para aplaudir a Cayetana tras su impresionante discurso en el Círculo de Bellas Artes de Madrid el 11 de septiembre pasado, en el que hizo esas preguntas. En lo personal quisiera pedirle algo y ofrecerle un consejo: apéeme el tuteo, haga el favor, y para lo porvenir, aunque no le veo mucho futuro en el periodismo, puede sacarle partido a sus cuernos. Basta con que los afile, los mime y quién sabe si puede ganar sus quince minutos de gloria opositando para el puesto del toro de la vega en una próxima edición, aunque también para esto le noto yo un poco falto de trapío.

Publicado en . | 278 comentarios

80º aniversario

80 aniversario

A Charo Martínez, que cumple muchos menos

Arcu conmemora un hecho histórico. Hoy, a las ocho de la tarde se cumplen 80º años de aquel histórico momento en Lluís Companys se asomó al balcón del palacio de la Generalidad para anunciar el Estat Català. Lo hizo con este discurso:

«Catalanes: Las fuerzas monarquizantes y fascistas que de un tiempo a esta parte pretenden traicionar la República, han logrado su objetivo y han asaltado el Poder.

Los partidos y los hombres que han hecho públicas manifestaciones contra las menguadas libertades de nuestra tierra, los núcleos políticos que predican constantemente el odio y la guerra a Cataluña, constituyen hoy el soporte de las actuales instituciones.

Los hechos que se han producido dan a todos los ciudadanos la clara sensación de que la República, en sus fundamentales postulados democráticos, se encuentra en gravísimo peligro.

Todas las fuerzas auténticamente republicanas de España y los sectores socialistas avanzados, sin distinción ni excepción, se han alzado en armas contra la audaz tentativa fascista.

La Cataluña liberal, democrática, republicana, no puede estar ausente de la protesta que triunfa por todo el país, ni puede silenciar su voz de solidaridad con sus hermanos que en tierra hispana luchan hasta morir por la libertad y el derecho. Cataluña enarbola su bandera, llama a todos al cumplimiento del deber y a la obediencia debida al Gobierno de la Generalidad, que desde este momento rompe toda relación con las instituciones falseadas.

En esta hora solemne, en nombre del pueblo y del Parlamento, el Gobierno que presido asume todas las facultades del Poder en Cataluña, proclama el Estado Catalán en la República Federal Española, y al establecer y fortificar la relación con los dirigentes de la protesta general contra el fascismo, les invita a establecer en Cataluña el Gobierno provisional de la República, que hallará en nuestro pueblo catalán el más generoso impulso de fraternidad en el común anhelo de edificar una República Federal libre y magnífica.

El Gobierno de Cataluña estará en todo momento en contacto con el pueblo. Aspiramos a establecer en Cataluña el reducto indestructible de las esencias de la República. Invito a todos los catalanes a la obediencia al Gobierno y a que nadie desacate sus órdenes, con el entusiasmo y la disciplina del pueblo.

Nos sentimos fuertes e invencibles. Mantendremos a raya a quien sea, pero es preciso que cada uno se contenga sujetándose a la disciplina y a la consigna de los dirigentes. El Gobierno, desde este momento, obrará con energía inexorable para que nadie trate de perturbar ni pueda comprometer los patrióticos objetivos de su actitud.

Catalanes!: La hora es grave y gloriosa. El espíritu del presidente Macià, restaurador de la Generalidad, nos acompaña. ¡Cada uno a su lugar y Cataluña y la República, en el corazón de todos!

¡Viva la República! ¡Viva la libertad!»  

A continuación requirió al gobernador militar, Domingo Batet, para que se pusiera a sus órdenes con las tropas a su mando. Batet le hizo saber que seguramente a él (a Companys) le había llevado mucho tiempo, madurar es decisión, que no podía decidirlo en un momento, además de no poder aceptar una orden semejante por una simple llamada telefónica, que quería una comunicación formal. Companys le envió el siguiente escrito.

Lo demás ya está escrito. Mientras Companys cenaba con los suyos y esperaba oyeron los primeros tiros. Batet había hecho público el siguiente bando:

Don Domingo Batet Mestres, general de División y del Ejército y jefe de la Cuarta División Orgánica.

Hago saber:

Que de conformidad con lo prevenido en decreto de esta fecha recibido a las veinte horas, queda declarado el estado de guerra en todo el territorio de la región catalana, y asumo, por tanto, el mando de la misma, estando dispuesto a mantener el orden público a todo trance, empleando al efecto cuantas medidas de rigor sean necesarias, esperando de la sensatez y cordura de los ciudadanos que no llegue a precisar su empleo, y que por parte de todos con su civismo y amor a la República, contribuirán al restablecimiento de la paz perturbada.

De acuerdo con los preceptos de la Constitución, Ley de Orden Público, Código de Justicia Militar y Orden de 6 de enero de 1934, después de requerir a los rebeldes y revoltosos a deponer su actitud para quedar exentos de pena, los que no sean jefes, si lo hacen en el término de dos horas a partir de la publicación de este bando, y a cumplir todo lo que en él y en las prevenciones anexas se dispone:

Ordeno y mando:

1º. Los reos del delito de rebelión militar serán juzgados en juicio sumarísimo si a ello hubiere lugar, y castigados con la pena de muerte o con la de reclusión perpetua a muerte, según los casos, y los establecidos en el Código de Justicia Militar.

2º. Serán considerados reos de tal delito, según la Ley, entre otros, los que al alzarse en armas contra el Gobierno legítimo hostilicen a las fuerzas del Ejército, Cuerpo de Seguridad y fuerzas de Asalto, estos dos últimos cuando vistan sus uniformes reglamentarios; los que ataquen a los cuarteles, polvorines o dependencias militares, los que atenten contra las vías o redes de comunicaciones, metros o servicios públicos, incluso los a cargo de empresas particulares, Bancos, fábricas y establecimientos y edificios de todas clases que estén custodiados por fuerzas del Ejército u otras de las unidades armadas citadas anteriormente.

3º. La mera tenencia de armas, artefactos explosivos, incendiarios, de gases (asfixiantes o lacrimógenos) que hagan presumir propósitos de ataque, destrucción o resistencia, si no tuviese calificación más grave, se considerará, según el caso, como tentativa o auxilio a la rebelión.

4º. Incurrirán en análoga calificación los que abandonen su ocupación o trabajo habitual, o los que por haberlo abandonado no se reintegren al mismo y faciliten de este modo los planes de los rebeldes; y en todos los casos, los que atenten contra la libertad individual y de trabajo.

5º. Serán culpables de seducir, provocar o excitar a los rebeldes los que en cualquier forma inciten a la revuelta, desobediencia, resistencia, desacato o menosprecio a las autoridades y sus agentes, cualquiera que sea el medio empleado, incluso la imprenta, el grabado o dibujo.

6º. La agresión, insulto o amenazas a todo militar que vista su uniforme reglamentario, se considerará insulto a la fuerza armada.

7º. Igualmente serán juzgados por la jurisdicción de Guerra los delitos de robo en cuadrilla, secuestro de personas, incendio y cuantos afecten de un modo evidente y directo al orden público, con relación, conspiración, provocación, inducción, excitación, sedición y auxilio a la rebelión citada.

8º. Se recuerda a los reclutas en Caja, a los que se encuentren en primera o segunda situación activa, y a los de la reserva, que por los delitos comprendidos en el Código de Justicia Militar o en este bando, serán reputados como militares y sometidos al fuero de Guerra en toda su integridad.

9º. Por último, se advierte que las autoridades y los agentes autorizados para ello, se consideran como centinela, salvaguardia o fuerza armada, con arreglo al Código de Justicia Militar, y que las órdenes recibidas para hacerse obedecer son severísimas, por lo que deben ser acatadas por todos los ciudadanos, sin distinción de clase ni de categoría alguna por elevada que ésta sea.

Artículo adicional. A los efectos de términos legales, se hace la publicación de este bando a las veinte horas de hoy, día de la fecha.

Como catalán, como español y como hombre que sólo mira y aspira al bien de la humanidad, lamento este momento y espero de la cordura de todos que no se dará lugar al derramamiento de sangre.

Barcelona, 6 de octubre de 1934.

Domingo Batet

Diez horas después, a las seis de la mañana del día 7, Companys llamó al general Batet para comunicarle su rendición.

Nota.- Como podrán observar, Companys no proclamó la independencia, sino el Estado Catalán dentro de la República Federal Española. O sea, la primera de las preguntas del referéndum. Como el prisionero del Palace. Me pregunto si los apaciguadores, los partidarios de la Tercera Vía, proponen la solución federal para alentar en Mas la idea de que él podría ser como Companys, con el corazón de Macià y tener su Estado en un Estado Federal. Un Estado dentro de un Estado que es una nación de naciones. O sea, un Estat Català con final feliz.

Pero tanto heroísmo no se produjo en vano. Vean, Vean la imagen que ayer colgó en Twitter el gran Goslum:

Pilar Rahola

“Viurem lliure o morirem”, dice la pancarta que sostiene Rahola, con la felicidad de las antiguas mártires acariciando la palma del martirio. ¡Virgensanta!

Publicado en . | 87 comentarios